Novia de alquiler

Capítulo 27 - Un enlace extraño, ¿qué será de Kamatari y Soujiro?.

Abrió de golpe las ventanas de la habitación y ensanchando las aletas de su nariz comenzó a respirar agitadamente, levantó su mano hacía su rostro para moverla compulsivamente y así conseguir más aire, su rostro se había vuelto más pálido y sentía la necesidad de desmayarse y no despertar a la realidad. Ni siquiera el contacto de unas manos en sus hombros consiguió perturbarlo más de lo que ya estaba.

-Hijo mío de mi alma, ¿estás bien?..-le preguntó Okina bastante preocupado..-dile a tu padre que te duele y haré todo lo posible para evitar tu mal..-sus ojos se humedecieron..-no me gusta ver a mis hijitos sufriendo.

Soujiro desvió su mirada hacía atrás para ver el rostro compungido de su supuesto "padre" y su corazón bombeó con más fuerza la sangre que estaba pasando por sus venas, sus labios temblaron y sintiendo que su mundo se estaba volviendo oscuro, se desmayó en los brazos protectores de su "progenitor".

-Creo que el papel de padrino le queda demasiado grande..-comentó Kiotsu al acercarse al joven..-¿no habrá pillado una gripe?.

Aoshi sintió como un tic pasaban por su ceja y cruzándose de brazos, entrecerró su mirada para gruñir con rabia. El muy puñetero se desmayaba para no hacer su papel, pero eso no le iba a doblegar y aunque tuviera que llevarlo a rastras sería su padrino. Avanzó hasta el cuerpo adormilado del joven Seta y comenzó a moverlo con el pie, mientras el desmayado hablaba entre sueños.

"El estaba huyendo del peligro y sus ojos se volvían rojos de la tensión que estaba acumulando en ellos, y cada dos por tres su piel se erizaba más al escuchar como los pasos de alguien se aproximaba peligrosamente a él. Desvió ligeramente su mirada y vio los brazos enormes y abiertos del mal."

-¡Nooo Kam déjame!..-se expresó entre sueños y moviéndose agitadamente.

Los hombres se miraron detenidamente a los ojos y abriendo la boca un leve rubor surcó por sus mejillas. El más jovencito, el que tenía un rostro más inocente, estaba teniendo un sueño....

-¡ERÓTICO!..-alzó la voz Okina..-¡no me puedo creer!..-una sonrisa se adueño de su expresión y juntando su mejilla con la de su hijo..-¿lo ves? como se nota que estamos echo el uno para el otro, he encontrado a la suela de mi zapato..-sus ojos se volvieron brillantes..-mi niño se parece mucho a su papá, ¡que orgulloso me siento!.

-Es extraordinario..-aplaudió Kiotsu al saber la noticia..-mi hija ha encontrado a su media naranja.

Aoshi abrió los ojos perplejos por las palabras de los ancianos y nuevamente se sintió marginado por esta sensación de incomodidad. De verdad, que no había forma de hacerles entender que el sueño de Soujiro era en realidad una pesadilla.

Y dejando a los chicos que seguían observando al desmayado.

----

En la habitación en donde se encontraba la futura Sra. Shinomori, había una guerra campal y justamente la novia se encontraba en medio de ella, sus brazos habían sido capturados por varias manos y la estiraban de un lado hacía otro como si fuera un simple chicle. Sus ojos se habían vueltos espirales y sentía como estaba a punto de ser desgarrada por estas salvajes hienas.

-¡Yo seré la madrina!..-gritó Nista con fuerza.

-¡Ni hablar vieja!..-exclamó Okon..-¡La madrina seré yo!.

Kamatari le metió un codazo a Osamu y la tumbó a un lado de la habitación y enseñando los dientes con ferocidad.

-¡A la porra anticuadas!..-exclamó furiosa..-¡la madrina seré yo, ya que mi adorado novio será el padrino!..-les lanzó rayos mortales a sus dos rivales..-¡¡y como es tradición, las madrinas deben ser las parejas del padrino y estáis bien flipadas si pensáis que os dejaré con mi Seta!!.

