Capitulo 24

Capitulo 24

Kikyo, Sango, Miroku y Shippo, se encontraban en la choza de la anciana Kaede, como les había pedido Kagome que hicieran, todos se encontraban pensativos, Sesshomaru e Inuyasha, aun no regresaban, Kagome tampoco había dado señales de vida, de repente un fuerte viento azoto la aldea, Kikyo salio a investigar, caminando a paso lento venia su reencarnación, su atuendo estaba lleno de sangre, pero no era sangre de algún mounstro, ni nada de eso, era de ella, en la sangre que había caído en el trayecto nacían flores, la miro y corrió hacia ella preocupada, desde que ella no era un peligro latente para su relación con Inuyasha le había tomado cierto cariño.

- ¡Kagome! Dios Santo estas sangrando- Kagome le sonrió, se alegraba de verla, no pudo mas, había perdido demasiada sangre, se desmayo, Kikyo alcanzo a tomarla y amortiguo el golpe-¡ Ayúdenme por favor!

Kagome abrió los ojos lentamente, vio unos ojos fríos color dorado, que mostraban una gran preocupación.

- Kagome, ¿estas bien?- era Sesshomaru, le sonrió,y asistió intento incorporarse, pero el se lo impidió- Aun no estas bien, descansa un poco mas.

-Sesshomaru- dijo como en un susurro, y sonrió, hacia varios días que no lo veía, y lo extrañaba, alzo los brazos lentamente y tomo entre sus manos el rostro de aquel hombre, y lo acerco hacia el suyo, uniendo sus labios en un profundo y largo beso, Sesshomaru también extrañaba aquel sabor entre sus labios, no había nadie en aquella habitación, así que se dejaron llevar repitiendo, nuevamente su noche de amor. Se hizo de noche y todos descansaban. Kagome y Sesshomaru se encontraban afuera mirando el cielo estrellado estaban nerviosos, al día siguiente se llevaría acabo la batalla final de Naraku, no había forma de perder.

- Mañana es el gran día- dijo Kagome, Sesshomaru permaneció en silencio lo sabia, la abrazo, y se metieron juntos a la cabaña para intentar dormir, sin éxito. En medio de la noche una voz inundo los pensamientos de Kagome.

- Kagome, Naraku piensa ocultarse mañana en el monte Fuji, tienes que apresurarte, si no todo se ira a la Basura.- era Kagura. Kagome se levanto de golpe y Sesshomaru la miro asombrado.

- Naraku, se esta movilizando, no tenemos tiempo que perder.- Despertaron a todos, y marcharon, hacia el monte Fuji, el final de Naraku de acercaba, quien ganaría, bien o mal, que pasaría después no lo sabían, pero algo era cierto no podían perder, no podían.

Llegaron antes de Naraku, minutos después su aroma y presencia invadieron el terreno. Todos se prepararon y Kagome, creo un campo de fuerza para evitar que Naraku escapara, Naraku se materializó y los miro con odio, a su lado se encontraban sus extensiones, Kanna, Kagura, y Hakudoshi, Kagura reprimio una sonrisa.

- Vaya, que astuta eres Kagome, como adivinaste, que yo estaría aquí.

- No lo adivino -dijo Kagura caminando hacia donde ellos se encontraban, - yo se lo dije,

- Kagura como pudiste.- dijo hakudoshi lleno de furia

- Si seguía de su parte, hubiera muerto tarde o temprano sin ser libre, pero con ellos, quizás la victoria no esta asegurada, pero si mi libertad.

- Naraku – dijo Kagome- prepárate este es tu fin- dijo, colocando una flecha en sus arco, preparándose a disparar, Hakudoshi se lanzo al ataque, pero Kikyo e Inuyasha le cortaron el paso, comenzando así la batalla final, Sango, Miroku y Kagura, se encargaron de Kanna, mientras Sesshomaru y Kagome, se encargaban de Naraku.

Naraku se movía rápido entre los árboles, y Sesshomaru con sus nuevas habilidades que había adquirido, lo seguía a una velocidad de la luz, no dejaría que se escapara no después de haber torturado a la mujer que amaba, ella permanecía inmóvil, entonces Naraku desvió su camino y se dirigió hacia Kikyo como lo había hecho 50 anos atrás, Kikyo apenas tuvo tiempo de reaccionar, se hizo a un lado lo suficiente para que este no perforara su corazón de barro. Inuyasha volvió la vista en el momento en que Kikyo era atravesada por Naraku.

