¡He vuelto después de siglos! He tenido este capítulo desde hace unos días, pero esperaba el poder actualizar las tres historias juntas y poner algunos capítulos más de esta historia, pero no veo tiempo, así que de momento aquí está un nuevo capítulo. ¡Disfrútenlo!

Esta historia pertenece a Imma Vampire y los personajes a Stephenie Meyer

S

.:Edward:.

No podía parar de pensar en Bella. Estaba invadiendo mi mente como una plaga. Pero sabía que esa plaga era una que estaba dispuesto a recibir. Pensamientos de su sonrisa inundaban mi mente todo el día en el trabajo, haciendo mi larga y ocupada carga de trabajo extra tediosa y luchaba por concentrarme. Ni siquiera había tenido oportunidad de llamarla para ver cuando pasaba a recoger a clara, había estado muy ocupado. Entre en la oficina de Allen y sonreí al viejo.

"Entonces, ¿Como fue?" Pregunto con una sonrisa conocida. Me encogí de hombros.

"¿Qué? Pregunte inocentemente. El rodo los ojos.

"No te hagas el tonto, chico. Sé que eres brillante, eso no funcionara" me reí entre dientes y me encogí de hombros.

"Fue bien. Resulta que su mejor amiga y cuñada, es una chica con la que solía salir en la secundaria y su prima está casada con mi hermano." Dije lentamente. Allen asintió con la confusión escrita en la cara.

"Oh." Dijo asintiendo. Me reí.

"También la invite a salir" Allen estaba radiante.

"¡Eso es genial, chico!" Dijo golpeando mi hombro. Asentí.

"También lo creo." Fui a checar su estado y asentí. "Muy pronto Allen, estarás tan saludable que te iras de aquí dando volteretas" Bromee. Allen se rió.

"Eso espero." hubo un delicado toque en la puerta y voltee para ver a Bella, Clara y Luke afuera. Sonreí.

"Lo siento, ¿interrumpimos?" Bella pregunto tímidamente. Sacudí mi cabeza.

"Entren." Clara corrió y tacleo mis piernas en un abrazo. Me reí entre dientes. "Allen, ella es Bella Swan y su hijo Luke. Bella él es Allen Cooper." Bella sonrió tímidamente y le estrecho la mano.

"Un placer conocerlo." Dijo ella suavemente. Allen sonrió ampliamente.

"Señorita Swan, el placer es todo mío." Dijo dándome un astuto guiño. Bella sonrió.

"Siento interrumpir. Acabamos de dejar a Haley y estábamos pensando que podríamos ir a tomar el lonche o algo" Bella sugirió suavemente. Asentí.

"Perfecto, no he comido aun." La sonrisa de Bella era radiante y me sentí impresionado por su belleza. "Está bien, Allen, estas muy bien para irte. ¿Algo más que deba saber?" pregunte volteando hacia él. El sonrió y guiño pero negó con la cabeza. Rodé los ojos. "Está bien, te veré mañana entonces." Recargue el portapapeles y lleve a Bella, Luke y Clara fuera al pasillo. Camine hasta el escritorio de la recepcionista y sonreí a la mujer sentada ahí.

"Jessica, tomare mi descanso para ir a comer. No me interrumpan a menos que sea de vida o muerte por favor" dije guiñando un ojo. Ella asintió, nerviosa.

"Por supuesto Doctor Cullen" Dijo alisando su cabello. Sonreí.

"Gracias." Sonreí a Bella quien estaba peleando con las risas. Vi a Jessica darle una mirada maliciosa antes de irse. Sonreí y tome la mano de Bella entre la mía. Me miro sorprendida y le di un guiño. Miro al escritorio y después me miro a mí riendo.

"Bueno, no es solo una encantadora mujer" dijo Bella sarcásticamente. Reí y sostuve la puerta para los tres.

"¿Dónde están Jason y Simón?" Bella se encogió de hombros.

"Simón tenía una reunión por su club de ciencias en la escuela y supongo que Jason salió con sus amigos." Explico rodando los ojos. Asentí, entendiendo. "¿Qué acerca de las chicas?" pregunto mirándome. Me encogí de hombros.

"Jodi está con algunas amigas del soccer y Emma se supone que está en casa haciendo una tarea difícil, estoy segura que ella salió con sus amigos también." Dije negando con la cabeza. Bella rio. "¿Qué suena bien para comer?" pregunte llevándolos a mi carro. Luke y Clara se miraron entre si antes de empezar a hablar.

"¡Burritos!" lloriquearon. Me reí y los subí al carro antes de arrancar hacia el restaurant mexicano más cercano.

Una vez que estuvimos sentados, Clara y Luke empezaron a dar la premiere en todo detalle de lo que había pasado la noche anterior.

"¡Y entonces mami puso una manta con una gran luz atrás de ella e hicimos títeres de sombras!" Luke lloro.