-¡Me vais a partir en dos!..-sollozó con pena Misao..-¡socorro!.

Pero ninguna de esas brujas le prestaron la atención que debía ser y se observaron con más maldad que antes, Okon esbozó una sonrisa con malicia y pegándole un pisotón a la vieja, consiguió desequilibrarla y de este modo le pegó una patada en el trasero para tumbarla en el suelo y dejarla fuera de combate.

-¡Fuera estorbo!..-exclamó Okon más furiosa..-¡las viejas no sirven!..-y sonrió con satisfacción al verla rodar por el suelo.

-¿No vas a defenderme hija mía?..-le preguntó Nista al apretar con fuerza su puño.

Kamatari curvó sus labios, dirigió su mirada hacía la apenada de su madre y suspiró con tragedia, luego la levantó hacía su rival y le enseñó los dientes y en ese intercambio de miradas, el corazón dulce de Nista se lleno de orgullo al saber que su niña iba a defenderla de este ataque y llevándose las manos a su pecho suspiró con amor maternal.

-¡Ni borracha te defendería!..-exclamó Kamatari bruscamente para dejar a su madre perpleja..-¡me las has echo pasar canutas con tus tonterías y encima eras mi rival, así que los lazos familiares no me sirven de nada!..-le enseñó la lengua y..-¡has perdido y te fastidias!.

Nista comenzó a llorar para comenzar a gemir con dolor, al comprobar que había creado a un "monstruo" y las manos suaves de Osamu se colocaron en su hombro para consolarla ante esta vil traición. E incluso Misao comenzó a llorar pero no por escuchar las palabras cariñosas de su amiga Kamatari, si no, por sentir que su cuerpo estaba siendo dividido en dos.

Con una fuerza surgida de su interior la novia les clavó sus uñas y escuchando el grito de dolor de ambas mujeres, sonrió con fascinación al comprobar el mal que les habría infringido, se colocó en guardia para contra atacar ante un posible ataque por parte de esas salvajes y achicando la mirada.

-Muy bien brujas..-soltó bruscamente..-se acabo de estirarme de esa manera y ahora mismo todo este rollo se va a acabar.

Okon y Kamatari se masajearon las manos adoloridas por ese ataque tan cobarde y dirigiendo sus miradas apenadas hacía Misao, sus labios temblaron rabiosamente y mostrando un aspecto de pena, intentaron dulcificar el corazón cruel de la novia.

-No vais a conseguir debilitarme ante este truco, pero os puedo asegurar que si continuáis de esta manera no seréis la madrina..-dirigió su mirada hacía las perdedoras y sonriendo con más amabilidad..-así que os voy a castigar y haré que Osamu haga ese papel.

Okon y Kamatari abrieron los ojos perplejas ante esta situación y la ganadora empujó de mala forma a Nista para conseguir que se estrellará contra el suelo y alzando los brazos al aire comenzó a saltar con victoria.

-¡He ganado!..-gritó con más fuerza..-¡OS HE GANADO PRINGADAS!..-les señaló a todas con malicia..-¡PERDEDORAS JAJAJAJAJA!

----

Okina sujetaba de la cintura a Soujiro mientras le pasaba un paño de agua fría por el rostro, tanto padre como "hijo" caminaban hacía la parte de atrás del Aoiya en donde se había preparado el altar para oficializar la boda. Y Kiotsu permanecía al lado del novio para evitar que cayera al suelo y es que de repente sus piernas se habían vuelto más debiluchas y sus huesos crujían con un ruido desagradable, arrugó la nariz al volver a escuchar la sinfonía de sus piernas.

-¿Bebías mucha leche de pequeño Joven Shinomori?..-le preguntó Kiotsu con inocencia..-sabes que el calcio está muy bueno para los huesos.

