Este era un mejor lugar… si, bueno debería serlo, en este lugar las personas eran como el, no tenían padres…

Bueno he aquí mi primer historia… es medio rara, pero la van a ir entendiendo con los demás capítulos.

-negrita lo qe dice el personaje

-pensamiento del personaje

Este era un mejor lugar… si, bueno debería serlo, en este lugar las personas eran como el, no tenían padres…

Por eso las personas solían burlarse de el, cuando iba por la calle los chicos lo miraban feo y lo insultaban por no tenerlos. Pero ahora todos ellos, los de su alrededor, tampoco los tenían… pero entonces… ¿por que seguían burlándose de el? ¿Que acaso era la cola del burro la cual hay que pinchar?

Con tan solo 8 años de edad el se sentía la peor mierda del mundo, pero ¿que iba a hacer? Nada como siempre. Tan solo recibir las quejas. La primera ves, cuando ingreso, un chico le dijo que era un idiota por no tener padres , y el respondió que tampoco tenia padres, pero el chico dijo que al menos no era una basura y que era necesitado para algo en el mundo, y además que tenia gente que lo quería…

Bien…capaz tenia razón nunca nadie había dicho que lo necesitase, ni que lo quería… es mas desde que tenia memoria las personas lo odiaban y lo maltrataban, comía de los tachos de basura o le robaba la comida a los perros… pero nunca había conocido a una persona que lo quisiese o lo cuidase… es mas el se preguntaba quien lo había criado cuando era un bebe… pero bueno esas cosas no iban a poder responderse, ya que no tenia conciencia en ese momento, y nadie iba a informarle de nada.

El había ingresado a ese orfanato cuando tenia seis años, ya que una vieja lo vio revoloteando en su basura y exigió que lo alejasen del pueblo y que mejor idea que meterlo ahí, ¿no?

Pues bien no podía quejarse, tenia comida, un techo y una cama, después de haber dormido en cajas, comido huesos y sentido el frió de las noches de invierno, eso, estaba bien.

Habían pasado dos años desde el día que ingreso allí, y solo había conocido a una persona que no lo trataba como si fuera nada. Pues no estaba diciendo que le tratara bien o que fuera su amigo, más bien lo trataba como a otro ser humano.

Naruto muchas veces había intentado preguntarle su nombre o algo pero siempre algo sucedía, o se tenía que ir urgente a algún lugar, u otros chicos llegaban para maltratarlo. Pero esa noche se había decidido que aunque viniese quien viniese le iba a preguntar su nombre.

Estaban todos acostados, muchos durmiendo, otros charlando, pero en silencio, sin siquiera pronunciar palabras. Naruto se acostaba al lado de la pared, mas alejado de todos los demás chicos, ya que como por las mañanas amanecía golpeado, los directores del lugar decidieron alejarlo-pero las marcas seguían apareciendo-.

El pequeño rubio se levanto de la cama con un osito de felpa, era lo ultimo que tenia de sus padres, ya que desde que tiene memoria este estaba allí, por eso el no iba a ningún lado sin el. Comenzó a caminar hacia la cama del pequeño que siempre le había ayudado. Se paro en frente de el, este estaba mirando el infinito sin siquiera notar la presencia del ojiceleste.

-Oye…- el otro pequeño dio vuelta su mirada y vio quien era.- quería preguntarte…bueno… ¿cual… cual es tu nombre?...

-mi nombre?...pues… ¿cual es el tuyo?

-m-i nombre…es Naruto…

-Pues yo no tengo nombre…- Naruto lo miro con ojos confundidos, como que no tenia nombre? Por que aunque su madre o su padre no le hayan dejado un papel con su nombre, las personas del orfanato te ponían uno, no seria que…

-¿como… como te llaman todos?

-de ninguna manera…

Si, era seguro, le estaba mintiendo… pero ¿por que? Siempre se había comportado muy bien con el, bueno al menos mejor que los demás pero por que ahora le mentiría?

-deben hacerlo… yo… no quieres decírmelo ¿verdad?

-no puedo…

-¿por que?

-por que si no los demás dejaran de hablarme, si tu sabes mi nombre, pensaran que eres mi amigo y ya no se juntaran conmigo, me dejaran solo…

-no, yo estaré… yo seré tu amigo…yo—

-¡no quiero que lo seas! ¡No te trato mal por que me das lastima! ¡Todos te creen un bastando, y creo que pienso lo mismo! ¡Así que no me lo preguntes, solo me das lastima!

