Definitivamente no diré disculpas para mi ausencia, solo que ya no habiendo asuntos personales, escuela, exámenes finales; no tengo ninguna excusa para no seguir con esta historia. Bueno pues basta de rollo y empecemos de una vez a desempolvar esto. Que ya hasta pena me da.

Bella P.O.V

La piel se me erizo al sentir su frio a liento en mi nuca. Por un momento sentí que no respiraba, realmente estaba confundida, no sabía quién era este sujeto tan extraño, ni por qué me ponía así con tan solo sentir su presencia.

-Eh lo siento, pero ¿Quién es usted?-dije aun sin mirarlo

-Vamos Bella, claro que me recuerdas. Tienes que.- sin darle permiso aun, se sentó en la silla de enfrente. Me clavo su mirada, aun no me sentía lista para mirarlo

-Ok señor, realmente no estoy para juegos, así que le pediría de buena manera que se fuera a otra mesa, por favor.- se carcajeo, un extraño sentimiento de nostalgia cruzo por mi mente

-Si lo sabes tontita, vamos rescata eso enterrador recuerdos de tu infancia-

-¿Recatar? Lo siento, esto fue suficiente.- me pare pero él lo hizo antes, haciendo que no me fuera de la mesa

-Muy pronto lo sabrá, fue divertido hablar contigo.- tal vez fue mi imaginación, pero percibí una hermosa sonrisa, honesta y de disculpa. Tenía que organizar mis ideas.

No paso mucho tiempo para que Edward llegara. Con esa encantadora sonrisa que hacía que todo se me olvidara.

-Hola amor.- me dio un tierno beso

-¿Cómo te fue?- no me contesto, me estaba examinando. Frunció el seño

-¿Paso algo?- pregunto mientras le servían café

-No nada, ¿algo como qué?- trate de mentir, aunque sabía que no iba a funcionar para nada

-No sé, estas mas pálida de lo común; descartando la idea de que te esta temblando el labio.- Odiaba que me conociera tanto. Suspire

-Sabes, no deberías fijarte tanto en esos pequeños detalles- le di una sonrisa apagada.

-Si se trata de la persona que amo, entones si debo.-suspiro- bien hablemos de esto después ¿vale?-asentí, realmente apreciaba su tolerancia

-Por cierto me hace un rato me hablo Emmett, quiere que vallamos a ver a los Snarkys. Parece que se hizo amigo del cantante.

-Está bien, así que ganaron- termine mi taza de café, pedimos la cuenta, y como siempre Edward no me dejo pagarla. Ya que estaba cerca la casa de los Cullen, nos fuimos caminando.

-Aun tenemos una plática para después-gruñí. El me dio una de esas sonrisas reconfortantes.

Al entrar a la casa parecía una jungla, bolsas por aquí, ropa tirada. Realmente un tornado había entrado ahí.

-¿Qué demonios paso aquí?-pregunte mientras buscaba un lugar donde sentarme. A unos pasos de mi, una montañita de bolsas y de ropa se cayó para mostrar a una preocupada, pero radiante Alice.

-Duende ¿Qué te pasa?- pregunto Edward con una expresión seria en su rostro. Algo que nunca había visto.

-Ah Edward, pensé que ibas a llegar un poco más tarde. ¿Cómo te fue en el examen?- Alice realmente estaba nerviosa, algo inusual en ella; preferí no meterme y me quede callada.

-No evadas el tema. Respóndeme ¿Qué te pasa? ¿Por qué la casa esta así?-

-Bien te diré, pero primero siéntate.- se espero a que lo hiciera, tomo una gran bocanada de aire.- bien, creo que estoy embarazada, y estoy buscando la prueba que me hice hace un rato. No puedo creer como es que la pude perder-rio nerviosamente. Observe el rostro de Edward, tenía sus manos en la sien.

-Alice, ¿Cómo pudo pasar esto? ¿Qué no escuchaste todas las conversaciones sobre sexo que te dio mama? ¿En que estabas pensando, aun tienes una vida por delante, que piensas hacer?- exclamo mientras se paraba y daba vueltas por la habitación.

-Edward aun no sé si estoy embarazada o no, pero si logro estarlo te pediría que no hablaras así de él, que para mi seria una bendición y nunca pensaría que vino a arruinarme la vida.- No había escuchado hablar a Alice tan maduramente. El se tranquilo un poco

-¿Jasper lo sabe?-

-No aun no, primero quiero estar segura. No le dirás, verdad-

-No es mi deber hacerlo- Alice susurro un "gracias" mientras se tocaba su vientre.

