Hola! A todas mis lectoras y nuevas lectoras.

Al fin esta noche doy inicio a mi nuevo proyecto! Un pre regalito de navidad XD!

DELUXE Drabb Machina

Jejejeje! n.n

Esta vez vengo con más drabbs! Y nuevas ideas y más lemons! Es que estas chicas mías son una traviesas todas XDDD! Muahahahahah!

Bueno no importa! Este es mi regalo de navidad para ustedes las que me siguen la pista! Y para la comunidad de prince of tennis aprobadoras del Hete!

Esta vez vengo con un RyoSaku

espero que lo disfruten!


Dedicado a Jackilyn-san


Drabb Número Uno:

Sacudida Gatuna

Esto no podía ser cierto.

Por mera lógica, esto no podía ser verdad.

Pero si estaba soleado esta mañana… y mucho. Tanto que se sentía de buen humor, y por ellos había decidido llevar a Karupin al veterinario, para su revisión médica y corte de pelo.

Sin embargo, el peinado nuevo de Karupin se vio arruinado cuando después, justo después de cerrar la puerta de la clínica veterinaria, la lluvia cayó como balde de agua fría. Violenta e inmediata, mojándolo a él y a su gato.

Karupin comenzó a temblar de rabia y asco al agua. Ryoma nunca se había dado cuenta de lo muy flaco y estilizado que era su mascota hasta que le vio con todo su pelaje empapado y pegado al cuerpo.

Debía aumentar la ración de comida.

Ryoma no dijo nada. Si abría la boca solo soltaría una sarta de palabrotas… las cuales su madre había prohibido pronunciar terminantemente y amenazado con quemarle la boca con una cuchara caliente si lo hacía. Se mordió la lengua y frunciendo el ceño caminó con pesar y fastidio a una parada de autobús.

Era techada. Por lo menos, se podía quedar ahí hasta que escampara.

Karupin temblaba y su dueño lo abrazaba para darle calor e impedir que se sacudiera… se negaba a seguir mojado y a que lo mojaran más.

El felino maulló ácidamente. –Lo sé, Karupin… yo también-. El dueño entendía a su mejor amigo.

-¿Ryoma-kun?-. llamó una persona. Inmediatamente, se dio la vuelta al encuentro de la persona que lo había llamado. Solo una persona lo llamaba así; con el sufijo y esa voz.

Ryuzaki…Sakuno.

La chica de largas trenzas y ojos muy grandes. Se había detenido en el mismo lugar que él, con una sombrilla, ya cerrada en su mano.

-Ryuzaki-. Reconoció el jovenzuelo sintiendo una ola de alivio en su barriga, inclinó su cabeza en forma de saludo y ella lo aceptó de manera igual solo que con una fina sonrisa. Ryoma no dejaba de ojear la sombrilla. Si tan solo pudiera pedirle la sombrilla, prestada… pero era Echizen Ryoma y ella Ryuzaki Sakuno, así que no sería tan difícil.

-¿Qué haces aquí?-. preguntó ella y lo miró como si le hubiese salido una cabeza en el cuello.

-Mi gato… veterinario-. Dijo él mordaz, y señaló la puerta del sitio de donde había salido anteriormente.

-Oh…-. Comprendió ella. Sakuno no pudo evitar sonrojarse, sentía que había dicho una estupidez y fastidiado a su inspirador amigo.

-Oi, Ryu – comenzó el muchacho antes de ser interrumpido por más agua.

Esto era ridículo. ¿Acaso el techito de la parada estaba goteando masivamente?

No. solo que no se había dado cuenta de que Karupin había quedado libre y se subió sobre la cabeza de su amo… y se dio la sacudida de su vida empapando a Ryoma y a Sakuno, esta última emitió un chillido de sorpresa.

-Kuso…-. Siseó Ryoma. Karupin se sacudió de cabeza a cola… Mucho mejor para el animal, pero ahora parecía un puerco espín extraño con cara chata. Volvió a los brazos de su amo quien lo recibió con una dura mirada.

