Holis n.n ¡Biak de nuevo a la carga! Les presento este nuevo fic—Sí, otro más —especialmente EdWin, una pareja que me ha fascinado desde el primer momento en que ví la serie de FMA—e incluso, antes podría decir—y que por una u otra razón la he tenido completamente abandonada T.T

Espero que esta viñeta sea de su agrado: Son quince clichés que iré recopilando en esta serie, si les gusta, me encantaría que me lo hicieran saber por medio de un review, los que son mi pricipal nutriente a la hora de escribir ^^

¡Muchas gracias por leer!


1—. Mejores amigos que se enamoran

Edward y Winry son amigos. Se conocen de toda la vida; tanto así que precisar el inicio de su amistad esa casi imposible: Quizás habrá sido desde que sus madres, siendo amigas, solían charlar tardes enteras con ellos entre los brazos cuando eran bebes; o tal vez cuando ambos, casi al mismo tiempo, empezaron a articular sin sentido algunas palabras que probablemente eran sus conversaciones: suyas y de nadie más, porque no había quién las entendiera más que ellos mismos en el remoto caso de que así fuera.

Son amigos desde siempre, podría decirse: ninguno recuerda algún momento en que no lo fueran. Lo de ellos es una amistad de muchos años que difícilmente puede ser cortada.

Porque incluso aunque no estén cerca, piensan en el otro a la distancia: Mientras que Winry piensa en él seguido en tanto mira la ventana cada noche y se pregunta dónde pueda estar, Edward prefiere fingir que poco se acuerda de su amiga, pero bien sabe Alphonse que en el fondo él lo hace, y mucho: pero no puede retractarse del camino que ha decido seguir.

Al principio, poco le había importado a Edward que Winry fuera una chica. Reían, jugaban, charlaban y se golpeaban como siempre entre peleas y peleas, pero a medida que fue pasando el tiempo, aquello había cambiado. Ella era una chica y él, un chico; y eso se había convertido pronto en una barrera que poco a poco, silenciosamente y sin que lo notaran, les iba separando. Ya no era sólo Winry, era una chica y de sobremanera a Ed empezaba a incomodarle. Así un tiempo se fueron alejando sin razón aparente. Para Ed el hecho de que fuera una chica le había provocado un cierto rechazo—típico de los niños pequeños de su edad—hacia su amiga de la infancia; mas poco a poco ese vacío en Ed fue llenado por su hermano, quien como él era un chico y se volvieron completamente inseparables.

En aquellos momentos, Winry sintió por primera vez que era lejana a ellos, porque Ed y Al eran hermanos, y ella no. Y había deseado ser desde ese instante su verdadera hermana, aunque en repetidas ocasiones le decían que pareciera que de verdad lo era para ellos.

Y todavía en esos momentos, seguían siendo amigos.

Para Winry, Ed ha sido el mismo ayer y ahora: El niñato terco, testarudo e irascible que no soporta que se metan con su altura; un friki a más no poder de la alquimia. No ha cambiado en todos estos años—para variar, ni siquiera de estatura—. Extrañamente, cada vez que ve la determinación en sus ojos dorados, recordándole que le había prometido que la próxima vez que ella llorara iba a ser de felicidad, es cuando ha comenzado a verlo distinto. En el momento en que sus ojos se quedaron viendo su espalda, no como la de un niño, sino como la de un hombre visto desde atrás, es cuando piensa que quizás sí haya crecido después de todo, o que de repente empezaba a verlo de otro modo: no como su amigo, más que eso, pero ¿desde cuándo? Sólo sabe ahora que inevitablemente, lo quiera o no, está enamorada de su mejor amigo, y ni siquiera podía precisar en qué momento habían comenzado a surgir esos sentimientos hacia Edward.

La mayoría de las personas suele decir que la amistad verdadera entre un chico y una chica es algo imposible, porque tarde o temprano uno de los dos se dará cuenta de lo que realmente sienten por el otro no es sólo amistad, sino que algo mucho mayor, siempre dicen suele ser así…. Y que casi nunca termina bien. La mayoría de las veces son sentimientos que se llegan a guardar muy hondo para evitar el sufrimiento y la ruptura de la amistad. Sin embargo, estamos hablando de ellos, de Edward y de Winry: tienen razones mucho más complejas que esas para ocultar lo que sienten por el otro. Y seguramente cuando toda la pesadilla acabe, podrán quizás, si uno de los dos toma la iniciativa, decirle al otro lo que sienten. Pero para que ello ocurra, será otra odisea más por lograrse, y seguramente Al tendrá mucho que influir en aquello, eso es seguro.


Gracias por leer

Corregido

20/10/11