You know I'm no Good.

(Elliot PoV)

- Jazz, deja de insistirle a Elli –la tía Alice hacía un puchero mientras decía eso.

- Pero, Al…-suplicó.

Por lo general el tio Jasper era alguien que se respetaba. Su rostro era aguerrido y leonio, con ese toque de rudeza y agresividad necesaria para que sin proponérselo asustaría a las masas pero en cuanto se trataba de mirar a la banda en el primer ensayo que casualmente se haría en la Mansión todo eso se convertía en alguien necesitado y desesperado. Aún no sé como dejé que esos buenos para nada decidieran que "Mi casa era la más nueva y ahí practicaríamos"… Y el abuelo Carlisle me hizo las cosas difíciles al aceptar a eso.

- Está bien, ya dije que no hay problema. El tío Jasper siempre será bienvenido a las prácticas de Garage.

- ¡Si! – exclamó. Pude ver su dentadura blanca resplandecer y entonces corrió a quien sabe donde a hacer quien sabe qué cosa.

- Elliot, has desatado a la bestia – se quejó la tía Alice. Por un momento pensé que en serio no le agradaba que al tio Jasper se le dejase entrar, pero su rostro de duendecillo mostró una sonrisa juguetona- Bueno, ya que hoy al fin mostrarás a parte del mundo tu nueva apariencia he tenido que salir por Soho para celebrar eso y ¡¿A que no sabes?! Tu gran tía Al te ha traído un nuevo repertorio de ropa que te quedarán justo a la medida.

- Oh, no…- susurré.

- ¡Oh, si! – gritó dando saltitos de euforia – Te pude ver con toda la ropa, además compré el traje para tu graduación…

- Iré a…vestirme – dije.

Acababa de salir del baño y fui asaltado por el tío Jasper, además la tía Alice que me acababa de decir que mi ropa tenia nuevas adiciones a no ser que la antigua haya sido quemada en esa piscina donde aún quiero hacer cenizas los restos de Edward-Y no me importa que estés escuchando, aún quiero quemarte- aunque eso era banal por completo.
El cabello mojado escurría gotas de agua a los costados de mi rostro y en mi espalda donde ese nuevo cabello cobrizo más o menos largo caía.

- Elliot – Una voz detrás de mí me llamó pero lo único que hice fue ignorarlo.

Era Edward. Desde la discusión sobre la inminente transformación de Josh no le había vuelto a dirigir la palabra para otra cosa que no fueran monosílabos como simples "Aja, si, no, whatever" y aún no me sentía en el ánimo adecuado para decirle otra cosa que no fuera eso.

-¿Qué? – pregunté deteniéndome un segundo y mirando por encima de mi hombro.- No tengo tiempo en este momento.

Continué caminando hasta mi habitación y cerré la puerta. Ahora ya tenía más de mi, con las paredes pintadas de rojo y las cortinas negras además de la sobrecama rojo escarlata que con el mueble de cama negro minimalista era el toque exacto que a mí me gustaba tener. Yo encerrado en mis sombras. Vislumbré encima de la cama un pantalón negro.

- Seguro es algo de lo que la tía Alice me compró.- Me dije a mí mismo.

Tomé la ropa y me vestí en poco tiempo. Eran unos pantalones negros algo ajustados, un cinturón negro también pero con el detalle de la hebilla en plata y una simple camisa blanca pero con un chaleco blazer en negro. Al verme en el espejo no podía negar que me veía bien…antes me molestaba que mi cabello se notara demasiado pero ahora eso solo hacía mejor como me veía. ¿Quién lo diría?
Moví la cabeza unas cuantas veces para que el cabello tomara una forma natural ya que se estaba secando, fui hasta mi escritorio y tomé mi reproductor de música para escuchar de nuevo la canción a la que pensaba hacerle ese arreglo con piano. Sería justo a la mitad, donde una parte se repetía una y otra vez y necesitaba algo que la completara.

Algo que le diera esencia.

Antes de que siquiera escuchara los nudillos tocar la puerta, volteé la cabeza y miré hacia el sitio. La voz maternal de la abuela Esme retumbaron con melodiosidad.

- Elliot bebé, tus amigos han llegado.- Abrió un poco la puerta asomando sus ojos ámbar y yo asentí para ir en ese momento.

- Ya voy, Abuela Esme.- contesté educado, entró un poco para sonreírme bien y después volvió a retirarse.

Ella y toda mi familia habían planeado esto con mucha antelación y lo sabía de antemano…pero ¿Qué locuras podrían suceder? Con un tío fan, otro muy bromista, dos preciosas tías diferentes como el día y la noche y por supuesto…unos abuelos que parecían ser mas mis hermanos mayores que abuelos.

Pero sobre todo, con un padre que era mas un púber emo que seguro haría caras de desagrado cuando comience a fisgonear en sus cabezas. Es su problema si ve tan natural ser chismoso. Sea o no normal, el que Edward esté ahí era algo bizarro que ni en mis mas perturbados sueños creí que podría suceder.

- So..Let the flames begin.- susurré encaminando mis pasos al pandemoniúm que seguramente habría en las horas siguientes.

