Volverte a Amar

El amor soporta mejor la ausencia o la muerte que la duda o la traición.

Capitulo 1

El reencuentro

La siguiente historia comienza en Chicago, el día que Terry se presenta con la compañía Stratford en una actuación de caridad.

Candy después de muchos contratiempos logra abordar un carruaje, no puede creer que después de un año podrá verlo nuevamente, mientras ruega que el carruaje vuele para llegar, los recuerdos de sus días felices en el colegio llegan a su mente, pero de igual ,manera el día que lo vio marcharse en ese barco. Estuvo tan cerca de el al llegar al hogar de pony pero el destino se empeñaba en separarlos, pero esta vez todo seria diferente. Gracias a sus amigos esta vez lograría verlo.

-Ya se demoro - decía Stear que esperaba en la entrada del teatro con Archie e Annie

-en 10 minutos comienza la obra- caminaba de un lado a otro un chico de ojos miel

-Tal vez no pudo ?- respondía Stear viendo la hora en su reloj de bolsillo

-CANDY!!- grito Annie al verla llegar

Se bajo del carruaje-Esta vez veré a Terry- pensó y sonrió mientras llegaba junto a sus amigos-Discúlpenme por haberlos hecho esperar.

-Creímos que no ibas a llegar, estábamos preocupados

-Lo siento muchos chicos

-Ya va a comenzar, vamos a nuestros lugares

Al entrar al palco…

-CANDY!!!

-QUE ESTA HACIENDO AQUÍ??- pregunto Elisa con enojo-TIA CANDY ESTA AQUÍ!!-

-Stear, Archie que significa esto? ¿Quién les dijo que ella podía venir?- Dijo severamente la anciana poniéndose de pie

-Candy es parte de la familia- le respondió con seguridad el chico de anteojos

-Si, no veo porque esta mal?- intervino su hermano

-CALLENSEN! NO HAY LUGAR PARA UNA HIJA DE QUIEN NO SABEMOS NADA

-Pero tía el abuelo William, había aceptado a Candy…- comenzó a decir Archie cuando la tía lo interrumpió

-NO ME IMPORTA, YO NO LA ACEPTO, VETE, NO QUIERO VERTE

-Abuela por favor solo esta noche, mi mejor amigo va a actuar- Hablo la rubia, había dejado su guardia en el hospital por verlo, no podía rendirse.

-¿tu mejor amigo? Jaja-reía Elisa-¿todavía sigues soñando? Terry se ha olvidado totalmente de ti

-Parece que siempre estas soñando- Neal le seguía el juego a su hermana

-Hay rumores de que Terry tiene un romance con Susana Marlow , una mujer que no se compara contigo- dijo despectivamente

-CALLATE ELISA-grito Stear

-Por favor Tía deje que se quede-intervino Archie, sabia lo importante que era para Candy

-HE DICHO QUE NO Y SI CONTINUAN INSISTIENDO USTEDES TAMPOCO SE QUEDARAN

-De acuerdo si ella no se queda nosotros tampoco- la enfrento

-No, yo me iré -Lamento haberla importunado con mi presencia- fue lo único que dijo Candy antes de salir, no estaría en el palco de los Andrews, pero nadie le iba a impedir verlo actuar.

Comenzó a vagar por el teatro-La obra ya comenzó, debo buscar un lugar

La obra seguía su curso, Candy camino por el pasillo y fue a dar con un tercer piso con gradas, entro y se dispuso a ver la obra. No podía creer lo que sus ojos veían, ahí estaba el, había crecido, se veía mas alto, fuerte, apuesto y su desempeño actoral era de lo mejor. A pesar de que su personaje era pequeño logro sobresalir.

Las lagrimas rodaban por sus mejillas, era tanta la emoción por verlo de Nuevo.

La obra estaba a punto de terminar, ella salió de nuevo quería verlo, bajo y busco los camerinos pero no le permitieron entrar, salió a la parte trasera del teatro, pero no era la única ahí. Muchas jóvenes lo esperaban, de pronto la puerta de abrió y lo vio salir, pero no estaba solo, una mujer muy Hermosa lo acompañaba.

