Los personajes son de Stephenie Meyer y los datos los he sacado de la correspondencia personal de ella de la página web de Twilight Lexicon.

En este fanfic intento dar algo de nitidez a la historia de la vida de Esme. Para crearlo he utilizado todos los datos que he podido sacar de "Twilight Lexicon" pero me he tomado ciertas licencias literarias para alargar la historia y hacerla más verosímil. Espero que os guste, si esto sale bien, me gustaría intentarlo con otros personajes.

Capítulo 1

Observé a Bella, sentada en la encimera de la cocina de nuestra casa, tomando unos cereales con leche. No podía creer estuviera allí, en nuestra casa, como si realmente fuéramos su familia. La había visto crecer durante estos últimos tres años, a nuestro lado. Entré y le dirigí una tierna sonrisa que ella me devolvió.

"Están todos de caza hoy" dije.

"Sí… me lo comentó Edward anoche, antes de irse", hizo una leve pausa y añadió mientras se ruborizaba ligeramente, "Esme… ¿puedo preguntarte algo?"

"Por supuesto¿qué pasa?"

"Querría… saber cómo fue tu historia… quiero decir, cuando Carlisle te transformó."

"Creía que ya te lo había contado Edward", contesté sorprendida por su petición.

"Sí… bueno, en realidad no me ha contado mucho… pero ya sabes, nuestra boda está muy cerca y… mi transformación también, y…"

"¿Tienes dudas?", atajé.

"¡No!," exclamó ella rápidamente. "Es solo que… me gustaría saber cómo fue todo para ti. Quiero saber más cosas para… no sé, no estoy segura, supongo que quiero aprender algo, para prepararme… para saber…"

"Entiendo mi niña," contesté, era normal que tuviera dudas y que sintiera miedo por la conversión, no solo por el hecho de los tres días de transformación sino de cómo afectaría todo el cambio a su relación con Edward. "Puedo contarte toda mi historia, si eso te ayuda."

"¡Me encantaría!". Contestó con una sincera sonrisa, aunque no había desaparecido el fulgor de sus mejillas.

"Bien, pues vayamos a sentarnos al salón, es una historia algo larga."

Bella puso el cuenco de la leche en el lavaplatos y me siguió al salón donde nos sentamos una frente a otra en el sofá. Entonces comencé con mi historia…