SUPERFICIAL

(Skin-Deep)

Por LavenderGoddessV

Traducido por Inuhanya

------

Capítulo 11 - Superficial

------

Habían pasado dos semanas antes de que Vegeta finalmente lograra concentrarse de nuevo en su entrenamiento. Logró sacar de su cabeza todos los pensamientos de ella y regresar a su foco principal. Intentó reducir lo que había pasado entre ellos a nada más que una estimulante distracción. Aunque sabía que no era verdad, le ayudó a continuar. Lo cual hizo lentamente, había logrado comenzar a tomar duchas en su propia habitación…

Había tomado una larga ducha caliente un día después de treinta y seis horas sin parar de entrenamiento. Cerró sus ojos y dejó que el agua fría cayera sobre su cuerpo sin poder evitar dejar que su mente regresara a ella. Para todo el entrenamiento que hizo, aún la extrañaba. Recordó la primera vez que se le unió sin anunciar. La forma en que logró sacar lo mejor de él. La forma en que envolvió sus brazos a su alrededor. "Se sentía tan bien." Susurró él para sí mientras cerraba sus ojos.

"Tú no estuviste tan mal." Llegó una voz desde atrás.

'No puede ser.' Pensó él pero rápidamente le fue probado lo contrario cuando sintió dos suaves brazos envolverse a su alrededor. 'Cómo lo hace?'

"Conoces la regla, Vegeta… No hables, sólo escucha." Dijo ella dulcemente mientras comenzaba a mover sus manos arriba y abajo por sus musculosos brazos. "Cuando salgas de esta ducha vas a recoger todas tus cosas y las llevarás a mi habitación… Entendido?" Dijo ella definitivamente.

"Has perdido la razón, mujer?" Preguntó él con shock. "Yo terminé esto… recuerdas?"

Bulma rió. "Sí, pero eso no significa nada más."

"Oh… Y qué cambió?" Dijo él gravemente mientras se giraba para encararla.

"Cosas." Susurró ella indiferente mientras comenzaba a trazar las curvas de su pecho.

"Sal de mi ducha, mujer…" Demandó él alejándose de ella.

"No entiendes," dijo ella mientras se colocaba contra él y se inclinaba en su oído, "No voy a pasar los próximos meses en abstinencia por tu disposición territorial."

Vegeta frunció. "Mira, mujer, no me importa si vives en abstinencia o fornicas con cada hombre que conoces… No estoy interesado!"

"Oh de verdad?" Ella sonrió. "Bueno, si no te importa que la madre de tu hijo duerma con otros hombres entonces yo…"

Con la velocidad de la luz, Vegeta se giró y la miro a los ojos. "Qué dijiste…" tartamudeó él.

"Oh," Comenzó ella inocente. "Quieres decir la parte donde espero a tu hijo?"

Vegeta casi se cae mientras daba un paso atrás. Sus ojos se ampliaron y su quijada se desplomó, no podía encontrar las palabras para expresar su sorpresa.

Bulma giró sus ojos. "Bueno… He dejado mudo al poderoso príncipe?" Se burló ella.

Vegeta entonces se arrodilló y colocó ambas manos en su estómago. Le tomó un momento pero lo sintió, un pequeño ki; macho y mitad Saiyajín.

"Vegeta?" Preguntó Bulma sin tener idea de lo que estaba haciendo.

Vegeta la ignoró. No podía creer que tenía un hijo, alguien para continuar la sangre real. Pero después de tener un momento para que la realidad se asimilara, también enfrentó la verdad de lo que este hijo significaba. Significaba que ahora Bulma estaría conectada a él de por vida. Le lastimaba pensar que una mujer que no se preocupaba por él ahora iba a quedarse con él por un hijo. En ese momento tuvo una sensación de resentimiento que lo plagaría por los próximos años. Una amargura de que el niño dentro de ella tendría su amor, cuando él nunca lo tendría.

"Vegeta!" Gritó Bulma otra vez mientras continuaba observando a un callado futuro padre.

Vegeta finalmente logró componerse y se levantó. "Bien mujer…" Comenzó lentamente. "Como estás esperando a mi hijo haré lo que pides, pero será mejor que entiendas algo. No tengo interés en este hijo fuera de su potencial de guerrero. Así que no esperes que sea un padre cariñoso como ese idiota de Kakarotto con su mocoso."

Bulma sonrió envolviendo sus brazos alrededor de su cuello. "Mira, sé que tienes que proteger tu precioso ego, así que si necesitas decirte que este hijo no significa nada para ti para mantener tu egoísta orgullo entonces no voy a discutir contigo… Ahora… si puedes quitar esa malgeniada expresión de tu cara que te hace ver más feo de lo que eres, en realidad podría permitirte tenerme en este momento."

"No tengo interés en tenerte, mujer." Dijo él gruñón resintiendo su control en la situación.

"Vamos, Vegeta." Rió ella bajando su campo de visión. "Ambos sabemos que eso no es verdad…"

En un rápido movimiento él agarró su rostro y entró en su boca. Vegeta extrañaba su sabor e imaginó tomarla ahí y ahora y era la única forma de detenerlo de matarla.

