Todas nuestras acciones, hasta las más insignificantes, traen aparejadas consecuencias para nosotros y quienes nos rodean. Edward ha dejado a Bella para protegerla, pero está decisión lo cambiará profundamente y lo arrastrará irrevocablemente a la locura, Bella y su familia deberán ayudarlo a volver. Ella será capaz de perdonarle lo que hizo y lo que hará. ExB M por lenguaje y escenas de fuertes.

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephenie Meyer

I- Cuando empezamos a pagar

Alice POV

Casi había pasado un año desde que partimos de Forks dejando a Bella. Mi estúpido hermano nos había arrastrado a la ruina, nada había vuelto a ser igual.

Habíamos sido lo suficientemente idiotas como para hacerle caso y ahora estábamos pagando dolorosamente nuestro error.

La extrañábamos, ella había iluminado nuestras no-vidas, a su lado nuestras tristes existencias salían de la monotonía, nos había devuelto algo que creíamos perdido hacía mucho tiempo, la emoción.

Si para nosotros era malo, para Edward había resultado devastador, se había marchado con la excusa de atrapar a Victoria, pero yo conocía muy bien a mi hermano…no soportaba estar cerca nuestro, él conocía perfectamente nuestros sufrimientos sin necesidad de que habláramos, le alcanzaba con escuchar cada uno de nuestros pensamientos, nuestras mentes no dejaban de recordarla, de cuestionar lo que había hecho, lo que nos había obligado ha hacer…

Mi mente comenzó a alejarse de la realidad, los sonidos a mi alrededor comenzaron a apagarse y una súbita visión me golpeó con tal fuerza que si Jasper no me hubiera sostenido me habría arrojado lejos, pude ver a Edward sentado en el piso de una mugrienta habitación. Su espalda estaba apoyada en la pared y parecía mecerse levemente hacia delante y hacia atrás, sostenía un papel en su mano pero no pude distinguir de que se trataba, nada arrojaba una pista que me permitiera descubrir en que lugar perdido en el mundo se encontraba.

Sus ojos estaban profundamente oscurecidos, era algo más que el simple hecho de no alimentarse por largo tiempo, destilaban un profundo dolor. Lo escuchaba murmurar como un mantra una y otra vez Dios no puedo vivir sin ella, no quiero vivir sin ella, la quiero conmigo, no debí dejarla, no debí irme, donde estás amor… Luego de un rato algo cambió, su mirada resultaba atemorizante, peligrosa, parecía que la locura lo hubiera alcanzado….… una sonrisa maligna cruzaba su rostro y lo escuché murmurar ella debe ser mía, ella solo puede ser mía, la deseo, ella me pertenece y entonces mi visión desapareció.

En ese momento lo supe, Bella corría peligro, mi hermano no tardaría mucho en ir a buscarla… y sólo Dios sabría si podría contener sus demonios, más de uno por lo que pude percibir en su mirada insana…

Jasper no dejaba de tranquilizarme, le conté rápidamente lo que había visto y corrí a llamar a Carlisle, quien estaba de caza con Esme, Rosalie y Emmet en algún lugar de Alaska, con seguridad no era un buen momento para llamarlo y obviamente no atendió su celular pero le pedí que me llamara apenas escuchara mi mensaje. Esto era malo, muy malo…

Cerré lo ojos, y pude ver que en tres días estarían en casa, volví a concentrarme en Edward, todavía no había tomado una decisión o eso creí en ese momento, cuan equivocada estaba.

Edward POV

Contaba cada uno de los segundos desde que la había dejado aquella infame tarde 361 días 4 horas, 25 minutos y 30, 31, 32 segundos atrás…

Mi lado racional no dejaba de repetirme una y otra vez que me había ido de su vida por ella porque la amaba, para mantenerla segura, para no destruir su alma… pero mi muerto corazón sabía que Rosalie tenía razón, esas eran solamente excusas, yo era un maldito cobarde.

En cierto modo, te he querido, por supuesto, pero lo que pasó la otra noche me hizo darme cuenta de que necesito un cambio. Porque me he cansado de intentar ser lo que no soy. No soy humano. He permitido que esto llegara demasiado lejos y lo lamento mucho.

Cerraba mis ojos y podía ver su rostro atravesado por el dolor,

Bella, no quiero que me acompañes

¿Tú... no... me quieres?

No.

No me alimentaba hacía tiempo, pasaba días enteros mirando la foto que nos tomó Charlie esa noche… podía ver su rostro, la imaginaba a mi lado, solo podía pensar en ella, solo quería estar a su lado.

Los últimos días habían sido los peores, se acercaba su cumpleaños y cada vez la extrañaba más, mi mente estaba fuera de control, le hablaba, la sentía, la tocaba como si estuviera conmigo, la lujuria corroía mis venas como nunca lo había hecho hasta entonces, mi muerto corazón se salía de mi pecho, gruñía, gemía, necesitaba volver a verla…

Me sentaba en el piso y me apoyaba en la pared, como un mantra repetía una y otra vez Dios no puedo vivir sin ella, no quiero vivir sin ella, la quiero conmigo, no debí dejarla, no debí irme, donde estás amor… jamás pensé que alejarme sería tan doloroso, ella es mi vida, no puedo soportarlo más la necesito… la necesito… la necesito…la amo.

Mi mente voló una vez más a ese nefasto día

Te haré una promesa a cambio. Te garantizo que no volverás a verme. No regresaré ni volveré a hacerte pasar por todo esto. Podrás retomar tu vida sin que yo interfiera para nada. Será como si nunca hubiese existido.No te preocupes. Eres humana y tu memoria es un auténtico colador. A vosotros, el tiempo os cura todas las heridas.

¿Y tus recuerdos?

Bueno. Yo no olvidaré, pero los de mi clase... nos distraemos con suma facilidad. Supongo que eso es todo. No te molestaremos más.

Mis peores temores me golpearon con la fuerza de una tromba… y si ella había seguido adelante como se lo pedí, si ella amaba a otro, si ella estaba con otro, si ella jamás quería volver a estar conmigo. Los celos y el dolor me consumían… si hay alguien en su vida lo mataría… lo mataría… ella debe ser mía, ella solo puede ser mía, la deseo, ella me pertenece.

Me levanté, tomé mis cosas y salí de la pocilga para nunca más volver… para bien o para mal la decisión estaba tomada … la cacería había empezado.