En esta publicación había una nota de la autora sin importancia.

Siga al siguiente capítulo para leer el epílogo