Advertencia… SPOILERS de Harry Potter And The Dealthy Hallows. NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS LEIDO AUN EL ÚLTIMO LIBRO DE HARRY POTTER.

Disclaimer: Obviamente ninguno de los personajes es mío, todos pertenecen a la Warner y a JKR a la que agradezco infinitamente por haberlos creado.

Intro: Sí apesto porque escribo un nuevo fic en lugar de actualizar el que ya tengo pero la idea me vino de repente y no quise desaprovecharla, esto es en honor a la amistad de Harry y Ron y estaba pensando en que si gusta, hacer un pequeño fic con momentos entre ellos y Hermione/ Harry, Hermione/Ron, Ginny/Harry, Ginny/Ron, Ginny/Hermione todos relacionados con la AMISTAD y el amor entre ellos. ¿Sumamente cursi? Puede pero que se le va a hacer así soy yo y últimamente defiendo ese tema… si dos hombres se aman no son gay´s ni si dos mujeres lo hacen son lesbianas… paso por una étapa en la que descubro lo malo y bueno del mundo y esta es mi manera de compartirlo o sublimarlo… pero como este no es mi diario ¡a leer! Y dejen reviews si les gusta… si no, también pero sean amables…jajajaja…

Mi mejor amigo…

Había pasado casi un año desde la derrota de Voldemort y Harry se encontraba sentado en la sala de estar en la que ahora era su propia casa. Se había despertado abruptamente debido a un ruido proveniente de la cocina pero al llegar a revisar que había pasado se encontró a un apenado Kreacher disculpándose por haber tirado una olla. Harry tardó más de 15 minutos en hacerle entender al pobre elfo domestico que no había problema y otro tanto en convencerlo para que fuera a descansar una hora antes de hacer la cena. Kreacher al fin se había ido pero el resultado fue que Harry no pudo volver a conciliar el sueño, de tal manera que ahora estaba ahí, sentado mirando una snitch que Ginny le regalara por su cumpleaños.

Estaba inmensamente aburrido porque su novia estaba en entrenamiento y sus dos mejores amigos estaban en una de sus citas; cuando recordó lo último sonrió para sí mismo y deseo que todo estuviera saliendo bien: Ron, que vivía con él, llevaba meses saliendo con Hermione pero estaba tan nervioso por verla (dado que se acercaba su primer aniversario) que se había retrasado sin darse cuenta contándole a Harry lo feliz que estaba. Harry estaba seguro de que Hermione no se enojaría si su amigo le confesaba la razón de su retraso pero también sabia que el pelirrojo no lo haría, en parte por pena y en parte por cabezota… sea lo que sea, estaba seguro de que sus dos mejores amigos estaban felices y se alegraba por ellos pero aquellas veces en las que ambos salían a una cita y el no tenia a Ginny junto a él, se aburría tanto que se ponía de malas. Y como estaba a mitad de una de esas situaciones, estaba sentado ahí, en uno de esos días maldiciendo interiormente a Kreacher por despertarlo y hacerlo consciente de su aburrimiento.

Después de un par de minutos, Harry no pudo más y se levanto del mullido sillón que la Sra. Weasley les regalara hacia meses. No sabia que hacer para entretenerse y estaba a punto de sacar una lista de a quienes podía visitar cuando recordó algo que podía hacer. Se acercaba también su aniversario con Ginny y quería prepararle algo, solo que no tenia ninguna idea. Se empezaba a enojar más por descubrir su falta de imaginación cuando recordó otra cosa que podía ayudarle a pensar¡¡el pensadero que Dumbledore le había regalado!!. Feliz y orgulloso por su buena idea, Harry recordó que se lo había prestado a Ron hacia un par de días y que seguramente estaría en la habitación del pelirrojo así que más animado por la perspectiva de entretenerse un rato con sus recuerdos, se dirigió a la misma. Apenas abrió la puerta de la recamara de su mejor amigo vio ahí lo que buscaba: el pensadero estaba sobre la mesa desordenada de trabajo de Ron, listo para usarse. Sin embargo, apenas se acerco, observo que su mejor amigo tan descuidado como siempre, había dejado un pensamiento ahí; alcanzaba a distinguir un par de imágenes y no tardo demasiado en darse cuenta de que eran recuerdos de la batalla en Hogwarts el día que Voldemort había sido derrotado.

