Los personajes que aquí aparecen pertenecen única y exclusivamente a Stephenie Meyer, yo solo los tomo prestados para adaptar esta historia. La trama ya esta hecha, yo solo le doy algunos toques. Disfrútenlo!

--

Estaban en el baile de primavera, en el gimnasio de la escuela. Nunca le habían gustado los bailes, los detestaba, además de que no se le daba muy bien el bailar. Pero había acudido por que su mejor amiga la había obligado. Ella no se tuvo que molestar mas que en acudir, ya que su amiga la visto con un lindo vestido azul cielo, la peino como la genial estrella de rock, y la maquillo muy bien. También le había prometido que por fin el chico del cual ella estaba enamorada desde tercer grado bailaría con ella.

Ya había pasado la mitad del baile, y el chico solo había estado con su rubia y superficial novia. Ahora, a la mitad del baile, el chico había sido elegido como el rey del baile. Obvio. Solo que ahora no había reina oficial. El tenia que escogerla. Bajo del escenario coronado, y se dirigió a la multitud de chicas que lo miraban anhelantes. Ella estaba al final, también, observándolo. El camino entre las chicas y quedo frente a su novia. La chica sonrió y le tendió la mano, pero el se limito a apartarla con el brazo. Detrás estaba ella. "No, no es cierto". El le sonrió y le puso la corona mientras le hablaba.

-Bella, quieres ser la reina y bailar conmigo?

Con la corona ya ceñida, y totalmente sorprendida, solo asintió. El le tomo la mano, y se dirigieron al centro de la pista, donde comenzaron a bailar. Ella se sentía en el paraíso.

-Que bien bailas- le comento el chico, mirándola con esos ojos esmeralda.

-Gracias- ella se sonrojo como solo ella sabe hacerlo. "Momento, yo no se bailar… Como es que no lo he pisado o me he caído?".

-He estado pensando…- la canción casi terminaba, y el chico se inclino mas hacia ella-, y hay algo que de verdad me muero por hacer…

Ella no dijo nada. La sorpresa la había dejado muda. Siguieron bailando al compas de la música, hasta que termino. El se separo de ella, la miro atentamente, y se aproximo de nuevo, inclinándose hacia sus labios…

"Oh, por Dios!" pensó ella.

Los labios de el estaban a escasos milímetros de los de ella… Ella ya podía sentir su aliento….

RIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIING! RIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIING!

-Noooooooooooooooooooooooooooo!- grito Bella enfurecida-. Maldito despertador!!- se levanto de la cama, pero fiel a la costumbre, se le enredaron las piernas con el cobertor y se cayo. Se alisto y se fue a la escuela. En la entrada se topo son su mejor amiga, Alice.

-Hola Allie!-la beso en la mejilla.

-Bells!- entraron y se dirigieron a su salón.

-Sabes? Soñé con Edward… Otra vez!- le dijo toda emocionada. Alice dio saltitos en su lugar.

-Oh, en serio? Que genial! Y ahora si se besaron? Ay, que suerte! Tu siempre sueñas con los chicos.

-Lo malo, es que paso lo de siempre- Bella hizo una mueca-. Sonó el despertador antes de que lo besara…

-Rayos!- se quejo Alice, pero luego la abrazo-. No te preocupes, Bella, pronto tu sueño se hara realidad…

-Ay, Alice… Es que lo amo- Bella suspiro profundamente-. Verdad que Bella Cullen se oye genial?

-Si, claro… Y yo sere tu madrina…- se concentraron en una platica que incluia vestidos rosas, pasteles de dos pisos, un vaporoso vestido de novia, y un acompañante para Alice. Hasta que llego el profesor.

De lo que no se dieron cuenta, es que una chica las había escuchado cuando paso frente a ellas para ir a su lugar. Llego con sus amigas, y se puso a contarles.

-Lauren, Jessica, no lo van a creer…- comenzó.

-Que?- pidieron las dos.

-Bella Swan esta enamorada de Edward!- solto con un tono de falsa ternura.

-Awww!- Lauren la imito.

-Que dulce- se rio Jessica-. Y que vas a hacer al respecto, Tanya?

-Me dan ganas de gastarle una pequeña bromita…-Tanya entrecerró los ojos, y una sonrisa malvada se dibujo en su cara. El gesto no le paso desapercibido a sus amigas.

-Que tienes en mente?- inquirió Lauren.

-Una "cita" con Edward…-Tanya reforzó el entrecomillado con los dedos.

-Como?-pregunto Jessica. El profesor le llamo la atención a las tres.

-En la siguiente clase les digo- susurro Tanya, y se dispuso a estudiar sus uñas. Luego, escribió en su cuaderno.

--

Cambio de hora. Bella y Alice salieron corriendo a sus casilleros por los libros de la siguiente clase. Las dos abrieron la puerta, pero del de Bella cayo una hoja doblada. Tenía su nombre escrito. La abrió y se puso a leer. Lanzo un gritito ahogado.

-Bella- Alice la miro. Estaba pálida-, estas bien? Bella, que es eso?- miro la hoja.

-Alice… No… puede…- respiro profundo y le dio la hoja a Alice-. Léela en voz alta, por favor.

