Hola!

Este es un fic que salió de mi mente en un momento de ocio, mientras leía y me acordaba de una de mis películas favoritas: Cruel Intentions. Así que, como supongo se esperaban, va a seguir más o menos la trama de la película, pero con los personajes de Harry Potter. Para las que no han visto la película, no importa, no es necesario para entender la trama, y, para las que vieron la película, créanme que no es textual, que hay muchas sorpresas y que no se van a arrepentir de leer.

Espero sus comentarios, sólo de ellos dependerá si sigo con la historia, porque me cuesta mucho compatibilizar los tiempos :(.

Disclaimer: Evidentemente estos personajes no son míos, son de J.K.Rowling, además la historia, en parte, tampoco es mía, sino de Chorderlos de Laclos, el escritor del libro en el cual se basó la película . Ahora¿hay algo mío?, sí, unir dos de mis historias favoritas y compartirlas con la mejor pareja de Hogwarts: Draco y Hermione.


Capítulo I.

La apuesta

- Tres... dos... uno - contó regresivamente Draco Malfoy mirando a Pansy Parkinson a los ojos. Justo cuando sus labios habían dictado el último número, la puerta sonó estridentemente, como si algo, o alguien se hubiese lanzado contra ella.

- ¡Draco!- gritó una voz femenina que sonaba desesperada y lloriquienta - no me dejes, por favor, haré todo lo que quieras - la chica fuera de la puerta de la habitación en el cuarto de Draco Malfoy lloraba estruendosamente, y golpeaba suplicante.

Draco miró a Pansy, y tan sólo unos segundos después ambos estaban riéndose a carcajadas, como si la súplica que la muchacha fuese su causal, mientras tanto afuera, la voz seguía pronunciando una súplica constante : no me dejes, haré todo lo que quieras, todo, por favor, Draco vuelve conmigo .

- Te dije que lo lograría - dijo Draco riéndose cruelmente y triunfante, sin la menos intención de abrirle a la muchacha o siquiera prestarle atención, sabía que Crabbe y Goyle se encargarían de ella en unos pocos minutos, todo, acorde al plan.

- No puedo creer que esa Gryffindor haya sido capaz de entrar arrastrándose a nuestra sala común - dijo Pansy llorando de la risa - debo admitir Draco Malfoy que pensé que esta vez no sería posible.

- Soy un Malfoy, para mí, nada es imposible - replicó el rubio acercándose seductoramente a la castaña que descansaba sobre su cama. Ella no se inmutó, es más, sonrió seductoramente, incitando al rubio a acercarse.

- Sabes que hay cosas que son imposible, Draco querido - dijo Pansy acercándose a Draco y poniéndose sobre él, en la cama - ... como yo - concluyó seductoramente acercando su boca a la del muchacho.

Draco la miró fijo a sus ojos, esbozó una sonrisa y luego bufó. Lo sabía, había mantenido algo así como una relación con Pansy hasta 6to año, aunque estrictamente de relación no se podía hablar. Desde quinto año, Pansy Parkinson se había convertido en una de las chicas más codiciadas del colegio, su figura se había estilizado, pero tenía curvas que muchos seguían con la mirada por los pasillos de Hogwarts, su cabello castaño cobrizo caía grácil sobre su cintura, sus labios, con permanente labial rojo intenso, volvían locos a todos los hombres que la miraban, y ella lo sabía.

Sexto año había sido su año de gloria, había conocido por lo menos la mitad de las camas de los hombres de Hogwarts, de todas las casas, pero Pansy era muy hábil y sabía mantener las apariencias. Para todos por fuera era la chica Slytherin perfecta, muy bella, delicada, incluso dulce cuando le convenía, siempre a la moda, era, además Prefecta de su casa, sus notas andaban bastante bien y como por si fuera poco tenía de novio pantalla al chico más guapo de Slytherin, Draco Malfoy... eso era lo que todos veían, o al menos de día...pero nadie imaginaba cómo o dónde pasaba Pansy Parkinson las noches.

Y esto se había convertido en un juego para ella, perfecta de día, indomable de noche.