"¡Y yo hice un conejito" Clara chillo.

"¡Y yo hice una araña!" Luke grito más fuerte.

"¡Y mami hizo un perrito!" no pude evitar notar que Clara llamo a Bella, mami. Bella pareció notarlo también. Ella se atraganto con el agua y tosió antes de voltear a verme. Clara y Luke siguieron como si nada hubiera pasado. Esto parecía tan natural, Clara llamando mami a Bella. No pude evitar disfrutar el sonido de eso. Tal vez un día…No Edward. Te estas yendo muy lejos. Solo respira profundamente y déjalo ir.

No podía dejarlo ir. Estuvo estancado en mi mente por el resto de la comida y después, durante el trabajo. Bella había prometido que ella podía cuidar a Clara hasta que saliera. Me sentí mal, pero Bella insistió y Luke y Clara se veían muy emocionados. "Edward, está bien, enserio. Los llevare a la tienda conmigo. Ellos pueden ayudarme a limpiar." Luke y Clara fruncieron el seño. "Por supuesto que se les pagara." Dijo sonriendo. "tres monedas de chocolate por faena."Luke y Clara saltaron de la emoción.

"¡YAY!" gritaron los dos. Bella sonrió y se volvió a mí.

"Entonces solo pasa por la tienda cuando acabes. Enserio, no es la gran cosa." Dijo Bella sonriendo. No pude evitar enamorarme mas y mas de ella a cada minute. Ella era sencillamente asombrosa. Ella camino a mi oficina y me incline para besarla más completamente que anoche. Tomo una gran cantidad de autocontrol dejarla ir después de besarla, pero de alguna manera, lo maneje. Presione mis labios contra los de Bella y sentí que entretejía sus dedos entre mi cabello. Deslice mis brazos alrededor de su cintura y la acerque más a mí. Sabia increíble. Me aleje después de un momento, jadeando ligeramente. Me miro aturdida. "Debería… Los niños… llevarlos." Me reí y la bese en los labios una vez más antes de dejarla ir. Volteé arriba y vi a Jessica mirándonos en shock e internamente dance con alegría. Tal vez ahora dejaría de molestarme.

"Te veré después del trabajo." Dije volviendo a ver a Bella. Asintió.

"Está bien, entonces." Se aparto y camino hacia Clara y Luke quienes estaban coloreando en la sala de espera. Sonreí y los vi irse antes de regresar al trabajo.

.:Bella:.

El hecho de que Clara me llamara mami de alguna forma hizo mi día. No era como si estuviera buscando más niños, pero oír su dulce voz diciendo mami me hizo darme cuenta lo mucho que amaría ser su mama. Por supuesto estaba yéndome muy lejos. Si Edward quisiera una esposa, podría tener fácilmente cualquier mujer en un instante. Lo que me hizo pensar que yo era especial estaba más allá de mi. "¿Va papi a terminar su trabajo pronto?" levante la mirada hacia Clara que estaba parada a un lado mío. Sonreí.

"Hey cariño. Debería terminar pronto." Asintió. "¿Que tienes ahí?" pregunte apuntando a los papeles de su espalda. Se sonrojo ligeramente.

"Solo algunos dibujos." Asentí.

"¿Puedo verlos?" asintió y me dio los papeles. Mire el primero y sonreí. Era una imagen de nuestra pequeña experiencia de campamento de anoche. Yo estaba parada detrás de una manta y Luke, Clara estaban todos viendo con sonrisas. La siguiente era de Edward, Luke, Clara y yo en la comida. La tercera imagen, para mi sorpresa, era una imagen de Edward y yo besándonos en el hospital. Me sonrojé pensando que ella no lo había visto. La última era de sus hermanas y papá y yo y mis hijos. Estábamos todos de pie, tomados de las manos, con Edward y yo en medio. Sonreí y voltee a verla a ella. "Cariño, son hermosas." dije sonriendo. Clara sonrió.

"Gracias señorita Bella." Mire a las ventanas y vi un cielo claro azul. Volví la vista a Luke y Clara y sonreí.

"Hey chicos. Vengan. Quiero enseñarles algo." Los lleve al césped de enfrente y extendí una manta grande y gruesa. Me deje caer y di unos golpecitos a los espacios enseguida de mi. Los dos se sentaron y sonreí. Me acosté boca arriba y mire al cielo, loa niños siguieron mi dirección. "¿Ven las formas de las nubes?" pregunte dándole una mirada a las grandes pilas de pelusa blanca en el cielo. Clara asintió.

"¡Veo un conejo!" chillo apuntando hacia arriba. Luke salto.

"¡Oo! !Veo una ardilla!" me reí y asentí. Nos acostamos por una inmensurable cantidad de tiempo antes de que escuchara un carro en el estacionamiento. Di una mirada para ver a Edward saliendo de su Volvo plateado. Sonreí y volví a acostarme. Clara volteo y chillo.