Sintió algo en el pecho, pero no hizo caso, era su única oportunidad para verlo.

-TERRY!!!! TERRY!!!- le gritaba pero sus gritos se perdían entre la multitud-TERRYYYYYYYY!!!!!- grito con todas sus fuerzas pero el siguió su camino.

Lo vio subir a un carruaje, no la escuchó, se quedo ahí de pie viendo como se alejaba.

-Volteo hacia mi… pero no me vio..será que Elisa dijo la verdad? –NO, no es cierto, ¿verdad Terry? Dime que no me olvidaste-se decía a si misma tratándose de convencer

Mientras tanto dentro del carruaje

-La obra fue estupenda, si seguimos así triunfaremos juntos ¿no lo crees Terrece?

Pero Terry estaba ausente estaba seguro que la voz que escucho era de ella, pero eso era imposible pues Candy estaba en el colegio, o al menos eso creía.

-¿Terrece? ¿Te pasa algo?

-¿Eh? No nada-respondió secamente mientras pensaba-Creí haber escuchado la voz de Candy entre la multitud… Aunque eso no pudo haber sido real. esa voz aun sigue en mis oídos.

Candy seguía caminando sin rumbo

-Terry… En la segunda colina de pony, -recordaba -me regalo sonrisas en las praderas de Escocia… Ya no me vas a regalar las mismas sonrisas…- lloraba al recordar la imagen de el y Susana- Estaba tan ansiosa de volverte a ver, pero que tonta he sido…

Terry mientras tanto llego a la cena que el Alcalde ofrecía, estaba rodeado de chicas, pero como siempre era frió.

-Terrece. Su actuación fue fantástica, por favor regáleme un autógrafo

-A mi también

Todas las jovencitas estaban locas por el, Pero Terry seguía ausente

-¿Qué serán estos sentimientos incómodos?... Ya no pensare en ello.. – bebió de un trago su copa- No pudo haber sido Candy.- pero no podía dejar de pensar en ese grito, era diferente a los otros

-Por favor visítenos mientras este en Chicago, mi hija y sus amigas son sus admiradoras

-Gracias por la invitación, pero me iré mañana a primera hora- de pronto reconoció un rostro.-¿Elisa?- su corazón se agito si esa mujer estaba en Chicago tal vez ella también, sin pensarlo se acerco a ella.

La pelirroja sonrió, tontamente creyó que el quería estar a su lado, pero grande fue su sorpresa ante su reacción.

Elisa, ¿cuando regresaste?- le pregunto sujetándola del brazo

-Hola Terry yo también tenia ganas de verte

-OH que envidia ¿conoces a Terry?-preguntaba una chica

-Claro fuimos muy amigos en Londres-sonreía mientras Terry la sujetaba con mas fuerza

-¡¡¡¿¿REGRESASTE SOLA??!!!

-Terrece que te pasa? Me lastimas- chillo

-Terry - intervino Susana

-Contesta!! ¿regresaste sola?

-N…no..Neal, Stear y Archie regresaron conmigo

-Stear y Archie-repitió y sus ojos brillaron

Terry la libero y vio entre los invitados a Archie

-Corwell!!- le dijo arrinconándolo- Candy, ¿donde esta? en Londres?- había desesperación en su voz

-Candy …esta..- iba a decir Stear ante la reacción de Terry

-NO LE DIGAS HERMANO!, NO TIENES QUE DECIRLE A ALGUIEN QUE SE HA VUELTO TAN ARROGANTE CON TANTAS MUJERES A SU ALREDEDOR!-

-¿DONDE ESTA CANDY???-lo tomo de las solapas y lo pego a la pared

-¡Suéltame! O echarás a perder tu fama-Algunos de los invitados vieron la escena y comenzaban a murmurar

Stear intervino-Candy esta aquí en Chicago

Su rostro se ilumino y libero a Archie –¿Aquí en Chicago?