-Bueno, creo que es mejor ir a un hospital-

-¿Quieres que te lleve?- Asintió, Edward agarro su chaqueta y volteo hacia mi.- ¿quieres venir?- Negué con la cabeza, y me dio un beso de despedida. Una vez que escuche al volvo arrancar y salir de la cochera, me recosté en el sillón sin importarme las bolsas o la ropa que estaba cubriéndolo.

Era momento de acomodar mis ideas. Las pocas pistas que tenia era esa carta y el mensaje con las iníciales "JB". Que lo único que se me venía a la mente era el nombre de "Jacob Black"; pero aun así no podía creer que fuera él. No tenía razones para hacerlo. Aunque en la infancia fuéramos mejores amigos, después de un tiempo deje de saber de él, pero nunca terminamos mal.

Ahora está la visita inesperada de esta mañana, realmente ese señor me conocía o me investigo. "Desenterrar los recuerdos de la infancia" no tenía sentido. Nada de esto lo tenía. Me frustre.

-Ahh, vamos.- gruñí. Con mi estomago levemente crujiendo me dirigí a la cocina por un tazón de cereal. Realmente el estar sola en esta casa era algo extraño, ya me había acostumbrado a tanto ruido. Dejando afuera la frustración me puse a ver la tele. En este momento cualquier programa estaba bien para mí.

Después de dos o tres programas, llegaron Edward y Alice.

-Y bien ¿Cómo les fue?-

-Bien, el doctor nos dijo que nos daba los resultados hasta el lunes. Es frustrado esperar dos días- La Alice que yo conocía había regresado.

-Si algo. Vamos Edward al menos ponte un poco feliz. No te gustaría que te dijeran "Tío Eddie".- Me fulmino con la mirada-lo siento fue una broma

-Gracias chicos, les pediría que no le dijeran de esto a nadie, al menos hasta que tenga los resultados- asentimos los dos. En eso llegaron Emmett, Jasper y Rosalie.

-Chicos ¿Por qué esas caras? Bueno no importa, ¿ya están listos para una noche inolvidable?-

-No sé porque siento que siempre que salimos dices lo mismo Emmett- murmure con ironía mientras él hacia un puchero.

-¡Listos todos, al jeep!- ordeno Emmet. Al parecer nadie tenía ganas de arreglarse como otras noches. Estaba agradecida por eso.

Llegamos a la misma discoteca de antes. Como siempre al estar con Emmett hacia que entráramos sin esperar. Mientras nos acomodamos presentaron a los "Snarkys". Como ya había experimentado esa sensación extraña con el grupo me dedique a hacer lo mismo que la vez pasada. Anunciaron un breve descanso.

-Voy por un refresco ¿quieres uno?-le pregunte

-No gracias, ¿quieres que te acompañe?-

-No hace falta, aparte hay demasiada gente, no quiero que nos quiten el lugar-sonrió mientras me besaba. Nunca me cansaba de esto. Me dirigí hacia la barra y pedí un refresco de manzana.

-Hola Bells- voltee sorprendida

-¿Jacob? ¿Jacob Black?-

-Ese mismo, en vivo y en directo. Me sorprende que aun te acuerdes de mí-

-Pues eras mi mejor amigo cuando era apenas una chicuela-

-Si supongo que tienes razón. Bueno pues ya casi termina mi descanso, pero me gustaría recordar los viejos tiempos. Si quieres mañana nos podemos ver en ese parque donde solíamos jugar. ¿Si te acuerdas verdad?

-Si, pues no te aseguro nada, igual fue un placer volverte a ver- sentí una pequeña presión en el pecho. Me dio una sonrisa algo extraña de interpretar

Tome mi vaso de refresco y me dirigí con Edward. Necesitaba estar con él.

Unas horas más tarde y habíamos llegado a la casa de los Cullen. Todos estábamos realmente cansados. Así que poco a poco nos fuimos dirigiendo a nuestras habitaciones, pero no quería separarme de Edward.

-Oye Edward, este veras, yo me preguntaba si podía dormirme contigo. Claro si no es molestia o algo así. No quiero que te sientas obligado si no quieres la verdad no me importaría a sí que-

-Tonta Bella.-rio-claro que quiero, eso me hace muy feliz- así nos dirigimos a su cuarto, claro sin olvidar antes hacer una rápida parada al baño. Fue una de las mejores noches que había tenido, ya que la sensación de protección que me daba era muy tranquila.

Al despertarme y no sentir los brazo de Edward me asusto un poco, así que me levante rápido, provocándome un ligero mareo. En eso apareció un deslumbrante Edward.

-¿A qué hora te levantaste?-

-Como 15 minutos antes que tú-sonrió- bien pues el baño está caliente.

