***Este capítulo es dedicado a los fanáticos del personaje de Robotech Battlecry, Jack Archer.


o°O°O°o

"EL REENCUENTRO DE DOS ASES"

-Capítulo 28-

*

*

"Aquí está el mar tibio...

el pájaro que baila en el cielo es una lágrima

tú eres un ser puro de la naturaleza

quietamente esperas la tibieza de tus manos...

En el pasado, todos en el mundo fuimos solo uno

Ven aquí, también hay una nube tibia"

----Antiguo canto de la protocultura

*

*

Lisa lo había despedido en el hangar Skull. Aquello había desestrezado un poco a los pilotos del escuadrón de la carabela y las tibias ya que Rick se encontraba más relajado con la presencia de su esposa. Tan enamorados como si se hubieran casado el día anterior. Un beso largo y apasionado sin importarles su entorno sirvió de preámbulo a la revisión final de las naves.

-Reactor, en línea... turbinas preparadas para posible funcionamiento en stand by... radares y sistemas ECM operativos... armamento en orden... -La lista de verificación, algo que Rick había hecho religiosamente desde que se unió a las RDF-.... Todo listo!

-Buena suerte, capitán- dijo desde afuera en lenguaje de señas uno de los mecánicos de la nave...

Rick lo señaló con el dedo índice y luego levantó el pulgar... Seguidamente se comunicó al Tacnet.

-Skull-1 a Delta-1. Permiso para despegar.

-Aquí Delta-1 a Skull-1, permiso concedido –dijo la comandante Moira Flynt mientras presionaba algunos de los botones de la consola-...Presión barométrica estable, pista despejada. Buen viaje, capitán Hunter.

-Gracias, Moira... Cambio y fuera.

Con una maniobra de despegue sencillo, el Skull-1 alzó vuelo, seguidamente de la plana mayor de su escuadrón y varios Ghost. Lisa veía las naves perderse entre la espesa capa de nimbos y cúmulos de aquella mañana. Se extrañarían demasiado, era la primera vez que estarían separados por tanto tiempo a una distancia considerable...

-Bueno Lisa, allá va tu hombre –agregó Moira mientras se quitaba los audífonos de la consola...- Espero que no te de algo similar a una depresión post parto.

-Estaré bien, solo serán unos días. Lo que realmente me preocupa es lo intenso de la peligrosidad del cuadrante australiano; Denver queda en pañales ante la crudeza de los sucesos violentos de esa región.

-Ay, pero cómo así, capitana Hunter? –preguntó Charly MacKinnon quitándose también los audífonos de la consola y tomando algo de café.

-Australia representa el quince por ciento de ataque de los zentraedis Scavengers a nivel mundial y el veinte por ciento de los ataque de grupos terroristas anti protocultura denominados Defoliators –explicó Lisa-...Es una región donde nuestras tropas de choques son tan rudas como los mismos lagartos de aguas dulces debido a la intensidad de atentados de nuestros enemigos... Aunque debemos aceptar que nuestra comunicación no es la mejor, pues Donovan y Sukova prácticamente mandan en esa región como si fueran dos terratenientes.

-Qué horror!... –dijo el afeminado tomando un sorbo de moccachino- No quisiera jamás que me asignaran a esa espantosa jungla.

-Charly –añadió Daisy- Tú matarías por no salir de esta base.

-No se preocupe, capitana Hayes. Estoy segura que todo estará bien y el capitán Hunter regresará a su lado sano y salvo... –agregó Yinmar mirando a Lisa con una cálida sonrisa.

-Lo sé –añadió la capitana viendo desde el tacnet el recorrido de su esposo.

Esa madrugada, Rick había partido con la firme convicción de que traería a Jack Archer devuelta a Macross...

El clima estaba relativamente caliente y húmedo, en pocas palabras hacía bastante calor...Las naves volaban en formación "V" de gansos. La nave de Rick a la cabeza seguida a los lados, un poco más atrás a la izquierda por Miriya y a la derecha por Oats. Detrás de Miriya venía Psycho y detrás de Oats le seguía Hess, y así sucesivamente hasta completar una delegación de quince naves, diez de la plana mayor del Skull, a excepción del trío de Van Corenlad, Harlow y Lucca, quienes habían sido castigados por Rick y enviados a la misión de Suramérica... Cinco unidades más del escuadrón Ghost completaban el grupo.

Llevaban un tiempo de vuelo hasta que Rick decidió que ya se podía abrir los canales para conversar... Inmediatamente un hombre rubio de ojos celestes apareció en su pantalla.

-Aquí Ghost-2 a líder Skull, cambio –dijo Psycho

-Dime Psycho, qué te acontece? –Rick sabía que no le preguntaría sobre la ceremonia, precisamente.

-Señor, solo quería preguntarle sobre Moritz. Estuvo tranquilo anoche? Cómo le fue con él?

-A parte de que me tumbó al menos tres veces sobre la alfombra de mi casa, de que ladró, aulló y por último destruyó mis botas favoritas por lo que tuve que ponerme unas nuevas.... pues bien...

-Lo siento, señor, pero le aseguro que esos comportamientos de Moritz es por la emoción. Realmente la compañía de la capitana Hunter le agradó mucho. Creo que le recuerda a Gretchen.

-Oye Psycho, no me digas que Moritz es el perro al que cuidas más que a tu mujer –el Skull-3, Rudolph Hess abrió la línea y se metió en la conversación-... Porqué no mejor te lo encadenas a tu cinturón?... Cuando te vean con él puedes decir que es un tumor, jajajaja!

Las risas a través del comunicador no se hicieron esperar

-Pero qué haz dicho, imbécil?... Yo al menos tengo una mascota fiel y una esposa bella y respetuosa!...No soy un looser como tú al cual todas las novias pasan por la parrilla y le montan los cuernos cada vez que pueden.

-Ohhhhhh!....jajajaja! –se oyó por parte de los demás

-Esa fue cruel, Hess –dijo Oats.

-Pero qué dices? –Respondió Hess.

-Tú empezaste!

-Basta de idioteces! –dijo Rick- Pronto llegaremos a nuestro destino y no quiero situaciones estúpidas. Debemos comportarnos como lo que somos, los mejores pilotos de combate aéreo de las RDF. Espero el cien por ciento de ustedes...

-Sí, señor!

-Miriya!

-Capitán!

-Dame las coordenadas y la situación.

-Nos encontramos en el cuadrante sur pacífico 56A-59B. No se ven señales de naves conocidas o el enemigo, hasta el momento.

-Bien, ahora cierren la boca y estén alertas.

-Sí, señor!

Siguieron con el vuelo por bastante tiempo... Rick permitió que el flamente Skull-2, Michael Oats, pusiera algo de música country y luego algo de Bob Marley, desde un aparato que tenía en la cabina y éste se oía a través del transmisor, amenizando la velada.

-"One love, one heart... let´s get together and be all right..." –Oats estaba inspirado cantando aquella canción de Marley- ... "Look the children crying..."

-Oats, esa música es Hermosa –dijo Miriya-... Pero por todos los rayos, quisieras morderte la lengua?... Tu voz distorsiona mi sentido de la audición!

-Jajajajaja! –se oyó en el ambiente

-Qué?... pero qué tiene de malo? –preguntó el aludido

-Oats, yo apoyo a Miriya –dijo Rick-... Mejor cállate y déjanos disfrutar de la canción.

Luego de un tiempo prudencial de vuelo al ritmo de la melodía del legendario músico rasta, la delegación de las RDF vislumbró un gran pedazo de tierra suspendido en el océano azul.

El Territorio Norte de Australia... Era un área larga que va desde cerca de la línea ecuatorial hasta el mismo corazón del continente. El clima en esa época era muy tropical y húmedo, mientras que el centro era desértico y seco...Ese Territorio tenía unas de las poblaciones mas pequeñas en Australia siendo precisamente Darwin la mayor ciudad. La región también tenía una extensa cultura Aborigen, con inmensa historia, cráteres, cuevas, y gargantas.

Mientras bordeaban aquel territorio, los pilotos se deleitaron con el paisaje. Día a día lugares increíblemente hermosos volvían a darle forma a la Tierra.

Darwin, la ciudad principal, fue destruida considerablemente durante el horroroso ataque de la Lluvia de la Muerte. Los cañonazos de Dolza arrasaron la mitad de los edificios y casas de la ciudad. Gente murió y los costos de recuperación ascendieron a millones. A pesar de este tremendo desastre, Darwin rápidamente volvió a la vida, con toda la ciudad envuelta en la reconstrucción.

Ahora era una ciudad progresiva y moderna, con una diversidad cultural fantástica, pese a lo difícil que había sido, ya que durante su reconstrucción la ciudad había sido atacada 64 veces en un lapso de tres meses por los Scavengers y Defoliators, creándose entonces el famoso Escuadrón Valion, al mando de Jack Archer... Los Valions metieron plomo parejo y ataque de artillería pesada a esos zentraedis rebeldes y terroristas desquiciados, manteniéndolos controlados.

-Bueno muchachos, allí está Australia! –dijo Rick mientras se acercaban a la Base Darwin.

Rick disfrutaba de ver el mar desde allí, era hermoso con aguas muy claras.

-Allí está la tierra de los canguros, los lagartos, Nicole Kidman, Russel Crowe, el Demonio de Tasmania, Cocodrillo Dundee y lindas nenas -decía Hess entusiasmado.

Mientras en la base...

-Muchachos miren!... Allá vienen! –decían algunos pilotos en tierra, saliendo de los hangares desde la Base.

-Están llegando!... Es el capitán Hunter y la plana mayor del Skull –comentaban otros.

En la Base se empezó a formar un revuelo entre los hangares de los escuadrones Tridents, Roaddogs, Alligators y lo que quedaba de los míticos Valions, pues mucho de ellos habían caído en combate, y otros estaban dados de baja.

-Aquí Skull 001 y delegación de pilotos de Base Macross a cargo del capitán Rick Hunter. Pido autorización para aterrizar.

-Permiso concedido, capitán Hunter. Las coordenadas de aterrizajes son B-16-C18... Sean usted y los demás pilotos bienvenidos a Base Darwin, Australia! –dijo la controladora aérea del lugar.

Ante la admiración de los espectadores de la base, Rick hizo una maniobra Immelman, para luego colocarse de último a fin de que los demás pilotos aterrizaran primero. Así, la primera en aterrizar fue Miriya en su caza rojo, luego Oats, Psycho y así sucesivamente... al final, Rick aterrizó.

Llegó hasta en hangar y apagó su varitech... Cuando abrió la carlinga y se levantó, dentro de su nave luego de quitarse el casco observó que alrededor de él se aglutinaban decenas de pilotos mirándolo fijamente... Rick no sabía que hacer...

-Eh... hola a todos... –dijo con una sonrisa mientras los saludaba con una mano.

Ellos lo aplaudieron, dejando a Rick aún más intrigado. Él no estaba acostumbrado a aquel recibimiento de artista de cine. Algunos pilotos se tomaban fotos junto al Skull-1 mientras se formaba un jaleo a un costado porque otros tan solo querían tocar la legendaria nave.

-A un lado! –decía un oficial, mientras unos escoltas abrían paso a dos militares de alto rango que caminaban en medio de un cordón de seguridad.

Rick bajó de la nave y una multitud fue hacia él. Unos lo saludaban dándole la mano, otros querían tomarse fotos con él. Algunas cadetes lo rodeaban, incluso le tocaban del hombro dándole palmadas de bienvenida y así sucesivamente... Rick se sentía algo abrumado.

-Viva nuestro héroe, el capitán Hunter! –decían algunos

-Viva! –contestaban los demás

-Larga vida a quien mató a Dolza!

-Viva!

-Pero qué es esto? –se preguntaba Rick en el pensamiento.

-Vamos, a un lado! –volvían a decir los oficiales haciendo para otro lado a la multitud

Los dos militares de alto rango quedaron al fin delante de Rick. El capitán de las RDF de Australia, Raymond Eckless y el comandante Maurice Bott. Ambos se cuadraron frente a Rick.

-Capitán Hunter, bienvenido a Australia –dijo Eckless

-Para nosotros es un honor tenerlo aquí, señor –añadió Bott

Rick también hizo su saludo militar correspondiente.

-El honor es mío, señores.

-Disculpe por el saludo tan efusivo por parte de los pilotos. Están emocionados de que haya venido, señor...Llevaban mucho tiempo esperando por usted –dijo Bott.

-Acaso te están fastidiando estos sujetos, Rick?...-preguntó Eckless-... Si deseas podemos cerrar el hangar para que no estén merodeando alrededor de tu nave.

Rick miró a su alrededor mientras los pilotos lo miraban.

-No, en lo absoluto, Ray... El Skull-1 no me pertenece solo a mí. El es un símbolo para todas las RDF. Déjelos que continúen. Solo pido una revisión minuciosa y alguien apto para que vigile que no le suceda nada.

La gente volvió a aplaudirlo mientras Rick y los militares salían del hangar. Al instante se encontró en el lugar con Miriya, Psycho, Oats, Hess y los demás... Luego de las presentaciones pertinentes fueron llevados a un lujoso hotel, cercano a la base, donde estarían hospedados.

-Vaya, jefe, usted si que es popular por acá –le dijo Oats a Rick

-Pues eso me asombró tanto como a ti.

-La gente saludaba a Psycho muy entusiasmada, y Miriya también tiene su fans club por estos lugares –dijo Hess mirando de reojo a la zentraedi- Mira que hubieron varios tipos que se tomaron fotos con ella... Al señor de los récords no le gustaría saber eso, jejeje!

