-/-/-/-

-

En busca del pasado

-

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-

-

Disclaimer: Los personajes de esta historia son propiedad de J.K. Rowling y la Warner Bros; así como los de X-men pertenecen a MARVEL. Esto es puro entretenimiento y no me reporta beneficio económico alguno.

Sumario: Luego de ciertos sucesos que ocurrieron en su vida, Wolverine recuerda retazos de su pasado y, entre ellos, quienes son sus familiares. ¿Se imaginan a Logan siendo un Potter? ¿Y viniendo a Londres en busca de su hermano y padre? ¿Que será de él al saber que Lord Voldemort ha destruido todo lo que una vez amo? Solo Albus Dumbledore le da una esperanza, al decirle que no esta solo en el mundo.

Situado luego del 4to libro de HP.

Parejas: Logan Potter (Wolverine)/Sirius Black, Remus Lupin/Lucius Malfoy (lo sé… no me peguen, es más fuerte que yo ToT) Severus Snape/Remy LeBau (Gambito) Charlie Weasley/Warren Kennet Worthington III (Arcángel) (dedicado a mi beta Angeli, Bill Weasley/Scott Summer (Cíclope) y las que vayan apareciendo ¬¬U

Aclaraciones: El fic contendrá embarazo masculino (aunque no estoy segura ¬¬U), mucho amor y un tío y padrino bastantes posesivos. ¬¬ Esto es un Universo COMPLETAMENTE Alternativo, así que no quiero quejas ¬¬.

Aclaraciones de lectura:

-Letra normal: dialogo, relato.

-Letra en cursiva: pensamientos de los personajes.

-N/A: notas de autora.

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

-/-/-/-

-

Capitulo 1: Buscando mis raíces.

-

-/-/-/-/-/-/-/-

-

Estaba en la clase que Ororo impartía a los más jóvenes, sentado al final de todo, contemplaba como esos niños estaban ávidos de nuevos conocimientos. Esto le traía gratos recuerdos de los años que pasó en aquella particular escuela. Si supieran que era lo que él aprendía en ese lugar, sin duda iban a estar sorprendidos. Solo el profesor sabía de ello, él era el único, ni siquiera Strycker llegó a enterarse de cómo era su vida antes de convertirse en Wolverine.

-¿Perdido en tu mundo?

Levantó su mirada impasible hasta la dueña de esa pregunta. Tormenta lo miraba con esa fastidiosa sonrisa de condescendencia que se parecía bastante a la del Profesor Xavier. Le irritaba, porque cada vez que le sonreían de esa manera pareciera como si ellos supieran algo que él no.

-Ahora que recuerdo cosas de mi pasado, debo atesorar cada flash que me viene a la mente.

-Tienes razón, pero creo que has recordado cosas que no te son gratas últimamente, ¿no?

Logan frunció el ceño y pensó en como responder a esa pregunta sin revelar nada de más.

-Son solo recuerdos familiares, nada importante.

-¿Familiares?- eso si que era extraño. Por supuesto que no pensaba que su compañero mutante haya nacido de un repollo, ni que lo haya traído la cigüeña, solo que Logan con… familia, se le hacía raro.

El mutante asintió gravemente no muy gustoso de seguir con esa conversación, sus recuerdos familiares eran bastante gratos en ciertos momentos, pero había algo que no le gustaba recordar, y era el hecho del porque se separo de ellos.

-Eh… Señorrr Logan.- llamó tímidamente Kurt, el mutante mayor lo intimidaba de cierto modo y no sabía como dirigirse a él.

-¿Que?- su voz sonó fastidiada, pero en realidad estaba contento de que el chico azul hubiera interrumpido la lluvia de preguntas que veía venirse por parte de la peliblanca.

-El prrrofesor quiere hablar con usted.

-Enseguida voy.- dijo levantándose de su cómodo asiento- Tormenta.- se despidió con un asentimiento de cabeza y caminó con pasos apresurados hasta el despacho del Profesor.

Unos suaves toques interrumpieron la observación de esos papeles. Sabía quien era, así que, tras suspirar, lo invito a entrar.

-¿Me llamabas?

-Si, Logan.- respondió Charles haciendo un ademán con la mano para que el otro hombre se sentara frente a él- He terminado mi investigación sobre aquello que me pediste.

