Elena regresa a cubierta; todos siguen ahí; impresionados con solo verla

Elena regresa a cubierta; todos siguen ahí; impresionados con solo verla. Barbosa se acerca a la joven.

--"¿Tienes idea de lo valiosa que eres?

--"No. ¿Qué tan valiosa soy?

--"No seas modesta; eres la prueba viviente de que se puede vencer a la naturaleza.

--"No me diga. ¿Cuál es su nombre?

--"Soy el Capitán Héctor Barbosa.

--"¿Barbosa? Conocí a un Héctor Barbosa en un puerto en Portugal hace muchos, muchos años; era un jovencito de unos trece años; con las marcas de la soledad, la orfandad y el maltrato plasmados en la piel y en la mirada. Buscaba hacerse marino de forma honesta pero nadie le daba la oportunidad; por ser solo un niño.

Las palabras de Elena lo han dejado helado; ella está describiendo su niñez a la perfección; ¿será posible que la haya conocido y no lo recuerde? Elena se da cuenta de que ha impactado al fiero pirata.

--"Que pequeño es el mundo, ¿verdad? Pero no se impacte tanto Capitán. Para alguien como yo, atarse a los recuerdos es muy sencillo. Yo nunca olvido nada de lo que he vivido en estos doscientos largos años. Es un alivio ver que ha llegado a una edad madura; pocos piratas lo logran. ¿Sabe que más recuerdo acerca de usted? Me acuerdo que se acercó a nuestro barco, desesperado por viajar con nosotros y los frailes. Pero mi hermano Alejandro no lo permitió. Usted se enfureció mucho.

Barbosa recuerda ahora ese momento; y no lo puede creer.

--"Ahora lo recuerdo, pero a usted…no creo haberla visto.

--"Yo estaba en cubierta; yo podía ver y escuchar todo pero…usted no podía verme a mí. Pero como no olvidé el hecho, tampoco su nombre.

--"Fascinante.

--"Mi vida es solo un enorme grupo de recuerdos; nada más.

Elena se aparta de Barbosa, pero da unos cuantos pasos y de nuevo es abordada por los visitantes. Gibbs por ejemplo tiene muchas preguntas en su mente.

--"¿Qué se siente ser inmortal señorita?

--"No es nada del otro mundo la verdad; al principio tal vez pero créame, después se le pierde el gusto.

De nuevo Elena intenta encontrar una manera de evadirlos pero es imposible; finalmente logra llegar hasta Will. Ambos se miran fijamente; Will con una profunda vergüenza y ella con dolor.

--"¿Esto es lo que seré en este barco de ahora en adelante; un fenómeno al que nadie puede dejar de ver y hostigar?

--"No creo que te vean como fenómeno.

--"Tal vez no; pero es exactamente como me siento. ¡Es de esto de lo que he estado huyendo durante dos siglos!

--"Hablaré con ellos.

--"Gracias; eres muy comprensivo.

El sarcasmo es más que evidente; pero él no puede culparla. Pero antes de hacer nada, Will quiere saber si hubo una conversación entre ella y Elizabeth.

--"Vi que Elizabeth te siguió; ¿hablaste con ella?

--"Si.

--"¿Qué le dijiste?

--"Nada que te comprometa no te preocupes. Tienes mucha suerte de que no soy vengativa. Quédate tranquilo, no pienso sabotear tus planes de felicidad.

--"Elena…

--"Lo único que pido es que me dejen en paz, no quiero que me hostiguen con preguntas que me hieren; no quiero que invadan lo poco que me queda de intimidad. Ya vieron el espectáculo, saben que la Fuente de la Juventud es real, que funciona; creo que merezco un poco de tranquilidad.

--"La tendrás; te lo juro.

--"Gracias.

Elena se aleja con la mirada húmeda de nuevo hacia el interior del barco. Jack y Barbosa se acercan a Will. Jack es el primero en hacer comentarios.

--"Algo me dice que esa muchacha no está nada contenta con su inmortalidad.

--"Su existencia no ha sido fácil Jack; tengo que hablarles de ella, a todos ustedes. Solo que…No quiero que Elizabeth esté presente.

Barbosa interviene.

--"¿Y eso por qué?

