En nuestro país normalmente no ocurren grandes movimientos o sucesos que puedan hacer interesante la vida aquí. Yo me encontraba sola caminando en la avenida principal que lleva a mi casa. Estaba perdida en mis pensamientos, meditando que es lo que podría hacer para mejorar mi rutinaria vida. –Cómo puede ser que sólo vivas para esto, debes de tener más aventuras- me dije.

Al cabo de andar media hora llegué a la entrada de mi casa. Para muchos esta era una mansión de ensueños, sin embargo para mí significaba un simple conjunto de murallas en las cuales me encerraba todos los días a hacer lo que siempre hago: Nada.

Entro y me encuentro que mi hermana jugaba con el pequeño perro que había encontrado hace 3 días. Me acerco a ella y felizmente me dirige su mirada, llena de júbilo y juventud.

...: Hermana! Ya llegaste, cómo te fué?

-Ya sabes, como siempre- le contesté sin muchas ganas.

...: Hinata, qué formas son esas de contestar?

Cuando escuche esa voz, lo único que pude hacer fue dirigir mi mirada hacia esa persona. Cuando porfín la encontré, detrás de las cortinas de la ventana de la sala pude ver que era mi madre. Normalmente ella me saludaba con gusto y júvilo, pero en ese momento pude notar que tenía la misma sensasión que yo. –Lo siento- Fué lo único que pude contestar.

Después de eso me dirigí a mi recámara, el único refugio ante ese mundo que me aburría. Ahí encontraba paz y sobretodo podía hacer las cosas que yo quería. Antes de que cumpliera 15 años (he de decir que eso pasó hace 4 años) mi madre me cambió a esta recámara, más grande y espaciosa, con baño propio, alejada de las demas.

Flashback---------------------------------

Hinako: Tienes que ser una mujer de bien, Hinata. A tu padre no le gustó la idea de que te diera este cuarto, sin embargo se que eres una persona responsable y podrás disfrutar de la libertad que te estamos dando.- decía mi madre cuando me dió las llaves- Toma, desde ahora es todo tuyo

Fin Flashback----------------------------

Yo tenía que hacer algo para romper esta monotonía, mi vida carecía de ese "algo" que me llenara. No sabia que, sólo que lo tenía que buscar – Pero en donde?- Siempre era mi pregunta.

No obstante esa noche cambiaría mi vida por completo. En la cena, mi padre tomó la palabra (algo muy raro en él, ya que, como hombre de negocios, siempre se retiraba a su despacho) y me dijo:

Hiashi: Hinata, es hora de que encuentres tu camino. Ya tienes 19 años, próximos 20 y no quiero que sigas con esa actitud. Tu madre y yo hemos hablado al respecto y hemos decidido que tu harás tu carrera en el extranjero.

En ese momento no supe que decir, estaba atónita. No lo podía creer, mis padres diciendo eso, era algo insólito. Siempre buscaban la manera de mantenernos siempre en casa.

-Pero padre, a donde sería? – fué lo único que pude contestar después de despertar del shock en el que me encontraba

Hiashi: Tu decide. Tienes 1 mes para informarnos tu destino. Pero eso si, no vas a dejar de hacer ese viaje. Está decidido.

Hinako: Hinata, escucha. Te queremos mucho y vemos que desde hace un tiempo ya no sonríes como antes ni tienes el mismo interés de salir con tus amigos... Estamos preocupados por tí.

Cuando vi la expresión de mi madre en verdad me hizo reflexionar. Tenía razón, dejé de ver a mis mejores amigas, ellas me llamaban pero no quería salir y permanecía sola en mi habitación. Pero todo perdió interés para mí cuando él dejó la ciudad.

Hinako: Sabemos lo mucho que querías a ese chico, pero tienes que salir adelante. Eres una gran mujer mi Hinata.

Esas palabras calleron como una gran bomba. En ese momento no pude contenerme y dejé salir una lágrima; por lo que mis padres continuaron.