Eso no podía estar pasando… el otro chico le tenia lastima, y ni siquiera era digno de saber el nombre, capaz no eran amigos pero el pensaba que si se empezaban a juntar capaz lo otros le hablarían y no lo tratarían tan mal… pero al parecer no era así. Naruto comenzó a caminar hasta su cama, mientras sentía las miradas y las risas de los demás chicos.

Pues bien aunque el quisiera cariño, amistades, abrazos y ese tipo de cosas no iba a fallarle a sus principios: el no quería dar lastima, quería que lo quieran y respeten por como es, y no por lo solo y pobre que esta, y tampoco iba a ir andando abusando personas, abusando su poder, o su fuerza y tratarlas mal, ya que era así como el se sentía, abusado, y no quería que nadie mas se sintiese así nunca.

Cerro los ojos e intento dormir, algo que le costo mucho ya que unos chicos cuando el pequeño se levanto para hablar con ese chico, le pusieron unas rocas en la cama. Pero este no se molesto en sacar ya que no quería ver la cara de sus compañeros riéndose de el, otra ves.

Comenzó a sentir la brisa del viento en un amanecer, los rayos de luz solar en sus ojos, y los insultos de sus compañeros para que se levantase. No iba a reclamarles nada, tan solo abrió los ojos y se dispuso a pararse para ir hasta el baño, pero justo un chico le comenzó a decir algo.

-un superior dijo que debíamos levantarte, por que hoy iba a venir la persona que dona grandes cantidades de dinero al orfanato. Así que tendrás que usar un traje elegante, y como no tienes dijo que debía darte uno…eso si, basura, si lo ensucias lo lavas ¿entendiste?

Naruto miro al chico y asintió con la cabecita… el no tenia ni la mas minima idea de que hoy vendría ese tipo… debe ser al único que debe agradecerle ya que con ese dinero el come, tiene un techo y una cama… por alguna u otra razón sonrío, lo cual hizo enfadar a sus compañeros

-¡idiota! No gastes tus sonrisas en la nada, debes sonreírle al hombre ese para que nos de dinero, como tu eres el mas pequeño, además de la otra chica, a ti te dará mas dinero y cosas, así que luego nos las darás a nosotros

-¡si! Y tú no te quedaras con nada, además recuerda que debes lavar nuestros juguetes, ya están sucios, si no te romperemos ese peluche estupido

-¡no! Yo… ya voy… los… voy a lavar- dijo con un todo asustado y desesperado pero intentando sonar despreocupado.

Los niños comenzaron a irse, uno de ellos le dejo el traje sobre la cama…después de todo si ese hombre, el cual donaba cosas al lugar lo tratase bien seria solo por lastima, ya que era un niño pobre y tonto, que no tenia a nadie ni a nada mas que a ese lugar. Por eso decidió hacerles caso a sus compañeros y tan solo sonreírle para que le de juguetes y dinero o cosas así.

Se puso el traje y bajo hasta el salón principal el cual se encontraban todas las mesas con todos los niños, sentados, riendo, bien vestidos. Era un orfanato pequeño, no tenia muchas cosas, y los niños no eran muchos, por eso el era el mas chiquito de todos, había una chica mas joven que el; tenia 7 años, pero como casi todas las chicas del lugar lo insultaban y le hacían bromas muy pesadas, no quiso conocerla.

El se sentó en la punta de la mesa, al lado de un chico el cual se alejo al sentirlo cerca.

Al rato entro el director diciendo que desayunaran que el señor vendría en una hora y medio y todos debíamos estar listos para su recibimiento.

La hora paso, y todos ya habíamos desayunado. Como no eran muchos, se pusimos en la entrada para ver como era el señor. Naruto quería ver pero sabia que daba igual por que lo aplastarían y pisotearían.

-bien chicos, el eso Uchiha Itachi, su familia mantiene a este orfanato. Por favor sean respetuosos con el.

Respondieron todos un si, y comenzaron a rodearlo, preguntándole cosas, contándole mentiras… diciendo que estaban felices de que este allí.

Naruto decidió esperar sentado en la escalera después de todo si el hombre no se fijaba en el era mejor, ya que si no debería de darle todo lo que este le de a sus compañeros, y estos lo lastimarían. De repente vio que detrás de ese hombre había un chico que estaba sentado en la puerta.