Aoshi levantó su mirada avergonzada hacía el padre de la psicópata y se maldijo por esta situación tan ridícula, nunca le había pasado nada de esto y es que se sentía impotente por esta situación, él era alguien frío, reservado y esquivo con todas las personas que le rodeaban y ahora de la noche a la mañana, se había sociabilizado abrutadamente.

-¡Ey!..-ambos alzaron sus vistas hacía el origen de esa voz y vieron como Okina les saludaba..-¡no os retraséis!..-exclamó con morros..-¡que a mi hijo le va a dar un sincope!.

-No me llames así..-susurro furioso..-por cierto Okina..-alzó su vista cansada hacía su "supuesto padre".

-Llamame papá..-soltó Okina..-también puedes llamarme papi o papuchi como tu quieras corazón.

Nuevamente se llevó una mano a su cabeza y sintió como deseaba desmayarse y desaparecer de esta realidad, y es que soportar tantas ideas absurdas le estaban pasando factura a su mente tranquila y amable. Entrecerró su mirada y carraspeando fuertemente.

-¿He hablado entre sueños?..-preguntó secamente al ver como su "padre" alzaba el rostro hacía el cielo y comenzaba a silbar con ignorancia a sus palabras..-¡no te hagas el sueco!.

-¿Cómo?..-abrió los ojos con ignorancia.

Soujiro iba a volver a insistir sobre su pregunta cuando la mano de Kiotsu se apoyó en su hombro y consiguiendo la atención del chaval, vio la sonrisa agradecida del otro viejo loco.

-Seguro que seréis muy felices juntos..-soltó Kiotsu..-te doy permiso para que le pidas la mano a mi niña.

Seta agachó la cabeza y se masajeó la sien para intentar relajar su mente, lo que estaba viviendo le era muy surrealista y deseaba salir de toda esta situación y volver a ser un nómada, no se podía creer que Kiotsu le había dado la mano de Kamatari tan a la ligera cuando a él le gustaban las mujeres y aunque intentaba llorar de la rabia que estaba sintiendo, sus esfuerzos no se vieron recompensados.

-Kiotsu no atosigues a mi hijo, ¿no ves qué está mal?..-le defendió Okina..-mañana hablaremos de esa boda y ahora hay que concentrarse en la de mi bollito de fresa.

-Tienes razón..-se cruzó de brazos..-ahora importa la boda de la jovencita.

Aoshi se apoyó contra la mesa en donde el cura iba a concertar su boda y respirando con ferocidad, dirigió su mirada lastimera hacía Soujiro para comprobar como el joven le devolvía el mismo gesto y es que ambos estaban hasta las narices de las payasadas de los viejos.

----

Okon y Kamatari estaban en el suelo con los brazos cruzados y de mala cara viendo como la novia bajaba las escaleras acompañada de Osamu que les mirada con superioridad ante su GRAN victoria. Y el dolor del amor maternal que había sufrido Nista se había evaporado misteriosamente y ahora aplaudía a Misao con orgullo.

-¡Estás guapísima!..-exclamó Nista felizmente..-¡que seas muy feliz y sobretodo disfruta de la noche de bodas!..-con una velocidad increíble pegó un saltito y colocándose detrás de la novia le agarró el trasero con fuerza y acercando sus labios a su oído..-que no me entere que este culo no aguanta los empujones.

-¡MAMÁ!..-gritó sonrojada Kamatari..-¡NO SEAS IMPERTINENTE!.

-Ya sabemos a quién ha salido Kamatari..-dijo entre dientes Okon.

Misao se pasó las manos por la cara para apartar de su mente esas imágenes tan subidas de tono y que le estaba pasando factura a una parte muy íntima de su cuerpo, respiró sofocada y se apartó las manos de su rostro para darse un poco de aire, de repente había sentido mucha calor y sentía que estaba prisionera con este atuendo.

Y desviando su mirada avergonzada que había provocado su madre hacía la victoriosa de Osamu, apretó con fuerza sus labios al saber que no iba a ser la madrina y que esa mujercita iba a estar al lado de su Seta, entrecerró su mirada con rabia y ladeando disimuladamente su cabeza de un lado a otro para evitar que descubrieran su artimaña, se movió a un lado y estirando su pierna justo cuando la madrina bajaba definitivamente de las escaleras.