Hiashi: Tienes que ser fuerte. Recuerda que nosotros te amamos con toda el alma y sabemos que este viaje te va a servir mucho. Encontrarás lo que aquí no encuentras. No pondremos restricciones, sólo el que seas feliz.

Hinako: Así que piensalo bien.

Despues de eso me refugié nuevamente en mi habitación. Recuerdo que lloré toda esa noche, pensando como mi querido Kurogane se había ido por asuntos de su padre. Era tan injusto, ya que porfín encontré a alguien que me quería, el que llenaba ese "algo" tuvimos que ser separados, sin terminar lo que alguna vez iniciamos.

Y pasando el mes, mis padres me llamaron, dejando a mi hermana y a mi primo solos en la sala. Nos dirigimos al despacho de mi padre…

Hiashi: Y bien, a donde quieres irte?

Hinata: Pues, -dudandolo un poco- me parece una buena opción Konoha. Se que queda lejos, sin embargo tiene la mejor universidad para estudiar arquitectura.

Hinako: -Mostrando una gran sonrisa- Excelente hija. Ahora haremos todos los preparativos, ya que tienes que llegar lista para tu nueva vida. Hinata estaremos muy orgullosos de tí...

Yo no pude comprender lo que mi madre quizo decir con eso de "Nueva vida". Me parecía absurdo pensar que mi vida cambiaría sólo modificando la cuidad donde vivia.

Al cabo de dos semanas mis padres habían arreglado todo: tenía lugar en la universidad, alojamiento en una residencia de estudiantes y todas mis pertenencias listas. Ellos al parecer, presentaban más emoción y nervios que yo, hasta mi hermana planeó hacerme una fiesta sorpresa para despecirme, en la cual estaban todos los que en ese momento estimaba como amigos. No me la pase mal, sin embargo sentía esa misma antipatía y ganas de sólo estar sola. Llegando el día de mi partida, estando en el aeropuerto, toda mi familia se despidió de mi cariñosamente. Yo me di la vuelta y poco a poco me separé de ellos.

Hinata: Adios! Los extrañaré mucho!

Hinako: Nosotros también! Recuerda disfrutar cada momento! Y sobretodo que te estaremos esperando!

Hanabi: Cuidate hermanita! Te quiero mucho!

Tanto mi padre como mi primo no digeron nada, sólo me observaban con una pequeña sonrisa

Hinata: Adios! –Y en esos momentos desaparecí de su vista.-

Estando en el avión me entraron un poco de nervios, ya que estaría por mucho tiempo sola, lo cual me parecía exitante pero también me daba miedo, por el hecho de que siempre he estado en casa con mis padres y cuando necesitaba ayuda siempre estaban... Es decir, ahora dependería sólo de mí.

Al comprar el boleto les pedí a mis padres que fuera en la clase económica y que mi lugar estuviera en la ventanilla, porque quería acostumbrarme a una vida normal desde el inicio, sin lujos y sin complicaciones. Estando ya en mi lugar, se sentó a lado de mí un hombre de aproximadamente 55 años, bien conservado. Era muy alto y sus cabellos eran de color blanco.

Nuestras miradas chocaron en ese momento y lo único que él hizo fue regalarme una gran sonrisa, la cual yo respondí. Inmediatamente tomó su asiento, se acomodó el cinturón de seguridad; encendió su Ipod y cerró sus ojos.

Pasando 10 minutos el avión por fin despegó. Mi corazón latió fuertemente, mostrándome muy nerviosa.

...: Buenas tardes, señorita. Nerviosa por el vuelo? No se preocupe, verá que dentro de poco se acostumbrará al avión... – Apagando su Ipod- Perdone la molestía, puede dejarme ver por un momento por la ventanilla?

Hinata: Claro –Moviendome un poco para que él pudiera acomodarse-

El hombre vió con ternura la ciudad que poco a poco se perdía por las nubes.

...: No cree que es hermosa?

Hinata: Disculpe?

...: SI, la ciudad es bellisima, la gente, la comida... todo ahí es fantástico. Pude disfrutar de cada uno de los rincones...

