"En las buenas y en las malas": Porque no hay nada más fuerte que la relación entre hermanos. La relación de Ron con cada uno de sus hermanos de pequeño y de grande. ¿Qué momento marcó más la relación de Ron con cada uno de sus hermanos durante la niñez y durante la adultez?
Personajes: Ron y Charlie - Family
Rated: K
Words: 1224
Disclaimer: No, nada es mío salvo la historia.

Capítulo 4: Como dragones

"Woow, ¿En serio?" fueron las únicas palabras que pudo susurrar en ese momento Ron.

-"Sip. Y no sabés los libros sobre dragones que encontré en la biblioteca. Son fascinantes. Desde que tuvimos esa clase en Cuidado de las Criaturas Mágicas donde nos mostraron uno bebé no puedo dejar de pensar en lo maravillosas que son esas criaturas." Continuó contándole a su hermano pequeño.

Era un ventoso día de verano. Algo muy inusual en Inglaterra. Bill, Charlie y Percy regresaron ayer de Hogwarts para disfrutar de los próximos tres meses con sus hermanos más chicos. Y ya era casi una tradición, no…casi no, era una tradición solamente de ellos dos. Había empezado unos cuatro años atrás.

Charlie había vuelto de su primer año en Hogwarts más emocionado que nunca. Millones de anécdotas por contarle a su familia pero nadie parecía tener el tiempo ni las ganas necesarias para escucharlo en ese momento.

-"No, Charlie ahora no. Tengo que preparar el almuerzo. Después me cuentas todo, ¿si querido?"

-"¡Yo estuve ahí todo el tiempo Chuck! Es más, acordáte que lo viví dos años atrás.¿Te olvidás que soy más grande? Contále a papá a la noche cuando llegue de trabajar…"

-"¡Charles! No molestes. Quiero terminar de leer este libro hoy. Madre prometió comprarme "La historia de Hogwarts" en Diagon Alley mañana si lo logro."

-"Mejor después. Ahora estamos preparándole una sorpresita al pequeño Ronnie…¿Donde crees que haya guardado su osito de peluche tan querido, George?"

Todos parecían tener cosas más interesantes que hacer. Triste, Charlie se tiró derrotadamente y con los ojos cerrados en el sillón junto a la ventana.

-"¡Contáme a mí!" dijo la aguda voz del pequeño pelirrojo de cuatro años.

-"¿En verdad querés escuchar mis historias?"Respondió emocionado el pequeño Charlie.

-"¡Sí! Quiero estar preparado para cuando me toque ir a 'Jowats'. Pero vamos afuera, hace mucho calor acá"

Desde ese momento, todos los años hacían lo mismo. Charlie se recuesta boca arriba bajo la sombra del gran árbol que está a unos metros de la casa mientras un muy emocionado Ron se sienta estilo indio a su lado escuchando atentamente a su ídolo. Sí, Charlie era su ídolo. Era valiente, grande, fuerte, alto, inteligente y era el único de sus hermanos que lo trataba como un adulto. Bueno…al menos en ese día.

-"Leí en un libro que los dragones llegan a volar tres veces más rápido que lo que puede llegar a volar cualquier escoba." Siguió contándole Charlie. "Y eso que en las prácticas de Quidditch llegué a volar tan rápido para evitar que la Bludger entrara por los aros que pensé que el pelo se me iba a salir de la cabeza."

-"¿Cómo se siente volar en escoba?" Preguntó Ron con los ojos como plato de la emoción.

-"Es increíble. Se siente una libertad y ligereza…Es una sensación in describible."

-"Oh…ojalá mamá no haya inventado nunca esas tonta regla de 'no volar hasta tener diez años'. ¡Yo quiero volar! Yo sé que podría hacerlo si me dejara." Reprochó decepcionado el pelirrojo.

-"¿Querés intentarlo?" Susurró Charlie mirando hacia todos lados para ver si había alguien más allí que pudiera descubrirlos.

-"¡Claro que quiero! Pero ya sabés que mamá se muere si se enterara que-" Continuó con la cabeza gacha Ron.

-"¿Y si no se enterara?" Dijo Charlie guiñándole un ojo antes de pararse. "¡Yo no planeo decirle a nadie si vos tampoco lo hacés! ¿Qué decís?" Continuaba semi-gritando mientras se dirigía hacia el depósito donde estaba su escoba guardada.

Ron no lo podía creer. Iba a volar por primera vez. Su hermano favorito le iba a enseñar a volar. Seguramente era un sueño…

-"¿En serio me vas a enseñar a volar Charlie?" Exclamó mientras corría hacia donde estaba su hermano.

