El diario

—Todo por un estúpido diario— se quejaba un joven que aparenta no tener más de 20 años.

Paseaba por las calles de una bonita ciudad llamada: ciudad Celeste.

Tal vez ella tenía razón, iba pensando…pero no debió haber escrito eso.

Flash Back:

— ¡Ash!—exclamo una joven pelirroja, sorprendida y feliz por la visita de "su mejor amigo"

— ¿Como estas Misty?—pregunto un Ash sonriente y halagado por el entusiasmo de ella.

—Bien, gracias, ¿tu?

—Igual.

Ella estaba tan anonadada que no se daba cuenta aun que tenia al chico pasando frio afuera. Luego de un minuto recapacito:

—Oh…claro, pasa, pasa.

Lo guio hacia la cocina donde había una mesa rodeado de cuatro sillas. Le indico que se sentara en una de ellas mientras que Misty permaneció en pie.

— ¿Y qué haces por aquí, antes de navidad?—pregunto curiosa.

—Vine a visitar a mi mejor amiga—contesto intentando sonar convincente. Eso le pareció—… ¿acaso no se puede?

— Claro, gracias…—musito la otra avergonzada y sonrojada —.Mmm ¿te molesta si te dejo solo un ratito? Necesito alimentar a los pokemon que faltan…

El joven asintió con la cabeza y Misty se fue.

—Espero poder decirle esta vez que yo…—murmuro pero se detuvo.

Su mirada se concentro en un diario que estaba encima de una encimera. Curioso sin poder convencerse que lo que estaba por hacer estaba muy mal, lo tomo.

—Seguramente es de ella. Hum…—sin soportar las ansias vigilo que su amiga no estuviese cerca y abrió el diario. Paso hojas y hojas pero algo llamo su atención.

Su nombre.

Intrigado decidió leer aquella parte:

Querido diario:

Hoy te escribiré de mi mejor amigo Ash...bueno aunque no sé si lo es.

Desde hace mucho tiempo el desgraciado inmaduro no vino nunca a visitarme, ni siquiera llamarme ni mucho menos escribirme.

Yo siempre estuve pendiente de él, se ve que no le intereso…y suele llamarme mejor amiga.

Ash detuvo su lectura, muy indignado. Y no es porque no quisiera leer más, averiguar si ella seguía escribiendo mal de él, pero estaba seguro que escucho a Misty cerca y dejo el diario, muy enfadado.

—Disculpa por dejarte solo, yo… ¿ocurre algo?— pregunto Misty preocupada y confundida por la expresión del chico.

Él no respondió. Misty frunció el ceño pero antes de regañarlo sus ojos se enfocaron en su preciado diario. Oh, oh, ¿Qué habrá leído? Pensó nerviosa.

—Así que…—el tono de Ash sonó molesto. Misty suspiro— eso piensas.

—Yo… bueno, pues si —admitió sonrojada, pensando que Ash le hablaba de sus sentimientos—. Lamento que te tengas que enterar de esta forma.

—Ahh claro quieres decirme con tus labios lo desgraciado y lo inmaduro que soy, ¿verdad?— se burlo él enfadado.

— ¿Qué? ¡ahhh!…eso era...

—Si ¡eso! … no puedo creer que pienses así.

— ¡¿Y como quieres que piense?! —Replico ya con mal humor—. Si es la verdad, además… ¡no debiste leer mi diario! —exclamo indignada.

—Qué pena…ya lo hice —dijo sin arrepentimientos ¡Ni pensar que él había ido para confesarle algo importante! —. Y ya que soy un desgraciado inmaduro me iré

—Genial, no te soporto así.

—Yo…no se a que vine, ¡no quiero verte más!

Esas palabras destrozaron el corazón de Misty…pero ella no se quedaría sin dar su respuesta

— ¡Pues yo tampoco quiero verte más!—dijo al borde del llanto— ¡vete!, vete—gritaba histérica.

Fin del Flash Back.

—Estuve mal —reconoció apenado. Observo detenidamente lo que llevaba en la mano derecha—. Creo que le tendré que devolver el diario que tiro sobre mi cabeza… ¡Ay no! —Se lamento recordando nuevamente —soy estúpido le dije que no la querías ver más.

Bueno, pero seguramente ella me perdonara, pensó intentado convencerse.

Antes de dar media vuelta y pedirle perdón una genial idea se le ocurrió. Se detuvo frente a una tienda, murmurando:

—Tal vez me perdone… no pierdo nada intentando.

— ¿Por que no guarde el diario? —Se quejaba Misty —.Seguramente porque pensaba que Ash nunca vendría…Bueno —suspiro— antes de ver los fuegos artificiales llamare a mis amigos para desearles feliz navidad.

Más tarde Misty salio de su gimnasio para presenciar la bonita escena en el cielo. No estaba muy contenta porque lo que paso con él pero intenta disfrutarlo.

