Para akellos ke creian ke esta historia kedaria muerta, se ekivocaron, aunke tarde mucho y sean capis cortos, le sprometo ke esta historia sera teminada. Y les pido una disculpa a akellas personas ke leian este inconcluso fic esperando continuación y solo me resta decirles, ke aki la tienen.

Capítulo 7.- La naturaleza Auger

El cielo ya estaba siendo tapizado de pequeñas y blancas luces que brillaban con todo su esplendor, pero sin competir con el hermoso resplandor plateado que el satélite del planeta ofrecía a sus habitantes. Aunque esta bella imagen era lo que menos les preocupaba a dos chicos, quienes se veían atrapados entre la desesperación por su hermana "extraviada", y la incertidumbre de que pasaría con ellos y su situación tan… peculiar.

-¿Y bien?- preguntaba la chica Auger a su hermano, habían aprovechado que "el par de tortolitos" se estaba despidiendo para alejarse un poco y hablar.

-Mañana Saint Tail tendrá una misión…

-Perfecto…- susurró la chica para si misma.

-…a la que sabes que no deberemos ir. – Terminó el moreno al escuchar a su hermana.

-Oh Gen, no podrás impedírmelo- le reto Jaz para justo después recordar sus nuevas habilidades y tomara instintivamente el libro que llevaba en el bolsillo y la llave en su cuello; o eso pensaba hacer por que ya ambos objetos estaban ahora en las manos de Gen. – ¡Devuélveme eso! – le espetó al percatarse de aquel hurto de sus nuevas posesiones.

-No por que si ahora apenas y puedo calmar tus ánimos de participar, si supieras todo no lo dudarías y no quiero que nada te pase.

-¿Saber todo de que? – ante esa pregunta Gen se dio cuenta del error garrafal de haber dicho lo último en voz alta.

-Nada.

-Genaro Auger, me dirás en este momento que me ocultas- el enojo de Jaz aumentaba rápidamente ante la indignación de cómo la estaba tratando su hermano.

-Los malos en cuestión… tienen a Lara. – Gen en el acto le tapo la boca a Jaz, apenas ahogando su grito. – Será mejor que te calmes si quieres que te deje hablar. – le indicó de un modo tan sereno que pareciera que Gen hablaba de cualquier persona menos de su hermana. Esperó unos momentos y cuando su hermana asintió le dejo hablar.

-Pues con mayor razón DEBO participar en esa misión. Además conociéndote tú ya tienes pensado actuar.

-Es mi deber protegerte…

-¡Protegerme! ¡Eso es ridículo!- la explosión que hizo Jaz ante la indignación y la frustración que sentía de milagro no fue escuchada por nadie más- Esta bien que seas mi hermano y todo; pero por si ya lo olvidaste Lara también es mi hermana, y si tengo la oportunidad de librarla del horrible lugar donde debe estar no dudes en que lo haré – Se detuvo un momento para recuperar el aliento- ¡¡Quiero mis cartas de vuelta!!

-No

-¡Pero…!

-¡Escúchame!- Gen había elevado la voz, cosa que solo significaba que estaba a punto de perder la paciencia. – Piensa hermana, tú tienes la magia de las Jaz Cards, pero no sabemos si tu magia sea efectiva contra las armas de verdad, no olvides que esto es realidad aunque sea un mundo conocido como un anime para nosotros. A diferencia mía, tú no eres inmune a las balas.

-Entonces tú vas a quedarte con toda la diversión, ¡ni lo sueñes Genaro Auger! Con o sin tu permiso yo voy a buscar a Lara... ¡es mi hermana! - dijo Jaz también muy alterada.

-No sin que te expongas.- Ante esto, y a sabiendas que ninguno cedería. Jaz solo estiró su brazo en señal silenciosa de querer de vuelta sus pertenencias. Gen se le quedó viendo unos instantes.

-Vete a casa de Mimi, yo iré luego con Daniel- y sin esperar respuesta, el chico desapareció a supervelocidad. Sabía que Jaz lo asesinaría después, pero había algo que debía hacer.

Jaz increíblemente, en ese momento no estalló.

-Pensé que tu hermano estaba contigo- aquella voz sobresaltó a la chica. -Disculpa no quería asustarte- se disculpó rápidamente Mimi.

-Fue a estar un rato solo, me dijo que después iba a la casa de Daniel.

-Entonces será mejor que nosotras también nos vallamos.

Ambas chicas emprendieron el viaje de pocas calles hacia la casa de los Cardona mientras ambas pensaban en aquello y aquellos que les preocupaban; siendo motivos distintos, sus pesares al final eran por una persona a la que cada una ama y estima mucho.

********************

-¡Odio cuando mi hermano se pone en ese plan! – gritaba Jaz en un intento por desahogarse y los únicos que estaban sufriendo los estragos de este desahogo eran Rubí y Mimi, las chicas y la mascota se encontraban en el cuarto de la pelirroja.

-Pero ni siquiera me has dicho que te dijo o que te hizo- trató de calmarla Mimi, mientras una gota grande le aparecía.