De donde yo vengo esto es un lujo y todo este tesoro es difícil de encontrar... Hehe, pero no imposible

Hinata: Ahh, eso... –Había pensado yo mal- No pienso igual que usted...

...: Puedo preguntarle el porqué?

Hinata: Claro. Para mí es una ciudad aburrida, sin nada interesante que ver ni hacer...

...: Haha, esta juventud... –Acomodándose nuevamente en su lugar- en verdad estoy asombrado, conozco a alguien que piensa lo mismo que usted... Le gustaría saber que fue lo que le dije?

En ese momento no podía dejar de verlo, me parecía que necesitaba escuchar esas palabras, aunque supe que no me gustarían. –Qué fue lo que le dijo?- Contesté

...: Antes de eso, quisiera preguntarle una cosa... Ha perdido usted "algo" en esta ciudad?

Hinata: -Asombrada por lo que acababa de decir, dirigí mi mirada a la ventanilla- Si. Él era muy especial...

...: Y qué pensaba de la ciudad antes de que esa persona se fuera?

Esa pregunta desató mis lágrimas. Jamás había conocido a alguien que hubiera llegado tan dentro de mis sentimientos. Era un completo desconocido, sin embargo pudo leer mi corazón como si fuera un libro abierto...

Hinata: Lo si...sie..ento...Seeñoor... –Llorando- Yo amaba a esta ciudad, me parecía atractiva... No había día que no encontraba algo nuevo... sin embargo...

...: -Tomando mi mano y regalándome una sonrisa muy tierna- Señorita, verá que este viaje le cambiará su vida. Se lo puedo asegurar.

Hinata: -Después de quitarme las lágrimas- U...Usted cree eso?

...: Si, se lo dice un viejo lobo de mar... Ahora lo que tiene que hacer es relajarse y disfrutar de la bella vista que tiene... ya que no la verá por un buen tiempo...

Hinata: Si! Y ahora quiero preguntarle algo...

...: Digame

Hinata: Antes que nada quiero presentarme, mi nombre es Hinata Hyuga

...: Mucho gusto. Mi nombre es Jiraiya ...

En ese momento fuimos interrumpidos por la asafata

Asafata: Perdonen, todos su atención por favor... les explicaré las normas de seguridad del avión...

Terminando esta de dar todas esas aburridas indicaciones, me dirigí nuevamente hacia esa persona que me había ayudado más que el psicólogo de la preparatoria...

Hinata: Disculpe Jiraiya-sama...

Jiraiya: Disculpeme a mí... qué era lo que me quería preguntar?

Hinata: ehmmm, pues, que si podemos tutearnos? Me da usted mucha confianza...

Jiraiya: Pero claro! Me siento viejo cuando me hablan de usted! Además con mi nieto y sus cosas... Hace mucho que un joven no me habla tan propiamente

Hinata: Nieto?

Jiraiya: Así es. Un Joven de 20 años... rebelde... desarraigado... viviendo plenamente su vida...

Hinata: Me da mucho gusto saber que tienes una gran familia

Jiraiya: Muchas gracias, no obstante sólo somos mi nieto y yo... Sus padres fallecieron hace mucho tiempo...

Hinata: -Ruborizada- Lo siento... yo no debí...

Jiraiya: -Interrumpiéndome- No tengo nada que perdonarte... ese jovencito es todo lo que me queda y es por ello que siempre lo presumo –con una sonrisa de lado a lado- y ahora... a comer! Viene el servicio...

Durante las 6 horas que duró el vuelo estuvimos platicando de muchas cosas, de la ciudad, de la vida... de todo un poco. Era tan feliz, había encontrado a una persona en quién confiar, el cual no me veía con lástima ni con tristeza, al contrario, me daba mi lugar y me transmitía seguridad... Esa seguridad que hacía mucho no sentía.

Llegando al aeropuerto de Konoha, recogimos juntos nuestras maletas y al salir me esperaba un encargado de la residencia de estudiantes Tenía una gran parcarta que decía: "Bienvenida Hyuga, Hinata"

Hinata: Me tengo que ir... Muchas gracias por todo, no sabes como te lo agradezco –le di un abrazo-

Jiraiya: El que debe de agradecer soy yo. Espera un momento –separándose de mí y dentro de una de sus maletas de mano sacó una tarjeta de su cartera- Aquí está mi nombre y la dirección de mi oficina. En caso de que algún día requieras algo o simplemente desees platicar, visítame.

