disclaimer: todo le pertenece a la magnifica y maravillosa JK Rowling! nada es mio :P


Ligeramente embarazada

por Fede

Previously on Ligeramente Embarazada (jjajaj re pasada a Glee xd): Lily al fin se da cuenta que ama a James, pero es un poco tarde: James se va a Egipto! Obliga a Sirius y Remus a que la lleven al Aeropuerto Mágico de alfombras, y allí choca con un apuesto moreno...

El Parto

-James-suspiró Lily, abrazándolo intensamente-. ¿Estás loco? ¿Planeabas dejarme e irte? ¡¿A Egipto?

El moreno suspiró, y la abrazó fuerte, después de tanto tiempo.

-Estoy tan tan tan arrepentida de no haber confiado en ti.

-Ya creo que lo estás-dijo James con una sonrisa-. Lamento no haberte dicho antes que había sido Leslie con la que te engañé.

-Creí que yo era un juego para ti…

-¿Ya crees en mí?-Lily asintió- Creo que te pasaste un poco de la raya, Lily.

Y la besó en los labios, olvidando todo. Esos meses parecían haber sido nada más que una estúpida pesadilla, una noche tormentosa que no había estado con el amor de su vida, como si, sin ella nada pudiera funcionar.

Lily pasó sus brazos por la nuca del moreno, poniéndose de puntillas para rozar sus labios, unidos en una sonrisa.

-Ejem.

La pareja se giró a ver quién carraspeaba: era la señora de informaciones.

-Por muy empalagosa que sea su escena, hay gente detrás de ustedes esperando.

Lily se sonrojó y James sonrió, moviéndose.

-Te amo-dijo.

Lily sintió maripositas en el estómago al decirlo. Esta vez no lo había dudado, tan sólo fue producto de su corazón.

-También te amo, Evans.

La pelirroja sonrió, pero luego su sonrisa cambió por una mueca de horror. Una punzada de dolor la hizo volver a la realidad.

-¿Qué sucede, Lily?-preguntó James, agarrándola.

Cada vez perdía más fuerzas, e iba cayendo y cayendo. El dolor se intensificó y lo último que Lily vio fue la asustada cara del moreno…

La luz traspasó sus ojos y el silencio en sus oídos le presagiaba algo malo. Abrió los ojos y se tocó la cabeza, y descubrió un chichón. Se sentía adormilada. No sabía cuánto tiempo había estado así. Se sentó en la cama y todo comenzó a darle vueltas. Un enfermero entró a la habitación y sonrió al ver que la paciente estaba despierta.

-¿Cómo estás?-le preguntó, mientras verificaba algo.

A Lily le costó una inmensidad hablar.

-Un poco mareada…

-Eso es por la poción calmante que te acabo de suministrar-dijo con una sonrisa-¿Te sientes un poco ida?

Lily apenas pudo asentir.

-¿Cómo está mi bebé?

-Muy bien, por suerte…

-¿Dónde está Nick?

-No puede venir. El padre de su cuñado acaba de morir.

-¡Pero cómo me dejó en este estado!

-Fue de urgencia-dijo, encogiéndose de hombros.

-¿Cuándo puedo irme?-dijo, observando la extraña poción que sostenía el enfermero.

-Ah, no señorita. Usted se queda hasta que tenga ese bebé.

La noticia tardó unos segundos en llegar hasta su cerebro.

-¡No! No puedo tenerlo ahora. Necesito que James…

-¿Así que ese señor de cabello negro que dice llamarse James Potter es su esposo?

-No es mi…

-En ese caso, señora Potter, lo haré entrar.

-No soy Po…

-No se preocupe. Lo haré pasar enseguida.

Lily puso los ojos en blanco. James entró por la puerta con cara de contrariedad.

-Estúpido enfermero-se quejó el moreno.

-¿James?-lo llamó, sentándose.

-¿Cómo estás? Tremendo susto que me diste en el aeropuerto, Lily.

-El enfermero dice que ya voy a tener al bebé-dijo la pelirroja, mordiéndose el labio inferior.

-Nada malo va a pasarte-dijo James, agarrando su mano con fuerza.

Lily volvió a recostarse, no tan calmada, pero al menos él estaba a su lado.

-¿James?-volvió a llamarle.

-¿Dime, amor?-dijo con voz dulce, junto a su cama.

-¿Vas a volver a pedirme que me case contigo, después de todo lo que te hice sufrir?-dijo la pelirroja, sin mirarle a los ojos.

-¿Porqué? ¿No quieres estar soltera cuando nazca nuestro hijo?

