He regresado, de verdad siento la tardanza y agradecimientos enormes por aquellos que esperaron que este fic continuara. No los demoro más, lean este capitulo que está grandioso, aunque les digo, la redacción sigue siendo la misma que cuando empecé y conforme vayan avanzando los capitulos, ésta irá modificandose.

/

Capítulo 14

"El pasado en una obra de teatral"

La canción terminó sacando aplausos interminables de todos los presentes. Las chicas que se encontraban observando a serena y seiya, se sentían melancólicas pues ellas sabían de los sentimientos del pelinegro… solo esperaban que se enamorara de alguien que le correspondiera y que olvidara a la rubia.

Darien observaba la escena de serena y seiya abrazados con sentimientos, una mezcla de celos y alegría… celos porque se había dado cuenta del profundo amor de seiya a su novia y no la quería perder, no después de todo lo que habían pasado para poder estar juntos; pero por otro lado, estaba feliz de dos cosas: la primera y la más grande era saber que serena lo amaba y estaba seguro de que no lo dejaría ya que lo había sentido y la segunda pero igual de importante… es que, su novia había cumplido uno de sus sueños… aunque nunca lo hubiera dicho a las chicas… a él si le había dicho que uno de sus sueños era ser famosa y poder cantar, actuar, etc. Eso lo hacía realmente feliz.

Por otro lado, en el escenario, serena se soltó de seiya dándole una tierna sonrisa…- "Gracias por ser así conmigo seiya, te quiero tanto pero solamente como un gran amigo. Mi querido darien, yo te amo a ti"…- gracias a todos por su presencia, esperamos se la sigan pasando bien esta noche, todavía quedan muchas sorpresas así que no se vallan…- terminó de decir serena con una gran sonrisa sobre sus pensamientos.

Los cuatro bajaron del escenario y seiya se dirigió directamente al camerino que les tocaba a los chicos, taiki y yaten miraban preocupados la partida de su hermano mientras que serena lo veía tristemente, pero los tres tenían el mismo pensamiento: "Ojalá y se encuentre bien" así que se dirigieron a cambiarse para regresar a la fiesta.

Serena estaba terminando de ponerse un pantalón plateado ajustado a la cadera resaltando sus largas piernas delgadas, una blusa que le llegaba arriba del ombligo y de manga larga ceñido resaltando su figura. Se puso un par de pulseras en cada una de sus muñecas, sus zapatillas blancas que combinaba a la perfección con su atuendo arreglando por ultimo su cabello y un poco su ligero maquillaje que traía. En el momento en que se terminó de arreglar tocaron la puerta.

se puede pasar serena – pregunto una voz conocida para la chica.

Claro pasa darien – al decir esto se puso de pie para ir a la puerta y abrazar a su novio con fuerza y una sonrisa en su rostro

Felicidades princesa – mencionó felizmente correspondiendo al abrazo con la misma intensidad que su novia. – Lo hiciste muy bien.

Gracias darien… aunque me ayudó que tu también estuvieras ahí.- mencionó viéndolo a los ojos azules.

Pero tu también tienes talento y eso es lo que me gusta de ti…- dijo acercando su rostro al de la rubia.- Te amo… serena…- Darien… yo también te amo…- dijo antes de ser besada tiernamente por el pelinegro.

Será mejor que nos vallamos, las chicas te están esperando linda…- dijo tomando a una serena sonrojada de la mano llevándola al sitio donde sus amigas les esperaban alegres.

Por otro lado, seiya estaba mal, sentía que su corazón dolía… pero el sabía que era difícil tener un amor no correspondido, seiya kuo sabía que serena Tsukino amaba a darien… sabía que no tenía el corazón de la rubia. De pronto una pregunta apareció por su mente de repente "Ya sabía que serena no lo amaba, pero… ¿La Princesa Serenity? ¿el seguía amando al principe seiya?". Esa pregunta lo hizo analizar tantas cosas, muy bien sabía la relación que tenían él y su bombón en el milenio de plata, y que gracias a su promesa, nadie más estaba enterado. Ahora la siguiente pregunta sería: "¿qué sucedió después de que él muriera en el pasado?" se suponía que su amor por era muy fuerte, pero que había pasado realmente, porque luna y artemis solo les habían dicho que el hermano de serenity los había matado, "¿Pero después que sucedió?" Sabia muy bien que esas respuestas sólo las tenían su bombón, saori y meiko, y por consiguiente… luna y artemis también.