Consiguió que Osamu se tropezará y cayera al suelo con brutalidad, se llevó una mano a la cara y fingiendo el horror de la escena se acercó a su víctima. Todas fueron a arropar a la patosa y siendo ayudada por las chicas, se levantó del suelo pero al hacerlo encogió los hombros con dolor y apretó fuertemente sus dientes.

Sus vistas se clavaron en la hinchazón del tobillo y devolviéndoles la mirada con horror.

-¡Te has torcido el pie Osamu!..-exclamó Misao preocupada..-¡genial me quedo sin madrina!.

Nista se agachó y examinó el pie con atención.

-Tranquila vas a sobrevivir..-soltó con decisión..-a mis vacas les suele pasar siempre los mismo..-no se dio cuenta del rostro contraído de todas al ver como la comparaba con una vaca..-son por el peso, tendría que ponerles a dieta..-y nuevamente seguía ajena al intento de asesinato de la Oni al escuchar que se había tropezado por que estaba gorda.

Kamatari se frotó las manos y fingiendo pena por su víctima, apoyó su mano en su hombro y acercándose a su oído le susurro unas bellas palabras, consiguiendo que el rostro de Osamu se llenara de brillo y excitación.

-Bueno como yo he sido la madrina..-habló Osamu con más tranquilidad aunque seguía existiendo un tic en su ceja por culpa de su semejanza con una vaca..-propongo a Kamatari como madrina.

Okon abrió la boca espantada y Kamatari se frotó con más énfasis sus manos, su plan había funcionado y su ataque mortífero y luego la comedura de cabeza hacía la madrina anterior había dado los resultados esperados. Osamu dirigió su mirada hacía la ex-juppongatana y esta le respondió con un guiño de ojos y este gesto no pasó desapercibido por la otra Oni que entrecerró su mirada con crueldad.

----

Y por fin llegó el momento que estaban esperando todos y que libraría a muchos de ataduras innecesarias. Nista salió corriendo y alzando la mano hacía los chicos.

-¡Ya viene la novia!..-exclamó radiante de felicidad.

Los hombres asintieron y alejándose del abrazo protector que le había trasmitido a su hijo, se dirigió hacía el novio y con las manos alzadas al aire al comprobar el resentimiento que había reflejado en la mirada del ninja, carraspeó con fuerza.

-Solo quiero decirte que cuides mucho a mi bollito de fresa cubierto de nata..-sus ojos se humedecieron..-recuerdas que es mi niña y no soportaría que le pasará nada.

Soujiro sonrió ante las palabras amables del anciano y asintió a la propuesta de ellas. Kiotsu aplaudió ante su conversación de suegro-yerno y Aoshi suspiró con alivio al escuchar su diálogo y bien intencionado.

-Tienes mi palabra Okina..-soltó Aoshi secamente.

Okina asintió a su respuesta y agachando la cabeza, se dio la vuelta para irse a buscar a la novia pero antes de alejarse de su campo de visión, se detuvo y girando su vista le guiñó un ojo.

-¡Y NO ME LA ROMPAS ESTÁ NOCHE CON LOS EMPUJONES!..-y salió huyendo de la mirada encolerizada del ninja.

-Nos ha mentido..-susurro perplejo Soujiro..-siempre tiene que decir estas majaderías.

La música comenzó a sonar y el cura estaba ya posicionado en su puesto, movieron sus rostros curiosos por esa melodía y concluyeron a la vez que no había ningún instrumento cerca de ellos para producir este ruido. Kiotsu carraspeó y señalando su esposa.

-Está tocando la armónica..-dijo con orgullo..-mi mujer la toca de maravilla.