Tome las pocas cosas que tenia ahí, y me di un rápido pero relajante baño. Cuando baje ya todos estaban listos y poniendo la mesa, me uní a ellos. Y así tuvimos un rico desayuno de fruta, jugo de naranja, algunos panes tostados, chilaquiles verdes.

-¿Qué vamos a hacer hoy?-pregunto la energética de Alice

-No, hoy paso. Ayer me encontré a un amigo de la infancia y pues nos pusimos de acuerdo para reunirnos hoy en un parque-Edward me miro extrañado

-Algún galán de por ahí le está haciendo la competencia a nuestro querido Edward, eh- bromeo Emmett

-Nada de eso, de hecho creo que lo conocer Emmett, es Jacob Black. Me parece que el baterista de esa banda "Snarkys"-

-Oh si lo recuerdo, pues así conocerlo mucho pues te diré que no, solo hemos cruzado una que otra palabra. Es un poco solitario.

Se nos fue casi toda la mañana en el desayuno, terminando de recogerla me di cuenta de que ya era hora de que me fuera. Subí por mi bolso, mientras le ponía las cosas esenciales Edward entro.

-Puedo saber por qué no me contaste de ese misterioso amigo ayer-

-Si lo siento, aunque parezca una excusa se me olvido; aparte estaba muy cansada, pero no te preocupes solo van a ser un par de horas-

-Lose, pero lo eh visto y no me inspira mucha confianza- lo comprendía a mí tampoco me inspiraba mucha que digamos, algo en él había cambiado.

-Vamos, voy a estar bien, antes de las 7 ya voy a estar aquí; aparte me llevo mi celular con mucha pila-se lo mostré. Le di un beso, algo extraño lo que sentí al besarlo, como si fuera de ¿despedida?

-Está bien-suspiro. Me acompaño hasta la salida- te cuidas ¿vale?-

-Si papa- dicho esto cerró la puerta y me subí a un taxi. Algo estaba mal, pero tenía quedarle fin a esto

Al llegar al parque un sentimiento de nostalgia me inundo, ya que hacía mucho que no estaba ahí. Nada había cambiado. En los columpios ya se encontraba el.

-Hola, ¿Cómo sabias que iba a venir?-me senté en el otro columpio

-No lo sabía, pensaba quedarme aquí hasta que aparecieras. Algo loco ¿cierto? Gracias por no tardarte tanto-

-¿Y bien?-me miro extrañado- ¿tú fuiste el que me envió esa extraña carta y mensaje?

-No sé de que hablas-rio. Parecía sincero- pero parece que te has estado metiendo en problemas- me sonroje un poco al culparlo.

Así se me paso la tarde, bromeando y hablando de nuestra infancia. Aunque el parecía nervioso, cada hora veía su reloj.

-Me acabo de acordar que en la esquina venden unos helados muy ricos ¿vamos?-

-Está bien- nos paramos, volví a sentir la presión en el pecho. Con cada paso que dábamos se alejaban mas las luces. Nos detuvimos enfrente de un choche negro

-¿Jacob?-pregunte extrañada, la adrenalina se me empezaba a subir. De la nada salieron dos tipos altos que me detuvieron de los brazos y me taparon la boca con un trapo.

-Lo siento- su rostro mostraba todo el arrepentimiento que tenia. Ya no pude ver más, me taparon los ojos igual. Me moví como loca, patalee pero al parecer nada de eso funciono. Escuche como se abría la puerta del coche, supe que bajo una mujer al escuchar sus tacones.

-Bien, aquí esta tal como me lo pediste. Ahora entrégame lo que me prometiste, maldita-grito enojado Jacob.

-Querido, ahora más que nada debes de guardar tus modales. Y aun no se cumple el trato que te prometí. Falta que hagas un trabajo más-escuche como el chasqueaba los dientes.- bien ahora ponle esto en la nariz para que lo huela—

-¿Qué le piensas hacer?-Jacob grito frustrado, no hubo respuesta, solo una risa chillona.

Conocía esa risa, más bien la voz. Vamos Bella recuerda de quien era. Un flash me vino a la mente. No puede ser, ella es….

En ese momento caí, mi mente se puso en blanco, al igual que mis sentidos. ¿Acaso estaba muerta?

Yay! Me costo mucho trabajo escribir este capitulo. Bueno espero que haya sido de su agrado. Esta historia ya va a llegar a su fin, le faltan alrededor de uno dos capítulos mas. Por fin se sabra casi toda la verdad, jujujuju.

Bueno chicos, haber si terminando esta historia continuo haciendo mas, pero no se si sea de su agrado ya que como bien saben mas que nadie me tardo como demasiado.

Bueno, quiero preguntarles ¿Cómo les pareció la película de Eclipse? Vamos expresen su odio o amor.