"¡Papi! !Ven a acostarte con nosotros! ¡Estamos viendo las estrellas!" chillo alegremente. Edward rio y se acerco a la manta con gracia. Clara se acurruco más cerca de mí y Edward se recostó a un lado de ella. El me vio y sonrió.

"¿Viendo las nubes?" rio entre dientes. Me encogí de hombros.

"¿Qué?" negó con la cabeza y me volteo a ver, sus brillantes ojos verdes, perforando.

"Realmente eres algo diferente Bella" me sonroje y volví a ver las nubes Sentí la mano de Edward encontrar la mía en la manta y me dio un gentil apretón. Lo mire y sonreí. Sonrió de regreso y volteo al cielo, mirando las nubes flotando en diferentes formas.

.:Edward:.

Había algo en Bella que encontraba increíblemente sexy. No estaba seguro si eran sus simples sonrisas o la manera en que su ceño se fruncía cuando estaba concentrada, o si era la manera en la que era capaz de conectar con dos niños y jugar con ellos por horas felizmente. Todo lo que sabía era que me estaba enamorando de Bella, fuerte y rápido. Fue allí, tumbado bajo las mullidas nubes blancas con nuestros dos hijos más pequeños con nosotros, en que me di cuenta que estaba enamorado de Bella. Ella tenía una manera de ver todas las simples bellezas de la vida y disfrutarlas por todo lo que valían. La manera en que su cabello estaba esparcido alrededor de ella, como un ángel y la manera en que sus ojos brillaban cada vez que los niños hablaban me hizo darme cuenta de que estaba enamorado de ella.

Sabía que la estaba mirando, pero no lo podía evitar. Ella era absolutamente deslumbrante; no podía quitar mis ojos de ella. Me miro un par de veces para verme mirándola, y cada vez sus mejillas tomaban una deliciosa tonalidad rosa.

Finalmente Clara dejó escapar un fuerte bostezo diciéndome que era hora de volver a casa. Me senté y en seguida Bella. Me volví y le sonreí. "Gracias Bella." Ella asintió con una sonrisa suave. Me volví hacia Clara. "Vamos enana. Vamos a casa." Dije parándome. Clara se paro y puso mala cara.

"¿Enserio?" pregunto tristemente. Sentí mi corazón dispararse ante la idea de que ella quería dejar a Bella tanto como yo. Asentí tristemente.

"Si, enserio. Vamos a encontrar a tus hermanas." Dije ayudándola a levantarse. Me voltee y vi a Bella parándose también. Luke se acurruco en la manta, fuera de combate. Bella suspiro.

"Bueno, iré a cerrar entonces." se volteo rápidamente a la tienda, agarro su boso y cerro antes de volver. Se volteo hacia Luke y suspiro. Se inclino hacia abajo y para mi sorpresa, lo cargo. Doble la manta rápidamente y me voltee hacia Bella. Estaba caminando en dirección al carro, Luke se dejaba caer con cansancio en sus brazos.

"¿Necesitas ayuda?" pregunte. Luke era alto para un niño de seis años de edad y Bella era muy pequeña. Se volteo y sonrió.

"La primera cosa que aprendí de ser una madre. Tienes una increíble fuerza." Dijo quitándole el seguro a la puerta. Puso a Luke en el asiento trasero y le puso el cinturón. Se volvió hacia a mí y sonrió. "Incluso aunque no he tenido que llevar a mis hijos desde hace un tiempo, están en constante movimiento. Tengo que seguir con ellos." Dijo cerrando la puerta. Asentí.

"Bueno estoy impresionado." Bella se sonrojó y bajo la Mirada. Lleve mi dedo debajo de su barbilla y levante su cara. "Bella, muchas gracias." Dije suavemente. Sus grandes ojos me observaban, rogándome porque la besara. Presione mis labios contra los suyos y sentí su cuerpo relajarse un poco. Me jalo más cerca como lo había hecho en el hospital y profundizo el beso. Su lengua se deslizo hacia afuera y mordió mis labios tentadoramente. Gemí en ella y deslice mi lengua en su boca. Nuestras lenguas bailaron rítmicamente hasta que finalmente se alejo. Tome un largo respiro y ella sonrió.

"Me tengo que ir ya." Dijo besándome una vez más. No la quería dejar ir pero no obstante se aparto. Se volvió y fue hacia el carro. Cerré su puerta una vez que estuvo dentro del auto y bajo su ventanilla. "Te veo después Edward." Dijo sonriendo. La bese una vez más antes de que se alejara. Tome un largo respiro y vi a Clara apoyada contra el coche, exhausta. Sonreí y camine hacia ella.

"Vamos cariño. Vamos a casa."