Bueno, Haru wo daite Ita no me pertenece, sino a la maravillosa y mi muy amada Youka Nitta...han visto que guapa es ella?!Bueno, sin más.

-diálogos.

"pensamientos"

N/a: notas mías.

Por cierto,quizás este capítulo les parezca algo aburrido, y simple,pero lo interesante comenzará a partir del siguiente, se los prometo. Este vendría siendo como una intro. Pero preferí dejalo en capitulo.

------------------------------------------------------------------

Una verdadera familia

Capítulo 1

-Iwaki…-pronunció Katou, jadeante, recuperándose después de vigorosa actividad física reciente. Volteó a mirarlo. Se veía como siempre excesivamente atractivo, esa masculinidad y pasividad en conjunto, lo hacían para Katou el más irresistible y sexy hombre, y sobre todo el único, del que pudo haberse enamorado.

-Hmmm?- respondió a su esposo, algo adormecido y cansado por el reciente orgasmo.

-Ayer hablé con Yoko…me contó que Yosuke ya está aprendiendo a caminar…aunque aun tiene que agarrarse de algún lado para no caerse, pero dentro de pronto podrá hacerlo solito.

-aah.-respondió- Que rápido crecen los niños. Parece que fue el día de ayer en el que nació.

-Si. Verla a ella y a su esposo tan felices con Yosuke me hacen pensar ….

-¿En qué?- le volteó a ver temiendo la respuesta, y sorprendido el ver un sonrojo en la cara de Katou.

-Iwakii…VAMOS A ADOPTAR UN NIÑO//

- QUÉ!? ESTÁS LOCO?!.- se levantó de golpe de la cama, jalando consigo la sábana para tapar su desnudez.

-Pe-Pe-Pero.. T—T tenemos un matrimonio sólido, y los recursos para mantener hasta a mil niños!

-NO¿Sabes todo lo que ese niño va a sufrir? Lo burlarán de por vida por tener dos maricones como padres!!!- gritó, colérico.

-Perooo….T---T Tu serías como una madre para el!!

-¿CUÁNTAS VECES TE HE DICHO QUE NO ME COMPARES CON UNA MUJER?! Así menos aceptaré!

-Pero Iwakiii¿Nunca pensaste en tener una familia?

-Si, pero nunca pensé que me casaría con un hombre!

- Iwakiii T----T

El hombre de cabello negro se acercó a su esposo, que como de costumbre estaba haciendo un berrinche. Tomó su rostro con ambas manos, y lo hizo mirarlo.

-Katou….yo…te amo,lo sabes,¿cierto?- Katou asintió- tu eres mi familia. Piensa en el niño. Ninguno de nosotros es mujer…somos actores, no tendríamos tiempo de cuidarlo y no sería justo dejarlo en manos de extraños todo el tiempo mientras nosotros trabajamos. Y la prensa…¿Qué diría la prensa?¿Qué le dirían en la escuela a un niño adoptado por una pareja gay de ex actores de AV?

-ya lo sé,pero…-Iwaki puso un dedo en sus labios.

-Shhh! Dejemos esta discusión para después.- no funcionó

-Pero podríamos ser buenos padres, y dividir nuestros horarios de trabajo, y turnarnos para cuidarlo, o incluso retirarnos momentáneamente, o…..-Iwaki lo cayó con un beso.

-Has pasado poco tiempo con tu sobrino..¿Qué dices si nos tomamos el día libre mañana y los visitamos?Yo me encargo,llamaré a Kaneko-san, yo lo arreglo…-le sugirió ,creyendo que quizás si pasaba más tiempo con el niño se le iría la idea de adoptar.

-Si¿Te tomarías el día libre para eso?- respondió entusiasta

-Si,lo haré. Es más, llamaré a Yoko yo mismo.

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0

El tono de espera del teléfono sonaba, mientras Iñaki deseaba que contestara alguien o tendría que seguir soportando la idea de la adopción durante quien sabe cuanto tiempo. No es que no quisiera, tenía miedo por el niño. Y ese tono de espero era como un infierno. Soporto dos segundos más de tortura hasta que alguien contesto.