La cara de Wolverine no podía mostrar más ansiedad tras escuchar esas palabras. Estuvo esperando un mes entero a que el Profesor le diera noticias sobre eso… y él no era un hombre muy paciente.

-¿Si? ¿Que encontró?

-Es muy difícil hallar a personas que tratan de esconderse, Logan, pero he dado con ellos.- le alcanzó una carpeta. La que estaba hojeando antes de que el otro mutante entrara.- Ese Colegio del que me hablaste, el que esta escondido para aquellos que no son como tú… sigue en el mismo lugar.

-Hogwarts…- musitó al ver en las fotografías el cartel "Peligro, no pasar" frente a un terreno en ruinas.

-¿Esa es la fachada de tu ex-colegio, entonces?

-Si, pero yo no era un estudiante común, porque solo tomaba materias que no tuviera necesidad de usar magia. Yo soy un squib, como te dije. Mi magia muto para convertirme en lo que soy… un mutante y no un mago como el resto de mis familiares.

-¿Tu madre era mutante?

-Si, era como yo… hija de magos de sangre pura, pero su magia muto para hacerla un mutante con tus mismas características. Solo que… murió al darme a luz, nunca entendí porque paso eso. Era muy débil.- masculló.

-¿Piensas ir de todos modos a Inglaterra?

-Tengo que hacerlo, toda mi familia esta allá… no se nada de ellos desde hace quince años. Creo que es momento de que regrese.

-¿Sabes adonde irás, específicamente?

-Primero que todo a mi casa… en el Valle de Godric, sino me dirigiré a Hogwarts.

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

Minerva se encontraba arreglando su escritorio. Por suerte, estaban de vacaciones, pero la angustia siempre estaba presente. Sobre todo ahora que sabía que Quien-tu-sabes había regresado. La verdad era que aún no podía creer lo que el chico Potter contara luego de su regreso del laberinto.

Sin duda, el inicio del quinto año de su alumno iba a ser muy duro. Aunque ahora solo debería de preocuparse por su familia y por prestar la mayor ayuda posible a reagrupada Orden del Fénix.

Unos suaves toques a la puerta interrumpieron sus pensamientos y vio entrar a un contrariado Hagrid a su despacho.

-Pro-profesora… alguien busca al director. Me pregunto si sería tan amable de llevarlo con él.

-¿De quien estas hablando, Rubeus?

Al salir del despacho y ver al hombre apoyado contra la pared, quien se encontraba con los brazos cruzados en actitud despreocupada, casi de desmaya. Carraspeó sonoramente y el extraño levantó la cabeza. Sonrió socarrón al ver la palidez de la bruja.

-Profesora McGonagall.- saludó cortés. Ella nunca fue profesora suya… pero le debía respeto.

-Acompáñeme.- masculló Minerva no muy segura de que esa visita sea bien recibida en el colegio. Sobre todo ahora, a la luz de los nuevos sucesos ocurridos al final del curso pasado.

Cuando llegaron a la gárgola que custodiaba el despacho del Director del colegio, el invitado hizo una mueca. Ese lugar no le traía recuerdos muy buenos. Cada vez que acudía a ese lugar era porque estaba castigado…y por tonterías. La que más le había dolido fue aquella vez que fue a parar allí por liarse a golpes con un grupo de Slytherins, lo habían insultado, ¿que querían que hiciera? El no podía usar magia y sus puños eran los únicos que tenía para defenderse.

-Golpee y espere. Albus lo atenderá enseguida.

Asintió divertido. La formalidad con la que lo trataba Minerva McGonagall era risible, después de todo, ella había sido su Jefa de Casa en el último año que estuvo en ese colegio.

Tras escuchar un "Adelante" respiró hondo y giró el picaporte para adentrase a ese exótico lugar que era el despacho de Albus Dumbledore.

-Por Merlín… ¿Logan?

