Nota:

Continuación del capítulo 24 de la serie.

Por lo tanto asumo que el lector sabe de los personajes y el momento en el que ocurren los eventos.

.Si no has visto la serie encontrarás muchos spoilers.

El Autor.

La serie y personajes tienen los derechos de sus respectivos autores.
Espero sus opiniones.

SPACE: ABOVE AND BEYOND

Capítulo 25¡JAQUE!

Es el año 2064
Aún continúa la guerra con los ching.Más encarnizada. Más salvaje.Peleamos por cada sistema, por cada planeta, por cada asteroide.Son más fuertes que nosotros, son más y mejores armados.Dios proteja a la humanidad.Esta es la historia del escuadrón 58: La Baraja Salvaje.

ACTO 1

El teniente primero West contemplaba las vacías literas que antes pertenecían a sus compañeros.

Wang había muerto.

Shane y Vanesa desaparecidas en acción.

Sólo quedaban de los Wildcarts: Hawkes y él.

Aún estaba absortos en sus recuerdos cuando la compuerta se abrió dando paso a Cooper Hawkes.

Vestía el uniforme de gala.

Asistirían como en otras tantas ocasiones a la despedida de un compañero caído en combate.

"Cuántas más" pensó para si Nathan.

Esta guerra había sido demasiado difícil, había perdido a su hermano en combate por culpa de un oficial novato que se quería cubrir de gloria.

Había asistido a su despedida.

Se levantó lentamente de la litera mientras se colocaba los guantes blancos y el kepi del mismo color.

Atravesaron los pasillos sin mencionar una palabra. No era necesario.

La ceremonia ocurrió rutinariamente.

Sin familiares, solo el sacerdote, que despedía a Wang y a otros tres que habían muerto en el cumplimiento de su deber en una guerra sin sentido.

-Por Paul-brindaron Cooper y Nathan al encontrarse los dos en el bar del Saratoga.

Desde lo ocurrido apenas habían cruzado palabras.

Nathan y Cooper no eran muy allegados desde que formaron el escuadrón, se toleraban pero nunca se había mostrado gran afecto salvo el de compañeros.

Para Cooper la situación era más difícil. Acostumbrado a desconfiar en naturales se había rebelado contra un sistema que no le quería y a luchar hombro con hombro con los naturales, ese deseo se lo había dado McQueen, quien a pesar de ser in Vitro había luchado contra la inteligencia artificial y había llegado al grado de coronel.

Consideraba al escuadrón cincuenta y ocho su familia. Ahora solo le quedaba Nathan.

Perry se acercó a la mesa en la que se encontraban los dos únicos miembros del escuadrón 58.

-Hawkes. West. El comodoro Ross quiere verlos en su oficina.

Ross se encontraba viendo las estrellas por la ventana miembras tenia en la mano su vieja guitarra. No tocaba. Solo pensaba.

Se sentía culpable por lo que le había ocurrido a "Ty". El era el que tenía que estar en la reunión con el embajador chig. "Un resfriado, demonios" pensó. Apreciaba a McQueen a pesar de no compartir algunas de sus ideas, le consideraba a veces demasiado flexible con el escuadrón 58, sin embargo este escuadrón había sido el mejor a pesar de todo.

Ahora el escuadrón había sido mermado en una misión de rescate y había perdido a su líder quien se encontraba camino a la Tierra para recuperarse de sus heridas.

Tenía sobre su escritorio la solicitud por escrita de West y Hawks para explorar el planeta T-1145 y rescatar a Damphousse y Vansen.

En otra circunstancia habría aceptado sin vacilar, mas ahora la situación era difícil.

Un sonido de intercomunicador lo sacó de sus pensamientos. Puso la guitarra en el piso.

-Adelante.

West y Hawkes se presentaron ante él con sus uniformes de faena.

-Señor solicitamos bajar al planeta…-comenzó diciendo Hawkes.

-Denegado-cortó bruscamente Ross.