Voy a saber la verdad, y en cuanto la sepa sabré que hacer bombón… mi adorado bombón…- dijo con una sonrisa extraña y con una mirada que solo demostraba decisión y firmeza. Entonces salió de aquel lugar para reunirse con los demás. Ya después aclararía las cosas, ahora se divertiría un poco para poder calmar el dolor de su corazón.

En la mesa, las chicas comentaban la actuación de los chicos alegres, todas las opiniones eran las mismas: "fue grandioso", "estuvieron sensacionales", "serena se veía muy bien", "Que bellas canciones"… y muchas frases más. En ese momento ven que serena viene acompañada de darien, por lo cual todas se pararon y empezaron a elogiar a la rubia provocando que sus sonrisas aumentaran. Los chicos al llegar, también fueron felicitados, sobre todo por la actuación de serena y seiya.

Quince minutos pasaron después de la actuación de tree lights, por lo que meiko y saori volvieron a subir al escenario.

Meiko…- Hola chicos, espero que hayan disfrutado de la actuación de tree lights…

Saori…- Pero la función debe continuar amigos.

Meiko…- Así que ahora les presentamos una obra que fue realiza por los alumnos de segundo grado.

Saori…- Esta obra se trata sobre el amor de una pareja que es destruida en pleno apogeo.

Meiko…- Pero mejor les dejamos ver la obra titulada: "Una historia de amor".

Después de esto, bajaron del escenario, las luces del auditorio se apagaron al mismo tiempo que la iluminación del escenario se encendió y el telón se levanto dando inicio a la obra mientras todos los presentes ponían atención a la obra.

UNA HISTORIA DE AMOR

Hacía tiempo en el pasado, existía un reino hermoso en la luna, el cual se denotaba por la hermosura del gigante palacio el cual relucía entre fuentes sobre los pasillos entre un maravilloso mundo de flores de todo tipo y un gran lago más delante de ese paraíso… Una princesa de unos 16 años se encontraba en la terraza de su habitación observando las estrellas y esa tierra que tanto llamaban su atención… las primeras porque brillaban por luz propia y la segunda… porque en ella se veía el verde de las plantas, el azul de los océanos, y sobre todo, la vida de miles de personas y un reino que deseaba vivir libre de todo indicio de mandato…

Una joven mujer se acercaba de tras de ella por lo que la princesa no se dio cuenta de su presencia… la mujer se puso a lado de ella y le habló:

otra vez observando las estrellas y la tierra princesa…- pregunto sonriendo aquella mujer misteriosa.

Si… sabes que me encanta estar viendo estas estrellas y la tierra reina…- dijo maravillada la princesa.

Bueno… sólo te venía a avisar que la reunión ya va empezar así que vamos…- dijo sonriente la reina.

Claro, vamos…- dicho esto empezaron a caminar por los largos pasillos hasta llegar a las largas escaleras las cuales descendían al salón principal… en ese momento la princesa le preguntó…- por cierto… nunca pregunté para que iba a ser la reunión si se puede saber… nada más me dijeron que me pusiera este vestido que me mando… ¿es muy especial?...- mencionó la princesa viéndola atentamente.

La reina sonriente le contestó…- es una sorpresa la cual has estado esperando princesa… pero ya lo verás…- y con esto no volvió a contestar ya que habían anunciado su presencia.

Ambas bajaron los escalones y se dirigieron a sus asientos destinados dando la reina las gracias a todos los presentes por haber asistido a aquella reunión. Cabe mencionar que todos los invitados eran los reyes de cada reino a los que la luna estaba ligada y llevaban una amistad prodigiosa. El baile dio inicio y la princesa estaba un poco aburrida pues todavía no sabía a que se debía esa reunión así que decidió salir un rato a los jardines del castillo, estaba tan distraída viendo las estrellas que no se dio cuenta de que un joven pelinegro la había seguido desde que salió. Con una sonrisa en su rostro se le acercó y tomó asiento a su lado.