Y esta vez si comenzó a reir a mandíbula abierta el joven Soujiro y es que está boda estaba resultando de lo más extraña y rara, se apartó unas cuantas lágrimas que caían de sus ojos y sujetándose la barriga evitó observar la mirada furiosa del ninja. Shiro y Kuro estaban tirando los pétalos que Nista había preparado, ya que la madre de la psicópata quería ver una lluvia de pétalos acariciar a la novia en su entrada.

-Felicidades Shinomori-san..-habló Kuro.

-Ya era hora de sentar la cabeza y no me refiero a meditar..-concluyo Shiro con humor.

Respiró profundamente para no gruñir ante las palabras hirientes de todos los presentes y es que no merecía semejante trato, alzó una ceja con decisión y curvó sus labios con desgana, después de todo, si merecía algo de este trato.

Y entonces Okon ayudando a Osamu a caminar por el pasillo se acercaron a los demás invitados, aunque en más de una ocasión la antigua madrina había apretado sus dientes con fuerza al sentir como unas uñas se clavaban con furia en su piel, intentó sonreír falsamente y evitó montar una escena en este momento tan importante, aunque luego se vengaría de su supuesta amiga.

Después de las Onis se acercó Kamatari radiando felicidad por todos lados, estaba feliz de haber conseguido el papel de madrina y más aún, al saber que su adorado Sou estaba al lado del novio y hacía el mismo papel que ella. Alzó su mano arriba y se pasó la lengua por sus labios, ante el escalofrío del padrino.

-Es cierto..-dijo asombrado Aoshi..-al final se ha echo con el papel.

-Lo sabía..-susurro atormentado Seta..-seguro que ha echo trampas.

Aoshi ladeó su rostro hacía su padrino asombrado por sus palabras, la verdad es que estaba impresionado al comprobar como el joven Seta conocía muy bien a Kamatari. La madrina se colocó con velocidad en su puesto y guiñándole el ojo al padrino, seguido de su lengua por sus labios, pasarse el dedo de forma sensual por el mismo y hacer un mordisco más llamativo, volvió a conseguir que Seta se sintiera indispuesto y deseará desmayarse para desaparecer de esta realidad.

Y por fin llegó el momento más esperado por todos y la novia comenzó a hacer su entrada triunfal. Okina le sujetaba fuertemente y con un pañuelo entre sus manos se sonaba los mocos de la emoción que sentía. Aoshi colocó su vista hacía la novia y se sintió el ninja más afortunado del mundo, no podía creerse que después de tantas locuras había conseguido a Misao. Y entonces se dio cuenta que su orden de vestirla a la fuerza había resultado innecesario para ocultar su cometido.

Una nube de pétalos cayó sobre su cabeza y sonrió al ver a sus amigos tirándoselas. Y contemplar la expresión serena y alegre de su ninja, era la prueba viviente de que iba a vivir en completa felicidad, por que después de tanto tiempo había conseguido su deseo y era estar con su ex-okashira.

Llegó el momento de la separación y aunque Aoshi había estirado la mano para agarrar las de Misao, Okina seguía estrechándola contra sí, la emoción le estaba comiendo por dentro y los mocos salían como si fueran ríos, y aunque vio como Aoshi gruñía por su falta de cooperación, el anciano se giró e ignorándole apoyó sus manos, con el pañuelo de mocos incluido, en los hombros de su bollito de fresa.

-Querida Misao quiero que seas feliz y te lo pases genial este día..-vio los ojos llorosos de su niña.

Y con mucho dolor para su viejo corazón vividor, colocó las manos de su pequeña sobre las de su yerno oficial. Ambos ninjas se miraron entre avergonzados por la situación y por el arrepentimiento de sentir como la culpa se cernía sobre ellos, ya que ninguno del Kenshin-gumi había asistido a su enlace.

El cura comenzó a leer en su libro que el matrimonio era la función principal de todo ser humano...

Y mientras el enviado de Dios explicaba a todos los presentes que este momento iba a ser el más importante de sus vidas, unas cuantas lágrimas comenzaron a resbalar por las mejillas de Kam y aspirando con fuerza, intentó evitar que la visión se volvería borrosa por ese agua misteriosa y para su sorpresa suya, Soujiro le extendió un pañuelo mientras le miraba enternecido por su semblante.