-Porque no mantienes la boca cerrada hasta que regresemos a Macross –respondió ella con una sonrisa- le harías un favor a la humanidad.

-Chicos debemos estar listos, los actos serán mañana temprano- Rick, más que en los actos, estaba concentrado en la visita a Buffalo Creek.

Inmediatamente se acomodó en su habitación, Rick se comunicó con Lisa a su celular.

-Lisa?

-Amor, te encuentras bien?

-Claro, preciosa... qué me podría pasar?

-Rick, sabes que Australia es un territorio violento. Por favor, no te hagas el héroe a menos que no sea extremadamente necesario. Nos lo prometes a Roy y a mí?

-Promesa de boy scout, Lili... –dijo Rick al tiempo que terminaba de desempacar algunas cosas

-Bien, me alegro

-Nena, ya te extraño.

-Y yo a ti.

-Espero no demorar mucho. Tengo una ida al mall pendiente con Roy y contigo.

-Y más te vales que la cumplas!

-Lili, sabes que lo haré...

Durante la tarde, Eckless y Bott dieron una conferencia de prensa donde Rick pudo referirse ampliamente sobre el motivo de su visita a Australia. En compañía de ambos oficiales, Miriya, Psycho, Oats y Hess, los periodistas despejaron muchas dudas sobre el evento y sobre las REF y su misión espacial.

En la noche, los pilotos se encontraron en el área del Lobby del hotel para cenar... Cordon Blue, César Salad, puré de papas, Filé Miñón y otros platillos estuvieron a la orden para la delegación.

-Miriya, dónde está Psycho?

-Estuvo un rato en el área de la alberca y luego se retiró. Me dijo que pediría la cena en su habitación ya que deseaba acostarse temprano.

-Qué tipo para ermitaño... –dijo Hess- ...Siempre ha sido diferente al resto de Los Malditos.

-Creo que es el más parecido a T.R. –Añadió Oats

-Pues difiero de ustedes –Después de todo, Miriya sentía que Psysho era lo más alejado a T.R. comparado con los otros- Psycho solo es extremadamente disciplinado y como amigo es leal a sus convicciones.

-Es cierto –dijo Rick- En el fondo Psycho es una persona con gran corazón. Además es honorable. No como el engendro de T.R.

-Oiga Jefe –dijo Hess poniéndose de pie junto a Oats y otros del Skull que estaban sentados en esa mesa y que habían terminado de comer.

-Qué? –Rick presentía lo que le iban a decir

-Nosotros vamos a dar una vuelta por la ciudad, jeje!

-Mmmjjjjjj –Rick tiró esa expresión asintiendo, luego tomó su servilleta con ambas manos aún masticando, se limpió los labios y tragó -...Y entonces?... Qué me quieres decir con eso?

-Bueno, solo queríamos que lo supiera.

Miriya cruzó los brazos y los miraba con una sonrisa y la ceja arqueada.

-Hess, no soy tu niñera ni mucho menos tu chica del momento para que me des explicaciones. Eres bastante grandecito para saber lo que debes o no debes hacer. Eso también va contigo, Oats y con los demás.

-Ok!... Entonces, nos vamos muchachos! –gritó Oats-... A divertirnos!

-....Sin embargo! –añadió Rick haciendo que los otros pararan en seco-... Si hacen alguna clase de desorden, riña, el ridículo o cualquier otra cosa que me haga avergonzar de ustedes, yo mismo los mandaré a arrestar y los enviaré indefinidamente a una mazmorra tan sucia y asquerosa que les provocará urticaria y ganas de vomitar de por vida....

-Eh... no se preocupe, jefe... –Hess y lo demás ya iban a dar un par de pasos rumbo a la salida cuando volvió a detenerse al escuchar la voz de Rick.

-....Igualmente!.... Mañana los quiero en este mismo lugar a las 7:45 de la mañana... Si para esas horas los llego a ver en estado deplorable o los siento con aliento alcohólico, y eso va sobre todo con ustedes dos, Hess y Oats, los relevaré de sus puestos inmediatamente y tendrán que regresarse a Base Macross nadando... Me entendieron? –Rick les puso una mirada de terror haciéndoles ver que nada de lo dicho era broma.

-Sí, señor! –todos tragaron profundo. Sabían que Rick hablaba en serio... y vaya que lo hacía.

-Ahora, largo!... antes de que me arrepienta... –dijo el líder Skull-...Y no se les ocurra apagar sus celulares.

-No, señor!

Los pilotos salieron como alma que llevaba el diablo, a fin de evitar que Rick realmente se arrepintiera.

-Miriya, tú no vas?

-Mmmm... No lo sé... Tú irás?

-No, amiga, estoy algo cansado y mañana debo coordinar algunas cosas –dijo Rick levantándose de la mesa para retirarse a su habitación.

-Pues entonces yo tampoco iré... Digo, me llevo bien con los chicos, pero mi grupo de confianza no está aquí, y como tú tampoco irás prefiero retirarme a mi cuarto...

-Tú grupo de confianza? Ese término es nuevo en ti, Mir...

-Bueno, además de Max, Lisa y tú, me refiero a Kylie, Izzy, Hiro y Blavatzky... Además, aprovecharé para llamar nuevamente a casa... Quisiera tener una charla con el señor Sterling antes de acostarme.

-No quiero imaginarme el tema –dijo Rick son una sonrisa.

Ya en su cuarto, el líder Skull se duchaba con agua caliente para liberar el stress.

... Durante ese día Rick había hecho diligencias pertinentes a la misión que Global le había encargado. Para mañana, luego de los actos protocolares, debía partir en un jet privado hacia Buffalo Creek Fallon, el condado donde quedaba la cárcel donde estaba Archer.

Todo debía salir como lo tenía avistado. Él debía estar preparado para lo que pudiera exigir el ex mercenario. En estos momentos era más lo que Global necesitaba de Archer que lo que el piloto pudiera necesitar del viejo almirante.

Luego de arreglar unos papeles en su portafolio y hablar con Lisa, se metió a la cama y prendió la televisión un rato. Las noticias locales hablaban de la llegada de los miembros de las RDF y los preparativos para el homenaje del día siguiente.

-Como saben, amigos televidentes de nuestro noticiero "Australia Hoy", el líder de los escuadrones varitechs de las RDF y reconocido capitán Rick Hunter y la plana mayor del legendario escuadrón Skull y algunos miembros élites del escuadrón Ghost, entre ellos la famosa capitana zentraedi, Miriya Parino-Sterling y el nieto del Barón Rojo, Manfred Von Richtofen IV se encuentran en Australia para....

...Y así siguió viendo el noticiero hasta poco a poco quedarse dormido. Finalmente la televisión, en modo "sleep" terminó apagándose sola... A los minutos Rick sacó su frazada, se arropó y calló como roca.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Cárcel de Buffalo Creek

-Jack, viejo, debes ver esto... –dijo Sangriento mientras veía el noticiero desde el salón de esparcimientos para reclusos de buena conducta –... Es sobre los actos de mañana.

-Jaque mate... –contestó Jack moviendo su Reina en una jugada magistral sobre el Rey, luego de un movimiento único posterior a la sorpresiva eliminación del Alfil de su oponente. Ambos se encontraban en una mesa en la esquina del lugar.

-Maldición!, no puede ser! –dijo Murray Bosinsky, otro de los custodios del lugar –Pero cómo diablos lo hiciste, Archer? yo estaba ganando hace diez minutos atrás!

-Jajajajaja! –Jack sacaba un cigarrillo y tomaba una bocanada de humo- Así es la vida, cuando piensas que mejor te está yendo, de repente te encuentras con una patada en el trasero.

-Mis respetos capitán... Me habían dicho que eres tan bueno moviendo las fichas encima del tablero de ajedrez, como adentro de un varitech... pero no lo creía.

-Y eso que no me haz visto encima y adentro de una mujer...

-Jajajajajaja!... –rieron los presentes en la sala.

-Jack, acaso no me escuchaste? -preguntó Sangriento- Son Eckess y Bott en la conferencia de prensa sobre los homenajes de mañana... Creo que el que está a la derecha de Bott es Rick Hunter.

-...Y esa nena que está al lado de Hunter debe ser Miriya!... -dijo Sunshine tomando una silla y colocándose por delante del gran televisor para observarla de cerca-... Mmmmm...Es preciosa!... y es una de las mejores pilotos de las RDF.

-Fuiiiit-fuiooooo! –Los chiflidos de galanteo de los reos cuando ponían las imágenes de Miriya se escuchaban escandalosamente dentro de aquel lugar.

-Mira, capitán, ahora están presentando unas tomas del Skull-001...-dijo Sunshine. Wow, esa nave es espectacular!

-Hey, Jack, no vienes a ver, o acaso no me escuchaste? –repitió Sangriento

-Sí te escuché, Sangriento! –dijo el ex mercenario botando el humo del cigarro- Pero la verdad es que no me interesa perder mi tiempo viendo los ridículos preparativos del inútil de Raymond... Y menos si todas esas actividades están aupadas por Donovan y Sukova.

-Tampoco te interesa saber lo que dice Hunter?

-Para qué?... Él viene a cumplir misiones oficiales y protocolares- dijo Jack apagando el cigarrillo en el cenicero, levantándose de la silla y dirigiéndose a su celda custodiado por Bosinsky-... Hasta mañana, chicos.

-Buenas noches, capitán –dijeron los presentes.

-Cielos, a veces no lo comprendo –dijo Sunshine viéndolo salir del lugar.

-Yo tampoco, pero en esta ocasión sí... –Sangriento sentía algo de nostalgia- Jack debería estar allí siendo homenajeado igual que Hunter o el nieto del Barón Rojo, y en lugar de eso se encuentra desde hace dos años en esta cárcel... Lamentablemente, su pasado aún le está pasando la factura.

El ex mercenario se daba una ducha de agua caliente en las bañeras privadas de los custodios del Ala-B de la cárcel. Ese "honor" solo lo tenía Jack Archer. Mientras las gotas de agua caían sobre él mientras se apoyaba con una mano en la pared, muchas cosas venían a su mente.

-Skull-1... Roy, viejo amigo... Porqué demonios te moriste?... Me adentraste en este mundo y te fuiste. Jamás te lo perdonaré...

Al llegar a su celda se tiró en su litera mientras leía las últimas páginas de un libro sobre guerras del Imperio Romano y Macedonio... Antes de terminar, hubo una frase del filósofo Publio Nasón Ovidio que le llamó la atención.

-"Aquí el bárbaro soy yo, porque nadie me entiende".

Poco a poco fue cayendo en un estado de somnolencia que lo sumergió en lo más profundo de su subconsciente, adentrándolo al mundo de los sueños y las pesadillas. Épocas, fechas, rostros, lugares, espacios, tiempos, lapsos, voces... todo se entremezclaba en el interior de su cerebro....

*Pesadilla de Jack

Una vez más Jack rememoraba en su pesadilla aquel día horripilante en el que supo toda la verdad acerca de la muerte de su verdadero padre... El escenario, un hangar abandonado en las afueras de Dublín, Irlanda del Sur, donde se llevaría a cabo una negociación de contrabando de armas.

Ese mismo día, Jack cumplía 15 años.

-Jack...

-Esa Voz

-Jack, soy yo...

-Enzra?

-Sí, soy yo, tu padre...

-Padre, que haces aquí?

-También quise recordar este día, hijo.

Jack palideció... Enzra Spitz, nacido en Gaza, de madre Libanesa y padre estadounidense. Experto y excepcional piloto dado de baja en Viet-Nam por irse al bando vietnamita a cambio de dinero, había sido el hombre que lo hizo mercenario cuando se escapó del Orfanato a los 10 años.

Lo adoptó como a un hijo y al tiempo lo introdujo al mundo del crimen organizado del aire y de la tierra. Spitz hizo de Jack una mortal obra de arte... una joya letal del mundo de los asesinos. Pagó a los mejores entrenadores marciales de conocimientos ninjas y expertos sicarios en manejo de armas blancas y de fuego... y él mismo lo enseñó a volar.

-Recuerda que Enzra no es tu verdadero padre, Jack

-Enio?

Enio Garello, mercenario italiano... Enzra Spitz había matado a su hermano, Salvatore Garello, y buscaba venganza.

-Jack, Enzra fue quien mató a tu verdadero padre, Logan Archer!...-Enio señalaba a Enzra gritando- Mi hermano fue su cómplice!..

Jack no daba crédito a lo que escuchaba, sencillamente estaba en shock. Aquel hombre que lo había recogido, que le había enseñado lo bueno y lo malo, que lo había tratado como a un hijo... ¿Había sido el causante de su desgracia?

Enzra negaba todo. Rompió en ira y se abalanzó sobre Enio y luego de una larga lucha a puño limpio y con dagas chinas llamadas Tanto lograron herirse. Mientras Jack seguía allí parado en estado de shock, Enzra logró asestar a Enio con una mortal puñalada y se alejaba hacia el otro extremo exhausto.

Jack se acercó a Enio quien agonizaba en el suelo. A último minuto el moribundo agarró a Jack por el cuello y le dijo una palabra… Aquella era la frase clave que Enzra había utilizado para ejecutar el plan de la masacre de la familia de Jack aprovechando los atentados de la guerra mundial Global del momento.

-"In... Nomine... et... Patri" – Y así, Enio cerró sus ojos y murió.