-Vino a verte actuar, pero como no estaba invitada… no pudo venir con nosotros

-Candy vino a ver mi obra

-Terry …es verdad, Candy te quería ver desde hace tanto- le decía Annie

-¿En donde esta?

-en el hospital Santa Juana, ahí trabaja como enfermera

-Enfermera...- sonrió al imaginarla

Terry no necesito mas, salio corriendo de la fiesta Susana corrió detrás de el

-¿A donde vas Terry? No puedes abandonar la fiesta así!!

-Tengo que verla lo siento-fue lo único que dijo mientras abordaba un carruaje.

-Esto es un sueño.. No! Esto no es un sueño, esa voz, esa voz. Era realmente de ella.

Candy por su parte se había quedado sentada en una fuente, no dejaba de pensar en el y en las palabras de Elisa.

-Mis pies están helados, me falta un zapato,- se decía a si misma- NO puedo estar así, no soy la Candy de siempre, ¡concéntrate!- se dio un golpe en la cabeza a manera de regaño. se puso de pie- Regresare al hospital, solo diré algo mas. ESTUPIDO TERRY ¡!¿COMO PUDISTE NO ESCUCHAR MI VOZ?-estaba molesta pero de pronto su semblante cambio- Será verdad que tiene una relación con esa chica?, No, no Tengo que verlo, y escucharlo de su voz.

Comenzó a recorrer los mejores hoteles , sin encontrarlo, solo quedaba uno por visitar. Se acerco a la recepción, un hombre la atendió.

-Buenas noches señorita en que puedo servirla?

-aquí se hospedan las personas de la compañía STRAFFORD?

-Si ellos se hospedan aquí

-Entonces… Terry… quiero decir Terrece …

-¿Tienes algo que decirle?-se escucho una tercera voz proveniente de Susana que esperaba en el lobby del hotel

Candy al verla de cerca se quedo sin palabras- se ve mas hermosa-pensó- Mi nombre es Candy White y quisiera verlo un momento.

Susana supo en ese instante que esa chica rubia era la dueña del corazón de Terry y se lleno de rabia.

-Terry pidió no ser molestado-

- Yo... solo quiero verle un momento..

-Lo siento, pero mañana partimos muy temprano y el necesita descansar, si quieres un autógrafo, le diré que te lo deje en recepción

-No, usted no entiende yo .. el.. -Pero no pudo decir mas la chica se dio media vuelta y se marcho dejándola con la palabra en la boca

-Lo siento señorita- le dijo el hombre de recepción

-No se preocupe- camino a la salida, comenzó a caminar

Terry había llegado al hospital

Flammy se había dado cuenta de la ausencia de Candy y estaba muy molesta

-Buenas noches

-¿Tiene una emergencia?

-No, yo busco a una enfermera

-Una enfermera?

-Si Candice White

-Candy, ella esta aquí- hizo una pausa- o al menos debería, pero es una irresponsable que abandono su trabajo

-¿Puedo esperarla aquí?

-No

-Por favor

-He dicho que no, y salga de esta área

-Vaya carácter, se hará vieja pronto

-Grosero-

-Puede esperarla en la entrada trasera, es por donde tiene que entrar- le dijo Natalie

-Gracias- le sonrió y fue a esperarla, se sentó en uno de los escalones

-No puedo creer que abandonarás tu trabajo, para verme... enfermera, debes de verte Hermosa.-sonrió al imaginarla, pero también recordó su separación- si tan solo hubiera sido un poco mayor, te hubiera traído conmigo, pero ahora que te encontré, no voy a dejarte.

Candy siguió caminando, Terry partía temprano, la espero hasta altas horas de la madrugada, al ver que no llegaba le dejo una nota.