Solo bajar las escaleras fue suficiente: con ver la cara de Josh tan plana como la de un muerto, la boca abierta estilo máscara de "Scream" o mas bien, como el cuadro de Picasso llamado "El Grito". Miraba a mis dos tías, y luego no sabía a donde dirigir las miradas, que parecían escudriñarlo todo como pequeñajo de cinco años. ¡Debo sacarlo más de su rancho! Seguro que no podía creerse que estaba de hecho en una casa con siete vampiros y un híbrido. Bueno, Josh…¡Bienvenido al Freak-show!

- ¡TU FAMILIA HEMATÓFAGA ES LO MEJOR!- gritó boquiabierto.

¿Creo que escuché lo que acaba de decir? ¡¿El idiota de mi mejor amigo acaba de decirles hematófagos?! Si algo de lo que Josh carece, es discreción.

Realmente, solo quería meterle una bola de calcetines a la boca.

--------------------------------------------------------

Aloha de nuevo, y después de mucho tiempo!
Bueno, MILLONES de disculpas por demorar UN AÑO ENTERO por no actualizar. Muchas cosas sucedieron...Y USTEDES LECTORAS DESCONSIDERADAS me hicieron tomarme la molestia de volver a escribir!
*Asuka se rie descontroladamente, dejando salir el espíritu perverso que tiene*
No, no...mentira. No crean que lo hice a drede...le tengo muy alta estima a lo poco de uñas que conservan y creanme cuando lo digo por que surgieron cosas que estaban muy fuera de mi control. -NO ESTUDIEN DISEÑO GRÁFICO SI NO QUIEREN CONVERTIRSE EN ESCLAVAS SIN VIDA- Y aparte de eso, un Foro Rol me enganchó y cuando una se engancha...ustedes saben, es muy difícil que te salgas. Gracias (bueno, ni tanto) a Dios tuve un accidente que me hizo físicamente imposible seguir escribiendo como obsesa y AL FIN estoy actualizando de manera oficial mis fics.

Ya sé...desde Diciembre del 2008 mandé un aviso a todas mis historias de que reanudaría inmediatamente los fics y para ello no hay excusa.

Así que si aún quieren darme una segunda oportunidad, prometo que actualizaré cada semana todos los fics.

Edward:
¡Y YO DONDE QUEDO!? ¿Sabes que me he quedado en situaciones medio raras? He estado un año afuera de cacería en Celos, me has dejado lidiando con un hijo Adolescente en esta historia...y aparte, soy un mentiroso en Your Love Is a Lie. ¿Necesitas mas pruebas para que veas que me la he pasado mal?
Autora: ¡Lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento!
Edward: ....¡Y para terminarla debo TEXTUALMENTE -ya no hablo de forma literal- MILLONES DE BESOS HÚMEDOS! Que por cierto, me he quedado por estos lugares vigilando y te han copiado con esto de los besos. Tu fuiste la pionera y ahora te han plagiado esa forma tan reconfortante de expresar a las lectoras fieles el que nos lean en cada fic.
Autora: ¡Eso si que no lo sabía! Sabes mucho, Ed....tendremos que comadrear después de esto. ¡Tienes TANTO que contarme!
Edward: Y tu tienes tanto que escribir, saco de pulgas flojo.
Emmett: ¡No tienes verguenza! Me dejaste a miii! Emmy-Pooh...solo, desamparado...pasando frío...hambre.
Jasper: ¡No seas una drama-queen! Tu ni siquiera sientes el frío, y hemos salido a morder a las lectoras mas fieles de Asuka Ishida en su ausencia.
Emmett: -se va a su rincón-
Autora: ¡Emmett! ¡Jasper! -le brillan los ojos- No tienen una idea de cuanto les he extrañado, chicos.
Jacob: Tsk...¬¬ ha regresado.
Autora: Si, Jacob...hola -le sonrie amorosamente- No te preocupes, aprendí a amarte cuando leí Amanecer.
Jacob: -Cara de estar siendo absorbido por la dimensión desconocida-
Autora: ¿Quien lo entiende? ._. Si el pedía ser amado...
Carlisle: -desciende con aura dorada- Tiene la cualidad de ser una criatura depresiva.
Autora: ¡CARLISLE! -se postra a sus pies- PIDO...IMPLORO MISERICORDIA...PERDÓN DIVINO!
Carlisle: Todos merecemos una segunda oportunidad para redimir nuestras incordias, querida.
Autora: -con los ojos lagrimeándo- Eres tan magnánimo...
Emmett: ¿Decías que yo era la drama-queen? -mira a Jasper indignado-
Jasper: Retiro lo dicho...la autora se lo lleva sin dudarlo.
Edward: ¡Está loca! -se voltea a las lectoras con mirada seductora- Pero yo quiero comenzar a repartir besos...

Así que ya saben chicas, Asuka Ishida está de vuelta y esta vez PARA QUEDARSE.

Solo imploro una segunda oportunidad para que me permitan entrar hasta la pantalla de sus portátiles, pc's y me concedan el honor de que lean las locuras que escribo.

Y si quieren que Edward, Emmett, Carlisle,
Jasper, Jacob...e incluso Elliot les manden
besos húmedos y sexys, solo tienen que
mandar un review!


Que Carlisle todo-poderoso les cuide!