7

TÁCTICAS ACUÁTICAS.

En el gimnasio de la Academia de Duelos se estaban disputando un partido de Beísbol del equipo Rojo contra el equipo Amarillo. El equipo Rojo estaba ganando por un punto y el tiempo estaba a punto de acabar. Jaden estaba preparado para lanzar la pelota y, enfrente suyo estaba Bastión Misawa preparado con su bate para golpear a la pelota lejos y ganar.

¡No podrás parar ese tiro, Bastión! – dijo seguro Jaden.

Eso habrá que verlo, Jaden – dijo Bastión ya preparado definitivamente. – Lánzala lo mejor que puedas.

Ambos contrincantes se miraron sonriendo y Jaden lanzo la pelota con todas sus fuerzas. Justo cuando pensaba que no iba a poder darle a la pelota, Bastión hizo una maniobra extraña y la golpeo mandándola muy lejos dando así ganador al equipo Amarillo.

Todos sus compañeros fueron corriendo hacia Bastión y le levantaron gritando su victoria. Jaden se acerco sonriendo y le dio la mano.

Eres muy bueno, Bastión – dijo – no puede lanzar mejor la pelota.

Al contrario – dijo Bastión – era la pelota más difícil que he podido golpear.

¡En hora buena, Bastión! – dijo Syrus acercándose. Syrus estaba preparado para coger la pelota por si el chico amarillo fallaba.

Gracias, chico – Bastión sonrió. Luego miro a su alrededor – Por cierto, dónde esta Jake. Solía estar siempre con vosotros.

La verdad es que Jake se ha pegado un buen catarro por la lluvia de ayer. – dijo Jaden. – La profesor Fontaine dijo que descansase en el dormitorio hasta que se recupere.

¿Por qué quieres saber algo de él? – pregunto Syrus.

He oído rumores sobre él. – contesto Bastión hablando en voz baja.

¿Rumores?

Sí – el chico asintió – Según los rumores, el rector Sheppard y algunos profesores quieren subirle de rango.

¿Subirle de rango? – pregunto extrañado Jaden – Quieres decir, ¿pasarle a Ra Amarillo?

Bastión asintió. Jaden sólo sonrió en la suerte que le había tocado el chico. Ojalá le pudieran subir de rango a él también.

Cuando los chicos se marcharon del gimnasio, un hombre salió desde detrás del armario para escobas. Era el Dr. Crowler.

¿Cómo que quieren subir de rango a ese holgazán? – gruño – Lo último que necesita ese colegio es más perdedores. Hablaré con Sheppard y organizaré una reunión.

Mientras en el dormitorio rojo, Jake estaba leyendo un libro acostado en su cama, cuando alguien llamo a su puerta y se abrió y Alexis entró.

¡Hombre, Alexis! – dijo el chico incorporándose un poco, no sin levantar un poco su manta para que no se vaya el calor. - ¿Cómo tu por aquí?

Sólo he venido a darte tu tarea de clase y ver qué tal estabas – contesto ella poniendo una pila de hojas sobre la mesa y riéndose un poco a ver la cara de Jake mirar la dicha pila. - ¿Puedo sentarme?

¿He? – el chico parpadeo un par de veces – ¡Sí, sí, claro, siéntate!

Justo al mismo en que la chica se sentó en la silla del escritorio, entraron Jaden, Syrus y Bastión.

¡Hola, chicos! – Jake sonrió encantado a ver a sus amigos - ¡Hola, Bastión!

¿Qué tal estás, Jake? – pregunto el chico sonriendo.

Mucho mejor – contesto el Slifer Rojo – Incluso podría tener un duelo ahora mismo.

Me alegra oír eso.

¿Por qué dices eso? – quiso saber la chica.

Bastión les contó sobre el rumor que oyó. Jake no daba crédito en lo que oía, en cambio Alexis parecía feliz.

¿Y qué tiene que ver sobre el duelo? – pregunto Jake.

Fácil – dijo Bastión – El otro día pude ver cómo derrotaste a Chazz, si subes de rango tienes que tener una fuerza semejante a la de Ra Amarillo, y para eso has de derrotar a uno. En otras palabras – añadió viendo la cara de incomprensión de los demás – Te reto a un duelo en cuando puedas.

¿Por qué no ahora? – dijo Jake.

¡Jake! – exclamo Alexis – Aún no te encuentras bien.

