Ola a todos, les traigo un nuevo fic KxB llamado "La leyenda de los vientos". Es un AU, así ke notaran ke hay ciertos cambios, por ejemplo ke Ben y compañía aun no conocen a Kevin. Bueno pasemos ya al fic.

"La leyenda de los vientos"

Capitulo 1: La leyenda de 1000 años

"Al comienzo de los tiempos, la tierra estaba muerta, habitada solo por aquellos a los que hasta ahora son conocidos como Los Otros. Los Dioses de la antigüedad, para deshacer el mal hecho por Los Otros, crearon 13 tótems, uno por cada uno, para confinar a Los Otros a un sueño eterno. Luego simplemente esperaron…y esperaron…y esperaron… hasta que por fin el mundo empezó a sanar. Luego, para proteger los tótems, forjaron de su aliento a los cuatro vientos. Una hermandad formada por Kaylosk, el viento del norte quien poseía la fuerza de mil hombres, Tiga-lak, el viento del sur quien poseía una poderosa habilidad mágica, Deikia, el viento del este quien traía consigo a un sinfín de fieles siervos místicos, y Yu-en, el viento del oeste quien poseía el poder del rayo. También se creo al Sabio, un ser sin rostro, al cual se le permitía saber todo, lo único que no tenía permiso de saber era la ubicación de los tótems. Por siglos, los Vientos mantuvieron un equilibrio perfecto con El Sabio, ya que eran iguales entre todos. El Sabio estaba al tanto de que a pesar de llamarse hermanos entre si, no había lazos entre los vientos, y que Yu-en estaba secretamente enamorado de Deikia, a la que consideraba la más hermosa del mundo. Al Sabio le intrigaban estas emociones, estos cambios que el corazón sufría. Pero sabiendo que no podía ser más que un espectador, decidió cambiar las cosas. Fue al templo sagrado e hizo lo impensable…robo la información sobre el paradero de los tótems de Los Otros, la información que el sabía le estaba prohibido poseer. Los Vientos, sorprendidos y a la vez decepcionados por la traición del Sabio, decidieron detenerlo antes de que fuera tarde y cerniera la calamidad sobre si mismo y el mundo entero. Lucharon en una cruda batalla contra El Sabio…y mediante un poderoso conjuro adormecieron al dios corrompido. Pero toda gran batalla…requiere de un gran sacrificio, en este caso las vidas de los cuatro vientos, cuyos cuerpos se dispersaron y evaporaron en el cosmos. Claro que antes de morir, los vientos se lanzaron a si mismos un conjuro para reencarnar en un tiempo futuro, teniendo la suficiente anticipación para que al crecer pudieran combatir al Sabio si volvía a despertar, y frustrar nuevamente su intento de despertar a Los Otros…"

-¿Dónde oíste esa historia, abuelo?- preguntó la pequeña niña pelirroja a su abuelo.

-Me la contó un viejo amigo mío, Gwen- le explico el anciano a su querida nieta- y es al que iremos a ver el sábado entrante- agrego

-¿Y que más se sabe de esa leyenda, abuelo?- pregunto un niño de pelo castaño.

-Bueno, hay quienes dicen que los individuos que sean las reencarnaciones de los vientos, nacerán poseyendo cada una de sus habilidades- menciono el viejo abuelo.

-Wow- dijeron impresionados los dos niños, al imaginarse que si eran la reencarnación de alguno de los vientos, tendrían el poder que tuvo.

El abuelo de Ben y Gwen decidió llevarlos hasta sus casas, pero al llegar la madre de Ben le pidió que fuera a la tienda por unas cosas. Ben llego a la tienda, compró lo que su madre le pidió, y sin más emprendió el camino a casa. Pero en el camino se encontró con dos niños que obviamente eran más grandes que el.

-Oye, JT, que te parece- dijo un pelinegro bien flaco- mi mamá me mando por unas cosas, y aquí viene un niño justamente con lo que mi mamá me pidió en bandeja de plata- dijo divertido.

-Si, jaja- dijo divertido un gordito con lentes de pelo rojizo- ahora encima te puedes quedar con el dinero que tu mamá te dio- agrego.

-Muy bien, enano- empezó a decirle a Ben- más vale que nos des todo lo que lleves- le amenazo- y de paso que nos des toda la feria de lo que compraste, ya que la necesitare para convencer a mi mamá- le agrego, dando a entender que lo lastimaría si no hacía lo que le decían. Pero aun así, agarro fuertemente la bolsa de la tienda. Pero cuando le iban a pegar, ambos cayeron al piso con las manos en el estómago, alguien les había pegado allí pero ¿Quién?

En eso Ben vio a su rescatador, un muchacho apenas unos meses mayor que el, de pelo negro que le llegaba hasta los hombros, usaba una camisa sin mangas, botas de combate, unos pantalones marrón, muñequeras punk y un candado a forma de collar. Y a su parecer era bastante guapo, cosa que le hizo notar el sonrojo en sus mejillas.

-¿Estas bien?- le pregunto el pelinegro, a lo que Ben solo asintió- bien, vamos- le dijo. Juntos empezaron a correr, y cuando ya parecía que habían perdido a los matones, el mayor empezó a hablar.

-Oye, deberías tener más cuidado- le dijo a Ben- estas no son horas para que una niña como tu salga sola- agrego, dándole a entender al menor que lo confundió con una niña, haciendo que se sonrojara violentamente.

-Oye,- dijo Ben mientras inflaba las mejillas molesto- no soy una niña, soy un niño- aclaro muy enojado. El pelinegro abrió los ojos sorprendido.

-Oh, perdóname- se disculpo el mayor- es…que…eres tan bonito…que te confundí con una chica- explico, haciendo que el sonrojo del menor aumentara.

-Oye- empezó a decir, tratando de cambiar el tema-tengo que ir a mi casa o mi mamá me regañara-.

-Si quieres te llevo- se ofreció el pelinegro, oferta que el castaño acepto-a propósito, me llamo Kevin Eleventon- se presento el pelinegro.

-Ben Tennyson- se presento el castaño. Caminaron juntos hasta llegar a casa del menor, aunque se notaba que se habían aguantado las ganas de tomarse de la mano. En la puerta del castaño, el pelinegro se despidió dulcemente del pequeño, diciéndole lo mucho que esperaba verlo, antes de darle un beso en la mejilla.

-"Creo- se decía el menor- que me enamore"-.

El castaño se metió a la casa, donde sus padres lo recibieron felices de ver a salvo a su hijo. El pequeño ceno, se baño y se fue a dormir, sin dejar de pensar en el pelinegro que le robo el corazón… y sin saber todo lo que se avecinaba.

Continuara…

Ojala les guste mi fic, a la próxima les traigo el segundo capitulo para que vean todo lo que les espera a nuestros héroes. Hasta pronto.