- ¡Kikyo!!- grito Inuyasha, y haciendo a un lado a Hakudoshi con quien estaba peleando, corrió hacia ella, blandiendo a colmillo de acero, Naraku sonrió uno menos, Se alejo y fue detrás de Sango y Miroku, que acababan de derrotar a Kanna con ayuda de Kagura, los hirió gravemente en el momento en que Inuyasha cortaba en dos a Hakudoshi, Naraku se dirigió rápidamente hacia Sesshomaru, tomándolo desprevenido, estaba apunto de atravesarle el corazón cuando… un campo de fuerza lo cubrio

- Pero como- preguntaron al mismo tiempo Sesshomaru y Naraku

- Imposible…- dijo Naraku miro a Kagome quien a su vez le sonrio y le mostro la marca que la unia con Sesshomaru, Naraku enfurecio. Y comenzo atacar a Kagome y aSesshomaru al mismo tiempo, pero estos solo evitaban sus ataques, pero en un momento de distracción, Una marioneta sostenia Shippo entre sus tentáculos.

- Shippo- grito Kagome mientras veia a su hijito en garras de ese ser.

- jajaja, vamos Kagome ataca… no creo que…- pero cayo, Kagome era rodeada por una aura enorme, esaba furiosa, su cabello ondeaba con si el viento los meciera ella alzo la mirada sus ojos adquirian un odio enorme, se lanzo al acaque hiriendo a Naraku y destrozando a la marioneta.

Todos miraban atonitos la esena, Kagome volaba en los cielos, siguiendo a Naraku quien solo intentaba huir, Sesshomaru siguió a Kagome, la ayudaria ya que en ese momento Naraku comenzo a incrementar sus poderes oscuros, gracias a la perla quedando asi al mismo nivel que Kagome.

Tanto Sesshomaru como Kagome comenzaron atacar, hacian un equipo perfecto, pero por lastima Sesshomaru aun no sabia cuales eran sus nuevas habilidades, Naraku se acerco rapidamente, y lo iba atravesar cuando… Sesshomaru abrio los ojos con horror…Kagome, se había atravesado por amor, entre Naraku y Sesshomaru sin pensarlo, Naraku la había atravesado justo por el externon, Kagome no oyó nada, observo a Sesshomaru pronunciar su nombre con la cara desencajada, oyó voces gritos y una risa maléfica, todo de repente se volvía oscuro.

Sesshomaru observo a Kagome caer lentamente entre sus brazos, estaba ensangrentada, la abrazo llenándose de sangre llamándola desesperadamente, aun estaba viva, pero no habría los ojos, un miedo que digo miedo un pavor, se anido de su alma, consumiendo cada rincón de su ser.

Kagome, se encontraba en un sitio oscuro, no tenia principio ni fin, donde estaba, que haría, había muerto, muchas preguntas se incorporaron en su mente, de pronto una voz femenina llego a sus oídos.

- Kagome, kagome- esa voz era de

- Maestra Midoriko, pero que se supone- El rostro de Midoriko, apareció entre las sombras, sonriéndole como siempre

- Mi niña que haces te estas rindiendo, vas a dejar que ese ser te gane, que mate al hombre que amas, al padre de tu hijo

- ¿De ... mi hijo?- pregunto confundida, Kagome

- así mi niña, estas embarazada, un ser de luz viene en camino y tu eres su madre, tienes que despertar pela, Kagome por tu hijo, por tu amor, por tus amigos, pelea Kagome, pelea, no te rindas.- La voz de Midoriko, se fue convirtiendo en un susurro, y la reemplazo, una voz, masculina, que la hacia temblar.

- Kagome, despierta por favor, te lo suplico

- Se... Sesshomaru- dijo lentamente Kagome, abriendo los ojos, Sesshomaru sonrió de alegría, estaba viva, pero por cuanto tiempo.

Kagome se incorporo, y pensó: Gracias maestra, no me voy a rendir, por mi por mi hijo, por mi amor, por mis amigos, por las personas, que sufrieron los estragos de Naraku, no me rendiré.