Terry llego casi al amanecer al hotel, Susana lo esperaba

-Pero ¿donde has estado?,

-¿Desde cuando tengo que rendirte cuentas?-Abrió la puerta de su habitación

-Yo.. estaba preocupada

-Pues no tienes por que y si me disculpas quiero dormir un poco

Susana regreso a su habitación y recordó cuando Terry llego a Nueva York a pedir una oportunidad en el teatro ,

Flash Back

Desde el momento que lo vio se sintió muy atraída, a medida que el tiempo paso comenzó a tratarlo, descubriendo que detrás de ese chico frió y arrogante, existía un chico dulce y apasionado, le gustaba espiarlo mientras estaba en la azotea del teatro lo veía tocar la armónica y su mirada se tornaba nostálgica. Poco a poco se gano su amistad, Terry por su parte se sentía atraído, no podía negar que Susana era hermosa y con el trato diario comenzó sentir cariño por ella. Pasaba mas tiempo a su lado ensayando, hacían una buena mancuerna actoral, en una ocasión al terminar un ensayo la invito a cenar, la pasaron bien iban de regreso a casa de Susana, al llegar a la entrada se despidió de ella, y sin saber por que la beso, le gusto lo que sintió aunque no se comparaba con lo que sintió con Candy. El tiempo siguió su curso y salieron un par de veces , pero al hacerlo todo cambio, se volvió posesiva, celosa, al grado que lo acosaba todo el tiempo, Terry no lo soporto y puso distancia.

Fin del flash back...

Candy llego al hospital, fue a su habitación estaba rendida, pero Flammy la había descubierto, así que no le quedo mas remedio que ponerse su uniforme y comenzar a trabajar, no había visto la nota que Terry dejo para ella.

En la estación del tren Terry la buscaba desesperado en cualquier momento el tren partiría.

-La esta buscando- pensó Susana y recordó el incidente de la fiesta, al verlo salir de esa manera corrió detrás de el, la chica pelirroja se acerco a ella.

Flash back

-Siempre se comporta igual cuando esa huérfana esta cerca, no se como logra envolverlo

Susana la vio sin comprender

-Soy Elisa Legan, y fui compañera de Terrece en Londres

-Tu sabes ¿por quien se porta así?

-Claro que lo se querida, es por una huérfana llamada Candy, que supo envolverlo en Londres, por su culpa Terry abandono a su familia, así que deberías tener cuidado si estas interesada en el.- le dijo con malicia.

Por ese motivo Susana trato de esa manera a Candy, y ahora el la buscaba desesperado entre la gente.

Fin del flash back

-Terry ya es hora de abordar

-Si, ¡ya lo se!-respondió molesto- ¿DONDE ESTAS PECOSA DONDE?

En el hospital Candy seguía trabajando cuando llego la hora del almuerzo un hombre que trabajaba limpiando el hospital, se acerco a ella.

-Buenos días señorita, ¿pudo verse con su amigo?

-¿Amigo?

-Si anoche un joven vino a buscarla la espero casi hasta el amanecer, pero como no llegaba me pidió entregarle una nota, la deje debajo de su puerta.

Candy corrió a su recamara y la vio.

Candy:

ESTUVE ESPERANDOTE FUERA DEL HOSPITAL. PERO NO LLEGASTE. ¿EN VERDAD ESTAS EN CHICAGO? MAÑANA ME IRE EN EL TREN DE LAS 12:00

QUISIERA VERTE ANTES DE PARTIR.

TERRY

-vino a buscarme, estuvo esperándome- sentía una enorme alegría- mi hora libre es a partir de las 11¿Qué hora es?

La rubia se estremeció, sin pensarlo dos veces salio rumbo a la estación, le quedaban solo 20 min.

Robert Hatawey noto a Terry extraño y se acerco con el

-¿Te pasa algo?

-Necesito ver a una persona

-¿Una chica?

-No es solo una chica, es alguien realmente importante para mi,

Anunciaron que el tren partía

Candy bajo del carruaje y corrió al anden, vio como un tren se alejaba, y se detuvo frente a las vías

-Llegue tarde otra vez- su rostro se lleno de tristeza cuando de pronto escucho una voz detrás de ella.

-Candy

Candy reconoció la voz de inmediato y se dio la vuelta lentamente sentía que todo le temblaba, tenia frente a ella a Terry.

