Spiraling Leaf

DISCLAIMER: El manga/anime de Naruto no me pertenece.

Nota: Este es un plotbunny creado por Quill of Molliemon

http : / w w w . fanfiction . net /u/320103/QuillofMolliemon

yo sólo le he pedido permiso para publicarlo en español, puedes encontrarlo en original en su página de livejournal:

http : / / molliemon1985 . livejournal . com

Como es un plotbunny no puedo dar garantías respecto a su continuidad, por lo pronto, existe una segunda parte que pretendo traducir a la menor brevedad posible, espero que lo disfruten.

Título: Spiraling Leaf.

Universo AU –pre Naruto.

¿Y si Uzu(Remolino) no hubiera sido destruido y le ocurriera otra cosa al Kyuubi?

Género: Angst/Romance/Familia

Spiraling Leaf

Prólogo: ¿Jinchuuriki de Uzu?

Namikaze Minato estaba sentado en la subterránea sala de reuniones de la villa ninja de Uzugakure y se preguntaba por qué pensó que ir allí era una buena idea.

El país del Remolino era pequeño, y también lo era su fuerza ninja. No tenían un kage para dirigirlos, sólo un concilio de ninjas formado por representante de los diversos clanes ninjas. El sistema parecía funcionar bien para ellos, pero era un dolor tratar de lidiar con ellos siendo un extranjero. Era como lidiar con el concilio de la Villa en su casa, sólo que peor, porque no los conocía y ellos a él tampoco.

Viajar al país del Remolino había sido riesgoso. Estaba a una semana de viaje de Konoha y el País del Fuego (casi un mes de viaje para los estándares civiles). Y para empeorar las cosas, se encontraba cerca de Kiri (Niebla) y en el borde con Iwa (Piedra), grupos de ninjas que eran generalmente hostiles hacia Konoha (La Hoja) y que saltarían sobre la oportunidad de abatir al Yondaime Hokage.

Además, estaba el hecho de que el País del Remolino lo había apuñalado por la espalda (figurativamente hablando) apenas una década atrás. Una Kunoichi que había considerado su amiga y en la que confiaba lo había manipulado, drogado y hecho copias secretas de algunas notas privadas de sus Jutsus. Por suerte la mayor parte de lo que había logrado obtener eran anotaciones incompletas, sólo notas para recorder posteriormente las ideas.

Pero había habido un jutsu que había logrado copiar completo. Era una modificación de fragmentos de un antigüo jutsu que había encontrado en la biblioteca del Hokage en el que había trabajado por varios meses. Había creado un Jutsu suicida de sellado clase - S que tenía muy pocas aplicaciones prácticas, más allá de llevarte al enemigo contigo al otro mundo o aprisionar a un demonio en algún tipo de contenedor.

Entonces, el pequeño acto de espionaje realmente no había tenido repercusiones para él o la villa (ese Jutsu era tan peligroso que nunca podría ser usado a gran escala… a menos que todos quisieran morir), pero creó un profundo abismo en la confianza. Había reducido un gran número de alianzas con Uzu por eso y había cortado casi todos los lazos con el antigüo aliado de Konoha. Si quería algún Nuevo Jutsu, tan solo habrían tenido que pedirlo y ofrecer algo a cambio y probablemente podría haber arreglado algo con ellos. Pero no, habían tenido que aprovecharse de su amistad con ella y robar sus notas privadas. Mentiría si dijera que no estaba aún un poco molesto por ello.

Aún así, cuando le habían rogado que fuera a hablar acerca de un nuevo tratado con ellos, había ido. Iwa, la cual los había amenazado durante la última gan Guerra ninja, estaba volviendo a ejercer presión contra ellos, y si los rumores que la red de espionaje de Konoha había descubierto eran ciertos, Uzu no sobreviviría a ese golpe. Y Kiri, una villa con una reputación particularmente sanguinaria, parecía tener la mira puesta en los puertos de Uzu como una forma de tener un pie sobre los mares (una gran amenaza para el País del Agua, que era una nación conformada por una cadena de islas). El futuro de Uzu era sombrío y en recuerdo de la antigüa amistad entre las villas, había accedido a ir a verlos.