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

Harry terció la boca al ver la comida que tenía frente a sí. La "dieta" de su primo no solo lo afectaba a él, sino a toda la familia y tenía que aguantarse eso que no tenía pinta de ser muy bueno. Solo había pasado una semana desde que llegara de Hogwarts y no sabía que era mejor. Estar allá o en esa casa. Antes no hubiese dudado en elegir el colegio, pero ahora Hogwarts le traía recuerdos que prefería mejor olvidar. Sin embargo, las pesadillas de lo recientemente ocurrido en el cementerio acudían a él sin misericordia. La pobre de Fleur… cuando cerraba los ojos aún veía su cara de completo terror luego de recibir la maldición asesina con la varita de Voldemort a manos de Wormtail. (N/A: Si, la maté a ella. Total… ¿Quién la va a extrañas? ¬¬ ¡¡¡Es mejor que Ced siga vivo!!! XD) Apretó los labios enfadado al recordar a ese traidor.

-Comete de una vez tu comida fenómeno, que después tienes que lavar todo antes de acostarte.- espetó Petunia Dursley a su sobrino.

Harry la miró desganado y comenzó a meterse en la boca esa desabrida ensalada. Estaba acostumbrado a no comer, así que solo simularía que lo hacía y luego tiraría todo en la basura. Aún le quedaban ranas de chocolate que comprara en el tren y las comería luego, para acallar a su estómago.

Como deseaba que Sirius o cualquiera de sus amigos lo viniera a sacar de ese lugar para llevárselo lejos. Vivir en ese lugar era desesperante, quien sea, no le importaba que fuera el mismísimo Snape con tal de no vivir con los Dursley.

Bueno… tampoco hay que exagerar… no estoy tan desesperado.

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

-Así es Dumbledore. He regresado.

Albus sonrió abiertamente y se acercó al hombre para estrecharlo entre sus brazos.

-Oh, mi muchacho. Cuanto tiempo… pensé que nunca más volvería a verte. De hecho, todos pensábamos que estabas muerto. Jamás pudimos dar contigo luego de que te fuiste.

Logan se sentó frente al escritorio del anciano e hizo una mueca.

-Bien… yo tuve un accidente que borró mi memoria. No la recuperé hasta hace muy poco, por eso no me encontraban, porque no sabía quien era. Solo recordaba mi nombre, no mi apellido.

-Entiendo. Estoy contento de que hayas decidido regresar entonces.- suspiró- Pero este no es un muy buen momento.

-¿Que quieres decir con eso?

-Dime primero, ¿Has ido a tu antigua casa?

-Si, de allá vengo. Todo esta destruido, Albus. ¿Que fue lo que sucedió en el Valle?

-Pasaron muchas cosas luego de que te fuiste, muchacho. Muchas de ellas muy malas.

-Cuéntame.- pidió seriamente.

-Cuando decidiste marcharte tu padre y tu madrastra quedaron muy mal, al igual que tu hermano… él te amaba y tú eras una figura a seguir para él. Aún así intentaron sobreponerse, Harold me dijo que el motivo por el que te fuiste fue que querías que dejaran todo el tema de los aurores atrás y que se protegieran ante la inminente amenaza.

-Tom Riddle estaba loco.- gruñó- Estaba seguro de que esas matanzas y esos ideales que pregonaba iban a ir en aumento en la sociedad. Mis padres y hermano estaban demasiado involucrados en eso. Eran el mayor "estorbo", antes de que me desapareciera James y Lily ya se habían enfrentado dos veces a él… casi no la cuentan.

Logan se sorprendió al ver que, tras un suspiro, todo el rastro bonachón desapareció del rostro de su antiguo director. Se veía cansado y más viejo de lo que aparentó en un principio.

-Y cuanta razón tenías, Logan. Cuanta razón.

-¿Que es lo que no me estas diciendo?- preguntó ceñudo- ¿Tiene algo que ver con que el Valle de Godric este destruido?

-Si, muchacho. Tú te marchaste justamente después de la boda de tu hermano… a partir de ahí, empezaron a ocurrir todas las desgracias.

Logan sintió un pinchazo en el corazón. Albus estaba dando demasiadas vueltas al asunto y su instinto le decía que lo que estaba por escuchar no sería nada bueno.

-Tus padres fueron asesinados, muchacho. Jade y Harold Potter fueron asesinados por Lord Voldemort seis meses después de que te marcharas.

Inspiró hondo y conectó tus ojos avellanas con los del mago.

-¿Y James y Lily?

-Corrieron el mismo destino un año y medio después.