-"¿No querías saber como se siente? Pero tenemos que ser cuidadosos porque si mamá nos agarra estamos fritos, ¿entendido?" Sonrió revolviéndole el pelo a su hermanito, quien asentía la cabeza seriamente.

-"Bien. La primera vez vas a tener que volar conmigo porque si te llegás a lastimar mamá va a terminar mandándome a Drumstrong"

-"¿Qué es 'Dumstond'?"

-"Jajaja. Nada…es una historia para otro momento. Ahora vení. Subíte adelante." Le indicó Charlie poniéndose en posición. "Primero tu pie…ese…ahí va…"

Una vez acomodados y bien sujetados emprendieron vuelo. Aunque Charlie no quería ir muy fuerte ni muy alto por miedo a que algo le sucediera a su hermano menor, Ron no podía estar más feliz. Jamás se había sentido tan importante en su vida. Pronto esa rara sensación en su estómago paró y sus pies volvieron a tocar el piso.

-"Bueno, ahora es tu turno. Pero a no más de tres metros del piso." Advirtió Charlie ayudándolo a acomodarse y dándole las últimas instrucciones.

-"¡WOW! ¡Genial!" Exclamaba emocionado Ron con una gran sonrisa en su rostro. El viento golpeando aún más fuerte en su cara a medida que ganando confianza aumentaba poco a poco la velocidad.

-"Es natural…" Pensó en voz alta Charlie mientras lo observaba y recordaba la primera vez que él voló en escoba. Tenía la misma edad que Ron. Bill le había enseñado apenas una semana después de haber aprendido con su papá. Cosa que lamentó ni bien vio que su hermano dos años menor que él había dominado el vuelo la primera vez que lo intentó; mientras que él tuvo que practicar una hora entera hasta que pudo dar la primera vuelta al jardín por sí solo.

Sumergido en recuerdos se sorprendió cuando algo…o mejor dicho, alguien se abalanzó con fuerza abrazando sus piernas.

-"¿Viste eso Charlie? ¿Qué tal lo hice? No me caí ni una sola vez. Mamá nunca se va a enterar si no me ve ni un rasguño." Dijo aún aferrado a las piernas de su hermano levantando la cabeza para poder verle la cara.

-"Si Ron, te vi. Y gracias a Dios que no te caíste." Respondió revolviéndole el cabello una vez más. "Me moría si algo te pasaba por mi culpa" Terminó susurrando casi inaudiblemente.

-"¿Qué?" Preguntó Ron soltándole las piernas finalmente.

-"¿Ehm? Ah…eh…¡nada! Mejor vamos a guardar la escoba antes de que mamá nos descubra." Cambió de tema Charlie agachándose a recoger su barredora.

-"¿Charlie?" Se acercó tímidamente el pequeño picándole con el dedo índice el hombro para llamarle la atención.

-"¿Si?" Dijo girando la cabeza aún agachado.

-"¡Gracias, gracias, gracias!" Sonrió Ron abrazándolo con todas sus fuerzas antes de volver corriendo a la casa tras haber escuchado a Molly anunciando que el almuerzo estaba listo.

Aún asombrado pero muy feliz y orgulloso de su hermano menor, Charlie guardó la escoba y se dirigió a la cocina de la Madriguera.

"-¿Qué estaban haciendo afuera chicos?" Preguntó curiosamente la Sra. Weasley mientras servía el almuerzo en sus platos.

-"Nada má." Respondió rápida y nerviosamente Charlie evitando la escrupulosa mirada de su madre.

-"Estábamos viendo cómo se siente ser un dragón." Comenta el pequeño Ron con la boca llena de comida y una gran sonrisa en su cara.

-"¿Cómo Ronnie?" Pero no recibe respuesta alguna; sólo capta la mirada de confidencialidad que comparten ambos. Charlie guiña un ojo a Ron y continúan comiendo felizmente mientras Molly no puede evitar sonreír orgullosa para sí misma recordando la facilidad con la que Ron aprendió a volar en escoba…Sí, una madre lo sabe todo…

Ya sé. No es bueno. Pero Charlie fue muy difícil. Y la historia no me convencía tanto. Pero hacía muchísimo que no subía ningún capítulo y me sentía culpable. Igual aviso que no voy a postear hasta dentro de un mes más o menos. Tengo muchos parciales de la facultad así que me espera un mes complicado.

Próximo capítulo: Ron y Bill. Verano antes de que Ron empiece Hogwarts.

Háganme feliz escribiendo una pequeña review, porfas? :)

¡Gracias por todo! Hasta dentro de un mes aprox.

Bye!