Jack se apartó horrorizado y con la mirada buscó a Enzra. Éste se había levantado frente a él y le decía cuanta cosa que se le ocurriera para convencer a Jack de que no había sido él…

-"En el nombre del padre"... –las lágrimas de Jack corrían por sus mejillas mientras miraba a Enzra-... Esa frase me la dijo Logan al oído cuando murió en mis brazos. Votaba sangre por la boca. Me salpicó el rostro con ella cuando exhaló.

-Jack...Enio mintió!...Puedo explicarlo todo!....

-Yo pensé que él estaba rezando... Dios mío, ahora lo entiendo todo!.... -Jack rompía en llanto- ...Esa era la clave para liquidarlo... Cómo pudiste hacerme esto, Enzra?... No tuvieron piedad de él, ni de mi madre, ni de mi hermanita... Mejor me hubieras matado a mí también...

-Hijo...

-No me digas así!... Tú no eres mi padre!

Las cartas estaban echadas... Ante el silencio y la mirada asesina de Jack, el otro palideció…

Estaban a distancia... Uno de los dos iba a morir…

Enzra a lo lejos sacó una pistola para dispararle, pero en menos de dos segundos Jack sacaba un puñal y se lo clavaba a Enzra en la frente, perforándole el cráneo… Aquella maniobra asesina de lucha cuerpo a cuerpo con arma blanca se la había enseñado el propio Enzra a los 13 años.

Jack caminó casi sin fuerzas... Se hincó al lado de aquel cuerpo inerte, sacó el puñal de su cabeza cuya herida dejaba un baño de sangre a su paso… Cerró los ojos de Enzra con su mano y lloró sobre su pecho durante horas...

Al atardecer cavó su tumba a un costado de un árbol de roble. Colocó una improvisada cruz de madera, agarró el crucifijo de Esmeraldas que era de su madre y que siempre llevaba puesto, se hizo la señal de la cruz y rezó…

-En el nombre del Padre... del Hijo y del Espíritu Santo...

En la pesadilla igualmente Jack se veía rezando como en ese día en el que no halló consuelo ni en el Padre Nuestro, ni en el Ave María… ni en el Rosario con todas sus letanías…

Luego de la muerte de Enzra, su etapa de mercenario estaba en la cúspide. Más energúmeno que nunca, desde los aviones cazas, Jack mataba por dinero, por odio, por venganza, se unía a un bando y luego al contrario... Derribó muchos Bogeys rusos, y luego a muchos de los Jolly Rogers gringos...Nada saciaba sus ansias de muerte y venganza por el infierno que el destino le había hecho pasar.... Pero la guerra Global cesó y con ello las pretensiones sangrientas de Jack...

Tocó fondo sorpresivamente para un aniversario de la muerte de su familia... Ese día decidió cambiar de vida. Se aisló. Nadie lo encontraba… Sumido en su drama personal se refugió en la construcción de Ciudad Macross y la remodelación del SDF-1 cambiando de identidad… Hasta que finalmente Roy Fokker dio con él.

-…Por enésima vez, déjame en paz, Fokker!

-Solo tienes 18 años, y aunque sé que haz vivido más que alguien mucho mayor que tú debes saber si quieres cambiar hay que empezar con el pie derecho… Además, si lo que buscas es dinero, como imagino debe ser, no te preocupes, tendrás buena paga…

-Te dije que no!... Dile a Hayes que le done ese dinero a un orfanato y que no me joda!... Ahora, lárgate!

-Puede que hayas vivido mucho como un niño asesino, pero ahora te comportas como un niñito maricón!... Hasta mi hermanito Rick de 10 años es menos berrinchudo y más pensante que tú!

-Me importa un bledo lo que pienses tú, o lo que haga tu hermanito mocoso!… Solo déjame en paz!

-Jack… Aquella vez acabaste con mi escuadrón y te odio por ello, quizás jamás te perdone… Pero por ahora hay que pasar la página… Eres demasiado bueno dentro de un caza como para que pierdas el tiempo en la construcción, entre bloques y cemento, o aún peor, entre las rejas!

-No quiero que nadie se meta en mi jodida vida!... No colmes mi paciencia, Roy!... Lárgate o…

-…O qué, Jack?... Me vas a matar?... También me vas a clavar un puñal en la frente?

-Rooooy!....Maldita sea!... Que no entiendes que quiero estar solo!...

-Al igual que muchos del alto mando, el almirante Hayes te detesta por las bajas que haz causado a los Jolly Rogers solo por dinero y odio y sin ningún tipo de honor o lealtad por nadie, tan solo a consecuencia de esa bestia carente de honor y vergüenza de la aviación mundial y de los pilotos… ese traidor y desertor… ese sicario miserable llamado Enzra Spitz!

-Cállate, Fokker!... No sabes nada!... Enzra… él era… como mi padre y yo…

-Él no era tu padre!... Tu padre era Logan Archer, un héroe de verdad!... Nunca lo olvides, Jack!... Enzra mató a tu padre, a tu madre y a tu hermana y te convirtió en un ser frío, un asesino sin escrúpulos… en un mercenario despiadado a su imagen y semejanza tan solo para beneficiarse!... Con su muerte le haz hecho un favor al mundo y a ti mismo!

Jack soltó los clavos que tenía en la mano y cayó hincado en el lugar, con sus manos cubriendo su rostro.

-He sido… un maldito carnicero… un destajador sin alma… soy… un vil asesino… siempre cargaré con esa vorágine… no tengo perdón de Dios!

-No fue tu culpa, Jack… Enzra fue el culpable, él te hizo así… Tú eras un niño.…

-Maté a muchos, Roy… y muchos quieren verme muerto.

-Pero con todo y eso, el almirante Hayes me prometió protegerte…

-Eso no es posible… Hayes me detesta y quisiera verme muerto también!

-Él sabe que fuiste tú quien acabó con aquellos terroristas que ocasionaron el atentado donde murió su esposa... Por ello te está agradecido.

-Qué ironía!

-El almirante me ha dado su palabra… El Gobierno pasará por alto tus "travesuras", pero todo si vuelas para nosotros…Qué más quieres?... Si no aceptas mi trato es porque verdaderamente eres un idiota hijo de perra descerebrado… Y de ser así no le haces falta a este mundo… Entonces yo que tú mejor me suicido!...

-Eres insoportable!

-Ahora no se trata de pelear entre nosotros, Jack… Esto es más grande… Se trata de humanos contra una raza extraterrestre….

-Qué?... De qué estás hablando?

-Quieres expiar tus culpas y reivindicarte por todas las muertes que causaste?... Entonces entra a la armada, pelea por tu raza!

Jack seguía rememorando esos episodios dentro de aquella pesadilla… hasta que llegó a un punto de su vida, entre tres y cuatro años después… en el momento en que conoció a Lisa…

La recordó cayendo y tratando de reestablecer la nave en una prueba de avión en Cabo Cañaveral, puesta por su instructor, Sven Levi.

-Teniente Archer, sé que solo ha venido para buscar al comandante Fokker pero ya que lo veo tan atento me agradaría saber qué opina del vuelo de ese varitech?

-Capitán Levi, le soy sincero, siento que algo no anda bien con ese piloto! Los movimientos en zigzag están descontrolados, se ha elevado demasiado y las turbinas hacen un ruido espantoso… creo que al intentar realizar la maniobra previa al aterrizaje no resistirá!

-Lo mismo había pensado…-dijo Levi-... Si no hago algo joderá otra nave, ya se le está volviendo costumbre, maldición!... Esa niñita de papi me tiene harto!... Fokker, ve a rescatar a esa mimada!

-Entendido, señor!

Los sucesos seguían ocurriendo en el sueño de Jack… algunos alterados, otros inconclusos… otros reales…

-Bienvenido a mi casa, Jack…-decía Roy-... Bueno, es la casa de mi chica, Helena, pero es como si fuera la mía…

-Quién toca esa melodía de piano?

-Porqué quiere saber?

-Mi madre la tocaba… se llama "Pour Ellise".

-Ah, ella es Lisa, la chica que casi se va a pique en el varitech la vez pasada…. La llamaré…. Lisaaaa!

-No… espera, Roy!... Qué haces?... No la interrumpas… Yo iré…

-Acaso la conocías?

-Sí…Yo… yo la amo…

Jack se acercaba a ella… Ya la conocía, la recordaba de algún lugar… Si, eso era solo un sueño… Él la había conocido antes…

Con suavidad colocó sus manos en los hombros de Lisa… La melodía seguía siendo ejecutada… Ella seguía de espaldas…

Él rodeó el torso de ella con sus brazos y colocó su mejilla junto a la mejilla de ella y luego la beso en su rostro...

-Jack... –Ella paró de tocar-… no puedo…

-Porqué?... Lisa… yo te amo!...

-Porque yo… soy de otro…

-No!... Karl Riber murió!...

-Karl siempre estará en mi corazón…

-Olvídalo de una vez, Lisa… Él te dejó sola, como siempre!... Yo esteré contigo, Lisa…

-Tú también me dejaste sola…

-Lisa, dame un oportunidad, tú y yo podemos ser felices!

-Jack, no es Riber… Otro hombre es el dueño de mi corazón…

-No, no, no!... Quién es él!

-Es de quien estoy enamorada…

-Quién es?... Lo mataré!

-No, Jack!... Tú ya no eres un mercenario… Por favor!... jamás te lo perdonaría!

-Porqué Lisa?... Porqué nunca hemos podido estar juntos?

Jack trató de agarrarla, pero Lisa se esfumó entre sus brazos.

-Lisa.... Lisaaaaaa!

El mercenario corrió por todos lados buscándola hasta encontrarla a lo lejos, en una playa. Ella estaba de pie mirando hacia el mar, de espaldas a él.

-Lisa...

Él la tomó por el hombro, pero al voltearla se dio cuenta que no era Lisa...

-Quién.... quién eres?.... dónde está Lisa?... Habla, mujer!

La extraña mujer de pronto estaba vestida con ropajes aborígenes con una larga túnica y collares. Luego de mirar a Jack, volteó nuevamente la vista hacia el mar y se caminó hacia sus aguas, perdiéndose entre su inmensidad....

Una extraña melodía empezó a llenar el ambiente... Aquella melodía era hermosa, cálida, llena de paz... De pronto Jack empezó a recordar...

"Aimo aimo neederu ruushe

noina miria enderu purotea

fotomi...

koko wa attakana umi da yo

ruurei Qureia

sora wo mau Hilari wa namida

ruurei Qureia

omae wa yasashi midori no ko

aimo aimo neederu ruushe

nina miria enderu porotea..."

.

-Esa.... esa canción....

.

"fotomi...

koko wa attakana umi da yo

koko wa attakana umi da yo

mukashi minna hitotsu datta sekai

oide attakana sora da.... yo"

.

-Sara... Sara Nome...

-El hombre ave... él... está allí... -dijo ella

.

"tsunagu tenohira no ondo

de shizula ni me wo samasu...yooooo...."

.

-No!... Shin!.... -La imagen de un hombre con un lunar en su mejilla izquierda hizo que despertara sudoroso en su celda...

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

En su habitación en el hotel, Rick se levantó esa mañana algo agitado. Había tenido un sueño bastante extraño. Se paró de la cama, vio el reloj y se dio cuenta que faltaban solo unos minutos para que la alarma sonara.

Mientras se duchaba repasaba sobre los episodios del sueño, bastante parecido al que usualmente tenía... En él Roy le hablaba sobre la bendita nave descontinuada, el primer prototipo hecho por Lang, el Varitech Zero...

En su sueño también podía ver a Lisa caminando sobre una playa y desapareciendo entre la inmensidad del mar mientras él no podía siquiera moverse para ir tras ella. Desde ese punto para él, el sueño se convertía en pesadilla...

Luego, veía a un tipo bastante parecido a lo que recordaba del físico de Jack Archer, quien salía de la espesura del bosque corriendo desesperadamente para adentrarse al mar del mismo modo.

Roy llegaba a su lado y le tocaba el hombro. Rick pudo entonces moverse e ir tras Lisa y Jack. Nadó hasta las profundidades del mar. Allí, luego de bastante buceo, pudo encontrar a Lisa. Ella nadó hacia él, lo abrazó y lo besó. Rick cerró los ojos consumiéndose en un profundo beso... Entonces pudo escuchar una dulce pero extraña melodía cantada en un idioma que no podía entender.

Cuando Rick abrió los ojos, no era a Lisa a quien besaba, sino a una extraña y bella mujer con apariencia de aborigen... Rick se asustó, miró a todos lados y no veía a Lisa. Él salió a la superficie agitado y pudo verla tirada en la orilla de la playa junto a un hombre. Rick nadó hacia allá tan rápido como pudo y al llegar vio que Lisa estaba acostada inconsciente, mientras aquel hombre, de espaldas a él e hincado en la arena, la tenía entre sus brazos.

-Jack?

Jack giró y clavó sus ojos ámbares en él. Era una mirada asesina llena de odio que Rick no entendía.... Luego, Jack fijó nuevamente su mirada en Lisa... Él la veía con tristeza...

Rick corrió hacia ellos. Pero en el instante en que puso la mano en Jack, este volteó dejando a Rick intrigado... Ahora no era Jack, sino un extraño sujeto de mirada profunda y lunar en su mejilla izquierda. Y aquella mujer no era Lisa, sino la misma que lo había besado en las profundidades del mar.

-Qué estupidez de sueño... Creo que todas las misiones que debo cumplir se están juntando en mi cabeza –dijo Rick mientras salía del baño secándose.