-Kam no llores..-dijo suavemente Seta.

-No lo puedo evitar..-cogió el pañuelo y se limpió la cara..-las bodas siempre me han echo llorar..-le miro con tristeza..-en mi boda con Makoto Shishio lloré como una magdalena.

-¿Tú boda con Shishio?..-repitió Seta incrédulo por ese echo.

Kamatari le guiñó un ojo y sonriendo con emoción.

-Me refiero a mi boda imaginaria..-escuchó el bufido de su amigo.

-¿Sabes una cosa Kam?..-le preguntó Sou al avanzar hacía su amiga y colocando su brazo alrededor de la cintura, acercó sus labios al oído de la ex-juppongatana y sonriendo..-seguro que serias la novia más guapa de todo Japón.

Esas palabras le llegaron al alma y para desgracia suya comenzó a llorar con más fuerza. Si es que en realidad era una romántica empedernida y ya no había forma alguna de cambiarla. Y llegó el momento de la famosa frase en donde le hacía la promesa de aceptarla bajo todas las circunstancias del mundo.

Por primera en mucho tiempo Aoshi Shinomori estaba nervioso ante este gran momento y desviando ligeramente su mirada hacía la novia, sonrió tímidamente y bufando con temor, abrió la boca.

-Acepto.

El cura se dirigió hacía la ninja y ejerciendo la misma pregunta, esperó con impaciencia la respuesta de la misma. Un fugaz pensamiento pasó por la mente de la Okashira y sonriendo en malicia.

-No acepto.

La sorpresa fue mayúscula para todos los presentes y dirigiendo sus miradas hacía la novia despechada, está alzó su cabeza con orgullo, se alejó unos pasos de Aoshi y señalándole con rabia.

-Hasta que no retires la palabras hirientes que me infringiste no me casaré contigo y..-alzó un dedo al aire para explicar con más maldad..-Aoshi Shinomori haz el favor de hacer tu trabajo como debe ser y pídeme matrimonio, por que si no, me alejaré de ti para siempre y no me verás nunca más.

El novio abandonado tragó saliva con nerviosismo y dirigiendo fugazmente su mirada hacía sus escasos invitados, vio como todos asentían a las peticiones de la novia. Y aspirando con fuerza el poco orgullo masculino que le quedaba, avanzó un paso y poniéndose de rodillas, cogió las manos de su Okashira y mirándole con vergüenza comenzó a abrir los labios pero un dedo de Misao evitó la acción.

-Ahora no Aoshi..-susurro con cariño ante la sorpresa del joven..-quiero vivir un noviazgo antes del matrimonio, me lo debes..,¿tú qué dices?.

Y todos se volvieron a quedar petrificados por la proposición de la Okashira y aunque era comprensible desear vivir el noviazgo antes de la boda, también se enfurruñaron al saber que todos sus esfuerzos por celebrar un acontecimiento tan especial se había reducido a la nada.

-Me parece genial Misao Makimachi aunque antes..-se levantó del suelo con velocidad y cogiéndola por la cintura la atrajo más hacía su cuerpo y depositó con ferocidad sus labios sobre los de su novia. Al tenerla entre sus brazos la inclinó levemente hacía un lado y continuó explorando esos labios que tanto le estaban fascinando.

Misao enterró sus manos en el cabello del ninja y apretó con más fuerza la presión que había en ellos.

Y los invitados se miraron decepcionados por presenciar una NO BODA y Kamatari agarró el brazo de Soujiro para estirarlo con fuerza, y de este modo consiguió su atención.

-¿Y si nos casamos nosotros?..-le propuso con una sonrisa enorme..-ya tenemos el cura, el festín y estamos vestidos para la ocasión, así que es mejor no desaprovechar esta fascinante oportunidad.