Porque tan sola princesa…- dijo asustando a la pobre joven distraída.

AH… oye no me asustes de esa manera…- contesto fingiendo molestia por el susto que se había llevado… pero aún así, con una sonrisa en su rostro.

Disculpe no quería asustarle de esa manera…- el joven disfrutaba de lo molesta que se ponía cuando llegaba de improviso y la asustaba por su distracción.

Cuantas veces te tengo que decir que no me hables con tanto formalismo, sabes que me enoja…- mencionó molesta pues no le gustaba que le hablara con tanta formalidad.

Discúlpame ya no lo volveré a hacer pero algo que debes tener muy presente, tu siempre vas a ser mi princesa y eso no va a cambiar…- contesto tomando su mano y besándola respetuoso lo que provocó un sonrojo de la joven princesa.

Siempre diciendo esas cosas… pero sabes que… vamos adentro porque la reina debe estarnos buscando y no quiero preocuparla.

Claro como tu quieras… además nos divertimos un rato que te parece…- la princesa solo asintió sonriendo, así el joven se levantó y ayudó a la princesa a levantarse tomándola delicadamente de sus manos jalándola hacia arriba…

Así se encaminaron hacía el palacio de nueva cuenta, platicando y riendo de cosas triviales. Al llegar se entretuvieron bailando felices de la vida, pues ambos disfrutaban la presencia del otro, les gustaba sentir la calidez que su acompañante le brindaba, esa alegría que desprendía, ese brillo en los ojos que siempre observaban… ambos azules como el agua que existía en ese lugar… siempre con un brillo especial, sus pieles tan suaves… una blanca como la misma luna y la otra con ese color rosado y un poco blanca también, la presencia del otro se les hacía indispensables a ambos seres que compartían una vida desde hace unos años y que ahora sabían que no se podrían separar… aunque el destino nunca estaba seguro para ningún ser... ellos decidiendo esto se enfrentarían contra todos que se les interpusieran en el camino pues sus sentimientos eran más grandes de lo que otros se podían tener, tanto que podían dar su vida por el otro.

Al llegar, bailaron, rieron y se divirtieron juntos sacando sonrisas de todos los presentes. A la mitad de la fiesta se anunció algo que no se esperaban y que ansiaban hace tiempo… todos los presentes se mostraban interesados y la presencia de los padres del joven no se hicieron esperar a lado de la reina, de ese gran y a la vez pequeño lugar que era la luna.

Les hemos citado esta noche los reyes y yo porque queríamos anunciar algo muy importante para nosotros y nuestros hijos…- empezó diciendo la reina de la luna

Nuestros queridos príncipes han querido realizar su vida de una manera rápida la cual no podemos detener, así que hemos decido y tomado nuestra decisión e informarla esta noche haciendo oficial lo siguiente…- mencionó el rey padre del pelinegro…- por favor principe, princesa… vengan a nuestro lado.

Ambos se acercaron confundidos pues todavía no sabían de que hablaban… al llegar ambos recibieron del familiar del otro una pequeña cajita una color plateada y la otra color dorada, al abrirlas pudieron observar unas alianzas color doradas, pequeñas y con diamantes alrededor que significaba mucho para los jóvenes príncipes cosa que les hizo sonreír y alegrarse por lo cual abrazando así a sus padres les dieron las gracias… así fue entonces que la reina hablo de nuevo

Este es el día en que la princesa de la luna y el príncipe de la estrella norte se les otorga el permiso de ambos reinos para que realicen su compromiso oficial…- todo el mundo sonreía de par en par, después de ese compromiso sabían que vendría la sensacional boda en la fecha que los príncipes escogieran.

Continuaron con la celebración durante horas disfrutando al máximo, bailando, platicando animados hasta que la hora de retirarse llegó… Y fue en frente del balcón en donde se encontraban los dos jóvenes… ambos se veían muy enamorados…

Princesa que bueno que te conocí…- el la tomó por la cintura viéndola a los ojos…

Al contrario gracias a ti por haberte conocido… gracias a ti el dolor desapareció… ahora mi vida eres tu…- la chica tomó su mejilla izquierda con la mano derecha acariciándolo tiernamente… mientras que con la izquierda le rodeó el cuello con suavidad… se vieron a los ojos hasta acercar sus labios los cuales rozaron lenta y dulcemente para después dar paso a un beso muy tierno y lleno de amor sincero…

Al terminar el beso separaron un poco para verse a los ojos…- me alegra saber que siempre estarás a mi lado…- y le dio una gran sonrisa que él le regresó con un beso en la frente…

El poseía una gran sonrisa y ojos de amor…- claro que si… y todo se lo debo a tu mamá que aceptó que nos casáramos…- los dos jóvenes se veían con un amor que hasta en su mirar se notaba con sólo pensar en el otro.