No te preocupes, Lex – dijo Jake. Todos se extrañaron a oír a Jake llamar a Alexis en diminutivo. El se sonrojo – Si no hecho un duelo, luego me quedaré oxidado. – Se levanto de la cama y se dirigió al armario. – Me cambio y luchamos aquí fuera.

Te estaré esperando – dijo Bastión saliendo.

Los demás salieron salvo Alexis que miro al chico con el ceño fruncido.

¿Estas seguro, Jake? – pregunto mientras el chico sacaba una camiseta del armario.

Muy seguro – contesto él. – saco unos pantalones y se giro hacia la chica que aún estaba ahí. - ¿Alexis? – ella le miro. - ¿Podrías salir? Me gustaría cambiarme.

Ella se sonrojo y salió cerrando la puerta. El chico sólo sonrió y empezó a cambiarse. Luego cogió su deck, la barajo, cogió su Duelodisk y salió. Ahí estaba Bastión preparado con su Duelodisk y los demás detrás suya.

Espero que estés listo, Jake – dijo Bastión – Porque no tendré piedad.

Esta bien – dijo Jake sonriendo – Yo tampoco tendré piedad.

¡Duelo! (LP: 8000)

Empiezo yo – Dijo Jake – Y empiezo invocando al Dragón Lanza en modo de ataque.

Un dragón con un pico en forma de lanza apareció. (Atk: 1900)

No esta mal, Jake – dijo Bastión – Me toca. Primero invocaré al Guerrero Sepiente Marina de la Oscuridad en modo de ataque (Atk: 1800)

Un guerrero serpiente marina apareció.

Ahora usaré la carta mágica Gran Ola, Pequeña Ola.

¿Qué carta es esa? – pregunto Jake.

Esa carta mágica me permite destruir a todos mis monstruos tipo Agua que hay en mi campo y poner el mismo numero que he destruido a los que tengo en la mano. – explico Bastión. – Así que destruyo a mi guerrero e invoco especialmente a Rey del Terror Salmón en modo de ataque (Atk: 2400)

¿2400 puntos en un solo turno? – exclamo Jaden – Bastión sí que sabe jugar.

Por algo fue el primero en los exámenes escritos y prácticos. – dijo Alexis – aún sigo sin entender por qué no le han puesto en Obelisco Azul.

¡Rey del Terror Salmón! – exclamo Bastión - ¡Ataca al Dragón Lanza!

El pez invocado dio una gran dentellada al dragón detruyéndolo.

Y con eso acabo mi turno.

"Es muy bueno – penso Jake (LP: 7500) – Tengo que pensar en una estrategia para derrotarle." Es mi turno, ¡Robo! "Esa carta me puede ayudar, pero necesito otra" Pongo un monstruo en defensa y acabo mi turno.

Muy bien, voy yo – dijo Bastión – Invocaré al Bugroth Amfibio MK-3 en modo de ataque (Atk: 1500)

Una máquina parecido a un submarino apareció.

¡Rey del Terror Salmón ataca al monstruo en defensa!

El monstruo ataco al que esta en defensa que resulto ser el Dragón Enmascarado (Def: 1100). Y lo destruyó.

Activo la habilidad especial de mi dragón. – dijo Jake – Si es destruido en batalla y mandado al cementerio, me permite invocar a otro monstruo tipo dragón de 1500 o menos de ataque y ponerlo en mi campo. e invoco al Dragón que mora en la Cueva en modo de defensa (Def: 2000)

Bien hecho, Jake – dijo Bastión – acabo mi turno.

Mi turno – dijo Jake – "esa carta me puede ayudar, pero por el momento no" Usaré la olla de la Codicia, por lo que me permite robar 2 cartas. Para acabar pondré otro monstruo en defensa.

Jake esta en apuros – dijo Syrus.

¿Qué le pasa? – pregunto Jaden. – esa no es la forma de jugar para él.

No puede concentrarse – dijo Alexis – Aún sigue enfermo y eso le impide concentrarse.

Pobre Jake – dijo Syrus.

Me toca, Jake – dijo Bastión. – Por lo que jugaré la madre oso pardo en modo de ataque. (Atk: 1400). ¡Rey del Terror Salmón, ataca al Dragón que mora en la cueva!

El salmón dio una dentellada al dragón destruyéndolo.