Harry se aparto como un resorte al captar eso. Se moría de la curiosidad por ver que pensamiento era el que Ron había dejado ahí, quizás incluso descubriera la causa de las pesadillas que aún acosaban de vez en cuando al pelirrojo pero otra voz en su cabeza le decía que no debía de hacerlo… ¡eran pensamiento privados de su mejor amigo! Pero a la vez… era su mejor amigo ¿Qué tendría de malo?. Confundido y curioso, Harry se sentó en la cama que estaba de tras de él aun observando fijamente el pensadero: una batalla entre su curiosidad y su conciencia (la que tenia una voz muy parecida a Hermione) empezó a librarse en su cabeza y no tardo mucho rato en desechar sus dudas y decidir que satisfacerla su curiosidad. ¿Qué podría ver que Ron no le hubiera ya contado? Y si veía algo que Ron no le había contado ¿no le facilitaría las cosas a su mejor amigo al entenderlo sin que él se diera cuenta?.

Tenía tanta experiencia ya usando el pensadero, que cayo de pie junto a su mejor amigo una vez que se introdujo a su recuerdo. Tal como lo había imaginado, estaban en la batalla de Hogwarts y Ron lucia como lo recordaba, casi igual a era en la actualidad pero sin vestir las fachas y la ropa rasgada de aquel día y sin tener tantos golpes, rasguños y sangre por todo el cuerpo. Estaba tan absorto viendo la escena que tardo un poco en seguir al Ron del recuerdo que corría presurosamente fuera del castillo y cuando éste se detuvo con una mirada de terror, se vio a si mismo en brazos de Hagrid fingiendo estar muerto. El shock por verse a si mismo en esa escena fue roto por el grito de la profesora McGonagall pero los que lo hicieron temblar fueron tres: el de su mejor amigo, el de Hermione y el de Ginny. No es que fuera una escena desconocida para él, aún recordaba como su antigua profesora había gritado de aquella manera y aun recordaba como Ginny junto con Hermione se habían encargado de relatarle con lujo de detalles sus propios sentimientos en la misma plática. Lo que sí le asombro fue ver el rostro de Ron: recordaba que había gritado pero su mejor amigo no había ahondado en el tema como las dos chicas y al contrario, evitaba hablar de ello con tanto esmero que Harry creía que no quería develar su poco sentimentalismo. Ahora sin embargo, veía que Ron tenia tan mala cara como la tenían las dos chicas y sus ojos azules estaban tan vidriosos como pocas veces los había visto mientras Voldemort hablaba, de hecho estaba a punto de llorar cuando pareció que una luz cruzo por su mirada y grito la frase que Harry recordaba con total nitidez que había dicho.

-¡El te venció!- dijo recuperando el aplomo y mirando a Voldemort como Harry creyó que nunca lo había visto. Hermione le puso la mano sobre el hombro y Ron le devolvió la mirada intentándole decir algo con la misma; la chica tardo 5 segundos en captar y lo miro con el mismo gesto de esperanza que ahora tenia el pelirrojo. Harry se quedo atónito al observar la escena: sus dos mejores amigos se habían dado cuenta por si mismos de que no estaba muerto o se habían dado cuenta de que había planeado algo antes de que él se los contara horas más tarde. Sin querer, Harry recordó que nunca se lo mencionaron pero eso explicaba la poca sorpresa que demostraron cuando él se los confesó en el despacho de Dumbledore: También le sorprendía que Ron nunca menciono que él era quien se había dado cuenta antes y Hermione tampoco había dicho algo al respecto. La frase de su mejor amigo estaba guardada en su memoria con la misma claridad con la que acaba de escucharla pero nunca se planteo que el pelirrojo la hubiera dicho por lo que creía ahora que lo había hecho.