A su alrededor, todos eran viejos, ninjas retirados que representaban a los diversos clanes en el concilio de su aldea. Todos los ancianos poseían al menos una antigüa herida que había detenido sus carreras como Shinobis – una mano perdida, una pierna lisiada, una columna vertebral torcida, ojos arruinados, algo. No había mujeres.

Ésa era una de las pocas cosas que ella odiaba de su casa, recordó Minato. Permitían que las chicas se hicieran ninjas, pero nunca las dejaban avanzar más allá del nivel de chuunin. Su ambición era ser jounin y podia haberlo sido, pero continuaban sin promoverla, sin importar lo que hiciera para impresionarlos

Las charlas sobre el tratado no iban bien. Uzu quería mucho por prácticamente nada. Él estaba dispuesto a dar un poco menos y deseaba mucho más – después de todo le habían robado, y no se habían mostrado muy arrepentidos por ello.

La sala de reunión subterránea era débil y congestionada. El aire estaba saturado del humo de las pipas de los ancianos y de la tensión nerviosa que emanaba del resto. Se encontraba en una atmósfera absolutamente miserable y Minao estaba contento de que al menos su leal alumno, Hatake Kakashi, estuviera forzado a sufrirlo con él como su guardaespaldas de élite. Los cuatro ANBU enmascarados que lo habían escoltado a Uzu, tenían la suerte de estar afuera, protegiendo las puertas.

Después del fracaso de la última conversación, el concilio había decretado un receso para comer y el ambiente de la cámara había degenerado en pequeños grupos de ancianos miembros del concilio susurrándose cosas mientras comían. Minato permaneció tranquilamente en su asiento disfrutando lo último de su comida mientras Kakashi estaba sentado a su derecha, leyendo la última novela de romance basura que Jiraiya había sacado al mercado. El receso para comer ya había durado una hora y Minato no tenía prisa porque terminara Los ancianos ex-ninjas de Uzu incluso parecían a punto de olvidar que él se encontraba allí, y entonces tal vez una podría deslizar algo interesante…

"…todo por culpa de esos malditos de Iwa!"

"Kiri tampoco está ayudando …"

"…y mi último nieto! ¿Qué les pasará si cae la frontera?"

"¡Cálmate! Todavía no pasa nada …"

"…y de dónde obtendríamos el dinero?"

"Lo encontraremos en alguna parte. Dile a esa mujer tuya que venda toda esa joyería llamativa que nunca usa…"

"…no veo por qué el muchacho está siendo tan difícil. No es como que ella lograra robarle algo útil."

"Aunque sea tan joven, es el Hokage."

Advirtiendo que ese grupo e particular estaba chismorreando sobre él, Minado concentró su atención en ellos y esperó a ver qué decían.

"No dudo que tenga la fuerza necesaria para el puesto, pero es demasiado joven para tener la experiencia necesaria para el trabajo. El inocente tonto se ha tomado ese insignificante hurto de forma demasiado personal."

"Bueno, la hija de Kenjiro se había acercado bastante a él antes de eso."

"Es culpa suya por confiar tanto en esa pequeña perra. Ella es leal a esta villa, no a la suya. Con suerte, ese pequeño incidente le abrió los ojos a cómo funciona el mundo ninja."

Minato frunció ligeramente el ceño y se preguntó si Uzumaki Kenjiro, líder del clan Uzumaki, sabía que uno de sus colegas hablaba tan mal acerca de su única hija.

"Es claro que ha aprendido algo de ese desastre. ¡Fué un milagro que viniera a hablar con nosotros después de que ella terminara con él!"

"Y pensar que ella ni siquiera logró obtener algo bueno de esa aventura. Realmente, deberíamos haber estudiado lo que nos trajo antes de promoverla como jounin."

"Logró drogar a un ninja de nivel Kage y salir con vida y algunas propiedades personales. No hay muchos ninjas que pudieran hacer eso."

"Tan sólo lo logró porque el Yondaime Hokage es suave, un joven tonto y ella durmió con él."

Reprimió un gruñido ante la enorme disminución de las habilidades de ella y el grave insulto contra su propia persona.

"Tal vez, pero aún así, lo hizo."