Bugroth Amfibio MK-3, ataca al monstruo en defensa

La máquina lanzo un par de misiles a Behemoth de Cabezas Gemelas (Def: 1200) y lo destruyó.

¡Ahora, Madre Oso Pardo! Ataca directamente a sus puntos de vida.

El oso se abalanzo hacia Jake y le dio un golpe de zarpa que hizo que el chico gimió de dolor (LP: 6100)

¡Jake! – exclamo Syrus

Con eso acabo mi turno – dijo Bastión.

Activo la habilidad especial de Behemoth de Cabezas Gemelas – dijo Jake – Si es destruido en batalla, a la End Phase vuelve al campo con 1000 de ataque y defensa.

El dragón volvió a aparecer y se cubrió con las alas.

¡Me toca! – añadió el chico. Cerro los ojos – "Por favor que sea la carta que necesito" – volvió a abrir los ojos y miro la carta - "Bueno no es la carta que necesito, pero me resulta muy útil." Activo la carta mágica Control Cerebral.

¿Qué?

Sacrificando 800 puntos de vida (LP: 5300), me permite tomar el control de uno de tus monstruos, y controlo al Rey del Terror Salmón.

El monstruo de Bastión se paso al campo de Jake.

¡Oh no! – exclamo Bastión.

¡Ahora sacrifico a Behemoth de Cabezas Gemelas y al Rey del Terror Salmón para invocar al Dragón Blanco de Ojos Azules.

¡Ahí esta! – exclamo Syrus – ¡la carta maestra de Jake!

"Al fin de cuentas aún no esta perdido" – penso Alexis.

¡Ahora, Dragón! – exclamo Jake – Ataca al Bugroth Amfibio MK-3.

El dragón abrió su boca y lanzo un poderoso rayo blanco que destruyo sin problemas al monstruo de Bastión.

No esta mal, Jake – dijo Bastión (LP: 6500) – Veo que solo ganabas tiempo, pero ahora me toca. Juego Monstruo reencarnado.

¿Monstruo qué?

Monstruo reencarnado me permite que, descartando de una carta de mi mano puedo recuperar un monstruo de mi cementerio y pasarla a mi mano. Así que recupero al Rey del Terror Salmón. – Jake le miro sin comprender lo que pensaba hacer – Ahora usaré la carta mágica de campo. El Océano Legendario.

De repente se vieron envuelto en una ciudad y en el interior del agua.

Esa carta mágica se le considera como Umi por lo que aumenta en 200 puntos de ataque y defensa a todos los monstruos que sean de Agua y además les baja de un punto su nivel.

Quieres decir que un monstruo de nivel 5 se pasaría a ser de nivel 4? – pregunto Jake.

Así es – dijo Bastión sonriendo – Ahora invoco al Rey del Terror Salmón sin sacrificar (Atk: 2400 + 200 2600)

El salmón antes destruido volvió a aparecer.

Eso esta bien Bastión – dijo Jake – pero hay una pega. Tu monstruo no supera a mi dragón.

No al menos que use esa carta mágica – dijo Bastión enseñando una carta. Jake exclamo – se llama Intercambio de Criatura, eso nos permite intercambiar criaturas así que yo elijo a la Madre Oso pardo y tu tendrás que elegir a tu Dragón

Jake sólo pudo mirar con horror como su dragón cambio de campo y la madre oso pardo cambio fue al suyo.

¡Adelante! – exclamo Bastión - ¡Rey del Terror Salmón, ataca a la Madre Oso Pardo!

El Salmón se fue nadando hacia el oso y le dio una dentellada destruyéndolo.

Ahora puedes usar su efecto especial si quieres – dijo Bastión tranquilamente, mientras Jake se puso un poco de rodillas (LP: 4300) – Puedes invocar de modo especial a un monstruo de tipo Agua de 1500 o menos de ataque y ponerlo en modo de ataque.

Me gustaría – dijo sonriendo Jake – pero no tengo ninguno.

Entonces no puedes protegerte de ése ataque. ¡Dragón, ataca a sus puntos directamente!

El dragón abrió su boca y lanzo una ráfaga hacia Jake que lanzo un grito de dolor (LP: 1300).

¡Jake! – exclamo Alexis al ver al chico en el suelo respirando con dificultad

Pero el chico se levanto aún dispuesto a seguir con el duelo.

