¡ME CASARE CON DRACO MALFOY!

CAPITULO 1.

DISCLAIMER. LOS PERSONAJES DE HARRY POTTER NO ME PERTENECEN TODOS SON OBRA DE J.K.R.


Hermione caminaba con la cabeza mirando al suelo…

Ella iba muy bien arreglada aunque su cara la tapaba el velo blanco, su vestido era largo y muy bonito y en las manos traía un ramo de flores, subió la cabeza y el pudo verla.

Noto con cierto temor que él la veía con desagrado, con una sonrisa en la boca como si algo planeara.

No quería llegar quería correr y salir de ahí sabía que algo iba suceder pero, no podía algo la detenía, volteaba a las bancas a pedir ayuda pero, no había nadie…

No podía creerlo…

Nadie había asistido a su boda, cuándo llego al altar el, le descubría la cara y la veía con repulsión, no podía ser, se suponía que el la amaba o al menos eso creía…

La ceremonia dio inició el Padre comenzó a hablar y ella quería llorar.

Cuando el Padre digo Draco Malfoy aceptas como esposa a Hermione Jean Granger el sonrió y ella tímidamente también pensando que todo había sido una mala jugada de su imaginación pero, no- Draco dijo casi en un susurro

- Nunca, nunca me casaría con una sangre sucia inmunda como tú.

Hermione se quedo paralizada, no pudo evitar que gruesas lagrimas salieran de sus ojos haciéndolo todo borroso, de pronto sintió un terrible dolor en alguna parte de su estomago, cuándo bajo su vista hacia su vientre, pudo observar una gran mancha de sangre, gruesas gotas de sangre escurrían desde su estomago hacia la parte de abajo de su vestido manchándolo horriblemente a su paso, ella caía de rodillas y veía a Draco pidiéndole ayuda –Draco se soltaba a reír a carcajadas alzaba su mano y alguien la tomaba, pudo ver con temor a Pansy Parkinson como reía con él.

–Draco ¿por qué? -Decía Hermione en un susurro

- ¿Qué por que?- dijo él aún entre risas- ¡Ja! Crees que me casaría con alguien como tu, asquerosa sangre sucia

Ella caía al suelo completamente y veía como Draco y Pansy salían de la iglesia tomados de la mano - su visión se tornaba mas borrosa… no entendía ¿por que? ¿Por qué?...

Hermione se despertó exaltada, con la respiración entre cortada, - ¡uf! Menos mal que había sido un sueño - pensaba, mientras se levantaba volteó y se encontró con la mirada de una pelirroja que al verla le sonrió.

–Buenos días Hermione ¿otra pesadilla?

-Sí -respondió con un suspiro Hermione

-No te preocupes - La consoló Ginny - Yo estaré ahí para cuidarte.

-Gracias Ginny, mejor amiga no podría tener.

Ginny contesto con una sonrisa.

-Bien iré a bañarme

-Sí aquí te espero –respondió Ginny.

-Gracias ¡ya regreso!- le gritó Hermione desde la puerta del baño.

Quince minutos después salía Hermione arreglada.

- ¿Estas lista para desayunar con el joven Malfoy? – pregunto Ginny burlándose.

-Corrección Ginny, ¿Estas tu lista para soportarlo?