De todos modos, tomó su celular y llamó a Lisa.

-Lisa

-Rick?

-Hola, amor... Te desperté?

-No, mi cielo. Ya iba saliendo para la base. Sucede algo?

-No... no es nada, Lili, solo quería escuchar tu voz.

-Oooww, yo también.

-Y mi hijo?

-Aún duerme. Anoche me la pasé con él jugando en nuestra cama, y con Moritz.

-Lisa!... No me digas que subiste a esa bola de pelos llamada Moritz a nuestra cama.

-Cómo crees? Claro que no!... Pero creo que te extraña a ti más que a Psycho.

-Pero yo no lo extraño a él!... Destruyó mis botas favoritas!

-Jajaja!... Desde entonces sigue durmiendo de tu lado.

-Nena, y tú me extrañas?

-Claro que te extraño, bebé... Me haces demasiada falta... La casa se me hace tan grande...Necesito que me abraces...

-Ya verás cuando te vuelva a ver.... –Rick sonrió pícaramente.

-No... Ya verás tú, cuando regreses... –dijo Lisa mientras subía al auto.

-Esa amenaza me gusta...

-Y eso que sabes que siempre soy de hechos más que de palabras...

-Ajá... –Rick seguía sonreído, pero de pronto su semblante cambió- Lisa, me harías un favor.

-Claro

-Eh... No vayas a ninguna playa mientras no esté yo... Me lo prometes?

-Ehhh... A una playa?... Está bien, pero porqué?

-Bueno, es que, tú sabes que en muchas playas aún existe radiación y no quisiera que ni a ti ni a Roy les fuera a suceder algo.

-Rick, no te preocupes. Tenemos mucho tiempo sin ir a una playa y no lo haré precisamente ahora que no estás...

-Bien... –Rick suspiró-... Bueno, preciosa, debo colgar; una misión me espera.

-Suerte, amor.

-Te amo, Lili.

-Y yo a ti.

Más tarde, con su uniforme de gala, Rick caminaba por los amplios pasillos de Base Darwin. Junto a él se encontraban los almirantes Donovan y Sukova. También estaban Eckless, Bott, Miriya y Psycho. Los otros de la comitiva de Rick, entre esos Oats y Hess, ya estaban sentados en primera fila en el lugar del evento.

Llegaron al lugar y se ubicaron en la mesa principal. A Rick le incomodaba sobre manera estar sentado en medio de esos dos almirantes tan obtusos.

-Como estrategas, estadistas y visionarios, definitivamente no le llegan a los talones ni a Global ni a mi difunto suegro –pensó él mientras veía el área llena a rabiar. La ceremonia era en los terrenos aledaños a la base militar.

Precisamente, esa siempre había sido la frustración de Donovan y Sukova; ser comparados con Henry Global y Donald Hayes... Por algo aún no habían llegado a ser "supremos".

La ceremonia fue emotiva... Héroes de la Primera Guerra Robotech que resultaron discapacitados por los enfrentamientos fueron condecorados. También, para su sorpresa, Miriya recibió una condecoración por parte de las mujeres pilotos de las RDF.

-Capitana Miriya Parino Sterling... -dijo Eckless-...reciba usted la condecoración "Amelia Eckhart" en grado de Gran Comendadora.

Miriya aceptó orgullosa y honrada tal distinción con un saludo militar impecable... Luego, fueron laureados los capitanes de cada uno de los escuadrones invitados....

Posterior a eso, vino la condecoración Póstuma para el Barón Rojo.... Psycho, su descendiente directo, se levantó del asiento y el almirante Sukova junto a un representante del legendario escuadrón JASTA de Alemania le entregó la medalla "Cruz de Caballero de la Gran Cruz de Hierro con Hojas de Roble en Oro, Espadas y Brillantes" en el Grado Máximo, al nieto del legendario aviador.

-La "Mit Goldenem Eichenlaub, Schwertern und Brillianten" que tanto merecía mi bisabuelo –dijo un emocionado Psycho en su mente.

Los aplausos no se hicieron esperar. Psycho dijo así un discurso que había preparado con anterioridad.

-.... Por lo tanto, Manfred Von Richtofen siempre mantuvo a sus muchachos de la JASTA 11 motivados... La motivación, algunas veces llamada "voluntad de combatir," claramente está relacionada tanto con el combate aéreo como con el terrestre. La motivación para combatir en el aire fácilmente puede identificarse con los conceptos de honor e hidalguía de las batallas del siglo XIX.

Von Richtofen admiró la valentía de los frentes de guerra... Se refirió a los húsares Napoleónicos como "los favoritos de las damas, ancianos y niños...de quienes se esperaban los más altos niveles de coraje, amenazante fanfarronería y reasunción"... Quienes daban la vida por su patria. Bajo éste concepto solía decir "Muéstrenme a un cazador de más de 30 años y yo les mostraré a un cobarde"... Muchos valientes no llegaban siquiera a vivir más de 20 años.

Las cartas e informes de combate del Barón Rojo que me fueron heredadas, están repletos de alusiones a la hidalguía, caballerosidad y caza. El escribió sus impresiones acerca de su más famoso adversario, el Mayor Lanoe Hawker, en términos sorprendentemente similares a los usados por un participante en un duelo de caballería en el siglo XIX: '...Pero él era un diablo valeroso. Conmigo atrás o por encima de él, tenía el coraje de mirar atrás y saludarme con la mano, como diciendo, "¿Cómo van las cosas?" Era un gran jugador, pero yo sabía que al fin y al cabo mi presencia tan cerca atrás de él iba a ser más de la cuenta'.

El Barón Rojo tenía una entonación similar para criticar a su hermano Lottar, quien también era un as, por ser más tirador que cazador. La motivación del combate, en opinión del Barón, debe ser como la del competidor de caballería del siglo XIX, y no la de un fanático sanguinario... Si El Barón fuera a seleccionar las características más valiosas de un aviador de caza, agresividad sería una de las más importantes, pero también la inteligencia, el honor, y la lealtad para con su raza..."

Psycho continuó su discurso y al finalizar fue aplaudido de pie... Luego fue el turno de Rick. Donovan leyó el impresionante curriculum del joven capitán y realzó sus valores y acciones heroicas, incluso de manera algo exagerada para el gusto de Rick.

-... En base a lo antes expuesto, el alto mando Australiano, en consenso con los generales de los escuadrones más importantes de la Tierra Unida otorgamos al Capitán Richard Andrew B. Hunter H. la primera medalla "As Supremo Manfred Von Richtofen", al heroísmo y al valor, por comandar los escuadrones de las RDF de manera extraordinaria.

Para Rick y para Psycho fue una grata sorpresa saber que la Tierra Unida y las RDF ahora contaban con esta nueva medalla en honor al Barón Rojo.

-Una más, Rick... –dijo Miriya en voz baja mientras aplaudía emocionada.

El discurso de Rick fue del agrado de todos... Al final del evento se ofreció un exquisito bufete... Rick hizo acto de presencia y los protocolos necesarios. Luego le dio indicaciones a Miriya, Oats y Hess.

-Chicos, como saben, los demás partirán mañana de regreso a Base Macross comandados por Psycho, pero ustedes tres deben permanecer aquí en Darwin hasta que yo les indique que podemos partir.

-Capitán, pero porqué no nos lo había dicho antes? –preguntó Miriya sorprendida- Sucedió algó?

-Solo son nuevas instrucciones del almirante Global.

-Bueno, las órdenes suyas y del Almirante siempre deben cumplirse...-respondió-... De todos modos debo informar a Max de las nuevas asignaciones.

-Por supuesto, Mir.

-Jefe, nosotros siempre estamos listos para la acción –dijo Hess cuadrándose.

-Por ahora ustedes deben regresar al hotel y esperar mis instrucciones. Yo debo partir a una misión especial en el condado de Buffalo Creek.

-Buffalo Creek?... Y qué hará allá, jefe? –preguntó Oats

-Eso es algo que no te incumbe... Ya lo sabrás a su momento... Ahora me retiro.

En el hangar, un Jet privado esperaba a Rick.

-Maurice, está todo listo?

-Todo listo señor. Las órdenes ya fueron dadas.

-Bien... Espero que todo salga como lo hemos planeado.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Cárcel de Buffalo Creek

Jack almorzó a eso de las tres de la tarde y luego se dio un baño... Como todos los días, había estado practicando toda la mañana en un simulador de batallas de Varitech que el alto mando australiano había incorporado al plan de rehabilitación de reos aptos y ávidos por unirse a las REF gracias a la gestión de Bott. Aquel simulador tenía al menos seis meses de estar allí.

-Shin Kudo...porqué sueño tanto con él?...Él está muerto... –se dijo a sí mismo en su mente-... Y ahora para rematar se me aparece la loca y sexy aborigen que tenía de novia.

-No haz perdido la destreza, Jack... estás invicto en el simulador...- Le decía Sangriento interrumpiendo sus pensamientos y entrando en la celda de Jack, quien se terminaba de colocar unos jeans, una camisa de algodón blanca y ahora se amarraba sus zapatillas –Sigues siendo el mejor.

-Ja!... "El mejor"... –Jack bufó mientras peinaba su cabello mojado-... Eso suena dantesco.

-Capitán Archer... –Bosinsky, quien seguía de turno hizo su aparición en el lugar.

-Ese soy yo, amigo...

-Acompáñeme, por favor.

-Sucede algo? –pregunto Sangriento frunciendo el ceño.

-No lo sé. El alcaide me llamó especialmente para que lo viniera a buscar y lo llevara al área de visitas.

-Visitas?... Para mí?

-Así, es, capitán.

-Sabes de quién se trata?

-Es alguien del Alto Mando.

-Pues si son Donovan, Sukova o algunos de sus corruptos emisarios puedes decirle que se jodan!... Prefiero pudrirme en esta cárcel antes que sucumbir ante sus peticiones de hacer lo que a ellos se les venga en gana!

-No son ellos.

-Pero, cómo?... Entonces quién?

-Venga conmigo.

-Cualquier cosa, Jack, los muchachos y yo estaremos pendientes –dijo Sangriento con la mirada fija en Bosinsky.

Jack caminó por los pasillos ante la algarabía de los demás reos. Algunos se quejaban del eterno trato preferencial para con el ex mercenario. Ante ciertos improperios que escuchaba, el piloto solo se limitaba a esbozar una pequeña sonrisa.

-Hey, Bosinsky, porqué tanta especialidad con ese niño bonito?... Acaso es tu ramera? –decía un reo que detestaba a Jack.

-Cállate idiota, o te meteré en las celdas de los bisexuales hambrientos para que seas carne de presidio! –gritaba el custodio dando un toletazo con descarga eléctrica a los barrotes.

Antes de bajar a la siguiente sección, se detuvo en la escalera. Desde allí se podía ver de cerca el salón de visitas. Estaría completamente vacío de no ser por una figura de un hombre que no lograba reconocer.

-Bosinsky, quién es él?

-Mis instrucciones fueron guiarlo hacia él y no abrir mi bocota.

-No recuerdo a ese tipo con cara de modelo de portada de la revista Men´s Health...-dijo Jack mientras su mirada seguía clavada en Rick-... No será un error?

-No, capitán...vamos...

Al llegar, Jack entró al recinto. Bosinsky, dos custodios más y los tres escoltas de Rick se quedaron afuera. La puerta se cerró... Jack caminó con paso firme por el gran salón, hacia la esquina donde se encontraba Rick, delante de una mesa.

Frente a frente... Sus miradas eran penetrantes.

Azul y ámbar se cruzaron...

Ambos se estudiaron... Ese hombre era un poco más bajo que él, delgado pero de gran contextura atlética que se notaba fácilmentea través de sus ropas. Vestía fino y moderno... Se apreciaba que aquel tipo no era un cualquiera. Sus ojos profundamente azules brillaban como el mismo mar y denotaban un aura de seguridad y tranquilidad... Su rostro perfecto y apuesto era como el de un modelo de pazarella o la de un protagonista de película taquillera...Por su porte digno, firmeza, apariencia y postura corroboraba efectivamente que se trataba de un militar de rango, aunque joven, bastante experimentado.

-... Y bien....-Jack frunció el ceño y movió un poco la cabeza sin dejar de verlo.

Rick bajó la cabeza y cuando la alzó una pequeña sonría aparecía en sus labios. Él Podía ver que físicamente que Jack no había cambiado en nada. Era prácticamente el mismo sujeto que había conocido más de diez años atrás. Ahora no lo veía tan inmensamente alto como en ese entonces. Casi estaban del mismo tamaño, aunque Jack seguía siendo un poco más alto... No llevaba aquella argolla en su oreja y su cabello era más corto... Por lo demás, era el mismo tipo delgado pero atlético, de espalda amplia, facciones finas, mirada expresiva y porte militar... y continuaba teniendo aquel semblante de arrogancia, rudeza y altivez que tanto lo caracterizaba y que junto a un físico envidiable lo hacían tan terriblemente atractivo con las féminas.

-Veo que el tiempo no ha pasado sobre ti, Jack... te vez igual que como te recuerdo... Aunque no sé si las pizzas te siguen gustando tanto como me gustaban a mí, a Helena, y a Roy.

El pulso de Jack se aceleró un poco. Su memoria recorrió imágenes y sucesos del pasado... Claro!... Esa mirada... Esa profunda mirada azul... Ese niño risueño e inquieto 'que no dejaba en paz a un jovencísimo Jack'... y ese hombre sereno y determinado frente a él... Eran los mismos...