--"Porque han pasado cosas que ella no debe saber; no quiero más problemas de los que tengo; ni añadir culpas a mi conciencia.

Jack y Barbosa comprenden, pero tienen muchas dudas. Así pasan las horas, cae la noche. Will está reunido con Jack, Barbosa, Gibbs, el anciano Lorenzo, Pintel, Raggetti, Marty y Cotton. Las grandes ausentes son Elizabeth y Ana María, que permanecen como guardianas del Perla Negra y del Cofre del Will; por órdenes de Jack, de Barbosa y del propio Will.

En la cabina todos están impactados con el relato de Will acerca de todo lo que ha pasado con Elena desde que la conoció. Jack es el primero en hacer comentarios al respecto.

--"Sabía que tarde o temprano ibas a abrazar las fervientes tradiciones piratas amigo mío.

--"Tal vez tengas razón; pero les juro que nunca quise hacerle daño. Creo que perdí el control de todo.

Barbosa interviene.

--"Ahora comprendo porque quieres mantener a tu mujer lejos de esta conversación. Pero yo me pregunto; ¿Cómo puedes estar seguro de que Elena nos llevará por buen camino, cuando las has herido tan profundamente?

--"Ella quiere irse cuanto antes; quiere esconderse del mundo mortal. No solo yo la lastimé también sus hermanos. Todo esto debe quedar entre nosotros; Si Elizabeth se entera todo estará perdido; y saben que me necesitan.

Jack está listo a responder.

--"Hablo por todos cuando digo que puedes contar con un absoluto silencio. Ciertamente todos sabemos que es mejor tenerte de aliado que de enemigo por las anteriores experiencias con quien comandaba este navío antes que tú.

Las palabras de Jack tranquilizan a Will.

Afuera mientras tanto; Elena admira la noche desde la proa; de pronto, una luz brillante la sobrecoge; y cuando mira a su derecha, puede ver a una mujer en un hermoso vestido azul con destellos plateados. Es Calipso; que para nada luce como anteriormente lo hacía en su falso personaje de Tía Dalma; ahora es hermosa, con todo los dones que su condición de diosa del mar dictan.

--"¡¿Quién es usted?!

--"Calma Elena María Ponce de León; estás frente a la diosa del mar; estoy en sosiego, vengo en paz.

Elena queda impactada; mira a su alrededor y es ahora cuando le preocupa estar a solas. Calipso se acerca a ella.

--"Esa ola que creé supo hacer lo que le ordené.

--"Así que usted me puso aquí; Calipso.

--"Si.

--"¿Y que fue lo que hice para que me castigara de ese modo?

--"No te estoy castigando.

--"¿Ah no? Me puso en el camino del hombre más apuesto, noble y maravilloso que he conocido; me ilusioné con él cuando desde el principio estaba prohibido. Lo único que he obtenido de todo esto es dolor, traición de mi propia sangre; ya nada puede ser peor.

--"Admito que debí intervenir antes; se que disculparme no aliviará tu pena. Pero sabes que ser inmortal incluye glorias, responsabilidades, ventajas e inmensas penas; sacrificios.

--"Lo se; la culpa ha sido mía por pensar que el amor podía ser una posibilidad en mi interminable existencia.

Calipso siente pena por Elena; pero sabe que no es momento para dejar salir su lado sentimental. Hay una amenaza latente; y Elena es necesaria para impedir que lo que se ha logrado hasta ahora se pierda.

--"Es bueno saber que no has matado tu capacidad de amar; porque gracias a ese inmenso amor que sientes por William Turner; es que podrás salvarlo de perecer.

--"¿Perecer?

--"William Turner no es como tú; no del todo; su inmortalidad es frágil, la tuya es indestructible. Si te arrancaran el corazón y lo lanzaran al fuego, seguirías viva; es un poder, mayor que el mío lo que te ha hecho inmune por completo a la muerte. Pero si el corazón del Will es atravesado, perderá la vida como cualquier mortal.

--"¿Es que acaso la existencia de Will está amenazada?

--"Observa.

Calipso levanta su mano, y en el agua comienzan a proyectarse imágenes tan claras como la de un espejo recién forjado. Calipso le muestra imágenes de navíos españoles a toda vela.

