16- Te quiero a mi lado

"El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad."

EPOV

Hermano, se que estas en su dormitorio esperándola, no voy a entrar… no voy a impedir nada… no lucharé contigo, aunque te merecerías que rompiera cada uno de los huesos de tu fucking cuerpo por ser un maldito cabrón… viejo, te la pasas haciendo cagadas, pero al carajo con todo y que sea lo que tenga que ser… ten cuidado y no le hagas daño porque te asesinaré con mis propias manos si la lastimas… confío en ti, se que la amas…¡ Diablos, Rosalie va a matarme!,¡hombre!, es muy posible que por esto pierda toda posibilidad de tener vida sexual por los próximos 150 o 200 años… pero haz que mi sacrificio no sea en vano… convéncela para que se quede… solo tu puedes hacerlo… tampoco quiero perderla… anda se un buen chico y usa tus encantos…

Casi sonreí oyendo los pensamientos de mi hermano, eran tan Emmet, después de la carrera que me había echado y de talar unos cuantos bosques con mis propias manos estaba un poco más tranquilo, solo un poco, sentí mis ojos oscurecerse al igual que mi alma o lo que fuera que tuviese en su lugar.

Sentado en la mecedora de su cuarto, escuchaba el agua caer sobre su piel, acariciándola, brindándole un calor que yo jamás sería capaz de entregarle, irrefrenables deseos de tomar por asalto el baño y hacerla mía recorrían mi cuerpo… los mantenía a raya… pero caminaba sobre un delgado filo, tenía hambre de ella, de su sangre, de su cuerpo… los meses que habíamos estado separados habían significado la mayor tortura de mi vida y ahora ella pretendía alejarse definitivamente de mi lado… lo cual me enfurecía y me llevaba al límite de mi control…

La vi salir del baño envuelta en una toalla, algunas gotas deslizándose por su piel, demonios como quería tocarla, recorrer su cuerpo con mi boca secándolas una a una… la vi tropezar y como un acto reflejo la tomé en mis brazos impidiendo que cayera, la sentí temblar en mis manos y empapar de sus lágrimas mi pecho.

- No quiero llorar- susurró- no quiero que me recuerdes de esta forma.

Sin permitirle pensar la alejé de mi pecho y levanté suavemente su barbilla, acerqué mi boca a la suya y la besé profunda y largamente, como si mi vida dependiera de ello, lo cual era realmente así… simplemente no podía estar lejos de ella.

Sin dejar de besarla comencé a acariciarle los hombros, la espalda… recorriéndola con toda la suavidad que mi tortuosa ansiedad me permitía… conciente pero al borde literal del desenfreno… con un movimiento deslicé suavemente la toalla que la rodeaba… en un momento la tenía totalmente desnuda ante mi… baje mis manos por su espalda hasta sus nalgas, la tomé en mis brazos y la acomodé sobre el edredón de su cama… ella no se resistió.

Recorrí con mi boca cada centímetro de su cuello, rendí culto a sus pechos… santo cielo eran tan dulces… tan suaves… ella era la personificación de la vida… bebí de ellos… excitándola… excitándome… sus manos hasta ahora inmóviles se colaron por debajo de mi camisa, acariciando mi torso y arañando mi espalda… un ronroneo de placer crecía en mi pecho… quedos gemidos salían de su garganta…

Mi boca se deslizó sobre su estómago, sus caderas… dejando una marca húmeda sobre su piel… lamí sus muslos acercando mi boca a su centro… ella estaba mojada…

- Oh por los mil infiernos, no quiero que te alejes de mi, te necesito tanto- susurré al borde del llanto… necesitaba entrar en ella… urgentemente desabroche mi pantalón y liberé mi excitado miembro dispuesto a entrar - no puedo vivir sin ti- mis pensamientos brotaban de mis labios sin control- la sentí freezarse, ¡mierda me había escuchado!, debería haberme cortado la lengua antes de hablar

- Edward, no puedo continuar si lo hago nunca seré capaz de irme- gruesas lágrimas se deslizaban por sus mejillas…Si no la amara como lo hago… la odiaría en este momento…

Me incorporé despacio tratando de disimular los espasmos de dolor que recorrían mi cuerpo… con la velocidad del rayo la tomé atrapándola en mis brazos, me senté en su mecedora acomodando sus piernas a cada lado de mi cadera, nos cubrí con el cobertor…

- No te vayas- le imploré lamiendo las lágrimas de su rostro- no te alejes de mi... por favor no lo elijas a él.