-…-Ante esa pregunta Jaz cayó en cuenta que no podría decirle la verdad a Mimi, por lo que se serenó y fue a sentarse al lado de la pelirroja.- Me trata como a una niña…- la gota de Mimi solo crecía, entonces Jaz entendió de que se trataba, y es que es una niña en apariencia-…Gen es mayor que yo aunque no lo parezca, y siempre nos sobreprotege a Lara y a mi; pero odio que me diga lo que puedo o no puedo hacer.

-Es lindo saber que alguien te cuide de esa manera ¿no crees?- El semblante de Mimi cambió a uno melancólico, después de todo ella era hija única.

-Yo… no quise.

-Descuida, no le reprocho nada a mis padres, al contrario; me considero una persona muy feliz. Además ahora ya tengo alguien quien me cuide y con quien reñir- Terminó recordando al joven detective y sonriendo dulcemente.

-Hablando de Astro Jr…-

-No insistas Jaz. ¿Sabes? Por más que tú y Gen sepan todo sobre mí, eso no significa que me comprendan, la mía es una situación muy difícil.

Pensando en lo dicho por Mimi, Jaz se dio cuenta que tenía razón. No olvides que esto es realidad aunque sea un mundo conocido como un anime para nosotros. Lo dicho por Gen implicaba demasiadas cosas, como la naturaleza humana y los sentimientos. Aunque ella sabía todo sobre la cobriza, aún no se había detenido a entenderla, tratar de comprender por lo que debía estar pasando. Si, era correspondida por el chico al que ama con todo su ser; sin embargo existe un secreto entre ellos; algo que no le permite a Mimi ser plenamente feliz.

Fue entonces cuando la pelirroja se sintió rodeada por un abrazo, Jaz le demostraba que ahora la entendía un poco mejor y que estaba allí como su amiga. Para Mimi, era confortable tener alguien más con quien poder platicar de todo esto. No era que Sara no la comprendiera, es solo que a veces es bueno tener un hombro sobre el cual llorar… como hacía con Jaz en estos momentos.

Después de un rato en el que lo único que se escuchaba era el llanto de Mimi, ambas bajaron a cenar ante el llamado de la señora Cardona. Luego de una cena agradable, entre los trucos del señor de la casa y las "peleas" entre los padres de Mimi; las 2 chicas regresaron al cuarto donde Rubí les esperaba, a ellas y su comida, que Jaz le sirvió con gusto.

-Saint Tail tiene una misión mañana…

**********************

En el hogar de los Astro, más específicamente en el cuarto del joven Daniel; la plática que tenían este y el moreno no era precisamente amena.

-Sigues sin responder ninguna de mis preguntas- le reprochaba Daniel a su invitado. Mientras Daniel estaba sentado en el centro del cuarto, Gen estaba de pie y dándole la espalda a su anfitrión, mirando el cielo nocturno a través de la pequeña ventana del mismo (N/A: aunque esta ventana no la mencioné en el Cap 2, si existe… si no sería un cuarto muy simple a mi parecer XD).

-No siempre tienes que saberlo todo.

-Y tú podrías dejar de darme respuestas evasivas.

-Te equivocas Daniel- entonces Gen volteó a ver al pelinegro. –Piénsalo. Se que como buen detective siempre vas en busca de la verdad, siempre quieres desvelar los secretos de la gente. Sin embargo, si los secretos existen es por algo… A veces uno no oculta las cosas por gusto, si no por que siente que así debe ser.

-¿Entonces por que no me dices la verdad sobre ti y tú hermana?- inquirido Daniel nuevamente.

-Por que, mi estimado detective, simplemente no me creerías. – Y Gen volvió de nuevo su mirada al cielo -Nunca olvides que un secreto tiene su razón para ser eso, un secreto. Y que cuando descubres uno, también debes tomar en cuenta el por que era un secreto. No siempre es por que no confían en uno o se quieren burlar de uno; a veces incluso, la persona mantiene el secreto por que piensa en uno. Te repito, un secreto a veces tiene su razón valida de ser.

Después de aquellas palabras, ambos chicos se sumieron en sus pensamientos.

Daniel pensaba mucho en las palabras del moreno, tenía razón. Sin embargo, un secreto implicaba mentir, ocultar cosas… y eso es algo que él simplemente no podía admitir, siempre es mejor la verdad… aunque duela.

Gen no sabía si había hecho lo correcto, pero se sentía en la obligación de intentar hacer algo por Daniel y Mimi.

*****************

La luna se encontraba en su máximo esplendor, mientras el silencio de la noche era roto en 2 lugares distintos a la vez. Dos hogares distintos, de los cuales podía observarse en cada uno, una sombra alejarse rápida y sigilosamente.

Pues aki termina este capi, espero pronto traerles algo mas. Muchas gracias a akellos ke me han dejado reviews. Para ser sincero no habia pensado en eso de ke Lara debío haber estado con Sara, ke era lo ke uno se esperaba, yo lo pense más por otras cosas jejejeje. Sobre el don de Lara, ya se vera pronto. Y para los ke piensan ke ya son muchos capitulos sin nada de acción, en el siguiente capi tendremos la primera actuación de Saint Tail en esta historia, y no; no sera para el rescate de Lara si eso creian.

Pronto el proximo cap y espero ke este les haya gustado. Saludos lecores!!!!! y dejen reviews ke no os cuesta nada =P