--"Esos barcos están rastreando al Victoria y al Perla desde que dejaron Tortuga.

--"Dios mío; ellos quieren el corazón de Will; retar el poder de Inglaterra sobre ellos con el arma más poderosa para el control de los mares.

--"Esa flota es débil; el Victoria, el Perla y el Holandés fácilmente pueden vencerlos; pero hay un grupo de hombres en la tripulación que son en extremos peligrosos y que sirven a las más altas esferas de la Corona de España. De hecho, en este barco hay alguien que conoce muy bien al principal creador de toda esta madeja para obtener el corazón de Will.

Calipso hace desaparecer la imagen del agua; al mirar a Elena puede ver claramente la enorme preocupación que se dibuja en su rostro.

--"El Cofre no está seguro.

--"No, menos en las manos de una mortal como Elizabeth Turner. La van a usar para obtener el cofre; Will no se negaría a obedecer a los villanos con tal de protegerla y eso es lo que debemos evitar a toda costa.

Ese es un hecho que le parte el alma a Elena; pero tampoco puede permitir que lastimen a Will; ni a la mujer que representa su felicidad; aún cuando eso la destruya más de lo que está.

--"¿Qué podemos hacer Calipso?

--"El corazón de Will ya no puede permanecer en el cofre.

--"¿Entonces?

Calipso extiende su mano.

--"Ven conmigo; lo vamos a esconder en un buen lugar.

Con dudas, pero al mismo tiempo segura de que debe seguirla; Elena le da la mano a Calipso y de inmediato ambas desaparecen; pocos segundos después; ambas aparecen en la cabina de Jack. Elena está impactada. Calipso camina hasta un armario; lo abre y extrae el cofre donde se encuentra el corazón de Will. Elena no puede creer que esté ante el cofre donde late el corazón del hombre que ama.

--"Se supone que…que él tiene la llave, no podremos hacer nada sin la llave.

--"Yo no necesito llaves; antes estaba limitada pero ahora no.

Con solo pasar su mano por la cerradura del cofre; de inmediato este abre. Elena no lo puede creer; la emoción que siente es indescriptible al ver el corazón de Will, latiendo con la fuerza que da la vida.

--"No…no deberíamos…estar aquí; ella, su esposa está en este barco, con otra joven, con algunos otros marineros…

--"No están aquí ahora que es lo importante. Ellas discuten asuntos bajo el cielo y las estrellas. Lo cual es otro peligro; ambas confían demasiado en sus instintos.

--"¿Qué es lo que se supone que haremos ahora?

--"Esconder el corazón de Will.

--"¿Dónde?

--"Dentro de ti.

Elena no puede creer lo que acaba de escuchar.

--"¿¡Que?!

--"Tu cuerpo es una armadura que no puede sucumbir a las armas mortales; tu puedes esconderlo, mantenerlo seguro; sin que nadie lo sospeche.

--"¿Cómo puede pedirme que esconda el corazón de Will? Estoy luchando por matar lo que siento por él, si tengo su tibio corazón latiendo dentro de mí, el amor que le tengo crecerá mucho más.

--"¿Quieres verlo morir?

--"¡No!

--"Entonces; haz lo que te pido; porque es la única manera de mantenerlo a salvo. Tú no puedes morir Elena; eres una coraza que no se puede romper.

Elena comienza a llorar de desesperación; no es justo lo que sucede a su alrededor.

--"¿Por qué la vida me reclama con tanta crueldad; por qué me castiga cuando no soy culpable de mi condición?

--"Los sacrificios en nombre del amor siempre reciben recompensa.

--"Cuando se es correspondida si.

--"Hay un toque del destino en ti Elena; no cuestiones la vida cuando aún no sabes lo que te va a ofrecer. Tu sacrificio tendrá recompensa tarde o temprano; el destino suele equivocarse muchas veces; pero nunca deja de poner las cosas en su lugar. Pero si no aceptas; comprenderé e idearé otra manera de proteger a Will. Solo te recuerdo que aunque soy poderosa no puedo mostrarme abiertamente ante el mundo.

Elena una vez más se traga su dolor; y toma una decisión.

--"Muy bien; haré el sacrificio. Esconde el corazón de Will dentro de mí.