-¿Bueno?- se oyó una voz femenina en el auricular

- ¿Yôko-san?Soy yo, Iwaki.

-Iwaki-san! Que sorpresa! Todo anda bien? Le pasó algo a Yôji?

-No, el está bien. Ambos lo estamos.

-Que bueno, me habías asustado. ¿Y ese milagro de su llamada?

-bueno, queríamos saber si podríamos visitarlos mañana, si no tienen nada mejor que hacer…hace mucho que no ves a Katou.

-Si, no hay inconveniente por mi parte. ¿Ustedes no tienen que trabajar?

- Tomaremos el día.- añadió

-Entonces los espero mañana. A la hora que quieran.

-Ahi estaremos.- Y colgó.

0o0o0o0o0o0o0o0o0

-¿seguro que no hay ningún inconveniente?-dijo el rubio, mientras veía a Iwaki mover el volante de su auto hacia la derecha.

-No, ella dijo que no estaría ocupada. Además tiene tiempo que ustedes dos no se ven. Desde que nació el bebé.

-Si…-silencio incómodo.

-Vamos, te hará bien pasar un rato con ambos.

En poco rato se estacionaron. Bajaron del coche y se dirigieron a la entrada.

La casa de Yôko era grande, pero modesta. Tenía una pequeña porción de tierra, donde habían sido sembradas unas plantas recientemente, se notaba por la tierra suela. Y la casa estaba pintada de un cálido color. Iwaki tocó el timbre, pero pasó algo de rato hasta que alguien abriera. Yôko abrió, con el bebé en brazos.

-Iwaki-san, Hermano, que gusto verlos. Disculpen la tardanza, peor es que Yosuke hizo un desastre en la cocina. Manchó de comida toda la mesa.- el bebé chupaba su mano, y por ratos sonreía.- Es un niño muy travieso. Pero vamos, pasen pasen…

Entraron y se quitaron los zapatos.

-Siéntense -les dijo Yôko- Hermano ¿ me cuidas al bebé mientras preparo algo de té?

-Si, dámelo. – le dio al niño, quien hacía pucheros al ver a su mamá alejarse un poco.

-Yo le ayudo, Yôko.-Iwaki se levantó, dejando a Katou a solas con el bebé.

-Gracias.- y la siguió hasta la cocina.

Ya a solas comenzaron a platicar.

-Yôko-san, donde está su marido?

-Tuvo que salir hoy de viaje. Pero lamentó mucho no poder estar aquí para verlos. Les manda saludos.-sacó unas tazas de té de un gabinete. Por otro lado Iwaki-san, le noto un poco raro. ¿Le pasa algo?

¿era acaso algo en su expresión?¿qué le hacía suponer eso?

-No, estoy bien.

-Mmm…¿Seguro?

-Si –sonrió. De momento se oyó un alarido proveniente de la sala. Ambos fueron a ver.

-AUUUCH!- gritó Katou mientras Yosuke le jalaba el pelo mientras los sostenía en sus brazos.

-¿Todo bien?.- preguntó Yôko, pero después de comprender la situación se echó a reír.

- Vaya, Es un bebé muy inteligente.- rió- Yôko-san, debería visitarnos un día de estos.

- Oyeee! ¬¬….Iwakiii T—T- se quejó, pero los dos regresaron a la cocina.

-Qué bien se le ve con Yosuke. Deberías traer a ese mono más seguido-Yôko sonrió para si.

-Ayer Katou habló de adoptar.-dijo serio.

-Ah, con que eso es lo que le tiene así.

-Si, eso creo…

- ¿De que se preocupa? Es una magnifica idea! Youji sería un gran padre! Y usted también. Formarían una bonita familia.- dijo mientras ponía agua caliente en una tetera.

-No me preocupa eso, sino el niño…no quiero meterlo en nuestra vida a sufrir burlas por tener dos padres.

