disclaimer:no soy JK Rowling por lo tanto nada de esto me pertenece!

Ligeramente embarazada

por: Fede

Prólogo

Lily Evans era exitosa, eso no se podía negar. Su larga cabellera roja y sus hermosos ojos verdes no estaban de más y la ayudaban a hacer cada cosa que se le presentaba. A sus 19 años estaba soltera, más que nada por que no le quedaba tiempo para tener una relación. Su último novio había sido un chico de su colegio de pelo negro y bastante guapo, pero él ya había quedado en el pasado. Trabajaba para el Ministerio de la Magia y esperaba que eso durara por muchos años más. Caminaba por las concurridas calles de la antigua ciudad de Londres: le acababan de dar una noticia bastante gratificante y necesitaba dársela a su mejor amiga, que no veía hace mucho tiempo. Llegó a un vecindario bastante descuidado y avanzó un tanto intimidada: de noche siempre había que ser precavida. En el edificio más cercano vivía su amiga Leslie Gregson, una chica que se había desligado de su familia de sangre limpia por el puro placer de vivir en un vecindario como ese. Subió las escaleras, ya que no se arriesgó a subir por el ascensor. Cuando ya hiperventilaba por el esfuerzo, llegó a la puerta del departamento de su amiga. Tocó, pero nadie respondió. Volvió a tocar, y ahora si que abrieron, pero no era su amiga, si no un chico bastante guapo, que se apoyó en el resquicio puerta y la miró de arriba abajo. Sus ojos grises se detuvieron un poco más en su escote: Lily ya iba vestida para salir a celebrar.

-Hola-dijo Lily, tendiéndole su mano para que la estrechara, pero el chico no se acercó y se la quedó mirando-¿está Leslie?

El chico negó, mientras Lily aprovechó de subirse la blusa para que no la siguiera mirando.

-Si quieres puedes esperarla adentro-dijo el chico de cabello negro, haciéndose a un lado para dejar la entrada libre.

Lily entró con decisión a un muy sucio living y luego se volvió a verlo.

-¿No sabes dónde está?

Él volvió a negar.

-¿Cómo te llamas?-le preguntó.

-Lily Evans-dijo la pelirroja, altanera.

-¿Evans¿Evans de Hogwarts?-preguntó él, con el ceño fruncido.

-Sí-dijo ella, confundida.

-Soy Sirius ¿no me recuerdas?-dijo el chico, apuntándose a si mismo.

-¿Sirius Black?-preguntó la chica, con ambas cejas levantadas-¿Conoces a Leslie?

-Es…una amiga-dijo el chico sonriendo con esa sonrisa que derretía a todas cuando iban en la escuela.

-Claro, una amiga-dijo Lily sonriendo.

-No sabía que la conocías. Nunca te vi por aquí-dijo Sirius, sorprendido.

-Es que últimamente he estado muy ocupada con el trabajo-dijo la chica, sonriendo más abiertamente- Y venía a decirle a Leslie que me promovieron-dijo Lily, casi saltando de alegría.

-¿En serio? Que excelente noticia-dijo él, sonriendo humildemente-. Esto merece celebrarse.

-También a eso venía, a salir con Leslie. Pero creo que no llegará ahora. Creo que me voy-dijo ella, tomando su cartera, pero Sirius la detuvo.

-Espera, Evans. No puedes dejar de celebrar que te promovieron. Sería algo inconcebible-exageró el moreno.

-No importa. Puedo esperar hasta mañana-dijo ella, desechando la idea.

-Vamos, Evans. No es problema. Luego le decimos a Leslie que vaya-dijo Sirius, haciendo aparecer una nota en la que avisaba a Leslie que iba a salir con Lily-. Además, iba a salir de todos modos.

-Está bien-dijo ella sonriendo-. Pero mañana tengo que trabajar…

-Hasta temprano, por supuesto-dijo Sirius, saliendo del departamento y esperando a que ella saliera también para cerrar.

-¿Dónde vamos?-preguntó Lily a su ex compañero.

-Donde la nena quiera-dijo Sirius sonriéndole.

-¡No me llames nena!-lo retó la pelirroja-. Me hace acordar al colegio.

Él sólo sonrió.

-Creo que voy a llamar a unos amigos para que vengan-dijo Sirius, buscando algo entre los bolsillos de sus jeans blancos-¿Usas celular?-le preguntó el moreno.

-Sí-dijo Lily, empezando a buscar en su cartera y entregándoselo al chico.