-No. Sólo quiero estar contigo, James. No me importa si estamos casados, pobres, sin casa, pero sólo quiero estar contigo. Toda mi vida.

James le tomó la barbilla, para que levantara la vista. Y el moreno pudo mirar con profundidad sus ojos verdes.

-Voy a quedarme contigo para siempre, Lily. Aunque tú me quieras echar, voy a estar siempre.

Los ojos de la pelirroja se volvieron vidriosos.

-Quisiera decir "Te amo", pero no creo que esas dos palabras expresen todo lo que siento por ti, James.

-Cásate conmigo, entonces. Aunque a ti no te interese, yo quiero que todos sepan que eres mía.

-Claro-respondió Lily con una sonrisa.

Y James se acercó para besarla apasionadamente, como no lo había hecho en meses…

-Puaj-dijo Sirius mientras entraba por la puerta-. Aquí huele fétido: creo que es el amor en el aire.

Puso mala cara, y Remus, que había entrado tras él, puso los ojos en blanco.

-El amor es bueno-dijo Lily, con el ceño fruncido, pero feliz.

-Bueno para lavarte el cerebro. Prongs, ¿no ves lo que te ha hecho?

-Sirius, cállate-dijo James, con un ojo crispado.

°.°.°.°

Lily yacía acostada en la camilla, durmiendo y James a su lado. De pronto, un fuerte dolor la atacó y despertó sobresaltada. Miró a su lado, pero no era James quién estaba a su lado, si no Sirius, que yacía durmiendo sobre el sofá grande, y Remus estaba sentado unos metros más allá leyendo ¿Cuál es el secreto mejor guardado del mundo mágico y nadie que no lea este libro lo sabrá?

-¿Dónde está James?-preguntó.

-¿CUÁNTAS VECES LES HE DICHO QUE NO ME INTERRUMPAN…?-gritó el castaño, tirando el libro al suelo.

Lily abrió los ojos al máximo, espantada. Remus se percató de que había sido ella quién había hablado.

-Lo siento, Lily. Pensé que eras una enfermera…Es que estoy a punto de saber cuál es el secreto mejor guardado del mundo mágico-dijo, encogiéndose de hombros y recogió el libro.

-Pero ¿dónde está?

-En la última parte del libro-respondió Remus.

-Me refiero a James-rectificó la pelirroja, con cara de miedo.

-Fue por un café. Está un poquito nervioso ¿Quieres que llame al enfermero?

Lily asintió, tocándose la barriga inmensa, comenzando a hiperventilar. Remus abrió la puerta, y Lily escuchó un pedazo de una conversación:

-Lleven a la señora Longbottom a la habitación 43-dijo el enfermero.

-¿Alice?-dijo Lily, extrañada. ¿También iba a tener a su bebé?

-Debe reposar, señora-le indicó el enfermero.

-¡Alice!-gritó Lily, incorporándose.

De pronto una camilla pasó por el pasillo, y la pelirroja pudo ver a su amiga con un bebé en los brazos, con Frank a su lado.

-¡Suerte!-le dijo Alice, con una sonrisa.

Lily estaba completamente sorprendida. ¿Cuánto tiempo había pasado desmayada?

El enfermero entró y cerró la puerta tras de sí.

-¿Señora Potter?-preguntó nuevamente.

Remus sólo levantó una ceja y siguió leyendo su libro. Le preguntó algo a Lily y compuso una sonrisa digna de un comercial de pasta dental.

-Señora, usted está a punto de tener a su bebé.

La pelirroja tragó saliva y compuso una mueca parecida a una sonrisa.

-Señores, voy a pedirles que se retiren-dijo el enfermero, hablándoles a un dormido Sirius y a un concentrado Remus.

Ninguno lo tomó en cuenta. Sacó su varita de entre los pliegues de su túnica anaranjada (los medimagos usaban la verde limón) e hizo levitar a ambos jóvenes por los tobillos. Sirius se despertó al instante y gritó:

-¡No pueden separarme de Lily! ¡James me lo ordenó!

Remus tan sólo suspiró alicaído, porque estaba casi seguro de que no alcanzaría a llegar a la parte más importante de su libro antes de sufrir unas diez interrupciones más.

-¡Llamen a James!-les gritó Lily, antes de que salieran levitando de la habitación.

-Así que, está a punto de tener a ese bebé en sus manos ¿cómo se siente?-preguntó, mientras revisaba unos parámetros en las máquinas junto a Lily.

-¿Me dolerá?