- Y quizás nadie le diga nada. ¿ No cree que se está adelantando a los hechos?

-No

- Aunque así fuera…es algo que ambos pueden solucionar,no? Si hicieron que todo Japón y sus padres aceptarán su relación y luego su matrimonio ¿No cree que sucederá lo mismo con su hijo?

-No lo sé.

La mujer tomó el agua caliente y sirvió 3 tazas. También sirvió unos panecillos que puso en un plato. Se lo dio a Iwaki y ella tomó la charola con el té. Caminaron de regreso a la estancia. Katou tomaba al niño de ambas manos, y lo seguía mientras daba unos pasitos (n/a: sabes a lo que me refiero?...cuando un bebé está aprendiendo a caminar, y tiene que agarrarlos de las manos mientras aprenden a no caerse, yo lo he hecho con mis sobrinos millones de veces ). Solo podía ser con ayuda, ya que Yosuke no podía caminar solo aún, y usaba a su tío de apoyo. Al contemplar la escena, las dudas de Iwaki desaparecieron por completo,

Yôko volteo a verlo, y le dijo bajito: "Pienselo,¿si? No debería dudar de las habilidades paternales de Youji…le guiñó el ojo.

0o0o0o0o0o0o0o0

Era casi de noche. El bebé se había dormidito, y era hora de que las visitas se fueran. Había sido una linda visita.

-Adiós, hermano. Visítennos de nuevo! Cuidense!

-Adiós,Yôko.-dijo el rubio- ven a nuestra casa un día de estos!.-movió la mano para despedirse.

-Lo haré! – le devolvió el gesto.

La pareja subió al coche y arrancaron. El sol ya se había puesto. Katou se escuchaba definitivamente más animado. No dejaba de hablar del bebé, y a pesar de ser joven, Iwaki no tenía dudas de su capacidad de ser padre. Quizás dudaba un poco de la suya propia. Pero si estaban juntos, podrían ser buenos. Definitivamente ser padres sería más difícil que la más complicada actuación en una película.

-Yosuke es un bebé muy lindo,¿verdad?-dijo muy alegre.

-Si, lo es. Muy despierto además.- el ver contento a Katou lo hizo sentirse feliz.- Deberemos visitarlos de nuevo pronto.

- S, volvamos pronto.- miró por la ventana.

-Katou?

-Hmm?

-Quiero una niña.

-¿Cómo?- preguntó.

-Adoptemos una niña, a eso me refería.

-¿De verdad?

-Si, quiero que lo hagamos. Nada me haría más feliz que formar juntos una familia.

-Iwaki….

Al llegar a su casa, Katou estaba muy apasionado y sumamente feliz. Iwaki sentía lo mismo.

Al dirigirse a la habitación, ambos sabían que no podrían contenerse más.

Katou abrió el pantalón de Iwaki y comenzó a acariciarlo por encima de la ropa interior. Se besaban desenfrenadamente, desde que entraron no habían dejado de hacerlo.

Iwaki deslizaba las manos expertas por el abdomen de Katou sintiendo como su piel se erizaba al mínimo contacto de estas, y siguiendo los pasos de su esposo, hizo lo mismo al meterlas en el pantalón de este. Comenzaron a desvestirse, y se echaron a la cama.

Esa noche hicieron el amor aun más apasionadamente.

FIN


Si, señoras,lo siento, adoptarán.

No, Iwaki no se embarazará, me gusta ser realista

Y quizás este fic, bueno, no quizás…Este fic dará un giro inesperado en el siguiente capítulo, no se preocupen no mataré a nadie ni nada, si eso es lo que piensan. xD Eso lo odiaría. y ustedes me odiarian, y todos, incluso yo misma. Bueno,ya como sea.

Espero les haya gustado,me quedó algo pobre, tengo ya el siguiente. Lo subiré en breve. Espero sus reviews, aunque quien sabe que en esta zona no veo muchas lectoras.

Me emociona,puesto que este es el primer fic que hago que no sea de Naruto. xD