Él la levantó contra la pared y la penetró. Bulma envolvió sus piernas fuertemente a su alrededor, mientras colocaba su pecho contra el suyo. Sus jadeos rápidamente se tornaron gritos cuando lo sintió empujar más profundo dentro de ella. Extrañaba la sensación de él dentro de ella y planeaba saborear cada minuto con él. Vegeta estaba pensando lo mismo mientras continuaba empujando dentro de ella. Los dos se fundieron en el otro y después de unos minutos cayeron al piso una vez que se liberaron. Después de que lograron recuperar el aliento, Bulma fue la primera en levantarse y cerrar el agua. Agarró una toalla y se secó, luego se la lanzó a Vegeta. "Te veré esta noche." Se burló ella mientras salía.

Vegeta se sentó en el piso por un tiempo mientras dejaba que todo lo que había pasado se asimilara. Ganó un hijo y recuperó a Bulma. Bueno, al menos físicamente. Sabía que no tenía que preocuparse por ella y otros hombres. Pero no podía entender por qué una sensación de miseria continuaba plagándolo. Había obtenido exactamente lo que quería, acceso ilimitado a ella, exclusividad y un hijo. Pero no era suficiente. Sabía que no la tenía completamente. Que estaba donde comenzó, sólo teniendo su cuerpo, nada más; nunca su preocupación o cuidado, y nunca sintiendo la totalidad de estar unido a ella. 'Por ese hijo.' Siseó él para sí. Ahora no tenía esperanza de liberarse de su atadura a esa mujer. Imaginó que su miseria era algo con lo que tenía que aprender a tratar; junto con la idea de tener un hijo.

------

Tarde esa noche, Vegeta se le unió a Bulma en su cama; su cama nueva. Había comprado una cama nueva por su acuerdo original, pero nunca tuvo la oportunidad de estrenarla. Vegeta imaginó que tendría diversión con esa actividad.

Los dos pasaron la noche juntos, pero no en la forma como Vegeta hubiese preferido. Bulma declaró que estaba exhausta para permanecer despierta, pero Vegeta imaginó que esto era más un presagio del resto de su tiempo juntos. Se acostó en la cama por horas sólo mirando al techo después de que Bulma se durmiera. Miró su figura durmiente y se preguntó si esto era una especie pago cósmico por todo el mal que había hecho. Aquí estaba él, acostado en la cama junto a la única persona por la que había logrado sentir algo, y ella no sentía nada por él. Cerró sus ojos y desvió la mirada.

Después de que lo terminó todo en lo que podía pensar era cuánto la quería de regreso, pero su orgullo no le permitiría quedarse con una mujer que no sentía nada por él. Pero aquí estaba, de nuevo con ella, y unido eternamente por un hijo. Vegeta cerró sus ojos y se giró de costado para dormir. Intentó aclarar su mente y concentrarse sólo en lo que era importante… Alcanzar la legendaria transformación de Súper Saiyajín… Destruir a los androides… Matar a Kakarotto… No necesariamente en ese orden, pero esas eran sus metas; al menos las únicas que podía sondear realizar. Entonces se desvaneció en un pacífico sueño de asesinato, destrucción y dominación universal.

------

"Bulma!" Una chillona voz llegó desde afuera de la habitación de Bulma a las nueve de la mañana siguiente.

Bulma se sentó en la cama mientras Vegeta se rodaba y colocaba su almohada sobre su cabeza. "Qué quieres madre!" Gritó Bulma frotando sus sienes ante la molestia de su madre.

"Siento interrumpirte, querida, pero me preguntaba por qué tu GINECOBSTETRA llamó para confirmar una cita para ti?" La Sra. Briefs rió adivinando la maravillosa noticia.

"Madre, yo no…"

"Vamos, Bulma… Debo esperar ser abuela pronto?"

Bulma imitó la posición de Vegeta mientras se desplomaba y colocaba su almohada sobre su rostro. "Vete, madre!" Amortiguó Bulma a través de su almohada.

"Oh, es verdad." Comenzó la Sra. Briefs prácticamente saltando de alegría. "Bulma, eso es maravilloso… Yamcha lo sabe? Oh, esto es maravilloso! Supongo que ahora los dos regresarán juntos… Apuesto que te propondrá matrimonio… Es un joven tan responsable. Y tu hijo! Oh, apuesto que será tan fuerte como su padre!…" La Sra. Briefs continuó balbuceando en lo maravillosa que iba a ser la vida de Bulma, mientras Bulma comenzaba a presionar la almohada más fuerte contra su cabeza como si la asfixia fuera mejor que escuchar el incesante balbuceo de su madre.

Vegeta, mientras tanto, estaba usando todo el control para detenerse de atravesar la puerta y matar a esa irracional mujer. Realmente, declarar que su hijo era de Yamcha! Qué ofensivo! Él retiró la almohada de su cabeza y miró a Bulma visiblemente agitada. Entonces sonrió mientras se giraba y retiraba la almohada de su rostro. "Si la mato, crees que alguien podría quejarse?" Preguntó Vegeta despectivamente.