Karupin maulló inocentemente lo que hizo que el ceño se frunciera aún más. Una risa burbujeante se erigió en el tenso ambiente Sakuno secaba las gotas que cayeron en su rostro con el dorso de su mano.

-Jajaja… que gracioso-. Ryoma s molestó. ¿¡Gracioso?! Estaba más que mojado y ahora ella… ¡Ja! Sip… era gracioso, ahora ella también estaba empapada…

Terminando su risa se acercó hacia el dueño del felino y le acarició la cabecita mojada suavemente. Ronroneando, Karupin e sintió comprendido en ese instante y la miró con sus grandes ojos azules brillantes haciendo la mejor mirada inocente y triste.

-Pobrecito…- susurró ella. –Ryoma-kun¿Está tu casa muy lejos?-. Preguntó mirándole con un ligero sonrojo. Él negó. –Entonces, deja que te acompañe… te vas a enfermar esperas así toda la tarde-. Dijo Sakuno viendo el cielo y la nube espesa y gris de lluvia, sacando así su sombrilla rosada a la calle…

No podía ponerse quisquilloso en ese momento…mucho menos insolente. Lo único que deseaba en ese momento era llegar a su casa y secarse y calentarse…y si era posible tomar antibióticos para prevenir un resfriado…y secar a su gato.

Había escuchado de sus senpais y compañeros de cómo solían acompañar a las chicas a sus casas, o como ahora, que solían caminar a las chicas en los días de lluvia bajo sus paraguas. Ryoma nunca creyó que podía pasar… mucho menos pasarle a él. Siempre había sido más rápido al salir de las clases o prácticas, con el fin de evitar cualquier otra muchacha fastidiosa.

No obstante… esta vez, era él quien era caminado hasta su casa... oh… si su padre lo viera, es más ¿qué le diría el viejo si le viera llegar con un chica?... más si dicha chica le había llevado hasta su casa… y bajo un paraguas…¡rosado!

Sacudió esos pensamientos de su cabeza, no podía quejarse…era esto… o quedarse mojado y esperar a que escampara (lo cual iba a tardar bastante, y no era ningún secreto para él, Karupín o Sakuno)

Oh vida cruel…bajo un paraguas rosado. Al menos era lo suficiente grande para ambos. –Vamos, Ryoma-kun-. Llamó ella sacándolo de su pensamiento filosófico.

Ryoma se apresuró a cargar bien a Karupin en sus brazos y a colocarse bajo la sombrilla. Ryuzaki comenzó con un paso lento para acompañar a Ryoma. -¿No haré salirte de tu camino?-. Preguntó Ryoma mirándola de reojo.

-¿Eh?-. Sakuno estaba distraída… pensando en otras cosas saben… como por ejemplo… el hecho de tener al chico que más te agradaba bajo tu sombrilla favorita… XD.

-Que si no te estaría haciendo desviar de hacia donde vas-. Aclaró Ryoma.

-¡Oh! Si si… digo no, no…-. Sakuno comenzó a balbucear. –¡No!... no, no hay problema, Ryoma-kun. Solo voy, por algo a la casa de Tomo-chan-. Para lo que le importaba a Ryoma quien era dicha persona.

-Además… la abuela no me perdonaría si dejara a uno de los titulares en la lluvia, teniendo la capacidad de ayudarle-. Dijo con sinceridad, como si recitara un principio de vida.

Fue un largo trecho acompañado por silencio y solo el sonido que hacían las gotas de lluvia sobre la tela impermeable. Cansado de cargar a Karupin dejó que este se subiera por sus brazos hasta sus hombros, manteniendo un gran equilibrio, lo cual hizo sonreír a Sakuno, haciendo que ambas miradas, una felina y otra casi parecida, la miraran. Ella se volvió creando molestar. El muchacho disimuló su diversión. Esta muchacha o era tímida o educada en extremo.