Logan Potter pareció desinflarse en su asiento. Escuchó atentamente todo lo que el anciano le relato acerca de la "Época Oscura". Su mirada estaba perdida, no era capaz de procesar todo eso… estaba huérfano, no quiso creerlo cuando vio las ruinas de su antigua casa, pero ahora todo estaba confirmado. Estaba solo en el mundo, como tantas veces temió.

El quiso mucho a Jade, tanto que siempre la llamó mamá, porque sabía que su madre no se molestaría por ello. La segunda esposa de su padre era muy amable. Su padre tenía 35 años cuando volvió a casarse y él tenía 15. Su mutación ya estaba instalada para entonces y él aparentaba ser un niño de 9 años, ya que crecía lentamente. Cuando Jade llegó a sus vidas ambos la recibieron con los brazos abiertos. Fue ella quien convenció a Dumbledore que lo aceptaran en Hogwarts a pesar de que él no era mago. Por ello solo tomo materias como Pociones, Aritmancia, Cuidado de Criaturas Mágicas, Adivinación, Astronomía y Estudios Muggles. Todos siempre lo miraron raro por eso y él, siendo todo un Gryffindor, recibía burlas de las Serpientes por ser un simple squib. Claro, que ellos no sabían de lo de su mutación y tenía en su haber muchas narices, brazos y piernas rotas, así como ojos hinchados. Tsk, rápidamente los alumnos del Colegio supieron que con Logan Potter no se bromeaba, si es que no querías ir a parar a la enfermería o a San Mungo… si es que lo molestabas demasiado.

Y sus vidas, sin duda, cambiaron cuando Jade dio a luz al pequeño James Potter. Desde el momento en que lo vio Logan se enamoró de él y lo cuidó como si de su cachorro se tratase. Le dolió mucho tener que tomar aquella decisión, pero todos los Potter eran tercos y él esperó a que lo boda de su hermano y Lily Evans terminara, para viajar a Norteamérica y buscar su propio destino. Lejos de un mago loco que decía odiar a los sangre sucia, mestizos y muggles.

-¿Te encuentras bien?

-No.- gruñó- ¿Cómo quieres que esté luego de lo que acabas de contarme?

-Está bien, fue una pregunta estupida. ¿Hay algo más que quieras saber?

Logan hizo una mueca, pero se moría por saber algo que el anciano había obviado. No sabía si intencionalmente o no, pero necesitaba saber.

-¿Que sucedió con Remus y…Sirius?

Frunció el ceño al ver la fugaz sonrisa de satisfacción que surcó el rostro del viejo mago por unos instantes. Lo hizo apropósito, pensó enfadado.

-Remus esta bien, dentro de todo. Como te conté he reactivado la Orden y ahora trabaja para nosotros. En cuanto a Sirius…- hizo una pausa dramática. Logan rechinó sus dientes.- Él fue llevado a Azkaban…

Wolverine escuchaba ese relato sin poder creerse del todo lo ocurrido. Parecía una historia tan irreal, pero las pruebas eran tantas. Un ligero dolor de cabeza comenzó a invadirle.

-Pero logro escapar hace dos años. Ahora se encuentra en el cuartel de la Orden, escondido de los aurores del Ministerio.

Asintió distraído, su mente estaba recordando los agradables momentos que compartiera con los amigos de su hermano. Pettigrew nunca le cayó bien del todo y siempre se lo dejó ver a James. Sin embargo, su hermano siempre le sonreía y le decía que no debería preocuparse que Wormtail no era capaz de matar ni una mosca. Bien, eso era en otra de las cosas que había acertado. No solo en lo del Señor Oscuro, sino también en lo de ese traidor.

-Hay algo más que debo decirte, Logan.

-¿Que?- espetó.

-Cuando James y Lily fueron asesinados dejaron un preciado tesoro en el Mundo Mágico. Tienes un sobrino Logan… su nombre es Harry Potter.

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

-¿Por qué tan pensativo, Padfoot?

Sirius hizo una mueca al ver el estado cansado de su amigo. La luna llena se acercaba y ya estaba haciendo estragos en Remus. Aunque el licántropo no lucía mejor que él. Que si bien se estaba recuperando de su estadía en Azkaban, todavía le quedaba mucho para volver a ser el Sirius Black que fue antaño.