-Rick?... Rick Hunter?

Rick asintió

-Me alegra verte bien, capitán Archer...

-Rick... no puedo creerlo!... Nunca pensé que vendrías a este lugar...

Para ambos fue un momento más emotivo de lo que habían pensado. Aquello residía en que habían sido los dos militares más apegados a Roy Fokker. Era como si el recuerdo de Roy de repente se detuviera en un lapso de tiempo y espacio, y estuviera allí junto a los dos...Quizás fue por eso que se dieron un fraternal abrazo.

Cuando finalmente los recuerdos de Roy se hicieron a un lado, los dos hombres se sentaron frente a frente en la mesa.

-Pues aquí estoy, capitán...

-Qué?... pero cómo?... Qué demonios haces aquí? –decía Jack sin entender el motivo de aquella presencia.

-Vine para sacarte de aquí, Jack.

Jack no daba crédito a lo que escuchaba. Pero creía entenderlo.

-Cuál es la condición? –dijo mientras prendía un cigarrillo

Rick ladeó su sonrisa.

-Vamos, Rick... Supongo que debes tener más medallas que yo, pero yo llevo más tiempo que tú en esto... Conozco el actuar de los altos mandos de las RDF... Sé que no me quieren sacar de aquí para llevarme a un Spa... Así que dime qué es lo que está sucediendo.

-Queremos tu regreso a las RDF –Rick no iba a perder el tiempo con discursos demagogos que le quitaran el tiempo.

-Qué?... De ninguna manera!... –dijo Jack botando el humo de cigarrillo y poniéndose de pie- Acaso Donovan y Sukova te enviaron?

-No. Para que estemos claros pondré las cartas sobre la mesa; soy del bando contrario al de esos dos almirantes sinvergüenzas...

-Lo dices en serio?

-No tendría porqué mentirte?... Quién me envía es el Supremo Almirante Global.

-Global?... Y porqué quiere mi regreso?...

-Siéntate y escúchame.

Rick le explicó a Jack todo lo concerniente a la lucha de poderes dentro de las RDF y la formación de los nuevos escuadrones para la misión espacial. Durante varios minutos estuvieron charlando al respecto.

-Pero yo sería como una piedra en el zapato. Sabes que tengo muchos enemigos en el alto mando debido a mi pasado.

-Global piensas que eres el mejor capacitado para liderar el nuevo escuadrón, Jack... Y yo estoy de acuerdo con él. Tu currículum en Base-6 al frente del escuadrón Valion es impresionante y tu trabajo contra los Scavengers y Defoliators ha sido impecable.

-Pero de qué diablos me ha servido eso, Rick? –Jack se puso de pie y lo miró fijo- Mira cómo me han pagado esos cabrones!

-Jack ellos cometieron un error garrafal, y ten por seguro que más pronto de lo que crees pagarán por ello –respondió Rick-... Pero si nos vamos a la realidad, tú tampoco fuiste un santo, amigo... Lo sabes... si lo ponemos en una balanza inclusive, ¿En dos años haz logrado expiar tus culpas?

Jack lo miró fijo... Prendió otro cigarrillo.

-No estoy seguro, Rick... Las RDF me han decepcionado. No se trata solo de mí, sino de los otros chicos de mi escuadrón. Muchos incluso cayeron en combate por dejarnos tirados como perros mientas las fuerzas de Zeraal nos acribillaban.

-Tus hombres murieron como muchos otros, incluyendo a los Jolly Rogers.... y a Roy...

-Porqué diablos te empeñas en recordármelos.... son dos cosas totalmente distintas!

-Pero el punto es el mismo!... Vas a sucumbir ante los deseos de esos dos almirantes?... Acaso no ves que ellos se alegran de que estés aquí?... Vas a dejar aquí toda tu juventud, cuando puedes luchar por nuestro planeta y rehacer tu vida... Incluso formar una familia como siempre lo quisiste, porque recuerdo que el Jack que conocí tenía muchas ilusiones... incluso estabas enamorado...

-Lisa... –pensó Jack calladamente-... Sí... quisiera verla...

-Rick... Tú que estás en las RDF, acaso conoces... –Jack se detuvo

-Acaso qué, Jack?

No, mejor hablaría sobre ese tema después... Ese lugar no era el indicado para hacerlo... Ni aquella era la mejor circunstancia.

-Eh... no, olvídalo –aspiró un poco de su cigarrillo.

-Como te decía. Global te ofrece recuperar tu rango, tu estabilidad económica, y un escuadrón al cual dirigir.

-Vaya, cuanto cariño hacia mi persona...

-Mejor, imposible...

-No te puedo negar que es tentador. Es como ir al cielo en un expreso.

-Entonces, capitán Archer... Qué decides?... Rehacer tu vida o pudrirte en esta mazmorra?

-Rick, entiéndeme, no puedo hacerlo!

-Jack, no puedo creer que tanto te guste el color desgastado de las paredes y el aire viciado de este maldito lugar!

-No es tan fácil!

-Y porqué demonios no lo es?... Con todo lo que te ofrece Global a cualquiera le hubiera dado un paro cardiaco por la emoción... –dijo Rick subiendo el tono de su voz-... O acaso deseas alguna otra cosa?... Suministro de cigarros indefinidamente?

Jack se restregó el rostro con sus manos y respiró hondo.

-Rick, entiende que no puedo irme y dejar aquí en la cárcel mis muchachos solos, a la merced de Donovan y Sukova... Ni tampoco a los otros que están en la Base de Darwin...Los Valions son mi equipo. La mayoría fueron reclutados por mí en distintas partes del mundo... Yo los entrené, yo los formé!... Jamás voy a darle la espalda... No me iré sin ellos. Así que dile a Global que si desea mi regreso a las RDF, somos todos, o es ninguno.

Rick sonrió...

-Eso es todo?

Jack se extrañó

-Pues...sí!

-Eres un idiota, Jack... hubieras empezado por allí...

-A qué te refieres con eso?

-No tengo que consultar con Global para ello... Esa decisión la tomo yo.

-En serio?

-Crees que este lugar me da ganas de bromear?... Para qué soy el líder de las RDF? –preguntó Rick arqueando una ceja- Claro que es en serio... Conociendo a Roy y la forma en como nos inculcó el trabajo en equipo, supuse desde antes de venir a Australia que no irías a Macross sin tu equipo...

-Entonces... podemos?

-Por supuesto!... Best, Elkis, Taylor, Casidy, Dementiev, Vilanova, Kaneshiro, Silva y los hermanos Valdéz... Son diez en total no?

-Así es... –respondió Jack sorprendido y emocionado de ver que Rick se sabía sus apellidos de memoria.

-Pedí sus expedientes hace un par de días atrás y tienen muy buen récord, al igual que una gran cantidad de horas de vuelo...

-Pues claro que las tenemos!... Los Valions hemos sido los que verdaderamente hacíamos el trabajo en esta maldita región.

-Entonces... Tenemos un trato? –Rick alzó su mano

Jack lo miró fijamente, botó el corte del cigarrillo y apretó fuertemente la mano de Rick.

-Trato hecho!

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Al día siguiente, Jack Archer y los tenientes Patrick "Sunshine" Elkins y César "Sangriento" Best se encontraban en él área de revisión antes de la salida de la cárcel. Previamente se habían despedido de sus amigos del penal.

-Capitán, lo vamos a extrañar –dijeron algunos custodios, entre ellos los sargentos Collins, Modford y Bosinsky.

-Pronto tendrán noticias mías, chicos, así que no se preocupen... Siempre estoy en la farándula –dijo quiñando un ojo.

-Fue un placer ser huésped de esta fatídica cárcel –dijo Sunshine haciendo una reverencia.

Jack estaba feliz, pero repentinamente se crispó cuando no encontró entre sus cosas personales el collar de su madre; un collar con crucifijo de oro y esmeraldas que su padre le había regalado a ella poco antes de morir.

-Vaya, vaya, así que te vas, Archer –añadió Wallace, el jefe de los custodios. Un tipo de lo peor, arrastrado a los almirantes corruptos, que en verdad caía bastante mal.

-Wallace, además de golpear a los reclusos por hobbie, y no hacer nada más que rascarte las bolas, eres el encargado de la oficina de pertenencias personales de los reos. Me podrías decir dónde demonios está mi crucifijo?

-Crucifijo?.... Lo siento, pero no soy cristiano... Odio a esos fanáticos, sobre todo a los católicos latinoamericanos y a los de Irlanda de Sur, tanto como odio al mismo Jesucristo... Me llevo mucho mejor con Satanás, jajajaja!

Jack frunció el ceño y apretó los puños.

-Aquí están apuntadas mi lista de pertenencias y puedes ver perfectamente que dice "crucifijo de esmeraldas" en la quinta línea –dijo Jack mirándolo fijo.

-No sé de qué me hablas, yo no he visto nada.

-Wallace, el capitán Archer tenía un crucifijo entre sus pertenencia, lo recuerdo perfectamente –dijo Collins

-Pues yo no me acuerdo de eso –respondió el custodio viéndose las uñas de las manos –debe ser que tengo lagunas mentales.

-Wallace, estoy a punto de perder mi paciencia...-dijo Jack- Devuélveme el crucifijo a-ho-ra.

-Te digo que no sé de que me hablas, idiota!... Los crucifijos son creencias de gente miserable y estúpida como tu familia!

Jack se abalanzó sobre él como un tigre y le hizo una llave al cuello de forma tal que impedía la entrada del oxígeno a los pulmones de Wallace.

-Quítenmelo! –decía Wallace a duras penas.

-Jack, Jack!...-No vayas a hacer una locura, Jack!... estamos a punto de salir de aquí –decía Sangriento tratando de quitarlo de encima del custodio

-Capitán, no lo haga! –decía Sunshine

-Dame mi crucifijo, hijo de perra!... o haré que te reunas con Satanás antes de lo que piensas.

Los otros custodios apuntaban con una pistola a Jack.

-Vamos, capitán, esta no es la manera de arreglar las cosas!- decían Modford y Collins

-Suéltame! -decía Wallace desesperado.

-No me importa si me quedo en este infierno!... Ese collar era de mi madre y para mí vale más que tres como tú –decía Jack enfurecido ahorcando a Wallace- Dame el maldito collar!

-Dile donde está el collar Wallace –gritaba Bosinsky- no seas idiota!

-En la... segunda... casilla de... mi casillero! –dijo Wallace a duras penas y rojo como un tomate por la falta de aire.

Jack lo soltó y lo tiró al piso como si fuera un perro... Wallace cayó estrepitosamente mientras tosía y tomaba aire... Bosinsky se abalanzó a quitarle sus llaves y procedió a abrir dicha casilla.

-Aquí está, capitán! –el custodio abrió la casilla le entregó el collar.

Jack procedió a verificarlo y constató que el crucifijo estaba intacto. Le dio un beso a la cruz y procedió inmediatamente a colocárselo.

-Acaso no van a ser nada, idiotas?...-gritó Wallace- No ven que casi me mata?

Los otros custodios no hicieron nada. Wallace lo merecía, además le caía mal a casi todo el penal.

-Creo que con eso no te quedarán más ganas de meter la mano en las pertenencias de los reos – le dijo Collins.

-Púdrete, Collins!

-Gracias a Dios que no veré más tu asquerosa cara –le dijo el ex mercenario al custodio corrupto.

-Capitán Archer, ya llegó el capitán Hunter –decía Modford viendo hacia fuera.

-Bien, chicos, ya nos vamos –dijo Jack acomodándose la camisa- Disculpen por este incidente de última hora, pero a las manzanas podridas es mejor quitarle los gusanos... Nos vemos.

Sunshine le tiró un besito a Wallace a manera de sarcasmo, mientras el malvado custodio le enseñaba el dedo del medio como gesto obsceno, no sin antes ser víctima de una mirada aterradora por parte de Sangriento.

-Te salvaste que Jack estaba de buen humor, escoria –le dijo Sangriento a Wallace.

-Adiós y suerte, capitán!.. Y ustedes dos, pórtense bien...- dijeron los tres hombres que los custodiaron hasta la salida. Allí Rick y dos carros Hummer los esperaban.

Rick veía a la delegación de Jack acercarse. Él había ido a buscarlo aquella mañana junto con Miriya, Oats y Hess... En vez de ir hacia el suroeste hacia la ciudad principal de Darwin, partirían hacia el sureste, a un suburbio llamado Yarawonga, donde estaba la casa de Archer... Una región famosas por sus ríos y pantanos.

-Jefe, cual es Archer? –preguntó Oats a Rick, mientras los veía venir

-El alto de cabello azabache.

Oats frunció el ceño.

-Así que ese es el tipo del cual Izzy estuvo profundamente enamorada –dijo en su mente.

-Algún problema?

-No... no, señor!

-Michael... –dijo Rick recordando la pasada relación entre Jack e Issy y el tormentoso y fallido noviazgo entre ella y Oats-... te advierto que no quiero ningún tipo de provocación a Archer, entendido?

-Eh... si señor...

Ambos grupos se encontraron. Los custodios se despidieron y cerraron las enormes puertas del penal.

-Todo bien, Jack?

-Todo bien, Rick.

Jack, te presento a mis tenientes, Michael Oats y Rudolph Hess, los Skull 1 y 2, respectivamente.

-Capitán! –dijeron ambos cuadrándose... Jack saludó de la misma forma aunque notó algo raro en la mirada de Oats.

