Hola!!!!!

Bueno aprovecho para decirles uas cositas acerca del fic, ok?

Lo cierto es k desde k ví el final de yugioh cogí tal depresión k ya no pude volver a ver la serie, y no exagero cada vez k veía un capitulo no dejaba de llorar, asi k lo unico k me kedo fue tratar de olvidarme de él.

Sin embargo recientemente comance a leer unos maravillosos fic dedicado a atem y anzu, y a como a pesar de todo al final si conseguían reunirse de neuco y luchar por su amor, lo unico es k realmente hay muy pokitos... aun asi me los estoy leyendo todos y tratando de encontrar mas por diversas paginas (aprovecho, si alguno sabe se alguno k por favor me diga donde puedo leerlo, le agradecere eternamente)

Bueno a lo k iba, k fue pr eso k se me ocurrió hacer un fic mas sobre Anzu y Atem, asi k espero k les guste, porque a mi me ayuda muxo a superar el horrendo y tragico final de la serie.

Esta bein ya me callo, reconozco k soy pesadica... xD

Aquí se lo dejo y ojala k les guste, BY

El símbolo milenario

Han transcurrido dos años desde la marcha de aquel k sacrifico su vida para salvar al mundo, de aquel k lucho por mas de cinco mil años por salvaguardar la existencia de la humanidad, de aquel faraón k dedico su vida entera al bienestar de la sus congéneres, a pesar de k muchos de ellos siquiera ignoraban su existencia.

Sin embargo poco o nada de esto le importaba a una joven de ciudad Domino.

Ella solo sentía k cada día k pasaba sin estar cerca de él su corazón se quebraba mas y mas, el aire escapaba de sus pulmones y la vida perdía sentido.

Su amigo, su faraón..., su amor...?

Si, por supuesto k ella le amaba, le amaba con cada fibra de su ser y eso era lo k mas le dolía.

Nunca, jamás fue capaz de confesarle sus sentimientos y ahora por su cobardía, por su estupidez era demasiado tarde.

Dos años, setecientos treinta días, y solo había logrado vivir un infierno.

Por mucho k trataba no lograba arrancar su imagen de su corazón, ni mucho menos olvidar ese cálido sentimiento en el pecho k le provocaba la sola mención de su nombre.

- Atem... – susurro al viento mientras una lagrima resbalaba por su rostro sin poder contenerse.

- Tea!!! Espera! – el joven yugi motou se aproxima a ella a gran velocidad. Ciertamente el chico había cambiado mucho, incluso llegaba a asemejarse al faraón, no obstante sus ojos seguían siendo diferentes.

- Yugi, hola! – Tea se volvió hacia aquel k la había llamado reconociendo su voz de inmediato. Su amigo Yugi, su querido amigo Yugi, quien desde la marcha del faraón se preocupaba tanto por ella, porque estuviera bien.

Al fin el joven había llegado a su lado, sin embargo la habitual sonrisa k acompañaba su rostro desapareció al ver restos de agua salada en el rostro de su amiga.

Justo la iba a interrogar cuando aparecieron Jouy y Tristan.

- Jouy tea, k hay amigos?

Tea se limito a sonreír con dulzura, al menos siempre le quedarían sus amigos...

Los cuatro jóvenes se apresuraron a entrar en su aula, ciertamente resultaba algo extraño pero por algún motivo todos habían decidido cursar la misma carrera, arqueología egipcia. Claro esta k cada uno tenía sus propios motivos, pero al menos así estaban juntos.

Tea había optado a esa carrera porque anhelaba con toda su alma aprender mas cosas sorbe la cultura egipcia, de ese modo sentía como si él se acercase a ella.

Yugi, en cierto modo tenía una razón similar a la de Tea, el deseaba aprender mas cosas sobre el faraón, además el echo de k su abuelo hubiera sido arqueólogo también lo animo bastante.

Respecto a Jouy, el simplemente tomo esta carrera por estar cerca de su amigo Yugi, ya k de otro modo la universidad resultaría demasiado insoportable.