-Recordaba nuestros días de escuela.- respondió mientras el castaño se sentaba junto a él- En las tonterías que hacíamos a escondidas de McGonagall.

Remus sonrió nostálgico, miró de soslayo a Sirius y se mordió el labio inferior.

-¿También te acuerdas de… él?- tanteó.

El ceño de Sirius se frunció y sus labios se apretaron.

-No.- gruñó- El dejo de ser algo importante de recordar cuando se fue…

-No deberías hablar con tanto rencor, después de todo, ustedes nunca tuvieron nada.

El pelinegro-azulado miró indignado a su sonriente amigo.

-¡Pero él sabía que yo…! ¡James se lo dijo!

-¿Que tu lo amabas? ¿Que fue tu primer amor y que nunca amaste a nadie más?

-La cercanía de la luna llena te hace cruel, Moony.- masculló.

Remus rió al ver las mejillas ruborizadas de su amigo.

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

-¿Perdón…?

-Harry, tu sobrino, es quien nos liberó de Lord Voldemort a la edad de un año, Logan. El se enteró de que una profecía auguraba que el hijo de tu hermano podría llegar a ser quien lo derrotara. Por eso asesino a toda tu familia y cuando intento hacerlo con Harry una magia invocada por Lily, antes de que muriera, lo salvó y nos liberó de él hasta la primavera de este año.

-¿Que quieres decir?

-El ha vuelto… con mucho más poder de antes. Uso a Harry para eso.

-No entiendo nada.- inspiró- Por favor, cuéntame con más detalles.

Durante la siguiente hora Albus relato los acontecimientos del Torneo de los Tres Magos (cuatro en este caso). A pesar de todo, cuando iba escuchando todo lo sucedido, Logan pudo sentir una calidez en su corazón. No estaba tan solo después de todo, tenía un familiar vivo. Y era nada más y nada menos que el hijo de su querido hermano y de la buena de esa pelirroja temperamental. Y también estaba orgulloso, ya que se notaba que Harry era todo un Gryffindor, como todo Potter debería de ser.

-¿Dónde esta?

-Eh… bien.- Dumbledore se removió incomodo en su asiento. Este hombre era conocido por su fuerte temperamento y estaba seguro que cuando le dijera donde se encontraba su sobrino no se lo iba a tomar muy bien.- Harry esta viviendo con su única familia que sabíamos que existía.- miró a los ojos del mutante- Esta con los Dursley.

-¡¿Que?!- exclamó mientras su rostro se desfiguraba por el enojo- ¡¿Pero como pudiste?! ¡Con Petunia, por todos los Dioses! ¡Mi único sobrino esta con esa arpía!

-Por favor, Logan, tranquilízate.- intentó en vano

-¡Ningún tranquilízate!- rugió levantándose de su asiento.

-Logan, no me hagas hechizarte.- amenazó con la voz que usaba en la época donde el hombre era estudiante.

Wolverine rechinó sus dientes y se sentó con la furia aún notándose en sus ojos.

-¿Por qué?

-Entiende que estando Sirius en la cárcel no tenía con nadie más a quien dejarlo. Y eso no es todo, la magia de la que te conté que destruyo al Lord era protectora. Estando viviendo bajo el mismo techo que Petunia nadie podría tocarlo.

-Pero ahora Voldemort ha destruido ese lazo. No tiene porque estar más tiempo allí.

-Si es necesario, la magia lo protegerá hasta que sea mayor de edad.

Logan lo miró desafiante. Dumbledore estaba seguro que el más joven estaba maquinando unas ideas que le darían muchos dolores de cabeza. Porque este muchacho era el más testarudo de los Potter y sea lo que sea que estaba por hacer nadie lo iba a sacar de eso.

-Quiero verlo…

-No creo que sea conveniente.

-Yo te diré que es conveniente para mi sobrino o no, Dumbledore.

-Está bien.- suspiró- Pero antes que tomes cualquier decisión, me gustaría que hablases con los miembros de la Orden. Ellos vigilan a Harry y deben conocerte para no atacarte cuando intentes acercarte a casa de los Dursley.

-Como quieras, pero me gustaría que sea cuanto antes.

-Nuestra charla se ha prolongado bastante, ya esta por amanecer. ¿Te parece si vamos a dormir y postergamos la reunión para la noche?