Valla sorpresa que nos dio el día de hoy… mi mamá ya tenía todo planeado…- mencionó la princesa apoyándose en el pecho de su ahora oficialmente novio y futuro marido.

Claro pero quiero que duermas y mañana nos veremos mi princesa…- la joven asintió sonriente a lo cual el pelinegro se despidió dándole un tierno beso de buenas noches.

Al día siguiente, la princesa se encontraba en los jardines con el chico pelinegro y otros dos jóvenes, observando el crecer y el color de las flores que nacían en ese lugar de hermoso resplandor.

Así como crecen las flores de bellas así creces tu hermosa…- dijo de pronto el pelinegro en un susurro suave y tierno al oído de la princesa la cual se sonrojó levemente

Como eres… sabes que eso no es cierto…- contestó la princesa algo cohibida por las palabras dichas de él.

Sabes algo…- de repente fue interrumpido por una voz desconocida.

Él tiene razón princesa… tu belleza cada vez es mayor al igual que las hermosas flores que habitan este gran palacio…- dijo una persona escondida en las sombras… los tres muchachos se levantaron y en forma seria uno de ellos contesto.

Quien eres tu… todo extraño tiene prohibido el acceso a este lugar…- dijo un chico de hermosa cabellera castaña.

Tiene razón tu no tienes derecho a estar en estos lugares…- mencionó el tercer joven que poseía unos hermosos ojos verdes.

Que es lo que quiere…- preguntó finalmente el pelinegro en forma seria.

Príncipe no gaste energías que yo sólo he venido por la hermosa princesa…- dijo el hombre saliendo de las sombras… un joven de cabellos dorados y piel blanca.

Eso no te lo permitiremos…- dijeron los tres hombres que acompañaban a la princesa…

En ese momento una pelea se desató golpes de una fuerza extraordinaria iban y venían de un lugar a otro dejando a los cuatro golpeados y lastimados hasta que el hombre fue derrotado… como consecuencia, el hombre antes de desfallecer atacó con su espada a los tres muchachos dejándolos moribundos en el lugar… los gritos de la princesa no se hicieron esperar y una promesa se desató en ese lugar… una promesa que debería ser cumplida.

La joven llegó en donde estaba su príncipe, quien estaba en el piso… ella lo abrazó y siguió llorando… mientras que el pelinegro y los otros dos jóvenes príncipes perdían la vida lentamente…- por favor no me dejes sola te lo suplico… sin ti que voy a hacer…

El pelinegro la abrazó y le dio un beso en la frente y llorando fue lo único que pudo hacer…- no te preocupes… no llores por favor… yo estaré descansando pero… por favor…. Se fuerte y… enamórate de alguien… que te ame tanto como yo…

Como me pides eso…- la joven fue interrumpida por que el le puso un dedo en la boca para que no dijera que no.

Prométeme que lo harás…- el joven la vio con los ojos llorosos lo cual ella no pudo evitar.

Esta bien… sólo por que tú me lo pides…- le dio un último abrazo… y para finalizar un último beso que no olvidarían ninguno de los dos… un beso donde aquella promesa fue sellada, al terminar el príncipe calló muerto al fin y la princesa se prometió así misma que lograría ser feliz a su memoria prometiendo a su vez, jamás olvidarlo.

Owari

La obra dio por finalizada, todo el mundo aplaudiendo efusivos, pues la obra aunque fue corta, fue hermosa y triste. El elenco y ayudantes salieron a dar gracias por presenciar su actuación.