De pronto su vista se torno oscura. Unas manos le taparon sus ojos. Ella se tenso y asustada intento quitarse al extraño de encima.

—No tienes porque asustarte, Misty.

Ella se paralizo al reconocer su voz mientras que él, lentamente quito sus manos del rostro de la chica.

— ¿Qué haces aquí?

—Vine a devolverte esto —Ash le entrego el diario que golpeo su cabeza después de la discusión durante su visita.

—Ahh —exclamo algo avergonzada y desilusionada— gracias.

—Misty…

— ¿Si?

—Yo... ¿a quién quiero engañar?…no soportaría no tener que escuchar tus gritos cada vez que te veo…los extrañaría demasiado —bromeo intentando calmar la tensión.

Ella frunció el labio.

—Supongo que gracias.

Él sonrió, un poco más confiado.

—Bueno si nuestra discusión comenzó por ese diario… ¿que te parece comenzar de nuevo?

Misty alzo una ceja y pregunto:

— ¿A qué te refieres?

Sin saber como expresarte opto por entregarle un objeto cuadrado envuelto en papel de regalo.

— ¿Qué es esto?

—Tu…regalo de navidad. Feliz navidad, Misty.

Por primera vez desde que apareció sonrió y se abalanzo contra él, casi tirándolo al suelo pero Ash mantuvo el equilibrio y le devolvió el abrazo gustoso.

—Feliz navidad —mascullo ella.

— ¿Seguirás abrazándome o abrirás tu regalo?

—Eh, si, disculpa…—se alejo con las mejillas rojas y desenvolvió el dicho regalo. Se sorprendió — ¡Ash! Es un diario.

—Si lo sé —sonrió burlón —yo lo compre.

— Muy chistoso…—dijo malhumorada— pero yo lo digo porque nuestra pelea fue por eso, por un diario

—Lo sé, por eso con este diario comenzaremos de nuevo.

—Gracias Ash…me encanta la idea.

—Uff —se alivio— que bueno.

—Pensé que ya te habías ido para Pueblo Paleta.

—Sí, yo pensaba que iba a hacer eso también —admitió apenado, rascando su cabeza —, pero creo que no podría irme sin decirte…

— ¿Qué…?

—Bueno que antes de irme quería que tu supieras que yo —de pronto sintió calor en sus mejillas — te…considero más que una mejor amiga —murmuro nervioso y muy rápido, por lo que ella al comienzo no comprendió.

—Ayy Ash pero eso yo ya lo… ¿Qué? —pregunto sorprendida.

— No te lo repetiré…es vergonzoso.

—Que malvado eres.

—Ahh si yo malvado te vengo a decir que te quiero mucho y tú te haces la que no escuchas —se quejo, olvidando ser serio.

—Bueno yo…—Misty se sonrojo. Tomo aire y al estar lista, susurro: — también te quiero Ash…demasiado.

El chico sonrío victorioso.

—Tonta.

Ella lo fulmino con la mirada y gruño:

— ¿Cómo me dijiste? ¿Acaso escuche bien?

—No sé si escuchaste bien, aquí la sorda eres tú.

— ¡Ash! —exclamo enfadada pero él ya le restaba importancia.

Sonriendo se acerco a la joven quien también avanzo, quedando uno frente al otro…Y sus labios se encontraron formando un hermoso beso.

Querido diario:

Ohh estoy tan nerviosa…te contare.

Ash me pidió matrimonio! Me casare en tres semanas, estoy tan feliz.

También estoy feliz por otras cosa, esta semana fue de lujo.

Me entere de que Dawn comenzó su noviazgo con Paul.

Y que May hace tan solo cuatros días tuvo mellizos, según ella, hermosos como su padre Drew.

Bueno, no se, estoy tan ansiosa que ya apenas puedo escribir pero bueno mejor dejo aquí porque tengo que descansar para que mañana este activa para los preparativos de mi boda

Y por si estás leyendo esto Ash, te amo

El joven moreno sonrió. Qué bien lo conocía.

— Yo también te amo Misty.


Hola n.n

Volvi a reeditar la historia, pase a leerla y era horrible como la había escrito la primera vez jajaja

Antes que nada quería agradecer algunas personas por ayudarme y animarme a que haga fics y los publique ^^

A Sumi, a Saori Lyz y a Ivette

Gracias por todo, me ayudaron muchísimo

El fic esta dedicado a ustedes chicas xD y a mi "familia" del MFC

Mmm capaz que le haga una secuela xD una continuación, pero no estoy del todo segura, se vera con el tiempo xD

Dejen sus reviews por favor ^^

Nos leemos

Por si les gusto esto, tiene secuela: https: / www. fanfiction s/ 3969242 /1/ todo-por-un-diario