Tristan, se limito a optar por lo mismo k Jouy, pues de otro modo su vida resultaría ser muy aburrida, excesivamente aburrida.

Horas más tarde, al concluso de las clases todos se dirigieron a sus hogares hablando animadamente.

- Bueno chicos, k les parece si esta tarde vamos todos a una nueva exposición de duelos, la organiza la kaiba corp y parece k va ser lo más.

- Vaya así k el presumido de kaiba a seguido con su empresa... Por cierto Tristan donde dijiste k sería la exposición?

- No lo dije...

Igual se celebrara en el museo egipcio... extraño lugar, no les parece?

En ese momento Tea sintió como su corazón empezaba a latir dolorosamente y como las lagrimas amenazaban con aflorar de nuevo.

No obstante Yugi fue el único en percatarse de ello, pues sus dos amigo habían comenzado a discutir nuevamente.

- Tea...

- Bueno chicos vienen o no?

De nuevo Tristan había interrumpido las palabras de Yugi, para alivio de Tea y enfado de este.

- Lo siento, yo no puedo acudir. Hoy es un día muy importante para mi, lamento si ustedes lo olvidaron... k lo pasen bien chicos.

Dicho esto Tea salió corriendo. No sabía cuanto tiempo podría resistir las lagrimas, pero sabía k no podría soportar un interrogatorio por parte de los chicos, no hoy, no ese día.

- Chicos, k le mosca le pico? – Jouy se encontraba muy sorprendido por la reacción de su amiga.

- Es cierto, desde hace tiempo k Tea no parece la misma, pero hoy se encontraba realmente extraña.

- Chicos, lo ocurre es k – en ese momento tanto Jouy como Tristan se giraron para escuchar a Yugi – lo k ocurre es k hoy hace exactamente dos años desde k el faraón se marcho y creo k Tea lo esta pasando muy mal por ello.

Tras la explicación de Yugi ambos chicos de quedaron en silencio, sin embargo Jouy no pude evitar dirigirse a Yugi algo extrañado.

- Vaya Yugi, de veras siento haberlo olvidado, lo k ocurre es k prefiero pensar k el sigue con nosotros, porque aunque no lo este en persona su espíritu siempre estará con nosotros.

Yugi afirmo con la cabeza.

- Lo se; sin embargo para Tea él era algo mas k un amigo.

- Yugi acaso quieres decir k...? – pregunto Tristan extrañado.

- Así; estoy convencido de k Tea le amaba con toda su alma, y creo k habría dado lo k fuera por decírselo a él.

Sin embargo no logro hacerlo, ya k el se fue de manera muy precipitada, además...

FHAS BACK

Mientras hablaba un recuerdo invade la mente de Yugi.

Hacia exactamente dos años k cierta joven había irrumpido en su habitación.

- Tea, ocurre algo?

- Yugi... no nada, solo k llegaremos pronto a la isla.

Dicho eso se retiro de allí rápidamente, sin embargo Yugi pudo apreciar el gran dolor k portaba su amiga.

- Amigo, creo k ella quería despedirse de ti.

FIN FLAS BACK

Yugi continuó hablando a sus amigos.

- Además tengo la impresión de k aquélla noche, en el barco, antes de llegar a la isla donde él partiría, Tea vino a mi habitación y creo k deseaba confesarle sus sentimientos, sin embargo al final no pudo hacerlo.

Es por eso k no es capaz de olvidarlo; se sintió culpable porque jamás le hablo de sus sentimientos y a pesar de k sabe k nunca lo volverá a ver no es capaz de pasar página.

Es decir, si al menos le viese confesado lo k sentía, su corazón habrían quedado en paz, pero ahora no es capaz de pensar en lo k podría haber sido y no fue.

Es pro eso k se encuentra tan rara. No logra olvidar su recuerdo, y para su desgracia eso lo único k le queda de él, un recuerdo.

Jouy y Tristan miraron a Yugi sorprendidos, jamás hubieran imaginado k su amiga albergara tanto dolor.