Un aura poderosa, se formo del cuerpo de Kagome, inundando todo el terreno, Se puso de pie, esta sangrando, y su arco estaba lejos de hay, pero eso tenia solución.

- ¿Sesshomaru... estas listo? Venceremos, por todos, Naraku, venceremos, prepárate- Kagome llamo a su arco, y Inuyasha se había puesto de pie

- viento cortante- grito Inuyasha

- Ráfaga azul- grito Sesshomaru agito a colmillo sagrado, descargando una energía mas poderosa que colmillo de acero, que se fundió con el viento cortante pero esas energías, en vez de dirigirse hacia Naraku, se impregnaron en la flecha que tenia Kagome, Kikyo a pesar de estar al borde de la muerte, se puso de pie y puso una mano en el hombro de Kagome, para trasferirle sus energías, Naraku coloco la perla llena de maldad, y se la trago, conviviéndose en el mounstro mas temible, que pudiera a ver existido, Kagome lo miro canalizo todas sus energías en la flecha, fundiendo así todos los poderes.

- Adiós Naraku- grito y disparo la flecha se dirigió a una velocidad luz, atravesando a Naraku, purificando la perla y destruyendo todo el mal que había en el.

Kagome cayo sin una gota de energía lo mismo que Kikyo, Inuyasha y Sesshomaru alcanzaron, a tomar a sus respectivas parejas, Kagome no paraba de sangrar habían derrotado a Naraku, pero...ella había utilizado todas sus fuerzas, y una herida con esa magnitud consumirían su vida, sesshomaru saco a colmillo sagrado, he intento ver a los sirvientes del mas allá, pero era inútil

- No podrás hacer nada con colmillo sagrado, Sesshomaru- era Totosai

- Por que responde- grito Sesshomaru, angustiado

- Cuando colmillo sagrado, se trasformó, perdió sus cualidades curativas, y adquirió las destructivas.

- Pero, por que no me dijiste, no eso no es posible, no. Hitomi, por favor ayúdame, alguien que me ayude ella... se esta muriendo.- Grito Sesshomaru, Kikyo e Inuyasha estaban en la misma condición, que Kagome y Sesshomaru.

- Sesshomaru- le dijo Kagome, mirándolo, con amor – No te preocupes, aunque yo muera, jamás, dejare de amarte.

- Kagome no digas eso te pondrás bien, por favor alguien que me ayude, por favor.

Entonces, Hitomi apareció de la nada, junto con Kohaku, Rin y Jaken, Kohaku corrió abrazar a su hermana, mientras que Hitomi, Rin y Jaken, se acercaron corriendo a Sesshomaru.

- Anciana, dime que la puedes sanar te lo suplico dímelo.- rogó Sesshomaru, Hitomi negó con la cabeza, ahora venia la prueba final, solo si la amaba de verdad, ella, estaría bien, ademas el tenbia las misma habilidades de Kagome y podia curar con solo tocar, pero si ella moria solo habia una forma de revivirla

- Solo Kagome, o alguien con un poder similar, podría sanar una herida así en un humano- dijo con tristeza, y lo miro Kagome les sonrió y cerro los ojos, había fallecido.

- Kagome, no, no me dejes, por favor no me dejes, yo te amo, te lo suplico,- dijo llamándola en suplicas, no podía creerlo, la amaba y ella ahora estaba muerta daria cualquier cosa para que ella viviera, su vida si fuera necesario.

- Sesshomaru- dijo Hitomi- hay una forma de revivirla pero...tendrás que renunciar a tus poderes de demonio, para darcelos a ella, y convertirte en humano- Inuyasha y Kikyo, que se encontraba mejor, escucharon eso, que decidiría Sesshomaru, su amor,era mas grande que su orgullo.

- Esta bien, haré lo digas solo revívela, por favor, te lo suplico- y una lagrima de los ojos de Sesshomaru, se deslizo por su rostro hasta caer, en la herida de Kagome, y esta empezó a brillar y a elevarse, su herida se cerro y cayo nuevamente en los brazos de su amado. Sesshomaru la miro con el corazón en la boca. Entonces Kagome abrió lentamente los ojos, y le sonrió

- Hola- dijo ella, el la abrazo y lloro ella estaba viva. Entonces reacciono, y se toco la cara y la orejas, se miro el cabello, todo seguía igual, y miro confuso a Hitomi, esta se encogió de brazos y le dijo.