Hinata: -Abrazándolo nuevamente- Muchas gracias! Nos veremos después...

Jiraiya: Adios, no mejor, hasta luego!

Me acerqué al encargado, el cual checó todos mis datos, me acompañó a registrarme a migración y finalmente tomó mis maletas y nos dirigimos a la residencia.

Encargado: Señorita Hyuga, esperamos que su estancia sea muy agradable. Mi nombre es Yamato y en caso de que requiera algo, puede buscarme o llamarme –me entrega unos papeles-. Aquí encontrará todo lo que necesita para la inscripción, sus horarios y un mapa de la ciudad. Además están mis datos y el de mis compañeros, los cuales estamos las 24 horas disponibles

Hinata: muchas gracias, Yamato.

Guardé los papeles en la mochila que llevaba. Saliendo del maravilloso aeropuerto nos estaba esperando un taxi. Acomodó mis maletas en la cajuela y después me ayudó a entrar al auto. Estando los dos a bordo e iniciado el camino hacia la residencia, no pude aguantar mucho tiempo y me quedé dormida.

Recuerdo que al llegar a la residencia Yamato cuidadosamente me despertó, el cual antes ya había bajado las maletas y estaba a punto de pagarle al taxista.

Yamato: Hinata, hemos llegado. En un momento te indicaré cual es tu recámara. Ahora regreso.

Hinata: Si claro.

-Esto si que es emocionante!- me dije –Como le prometí a mis padres y a Jiraiya-san, viviré aquí una nueva vida... Madre, creo que ahora te entiendo-

Yamato: -Interrumpiendo mis pensamientos- Disculpa, esta noche hay una pequeña reunión de los nuevos estudiantes. Estás invitada. En caso de que desee bajar, será a las 20 horas, en el aula magna. –Saca un plano de la residencia- Aquí es... Estamos aquí... Tome, te lo dejo.

Mientras tanto puede instalarse y dar un pequeño recorrido por el edificio. Esperamos verte en la fiesta. Me retiro, no sin antes reiterarte el gusto de que estes aquí con nosotros.

Hinata: Muchas gracias y hasta la noche, Yamato

Yamato: Adios –dejándome sola en mi nueva habitación-

En verdad el edificio era hermoso,nuevo. Mi habitación era pequeña a comparación a la que tenía con mis padres, ubicada en el tercer piso, sin embargo tenía algo que me hacía sentirme muy feliz... era acogedora. Poseía un gran ventanal, el cual daba al jardín interno de la residencia, las paredes eran de color blanco y las cortinas grises, y lo mejor de todo: tenía baño propio.

Cuando ví las maletas me dió flojera abrirlas y acomodarlas... lo que deseaba era salir y ver el nuevo mundo en donde estaba... algo me llamaba afuera... El clima estaba bellisimo, aún había sol, el cielo completamente despejado... –No voy a desperdiciar ni un minuto más- me dije. Tomé un pequeño sueter que estaba a la vista, las llaves, el mapa tanto del edificio como el de la ciudad y mi cartera... Salí casi corriendo. Hace mucho que no me sentía así...

Hinata: Tengo que estar aquí a las 8... son las 4... tengo tiempo...-miré mi reloj muy atenta-

Al salir de mi habitación observé nuevamente ese corredor enorme, el cual conectaba tanto las recámaras de los demás estudiantes como las escaleras y el elevador. Fui en dirección del asensor ya que pensé que sería rápido, lo llamé y cuando se abrieron las puertas salió una chica de cabellos rosados corriendo, provocando la caída de ambas

...: Disculpame, es que yo... Hola, perdona... eres nueva verdad?

Hinata: -Poniendome nuevo de pie- Si así es. Mi nombre es Hinata Hyu..