-Los marines no dejan a los suyos abandonados..-continuo Hawkes.

-¿Cree teniente que no sé eso?-le preguntó mientras entornaba los ojos, estaba molesto, no con ellos sino con sus superiores.

-Pero están en territorio chig y nos estamos retirando.

-No podemos…

-Si sobrevivieron sabrán que hacer y porque les abandonamos-dijo suspirando-la humanidad está en peligro caballeros.-escrutó ambos rostros-siéntense, es una orden.

Ambos tenientes se sentaron frente a su superior.

-La situación luego de la muerte del embajador chig ha sido catastrófica. Los chig están concentrando sus fuerzas y es probable que no podamos detenerlos de su camino a la Tierra.

Hawkes y West intercambiaron una mirada.

-Lo que les voy a mostrar es confidencial y ya que ustedes fueron los causantes de esto-digo agriamente-tiene derecho a verlo.

El video mostraba al embajador chig, en un espacio ambientado para el, y con su rostro un rostro que nunca olvidarían los miembros del escuadrón 58.

Se escuchaba la entrevista que le hacian los oficiales junto con el presidente de Aerotech.

Lo que vieron y escucharon les dejó sin habla.

West y Hawk permanecieron callados al terminar la grabación. Sus miradas de terror eran patentes. Nathan parecía estar más afectado.

-Así que Aerotech sabia desde el inicio de la existencia de los chigs y que estos intentaron contactar con nosotros para que no colonizáramos su territorio.

Ross asintió con la cabeza.

Hawks parecía confundido-pero señor, si ellos dicen que la Tierra es su planeta…significa que

-Que nos exterminarán-terminó West.

Ross asintió.

-Si no nos han atacado con todas sus fuerzas fue porque descubrimos uno de sus planetas sagrados y que saben que lo podríamos destruir.

-Y porqué no lo hacemos-dijo Hawkes viendo la solución-se acabaría la guerra.

-No es tan sencillo-haciendo un moviendo negativo con la cabeza.-si bien destruiríamos a los embriones chig, quedaría el resto de su raza, que sin vacilar nos destruiría y colonizarían la Tierra para continuar su organogénesis. Además de que no se sabe si no tendrán más planetas embrión.

-Nosotros empezamos la guerra-dijo débilmente Hawkes

-No…la inició AEROTECH-dijo West. Su semblante era duro. Su mirada llena de odio y rencor. Ellos le habían quitado la oportunidad de estar en la colonización de Tellus, por culpa de ellos Kylen había estado prisionera de los chig. Y la secretaria de las Naciones Unidas, Diane Hayden, lo sabía. Pues había formado parte de aerotech. Ellos lo sabían.

-El Saratoga se mantendrá en este sistema. Junto con el Kurosawa de la flota japonesa. Tendremos nuestras armas nucleares sobre el planeta sagrado de los chig. Mientras nuestras tropas han sido mermadas, la edad de enlistamiento se bajó a quince años. Se están entrenando soldados de la confederación centroamericana, la Unión Andina y África, así como el Oriente medio.

West mostró sorpresa, olvidando el trago amargo de momentos antes.

-No es posible,

Ross asintió.

-Las Naciones Unidas consideran que la humanidad está en peligro, y que todos deben de defenderla sin importar el país, raza, religión, creencia, si la humanidad es exterminada no nos preocuparemos de nada más.

Ross guardó silencio.

-Considero al escuadrón 58 de élite, sin embargo ha sido mermado. He tomado en cuenta sus experiencias en combate y he decidido dejarlos juntos-dijo al tiempo que miraba a Hawkes-pero les asignaré u nuevo grupo de reclutas son dos de la confederación centroamericana y dos de África.

West se iba a levantar para protestar pero Ross le hizo sentar con un ademán.

-Si las cosas siguen como están, necesitaremos de toda la ayuda posible, y ustedes caballeros son parte de la ayuda. Pueden retirarse.