Dalma sonríe complacida; con mucho cuidado, extrae el corazón palpitante de Will; lo contempla mientras los sostiene en sus manos; luego cierra los ojos; y poco a poco lo va transformando en una luz brillante, tan roja como la sangre. En su cabina; Will siente una extraña corriente en sus venas; no puede interpretar lo que experimenta; pero si lo supiera, se daría cuenta de que hay más de una persona capaz de hacer sacrificios inmensos por él.

Elena observa como Calipso ha transformado en una hermosa luz roja el corazón de Will; poco a poco; Dalma camina hacia ella; Elena tiene mucho miedo pero saber que de ahora en adelante el corazón de Will latirá junto al suyo; le provoca emociones hermosas. Finalmente, Dalma acerca la deslumbrante luz a Elena; y en un suave golpe, se adentra en el centro del pecho de la eterna joven; Elena experimenta una sensación indescriptible; una presión inmensa pero que no lastima; y ahora, al tocar el centro de su pecho, puede sentir un latido, que va casi al unísono con el latir de su propio corazón a su lado izquierdo. Dalma sonríe complacida al ver que ha logrado su propósito. De la misma forma que abrió el cofre, ahora lo cierra; lo toma en sus manos y lo devuelve a su lugar.

Elena mientras tanto sigue tratando de asimilar lo que acaba de pasar. Dalma se acerca a ella.

--"No tengas miedo; seguirás siendo la misma de siempre.

--"No, ya nunca volveré a ser la de antes.

--"Me refiero a tu vida física. Te sentirás rara al principio pero; te adaptarás. Te juro que cuando todo esté en calma; volveré y lo devolveremos al cofre, te lo juro. Llevas un gran tesoro dentro de ti.

--"Lo se; estoy protegiendo su vida; es una forma de amarlo en silencio; ¿verdad?

--"Si. Amar en silencio duele; pero te permite tener emociones agradables también.

--"Emociones que no se pueden expresar. Ya quiero irme; no quiero que nos descubran.

--"Dame tu mano.

Elena le da la mano a Dalma; y ambas desaparecen de nuevo; pocos segundos después ambas regresan al Holandés Errante.

--"¿Cuándo volveré a verte?; Calipso.

--"Volveré cuando sea necesario; mi mayor preocupación ha sido apaciguada; pero eso no quiere decir que no te mantenga bajo mi vigilancia.

--"¿Will debe enterarse de esto?

--"Si; pero en el momento oportuno. Por ahora no. Esta flota de barcos atacará muy pronto; ayuda pero mantén tu distancia. Solo cuando el cofre se crea perdido es que debes decirle a William; y solo a él; que eres tú quien resguarda su corazón. Si el enemigo se entera de lo que hemos hecho te usarán para manejarlos a todos; y te aseguro que vas a sufrir penurias terribles; la inmortalidad no te hace insensible al dolor de las torturas.

--"Lo se. Y no pienso correr el riesgo de que algo malo le pase a Will.

--"Se fuerte. Recuerda que luego de llevarlos a la Fuente de la Juventud; de entregarles el poder que guarda; debes destruirla.

--"¿Por qué permites que siga adelante con ellos; por qué anhelas que ellos sí puedan tener la inmortalidad; por qué me metiste en esto?

--"Todas tus preguntas tendrán respuesta, pero no por mis palabras; tus respuestas llegarán con hechos.

Diciendo esto; Calipso desaparece ante la vista de Elena; que apenas está asimilando lo que ha sucedido. Elena, toca el centro de su pecho, ese lugar donde se asegura que el alma reside; es ahí, donde se encuentra escondido el corazón de William Turner; sentir la tibieza de ese órgano vital que pertenece al hombre que ama le hace hervir la sangre. Preguntarse ahora si hizo lo correcto no vale la pena; lo que sí sabe es que dentro de ella; el corazón de Will no corre ningún peligro. Esa es la mejor forma de amarlo sin cometer el terrible pecado de intervenir en su matrimonio. Elizabeth tiene su amor; pero ahora ella es la protectora de su corazón.

Mientras tanto, en el Perla Negra; Elizabeth y Ana María conversan cerca de la proa.

