Resumen: ¿Qué hubiera pasado, si en la partida de Sasuke, cuando Sakura le pide de ir con él, el Uchiha aceptara esto?

¿Y si crean una organización juntos?

¿Y si Konoha necesita de su ayuda luego de años sin verlos?

Lemon. SasuSaku

El Asesino De Ojos Carmesí

Capitulo 1: El Mensaje…

Una tormenta azotaba la oscura noche, una mansión hacia acto de presencia en el "Bosque Negro", un lugar lleno de muerte, sangre y ninjas asesinos.

Pero la gente no le temía al bosque en si, si no, al dueño de esas tierras, un Uchiha de sangre fría el cual era conocido por el nombre de…

"El Asesino De Ojos Carmesí"…

Una mujer de 19 años, rosados cabellos largos los cuales ahora se encontraban recogidos en un rodete sensual, su cuerpo proporcionado y bien dotado para su edad, su rostro, con rasgos finos, piel nívea y ojos jades penetrantes. Vestía con un short negro y una musculosa azul que dejaba al aire su ombligo, unas botas negras que llegaban hasta la rodilla hacían conjunto con su equipo ninja…

La puerta de la habitación sonó, y con una hermosa voz, claramente femenina…

- Adelante – permitió la joven

- Señorita, el amo la llama – aviso inclinándose ante ella, apoyando sus rodillas en el suelo

- En seguida voy, gracias – hablo la pelirosa – puedes retirarte

Ante esto el aludido se fue sin hacer ruido alguno. La mujer de ojos verdes se coloco sus guantes negros de red, estos no le cubrían sus dedos. Tomo sus armas ninjas y salio de la habitación.

Comenzó a caminar por los extensos pasillos de piedra. Paro frente a una negra puerta y abrió sin pedir permiso…

Dentro se observo una alfombra bordo que cubría todo el suelo, en el medio unos sillones negros ocupaban lugar junto a una pequeña mesa. Estantes con libros, con pergaminos, una chimenea encendida, un pequeño bar y un escritorio cerca de un gran ventanal ocupaban la gran habitación…

Un joven o mejor dicho un hombre de 20 años, piel pálida, ojos negros y profundos, con un cuerpo irresistible para cualquier mujer existente se encontraba sentado detrás del escritorio en su sillón negro…

Estaba vestido con una aori negra con parte del pecho descubierto, unos pantalones azules con una cuerda que lo ajustaba (como el shippuden), y el calzado ninja. El muchacho fijo su vista en la joven, le hizo una seña para que se acercara…

La pelirosa de apellido Haruno llego a su lado y tomo el sobre que el ojinegro le extendía, y con una mirada expectante lo abrió, comenzando a leer cada línea escrita en aquel mensaje preveniente de un lugar al que alguna vez llamo hogar…

"Konoha"…