Eso había sido hasta finales de sexto año. Pasando a su último año, todo había cambiado. El Señor Oscuro la había llamado a sus filas como mortífaga, al igual que muchos de sus compañeros de Slytherin, pero... ella no estaba destinada a ser una mortífaga cualquiera, Pansy era una mujer sin igual, y eso no pasó desapercibido para Lord Voldemort. Él la había convertido en su favorita¿consecuencias?, los encantos de Pansy sólo estarían disponibles para quienes él eligiese, sus encantos sólo estarían disponibles para misiones que él le asignase... y quizás en un futuro próximo, para él mismo.

Así es como Pansy había dejado sus andanzas y ahora se reservaba para ciertos hombres a los cuales había que sacarles información con métodos "seductores", por decirlo así. De este modo, Draco Malfoy había salido de la lista de sus pretendientes y eso era algo que el rubio lamentaba enormemente, Pansy era una amante experta... y deliciosa.

Pero nada de esto había evitado que Draco Malfoy sí siguiera en el juego, en "cacería" y su última gran conquista era aquella muchacha Gryffindor que lloraba a mares tras la puerta donde las serpientes se miraban con deseo.

La chica era Misha Halls, hija de un alto funcionario del Ministerio de la magia, quien, confiaba mucho en su "pequeña princesita" y deslenguaba varios de los secretos y movidas del ministerio. Lo que el señor Halls no sabía era que su princesa era capaz de hacer cualquier cosa por Draco, para que él no la dejara, como contarle todos los secretos de su queridísimo "papi". Una lástima. Misha dijo todo y de todo, y cuando ya no servía, Draco la botaba.

Sin embargo esta conquista fue distinta, pues la chica era inmaculada en Gryffindor, una hija modelo, y Pansy pensó que esta vez Draco no se la podría, así que Draco le apostó a Pansy que era capaz al mes hacer que la chica se arrastrara llorando por la sala común, una leona llorándole a sapientes, y lo había logrado...

- Cada día me sorprendes más, Draco, si no te controlas, las a volver locas a la mitad de las mujeres de Hogwarts - dijo Pansy levantándose de la cama y acercándose a un espejo para contemplarse.

- Te equivocas, linda, la mitad ya está loca por mí... y la otra... lo estará pronto - dijo aproximándose por detrás de la castaña y acercándola peligrosamente a su cuerpo.

- Déjame - dijo suavemente Pansy cuando Draco comenzaba a propasarse - sabes que no puedo, además, no estoy de humor.

- ¿Qué te ha pasado¿quién no te ha permitido la entrada a su cama esta vez? - preguntó Draco soltándola finalmente y mirándola burlesco.

- El estúpido de Ronald Weasley¿puedes creerlo?, la mujer más despampanante de Hogwarts se acerca a él ¡y la comadreja asquerosa osa rechazarme!, si el Señor Oscuro no me hubiese dado esa misión jamás me hubiese acercado a ese pobretón, me daban náuseas tener que coquetearle...

- ¿Y te dijo cuál era el motivo al menos?, pocas veces te han dicho que no - cuestionó el Slytherin.

- Eso es lo patético, a ver si te lo adivinas... -

- ¿Le gusta Harry Potter? - Draco rió y Pansy lo siguió, pero a la vez negó con la cabeza - si me dices que le gusta Neville Longbottom me tiro ahora mismo de la torre de astronomía.

- ¡Draco!, concéntrate, es importante, necesito acercarme al estúpido de Weasley¿quién más que él para revelar los planes de Potter?, sin embargo le has acertado a una parte, está enamorado.

- ¿de quien?

- No te lo figuras, piensa en chicas imbéciles que estén cerca de Weasley

- ¿Hermione Granger cuenta como chica? - preguntó irónico Malfoy.