- Sabes Yugi, entiendo como se siente. Yo sentí lo mismo aquella vez durante el torneo de Kaiba. Llegue a creer k May moriría sin haberlo confesado yo mis sentimientos y verdaderamente fue horrible.

Desee morir con tal de k ella sobreviviera y no podía alejar de mi ese dolor en el pecho.

- Es cierto, yo también la comprendo.

No soy capaz de imaginar la vida sin Serenity a mi lado.

- Sabéis chicos, creo k sería mejor dejar para otra día la exposición de cartas e ir a apoyar a nuestra amiga; se lo merece.

- Vaya Jouy, por primera vez en tu vida has dicho algo sensato. Creo k tienes toda la razón, además Tea es nuestra amiga y necesitará de nuestro apoyo. – E ignorando las miradas asesinas de Jouy se dirigió a Yugi – Tú k dices Yugi?

- Si! – Yugi solo afirmo y se dedico a ver como de nuevo sus amigo comenzaban una discusión. Era cierto k a veces podían llegar a ser totalmente infantiles, pero eran sus amigos y no podría tener unos mejores. – " Tea – pensó – ojala algún día logre ser feliz de nuevo, pero mientras tanto, cuenta con nosotros, no te dejaremos sola"

Horas más tarde, una joven se encontraba a orillas del mar, cerca de donde tuvo lugar el duelo entre Yugi y Jouy, era un hermoso lugar al k había acudido aquella vez k acompaño al faraón por la ciudad, poco después del torneo de Pegasus.

Juntos habían contemplado la puesta de Sol desde ese lugar y fue en ese momento cuando ella se percato de sus sentimiento hacía él.

"Sin embargo y pese al tiempo k estuve a su lado después de aquello, jamás le dije cuanto le amaba... y ahora es demasiado tarde pues jamás volveré a ver sus ojos"

Estos pensamientos la torturaban día a día, pero el fugaz recuerdo de aquellos ojos violetas, le enterneció el alma.

"No importa, aun así no lo cambiaria por nada"

Pensó esto refiriéndose al tiempo transcurrido junto a él, pues pese a la amargura de su corazón, los momentos vividos junto a su amor no los cambiaria por nada.

Ciertamente al principio de conocerlo se sintió atraída por él, como no con el cuerpo, y el rostro, y los ojos, y el pecho, y las piernas, y la voz k tenía. Sin embargo con el paso del tiempo, con el transcurso de sus batallas fue apegándose a él fuertemente, introduciéndose en su alma, y llegó a amarlo con cada fibra de su ser y deseo estar a su lado eternamente.

Pese a todo el se había marchado sin saber de sus sentimiento y cada vez k recordaba ese momento, sentía como una daga le atravesaba el corazón dejando tras de si un profundo agujero k siquiera el tiempo lograría sanar.

De nuevo las lagrimas surcaban por su rostro, mas ella se limito a dejarlas correr con la esperanza de k arrastraran con ella todo el dolor de su corazón.

Camino unos pasos mas adelante y deposito con cuidado un ramo de rosas rojas en el agua del mar, a modo de obsequio para aquel k le había robado el alma. Tras eso se marcho del lugar.

Se sentía mejor, no sabía porque pero se sentía mejor, mas tranquila, así k decidió ir al lugar donde habían quedado sus amigos para pasar la tarde con ellos.

No le hizo falta caminar mucho hasta encontrarlos, ellos estaban por allí cerca, supuso, buscándola.

- Chicos, k hacen aquí?

- Vamos Tea, de veras creías k te íbamos a dejar sola en u día como hoy, somos tus amigos recuerdas?

De nuevo Jouy de notaba k su falta de neuronas estaba compensado con su gran corazón.

- Gracias chico, a los tres. Pero ya me encuentro mejor, ya he hecho todo lo k tenía k hacer por hoy, así k porque no vamos a esa exposición de cartas, seguro k lo están deseando.