-De acuerdo. Puedo esperar hasta esta noche.

-Perfecto.- sonrió- Solo dime una cosa…

-¿Si?

-¿Que hay de diferente en ti? No eres el mismo que se fue hace quince años. Has madurado bastante.

-Esto tengo de diferente.- gruñó dejando salir las cuchillas de Adamantium de sus manos. Los ojos del director se abrieron como platos.- Así como Voldemort detesta a los que no son de su clase, en Norteamérica también hay los que odian a personas como yo y están intentando exterminarnos.

-Entiendo.- asintió al ver que el otro no quería explayarse en su relato- Puedes quedarte esta noche aquí si quieres.- dijo Dumbledore invitándolo a salir del lugar- ¿Donde has estado todo este tiempo?

-Por aquí y por allá, hasta que hace poco encontré un lugar que podría llamar hogar. Fue allí donde pude recordar todo, por eso vine. El Profesor Charles Xavier me ayudo mucho.

-¿Xavier dices?- murmuró frunciendo el entrecejo.

-Si, es un mutante de los más fuertes. Telequinesis y leer mentes es su especialidad. ¿Por qué?

-En mi época de colegio tuve un compañero que se apellidaba de esa manera. Era norteamericano e iba a Ravenclaw.

-¿Dices que Charles puede llegar a tener parientes magos?

-Todo puede ser. La mutación se da cuando la magia se mezcla con la sangre y hace a esta actuar de forma extraña y especifica. Los de tu clase son considerados squib para nosotros, pero sus poderes no distan de ser muy diferentes de nuestra magia. Solo que ustedes pueden controlarla y usarla de acuerdo a como ha mutado.

-Eso me lo explico mi padre. Nosotros no somos magos porque la magia se mezclo con la sangre y nos dio dones específicos. Entre los que conozco hay una mujer que puede controlar el clima, un chico que controla el fuego y otro el hielo, entre muchas cosas.

-La magia adopta designios muy extraños, sin duda. Ya estamos aquí.- anunció Dumbledore deteniéndose frente al retrato de la Señora Gorda. Sonrió al ver la cara de Logan.- ¿No te molestaría dormir en tu antigua Torre por esta noche, verdad?

-No.- susurró mirando el retrato con un brillo extraño en los ojos.

-Bien, la contraseña es: "Valentía".

Cuando entró a la Sala Común, luego de que la Dama Gorda lo recibiera con una acalorada bienvenida, volvió a sentirse nostálgico. A pesar de que pasaran más de treinta años de que él abandonara ese lugar todo seguía igual. La chimenea, los sillones, los tapices… todo. Estaba seguro que si se tomaba el tiempo de recorrer el colegio encontraría todo igual. Los magos no se caracterizaban por evolucionar, como sí lo hacían ellos. Acomodo si bolso en un hombro y subió las escaleras. Si dirigió directamente a las habitaciones de los chicos de cuarto.

Al entrar deslizó el bolso y camino hasta la cama que estaba más cerca de la ventana. Allí, al borde de la cama con doseles, estaba aún el nombre grabado de Harry J. Potter. Pasó una de sus manos por el relieve y sonrió. Estaba seguro que el viejo lo hacía apropósito, porque esa cama fue suya cuando estuvo en ese lugar y también lo fue de su hermano en su momento.

Se dejó caer en la cama con una sonrisa de satisfacción en los labios.

-Ahora que se que existes nada ni nadie va a impedir que me haga cargo de ti.

Continuará…

-

--´--´--´--´--´--´X-MEN/HP--´--´--´--´--´--´

-

Notas de la Autora: Bien, este es mi nuevo fic, espero que tengan gusto de él. Trata también de la familia, como Otra vida.

Amo a los X-men, sobre todo a Wolverine y se me ocurrió esta idea. Yo sé que el es mucho más viejo y que ese no es su apellido verdadero y que tiene un hermano por ahí. Pero esa info. solo la leí en Wikipedia, por eso digo que esto es AU y está mas bien basado en los acontecimientos del las películas (las dos primeras)

Este fic cuenta con 14 capitulos.

¡¡¡Gracias Angeli por betear este fic!!!

¡¡¡Nos leemos!!!

Atte: Uko-chan!

-/-/-