Handsome & The Beast

Por Inugami

Ed x Al

Notas previas: Los personajes de Full Metal Alchemist pertenecen a sus autores y a los que han comprado la licencia y esto que escribo es sólo por ocio, no gano nada de dinero a pesar de lo mucho que lo necesito. Y "Beauty & The Beast", mejor conocido como La Bella y la Bestia, tampoco me pertenece, es de sus autores originales y de los que han comprado la licencia.

Un crossover raro, y es que B&TB es mi cuento de hadas favorito, desde que mamá me lo contase cuando pequeña (de edad). Y como ya saben, soy demasiado fan de FMA. Así es que decidí darme un gusto raro, agarrar ambas historias y mezclarlas. Espero les guste.

Advertencias? Shounen Ai, Elricest, quizás a ratos OOC. Y que los papeles que les daré a los personajes serán al menos… curiosos. Si no te gusta el romance entre dos varones ve dando pie atrás o bien léelo, pero no digas que no te advertí.

Ahora, al fanfic.

Érase una vez, en una tierra lejana, un joven príncipe que vivía en una fabulosa mansión junto a su hermano menor. A pesar de que ambos tenían todo lo que sus corazones deseaban, el mayor era orgulloso, egoísta y poco amable.

Una noche de invierno, una vieja vagabunda llegó al castillo y le ofreció una rosa a cambio de refugio contra el frío. Despreciándola por su apariencia, el príncipe Edward se burló del regalo, echando a la anciana, a pesar de que su hermano pequeño Alphonse deseaba ayudarla. Ella le advirtió al mayor que no debería dejarse llevar por las apariencias, puesto la belleza se encuentra en el interior. Y cuando el príncipe mayor se burló nuevamente de ella, la apariencia de la mujer cambió, revelando una hermosa cabellera castaña, unos adorables ojos verdes y un joven rostro: se trataba de su madre, Trisha, quién al morir se había convertido en un hada.

El príncipe Edward intentó disculparse pero ya era demasiado tarde. Trisha había visto que en el corazón de su hijo mayor no había amor, y como castigo, le transformó en una horrible bestia, hechizando también el castillo y a todos sus habitantes, excepto al príncipe Alphonse.

Avergonzado de su monstruosa forma, Edward se ocultó en su mansión expulsando también a su hermano pequeño, con un espejo mágico como única ventana al exterior.

La rosa que su madre le había ofrecido era en realidad una rosa encantada, que florecería hasta su cumpleaños número veintiuno. Si podía aprender a amar a otra persona, y ganar su amor antes de que cayese el último pétalo de la flor, entonces el hechizo se rompería. Pero sino, sería una bestia para siempre.

Con el pasar de los años, Edward cayó en la desesperación y la pérdida de toda esperanza, porque, después de todo… ¿Quién podría aprender a amar una bestia?

Capítulo 1: La visitante.

Tres años después

Alphonse sale de una casa cercana a las afueras de East City. Todas las jóvenes que le ven pasar admiran su atractivo y simpatía.

- Buenos días Al! – dice el panadero al verle pasar.

- Buenos días! – contesta el joven, sonriendo.

La esposa del panadero sale también, mientras Alphonse sigue su camino.

- Es un chico muy apuesto… pero algo extraño…

- Sí, quizás sea por lo distraído que es…

Alphonse sigue su camino, revisando una lista en donde tiene anotadas las cosas que debe comprar. Tacha el último artículo y carga las bolsas de compra de vuelta a casa.

Durante el camino de regreso, se encuentra con que unos niños han roto el cristal de la vitrina de la panadería. El panadero está furioso, y los niños sumamente preocupados, puesto sus padres son demasiado pobres como para pagar los daños. Es entonces cuando Alphonse junta los restos de vidrios rotos, y dibujando un círculo de transmutación en una de las esquinas que había quedado medio entera, realiza alquimia y repara la vitrina. Luego de esto regaña suavemente a los niños y les pide tener más cuidado a la próxima. El panadero en agradecimiento le obsequia una tarta de fresas.

- Tan bondadoso, y tan solitario…

- Dicen que varias muchachas de esta parte de la ciudad le han dado cartas de amor, pero él siempre las rechaza amablemente – Dice el coronel Roy Mustang, que estaba de compras en el local.