...: -Parándose rápidamente y dandome un abrazo- Muchisimo gusto, amiga Hinata... ven –Tomándome de la mano y jalándome- ven conmigo... tengo que presentarte a los demás...

Hinata: Pee...pero no... Espera –tratándome de safar, pero fue inútil- espera... hahahaha, por lo menos dime como te llamas...

...: Ohhh disculpa –introduciéndonos al elevador- mi nombre es Sakura Haruno... Mucho gusto... ahora vamonos! –Se cerraron las puertas-

Bajamos dos pisos y al llegar las dos corrimos, más bien ella corría y yo era jalada, y en unos cuantos minutos nos adentramos a una gran sala, donde se encontraban muchos jovenes...

Sakura: -Gritándo- Escuchen... Encontré a alguien nuevo! La presento.. se llama Hinata!

Yo en ese momento no sabía que hacer. No entendía nada de lo que estaba pasando...al principio todos se reían después de que Sakura mencionara mi nombre, pero poco a poco se calmaron...

...: Wow, has roto el récord... –dirigiéndose a Sakura- Eres la primera que encuentra un nuevo en sólo 10 minutos... yo me tardé 1 hora...

Sakura: Lo sé... no por nada estoy aquí hahahahahahaha

Todos se rieron. Sin embargo un chico de cabello negro, la verdad muy guapo (y sexy) se acercó a todos y nos dijo

...: Pero que groseros son... Antes de continuar debemos presentarnos y explicarle a Hinata lo que sucede. Mi nombre es Sasuke Uchiha, tengo 21 años y estudiaré Mecatrónica. Ella se llama Sakura Haruno, tiene 19 años y estudiará Medicina –Separa a Hinata de Sakura y la lleva al grupo-.

...: Yo me llamo Kiba, tengo 21 años y seré Veterinario...

...: soy Shino Aburame, tengo 21 también... estudiaré Insectología (No se como poner esa profesión)

...: Me llamo Ino..., y al igual que esa frentuda, tengo 19 y estudiaré medicina...

Sakura: A quién le dices frentuda... Cerda!

Ino: Pues a quien más... a tí por supuesto!

...: Callense! En verdad que son problematicas... Mi nombre es Shikamaru..., ayer cumplí 21 y estudiaré matemáticas... aunque creo que será problematico...

Todos se rieron por las palabras del joven.

...: Shikamaru, jamás cambiarás. Mi nombre es Choji ..., tengo 20 y estudiaré gastronomia...

Ino: Hombre, siempre pensando en comer...

Choji: Tu sabes que eso es mi especialidad...

Ino: Si, lo se... es por ello que te quiero mucho –le da un beso-

Kiba: Wow, todos llevamos aquí unas cuantas horas y ustedes ya son pareja!

Ino: No bobo, nosotros estamos juntos desde la secundaria... y decidimos venir aquí por el hecho de no separarnos...

Hinata: Qué bello! Pues mi nombre es Hinata Hyuga, tengo 19 años y estudiaré arquitectura

...: Arquitectura, eh? Pues entonces ya no estaré sola. Mi nombre es Temari... ,tengo 19 y estaremos juntas...

Shikamaru: Que problemático, dos arquitectas en el grupo...

Temari: Calla... no me digas que ser matemático no es fastidioso...

Sasuke: Dejen de pelear... Hinata, lo que hacíamos era encontrar al mayor número de extranjeros, para poder conocernos mejor

Yamato: -Entrando en donde estabamos todos reunidos- Me parece una excelente idea lo que han hecho, ahora lo que tengo pensado para ustedes es realizar un Rally, así no solo se conocerán, sino podrán interactuar y divertirse un poco

Hinata: Un Rally!

Sakura: Magnifico!

Yamato: Por medio de este Rally podrán identificar cada una de las áreas dentro de la residencia

El plan es el siguiente: Haremos equipos de dos personas, o de tres si es necesario. Yo les entregaré una nota, en la cual vendrá un asertijo. Cuando lo respondan podrán ir a la entrada del auditorio, donde se les entregará la siguiente pista para poder encontrar el "tesoro"

Choji: Tesoro?

