Saltaba de árbol en árbol mientras recordaba lo sucedido, no podía creer que esa fuera su prima, ¿Qué había sido todo eso

Saltaba de árbol en árbol mientras recordaba lo sucedido, no podía creer que esa fuera su prima, ¿Qué había sido todo eso?. Entonces, se detuvieron…

-Kiba, ¿Qué sucede?, ¡sigamos dattebayo!-decía inquieto Naruto- hay que traer a Hinata-chan…

-Naruto…-es interrumpido por shino- Kiba, eso quiere decir que…

-Seehhh- olfateaba su compañero- es aquí…

-¡¿Qué quieres decir con..?!-de nuevo el rubio es interrumpido, pero esta vez por la espada de Kisame:

-¡AH!, nos volvemos a ver zorro de las nueve colas-salió al ataque el azulado.

-Pero, ¿Qué demonios…?-decían todos

A diferencia de su compañero impaciente, Itachi llegó calmado, sin embargo, la impresión no fue la misma al ver a Hinata salir detrás de él…

-Era de esperarse verlos aquí-dijo la ojiblanco con sarcasmo, lo cual desconcertó a cierta pelirrosada.

-Hinata,¿ de verdad eres tú?-mencionó Sakura- ¡ no sabes en lo que te estas metiendo!...¡ES AKATSUKI!.

-¿Acaso te debo explicaciones?- respondió la Hyuga, pero esta vez con tono frío- voy a ser breve, vuelvan a Konoha y olvídense de que alguna vez existí, ya no soy la misma de antes, la que necesitaba que la protegieran, ahora son un estorbo…

Esto último retumbó en la mente de Naruto, le sonaba bastante familiar el "son un estorbo", y estalló como siempre:

-¡¿Cómo te atreves a hablarnos así Hinata-chan?!-gritaba con todas sus fuerzas- ¡ de ningún modo dejare que te vayas con esos bastardos!

Hinata estalló en risas, Neji no podía creer lo que veía ..su prima nunca había reído así, esta risa estaba llena de ironía.

-¿A que se debe Naruto-kun?-decía con tono burlón-¿ a que ahora al fin me tomas en cuenta, o solo armas una rabieta porque removí recuerdos del pasado?

Naruto quedó atónito, si se refería a…

-Todo esto te debe parecer familiar ¿no?. ¡Me importa un bledo!, no soy sasuke-kun- al decir su nombre usó un tono irónico, que erizó la piel de sakura- soy Hinata Hyuga, y una muy diferente, tuviste toda tu vida para preocuparte por mi, no vengas a hacerlo ahora solo por lastima…yo siempre estuve ahí, tu nunca me viste, no pretendas que ahora si…-se notaba el tono de rabia contenida en su voz-.

-Hinata-chan, yo…-el rubio parecía muy asombrado. Era verdad, Sakura siempre se lo había mencionado, Hinata lo miraba de forma especial, se preocupaba por él…y nunca lo notó.-yo…

-Muy tarde Naruto…ocho años tarde.

-Es hora de irnos- repuso Itachi desde la sombra.

-Nos veremos en otra ocasión- rió Kisame. Y los tres se desvanecieron en una nube negra.

Se había ido, no la detuvo…¡No hizo nada!, cayó al suelo por la herida propiciada por ella…-demonios…

Ya no sabia hacia donde se dirigía, solo les seguía en silencio, no sabia exactamente porque había decidido ir con ellos…bueno si sabia, había matado a su hermana, sabia que su padre la mataría ahora a ella, quería dejar de ser invisible y con esto lo había logrado, pero…¿y ahora que?...ya no tenia propósito…pero la única respuesta a esa pregunta era dejarse guiar por el destino, el mismo que le iría forjando su Camino Ninja.

Se detuvieron, Hinata dedujo que se hallaban en una guarida, fue ahí donde los vio, no a todos, solo tres miembros e encontraban frente a ella:

-Hinata Hyuga-pronunciaba Pein- me alegro de que haya aceptado nuestra propuesta, poco a poco conocerá a todos nuestros miembros, Konan te llevara a tu habitación para que te vistas acorde a todos los demás. Como sabrás, al igual que todos los shinobis en konoha, nuestra misión es capturar a los Biju, luego te haré saber a que equipo acompañaras en misiones futuras…eso es todo.

-Ven conmigo-le decía la chica de cabello azul, Hinata la siguió y se perdieron adentro de la guarida…

Mientras, solo quedaban Deidara, Itachi y Pein…

-Ja!, ¿será tan fuerte como dices?- decía el rubio con su tono "hablo mas fuerte que todos aquí"- se ve tan frágil

-Pein-repuso Itachi cuando sintió que este se marchaba, y omitiendo el comentario de Deidara.

-Itachi…-dijo éste como respuesta.

-La quiero en mi equipo…-y marchó pasando por el hombro de Pein, el último suspiró y se limitó a seguir su camino…