-A la capitana Miriya Sterling creo que la conoces.

Al escuchar ese nombre, Sunshine casi colapsa de la emoción.

-Hola Jack, años sin verte...-dijo Miriya con un saludo militar, y luego un apretón de manos.

-Desde la batalla de la Lluvia de la Muerte de Dolza, para ser específicos... -recordó Jack-... Y qué hay de Max?

-Muy bien. En estos momentos suple a Rick en Base Macross.

-Lluvia de la Muerte?... Wow, bastante tiempo, amigo –dijo Rick a Jack- Lástima que cuando regresé de la tierra, tu escuadrón ya se había marchado.

-Así es... La verdad es que estaba consternado y regresé a la Luna. Pensé que algunas personas importantes para mí habían perecido.

-Dios mío, Miriya Sterling!... No lo puedo creer! –El joven teniente de ojos azules y rizos de oro estaba a punto del infarto.

-Eh... Capitana, este es uno de mis tenientes... –dijo Jack algo apenado con la actitud tan efusiva de su pupilo.

-Patrick.... Patrick Elkins –dijo el rubio haciendo un saludo militar y luego ofreciéndole la mano a la zentraedi-... Pero todos me dicen "Sunshine"... bueno, por lo del cabello; dicen que soy como un sol por lo rubio y los rizos y los ojos azules... Además de que como buen australiano me gusta el Surf Pero eso es lo de menos... Lo importante es que soy su fiel admirador, capitana!

-Eh... sí...- agregó Miriya un tanto divertida por la extraña actitud de aquel chico.

-...Y como saben –dijo Jack metiéndole un codazo a Sunshine y presentando a su otro teniente-... éste es mi mano derecha, el teniente César Best.

-Es un honor conocerlo, capitán Hunter... –agregó cuadrándose el hombre de largo y sumamente lacio cabello oscuro y ojos tan negros como la noche, originario de la casi extinta tribu americana Cherokee, mejor conocido como Sangriento-... Igualmente es un honor conocer a la capitana Sterling y a ustedes, tenientes.

Rick asintió. Luego le pasó unas llaves a Jack.

-Como lo acordamos, Archer, iremos a tu casa en Yarawonga. Espero que tus otros tenientes lleguen mañana temprano.

-Gracias, Rick... Estoy seguro de que cumplirán puntualmente.

Jack partió en el primer Hummer junto a Sangriento y Sunshine, Rick manejaba el segundo Hummer junto a Miriya, Oats y Hess...

Yarawonga quedaba a media hora de camino. Era un suburbio rodeado de cafés, restaurantes y entretenimientos, pero también por grandes ríos, lagunas, arrecifes coralinos y pantanos, utilizado por muchos para tomar refrescantes baños, pero dichos parajes naturales podían llegar a ser muy peligroso en algunas épocas del año por la presencia de cocodrilos...

-Jack, notaste lo mismo que yo? –preguntó Sangriento

-Sí, al parecer no le caigo muy bien al tal Oats... Podrías averiguar sus motivos más tarde con el teniente Hess?

-Dalo por hecho!

-La verdad yo no me fijé! –Sunshine miraba hacia atrás para lograr ver a la hermosa zentraedi en el otro carro-... estaba muy concentrado viendo a Miriya... No puedo creer que ayer estuviera viéndola en la televisión, y hoy la tengo en persona tan cerca de mí!... Es un sueño hecho realidad!... Es preciosa!

-No estabas concentrado... –agregó Sangriento-... Estabas haciendo el ridículo!

-Jajajaja! –Jack se reía con aquella situación del chico.

En el otro Hummer...

-Parece que "Sunshine" está encantado contigo, Mir –dijo Oats- Eres toda una "killer" entre los hombres, jajaja!...

-Sí... –añadió Hess-... Aún rompes corazones, capitana.

-Lo único que romperé de sendas trompadas será tu cara junto a la de "Sunshine" y Oats, si no dejan de fastidiarme!... Yo solo tengo ojos para Maximilian!

-Todavía no entiendo que le viste a Max! –dijo Hess

-Le vi todo aquello que a ti te hace falta o que no tienes...-respondió la zentraedi traqueándose los dedos.

-Jajajaja!... No quieras ver a Mir enfadada, Hess –dijo Rick

Media hora después llegaron a la casa de Jack. Era amplia y de dos pisos. Al llegar, una mujer los esperaba de pie junto a la puerta.

-Jack! Jack!... –la linda rubia de ojos verdes, cabello largo y unos ajustados y cortísimos jeans se abalanzaba sobre el ex mercenario engarzando sus piernas sobre la cintura de éste y dándole un beso como de película.

-Vaya, pero que saludo tan efusivo...- Comentaba Miriya a Rick en voz baja.

-Porqué diablos a mí no me reciben así? –preguntó Sangriento

-Yo también quiero ese tipo de recibimientos! –agregó Hess sonreído.

-Eh... Rick, ella es Tiffanni, mi vecina –dijo Jack sonrojado mientras la chica se prensaba a su cuello-... Ella ha cuidado mi casa durante los últimos 24 meses que estuve en el bote.

-Ah, ya la recuerdo!... Esa era la chica de las visitas conyugales del jefe, jejeje! –dijo Sunshine a Sangriento con una enorme risotada-... Aunque también me pareció ver a una pelinegra...

-Jaaaack! –Una bella pelinegra llegaba en esos precisos instantes sobre un lujosísimo auto rojo descapotable. La chica bajó apresuradamente y corrió hacia él-... Amor, me enteré que saliste de la cárcel!-.... La pelinegra hacía a la otra a un lado aparatosamente y abrazaba al piloto.

-Oh-oh... creo que te refieres a esa –dijo Sangriento-... Es Ámber.

-Me parece que a Archer se le "juntó el ganado" –le comentó Rick a Hess con una sonrisa.

-Qué haces aquí, estúpida? –preguntó la rubia furiosa

-Tú cállate, golfa de poca monta! –Contestó la pelinegra... Las mujeres estaban a punto de jalarse las greñas.

-Baaastaaaa!...-dijo Archer separándolas-... Acabo de salir de prisión y ya me están dejando en ridículo!... Más tarde hablaré con ambas. Por ahora debo resolver unos asuntos...

Rick miraba aquello con la boca abierta. No podía creer que Jack siguiera siendo el de siempre en ese aspecto. Era como estar viendo al mismísimo Roy Fokker en apuros.

-Jajajaja!- esto está de película, dijo Oats cruzando los brazos.

Al entrar, los siete se fueron acomodando en los cuartos de arriba.

Jack cedió su cuarto a Miriya para que estuviera más cómoda; él se ubicó en un segundo cuarto con Rick... Sunshine y Sangriento se instalaron en el de al lado y frente a ellos, en el último cuarto se acomodaron Oats y Hess.

Rick arregló sus pertenencias sobre un escaparate de madera. Debía esperar hasta mañana para aglutinar a los otros componentes del equipo de Archer. Luego Partirían a Denver para un entrenamiento exhaustivo y secreto, para finalmente retornar a Macross.

Cuando bajó las escaleras vio a Archer sentado en el sillón, con las piernas sobre la mesa de centro y tomando un par de cervezas mientras veía televisión con ambas chicas, una en cada lado.

-Sigue siendo un pilluelo! –dijo Rick en su mente moviendo la cabeza negativamente con una sonrisa, en cuanto vio aquella escena.

La pelinegra volteó a verlo mientras bajaba. Era bastante joven, alta, de rasgos finos, cabello largo y lacio, y grande y firme trasero.

-Jack, quién es tu guapísimo amigo? –preguntó ella

-Es el capitán Rick Hunter, líder de las RDF.

-Las RDF?... osea, Jack, que también es piloto igual que tú! –dijo emocionada la rubia de senos exuberantes y aspecto de cabeza hueca.

-Así es.

-Hola capitán, soy Ámber –dijo la pelinegra guiñando un ojo.

-Y yo soy Tiffanni Daws –añadió la otra cruzando las piernas provocadoramente.

Ante los coqueteos de las chicas, Jack sonrió, viendo la expresión de asombro y la sonrisa de consternación en la cara de Rick.

A eso del mediodía el sol arreció. El calor era insoportable. Miriya decidió ir a dar una vuelta. Sunshine se ofreció de guía turística con la excusa de que las calles australianas eran peligrosas. Miriya aceptó, pero con la sinceridad que la caracteriza le dijo que no la fastidiara, o saborearía el poder de su puño.

Sangriento, Hess y Oats prefirieron jugar una partida de cartas y ping-pong en la terraza frontal, mientras tomaban cervezas y conversaban amenamente.

Aprovechando que las chicas no estaban por el área, Jack subió al carro y le dijo a Rick que lo acompañara... Luego de unos minutos llegaron a un gran y hermoso río cuya cascada caía como si fuera un paraíso escondido.

-Wow!... Este lugar es precioso, Jack!

-Es mi lugar favorito. El agua es pura y cristalina... Siempre solía venir aquí a nadar en días como estos... –decía el ex mercenario mientras se quitaba la ropa y quedaba como Dios lo había traído al mundo-... Necesito un chapuzón para quitarme el karma negativo de la cárcel.

-Acaso no le temes a los famosos cocodrilos australianos?-preguntó Rick

-No... Ellos me temen a mí, jajajaja!...-Jack bufó-... Hablando en serio, aquí nunca he visto uno. Deberías meterte, Hunter, te hará bien recargar energías!

Jack corrió, se impulsó y dio un gran salto, para sumergirse al agua por medio de un clavado perfecto... El ex mercenario se sumergió por varios minutos hasta que finalmente salió. Él sentía que su cuerpo y su espíritu se revitalizaban por medio de esa baño.

-Oh, que diablos! –Rick también quitó su ropa y luego se sumergió al agua de igual manera. Total, tenía tanto tiempo que no iba a un lugar así.

Nadaron por bastante rato y luego empezaron a charlar sobre asuntos oficiales, más que personales. Jack estaba sentado en una roca en medio del estanque, con el agua llegándole por el pecho. Rick se mantenía sentado en otra piedra, un poco más alejado, pero no tanto como para mantener una buena comunicación.

-...Entonces Edwards se ha aliado a Leonard, Morán y los demás? –preguntó Jack

-Así es!

-Ese tipo siempre me ha caído mal!... una vez nos fuimos a los puños en una discoteca –le dijo Jack.

-Si, recuerdo que supe algo así... Roy aún vivía para ese entonces.

-Edwards envidiaba a Roy desmesuradamente.

-He tenido que aprender a sacar el librito para poder "torearlo"... A veces, T.R. resulta demasiado astuto.

-Y sobre el escuadrón...-preguntó Jack

-Como te lo confirmé, se llamara "Lobo", igual a como se llamaría en un principio.

-No puedo creerlo!... Es como si de pronto todo mi pasado regresara, pero de una forma diferente. Quizás, como siempre debió ser.

De pronto, Jack hizo un movimiento hacia su lado izquierdo al intentar tirarse algo de agua en la cara. En ese momento, Rick pudo ver el tatuaje del brazo de Jack.

-Así que te llegaste a hacer el tatuaje con el nombre de tu chica...

-Sí...

-"Elizabeth", que coincidencia...- pensó Rick –... Después de todo es un nombre bastante común.

-... Y sobre lo de ese día, ahora recuerdo, es cierto... estabas allí, pero Roy no dejó que me acompañaras.

-Ajá... –Rick asintió-... Y que dijo ella cuando le enseñaste el tatuaje con su nombre.

Jack sonrió. Puso sus manos en la piedra miró hacia la cascada con los ojos brillantes....De solo pensar en lo que sucedió entre Lisa y él durante toda esa noche... Hacía más de diez años desde aquella vez en que hicieron el amor.

-Esa vez, fue genial, Rick... Ella se sintió impresionada por ese detalle. Nunca nadie anteriormente le había demostrado que ella era tan importante para una persona, como lo hice yo con ese gesto... Ella tocó las fibras más íntimas de mi corazón y yo él de ella... La tomé en mis brazos....y él fuego ardió durante toda la noche... No sé porqué diablos tuvo que amanecer... Nunca he sido tan feliz con una mujer como lo fui esa vez... Tan tierna, tan dulce, tan bella... pero tan inalcanzable para mí... Ella fue como un sueño del cual no quise despertar, y del cual no quisiera despertar jamás...

El rostro de Jack de repente tomó un semblante de tristeza y nostalgia.

-Vaya, entonces eso sí que fue intenso... Se nota que la quieres mucho.

-La adoro!... Nunca he dejado de hacerlo... Su recuerdo siempre me da fuerzas... Sabes, nuestra relación fue extraña. Quizás yo la amé más que lo que ella me quiso... O quizás me enamoré solo... Pero lo cierto es que aún la amo y quiero volver a verla... –dijo Jack frunciendo el ceño-... La quiero conmigo, a mi lado... Es la única mujer a la que realmente he amado en toda mi vida.

-Pero entonces, cuál es el problema?... Qué se interpone entre ustedes?

-El destino... Siempre ha habido obstáculos en nuestro camino. Cuando la he buscado, no la he encontrado, y cuando he podido verla, no he querido... Lo peor es que existe una posibilidad de que ella esté casada... Es cómo si el timón del rumbo de nuestras vidas se empeñara una y otra vez en separarla de mí... Quizás sea porque no la merezco... o quizás el no tenerla sea mi verdadero castigo por todo lo que hice en mi pasado.

-Pero dónde diablos está esa mujer que te tiene como loco?