Yamato: El tesoro es una pequeña placa dorada, en la cual se encuentra grabado el escudo de Konoha. Dependiendo del número de equipos serán el número de placas. Se realizarán varias pruebas y el ganador será el que encuentre primero una de las placas y la lleve al punto central de la residencia

Shikamaru: Esto suena muy problemático... Y dónde está ese punto central?

Yamato: Eso lo tienen que descubrir por ustedes mismos. Ahora elijan quién será su compañero.

Todos estuvimos como 10 minutos aproximadamente acomodándonos. Quedando:

Sakura con Sasuke, Ino con Choji, Shikamaru con Temari y yo con Kiba y Shino. Cuando empezamos a jugar Shino resolvió la respuesta del primer acertijo... Todos nos divertimos de lo lindo, en fin esa tarde me la pasé excelente. Cuando dieron las 8, nosotros encontramos la respuesta de la última pregunta, encontrando el tesoro. Teníamos que ir ahora al aula magna, la cual era el punto central de la residencia.

Ya estábamos en las puertas del aula magna cuando poco a poco fueron llegando los demás. Cuando porfín estabamos todos, las puertas del aula las abrieron, y nos encontramos con un lugar adornado con globos, luces... todo una disco! Ese era nuestro premio

Bailamos, reimos... Todos nos hicimos excelentes amigos. –Mi madre tenía mucha razón- me dije mientras bailaba con Kiba, el cual no se movía nada mal...

Dando las 3am todos decidimos retirarnos y para mi sorpresa, tanto Sakura como Temari eran mis vecinas, ya que Sakura vivía en el mismo piso y Temari estaba a lado de mi habitación. Una vez estando enfrente de mi puerta, Temari me dijo:

Temari: Me da gusto saber que tendré a una compañera como tú. En caso de que trabajemos en equipo podemos hacerlo juntas?

Hinata: Pero claro! Me dará mucho gusto!

Temari: Excelente! Buenas noches Hinata! Que descances

Hinata: Igualmente, Hasta al rato!

Pasando las horas, daban alrededor de las 11 de la mañana cuando tocaron a mi puerta. Yo aún seguía en la cama, me levanté con flojera y al abrir vi a Temari, la cual ya estaba lista.

Temari: Hola mujer, vengo a despertarte y decirte que en una hora vamos a iniciar la visita guiada por la ciudad

Hinata: Muchas gracias –bostezando- En un momento me baño y salgo para allá. Perdona lo descortés que soy...Quieres entrar?

Temari: No hay problema?

Hinata: No, pasa

Dejé entrar a Temari y vi que estaba sorprendida por todo lo que traía, ya que en verdad era mucho. Tendí rápidamente mi cama, ella se sentó después en ella y prendió la televisión mientras yo me bañaba.

Temari: Arreglate bonita, ya que dicen que en la ciudad hay chicos muy guapos...

Hinata: En verdad? –desde el baño- Ya quiero ver a uno... Hahaha

Temari: hahaha, así es... yo igual... aunque he de confesarte algo... pero prometes no burlarte de mí?

Hinata: Claro que no... dime

Temari: Ayer en la fiesta estaba con el chico problema

Hinata: Con Shikamaru? –con voz pícara- y qué paso?

Temari: No es tan problematico como pensaba... además es muy guapo...-ruborizada- No puedo negar que me gustó

Hinata: Mira mira... pues a conquistarlo... quieres que sea tu novio?

Temari: Hinata! Perooo que dices? –Roja- nooo... bueno... no se...

Hinata: Déjamelo a mí... Ahora te voy a arreglar, verás que lo traerás arrastrando la cobija.

Temari: No crees que es algo precipitado?

Hinata: No, para el amor jamás hay precipitaciones... al contrario, quieres que alguien te lo gane?

Temari: NO!!

Hinata: -Saliendo de la ducha- Pues mujer... puedes acercarme la maleta negra que está a lado de la ventana?