- Una prueba de amor, Sesshomaru, era lo único que necesitaba… tu lagrima fue la prueba

Kagome y Sesshomaru se besaron, y esta se dirigió a Kikyo, y la sano, sellando así el orificio, curo a Sango y a Miroku, estaba buscando a Kagura, pero esta ya se había ido, a disfrutar de su libertad, por siempre. Kagome recogió la perla y unió los otros cuatro fragmentos, restantes. Y pidio su deseo, que Kikyo se conviertiera en humana. La perla se destruyo, y kikyo ante los ojos atonitos de los demas volvio a la vida.

-Sesshomaru tengo que decirte algo muy importante- dijo Kagome cuando se dirigían juntos al pozo, habían decidido, ir a su época para saludar a su familia y decirles que se quedarian en la epoca feudal, solo irian a su epoca a visitar de vez en cuando a su familia. Todos estaban ahí, escuchando ansiosamente.

- Que es amor- a Kagome le sorprendió que le dijera así, nunca la había llamado de esa manera.

- Vas a ser papa- dijo ella, y Sesshomaru junto con los demás se quedaron atónitos, pero un rato después recobro la conciencia, y sonrió.

- Enserio, voy a ser papa- y la brazo. Elevandola, y riendo como loco, mientras sus compañero reian y festejaban

Un año después.

Sango y Miroku, se habían casado y esperaban su primer hijo que seria una niña, Kikyo e Inuyasha de la misma manera se habían casado y tambien ya esperaban un bebe, cuando kagome y ella iban a las aldeas a exterminar a los seres maliganos, siempre les preguntaban que si eran gemelas, y ellas se reian y mentian diciendo

- claro que lo somos.

Kagome , Sesshomaru, Rin Shippo y Jaken se fueron a vivir al cartillo de Sesshomaru, Una tarde mientras Shippo y Rin que eran hijo adoptivos de la pareja jugaban, vigilados por Jaken, Kagome y Sesshomaru miraban a su bebe en brazos de su querida madre.

- Menos, mal se parece a mi.- dijo el, y en efecto el bebe era el mismisimo retrato se su padre salvo por su cabello, que era igual al de su madre.- y no tiene orejas de perro

- Si y como se va a llamar.

- mmm buena pregunta, como.

- Como su abuelo, no crees… InuTashio

El solo asistió, y la beso, ese bebe sonrió al sentir las caricias, de su padre y madre, crecería, sano y fuerte, lleno de amor, y bondad, pero alfil y al cabo, crecería en una familia y se convertiria en el Youkai mas podero, inclusibe mas poderoso que su madre y Padre juntos.

Bueno este pequeño al crecer se enamoro de la hija de Sango y Miroku, Sayuri, quien era una preciosidad de niña, muy pero muy hermosa, tanto que parecia una diosa y tenia un caracter fuerte y decidido, era muy habil guerrera. Rin se caso con Kohaku, y Shippo el se caso con la hija de Kikyo e Inuyasha, Maya.

Al pasara lo años Kagome y Sesshomaru unieron sus vidas de por vida, y ella por medio de un conjuro pudo vivir con Sesshomaru muchos siglos y mas.

500 años después, la vieja pareja, que en realidad no lo parecia, miraron en el hospital a la madre de la joven tenerla, y se sorprendieron el ver que la historia no habia cambiado,

- Pero como...- preguntaba Kagome

- Simple... tu eres la reencarnación de Kikyo y ella fallecio hace 400 anos

se sonrieron si ese era su destino, se alejaron, pero quella madre joven miro aquella pareja a lo lejos y sonrio, mirando a su bebe.

- Parece que seras una bebe muy especial.- y la bebe sonreia en los brazos de su madre

Ok este fue el final se acptan jitomatazo y reclamos... gracias a todos por haberme apoyado en este fic... lean la ultima esperanza que esta aun mas interesante que este... y pronto un nuevo fic de Sess x Kagome Kikyo x Inuyasha ... aun no tengo el titulo pero la trama ya esta jajajajaja

PARA KANNA WHITE Oye yo se que lo ultimo no lo habias leido pero es como un epilogo

chao.O sIGAN LEYENDO LA ULTIMA ESPERANZA...