-"¿quien será? No lo reconozco de los chicos de aquí…"- de atrás se veía un pelo negro con toques azulados, en forma de cacatúa, tenia una remera azul y estaba tomándose la cara con las manos como si estuviera esperando algo-"creo que iré a preguntarle quien es"-

Naruto se escabullo entre la gente hasta llegar a la entrada sin que nadie se diera cuenta tan solo el chico que estaba sentado allí, que se dio vuelta y lo miro fijamente a los ojos. Naruto no pudo mantener su mirada, los ojos de ese chico eran afilados, como una espada que quería córtalo en dos, así que bajo su mirada y comenzó a sudar al sentir que esos ojos le seguían mirando.

-dis-si-d-disculpa… yo… quería saber… bueno…quien…er--

-¿eres un huérfano?

Naruto levanto la mirada y lo miro fijamente.

-si… y ¿tu?

-no te interesa…

-pero, si tu me preguntaste ahora respóndeme…

-yo no te obligue a responder- dijo el otro pequeño mirando para otro lado

-Pues…-Naruto se sentó al lado del chico- ¿vienes con el señor Itachi?

-hn… es mi hermano

-ah… cuantos—

-8 estoy por cumplir 9

-ah yo también… bueno creo que me voy ya que si tus padres te ven hablando con un huerfa--

-sasu, así que te hiciste un nuevo amigo…- de repente apareció el señor uchiha detrás de Naruto. A este se le pusieron los pelos de punta al escuchar su voz.

-¿terminaste?

-no, hola pequeño ¿como te llamas?- dijo sin prestarle nada de atención a su hermano

-yo… soy… Naruto- "a decir verdad… se parecen un poco, solo que unos tiene ojeras gigantes…a claro debo decirle" - estoy agradecido que usted mantenga este lugar, en serio si no tendría que vivir en la calle otra ves…

-mmm… ¿por que no estabas adentro con tus demás compañeros?

-pues… lo vi solo a el y pensé que capaz…

-ah claro, que buen niño, mira ya me agrada, ¿como te llamas pequeño?

-soy… Naruto "ya se lo había dicho...¬¬ pero que mas da u.u"

- me dio mucho gusto conocerte, el es mi hermanito menor, Sasuke

-¿ni-san podemos volver a casa ya?

-oye se respetuoso, además pensaba dejarte aquí unos días…

-¡oh no! ¡Claro que no, yo tengo que ir a la escuela y de aquí no llego! Además no quiero separarme de ti…

-¡entonces nos llevaremos al rubio!

-O.O…disculpe, pero no tiene por que hacer eso…yo-"capaz si me voy con ellos se acabara el sufrimiento…"

-ya vámonos ni-chan quede con Neji para vernos en un rato…

-con condición

-qu—

-con condición

-pero—

-que ya lo repetí dos veces ¬·¬

-uff (suspiro) ¿que?

-¡quiero que te despidas de todos los niños sonriendo!

-…-/- tu si que estas loco… vámonos

-no, si no tendrás que darle un graaaaaaaaaaaaaaaaaaan abrazo i un beso al rubio

-demo…ni-san…

-no. Debes elegir entre esas dos

- o/o-" por que razón le hace hacer esas cosas a su hermano… son bastantes raros… hm? El chico me esta mirando…que me va a abrazar…menos a besar… pero es solo por que su hermano lo dice…" Naruto cerró los ojos con mueca de decepción y de repente sintió los labios de ese chico en su mejilla y unos brazos rodearle. Por la sorpresa abrió los ojos enormemente y lo miro de costado… fue raro, el beso quemaba… de repente comenzaron a salirle lagrimas de los ojos. No sabía si era de felicidad o tristeza, sintió como si todo diera vueltas y ya no sintió nada…

- ¡Sasuke! ¡Que le hiciste para que se desmayara!

El rubio se cayó sobre Sasuke y este lo sostuvo con sus brazos

-¡yo solo le hice lo que tu me dijiste!, ¡llama a alguien para que lo acuesten o algo! Itachi--Ita--

Continuara…

Bueno eso es todo por hoy, lo seguiré pronto

Espero que lo hayan disfrutado, y que dejen reviews diciéndolo o diciendo que lo odian profundamente n.nU

Sayonara!