Las dos brujas paseaban entre los puestos de un mercadillo navideño

Las dos brujas pasean entre los puestos de un mercadillo navideño. Rodeadas de aquella nube de cintas brillantes, lucecitas y bolas de colores, les parece mentira estar en la misma ciudad de la que normalmente brotan ejércitos de monstruos.

Tara coge una guirnalda de un puesto y se la coloca a Willow a modo de corona, para después fotografiarla con el móvil. Willow por su parte le compra una galletita con forma de árbol, Tara protesta por la textura sospechosa del glaseado rojo y verde, pero sus quejas son acalladas con un beso, que como remarca ella, sabe mil veces mejor que ese arbolito asqueroso. Al separarse notan la mirada reprobatoria de una señora que le compra una estrella para el árbol a su nieto, y no pueden evitar reírse.

Navidad nunca había sido una época feliz para Tara, que el único regalo que deseaba cada año desde adolescente era la vuelta de su madre; y siempre había sido algo irrelevante para Willow, que celebraba Jánuca hasta que dejó de celebrar realmente nada. Pero juntas, cada época del año era especial, y por eso no les importa ser dos Wiccanas dejándose ver con ridículos gorritos de Papá Noel tomando chocolate con nubes en la barra de un puesto.

- En esta época del año tengo la sensación de que Sunnydale es demasiado "Sunny", dice Tara, mirando a un cielo en el que, a pesar del frío, apenas se ven un par de nubes. Su novia la observa y encuentra esa ilusión infantil de los deseos improbables, esa expresión tan inocente que todos queremos satisfacer.

- ¿Sabes una cosa, cariño? Por aquí se dice que los villancicos cantados por una voz hermosa hacen realidad los deseos navideños.

Tara se levanta y mirando al cielo empieza a cantar. On the first day of Christmas, my true love sent to me a partridge in a pear tree. Willow hace un gesto hacia arriba con las manos. On the second day of Christmas, my true love sent to me two turtle doves, and a partridge in a pear tree. Un copo de nieve cae en la nariz de Tara, sin que haya variado el color del cielo. On the third day of Christmas, my true love sent to me three French hens, two turtle doves, and a partridge in a pear tree. Willow la toma de ambas manos y gira con ella. Los copos empiezan a bañarlas. On the fourth day of Christmas, my true love sent to me four calling birds, three French hens, two turtle doves, and a partridge in a pear tree. Tara le quita el hielo de los labios con un dedo y más cerca de su oído canta: On the fifth day of Christmas, my true love sent to me five snowflakes, four calling spells, three magic stones, two healing herbs, and her one and only heart.