-Eso era precisamente lo que iba a hablar contigo. Quiero que me ayudes a encontrarla, ella es una oficial y de hecho es la hija de...

-Jack!... Jack!... Sabíamos que estaban aquí!

-Hasta que al fin los encontramos!

-Oh, diablos!... Qué acaso no puedo tener paz? Como carajos me encontraron?... –La rubia y la morena hacían aparición en aquel río en el carro rojo, junto a dos amigas más, igual de bellas que las primeras.

-Oye Jack, qué demonios están haciendo tus amigas? –preguntó Rick al ver que las mujeres se desnudaban.

-Quitándose la ropa... Creo que nos van a hacer compañía, viejo...

-Queeeé? –Rick no daba crédito a lo que escuchaba.

Las cuatro mujeres se desvistieron frente a ellos y quedaron desnudas... Tiffanni y Amber buscaron a Jack y se aferraron al ex mercenario mientras lo besaban y abrazaban. Las otras dos mujeres se dirigieron hacia Rick, quién estaba en estado de shock, sin saber qué hacer.

-Capitán Rick... -dijo Amber-... Ellas son mis amigas, Tori Sullivan y Pam Barsby.

Tori era una pelirroja pecosa de cabello largo y lacio y curvas de infarto, y Pam, era una castaña de largos cabellos rizados, ojos negros y hermosa cara.

-Pero que rostro tan lindo y exótico tienes!...Eres más guapo de lo que me dijo Amber- añadió la pelirroja sentada a su lado y tomando a Rick por la quijada.

-Rick, me encantan tus ojos, eres bello... -dijo la otra dándole un beso en la mejilla.

-Jaaaack! –dijo Rick cuando sintió la mano de la castaña tocar su parte íntima.

-Ohhh, pero qué bien dotado!... así me gusta...- dijo la atrevida, con una sonrisa...

-Señoritas, qué les sucede?... Acaso no conocen la palabra integridad? –dijo Rick consternado y molesto mientras quitaba las manos de las mujeres de su entrepierna.

-Jajajajaja!... Rick, relájate y disfruta de la ocasión...-dijo Jack- Cuando lleguemos a Macross nos espera mucho trabajo y un gran estrés... Sobre todo por el idiota de T.R., Leonard y los demás.

-Demonios, pero qué es esto? –dijo Rick quitándose a la castaña de su espalda.

-Esto es hospitalidad australiana! –agregó el ex mercenario- Además no te hagas el santo, Hunter!... Roy me contó que eras bastante terrible con las adolescentes cuando estabas en California y ganabas esos concursos de aviación!...

-Qué?...pero...

-Eras popular entre las pubertas, Rick... y también con algunas mayorcitas, jajaja!

-Qué Roy te dijo qué?... –le preguntó Rick con una sonrisa de asombro

-Creías que no lo sabía?...-añadió Jack arqueando una ceja- Me contó de tus "proezas" con la tal Jessica Fisher y que además, cada vez que él regresaba a la granja de madrugada, algunos fines de semana, te encontraba en la cama con una diferente...

-Ese maldito bocón!... Qué acaso no lo publicó en un periódico?

-No se vale insultar a los difuntos bocones, jajajaja!

-Eso fue una exageración de Roy!

-Vamos Rick, no seas tan modesto...

-Esos tiempos ya quedaron atrás! –dijo Rick con algo de seriedad

-Oh, capitán Hunter, no seas malo con nosotras- decía la pelirroja lanzándosele encima, mientras la castaña lo abrazaba por detrás.

-Maldición!... Saldré ahora!...-Rick se sacudió a las necias, pero ambas lo sujetaban y lo jalaban para no dejarlo ir de su lado.

-Pero cuál es el miedo, Rick?... Acaso ahora te volviste gay? –preguntaba Jack mientras seguía prensado de Tiffanni y Amber.

-Claro que no, idiota!... Soy casado!

-Queeeé?- le preguntó Jack, asombrado.

-Jajajajajaja! –rieron las cuatro mujeres- Eso es una tontería!

-Y eso qué? –preguntó Tiffanni.

-Cómo que "y eso qué", acaso no tienen principios?...-preguntó Rick

-No... ni tampoco tenemos final, nunca nos cansamos cuando se trata de Jack Archer y sus amigos, jajajajaja!- contestó la rubia, mientras las demás también se reían.

-Rick, te casaste? –preguntó Jack sin salir de la consternación.

-Sí, me casé!... Soy muy feliz y amo y respeto a mi esposa... Acaso tiene algo de malo?

-No puede ser que te casaste primero que yo!... Vaya eso empieza a preocuparme...

-Oh, no te preocupes, mi cielo!... Aquí estoy para ti...- le decía Amber dándole un gran beso a Jack.

-Entonces, realmente estás tan enamorado de esa cantante como para rechazar a estas nenas?

La castaña agarró la cabeza de Rick y la hundió entre sus senos... Rick inmediatamente la separó y la hizo a un lado.

-Cantante?... –preguntaba Rick mientras continuaba quitándose de encima las manos de las dos mujeres, que lo tocaban por todas las absolutas partes de su cuerpo.

-Acaso no te casaste con Mei-Mei?

-Te refieres a Minmei?

-Sí, esa misma...

-Pues no!... No me casé con ella...yo me casé con.... –en esos instantes la castaña, en un ataque de excitación, se abalanzó hacia Rick y le cayó la boca con un beso arrollador tumbándolo de espaldas en el río. Además, se prensó con sus piernas a la cintura del piloto haciendo que se sumergieran bajo el agua.

Aquello fue la gota que derramó el vaso para el líder Skull.

-Basta!... Se acabó!... Suficiente, señoritas!... –Rick se la quitó de encima como pudo, tratando de no ser tan rudo y nadó hacia la orilla... Luego fue hacia el Hummer y se secó con unas toallas para luego colocarse su ropa... Después, se sentó en el carro a esperar a que Jack se dignara a salir de allí.

-Oh no!... Riiiiiick!... –gritaban las mujeres

-Rick, no te vayas, cariño –decía la pelirroja.

-Maldición, regresa, capitán Hunter –gritaba la castaña.

-Jack, tu amigo es un maldito fiel! –dijo Tori.

-Qué se puede hacer, ladies?... El hombre ama a su mujer...

-Y qué pasará con mis amigas?... Están furiosas! –agregó Ámber

-Y qué se yo?...No me mires a mí, con ustedes dos tengo suficiente!...

-Pero Jack! –dijo la castaña- Tú amigo me gustó muchísimo... Lo quiero ahora!

-Es muy guapo! –dijo Tori mordiéndose los labios- Vamos Jack, sácalo del auto!

-Qué? jajajaja!... Están más locas de dos cabras juntas... Rick acabará pateándome el trasero.

-No se aflijan chicas... –dijo Ámber-... en casa están Sangriento, Sunshine y además, dos amigos de Rick... Podrán escoger cuál otro les gusta

-En serio están Sangriento y Sunshine?...-dijo la pelirroja mirando a Ámber

-Sí

-Y los amigos de Rick son tan guapos como él? -preguntó la otra.

-Son bastante atractivos –respondió Tiffanni.

Jack se divertía con Amber y Tiffanni, pero Tori y Pam tuvieron que resignarse al voto de fidelidad de Rick y limitarse a dar clavados al agua, debido a que el líder Skull se resistía a salir del auto pese a los incesantes intentos de ambas mujeres. Ya hastiadas de tocarle le ventana para que saliera y notar que las puertas tenían seguros decidieron volver al río.

Rick, sentado con el carro encendido, había subido los vidrios, prendido el aire acondicionado, reclinado el asiento y puesto algo de música, mientras tomaba un par de cervezas. El líder Skull con una sonrisa y diciéndoles que no, se había pasado varios minutos ignorando a las mujeres tras las puertas del auto... Cuando se retiraron, empezó a cavilar entre sus pensamientos.

No podía juzgar a Archer por ser un mujeriego, total era soltero y no tenía compromiso alguno, a diferencia de él.

-Jessica Fisher... Vaya memoria la de Jack... Yo ni siquiera me acordaba de aquella chica –dijo al rememorar a la primera mujer con la que estuvo sexualmente-... Pero qué estupidez todo mi pasado comparado a lo que siento por Lisa!

Rick sonrió mientras veía su sortija de matrimonio... Contaba los días por regresar a su casa junto a su hijo y su esposa...

-Lisa... –Cerró los ojos y sonrió aún más al recordar la última vez que estuvieron juntos íntimamente...

Ella era tan hermosa, tan dulce, tan delicada y frágil como una flor... Pero a la vez tan apasionada y sensual... Nadie, absolutamente nadie era como ella, ni lo hacía sentir aquellas espléndidas emociones y sensaciones como solo ella sabía hacerlo...

-Definitivamente jamás lo haría, Lisa... –él la amaba demasiado como para sucumbir ante excitaciones superficiales que no lo llevarían a ningún lado, más que a sentirse como un ser miserable e indigno de ella...

Un hora más tarde las cuatro mujeres abordaban el carro de Amber y se despedían de los pilotos.

-Nos veremos más tarde, Jack! –decía Tiffanni en el asiento del copiloto.

-Adiós Rick!- gritaban Pam y Tori ya vestidas mientras el carro arrancaba. Ellas, en el asiento de atrás se volteaban, abrían sus camisas y movían sus torsos enseñándoles la firmeza de sus senos a manera de despedida mientras bebían cervezas y alzaban sus manos con la señal de "paz y amor".

-Jajajajaja!... no tienen remedio! –decía Jack arrancando el Hummer.

-Jack, de dónde sacaste a esas locas? –preguntaba Rick con una amplia sonrisa- Acaso son prostitutas?

-No... Cómo crees?... Solo son unas amigas "cariñosas"... Digamos que bastante liberales y calientes... –respondió el ex mercenario encendiendo un cigarrillo-... Tiffanni, como sabes, es mi vecina desde que me mudé a este país... Y Amber y sus amigas son chicas adineradas de la High Class Australiana ávidas por diversión y sensaciones extremas...

-Son demasiado "extremas" para mi gusto –dijo Rick arqueando una ceja y tomando un poco de cerveza.

-Ámber... Ella... ella es la hija del almirante Sukova.

-Qué haz dicho? –Rick casi escupe la cerveza.

-Esa es una de las causas por las cuales ese mal nacido me odia.

-Jack, sabes lo que significa eso?... Es la hija de un almirante!... Ahora puedo entender parte del resentimiento de ese psicópata hacia ti...

-Pero qué demonios puedo hacer? La chica siempre me busca!... No quiero que se ponga a llorar!... Las lágrimas de una mujer me conmueven mucho!

-Jajajajaja!... que excusa tan estúpida!

-Definitivamente no tengo suerte con los almirantes... –dijo Jack mientras seguían conduciendo... Hubo uno que me odió hace muchos años atrás por querer estar cerca de su hija.

-Bueno, a veces para los almirantes es mejor ver a sus hijas con los tipos de los bandos estrategas que con los pilotos.

-Digamos que ese fue parte del problema con Sukova... Ámber me armó un berrinche y él pretendió que me casara con ella pese a que me odiaba tanto como yo a él... Pero yo no quise hacerlo... digo, la chica es hermosa y me gusta mucho, incluso me iba a visitar a la cárcel, pero yo no la amo...Siempre he sido claro y sincero con ella.

-Pero que pretendes hacer con tu vida sentimental, amigo?... Acaso vas a vivir toda la vida aferrado al recuerdo de la mujer del tatuaje?

-Pues esa es a la que amo, Rick!... Con ella me casaría con los ojos cerrados... Y hasta me gustaría tener un par de hijos.

-A propósito con tanta algarabía no te lo había dicho, pero tengo un hijo.

-Cómo?... –dijo Jack mientras encendía otro cigarrillo- Vas más adelantado de lo que pensé!

-Es un bebé precioso. Pronto cumplirá un año. Se llama Roy.

-Supongo que en honor a Fokker.

Rick asintió.

-Qué buen detalle, Rick!... Estoy seguro que al viejo amigo le hubiera gustado que fuera feliz con tu familia, tanto como yo con la mujer a la que amo... Aunque para eso tenga que buscarla debajo de las piedras.

-Jack, no te haz puesto a pensar en la posibilidad de que ella no te ame, o ame a otro?

Jack miró a Rick fijamente. Su mirada ámbar se clavó en la mirada azul de su amigo... Luego volvió a poner la mirada en la carretera.

-Eso es lo que quiero descubrir una vez lleguemos a Ciudad Macross... No pienso rendirme tan fácilmente!

-Ella está en Macross?

-Sí... y es una oficial, por eso necesito que me ayudes a encontrarla... –respondió bajando la velocidad del auto-...Oye Rick, este es el lugar del cual te hablé.

En esos momentos se detuvieron en una estación a tomar combustible.

-Hey, Jack Archer!... Vaya, amigo, ya saliste del bote!-...decía un camionero que estaba al lado, junto con otros compañeros de trabajo- Chicos, miren quién llegó, el gigante asesino!

-Archeeerr! –gritaban los otros camioneros levantando sus dedos pulgares... el piloto los saludaba efusivamente.

-Owen?... Cuanto tiempo sin verte amigo!

-De regreso a la vida, capitán!

Jack bajó del carro junto a Rick y lo presentó a todos.

-Eres bastante popular aquí, Archer –dijo Rick- puedes fácilmente meterte a político.

-Olvídalo, odio a esos bastardos senadores tanto como tú!