"La cosa va un poco mal – penso – si no saco la carta que necesito estoy perdido." – cerro los ojos y puso su mano en su deck – "¡Vamos cartitas! No me falléis ahora" – Saco una carta la miro y con una exclamación sonrió abiertamente - ¡perfecto! Sabía que mis cartas no me iban a fallar.

¿Qué dices? – se extraño Bastión.

Es hora de jugar con rayos – dijo Jake – pero con unos rayos como el Vórtice del Relámpago.

¡No! – exclamo Bastión.

¡Sí! – exclamo Jake – esa carta al coste de descartar de una me permite destruir a todos los monstruos que estén boca arriba en tu campo

Unos rayos aparecieron en el cielo y descargaron sobre los monstruos de Bastión destruyéndolos

Ahora jugaré esa carta – dijo Jake – Ritual del Dragón Blanco. Enviando al cementerio monstruo de nivel 4 o superior puedo invocar al Paladín del Dragón Blanco (Atk: 1900)

Un caballero sobre un dragón blanco en versión pequeño apareció.

Su habilidad especial hace que si ataca a un monstruo en defensa lo destruye sin más, pero como no tienes ningún otro monstruo no me sirve por el momento.

Vaya, estoy impresionado, Jake – dijo Bastión sonriendo.

Más impresionado cuando juegue esa carta, Entierro Prematuro. Al pagar 800 puntos de vida (LP: 500). Puedo recuperar a un monstruo de mi cementerio y recupero al Dragón Blanco.

El dragón apareció de nuevo delante de Bastión.

¡Y ahora, chicos! Atacad a sus puntos directamente

Ambos dragones, tanto el grande como el pequeño lanzarón ráfagas de rayo blanco haciendo que Bastión caiga al suelo y dejándolo casi sin respiración (LP: 1600).

Y aún no he acabado, Bastión – dijo Jake mientras el Ra amarillo se levantaba con dificultad – usaré la carta mágica de Destrucción Aplastante. Esa carta sólo puede ser usada cuando tengo al menos un monstruo tipo dragón en mi campo, con ella destruyo tu océano Legendario y se te infringe 500 puntos de daño.

El océano se seco por completo y la ciudad fue destruida.

Vaya – dijo Bastión – eres sorprendente, Jake.

Y espera que la cosa no esta terminada. – dijo Jake sonriendo.

¿Más aún? – se sorprendió Bastión – pero si no tienes más cartas en tu mano.

No me refiero a mi mano, Bastión sino al segundo efecto especial de mi Paladín del Dragón Blanco. Durante la Main Phase, puedo sacrificarlo para poder invocar de modo especial a un Dragón Blanco de Ojos Azules de mi deck al campo.

¿Cómo?

El paladín desapareció y en su lugar un segundo dragón blanco apareció.

Y con eso acabo mi turno – dijo Jake.

¡Vaya remontada! – exclamo Jaden – nunca en mi vida había visto un duelo así.

¡Es increíble! – asintió Syrus.

Me toca – dijo Bastión nervioso ante la potencia de los dos dragones – solamente pondré un monstruo en defensa y acabo mi turno.

Entonces voy yo – dijo Jake mientras robo una carta y sin mirarla siquiera miro a sus dragones - ¡Chicos, atacad al monstruo en defensa y a sus puntos directamente!

Los dos dragones obedecieron y atacaron al campo de Bastión dejándole sin puntos. El chico cerró sus ojos y las volvió a abrir dando un suspiro y se acerco al chico.

Eres un gran duelista, Jake – le felicito Bastión – si alguna vez vas a ir a Ra Amarillo serás bienvenido.

Gracias, Bastión – dijo Jake sonriendo estrechando la mano que le tendió el Ra. Pero enseguida un gran mareo le vino y cayo sobre el hombro de Bastión.

Creo que deberías descansar, Jake – dijo Bastión.

El otro sólo asintió con la cabeza y siendo ayudado por sus amigos se dirigió a su habitación. Sólo Bastión y Alexis se quedaron fuera.

Si sigue así, llegará incluso más lejos de que uno pueda imaginar – dijo Bastión.

Nunca en mi vida le he visto tanta determinación en sus ojos – dijo Alexis.

A partir de ahora habrá que reforzar nuestro deck – dijo el chico dándose la vuelta – si de verdad queremos ser tan bueno como él.

La chica sólo miro como se fue alejando y siguió pensando en el duelo.