- Hace como tres años atrás llegó a la casa Rockbell sin recordar nada de su pasado y muy débil – agrega la teniente Hawkeye, que iba junto a Mustang para asegurarse de que el coronel no dedicara mucho tiempo a ociar por ahí y evadiese el trabajo de oficina – y a medida que fue recuperándose lo único que pudo recordar fue cómo realizar alquimia.

- Aún así, es amable con todo el mundo, y siempre sonríe amablemente a todos, respetando a todo el mundo por igual – agrega el panadero – es un ejemplo de muchacho!

Al llegar a casa, es recibido por Den, la cual mueve su cola y ladra en señal de alegría. Una joven sale a ayudarle con las bolsas de compra.

- Hola Winry!

- Alphonse, debiste haberme avisado que irías de compras! Te hubiese ayudado a traer las cosas.

- Tú y tía Pinako han trabajado mucho en los automails que llevarán a la exposición en Central… Estabas durmiendo y no quise despertarte para que pudieses descansar bien…

- Awww! Eres tan amable… Gracias, pero prométeme que a la próxima me avisarás.

- Está bien…

Todo era tranquilo en East City. Trisha había sellado los recuerdos de Alphonse, quién sólo recuerda lo sucedido desde que Winry y Pinako le encontrasen cerca de la casa, herido, sin más recuerdo que su nombre y muy debilitado. De a poco fue recuperando su vitalidad y el joven había vuelto a ser amable y jovial como había sido antes, a pesar de no recordar su pasado. Aún así, en su mirada aún había un dejo de tristeza evidente, en especial cuando miraba hacia la distancia desde el balcón de la casa, como si su dulce corazón añorase algo.

Al día siguiente Winry y Pinako tomaron el tren rumbo a Central. Alphonse se quedaría en casa junto a Den durante los dos días que ellas estarían fuera.

La travesía duraba toda la noche. El invierno estaba en pleno apogeo, y comenzó a nevar fuertemente, al punto de bloquear las vías del tren, obligando a detenerlo en medio de la nada. No iba mucha gente, y algunas personas ya estaban comenzando a sufrir los efectos del frío intenso, por lo que Winry se ofreció para regresar a caballo a East City, para pedir auxilio.

La joven intentó seguir el camino de regreso a través de la misma línea férrea, pero la nieve, y lo difícil del camino le obligó a internarse en un bosque. La nevada se intensifica aún más, y el caballo se desorienta.

Después de dar vueltas sin destino por el bosque, Winry es llevada por el animal hasta un claro en medio del bosque. Y en dicho claro, un enorme castillo.

Winry desciende del caballo, mientras la nieve parece amainar un poco. Nota que el portón de la entrada está abierto, así es que decide entrar para pedir ayuda. De pronto, un trueno a la distancia asusta al caballo que llevaba a Winry, por lo que el animal se desboca y sale corriendo de vuelta al bosque, dejando a Winry sola.

Ella decide caminar y llega hasta la imponente entrada del castillo, observando los intrincados tallados de la enorme puerta. Golpea dos veces, sin recibir respuesta. Dos veces más, y la puerta se abrió, aprovechando esto para entrar en el castillo.

Cuando entró a la enorme sala, se extrañó de no encontrar a nadie, pero al avanzar al siguiente salón, halló una chimenea encendida y una mesa servida con deliciosos manjares, en la cual había un lugar dispuesto para un solo comensal. Debido a que la nieve le había dejado con frío y con la ropa mojada, se acercó al fuego para secarse, esperando que alguien ingresara al salón.

Pasaron las horas y nadie aparecía, y Winry estaba comenzando a sentir hambre, por lo que decidió comer algo de lo que había en la mesa.

Lo que ella no sabía, era que estaba siendo observada por alguien…

Notas finales: Como habrán notado, tiene elementos tanto de la versión original como de la versión de Disney, pero en cierta forma también le he agregado parte de mi propia cosecha n.n, aunque no se note.

Cambié el título a Handsome (guapo, hermoso, lindo) porque Aru no es una chica (a menos que la alquimia salga mal al recuperar su cuerpo XD)

No me ha gustado mucho el primer capítulo, y encima es demasiado breve, aunque espero que esto mejore… O me cargo el fanfic y dejo de escribirlo. En todo caso, sin reviews no hay segundo capítulo aunque ya lo tengo escrito (no me gusta hacer esto, pero parece que resulta xD), así es que si quieren que siga, por favor recuérdenme que este fanfic existe u.u