--"Has sido realmente afortunada Ana María; ese Duque no solo salvó tu vida, te brindó una nueva.

--"Siempre le estaré agradecida. Lamento tanto lo que te ocurrió; Ni tú ni Will merecían un destino tan desafortunado.

--"Él no, pero yo tal vez sí.

--"¿Por qué dices eso?

--"Tú no lo sabes pero… he hecho cosas de las que no me siento orgullosa, son culpas que a pesar de haber sido perdonadas siempre llevaré sobre mi conciencia.

--"¿Lo dices por lo de Jack y el Kraken?

--"¿Lo sabes?

--"Si.

--"Seguro pensarás que soy de lo peor. Per voy a confesarte algo; no fue solo el miedo a ese monstruo lo que me impulsó a actuar así. Mis sentimientos hacia Jack estaban cambiando de una manera tan…peligrosa por así decirlo. Que…quise deshacerme de él para no caer en la tentación y terminar hiriendo al hombre que me ha amado desde que era un niño.

Ana María no puede creer lo que escucha.

--"¿Quieres decir que te estabas enamorando de Jack?

--"¿Estaba? Estoy enamorada; de él y de Will; se que no es normal pero los amo a ambos; en distinta manera. Y cuando llegó la hora de elegir…aunque dudé, se que hice lo que era mejor para todos. Elegí a Will.

Ana María no puede evitar sentir un poco de celos. Pero luego se calma al darse cuenta de que en este momento no hay posibilidades de una relación entre Jack y Elizabeth.

--"Debe ser duro tener esos sentimientos.

--"Ha sido duro; pero no pienso violar lo votos que hice. Quiero muchísimo a Will; mi mayor deseo es acompañarlo en su travesía eterna por los siete mares; entre este mundo y el siguiente.

--"¿Y en serio podrás? Ser inmortal también significa perpetuar los sentimientos, los recuerdos, las emociones. Jack planea hacerse inmortal también; al igual que William y tú podrá ir hasta el borde del mapa. ¿Imaginas, si sigues albergando esos sentimientos, lo terrible que sería para ti estar eternamente entre los dos; deseando lo que cada uno representa para ti?

Elizabeth no sabe como responderle a Ana María; pues es algo que no había analizado, ni siquiera considerado. Lo peor es que se da cuenta de que Ana tiene toda la razón; perpetuar la vida tiene como consecuencia la inmortalidad de los sentimientos. Finalmente Elizabeth decide responder.

--"Es con Will con quien compartiré la inmortalidad.

--"¿Y con quien soñarás todo ese largo tiempo? Ten cuidado, la decisión que tomes puede llenarte de mucha felicidad; pero también de mucha desdicha. Y lo peor será que no habrá manera de volver atrás; ni de deshacer lo hecho.

Ana María se aleja de Elizabeth, dejándola ahora con muchas dudas en el alma.

Mientras tanto; Elena va regresando al interior del barco cuando Lorenzo le cierra el paso.

--"¿Crees que la fuente de la juventud me devolverá el vigor perdido, la lozanía en mi piel, la fuerza?

--"No, cuando bebas del agua te volverás inmortal pero te vas a quedar tal como estás. El poder del agua inmortaliza; te da ciertas habilidades pero no restaura el físico. Te sentirás maravillosamente sano; pero nada más.

--"No tienes que ser tan cruel.

--"Soy honesta.

--"Tú eres como un ángel caído; con nobleza pero al mismo tiempo con demasiada amargura. Tu silencio es un arma de doble filo, puedo sentirlo; haces una cosa pero piensas otra; y estar rodeada de mortales ciertamente no te está haciendo bien.

--"Si eso es lo que crees; entonces por tu bien será mejor que te mantengas lejos de mí.

--"Tienes mucha debilidad mortal dentro de ti; no te ves como cuando mis ojos te contemplaron la primera vez, en aquel viejo puerto de Roma; luego en España. Yo nunca te olvidé; menos con los rumores que corrían acerca de ti y tu familia.

--"Y dígame, ¿de verdad cree que vale la pena obtener el poder de la vida eterna, a su edad?

--"La vida siempre es vida no importa la edad; y si puedo detener el dolor de la vejez y el miedo a perecer; créeme que tomaré la oportunidad.