-Aquí está-dijo Sirius, sacando una libreta bastante gastada del bolsillo de su chaqueta-. Mis amigos me la dieron por si me perdía-le explicó a la pelirroja que lo miraba con una ceja levantada-. Es que no termino de entender como funcionan estos aparatos.

Lily sonrió y caminó en silencio, mientras Sirius marcaba lentamente los números y llamaba a unos cinco amigos.

º.º.º.º

-QUE EXTRAÑO QUE NO LLEGUEN TUS AMIGOS-gritó Lily, casi en el oído de Sirius, por la música alta.

-¿QUÉ?-había dicho Sirius por cuarta vez.

Lily hizo un movimiento de exasperación.

-NO SE PORQUÉ DEMORAN MIS AMIGOS-gritó Sirius luego y Lily sólo respondió asintiendo-¿TOMAS ALGO?

-¿QUÉ¿QUIERES ALGO PARA BEBER?-le gritó la chica.

-HIDROMIEL.

-AQUÍ NO HAY HIDROMIEL, SIRIUS.

-CERVEZA.

Lily se dirigió al Bar, harta de hablar a gritos con Sirius. Notó que la barra estaba llena y encontró un hueco entre un chico moreno, el cuál le sonrió, y una chica rubia.

-Se demora mucho-dijo el chico, y Lily se dio vuelta bruscamente sin saber que le hablaba a ella.

-¿Qué?-dijo Lily, no por que no escuchara por la música, por que allí era más baja, si no por que andaba distraída.

-Demora mucho-dijo el moreno indicando al barman.

Lily asintió.

-Es mejor que no pidas algo muy elaborado-le aconsejó el chico luego.

-Sólo quiero unas cervezas-dijo la chica.

Justo en ese momento llegó el barman y la atendió, pasando sobre las otras personas que estaban esperando desde antes que ella.

-¿Qué quiere la señorita?-le preguntó el que atendía, haciéndole ojitos.

-Tres cervezas, por favor-dijo la chica.

Las trajo y le entregó una al moreno.

-Gracias-dijo el chico, sonriéndole abiertamente.

-Ahora me debes un favor-dijo la chica, yéndose hacia dónde había visto a Sirius por última vez.

Le entregó su cerveza, y de ahí la pelirroja no paró de tomar. Cerveza tras Ron, tras Vodka, tras Cerveza. Lily estaba en su fase de revolución y no dejaba de acercarse a uno de los amigos de Sirius con pose seductora. De pronto, alguien la abrazó por detrás y Lily se asustó y se dio vuelta inmediatamente y se encontró con el chico del bar.

-Lo siento. Creí que eras Leslie-dijo él, comenzando a saludar a Sirius.

-Pero si Leslie es castaña-dijo Sirius, sonriendo con malicia.

-Es que se ha cambiado tantas veces el color del pelo…

-Eres el chico del bar-dijo la pelirroja, de pronto acordándose de él.

-Te recuerdo-dijo el moreno, apuntándola.

-Y ¿de dónde conoces a Leslie?

-Es…una amiga-dijo el chico, sonriendo.

-¿Sólo amiga?-quiso corroborar Lily.

El chico asintió.

º.º.º.º

-¿Cómo dijiste que te llamabas?-le preguntó Lily, besando su cuello apasionadamente, mientras desabrochaba su camisa.

-No lo he dicho-dijo el moreno, corriéndose unos centímetros por la cama para desabrochar las amarras de la blusa de Lily-. Soy James Potter.

-Guau, James, estás mucho mejor que en la escuela-dijo la pelirroja, viendo el cuerpo bien formado del moreno.

-¿Qué nos conocemos?-preguntó el chico, de pronto deteniéndose en sacarle el pantalón a la chica.

-Soy Lily Evans. Y ahora no hables-le dijo Lily, comenzando a besarlo apasionadamente en la boca.

º.º.º.º

Hello! llegue con nueva historia! jaja espero q hayan disfrutado de el prologo! pq luego se vienen los 9 meses en pleno o.O una historia q se me ocurrio hace un tiempo, y espero q hayan visto la pelicula del mismo nombre (muy chistosa), aunq este fic no se basa enteramente en la pelicula, la idea principal es la misma...esta casi terminado, pero aun asi espero sus reviews con criticas! nos vemos en el proximo capitulo! besoos

R

E

V

I

E

W

S

Fede..miss padfoot..amante de Sirius Orion Black..Chica Erised