Flash back...

-No es solo una chica, es alguien realmente importante para mi,

-En ese caso tienes que verla- Robert le tenia mucho aprecio a Terry, aunque no sabia por que siempre un dejo de tristeza rodeaba su mirada, pero esta vez había algo diferente, tenia un brillo de esperanza en sus ojos.

-¿Que quieres decir?

-La obra se presenta en 3 días, que tengas suerte, y mas te vale llegar a tiempo a la función - le dio una palmada en la espalda y subió al tren.

Fin del flash back

El tiempo se detuvo de pronto, Candy y Terry por fin estaban frente a frente

Terry estaba maravillado, realmente se veía Linda de enfermera, y ella sentía que todo el mundo podía escuchar su Corazón que latía al máximo.

-¿Cuando aprenderás a ser puntual?- dijo finalmente para romper la tensión

-El día que tu veas bien a tu alrededor, por dios Terry te grite y no me escuchaste!!!

Sin darse cuenta se convertían en los dos jovencitos de Londres, riñendo por todo, la gente los miraba extraños.

-¿Podemos ir algún lugar para charlar?- o quieres que todo el mundo se entere?

Candy se sonrojo al sentir las miradas de la gente

-Si..

Caminaron un rato hasta detenerse en un parque cercano, buscaron un lugar alejado, tenían tanto que hablar, pero ninguno decía nada , estaban nerviosos, era la primera vez que se veían después de Londres y no sabían como comenzar.

-Te sienta bien el uniforme

-¿Lo crees?-respondió apenada

-Si , nunca creí ver a una mona pecosa como enfermera

-TERRY NO FASTIDIES!!!!- le grito mientras le daba un manotazo. Podían pasar el tiempo pero ellos seguían siendo los mismos.

-Jajaja lo siento pecosa, no te enfades, la verdad es que nunca imagine que terminarías de enfermera,

-¡Cielos!, Tengo que regresar al hospital- había sido tanta la emoción de verlo que se olvido por completo de su trabajo

-¿Regresar?

-Anoche no cubrí mi guardia así que tengo que regresar, si no quiero meterme en problemas.

-De acuerdo vamos- Terry le extendió la mano y corrieron hasta llegar al hospital que ya no quedaba lejos de ahí

- Llegamos

-Si

-Bien entra antes de que te reten

-Pero..

-cuando termines tu turno yo estaré aquí de acuerdo?

-De acuerdo, a las 5 es mi hora de salida

Candy entro al hospital mientras que Terry fue a su hotel.

Las horas pasaban, Candy no había dormido desde la noche anterior, pero aun así tenia tremenda energía, vio el reloj su turno había terminado y afortunadamente el siguiente día descansaba.

Corrió a su habitación, tomo un baño, y se arreglo rápidamente, soltó su cabellera, tomo su bolso y salió. Terry la esperaba tal como prometió, estaba frente al hospital recargado en un árbol.

Cuando la vio salir, quedo sin palabras ¿Cuándo se convirtió en esa hermosa mujer? Ya no era su pecosa con dos coletas, ahora era una bella mujer, con sus rizos sueltos, un cuerpo bien formado, lucia encantadora

-Hola

-Hola- Terry le extendió la mano y ella sin dudarlo la tomo- y bien a ¿donde quieres ir?

Candy iba a responder cuando su estomago se adelanto,, se sonrojo –Lo siento, pero es que no he comido nada

-De acuerdo yo también tengo hambre, ¿conoces algún lugar?

-Si, ven podemos ir caminando es cerca de aquí.

Los dos caminaron juntos, hablaban de todo y de nada, por fin frente a ellos apareció un modesto restaurante, donde Candy solía comer sola, pues sus compañeras no la aceptaban, pero en ese lugar encontró buenas personas, una familia que estaba muy agradecida con la rubia por haber atendido a su hijo mas pequeño, cuando cayo de un árbol.