Elena no piensa perder más el tiempo con el anciano; así que decide seguir su camino por cubierta cuando es interceptada de pronto por Elizabeth.

--"Hola.

--"Hola.

--"¿A dónde te diriges Elena?

--"Pues…es tarde y…estoy cansada.

--"Entiendo. Lo que sucede es que… bueno a ti puedo decírtelo abiertamente; eres mujer y comprendes. Quisiera que las cubiertas interiores estuvieran desiertas al menos por esta noche; de hecho todos regresarán al Perla, y al Victoria; acabo de hablar con Bootstrap y los hombres de Will se unirán solo por esta noche a la tripulación de Barbosa.

--"No se a donde quieres llegar.

--"Quiero estar a solas con Will; es…una luna de miel amarga pero quiero darle todo mi amor y por eso quiero que estemos solos.

Elizabeth sin saberlo acaba de lastimar a Elena en lo más profundo de su alma. Para la joven inmortal el solo imaginar a Will en brazos de su esposa le carcome las entrañas. Pero sabe que no tiene derecho a sentirse de ese modo; por eso lucha para que no se note que se está muriendo por dentro.

--"Por supuesto, comprendo bien; lo que les pasó a ustedes fue injusto y triste. Pero no sientas que es una luna de miel amarga. Ustedes se aman y…pronto estarán juntos para siempre. Anímate Elizabeth; dale tu amor; y…piensa que…tendrás una hermosa vida a su lado, una que será eterna, como… ese gran amor que se han tenido desde niños.

Elizabeth percibe claramente la tristeza en la voz entrecortada de Elena; además le sorprende que ella conozca la historia de su amor con Will.

--"¿Cómo sabes que Will y yo nos queremos desde niños?

--"Bueno es que…El Capitán Turner siempre te tiene muy presente. Él es capaz de hacer lo que sea solo por lograr pasar la eternidad a tu lado. Se como fue la vida de ustedes por tu suegro y por el mismo Will. Es una historia de amor fascinante.

Elizabeth comienza a sentir gran simpatía por Elena; pero también siente pena; pues se da cuenta de que cuando ella habla sobre temas relacionados al amor su mirada se nubla, como si las lágrimas se desvivieran por brotar.

--"Yo soy parte de esta tripulación Elizabeth; Will me controla de esa manera y por favor no lo culpes; está desesperado. Todo se arreglará una vez lo ayude a conseguir lo que desea y yo… pues me iré.

--"Lamento que las cosas sean de ese modo Elena.

Elizabeth no puede evitar ver algo raro en ella; como un brillo especial. Si supiera realmente de lo que se trata, su curiosidad quizás se transformaría en un sentimiento negativo.

--"Te ves rara Elena; no en mala forma es… como si tuvieras; más vida de la que ya tienes, por así decirlo.

--"No es nada; te recuerdo que mi existencia es especial; la luz de…la eternidad brilla en mi. Me iré al barco de Barbosa; esta noche el Holandés Errante les pertenece solo a ti y a Will.

Con una triste sonrisa, Elena se aleja de Elizabeth con rumbo hacia la proa, donde se conectan los tablones entre el Holandés Errante y el Victoria. Elizabeth no puede evitar sentir dudas sobre el comportamiento de Elena; hay demasiada melancolía, tristeza y depresión en todo lo que muestra y hace. Hasta tiene miedo de que se deba a un errático y negativo comportamiento por parte de Will; le aterra pensar que la magia misteriosa que está impregnada en cada parte del Holandés Errante esté consumiendo a Will de la misma manera que lo hizo con Davy Jones.

Elena finalmente aborda el Victoria; donde es interceptada por Barbosa.

--"Bienvenida.

--"Gracias Capitán Barbosa. Quisiera disculparme por… la forma en la que le hablé hace un rato.

--"No se disculpe señorita; todos la tratamos como si usted fuera un fenómeno de circo cuando en realidad es una de las criaturas más admirables de la tierra.

Elena sonríe ante las palabras de Barbosa; al menos alguien la hace sentir bien.

--"Gracias.

--"No agradezca, es la verdad. Le ofrezco mi camarote.

--"Muy amable de su parte capitán. Gracias.