Se había quedado tan sorprendido, que cuando presto atención de nuevo al recuerdo de Ron, estaba ahora en medio del escándalo y desorden consecuencia de la muerte de Nagini y a la intervención de los centauros; Ron y Hermione corrían y antes de separarse vio como el pelirrojo apretaba la mano de su futura novia como diciéndole que todo estaría bien a la vez que murmuraba un claro "esta vivo…" que hacia referencia al mismo Harry pero que la castaña parecio no escuchar. Harry vio como Hermione se perdía entre la batalla y Ron se dirigía a su primer oponente por lo que, sintiéndose anonadado e incomodo, decidió que no podía seguir viendo más de ese recuerdo. Haciendo un esfuerzo habitual, vio desparecer las imágenes y en menos de un minuto se encontraba de nuevo en la actual habitación de Ron, en la casa que ambos compartían.

Tardo dos minutos en sentarse y cuando lo hizo perdió la noción del tiempo. Ron había notado que no estaba muerto o se había percatado de cual era su plan lo cual no le resultaba tan sorprendente como el hecho de que nunca lo había dicho para presumirlo o señalarlo como seguramente hubiera querido hacerlo. Lo había creído muerto como todos pero había sido él (y no Hermione) quien lo había hecho por menos tiempo… a pesar de que el grito que había soltado al verlo en brazos de Hagrid fue tan desgarrador como el de los otros, sus ojos estuvieron tan vidriosos como el de su novia y su mejor amiga y se notaba que le costaba mantenerse en pie, había sido capaz de darse cuenta de lo que pasaba. "¿Tan bien me conoce?", se pregunto Harry a si mismo.

Haber visto esa escena era escalofriante, Harry se sentía como una especie de traidor a la privacidad de su mejor amigo pero a la vez sentía una extraña felicidad por saberse tan querido. El cabezota de Ron evitaba por eso el tema; quizás odiaba la posibilidad de aceptar que lo quería a tal grado que la fugaz credibilidad en su muerte le había afectado tanto como a unas chicas y se apenaba tanto de ello que sacrificaba incluso la oportunidad de presumir que él y no Hermione, fue quien noto primero que Harry fingía su muerte en brazos de Hagrid. Harry no pudo contener una carcajada al darse cuenta de cómo sonaba lo que había descubierto en su cabeza y empezó a reírse sin poder contenerse.

-Ron me quiere tanto que se avergüenza de ello- soltó de pronto, dándole voz a la frase de la que se reía.

-¿Qué yo que?- interrumpió de pronto la voz del aludido y Harry volteo a tiempo para ver a su mejor amigo de pie en la puerta mirándolo inquisidoramente- ¿Qué haces en mi cuarto riéndote como loco?...

Harry no contestó enseguida pues se tomo su tiempo para calmarse. Cuando lo hizo, sin embargo, contestó a su amigo:

- nada… solo me reía de lo idiota que pueden ser a veces las personas ¿sabes que hay gente que piensa que un hombre no puede querer a otro hombre sin ser gay?

-¡¿de que demonios hablas?!- contestó Ron, abriendo los ojos como platos al parecer captando solamente la última palabra…

-de que a veces las personas no pueden decir lo que sienten porque el resto del mundo se olvida de que existe más allá del amor de pareja- empezó Harry, aún un poco divertido pero ahora también conmovido por lo que acaba de ver en el pensadero- yo amo a tu hermana tanto como puedo quererla como mi pareja, como la mujer con la que quiero hacer una familia pero también amo a Hermione como una hermana que nunca tuve- continuo y Ron abrió más los ojos pero relajo su expresión- también amo a tu familia como la familia que no es mía por derecho pero que aun así me abrió los brazos y te amo a ti como el mejor amigo que tengo y el hermano que siempre estuvo ahí para apoyarme aunque no existen en realidad lazos de sangre… pero si lo dijera en una reunión normal me tacharían de todo: de promiscuo, de gay y de raro psicópata semi incestuoso y al día siguiente saldría en el profeta un titular diciendo que "El-Niño-que-Vivió se ha declarado gay y enamorado de su mejor amigo aunque lo considera familia"

Harry volvió a empezar a reírse como loco ante su propia broma y se imagino a Rita Skeeter escribiendo un libro sobre "La Vida Secreta de Harry Potter". Se imagino también que seguramente Malfoy la ayudaría a pesar del testimonio que había dado a su favor en el juicio después de la guerra. La cara que Ron tenía mientras lo veía hizo que tardara más de 10 minutos en dejar de reírse.