"¡No trates de encontrarle algo bueno a esa chica, Tetsuo! Aunque esa misión está registrada como un éxito en su expediente, en realidad es una gran falla. Y desde entonces, ella no ha causado más que problemas. ¡Ni siquiera ha hecho buen uso de su brillante rango de Jounin!"

"Bueno, tiene a ese niño que—"

"¡No te atrevas a llamar a esa cosa como un niño!"

Minato se esforzó en evitar fruncir aún más el ceño. Parecía que finalmente ella había sucumbido a la presión de su familia y se había asentado con alguien de otro clan ninja y tuvo un niño. ¿Pero por qué el más brusco de los dos hombres se refería al niño como una 'cosa'?

"Bueno, tiene que preocuparse por eso. Si se va a una misión peligrosa y muere o si está lejos de la villa demasiado tiempo, alguien seguramente mataría a… la cosa"

La sangre en sus venas se volvió de hielo. ¿Por qué alguien querría matar a un niño?

"¿Y? ¡Debería dejarnos matarlo! ¡Debió dejarnos matarlo desde el principio, antes de cobrarle verdadero afecto! Es una verdadera pena que esos miserables bastardos probaran ese jutsu y trataran de hacer un arma con ello, pero ella siempre puede tener otro. Diablos, ¡incluso podría tener uno legítimo! Eso sería algo, ¿no?"

"Sí"—se oyó una risita divertida—"eso sería algo. ¡Pero dudo que haya un hombre vivo que pueda domar a esa! Me asombra que se embarazara siquiera, menos esperé que continuara con el embarazo y lo criara."

"Una pena. Ese cuerpecito suyo podría dar buenos hijos…"

Minato se estremeció al escuchar hablar de esa forma acerca de la que una vez había sido su amiga… por hombres lo bastante viejos para ser sus abuelos.

"Oh bueno… Pero mira el lado brillante, Ken-Ichi—"

"¿Qué lado brillante?"

"—tal vez podamos persuadirla de que nos deje al niño—"

"¡Criatura!"

"—para que podamos usar su—"

"¡usarla!"

"—poder contra Iwa. No hay forma de que el La Tierra pueda oponerse al poder de un Jinchuuriki."

Ésa única palabra dió a Minato un pequeño ataque al corazón. Jinchuuriki, "el poder de un sacrificio humano," era el término de Suna para referirse a un ser humano que poseía el espíritu de un poderoso demonio. Había romores no confirmados de que Suna había logrado sellar al Ichibi no Shukaku en un niño hacía algunos años y que éste era un monstruo asesino.

Parece que alguna fracción extremista convirtió al hijo de Kushina-san en un Jinchuuriki, probablemente con mi Shiki Fujin kinjutsu. Pero, ¿qué demonio usarían? No sé de ningún Bijuu asociado a esta región, y ella nunca mencionó nada… Minato se quedó paralizado al ocurrírse un pensamiento horroroso. Hace una década hubo rumores de que la erupción de fuegos y los pequeños terremotos que se sucedieron a lo largo de la frontera de la Tierra de Fuego eran provocados por un gigantesco demonio. Susurros acerca de un zorro con muchas colas … ¡¿Lograron sellar al Kyuubi no Yoko?!

"¡¿Esa abominación?! ¡No confiaría en esa cosa ni a la distancia que podría alcanzar con mi pierna si tuviera mi pie izquierdo!" Al amargado anciano, Ken-Ichi, claramente le faltaba el pie izquierdo. "¿Quieres dejar el destino de toda la villa sobre los hombros de esa bestia?"

Minato decidió que había tenido suficiente y se levantó de su asiento. Podía sentir el silencioso cuestionamiento de Kakashi, pero lo ignoró. Con una expresión de severidad firmemente afianzada en su rostro, se dirigió hacia aquel par de viejos canosos y se sentó unto a ellos.

"¿Así que Uzu tiene un Jinchuuriki?" preguntó, y en toda la cámara cayó un silencio mortal. "Díganme más."

Espero que les guste esta historia tanto como a mí, sólo les pido que dejen reviews para animar a la autora a continuar con este plotbunny.

Gracias.

Ianthe