Elena se aleja de Barbosa, rumbo a la cabina principal.

Así van pasando las horas; en la intimidad de la cabina de principal del Holandés Errante; Will y Elizabeth dan rienda suelta a la dulce pasión que los une; solo que por un instante, al mirar el rostro de su amada esposa; la imagen de Elena viene a su mente; logrando confundirlo por unos segundos. Una vez recuperado; puede ver que Elizabeth lo observa preocupada.

--"¿Qué sucede, estás bien?

--"Si, si estoy bien. Te amo.

Como siempre, Elizabeth no responde a esa frase; aunque adora a Will jamás ha sido capaz de decirle abiertamente que lo ama; y siempre, en lugar de responderle con palabras; es con un beso que logra devolver la dulce frase a su esposo.

Mientras tanto Elena sufre amargamente en la fría soledad de la cabina principal del Victoria; iluminada solo por los rayos de la luna. Cada sacrificio que enfrenta, la hace amar más a William Turner; y de nuevo se pregunta por qué el destino es tan cruel con ella; poniendo al único hombre que puede amar en su camino, y al mismo tiempo le muestra que el totalmente prohibido. Y lo peor; ese inmenso deseo de estar en este momento en el lugar de Elizabeth Swann en la cama de Will; la martiriza profundamente. Es doloroso y a la vez dulce imaginar lo bello que debe ser estar en los brazos de William, ser amada por él. Es un sueño que lacera el alma; pero al menos está protegiendo su existencia; y esa es una manera de amarlo.

"No puedo ser tuya en cuerpo y alma porque le perteneces a otra Will; pero dentro de mí, está protegido tu corazón y por lo tanto tu existencia. Esa será mi manera de amarte; de demostrarte lo que siento por ti. Nadie podrá hacerte daño, conmigo, tu vida está asegurada por completo".

Elena trata de serenarse y conciliar el sueño; trata de no seguir pensando en Will.

Mientras, en el Perla Negra; Jack y Ana María conversan en la cabina.

--"¿No te atreves a ver el cofre?

--"Me trae malos recuerdos; mejor es dejarlo donde está; sabemos lo que contiene así que no tiene caso husmear. Además Will tiene la llave.

--"Al menos ya no hay que sentir pena por Elizabeth; tenemos una prueba viviente de que la Fuente de la Juventud existe y funciona.

--"Pues si; es solo que esa eterna jovencita parece no ser para nada feliz con su imperecedera existencia.

--"Eso si. Está muy resentida con la vida; tal vez debamos conversar más con ella, vamos a dar un paso que luego no tendrá marcha atrás; es mejor asegurarse antes que todo este asunto de la inmortalidad será una bendición y no una condena.

Jack está realmente impresionado con Ana María; ha cambiado mucho.

--"Eres una nueva persona querida; tus análisis de situación me dejan perplejo.

--"Es cuestión de sentido común no de sabiduría Jack; la vida es maravillosa pero tiene un curso; vamos a alterarlo en nosotros mismos y debo confesarte que me asusta. Elena parece un alma en pena.

--"Aún no conocemos a los hermanos, quizás ellos tengan mejor semblante.

--"Tal vez. Pero yo no se si quiero ser inmortal

--"¿Por qué la duda?

--"Porque no se con quien compartiría esa interminable vida. ¿Tú sabes con quien lo harás? Porque no creo que quieras pasar la eternidad solo.

--"¿A que viene esa pregunta?

--"A que lamentablemente no puedo decir que compartiría esa interminable vida contigo. Cuando nos despedimos aquel día dejamos por muerto el amor que compartimos.

--"Y te recuerdo que no fue precisamente por culpa mía. Fuiste tú quien se entregó a James Norrington cuando nos atacaron en Gibraltar.

--"¡Y después fui a buscarte en Trípoli; recorrí millas para hallarte; cuando lo hice te expliqué todo!

--"Pero demasiado tarde; ya nos tenían rodeados; y cuando acorralamos a unos de los soldados le encontramos encima varias órdenes de arresto y ninguna llevaba tu nombre. Tú los llevaste a nosotros.

--"Me sigues creyendo una traidora.