- No lo elijo… te amo Edward con toda mi alma pero simplemente no tengo otra opción, Jake ha quedado totalmente incapacitado, ni siquiera puede alimentarse solo, no lo entiendes, es mi culpa por Dios… los he llevado a uno y al otro a la más completa desdicha. No merezco que me ames soy un monstruo…

- No digas eso amor, eres un ángel has iluminado mi vida… si hay alguien que tiene la culpa ese soy yo, te mentí, te abandoné, le hice daño- sentía irrefrenables deseos de besarla… de consolarla… ella se estremecía por el llanto rozando nuestras partes íntimas… - tenemos que encontrar otra forma, si quieres lo adopto pero por favor no te vayas- le supliqué

- Edward- su voz sonaba ronca por la angustia- no quiero que te sientas así- al decirlo me miró directo a los ojos con una infinita tristeza y supe que no modificaría la decisión que había tomado dijera lo que dijera, demonios era tan cabeza dura- necesito que seas feliz por los dos – ¡por los mil infiernos! es que no entendía que la única posibilidad de serlo era que ella estuviera conmigo… no entendía que desde el aquel día en el prado una parte de mi estaba siempre con ella… que jamás volvería a estar entero si se iba… que solo sería una sombra… que no quería la eternidad sin su compañía… que moriría una y mil veces si la perdía…

Me besó con ternura acariciando con sus manos mis mejillas- tengo que irme- me susurró.

Podría jurar que al moverse sintió que estaba punto de explotar y no quiso dejarme asi… volvió sus movimientos atrás, se acomodó y empezó a empujar sobre mí suave al principio pero luego con fiereza… sorprendiéndome… mi cuerpo reaccionó al instante… el suyo también…gotas de sudor comenzaron a rodar entre nosotros… Bella meneaba sus caderas … rodeándome y derritiéndose a mi alrededor… yo acumulaba una furia que fácilmente la partiría en dos… me ayudó a introducirme en ella… ¡santo cielo, me habían creado para estar dentro suyo!… el paraíso, ahora sabía como era el paraíso… ella gimió ondulando su cuerpo sobre el mío… el aroma de su excitación me llegó tan fuerte como un disparo… enloqueciéndome… me hubiera hecho caer si no estuviera ya sentado… un ráfaga de lucidez cruzó mi mente y arrasó conmigo, me di cuenta de lo que trataba de hacer… ella me estaba entregando todo su ser por última vez… la poca contención racional que todavía me quedaba se rompió con la epifanía… el monstruo que luchaba por liberarse finalmente lo hizo… un bramido de éxtasis salió de mi pecho cuando ambos llegamos al orgasmo más demoledor que en mi vida había sentido… y mientras los temblores aún se sucedían acerqué mi boca a su cuello clavando mis ponzoñosos colmillos en su vena y bebiendo de ella lo necesario para convertirla…

Alice, Jasper y Emmet irrumpieron en la habitación… nos encontraron desnudos… únicamente cubiertos por una manta… todavía uno dentro del otro… ella gimiendo y contorneándose por el calor que poco a poco se adueñaba de sus entrañas y yo tarareando su nana suavemente en su oído y acariciándola tratando de calmarla…

- He comprado eternidad para ella, no se a que precio, pero espero que algún día pueda perdonarme- les dije levantando mi mirada plagada de inquietud…

Mis hermanos se acercaron despacio… en respetuoso silencio… y al unísono nos rodearon en un abrazo cargado del amor más ferviente y total... Alice recostó su cabeza sobre mi hombro y tomándome firmemente la mano me susurró al oído solo unas pocas palabras…

- Lo hará, puedo verlo…

xoxoxoxoxox

Gente, hasta aquí hemos llegado… la dualidad me invade, esta fue la primera historia que publiqué, por un lado estoy tremendamente triste por que se terminó pero por el otro me pone feliz haberla escrito, es una experiencia genial.

Quiero agradecer a todos y a cada uno de ustedes por haberla leído y para quienes me hicieron sus comentarios a través de un review o un pm no tengo palabras para expresarles lo bien que me hicieron sentir… Les pido que le den al go y me sigan enviando sus comentarios, realmente son muy importantes… la ansiedad mata… las historias son como pequeños hijos y nos gusta saber como les va.

Tengo algunas ideas y creo que pronto apareceré por aquí con alguna nueva historia… ups todavía no publiqué y ya siento el síndrome de pérdida… ¡mierda!

Nos vemos pronto.