Las chicas no se habían dado cuenta de lo que la obra había dejado en seis personas que se mantenían sumamente calladas. Esa obra decía muchas cosas que les confirmaban sus sospechas, recuerdos que volvían a sus mentes y sentimientos que no supieron descifrar en ese momento… en una persona las lágrimas acudieron de inmediato por lo cual se levantó dando una excusa para que no la vieran en ese estado.

Salió del auditorio dejando que por fin sus lágrimas acudieran de inmediato. No podía creer lo que estaba recordando, su corazón dolía demasiado, dolía por el sufrimiento, por amor, por decepción, por confusión, porque simplemente ya no sabía que hacer. Recuerdos demasiado fuertes para soportarlo sin la ayuda de nadie, porque sabía que si se enteraban los demás causaría problemas entre las senshies, darien y las universe que sabía, no se detendrían. Caminó unos cuantos metros lejos del auditorio muy pensativa, por lo que no se dio cuenta de una sombra que la observaba de lejos.

La había visto salir del auditorio, se veía algo apresurada por quedarse sola, como si quisiera huir, y pues no era para menos. Esa obra había dicho muchas cosas que haría recordar a las personas que estuvieron presentes en el momento del suceso, ahora solo era cuestión de tiempo que la verdad se supiera, por lo mientras, el cuidaría que las cosas no se complicasen así le costara la vida.

Se acercó lento pero seguro a ella, tratando de no asustarla se sentó despacio a lado de ella, pues se había sentado en una banca después de haber parado, se veía como temblaba del llanto que sufría y lo que atinó a hacer, fue pasar su brazo derecho por sus hombros y así poder atraerla a él para que siguiera descargando su llanto.

Después de caminar para alejarse de la puerta del auditorio, se sentó en la primera banca que divisó, quería descargar todo lo que sentía en esos momentos. Todo lo vivido en el milenio de plata regresó a su mente, ahora si que lo recordaba todo con exactitud, paso a paso, cada cosa que hizo, provocaba un dolor profundo en su corazón, la muerte de seres queridos, la tristeza de otros y sobre todo la desaparición del milenio de plata, todo era su culpa o de alguna manera, todo estaba ligado a ella, porque todo fue de alguna forma causado por ella misma. Le dolía el corazón terrible, cuando de pronto, unos brazos calidos la abrazaron, un olor familiar que no podía identificar pero que le hizo sentir bien.

- Lloró hasta que se tranquilizó y solo entonces, se fijo en la persona que estaba a su lado.- Gracias por consolarme, no se como agradecerte.- dijo serena sonriendo un poco pero con sus ojos azules inundados de tristeza.

- No tienes porque darme las gracias, sabes que puedes confiar en mí, o no serena.- la vio brindándole una gran sonrisa llena de ternura y calidez.

- Esto la hizo sonreír, en verdad era un hombre amable.- claro que si jean.- se levantó limpiándose la cara y mejorando su aspecto. La verdad es que no tenía intenciones de preocupar a nadie con sus recuerdos, aunque solo había una persona a la cual podía acudir en estos momentos para esclarecer este asunto.

- Pero porque estabas llorando preciosa.- mencionó jean caminando a lado de serena la cual tensó al escuchar esa pregunta.

- Eto… solo recordé las cosas malas que eh pasado, pero ya paso no te preocupes jean.- mencionó serena algo apresurada, lo que solo hizo sonreír a jean para sus adentros.- "siempre queriendo no preocupar a las personas querida hermana".- pensó sonriente el chico rubio.

- Por lo que veo la obra te hizo recordar muchas cosas… o me equivoco…- mencionó jean a la rubia.

- si, e incluso cosas que ni me acordaba hasta que vi la obra, eh recordado demasiadas cosas que siento mi pecho estallar…- y volvió a poner su rostro triste.

- no tienes porque estar así, mejor… que te parece si vamos a divertirnos un rato, ya verás que te sentirás mejor…- dijo con una sonrisa llena de ternura hacia la chica.

- si tienes razón.- dijo serena poniéndose de pie al igual que jean y los dos comenzaron a caminar hacia el auditorio… pero ella tenía la corazonada de que algo iba a pasar, algo que talvez… cambiaría la vida de todos.- "Tengo miedo de que algo más pase… no se porque… pero… me siento desesperada, ahora que recuerdo todo… se que cualquier cosa puede pasar en cualquier momento"… - pensaba con gran desesperación.