-Candy!- la saludo el pequeño

-Hola charles

-Pasa por favor- le decía la madre del pequeño mientras la conducía a una mesa-Oh pero veo que esta ves no vienes sola

-Eh?… si… yo vengo con un amigo

-Mucho gusto señora, Candy me ha dicho que su comida es estupenda

-Espero usted diga lo mismo, les traeré la especialidad de hoy.-la señora se retiro dejándolos solo

-Aquí esta su comida-

Los dos disfrutaron la comida, Terry pago la cuenta y salieron para caminar hasta llegar a un parque cerca del Lago.

Candy bajaba la mirada, estaba muy nerviosa, Terry no dejaba de mirarla.

-Y tu madre??-fue lo primero que se le vino a la mente

-En Nueva York

-Y… y … ¿como van las cosas entre ustedes?

Terry tomo la mano de Candy entre las suyas-No quiero hablar de mi madre quiero hablar sobre nosotros, ¿por qué nunca contestaste mis cartas?

-¿Cartas?-pregunto confundida

-Cuando logre instalarme en América, te envié varias cartas a Londres, pero nunca recibí una respuesta

-Yo.. nunca recibí ninguna-Candy le dio la espalda- Cuando supe que habías abandonado el colegio para ayudarme, me di cuenta de que esa no era la vida que quería, Albert y tu habían ido tras sus sueños así que decidí ir detrás de los míos. No podía seguir fingiendo algo que no era. Ella volteo a verlo, nuevamente sintió como su corazón de aceleraba a lo máximo, Terry tenia la mirada extraña, la veía fijamente, estaba tan nerviosa no sabia como actuar, cuando estaban en el San Pablo era mas fácil, no entendía por que ahora no podía controlar sus emociones. Pero para el castaño tampoco era sencillo, durante todo el tiempo que estuvieron sin verse la recordaba como la jovencita de coletas que brincaba de rama en rama, pero ahora era una bella mujer que podría volver loco a cualquiera, y la quería solo para el. se acerco poco a poco a ella, tomándola de la cintura y sin resistirlo mas la comenzó a besarla. Era un beso tan esperado por los dos, un sin fin de emociones y recuerdos se revivieron ante ese contacto, el beso era dulce, pero no por eso dejaba de estar lleno de pasión. Se separaron, Candy temblaba, su respiración era agitada.

- si tan solo hubiera sido mayor en ese entonces, yo…Te hubiera traído conmigo- La rubia sonrió- Candy … TE AMO, se que nunca te lo dije en Londres pero, estoy enamorado de ti desde el primer día, y fui un estúpido por no decírtelo , un idiota por haberte dejado sola, pero ahora que te he vuelto a encontrar quiero que lo sepas. TE AMO, TE AMO Y SIN TI MI VIDA NO ESTA COMPLETA-

Los ojos de Candy se llenaron de lagrimas, lagrimas de alegría, al escuchar de labios de ese rebelde que la amaba- sin poder evitarlo se lanzo a sus brazos, el la recibió con gusto.

-TE AMO TERRY, yo también te amo

El chico al escucharlo sonrió y busco sus labios nuevamente, bajo ese bello ocaso se declararon su amor. Un rato después, Terry permanecía recargado en un árbol y ella en su pecho el la mantenía rodeada con sus brazos, seguían hablando sobre lo que paso en su vida todo ese tiempo.

- Quiero saber que fue de tu vida cuando decidiste abandonar el colegio por seguir tus sueños, ¿que paso con los Andrew?

-Renuncie a su apellido al abandonar Londres, decidí abrirme paso con mi esfuerzo, el único apoyo que tuve fue el de mis madres, gracias a ellas puede estudiar aquí, no ha sido fácil, pero día a día doy mi máximo esfuerzo, y se que lograre mis sueños.

-Siempre estaré orgulloso de ti, mi dulce Candy- le dijo al oído y ella sintió un escalofrió recorrerle la piel.

Permanecieron viendo las estrellas, pero el cansancio comenzó a hacer efecto en Candy, El se dio cuenta.

-Es tarde y debes estar cansada,

- Solo un poco- mentía, no quería separarse de el.