Temari: Claro

Fue por ella y cuando la tuve, dejé de secarme el cabello y saqué un vestido rosa, un poco escotado- Creo que este será suficiente –le dije-

Temari: Pero si es precioso! Que bella tela... no Hinata, no puedo aceptar que me lo prestes, es demasiado bello...

Hinata: Si vamos a ser amigas tienes que quitarte esa pena... Debes aprender que así soy yo... es más... te lo regalo...

Temari: Hinata! –me abrazó- Muchas gracias, jamás he tenido una amiga como tú...

Hinata: - Respondiéndole- Mujer... yo tampoco. Es increible que en tan poco tiempo me hayas caido tan bien... Por favor acéptalo como un regalo por nuestra amistad

Temari: -Ruborizada- Gracias!

Y nos arreglamos, Temari se puso el vestido rosado, el cual podía mostrar sus dotes femeninos, se dejó el cabello suelto y el único adorno que tenía eran unos bellos aretes dorados, con forma de espiral. Yo en cambio, me puse unos pantalones de mezclilla, una camiseta un poco ajustada y sujeté mi cabello con un prendedor.

Cuando llegamos a la entrada del edificio, vimos que los demás ya estaban ahi. Cuando Shikamaru y Kiba nos saludaron, no pudieron esconder el pequeño rubor en sus mejillas.

Kiba: Pues las arquitectas resultaron ser las más bellas... –para los dos-

Shikamaru: Así es...

...: Saben quién falta? –Interrumpiendo el murullo que se escuchaba causado por todos los presentes-

Sakura: Al parecer estamos todos...

Sasuke: Han llegado ya Hinata y Temari... Están Shino, Ino, Choji, Sakura, Kiba, Shikamaru...

...: Excelente... todos los extranjeros estan completos... sólo faltan dos por llegar

Sakura: Kakashi-sensei, quíenes son?

Kakashi: Ellos son alumnos que llevan un año aqui. También vienen de otros países como ustedes. Ellos han planeado conmigo el recorrido.

Ino: Y ellos que estudian?

Choji: -dirigiéndose a la rubia- Deja que lleguen y se lo preguntas... Hihi, eres una chismosa

Ino: Pero que me has dicho!!! – Dándole la espalda- Hoy no te daré ningún beso!

Choji: No! Perdóname por favor...

Todos se rieron por la escena de amor que acababa de pasar. En esos momentos se acercan dos estudiantes, uno de ellos vestía pantalones de mezclilla negra y una camisa verde, peinado tipo 80's (con mucha vaselina). Su acompañante, vestía un bello kimono, color blanco con pequeñas llamas rojas. Su cabello estaba sujetado por dos listones.

Kakashi: Por fín llegaron! Grupo, les presento a Tenten y a Lee. Ellos son estudiantes de literatura y teatro. Estarán guiándonos por la ciudad. Estamos todos listos –dirigiéndose a los recién llegados- Nos vamos?

Lee: si...

Tenten: Sin embargo, antes de empezar quisieramos saber cuales son sus nombres y que es lo que han venido a estudiar, rompiendo el hielo entre nosotros...

Kakashi: Buena idea.

Cada uno fue presentándose como en la noche anterior, cuando terminaron salieron de la residencia y se encaminaron hacia la avenida principal. El recorrido empezó y todos estaban maravillados por todo lo que encontraban a su paso: Grandes parques, donde los niños podían jugar libremente y sin preocupaciones, las madres felices de ver a sus hijos jugando y a la vez, interactuaban entre ellas, platicando y riendo... Todo estaba en orden, cada uno de los señalamientos era respetado... Todos los edificios mostraban coloridos y formas diferentes, eran nuevos y viejos, altos y pequeños... En fin una bella ciudad...

Cuando estaba observando la arquitectura atentamente, encontré en una de esas calles a un hombre alto, de cabello blanco caminando enfrente de mi, dándome la espalda... lo reconocí inmediatamente y le pedí a Lee que me esperaran un momento. Corrí hacia donde estaba esta persona y cuando estuve atrás de él...

Hinata: Disculpe señor, puede darme la hora por favor?