Cuando al fin pudo calmarse, de nuevo, Ron se había apoyado en la puerta de manera y lo miraba como si estuviera loco.

-¿a que se viene todo eso?

-a nada en especial-dijo Harry y se puso de pie para ocultar el pensadero- solo que hace casi un año que Voldemort fue derrotado y no puedo evitar recordar la frase de Dumbledore acerca del amor y de cómo ese era mi poder principal para ganar la guerra; cómo me costo entender que se refería a muchas clases de amor. Es extraño decirlo porque…

-¡que si es extraño!- dijo Ron y alzo los brazos de manera ridícula- ¡pareces demente diciendo todas esas cosas! Al menos George o Ginny no te han escuchado que si no nos acribillarían a bromas durante meses por haberme dicho que me amas!... no se te ocurra decirlo en voz alta nunca más… o al menos no de esa manera, por un momento temí que te hubieras bebido alguna poción de amor caduca de esas que te mandan por correo tus admiradoras locas…

-no es para tanto…-dijo Harry levemente avergonzado de haber parecido cursi- ¿Por qué se ve tan mal que un hombre lo diga?

-¡los hombres no decimos eso!-exclamo Ron alzando más los brazos e interrumpiéndolo de nuevo- ¡esas son cosas de chicas y de chicas muggles que usan demasiado endulzante y siempre visten de rosa¡No de magos respetables que estudian para ser aurores!- una risa se asomo al rostro del pelirrojo- Caray Harry creo que ni Hermione lo dice de esa manera…

-bueno, bueno…-Harry contestó dispuesto a ir a ver si la cena ya estaba lista- solo se me ocurrió de pronto y no se lo dije a Rita Skeeter, se lo dije a mi mejor amigo… pero no volverá a suceder, lo guardare para la navidad de cada diez años ¿de acuerdo?

-me parece perfecto-contesto Ron y riéndose, avanzo para recostarse en su cama.

-¿Cómo te fue con Hermione por cierto?- pregunto Harry ya junto a la puerta dándose cuenta recién de que Ron había regresado muy temprano.

-Mal-respondió este e hizo un gesto de derrota- se enojo porque llegue tarde y me cancelo la cita; me pregunto porque del retraso y se enojo más con la respuesta así que me corrió de su casa.

-¿Qué le dijiste esta vez?

-Que había llegado tarde por hablar de quidditch contigo y no había visto la hora…

-¡pero eso no fue lo que estábamos platicando!-exclamo Harry exasperado- ¡estabas listo desde hace una hora como últimamente lo haces y te entretuviste aburriéndome con detalles de lo enamorado que estas de ella!...

-pues si amigo- Ron adquirió un tono rojo en las orejas- ¿pero como iba a decírselo? Como te decía ni soy muggle, ni uso endulzante, ni me visto de rosa… esas son cursilerías

-si serás cabezota… era la verdad y ahora te va a costar contentarla

-seguramente, pero la reconciliación será…

-¡ahórrate detalles quieres?!- Harry hizo una mueca- ¡que es Hermione y es …

-bueno pues ya que… -interrumpió Ron- eso me pasa por despistado.

Harry le dio la razón y ambos amigos se quedaron en silencio pensando. Diciendo que iría a ver si Kreacher estaba cocinando, Harry se dispuso de nuevo a salir pero apenas ponía un pie fuera de la habitación cuando escucho de nuevo la voz de Ron.

-y yo también te amo amigo, eres otro hermano para mi pero ¡Caray! No me hagas repetirlo todos los días…

Harry se empezó a reír de nuevo y Ron hizo lo mismo después de unos segundos, aun estaban haciendo bromas cuando Kreacher apareció y les dijo que la cena estaba lista.

¿Y? dejen reviews! Tomatazos?