-anda ambos necesitamos descansar- la ayudo a levantarse, la tomo de la mano y abordaron un carruaje, Candy se recargo en su hombro, y se quedo profundamente dormida, el sonrió al verla así, y velo de su sueño, quería disfrutar cada momento a su lado, lamentablemente llegaron a su destino, no quiso despertarla y la tomo en brazos, se encontró con el anciano que lo ayudo la noche anterior y al ver a Candy dormida, ayudo que la llevara a su habitación , para su buena suerte el pasillo del área de dormitorios estaba solo, le recordaba mucho al del Colegio, entro a la recamara y con cuido la deposito en la cama, le quito los zapatos, para después cubrirla con una manta.

De pronto escucho voces

-¿Que hace aquí Sr. Thompson?-

-Señorita Flammy… yo …quería saber si necesita toallas limpias

-No, así que puede retirarse

-Pero..

-¿Algo mas?

-No señorita, permiso-el anciano se retiro

Terry escucho las voces y se escondió detrás de la puerta

Flammy entro y vio a Candy dormir con una amplia sonrisa –Vaya como puede dormir así esta mujer- se quejo mientras tomaba algunos libros y volvía a salir sin notar a Terry

-Vaya mujer!-se acerco a Candy se veía tan linda durmiendo, que no quería separarse de ella, pero tenia que hacerlo, y deposito un dulce beso en sus labios para después colarse por la ventana-Unas horas contigo y ya estoy trepando árboles-se decía a si mismo mientras brincaba de rama en rama, para por fin llegar al piso, al hacerlo unas enfermeras lo vieron –Que tengan linda noche bellas damas-Dijo haciendo una caravana para después alejarse sonriendo, llego a su hotel y durmió placidamente.

Los rayos del sol comenzaron a filtrarse a la habitación de una rubia, al sentir la luz sobre su rostro comenzó a estirarse en su cama, abrió los ojos. Un nombre llego a su mente –TERRY!!- se puso de pie y noto que no tenia su ropa de cama- No fue un sueño!! En verdad lo vi – brincaba por toda la habitación.

-CANDICE QUE ESCANDALO ES ESE!!!-grito Flammy saliendo del cuarto de baño

-Lo siento Flammy, no quería molestarte-La morena la vio con enojo mientras acomodaba su cofia en la cabeza, para después salir.

Al hacerlo Candy volvió a sonreír-TERRY!!

Toc.. toc..

Se acerco a abrir

-Buenos días Candy

-Buenos Días señor Thompson

-Le envían esta nota-le entrego el papel guiñándole un ojo

Candy la abrió de inmediato

Dormilona te espero en el jardín del hospital,

no tardes quiero disfrutar al máximo este día.

Terry

A toda prisa tomo un baño, comenzó a buscar que ponerse, pero nada la convencía, finalmente se decidió por un vestido azul claro, coloco una cinta en su cabello tomo su bolso y fue directo al jardín.

-Hola, ¿tienes mucho esperando?

-Un par de horas

-Lo siento- respondía apenada

-Jajajaja estoy bromeando pecas

-Mmm… Terry

-Anda, es mejor irnos

-¿A donde iremos?

-Es una sorpresa

Abordaron un carruaje y este se detuvo frente al Lincon Park Zoo (el zoológico mas antiguo de Chicago)

-Un zoológico!!!!

-Creí que seria divertido

-Entremos, anda vamos-

Candy parecía una niña, entraron y recorrieron el lugar, les traía buenos recuerdos, se sentaron en una banca.

-Has sabido algo de Albert?

-No, debe seguir en África o en alguna otra parte del mundo

-SI, siempre conociendo lugares diferentes

-Tu también conoces muchos lugares con el teatro?

-Aun no muchos

-Pero seguramente cuando seas famoso recorrerás muchos- de pronto la imagen de Susana llego a su mente

-Que pasa pecas?

-Nada- le sonrió

-¿Tienes hambre?