- Parece que para él si cuenta¿puedes creerlo¿preferir a esa sangresucia desaliñada castor antes que a mí?, "porque ella es casta, es pura, ella no es como tu que se acuesta con todo el mundo, ella está esperando casarse para acostarse con alguien, ésa es una verdadera mujer" - dijo Pansy imitando la voz cursi de Ron- el estúpido va a esperar a que ella esté lista, pero la muy sabelotodo sólo lo hará cuando alguien la lleve al altar¿puedes creer algo más anticuado? ... me juré a mi misma que esto no se iba a quedar así.

- ¿Y qué piensas hacer¿porque supongo que rebajarte al nivel de la asquerosa no está en tus posibilidades, verdad? .

- ¿Es que nunca puedes hablar en serio conmigo? - interrogó Pansy comenzando a enfadarse.

- Contigo preferiría hacer otras que hablar - dijo Draco, pero la morena lo miró con ojos de reproche, que hicieron comprender a Malfoy la situación - está bien - continuó - ¿cuál es tu plan?.

- Eso quería escuchar... resulta, Draco, que para hacer mi plan perfecto, te necesito a ti - lanzó Pansy mirando al chico a los ojos.

- Bien ... ¿y cuál se supone que es mi parte en tu plan? - dijo Draco capcioso.

- Necesito que tu seduzcas a la sangresucia y seas capaz de llevártela a la cama, así "Roncito" se dará cuenta de cómo es la mujer que quiere, y cuando esté triste, dolido y decepcionado, yo estaré con los brazos abiertos... esperando a que me cuente afligidamente todos los planes de cararrajada - soltó Pansy de una, con una sonrisa de triunfo.

- Alto. ¿Quieres que yo me acueste con la asquerosa de la sangresucia ? - dijo Draco poniendo el típico rostro de su madre, como si estuviese oliendo mierda bajo sus narices.

- Draco, has hecho cosas peores, te has acostado con muchas otras impuras - refutó Pansy.

Draco pareció dudar, la morena tenía razón.

- ¿Y qué gano yo con todo esto? - preguntó después de pensárselo un momento.

- Sabía que harías esa pregunta ... eso, Draco querido, es lo mejor de todo... el premio... soy yo - contestó Pansy con las manos en sus caderas.

Draco abrió sus ojos y una sonrisa maliciosa apareció en la comisura de sus labios.

- ¿Y cómo se supone que harás eso?, no te creo Pansy, el Señor de las Tinieblas se enteraría y yo no quiero provocar su furia - cuestionó Draco dándole la espalda. El chico, a pesar de que la oferta era extremadamente seductora, vaciló, a nadie le convenía desobedecer las órdenes de Voldemort.

Pansy se acercó al chico y comenzó a rozar con sus labios la cara y luego bajando por su cuello, haciendo que el chico se estremeciera.

- Eso déjamelo a mí. Yo sé que me quieres Draco, más ahora que no me puedes tener libremente. Soy la única persona que no puedes tener y eso... Te mata- dijo acercando su cuerpo al del chico que lentamente comenzó a responder a Pansy.

- Entonces¿me aseguras que serás mía si logro llevar a la cama a Hermione Granger? - Pansy se separó del chico y estiró su mano. Draco la miró por sólo unos segundos y sosteniendo la mirada azul de Pansy le estrechó la mano.

- Tenemos un trato Malfoy - pronunció la castaña y sin esperarlo besó intensamente al rubio - y esto, es sólo una pequeña muestra de lo que puedes tener, esto, y más, sólo por esa ratita de biblioteca¿crees que lo lograrás, verdad?

- Pansy - dijo saboreando a la chica- soy un Malfoy... - dijo como si fuese lo más obvio del mundo que la chica caería ante él si se lo proponía- Hermione Granger no sabe lo que le espera.


Bueno¿qué tal les ha parecido?.

Una aclaración: como se habrán dado cuenta, las situaciones están adapatadas y los personajes están un poco OoC (Out of the Caracter), sobre todo Pansy, lo siento, pero era necesario para la historia¡no me maten!.

Para las que piensan que va a ser un calco de la película, siento decepcionarlas, es verdad contiene mucho de la película, la trama principal está basada en ella, pero no es literalmnete una copia, de hecho, más adelante se va desligando aún más de ella.

Espero que disfruten de este fic. Nos vemos!