...: Moment mal /Un momento.../ –se separa de su celular y voltea para indicarle la hora a esa persona- Pero si eres tú Hinata, espera un momento por favor... –Tomando nuevamente su teléfono- Ich rufe dir später an! /Te llamo después/ Ciao –Guarda el móvil dentro de una bolsa de su saco- Hinata, me da mucho gusto verte... Dando una vuelta por la ciudad?

Hinata: Así es. En la residencia nos han organizado una visita guiada por todos los alrededores. Y dime como estás?

...: Con mucho trabajo, pero bien. Me ausento dos semanas en la oficina y se vuelve un caos... Todo el mundo sólo dice: Jiraiya-sama necesito que firme esto... Jiraiya-sama tiene que firmar esto otro... Hahahahahaha,

Hinata: ohh! Eso es trabajar, hahahahahaha.

Jiraiya: Si, y aunque parezca tedioso, me encanta! Y dime, que vas a hacer hoy en la noche?

Hinata: Pues no tengo nada planeado...

Jiraiya: Excelente. Quiero invitarte a cenar en mi casa, aceptas?

Hinata: Claro! Me daría mucho gusto!

Jiraiya: Bien. Uno de mis trabajadores pasará por tí a la residencia de Konoha, te parece bien a las 8?

Hinata: Si. Lo esperaré a las 8... –En eso llega Sakura-

Sakura: Buenas tardes, lamento interrumpir... Hinata nos tenemos que ir, el grupo te está esperando

Hinata: Ya voy...-a mi nuevo amigo- Jiraiya me tengo que ir, pero nos vemos en la noche, muchas gracias por la invitación!

Jiraiya: De nada! Hasta en la noche –Saca nuevamente su celular- Nos vemos Hinata. Adiós bella dama –a Sakura-

Las dos jovenes ven como se aleja poco a poco el peliblanco.

...: Sakura, Hinata.. Vámonos!

Nosotras reaccionamos con ese grito. Estando ya al final del recorrido daban las 6 de la tarde. Todos estabamos cansados, pero felices de conocer un poco de la cuidad donde pasarían toda nuestra universidad.

Temari estaba platicando con Shikamaru, el cual desde que inició el recorrido no la dejó sola, Kiba no dejaba de verme pero sin hablarme, ya que venía acompañada por Shino y por Lee, porque queríamos saber reglas dentro de la residencia y de la propia universidad.

Lee: Chicos la verdad la vida universitaria es fantástica, además de que los profesores son muy buenos, claro con sus excepciones... Hahaha, pero poco a poco verán como se acostumbran al ambiente. Acerca de la residencia.. pues siempre hay fiestas, reuniones, sesiones de juego... en fin... también lo verán.

Hinata: Que bien! La verdad había dudado de venir aquí, pero ahora... nunca pude hacer una mejor elección

Shino: Yo también...

Lee: Me da gusto saber que les gusta la ciudad. No se arrepentirán

Cuando de pronto Sakura, que venía con Sasuke, Ino y Choji me toma del hombro, me pide hablar a solas, yo acepté y nos separamos un poco de los demás.

Sakura: Hinata, quisiera preguntarte algo...

Hinata: - Un poco preocupada- si, dime?

Sakura: Sabes quién es ese señor con quien hablabas en la tarde?

Hinata: Se llama Jiraiya. Estuvimos juntos en el avión y... pues no se más...

Sakura: -Interrumpiendo- Lo sabía. Hinata, él es Jiraiya Namika. Dueño de la constructora más famosa de toda Konoha

Hinata: Un Namika? Jamás lo hubiera imaginado... Ahora entiendo porqué tenía tanto trabajo, haha...

Quién lo diría, un hombre tan sencillo y tierno...En verdad es una gran persona

Sakura: Si, he escuchado que él y su familia viven ahora en Munich

Hinata: Así es.

Sakura: Que lástima! Lo que yo sabía es que su familia vivía aquí, sin embargo un accidente lo llevó a mudarse alla.

Hinata: -agachando la mirada- Ahora entiendo...

Sakura: Que?

Hinata: -un poco exaltada- Nada, Nada... hable en voz alta...