-Lo siento Kam pero no estoy preparado para el matrimonio..-le dijo educadamente al sentir como había un tic en su ceja.

-Es cierto..-se cruzó de brazos..-eres un niño aunque no te preocupes que te esperaré..-clavó su mirada hacía la pareja que seguía besándose y que no se preocupaba por la posibilidad de quedarse axfisiados.

Y la ex-juppongatana sintió una envidia absoluta al verlos besarse de esa manera tan pasional.

-¿Y ahora qué haremos?..-le preguntó Sou pausadamente..-seria mejor irnos cada uno por nuestro lado..-desvió su mirada hacía su amiga.

Y desapareciendo momentáneamente su envidia hacía la pareja protagonista, un nuevo pensamiento apareció en su mente y fue tan maravilloso y fascinante, que sus labios comenzaron a tensarse hasta formar una sonrisa más maléfica y descruzando sus brazos con vitalidad, comenzó a frotarse las manos con más énfasis. Y todo este gesto fue supervisado por el rostro atemorizado del joven Seta.

-Ya tenemos un nuevo lugar al que asistir y molestar..-un brillo especial apareció en su mirada al momento de reír con más crueldad.

---

A muchos kilómetros donde la vista humana no llegaba a percibir el lugar, un joven de cabellos rojizos e inclinado en un barreño lleno de agua, se dedicaba a lavar la ropa sucia que tenía amontonada a su lado. Se paso la mano por su frente para quitarse el sudor y elevando su mirada hacía el cielo soleado que habitaba en su ciudad sintió como un escalofrío recorría todo su cuerpo. Encogió los hombros con pasividad y continuó ejerciendo su labor favorita.

Lavar y tender la ropa.

---

Y mientras los invitados, mejor dicho, los auto invitados se dirigían al interior de la casa para celebrar esa NO BODA, de los bolsillos de Kiotsu cayó una carta al suelo y siguió caminando hacía el lugar sin percatarse en ningún momento de ese descuido.

El cura se inclinó y recogiendo la carta.

" Para Kamatari, de Makoto Shishio "

FIN

Lamentablemente esta historia ya ha llegado a su final y aunque al principio sufrí los contra tiempos de la falta de inspiración, menos mal que volvió y acabé finalizando la historia de otra manera como lo había pensado al principio.

El personaje de Soujiro nunca me ha llamado mucho la atención, pero en su momento decidí ponerlo por que alguien debía ser el más cuerdo de todo este lío y al final ha salido un poco perjudicado por esa "adopción", por las propuesta sexuales de Kamatari y por ser el perfecto mejor amigo de todas las chicas y saber que siempre se puede contar con su ayuda, por que al ser una persona tan dulce, te acabas encariñando con él.

Y Kamatari la que lía las cosas de tal manera que luego intenta solucionarlas.

¿Y qué pasará con ellos?¿irán a molestar a su próxima víctima?¿leerá algún día esa carta de Makoto Shishio?, bueno eso no lo sé y tal vez haga una continuación (aunque lo dudo) o puede que haga un capítulo especial, pero eso dependerá de muchos factores, ya veremos.

Y sobre esa boda fallida, seguro que pensaréis..¿por qué?, ¿a quién no le gusta que tu chico te pida matrimonio?¿o vivir antes un noviazgo?, no sé, es mejor que empiecen por el principio antes de comenzar por el final, además Aoshi debe currarse esa propuesta de matrimonio, ¿no?.

Y el mejor e indiscutible protagonista el "ADONIS DE KYOTO". jejeje.

Bueno me despido no sin antes agradecer a Okashira Janet, Angeluz Yumi, Misao91, Aome, Natsumi Niikura,adrifernan19,Yuki-Minyooki-chan y a todos los demás, por sus reviews y por ser tan pacientes.

Ah! os invito a que leáis mi próximo fic "Solo nos falta el beso" (el primer capítulo ya está echo) donde el humor estará presente y sobretodo ¡Vuelve Kamatari! para liarla más.

Nos vemos y gracias por disfrutar de mi loca historia.