CAMBIPERSONALICAMBIPERSONALI

Basado en un extra del Manga

Ninguno de estos personajes me pertenece

Con una bata blanca, ajustándose los lentes…

- Yo, Misuzu Sotomura, soy la más brillante intelectual del Instituto Izumizaka –aparece un brillo en sus ojos- Esta vez, Inventé una medicina que logra reconstruir la personalidad. Se llama Cambipersonali –

- Eso suena a cualquier cosa… -dijo Manaka, Sotomura solo sacaba fotos, aprovechando que su hermana hacia 'cosplay' voluntariamente

- Al ingerirla, le tenemos que decir la personalidad a la que deseamos que cambie ¡Y pasará algo increíble! Enseguida tendrá la personalidad deseada -

Satsuki tomaba un jugo, de repente dio un pequeño salto- Kitaoji, ¡quiero que seas una chica elegante y modesta como Toujou! Y que dejes ese exhibicionismo –

Toujou tomó un té helado tranquilamente, luego pareció algo perturbada- ¡Que Senpai Toujou sea más agresiva! Por ejemplo, como Kitaoji, así podrá conquistarlo… -suspiró

- ¡Gran invento hermana! ¡Probémoslo ahora mismo! –decía emocionado Sotomura

- ¡Tonta! ¡Es una violación a los derechos humanos! ¡Es algo malvado! –gritó Manaka

- En realidad ya lo probé –dijo simplemente

- ¿Eh? –

- ¿Ya lo…? ¿Probaste…? –decía Manaka preocupado

- ¡Bien hecho, hermanita! –dijo sonriente, mientras frotaba la cabeza de su hermana

- M-Manaka… -se escuchó una tímida voz detrás de ellos, voltearon- La profesora Kurokawa te busca… -

- ¡Ooh! –Kitaoji, más tímida que nunca, Manaka se sonrojó bastante

- ¡Eso es! ¡Eso era lo que a ella le faltaba! –exclamó feliz Misuzu

- Esta muy larga la falda, pero que raro que no me golpee –decía Sotomura, levantando la falda de Satsuki, ella trataba de alejarlo

- ¡Oye! ¡No abuses de Kitaoji! –dijo Manaka

- ¿Kitaoji? –Se sobaba la cabeza, su hermana lo había golpeado- Si siempre la llamas Satsuki –

- Es que me dio vergüenza llamarla así… -jugaba con sus dedos, sonrosado

- ¡Ah, Manaka, al fin te encontré! –Gritó alguien corriendo hacia él, volteó- ¡Vamos! –Dijo encima de él, ahogándolo- ¡Di que te gusto! –

- ¡Senpai Toujou! –Gritó aterrada Misuzu- ¡Esto es fracaso! –

- ¡Ahh! Deja a Manaka, parece que está sufriendo –dijo Kitaoji bastante preocupada

- ¡Cállate! –Dijo Toujou, con Manaka entre sus piernas- ¿No ves que está disfrutando? –

- "¡Si! ¡Esta Toujou me encanta!" –pensó la 'víctima' del ataque

- ¡Manaka…! –tiraba Satsuki de un brazo

- "Ah… Soy muy feliz…" –pensaba sonriendo Manaka

- ¡Mira la braga! –Decía Toujou, con una mano tomando a Manaka y con la otra subiendo su falda- ¡Se que te gusta! -

- ¡Senpai Toujou! –dijo Misuzu, tratando de hacerla recapacitar

- ¿Qué quieres, Misuzu? ¡¿No ves que estoy ocupada?! –dijo colocando a Manaka entre sus pechos

- Ah--… -estaba completamente desilusionada- "!Pensé que la ayudaría…!"

- ¡Suelta a Manaka! –dijo Satsuki, tirándolo hacia ella

- ¡Deja de molestar, mujer! –se quejó Toujou

- Pero… -

- ¿Qué hacemos con ellas dos? –preguntó Sotomura preocupado

- No pasa nada, en unos minutos vuelven a la normalidad –dijo seria como siempre Misuzu- Además, van a ganar inmunidad, así que nos les va a hacer efecto nunca más –

- ¡Manaka! Mira… –decía Toujou con su corpiño en la mano izquierda

- ¡¿En qué momento lo sacó…?! –Pensó- Pero, ¡¿Qué haces?! -

- ¿Te gusta, no? –decía acercándose mientras se sacaba la blusa

- Manaka… No deberías ser tan bueno solo con ella… -decía Satsuki

- ¡No estoy siendo bueno! –gritó algo alterado

- Es injus… -Toujou y Satsuki se congelaron por unos segundos, luego volvieron- … -

- … -

- ¡Kyaaaa! –gritó Toujou

- ¡¿Eh?! –Manaka se asustó, quitó rápidamente la vista de Toujou- Toujou… Lo siento, verás… -

- ¡MA-NA-KA…! –Miró a Satsuki, se asustó un poco- Yo hago todo lo posible para que me mires y toques… ¡Y tú vas solo hacia Toujou! –

- ¡No, espera…! ¡No es cierto! –negaba con la cabeza y manos, mientras se alejaba poco a poco

- ¡Eres un maldito pervertido! –gritó molesta, comenzó a perseguirlo

- ¡No, Satsuki! ¡No es lo que crees! –trataba de explicar mientras arrancaba de ella

- ¡No des excusas tan estúpidas! –

- ¡Pero si es verdad! -

- Misuzu… ¿Qué ocurrió? –preguntó, aún algo asustada, Toujou

- Algún día te cuento… "Nunca más invento algo así"

FIN