- Seguro Tea? – pregunto Yugi mirando suspicazmente a la chica, pero cuando esta le devolvió su sincera sonrisa, se limito a correspondérsela.

Llegaron a la exposición, y Yugi se perdió en seguida entusiasmado por la cantidad de cartas de monstruos espléndidas k allí había.

Jouy y Tristan también se perdieron, sin embargo algo llamo la atención de Tea quien se sintió atraída misteriosamente hacia una sala.

L habitación se encontraba vacía, y solo reinaba el silencio, sin embargo en el centro se hallaba una mesa con un extraño anillo depositado sobre ella.

Tea no pudo evitar sentirse atraída por él, como si en verdad le estuviese llamando.

Al fin llego hasta él, y aunque la parte lógica de su mente le indicaba k lo mejor era salir de allí lo mas rápido posible para evitar problemas, había algo dentro de ella k le impedía mover los pies para alejarse del lugar.

Poco a poco extendió su mano hasta alcanzar el anillo, le resultaba extrañamente familiar, como si ya lo hubiese poseído anteriormente, a pesar de estar seguro de no haberlo visto nunca.

Lo contemplo embelesada durante un tiempo más, hasta k de un súbito impulso lo coloco en su dedo.

De repente una luz cegadora se extendió por la habitación atravesando su mente e imágenes confusas llegaron a sus pensamientos.

Horas mas tarde despertaba en su cama.

"¿Como demonios llegue hasta aquí? Lo ultimo k recuerdo es ese extraño anillo..."

Instantes después miro su mano y , efectivamente allí se encontraba el anillo; en un impulso trato de sacarlo pero algo en su mente le detuvo. Era como si realmente ese fuera su lugar y ella no pudiera hacer nada para evitarlo.

Sacudió la cabeza para alejar de si esos extraños sentimientos.

Estaba sacando las cosas de lugar sin motivo alguno.

Probablemente se desmayo en la fiesta debido al cansancio y a las fuertes emociones sufridas durante el día y fueron sus amigos quienes la trajeron a casa.

Con estos nuevos pensamientos mucho mas reconfortantes se dirigió al baño, decididamente lo k necesitaba era una buena ducha para relajar la mente seguida de una buena sesión de descanso.

Se dirigió al baño y se despojo de su ropa abriendo el grifo del agua.

Poco a poco el calor fue entrando en su mente y el ruido del agua la sumió en un estado de relajación y tranquilidad increíbles.

Estuvo durante un buen tiempo bajo el grifo del agua, para después colocarse el pijama y dirigirse a su cama, sonde nada mas llegar, cayo rendida por el agotamiento.

Sin embargo, gracias a k su estado emocional y físico la había sumido en una especie de trance, y a k las luces permanecieron apagadas en todo momento, no pudo llegar a distinguir el extraño tatuaje k había aparecido en su espalda, al mismo tiempo k el anillo hacia contacto con su dedo.

No obstante gracias a ello, había conseguido al fin lo k por tanto tiempo había anhelado, una noche en al k descansar en paz.

Muy lejos de allí, la reencarnación de una antigua sacerdotisa egipcia, de nombre Isizu, miro a su hermano y sonrió pronunciando estas enigmáticas palabras.

- Bien; pareceré k ya llego la hora en la cual los misterios del pasado le serán revelados a la portadora del anillo milenario y del tatuaje de los dos mundos.

Hasta aquí k le parecio?

Bueno espero de verdad k les haya gustado xk lo hice con mucha ilusion.

Bueno es mi primer fic de yugioh asi k no se k tal estara, asi k les encargo por favor k me manden sus consejos, sugerencias...

Aviso de antemano si no recibo comentarisos no voy continuar con el fic, xk eso signofica k no les gusto asi k no lo seguire, ok?

Pero por fa no me hagan eso y sean buenos si, k yo se los agradecere en el alma.

Bueno ya les dejo y tratare de actualizar rapidillo, pero eso sera dependiendo del numero de comentarios.

Muxos besos a todos, BY