Holis! n.n como verán aquí les traigo un nuevo fic hecho para Retos a la Carta y por supuesto, siendo este el primer reto que tomo tenía que ser de algo muy, muy especial para mí: Ed!Pride (o Pridecito de BBI  que suena más kawaiii XDDDD)

En este fanfic no hay ningún paring T.T solo es "Pride y su mundo" (Eso sonó tonto...) Centrado en Ed!Pride, con apariciones esporádicas de otros personajes de FMA

... y mejor ni pregunten por el título n/n  no se me ocurría nada mejor... y... al paso al que iba, jamás subiría el fic

 

†††††

Taquicardia

Convaleciente yacía él sobre el lecho de la apacible noche pasando a través de la ventana, que iluminaba con la tenue luz de luna aquella habitación a oscuras; donde sumido en tormentosos pesares descansaba acostado en aquella cama, cuyas sábanas blancas, ahora teñidas de un rojo carmín en aquellas áreas cercanas a su boca, desde donde un hilillo semejante a la sangre bajaba por su mentón, gemía dolorosa y tormentosamente él: un ser de aspecto angelical, al menos, eso hubiese pensado todo aquel que notase los finos rasgos de su rostro.

Cabellos dorados que se apegaban a sus hombros sensualmente con el sudor de su cuerpo, lo que le otorgaba un fuerte poder de atracción para cualquier ser humano que fijara su vista en aquel que sufría agonizante bajo aquellas sábanas que de vez en cuando dejaban al descubierto parte de su cuerpo en los momentos de convulsiones, en las cuales entreabría sus ojos, mostrando la belleza y perfección de dos orbes doradas: oro, igual que los cabellos desordenados locamente por sus hombros; curioso era el notar—y extrañamente así lo era—que lo más extravagante de esas orbes no fuesen su color: si no la carencia de un brillo en estos, que los dejaba completamente vacíos…

En uno de sus tantos ya arrebatos de dolor, mientras gemía, la blanca sábana humedecida por su sudor cedió: dejando a la vista su perfecta desnudez, que era—entre muchos de los atributos físicos de los que era él dotado—la más hermosa obra de arte impresa en su piel: Rojos tatuajes presentes en cada rincón de su cuerpo adornaban la tez pálida como el mármol que ahora en su pesar era enrojecida en la fiebre que le acongojaba. Guío ambos brazos hacia su cabeza, donde imágenes, memorias y recuerdos pasaban en un ir y venir tan fugaz; incomprensibles incluso para él mismo. Su corazón latía fuertemente ante aquella presión, ahogándole de un tormentoso dolor en más de una ocasión desde que él recordase hasta ese entonces: gritó en su delirio, mas como siempre nadie vino en su socorro. Sus latidos aumentaban cada vez más a medida que aquellas imágenes brotaban con mayor fuerza dentro de sus recuerdos; volvió a llevar sus manos a su cabeza, dejando ver en esta ocasión un símbolo prohibido en su hombro: El Uroboros.

Cuando llegó incluso a creer que su corazón llegaría a estallar de tanto dolor, y cuando pensó que de esa manera sería, abrió su boca forzadamente al sentir algunos dedos intrusos sumergirse en ella imprudentemente: en estos traía lo que él creyó parecer un puñado de piedras rojizas como la sangre; como si le obligase a tragar "eso" que él creía no podría comer, el impulso de esa mano presionó más fuerte, forzándole a tragar aquella sustancia sólida que de inmediato le pareció el más exquisito manjar que en su vida hubiese probado—si quizás tres días era considerado una cantidad decente--. Pronto sintió que aquellos dolores que le aquejaban comenzaban a esfumarse; y aquel corazón que juró en unos instantes antes explotaría de dolor latía normalmente ahora; Minutos después, había caído bajo la magia de Morfeo, escuchando—levemente—las voces a su alrededor

-¿Cómo sigue?—una voz grave, causante de un extraño escalofrío que recorrió su cuerpo ahora calmado se había dirigido hacia aquel que le había dado de comer minutos antes

-Sigue recordado…--contestó con voz cabreada el que segundos antes había acallado su dolor, sentado a su lado corría algunos mechones dorados que cubrían su rostro: el rubio entreabrió los ojos, viendo a un joven de cabello largo y verdoso, cuyos ojos violáceos lanzaban disimuladamente miradas de odio hacia él--… y a veces dice cosas estúpidas

El hombre vestido de blanco, parado a un costado de la cama viendo al nuevo homúnculo descansar se mantuvo callado unos instantes. El de ojos dorados observó levemente algunas facciones de su cara, que en aquellos momentos no asimiló con él: Aún no sabía cuan parecidos eran al jamás haberse mirado ante un espejo que así lo revelase.

-Solo dale más Piedra Roja…--dijo después de un silencio--… Pronto comenzará a olvidar aquellos recuerdos tormentosos: Solo entonces surgirá Pride, si… ese será su nombre—pasó una mano por la mejilla del que yacía semi-inconsciente--… su vida no podía haber acabado así. Pride: serás el homúnculo perfecto—le oyó decir. El hombre vestido de blanco se giró, dejando a cargo al de ojos violáceos del cuidado de él, y posteriormente abandonó aquel oscuro cuarto

El de cabello verdoso no tuvo otra opción que seguir alimentando al nuevo, por más que aquella tarea no le agradase en absoluto. Pride sentía su odio cada vez que le daba de comer, sin importarle a este si él se atragantaba o si tragaba bien. Una vez que la bolsa de Piedras Rojas se hubo acabado se levantó de su lado, no sin antes lanzarle una última mirada de odio; pronto sus pasos se oyeron totalmente distantes de sus cercanías

Pride soñó—por primera vez en su existencia—con aquellas personas que efímeramente veía en sus recuerdos: Una vos que le llamaba "hermano" cálidamente y a la vez le mostraba una mirada dulce en sus ojos gris-verdosos; los ojos azules de una chica de sonrisa apacible y cuyo cariño afectuoso sintió a través de ellos… incluso soñó—aunque no muy agradablemente—con el cabello negro que se mecía presumidamente con el tacto de su mano en este, abriendo luego sus ojos negros con una llama intensa en ellos .

…Y su corazón entonces latió por primera vez de felicidad.

†††††

 

Espero que les ayuda gustado n.n. Este fic lo actualizaré con mayor regularidad que mis otros fics porque quiero avanzar rápido con la tablita.

Y si: Este cap estuvo raro... pero es el que más me costó pensar debido al tema centrado, por lo que opté por la difícil y decidí empezar con este tema primero, ya que los demás los tengo más o menos pensados...

Muchos besos, gracias por leer y...

Comenten plis ;)