--"No te quedaste para aclarar las cosas; huiste. Casi nos exterminan a todos por tu culpa. Evidentemente el haber estado a pasos de la muerte te hizo rectificar.

Ana María se da cuenta de que Jack no está en actitud de comprender nada.

--"Algún día te vas a dar cuenta de tu error Jack; solo espero que no sea demasiado tarde.

--"¿Demasiado tarde, para qué? Lo que nació entre nosotros ya no existe; tú lo mataste.

--"¿Solo yo? No lo creo Jack. Eres tú quien no es capaz de mantenerse en una sola relación; eres demasiado inestable pero muy hábil para grabarte en el corazón de las mujeres que te han conocido….en todos los aspectos.

Con estas palabras; Ana María abandona la cabina de Jack; dejándolo con mucha incertidumbre; y también con muchos recuerdos.

Es casi de madrugada; Will contempla a Elizabeth dormida entre sus brazos, la adora, y aún así por alguna razón que no puede explicar no puede apartar a Elena de su pensamiento; es como si algo más fuerte que su voluntad lo impulsara a pensar intensamente en ella.

Elena por fin logra dormir; por primera vez en muchos días ha logrado conciliar el sueño; pero esa calma dura muy poco; una brisa helada inunda la cabina; despertando a Elena abruptamente; y para encontrarse con la sorpresa de tener a Will parado junto a la cama.

--"¡¿Qué haces aquí?! Deberías estar con tu mujer.

--"Con ella estaba.

--"¿Entonces; que es lo que vienes a buscar aquí?

Will se acerca peligrosamente a Elena; logrando que ella se ponga en extremo nerviosa.

--"Quiero una respuesta.

--"¿Respuesta a qué?

--"Quiero saber ¿Por qué vi tu cara cuando le hacía el amor a mi esposa; por qué tengo esta…necesidad extraña de estar cerca de ti, de asegurarme de que estás bien?

Elena tiene la respuesta; una que quisiera fuera distinta a la que realmente es. Lo que si le sorprende es que él la haya tenido presente en un momento tan íntimo con su esposa. De todas formas Elena prometió a Calipso no decir nada hasta el momento oportuno y es precisamente lo que va a hacer.

--"Puedes estar tranquilo, no es que te estés enamorando de mí.

--"Elena…

--"Vas a tener tu respuesta, pero no ahora. Será en el momento oportuno.

Will se acerca mucho más Elena, tanto, que la eterna joven vuelve a quedar recostada, lo que le causa gran temor; la cercanía de Will la pone demasiado nerviosa y no quiere cometer un error del que se tenga que arrepentir después.

--"No te acerques más; y será mejor que te vayas antes de que alguien entre por esa puerta.

--"Tengo habilidades no lo olvides; solo espero que tú no estés haciendo uso de las tuyas para envolverme y desviar mi destino.

--"Yo no tengo habilidades; simplemente no puedo morir. Pero si tú no tienes cuidado; puedes desaparecer de este mundo como cualquier ser humano…normal.

--"¿Es una amenaza?

--"No, claro que no. Simplemente que tal vez más adelante te des cuenta de que debes tratarme con un poco de respeto; porque yo puedo protegerte en formas que nadie más puede; ni siquiera la mujer que tanto amas. Ahora sal de aquí.

Will aún no comprende el significado de las palabras de Elena; pero no puede percibir maldad en ellas. Poco a poco se aparta de ella; sintiendo la misma incertidumbre; ese mismo deseo extraño de estar cerca de ella; algo que en su situación es un gran pecado. No puede creer que por primera vez en su vida sienta algo especial por otra mujer que no sea Elizabeth; su esposa, la que ha amado desde niño. Con muchas dudas, y sin dejar de mirarla a los ojos, Will desaparece ante la vista de Elena. Ahora que no está, Elena puede dar un respiro de alivio; pero no puede negar que cada minuto que pasa el amor que siente por él se hace más fuerte; más estable y profundo. Más ahora que lleva su corazón por dentro, latiendo junto al suyo, casi al unísono. Es ahora cuando siente que debe seguir adelante; darle a Will lo que desea para que sea feliz y apartarse para siempre de la tortura de verlo con su esposa; de saber que es esa mujer y no ella, quien puede tener el amor de William Turner.

Continuará….