Los Personajes pertenecen a su Autora Stephenie Meyer, ella es mi guía y fuente de inspiración para esta historia... y obvio la imaginación es mía jejeje

Son tantas cosas por las que uno pasa en la vida que a veces no nos damos cuenta de lo maravilloso que podría ser si, nos detenemos a observar con detalle todo lo que sucede a nuestro alrededor y no nos damos cuenta que podemos encontrar desde un amigo hasta el amor de nuestras vidas o mejor dicho el de nuestras existencias.

Capitulo I

Primer día.

En la mente de Bella.

Estaba envuelta en lo más profundo de mis sueños, cuando un ruido molesto me despertó, era el despertador me indicaba que ya era hora de despertar, rayos no quiero ir, es normal estaba asustada por mi primer día en la universidad. Me bañe, me vestí, salí derecho a la cocina para desayunar y comí un plato de cereal, me terminé de arreglar para ir a la facultad.

No había tanto tráfico en la ciudad, así que llegue con el suficiente tiempo antes de la primera clase, me baje de mi coche con todo listo rumbo a mi primera clase, en el camino tuve la mala suerte de tropezar con una chica, lo siento me disculpe, en ello vi a un chico a su lado, sus ojos verdes me hipnotizaron, seguí mi camino casi a la carrera, ella se disculpó, solo logre escuchar "no hay problema", Bella que te pasa, que fue eso – me dije a mi misma.

Ubique el aula donde sería la clase y tuve la suerte de llegar a tiempo, salvo que no contaba con una cosa.

"Oh cielos!, no sabia que esta clase iba a estar tan llena" – fue lo primero que dije al poner un pie en el aula, "esto esta lleno, visualicé un asiento libre entre la multitud, al llegar vi a dos chicas hablando y un asiento libre era lo que las separaba", no pude evitar reírme al ver la escena, deben estar locas de atar, por que no se corre una o la otra al asiento y hablan juntas como dos niñas de primaria, tome valor y fui a sentarme en el asiento libre de toda la clase.

Por suerte el profesor entro a los pocos segundos eso me dio la ventaja de no tener que dirigirme hacia ellas justo antes de comenzar la clase.

"¡Ay santos cielos! ese es el profesor, eso es un insulto a la nación como semejante belleza podría ser profesor de esta universidad" – Concéntrate Bella me dije, "mira que tienes novio, carajo!".

"Buenos días alumnos, bienvenidos a la clase" – dijo él con su voz angelical, observe como la mayoría de las chicas casi se les caía la baba, "esto es demasiado estúpido".

Como mis vecinas estaban absortas mirando al profesor, la chica de cabello negro se reía por lo bajo cada vez que lo miraba, mientras que la rubia estaba comiéndoselo en su mente y quien sabe en que más estaría pensando…

En eso el profesor había pedido a nos presentáramos, mientras yo sacaba conclusiones tontas por mirar a los demás.

"Eh eh – lo siento, me disculpé "me llamo Bella Swan", odiaba decir Isabella.

"Señorita Swan muy bien".

La próxima dijo el profesor.

"Mi nombre es Rosalie Hale".

"Perfecto volvió a decir" – sentí hubo una chispa en sus ojos, la forma como miraba a esa chica rubia, ella parecía una súper modelo.

Luego todos los chicos se presentaron, el profesor empezó la clase, contaba los minutos para salir de ese atolladero.

Llego las palabras mágicas "la clase ha culminado" dijo el profesor,

"libre al fin, ya era hora", me dije.

Mientras guardaba mis apuntes, la chica que se sentaba a mi lado, dice

"este profesor esta divino" – la rubia se limito a reír por su comentario, en eso me saluda.

"Hola soy Alice Brandon mucho gusto" dijo – "¿verdad que el profesor esta de un lindo?"

Tú crees – le conteste a modo de sarcasmo.

La chica rubia empezó a reírse como loca, lo siento se disculpó, "soy Rosalie Hale".

"Mucho gusto, me llamo Bella Swan".

"Bueno chicas lamento arruinarles el cotilleo pero me tengo que ir, tengo otra clase, nos vemos" – les dije

Cuando abandoné el aula seguían hablando más tonterías de la clase y los chicos.

En la mente de Edward

Sonó el despertador, estaba profundamente dormido.

"diablos cosa cállate"… con una mano alcance a apagarlo, para seguir durmiendo.

De repente se abre la puerta de mi cuarto con un estruendo

Me levante sobresaltado creyendo que era un intento de secuestro o algo similar, pero no era la tonta de mi hermana Alice.

"Vamos Edward que haces dormido, despierta o llegaremos tarde al primer día de clases" – dijo, mientras daba saltitos por toda mi habitación

"Oh Alice por dios debes estar bromeando", esto no esta sucediendo debe ser una pesadilla" me dije

"ahora lárgate de mi cuarto pequeño monstruo" – le dije lanzándole una almohada.

"Edward, hermanito anda levántate, no querrás llegar tarde, no quieres perderte del panorama universitario de las chicas lindas" – me dijo con una sonrisa tonta.

"Cállate" – le dije, "eres un fastidio y lo sabes".

"Ahhhh hermanito te amo eres lo máximo" y apresúrate me contestó

Me levante de la cama maldiciendo, que rayos tiene de especial el primer día de clases en la estúpida universidad, tarde un poco mas de lo habitual en bañarme, tal vez sería por que me quedé dormido mientras lo hacía, Alice me apresuraba cada 30 segundos, ya me tenía al borde de la locura, tome mis cosas y nos fuimos.

Llegamos a la facultad a tiempo al menos eso creí, Alice no paraba de parlotear sobre lo emocionante que sería nuestros próximos años en la Universidad.

"Por dios que se callara aunque sea un momento, te lo suplico ya no la soporto" – farfullando para mis adentros.

Cuando creí que mis plegarias había sido escuchadas, estaba tan distraída en su parloteo que tropezó con una chica tan bella y hermosa, algo que mis ojos no habían visto jamás, su cabello marrón y sus ojos café hicieron que mi corazón se detuvieran por unos segundos.

"Ella se disculpo con Alice" – lo siento logró decir y se fue.

"No hay problema" – alcanzo a gritar Alice, mientras la chica se iba casi corriendo.

Seguimos nuestro camino, mientras en mi mente deseaba volverme a cruzar con ella de nuevo.

Deje a Alice en su clase y seguí camino a la mía, oh genial cuantas chicas lindas hay aquí, esto se pondrá muy interesante, me senté en un asiento vacío y al lado se sentó otro chico uno de aspecto corpulento, parecía jugador de futbol americano.

"Hola" me saludo – soy Emmett.

"Edward" – le contesté.

"Estas listo para la tortura" – me dijo, que habrá querido decir con eso.

"Oh rayos!" Resulto ser la clase mas aburrida de toda mi vida, en que demonios estaba pensando al escoger estudiar esto, se que soy amante de los deportes pero esto…

¿¿Les gustó?? Ya habrá nuevas sorpresas…

No olviden un review con sus comentarios, opiniones y demás todo es bien recibido ;)