-Si, un poco

-Entonces vayamos a comer- le ofreció su brazo ella lo acepto con gusto

Siguieron caminando por las calles de Chicago, hacia viento y el listón que Candy traía en el pelo se soltó.

-Espera iré por el

Terry fue recogerlo, Candy se quedo esperándolo cuando de pronto apareció Neal.

-Pero mira nada mas que tenemos aquí, - Se acerco a ella- luces bien sin ese horrible uniforme de enfermera. Tal vez así, algún día te haga el honor de salir contigo- quiso tocar su mejilla pero Candy le dio un manotazo-Tonta como te atreves!!- la sujeto de la mano

-SUELTALA!

-TU!

-TE DIJE QUE LA SUELTES

-Vaya, vaya el actorcete de cuarta- dijo liberando la mano de Candy- No se supone que deberías estar lejos de aquí, con tu novia Susana Marlow

-Cállate!

-Jajajaja vamos no lo niegues todo el mundo sabe de tu relación con esa chica- sonrió con maldad- ups! lo siento creo que la huérfana no estaba enterada

-Imbécil voy a partirte la cara

-No Terry, por favor –Se puso en medio

-Pasa algo señor?-intervino su chofer de Neal

-Vamonos- Candy pidió una ves mas

Terry no iba a arruinar ese día, así que accedió no sin antes advertirle a Neal que las pagaría.

Caminaron alejándose, Candy no decía nada, las palabras de Neal aun sonaban en su cabeza "TU NOVIA SUSANA MARLOW"

Terry tampoco decía nada, por fin se detuvieron en una cafetería, ordenaron algo de beber

-Lamento el encuentro con ese imbécil

Candy levanto la mirada-Es verdad que tu y ella..

-Salimos un par de veces, solo eso

Candy al escucharlo sintió algo en su pecho, -Ella.. te gusta?

-la única mujer en mi vida eres tu, me gustas, me gustas mucho Candy,

-Pero los diarios dicen que..

-Soy honesto contigo, no soy un santo y tu lo sabes, pero no me interesa otra mujer que no seas tu, he salido con chicas, pero solo eso, la única que esta en mi mente y corazón noche y día esa eres tu, y ahora que te encontré no voy a dejarte

Candy vio sinceridad en Terry y sonrió

-Te amo pecosa

-Te amo

Se fundieron en un abrazo, después de un rato salieron a caminar, ya era de noche, se detuvieron frente al lago en una banca, viendo las estrellas, sabían que en unas horas volverían a separarse.

-Me gusta estar así contigo, estando a tu lado tengo paz, me siento bien

-A mi también me gusta estar contigo- se sonrojaba

-En unas horas tengo que partir

-Lo se- bajo la mirada pues sus ojos se cristalizaron

-No, no quiero verte triste- levanto su rostro con ambas manos-Nos veremos muy pronto pecosa, te lo prometo- Se acerco a ella y la beso

Era momento de partir, llegaron a la estación, Terry tenia que abordar el tren

-Ahora si tendré que subir

-toma- se quito el crucifijo que llevaba en su pecho- llevalo siempre así me tendrás junto a tu corazón

Terry sonrió –Nunca me lo quitare-La vio fijamente y la tomo entre sus brazos y la beso con pasión , como si en ese beso se llenara de ella-Pronto, pronto estaremos juntos- se escucho el silbato del tren anunciando su partida- TE AMO,

Fue así que dos jóvenes corazones se volvían a separar, pero esta vez con la chispa de la esperanza y una promesa de amor.

Continuara…

HOLA! HOLA!!

Bueno pues aquí me tienen de nuevo, con una nueva historia, espero que así como aceptaron Lluvia de Noviembre y Ya nunca mas, le den una oportunidad a VOLVERTE A AMAR, el titulo lo elegí por que con el paso de los capítulos Candy tendrá que decidir si puede volver a Amar a Terry.

Pues de antemano Gracias a las que se tomaron el tiempo de leer este primer capitulo.

QUEJAS Y COMENTARIOS A lulunvo9yahoo.es