"Hermanita, espero que puedas ser fuerte con lo que viene, yo se que será difícil pero espero y algún día me perdones"…- pensaba Jean interiormente con una profunda tristeza en el corazón. No deseaba hacerlo pero sabía que si moría, las cosas irían más lejos… Ese, todavía no era el momento de desaparecer.

Ya casi llegaban a la entrada del auditorio, en todo el trayecto no dijeron nada más simplemente caminaron a gusto, uno a lado del otro, la rubia en sus pensamientos y el chico en los suyos por lo que no percibieron la presencia de alguien más en el lugar, ocasionando que no se percataran del golpe silencioso pero fuerte del culpable, arrojando a ambos por los suelos y dejando a Jean herido y a serena adolorida. Fue entonces cuando la rubia se volvió y encaró a la persona culpable.

Que diablos…- se quedó muda, el culpable no era otro mas que él, su enemigo…- no puede ser…- dijo en un susurro

En otro lugar del evento, una sombra se dejó ver a las alturas observando el movimiento de todos los que en ese momento festejaban esa noche sin imaginar lo que sucedería después…

Imbéciles, no dejaré que ese cristal se me escape, los encontraré los tres y después los llevaré a mi hermano…- pensaba kinoru con una sonrisa tétrica, esperando el momento para atacar, su blanco tenía que ser el exacto porque ya no tendría otra oportunidad, sabía que si fallaba ya no viviría para contarlo y no deseaba eso de ningún modo.

En ese momento los vio, iban caminando hacia la entrada del auditorio y lo más importante es que el lugar estaba completamente sólo, no dejaría que se fueran, ese era el momento oportuno y además sabía que a quien atacaría era a una de las organizadoras del festival, una buena alumna… ella si debía tener ese cristal que tanto buscaba, y se lo quitaría.

Sin ser visto por los chicos, se fue acercando poco a poco hasta estar a unos cuantos metros, ese fue el momento en el que aprovechó para lanzarles un fuerte pero preciso poder para poderlos derrumbar. Observó como el rubio se quedaba herido por solo un ataque en cambio la chica solo un poco lastimada pero sin gravedad, lo que demostraba que sus pensamientos no eran herrados. Fue entonces cuando la chica hablo.

Que diablos…- se quedó muda, el culpable no era otro mas que él, su enemigo…- no puede ser…- dijo en un susurro

Jaja, ya veo… así que no estaba tan equivocado… ahora mismo me darás lo que tanto eh buscado todo este tiempo…- dijo kinoru acercándose cada vez más a la chica. A lo que ella se acercó a Jean viendo si su estado no era delicado, al ver su herida en la cabeza, decidió no tener contemplaciones contra ese sujeto, además, ya que importaba que descubriera o no quien era ella, ahora iba a demostrarle quien era más fuerte de los dos.

Deja de decir tonterías, yo jamás te entregaría algo que no tengo y aunque así fuera… así que olvídalo…- mientras decía esto, iba preparando su broche, el cual se había escondido en el abrigo de su vestido, el cual llevaba de casualidad en ese momento.

Déjate de tonterías niña! Me entregarás tu estrella y más aparte morirás por tu insolencia!...- dijo kinoru ya bastante molesto, preparando un nuevo poder para poder atacarla… en ese momento tuvo que frenarlo al escuchar sorprendido a la chica, no lo podía creer.

Ya cállate que el que va a morir vas a ser tu…- su broche empezó a destellar, rodeando su cuerpo de luz plateada y dorada…- POR EL PODER UNIVERSAL DE LA LUNA ¡! TRANSFORMACION!….- dicho esto su transformación fue realizada, dejando a kinoru sorprendido, sabía que esa chica tenía algo especial, pero no imaginó que fuera sailor moon.- no voy a perdonarte por querer arruinar este festival que me costó el alma realizar y mucho menos que lastimes a gente inocente!...- dijo señalando a kinoru con su mano…- yo soy… una sailor universal que lucha por la paz de la luna y de la vía láctea… soy universe moon…

Y crees que con eso y lastimada me podrás vencer universe moon… jaja no me hagas reír…- y se preparó para lanzar su poder concentrando más energía de lo habitual en él…- Rayos de Eterna Oscuridad!