Bulma sonrió levemente. "Déjame pensarlo." Dijo ella burlona intentando ignorar el incesante balbuceo de la Sra. Briefs.

"Bulma," Gritó la Sra. Briefs, "Vamos, esto es importante, querida… háblame!"

"Vete, madre!" Gritó Bulma desafiante como si fuera la última vez que fuera a decirlo.

"Bulma," Gimoteó la Sra. Briefs, "No voy a irme hasta que hables conmigo."

"Si no te callas en este momento, mujer, te mandaré a la próxima dimensión!" Siseó Vegeta rompiendo su silencio.

"Vegeta?" La Sra. Briefs se detuvo en seco. "Qué estás…" Ella rápidamente colocó su mano cobre su boca. "Oh dios…" Permaneció en shock mientras se giraba y alejaba.

Bulma comenzó a reír incontrolable. Vegeta frunció mirándola. "Qué es tan divertido?" Dijo él.

"Sólo pensaba en lo sorprendidos que estarán todos cuando lo descubran." Rió Bulma. "Digo, los dos… Cuán ridículo suena?"

"Y?" Preguntó Vegeta ofendido al pensarlo como una broma. "Qué me importa lo que tus amigos piensen?"

Bulma sacudió su cabeza. "Tengo trabajo que hacer." Susurró ella mientras entraba en su baño para cambiarse.

Vegeta se sentó en la cama por un momento y pensó en lo que el resto del año iba a ser para él. No quería tratar con Bulma y su hijo. Había sido demasiado para él. Escasamente dejaba que sus emociones salieran a la superficie y menos una vez que estuviera ahogándose en ellas. Cerró sus ojos decidiendo lo que tenía que hacer. Sabía que nunca alcanzaría su meta si pasaba el resto de los tres años consumiéndose por lo que no tenía con esa mujer. Decidió consumir su vida con nada más que entrenamiento constante.

------

------

La vida de Bulma fue consumida completamente con su hijo. Los meses siguientes al nacimiento de Trunks y los meses después, Bulma y Vegeta escasamente se veían. Vegeta continuó entrenando intensamente e intentó ignorar la chochera de Bulma por su hijo. El cual llamaba Trunks. De ella. Vegeta escasamente tenía algún contacto con el niño. No es que se saliera de su camino para mostrar interés, sino que era casi como si intentara mantener a Trunks para ella sola; como si estuviera recordándole constantemente lo mucho más importante que era su hijo para ella que él.

Vegeta logró dar un nuevo golpe bajo hacia el fin de la espera de tres años por los androides. No había logrado alcanzar el Súper Saiyajín y Bulma estaba volviéndose más extraña para él todos los días. No había estado con ella desde unos meses antes de que Trunks naciera, y ahora pasaba sus noches en la habitación del niño con él. Vegeta había tocado un punto de completo fracaso. Más que otro, tenía unos cuantos. Decidió que su entrenamiento en la Tierra se estaba volviendo inútil, especialmente con todas las distracciones. Así que se dirigió para el espacio en espera de que pudiera dejar pasar todo. Quería olvidar que Kakarotto era un Súper Saiyajín cuando él no podía alcanzarlo, intentó olvidar que unos androides estaban destinados a matarlo y desesperadamente intentó ignorar el hecho de que una mujer por la que había logrado preocuparse, devolvía sentimientos por él que no eran más que algo superficial.

------

Fin

------

Nota de LGV: Ese es el fin… de los tres años. Ya saben lo que sigue… los androides, el Trunks del futuro, Cell, SSJ2, etc, etc… Bien, para todos aquellos listos para castigarme por un triste final, esperen… Tengo buenas noticias. Ya estoy escribiendo una secuela/conclusión de esta historia llamada "Complemento" que publicaré pronto. Tiene lugar después de la saga de Cell… la cual para ser honesta es cuando creo que el amor realmente llega… Digo… Miren cómo se trataban en la saga de Cell… escasamente parecía amor para mi!… Me desvié… Saldrá pronto, sólo es un capítulo pero es largo y abarcará todas las cosas buenas, ADEMAS incluiré un lemon de buena medida… Confíen en mi, será estimulante igual que lo fue Superficial… Así que cuando dejen sus reviews no me golpeen!

Nota de Inu: Hola!!!... Un millón de gracias por todos sus lindos reviews, me satisface enormemente que esta historia les haya gustado tanto, lamentablemente ya termina pero pronto publicaré la traducción de "Complemento" así que podría decirse que aún falta un capítulo más... jejeje... Espero que se hayan divertido, hayan llorado, se hayan enojado, se hayan emocionado, en fin... me alegra haber terminado un fic más de LGV... pero mi misión aún no termina, esperen próximamente otra emocionante e interesante historia de mi autora favorita... Besos y abrazos para todos y hasta pronto!!!...

------