Disclaimer: Eh, SSB pertenece a la Nintendo. Sólo la historia y el argumento son míos y blah.


Todo era una pelea entre ellos.

Los días nunca eran aburridos si podían tener asegurado un encuentro con el otro y cualquier motivo era válido. Cualquier momento era oportuno.

Las veces que se trataba de una batalla en parejas, donde uno estuviera en el bando contrario al otro, por supuesto, se concentraban únicamente el uno en el otro. No importando los demás oponentes, Zelda solía cabrearse cando se veía en una de esas situaciones, Pit sólo sonreía para luego hacerse a un lado.

Todos comenzaron a cansarse de hacer equipos con ellos. Marth se daba cuenta, pero es que a veces simplemente se le hacía imposible contenerse. No podía cuando se trataba de Ike.

Cada vez que él le llamaba princesa quería brincarle encima, pero no muy seguro de qué era exactamente lo que deseaba hacer con él una vez teniéndolo bajo su cuerpo, matarlo era una opción, pero la cosa se vuelve complicada cuando los deseos de hacer algo más se vuelven más fuertes.

Siempre y cuando pueda hacer que se trague sus palabras, la manera de hacerlo deja de tener importancia.

A veces eso quiere pensar. Y es que cuando siente sus dedos clavarse en la piel de su nuca recuerda que porqué una forma es más relevante que otra. Cuando se revuelcan tratando de tener el control sobre el otro. Porque pelean por todo, oh sí, esas ocasiones no son una excepción.

Todo era una pelea entre Ike y Marth. También todo era sexo entre ellos.

Los días nunca eran aburridos si podían tener asegurado un encuentro con el otro y cualquier motivo era válido. Cualquier momento era oportuno.

Les parecía curioso cómo las palabras de esta historia en general cambiaban su significado en cuanto la palabra sexo salía relucir.


Pd: Sí, estoy loca. Amén.

Pd2: Este fic también ha sido publicado en contra de mi voluntad y bajo mi autorización (??) en el LiveJournal de Laypresea, conocida aquí como Hyal. En este link: h t t p / / ladypresea . livejournal . c o m (Sin los espacios).

Pd3: Créditos del título para Hyal.

Yey.