"Bella:

Ya no puedo estar mas en silencio. Tengo que decirlo. Hoy en la mañana te vi llegar, y debo decir que te ves hermosa. Ese sweater morado te favorece muchísimo, combina con tus preciosos ojos color chocolate… Oh, empiezo a divagar. Y hago responsable a tu belleza arrebatadora. Lo confieso: te he amado desde siempre.

En fin, quería pedirte que te reunieras conmigo en la entrada del estadio de futbol a la hora del almuerzo, quiero pedirte algo en persona.

No faltes.

Con amor, Edward"

-Bella!!- Alice grito y la abrazo-. Por fin!! Te dije que ese día llegaría!!

-No me lo puedo creer- dijo Bella entrecortadamente.

-Ay, Bella- Alice tomo los cuadernos de ambas, y se dirigieron a la siguiente clase-. Tendremos que pedir permiso de salir poco antes al almuerzo. Tenemos que arreglarte para tu cita.

Bella solo asentía, y se movía en automático. Su mente solo registraba dos frases:

"Edward esta enamorado de mi". "Edward quiere hablar conmigo".

No supo que paso en esa clase, pero en cierto momento Alice le dio unas pequeñas cachetadas y Bella despertó de su ensueño.

-Bella, cariño, despierta- su amiga la miraba extrañada.

-Oh, si, cierto. Tengo que ver a Edward!- la emoción se apodero de Bella.

Las dos avanzaron al estadio, y antes de entrar, Alice la tomo de los hombros, y le dio ánimos.

-Bella, sonríe y se tu misma. Recuerda: Edward Cullen esta a punto de ser tu novio- le sonrió, y la dejo ir. Se quedo ahí, mirándola avanzar.

Bella llego con Edward. Estaba acompañado de sus amigos del equipo de futbol, y las animadoras. Y Tanya. "Por que estará su novia aquí? Acaso va a terminar con ella frente a mi?". La idea le hizo sonreír, y le dio mas ánimos. Se acerco, y todos comenzaron a reír quedamente. Todos excepto Edward.

-Hola Edward- lo saludo.

-Hola- Edward la saludo perplejo. Era uno de los chicos mas guapos del penúltimo año de secundaria, y el mas popular. Casi todos lo saludaban, y aunque el respondía el saludo, no se sabia el nombre mas que de unos cuantos. El no sabia como se llamaba esa chica de cabello largo y castaño, que estaba mas roja que un tomate frente a el.

-Leí tu carta- comenzó a hablar nerviosa-. Fue muy dulce. Gracias. Y pues aquí estoy…-la cara de el mostraba perplejidad absoluta. Sus amigos y las animadoras la miraban burlonamente-. Me querías decir algo, no?

-Lo siento, pero no se de que estas hablando-Edward la miro como si Bella estuviera mal, como si tuviera tres ojos o dos narices en el rosto. Bella pensó que estaba bromeando.

-De la carta que me dejaste en mi casillero, Edward- el chico seguía perplejo-. Si, donde decías que me amabas desde siempre…

Bella no pudo continuar. Todos explotaron en carcajadas, incluso Edward. Miro a su alrededor. Parecía que toda la escuela se había reunido ahí.

-Perdedora!- soltaron entre risas las amigas de la novia de Edward, Tanya.

-Que ilusa… En serio te lo creíste?- Tanya se sujetaba el estomago con ambas manos.

Bella comenzó a sofocarse. Miro a Edward.

-Pero… tu… la carta….

-Mira, la verdad es que no se quien eres, no te conozco, mucho menos te escribí una carta- le dijo Edward, tratando de calmar la risa. Bella se quedo paralizada, y una lagrima rodo por su mejilla.

-Hola!- Tanya agito su mano frente a Bella, tronando los dedos-, aun sigues aquí? Eres patética! Ojala eso te enseñe a no enamorarte de los novios de otras chicas- y volvió a reír.

Bella no pudo mas, y salió corriendo, llorando. Mala elección. Su ruta hacia donde estaba el baño estaba abarrotada de estudiantes muertos de risa, y por la lagrimas, no alcanzo a ver el escalón de la entrada al edificio, y cayo. Las carcajadas fueron atronadoras. Como pudo, consiguió llegar al baño, y se encerró en un retrete. Escucho que alguien entro.

-Bella- la llamo una voz llorosa-, Bella, lo siento!

Abrió la puerta del retrete y Alice se abalanzo a ella, abrazándola. Se saltearon las clases siguientes, y lloraron juntas en el baño.

-No puedo creer que fueran tan groseras… tan malvadas…- la indignación se apodero de la voz de Alice.

-Alice, no puedo seguir en esta escuela- dijo Bella-, no después de esto.

-Lo se… Vamos a cambiarnos de escuela- asintió Alice.

-Tu no tienes por que hacerlo- Bella la miro con los ojos hinchados de tanto llorar.

-Bella, eres mi mejor amiga, y no te voy a abandonar…

Siguieron llorando y maldiciendo a Edward y Tanya, hasta que sonó el timbre de salida. Recogieron sus cosas, ignorando a los burlones, y salieron de esa escuela para siempre.

--

Bien, hoy he visto una película, y me llego la inspiración. Quien adivine el titulo, le dedicare el próximo capitulo….

Dejad reviews!!