-Pasará antes de que puedas decir la palabra bebé.

-Bebé-dijo la pelirroja, por lo bajo, y no se sintió muy bien.

°.°.°.°

-¿No es bellísimo?-decía James una y otra vez.

Lily sostenía al bebé, embelesada. Mantenía los ojos cerrados, pero estaba segura de que había visto una tonalidad verde antes de que se durmiera. Con un pequeño montoncito de pelo negro.

-¿Puedo tomarlo?-preguntó Sirius, desesperado.

Los padres se miraron: ¿estarían dispuestos a correr el riesgo de que Sirius tomara al bebé?

-Por supuesto, Paddy. Después de todo, es el padrino-dijo, encogiéndose de hombros.

Lily puso al bebé en los brazos de Sirius con mucho cuidado y no despegó la vista ni un segundo. Sirius podía ser muy peligroso.

-¿Por qué han elegido a Sirius como padrino de su boda y de su bebé?-preguntó Peter, con el ceño un tanto fruncido.

-Bueno, porque Sirius ha sido el único que nos ha acompañado a mí y a Lily durante todo el embarazo.

-Estoy seguro que eso no se debe a que vive contigo-dijo Remus irónico, aun con su libro en una mano.

-¿Ya terminaste tu libro, Moony?-preguntó James, aunque miraba a su hijo y no a su amigo.

Remus asintió, contento.

-Y ¿vas a decirnos el secreto mejor guardado del mundo mágico?-preguntó expectante, ahora si dándose vuelta para mirarlo.

-¡Claro que no! ¿No has leído la portada? Por algo se llama ¿Cuál es el secreto mejor guardado del mundo mágico y nadie que no lea este libro lo sabrá? Tienes que leer el libro para enterarte.

-Vamos Remus…

-Te digo que no, James.

-Sólo un poquitititito…

-¡Dije que no!

-Creí que eras mi amig…

-James, se supone que acabo de tener un bebé. ¿No deberías estar preocupado por tu prometida en vez de un libro que no tiene importancia? El secreto no es más que…

Pero el bebé se puso a llorar y Sirius pareció desesperarse. Le entregó el bebé a James y se excusó con una sonrisa culposa y salió de la habitación. Remus y Peter salieron detrás de él para no torturarse los oídos. Pero en cuanto la puerta se cerró el pequeño bebé paró de llorar.

-Es tan lindo-dijo James, mirándolo con ternura-. Si hasta nos hace el favor de echarlos sin decirles nada…

-¿Has pensado algún nombre?-preguntó la pelirroja con los ojos cerrados, pues estaba cansada.

-¿Qué te parece Harry?-preguntaron al mismo tiempo.

-Era el nombre de mi abuelo-dijo Lily.

-Era el nombre de un jugador de quiddicth-dijo James.

A su novia no pareció importarle eso.

-Y…he pensado que James es perfecto para su segundo nombre-dijo Lily, con una sonrisa.

Se volvió hacia ella, agradecido.

-Eres asombrosa, Lily-dijo, mientras se acercaba y la besaba-. Ahora, ¿vas a decirme cuál es el secreto mejor guardado del Mundo Mágico?

Lily lo miró con una media sonrisa.

-Pero no le digas a nadie que te lo dije.

James asintió fervientemente.

-Bueno, el secreto es…

FIN!

°.°.°.°

Chan chan chaaan! hace mas de 1 año q no subia capi! gosh no puedo creer q haya pasado tanto tiempo! este capi lo tengo listo desde hace mucho tiempo :P eeeen fin q les ha parecido el final? muajajajaj nunca sabran el secreto! jajaj me parecio muy chistoso lo del libro xd a q son lo mas tierno q hay? me encantan lily y james ^^ y sirius y remus son tan lindooos! :) muchas gracias a todas las personas q dejaron reviews o se pasaron al guna vez por mi historia! y ahora les agradeceria mucho q me dejaran mas reviews :D jeje del capi pasado, le agradezco a: Ely-Barchu, Lily Masen de Lioncourt, Jos WeasleyC, Evasis, Chestnut Soul, asami_black, avril3potter3and3xD, sarita, mariajechu, tamii, mulmi, Pam y Ma94 muchisimas gracias a todos! me dejaron unos reviews muy lindos :) bueno, espero q les haya gustado el tan ansiado ultimo capitulo! me gusto mucho escribir esta historia... fue hace tanto q ya ni me acuerdo! gosh sera hace 2 o 3 años q comence a escribirla? dios... no me manden crucios xd un besoooooteeee!

Fede