Ryoma movió un poco el hombro donde Karupin estaba posado y con destreza saltó al hombro izquierdo de Sakuno sorprendiéndola y deteniéndose en sus pasos. –No se caerá-. Dijo Ryoma. –No te preocupes. Es un gato y puede mantenerse en equilibrio mejor que… que una persona-.

Sakuno asintió vacilante pero aún así su paso era inseguro y lento. No se perdonaría si algo le pasara al gatito de Ryoma-kun, que se veía muy fino y caro a pesar del pelaje mojado.

Para mantener el paso que habían llevado hasta ese momento, Ryoma tomó el mango de la sombrilla con ella aún sosteniéndole y empujarla hacia delante, probando como el gato no se caía, al contrario seguía muy tranquilo. Así se largaron por la acera alejándose de los edificios comerciales hasta los suburbios.

…Ok, me estoy cansando de esto… disculpen… pero digamos entonces que ya llegaron a una casa con un templo como anexo (algo muy peculiar).

-Ya llegamos-. Anunció Ryoma, haciendo que Karupin saltara hacia él. Maulló hacia la chica a la cual siguió viendo con curiosidad. -…Muchas gracias Ryuzaki-. Dijo Ryoma en voz baja… no estaba acostumbrado a demostrar sus normas de urbanidad (lo cual su madre siempre le corregía) y le hacía falta su gorra para ocultarse.

-¡Ah!… ¡No fue nada, Ryoma-kun!-. exclamó ella saliendo de sus pensamientos, acariciando asimismo detrás de las orejas de Karupin.

Le dio una mirada a la muchacha y la miró con escepticismo. –Creo que ya te vas a enfermar… ¿Tienes fiebre?-. preguntó colocando una fría mano sobre la frente de la chica que lo había acompañado, debido a que el sonrojo en sus mejillas era muy grande el cual se profundizó de un rosa a un rojo escarlata.

Ella se retiró un poco, y sacudió la cabeza. –Lamento las molestias. ¡Hasta luego!-. Susurró ella. El "príncipe" le miró extrañado cuando ella retomó su camino lejos de su casa en un cuidadoso trote, pero se encogió de hombros. Siempre fue muy rara, siempre excusándose… incluso cuando no había nada que ella hubiese hecho mal.

Lo que nunca se enteró Ryoma fue de que desde que él fue el que comenzó a llevar el paso, había sujetado el paraguas… que ella también sujetaba… ambas manos, la de él sobre la de ella.

Al final de todo… ¿quién había acompañado a quién?

El mundo estaba loco.

Fin.


Bueno… o.o ese fue el primero de la ronda del año 2007 XDDD. Les pido un inmenso perdón, estaba ocupada y la inspiración se negaba en volver, la tuve que regresar a juro, pero ya casi termino este semestre y podré darle de lleno! Este nuevo año me colmará de inspiriación eso ni lo duden.

espero y de verdad les haya gustado este drabb, me costó mucho conseguirlo, pero al final ustedes serán mi verdadero veredicto. XD.

Las quiero a todas a todos, y espero que reciban una feliz navidad!

Descuiden… intentaé hacer un fic acerca del cumpleaños de Ryoma-kun… jejeje


DELUXE Drabb Machina

Escrito por: Arihdni

Todos los drabbles que se presentarán aquí son pedidos hechos por mis lectoras.

No acepto pedidos recientes mientras esté en este proyecto y ni pienso tenerlos en cuenta en un futuro. Tengo una agenda ocupada.

Estos pedidos son regalos para las Señoritas que recibieron mi correo con justo merecimiento. Yo solo escribo y desarrollo lo que a ellas les gustaría leer de mi.

Los personajes y sus nombres no me pertenecen a mi, pertenecen a Konomi Takeshi, autor y mangaka de Prince of tennis.

Esto lo hago sin fines de lucro.

ES FANFICITON.

Creánme… si PoT fuera mío… habría RyoSaku en cada capítulo… y a Tomoka le pasaría un camión por encima todos los días.

(XD lo siento, fans de tomoka)