A universe moon no le dio ni tiempo para prepararse para un ataque simplemente la velocidad del poder fue demasiado para su lastimado cuerpo y salió disparada chocando contra el suelo y dañando su espalda…- AHHHHHH!...- fue lo único que dijo al momento que impactó contra el suelo, tratando de ponerse en pie, ese golpe si la había sido muy fuerte…- "demonios, y ahora que voy hacer… este tipo se volvió más fuerte…"- pensaba mientras trataba de levantarse… pensando en como atacarlo para poder vencerlo.

Ya vez niña? No podrás vencerme ahora, yo seré quien me quede con esta victoria…- dijo triunfante kinoru, volviendo a lanzar su ataque no dejando así, que la sailor se levantara y haciendo que gritara nuevamente…- ahora me vas a dar tu estrella, quieras o no…- levantó su mano preparando su poder… un poder con el cual la dejaría sin poder levantarse…- Rayos de Eterna Oscuridad!

AAAAAAHHHHHHHHHHH!...- fue el grito de dolor y desesperación de universe moon el que se escuchó, después de eso… el choque contra el pilar del pasillo y después contra el piso, manchando de esta forma el concreto y el pilar de sangre y a una muy herida scout.

Mientras tanto en el auditorio todos estaban conversando animadamente, o eso es lo que querían aparentar pues muy en el fondo de sus corazones, su angustia era demasiado grande para poder estar tranquilos…

No creen que serena ya tardó demasiado?...- Preguntó con preocupación amy.

Tienes razón, porque mejor no vamos a buscarla, es que tengo un mal presentimiento…- respondió rei a lo que todos asintieron opinando lo mismo

Así todos se levantaron para salir del auditorio con algo de desesperación y preocupación acumulado. Al llegar a la puerta escucharon un grito desgarrador y un poder lanzado con fuerza, después un golpe que los ensordeció… tal fue su impacto que corrieron con ansiedad, al llegar unos metros antes la vieron… tirada en el piso, manchando el concreto y el pilar de sangre y a la scout casi inconsciente por la perdida de sangre.

SERENA!...- Fue el grito que se escuchó en el lugar, así como una risa malvada y llena de satisfacción… La risa de kinoru.

FIN DEL CAPITULO 14

Nota de la autora:

Siento la tardanza, ya no daré escusas, solo quiero decir que como sea, este fanfic de Sailor Moon se termina. Gracias a todas las personas que pacientes han esperado tantisisimo tiempo en que actualizara, ahora no será así, espero hacerlo cada 15 o 20 días puesto que estoy escribiendo en este proceso también otra historia que tiene que estar en este mes de marzo listo. De cualquier modo, el capítulo quince "La aparición del cristal dorado" lo dejaré para finales de este mes porque habrá que arreglar ortografías y algunos detalles en edición pero no cambiaré en nada la historia de este capítulo siguiente como no lo he hecho hasta ahora.

Espero que les haya gustado esta parte y cualquier comentario ya sean jitomatazos, quejas o cualquier cosa que me digan.

Atte. Serenity_Moon01

/

Algunas respuestas:

Guest: Todos esperamos que salga bien en la relación con Darien y Serena pero… ups, no me quiero adelantar a nada, es mejor para la historia. ¿El Hermano de Serena? Ay ay, creo que es un personaje inesperado que salió de inspiración, fantástico ¿verdad? Y que bueno que te guste, me alegra demasiado.

Rosa: Aquí está la continuación, gracias por leer mi historia y escribirme. Saludos.

clauzz tsukino (claudia): Siento no haber actualizado durante tanto tiempo, eso no significa que me olvidé de la historia. Gracias por seguirla a pesar de mis tardanzas y ausencias tan largas. Gracias por tu comentario y espero que te guste.

/

Siento no responder a tantos reviews que me llegaron en esta larga ausencia. Si quieren saber más de cómo avanzaré este fanfic por favor, entren a mi blog, o a cualquiera de los 2 que dejo, solo quiten los espacios que dejaré.

ALMAS SILENCIOSAS

: / / serenitymoon01 – almasperdidas . . m x /

SERENITY MOON

: / / serenity-moon-01 . . m x /