Los pilotos entraron a "Come on In," una taberna-pub aledaña a la estación de gasolina, para comer unas hamburguesas y patatas fritas. Los camioneros se sentaron con ellos y charlaron por buen rato mientras bebían cervezas australianas... El ambiente era acogedor, con buena música y muchas cervezas frías, debido al calor.

Fosters, Cuatro X, Powers, VB, Tooheys y Swan. Las mejores cervezas Lagers y negras de Australia estaban a la orden para los invitados. Los camioneros invitaban.

-Capitán Rick Hunter –dijo uno de los camioneros en voz alta-... para nosotros es un honor que un héroe de guerra mundial como usted se encuentre aquí en el condado de Yarawonga... y acompañando a nuestro gran héroe gringo-irlandés casi australiano, Jack Archer!.... Eso merece otra ronda de cerveza de nuestra parte!

-Por Hunter y Archer! –decía otro

-Sí!... por Hunter y Archer!...–añadían los demás.

-Hip-hip-urrrrra! –gritaban los camioneros chocando sus jarras de cervezas... El lugar estaba lleno a rabiar.

-Jajajaja!... Jack, tus amigos son grandiosos –dijo Rick bastante contento con aquel jolgorio mientras bebía una Fosters.

-Sí, son gente sincera y honesta.

-Oye Jack, ahora si puede buscar a la mujer de tus sueños!... La hermosa militar de la cual estás enamorado -dijo Owen

-Vaya, hasta ellos lo saben? –preguntó Rick

-Hace años me pegué una borrachera de todos los grados en la escala de Richter en este mismo lugar... y hablé demás... –dijo Jack con una sonrisa y algo apenado, mientras tomaba un sorbo de Tooheys... –creo que fue producto de la cabanga.

-En serio, capitán Hunter!... Ayude a que Archer encuentre a su diosa Elizabeth... Esa ha sido la única vez que lo hemos visto llorar... y fue por una mujer. Hasta le tomamos fotos, jajajaja!

-Owen, cierra la boca! -Jack sonreía apenado.

A eso de las siete de la noche, siguieron su camino hacia la casa de Jack. Con ellos iba Owen... El camionero vivía cerca al ex mercenario y le había pedido un aventón hasta allá.... Estaban a quince minutos de llegar.

-Jack... –dijo Rick mirando por el retrovisor –Esos dos carro que viene atrás nos han estado siguiendo desde que salimos de la taberna.

Jack miró por el retrovisor y Owen se volteó... Fue entonces que escucharon el sonido de unas balas.

-Maldición!... Sujétense, son Defoliators!... –Jack pisó el acelerador.

-Esos hijos de perra! –gritó Owen.

Los terroristas anti proto cultura seguían disparando a matar... Rick abrió la guantera del Hummer y sacó una pequeña ametralladora de origen israelí de última tecnología... Luego, bajó el vidrio de su ventana y sacó medio cuerpo por ella. El líder Skull encañonó con una sola mano, disparando directamente hacia los terroristas.

Los Defoliators no se esperaron aquello. Rick pudo asestar mortalmente al copiloto que había estado disparando las primeras ráfagas, pero las balas aún continuaban.

-Jack! bajo tu asiento hay una Uzi modificada –le gritó Rick

-Owen, toma el timón!... Cúbreme, Rick! –dijo Jack

Rick soltó otra descarga de balas... Los carros se movían bastante rápido, por lo que debía maniobrar con cuidado para no perder el equilibrio.

Como pudo, el camionero llegó hacia el asiento de Rick quien seguía disparando casi sentado casi sentado en la ventana, mientras Jack se pasaba para la parte de atrás del carro. Luego Owen quedaba al volante.

Con la Uzi modificada en mano, Jack sacó medio cuerpo y disparó una ráfaga de cañonazos derribando contundentemente a dos de los defoliators.

-Maldita sea! –dijo uno de ellos- Se salvan que tienen un jodido Hummer blindado!... Me las vas a pagar Archer!... Disparen, idiotas!

Ante la ráfaga de disparos, los pilotos se metieron en el carro y Owen agachó la cabeza. Ambos carros seguían cazándolos.

Jack soltó otra descarga de municiones, dándole en las llantas al segundo carro y haciendo que este se fuera a pique por un barranco... Pero el primer carro aún seguía tras ellos tirando balas a rabiar, incluso, una de ellas rozó fuertemente uno de los brazos de Archer.

-Maldición! –gritó el ex mercenario entrando al carro.

-Jack, estás bien?

-Sí, pero están cerca de nosotros!

-Esos pendejos ya me hartaron! –gritó Rick, sacando un extraño objeto de un compartimiento de la guantera –...Ahora si voy en serio!

Rick quitó el seguro de aquella bola de hierro con los dientes y luego la tiró con fuerza sobre el carro.

-BOOOOOM! –Aquello hizo pedazos el vehiculo de los defoliators.

-Wow, qué fue eso, capitán Hunter? –preguntó Owen

-Solamente una granada de medio impacto... –dijo Rick entrando al carro- Creo que con eso no joderán más!

-Jajajajaja!...-rió Jack-... Creo que esos terroristas de tercera pasaron a mejor vida.

-Jack, de dónde salieron esos sujetos?... Porqué nos atacaron?

-Siempre atacan a los pilotos de renombre, capitán –dijo Owen- Imagino que supieron que Archer salió de la cárcel y que además usted estaba con él... Para ellos, matarlos a ambos hubiera sido una proeza sin precedentes.

-Genial!... ahora tendré que hacerle un informe a Global para que está al tanto de lo ocurrido y para que mande a las instancias necesarias a reportar el hecho.

-Esto de los Defoliators contra los militares es algo normal por estos lados, capitán...-dijo Owen-... Sucede al menos cuatro días a la semana... Sin contar las reyertas de los Scavengers.

-Pero cómo es posible?

Jack le sonrió... Luego, le dijo una frase ahora entendible para el líder Skull.

-Bienvenido a Australia, Rick!

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Jack cortó un pedazo de toalla con sus manos y lo amarró a su brazo haciendo un torniquete para detener el sangrado.

-Debes atenderte esa herida, viejo –dijo Rick mientras manejaba y veía la sangre correr por el brazo de Jack.

-No es nada, Rick... solo fue un rozón. Algo profundo, pero la bala solo pasó.

Ya habían dejado a Owen y se dirigían a la casa de Jack... Al llegar quedaron sorprendidos de ver un montón de carros y gente fuera de la casa, de la cual salía un ruido de música bastante alta..

-Queeeé?... Pero qué diablos?...

-Creo saber lo que es, tigre! –dijo Jack con una sonrisa-... Los Valions llegaron antes de lo planeado, jajajaja!

Rick y Jack se bajaron del carro. Inmediatamente algunas de las personas se acercaron a ellos... La música de Tokio Hotel, Sting, y la "Euro" de Kylie Minogue llenaban el área a todo volumen.

In my Arms by Kylie Minogue

How do you describe a feeling? I've only ever dreamt of this.

DJ's spinning up my favorite song, hurry up and get a grove on.

Light fantastic and it wont be long, don't let the moment slip away.

Cause you and I could find a pleasure, no one else has ever known.

Feels like it is now or never, don't want to be alone

Chorus

How do you describe a feeling?

How does it feel in my arms? (x2)

Do you want it? Do you need it? Can you feel it? Tell me.

How does it feel in my arms?

*

-Rick, capitán!... donde habías estado?... –le dijo Miriya con una cerveza en la mano...-Aunque este ruido me está volviendo loca, debo decirte que la fiesta de estos humanos es bastante agradable!

-Sí, ya lo veo, Mir... Dónde están Oats y Hess.

-Allá adentro jugando cartas con los amigos de Archer.

Rick vio que los amigos de Jack se volcaban a abrazar y a saludar al ex mercenario por su salida de la cárcel. Luego, procedió a llamar a Rick y a presentarlo ante los Valions.

-Para nosotros es un honor conocerlo, señor –dijo cuadrándose uno conocido como Josué "Xé Pequeño" Silva, apodado así por ser de una Fabela brazileña de la cual se había inspirado una famosa película carioca cuyo personaje principal era un mafioso.

Además de Xé Silva, fueron presentados otros miembros... Cada uno iban cuadrándose ante Rick.. Ellos eran los tenientes australianos Daryl Taylor y Red Cassidy... De Barcelona los hermanos Jasón y Jhonny Valdez, conocidos como "los Valdeces".... El japonés Masato Kaneshiro; el ruso Danka Dementiev apodado "El Demente", y la teniente italiana Luna Vilanova... La decena de los Valions entonces era completada por Sunshine y Sangriento.

En la velada no podían faltar las calenturronas amigas de Jack... Amber, tiffanni, Pam y Tori... Éstas incluso habían llegado con algunos refuerzos; al menos diez amigas más.

-Weeeeee! –gritaban las mujeres mientras entraban a la fiesta provistas de cervezas, con mini faldas, jeans cortos, tops, escotes y strapless. Algunas llevaban flores hawaianas en sus cuellos y otras sobreros vaqueros hechos de piel de cocodrilo.

-Rayos, Oats, estoy en el paraíso! –dijo Hess, mientras una rubia de cabello corto se le colgaba del brazo.

-Nenaaaas!... Yeah!–decían Casidy y Taylor chocando sus manos en el aire.

-Jack, que se supone que es todo este despelote? –preguntaba Rick mirando hacia todos lados.

-Creo que es mi fiesta de despedida, viejo... –respondía el ex mercenario con Amber y Tiffanni a su lado.

-Jack!... Qué te pasó en el brazo, honey? –preguntó Ámber

-No fue nada, solo un accidente tonto.

-Ven para curarte, chiquito! –decía Tiffanni buscando alcohol y gasas.

-Rick!... Capitán Hunter!...-Pam y Tori lo vieron de lejos y caminaban rápidamente hacia él...

-No-no-no... Maldición!... Mir, ayúdame! –dijo Rick halándola hacia él y poniéndole el brazo encima a la zentraedi.

-Jefe, que rayos sucede? –preguntó ella.

-Después te lo explicó, tú solo sígueme la corriente...

-Rick!... quién es esta mujer? –peguntó Pam cruzada de brazos viendo a Miriya.

-Lo mismo pregunto yo! –dijo Tori con cara de pocos amigos

-Eh... esta es... mi esposa, Miriya Hunter!

-Queeeeé? –dijeron Tori, Pam, Amber, Tiffanni, la misma Miriya, y Sunshine que estaba al lado de la escena. Mientras Jack ladeaba la cabeza y arqueaba una ceja, con cara de extrañeza.

-Jack, no nos habías dicho que Miriya era la mujer de Rick! –dijo Amber confundida.

Rick le frunció el ceño a Jack, quién entendió inmediatamente los planes del líder Skull.

-Eh... sí... Es que se me había olvidado contarles, chicas, jajaja!... Es que Miriya es muy celosa... –les dijo Jack en voz baja.

-Pero cómo?... Acaso Miriya no es la esposa del capitán Max Sterling? –preguntó Sunshine mirando la escena y metiendo la pata al mismo tiempo.

Miriya se volteó a ver el rostro de Rick para ver con qué locura iba a salir ahora... Mientras Tori y Pam esperaban una respuesta con los brazos cruzados.

-Lo que sucede es que Sterling es el ex marido, jajaja!...–dijo Rick con un par de gotas de sudor en el rostro.

-Queeeé?...-respondió Miriya dándole una mirada asesina, mientras Rick le apretaba el brazo.

-Vamos, mi cielo... –agregó el líder Skull-... Sé que no te gusta que hablemos de intimidades pero es bueno que todos lo sepan de una vez!... Sterling era un borracho consumado y Miriya lo dejó hace un año atrás... Al divorciarse de Sterling, nos enamoramos perdidamente... Luego, nos dimos cuenta que éramos el uno para otro. Así que, a escondidas de Global y el Alto Mando, nos casamos en Las Vegas. Un sacerdote vestido de Presley nos dio el certificado.

Jack tenía que apretar los labios para no reírse aparatosamente, así que prefirió prender un cigarrillo. Sunshine miraba a Miriya como diciéndole que no entendía nada.

-Oh... en serio, Miriya? –preguntó Tiffanni- Yo siempre he querido casarme en Las Vegas. Dicen que es bien divertido!

-Eh... sí... fue en Las Vegas... –Miriya miraba a Rick con una mirada asesina- Todo fue muy... romántico.

-Mir... –preguntó Ámber-...pero entonces la pequeña Dana lleva el apellido de tu ex marido o del actual?... Digo, si el tal Sterling es un ebrio apestoso la niña debe ser una Hunter, es lo menos que merece ese engendro de tu ex!

-Estoy de acuerdo! –dijo Tori-... Muerte al desgraciado!

-Sterling es un borracho malvado y sinvergüenza! –agregó Pam

Jack pidió permiso y salió a la terraza para reírse aparatosamente. Sunshine lo siguió, pues sentía que por alguna razón Rick estaba mintiendo.

-Ya basta! –dijo Miriya furiosa... Ella no iba a permitir que ofendieran a su lindo Max de esa forma... Pero en ese instante Rick la agarró por la cintura, la cargó en su hombro y la subió por las escaleras de la casa mientras la zentraedi iba vociferando un par de blasfemias para todos.

-Nos vemos chicas, tengo mucho que hacer con la señora Hunter! –dijo Rick escaleras arriba.

-Owwww!... entonces la esposa estaba aquí... –añadió Pam decepcionada-... Con razón no quiso hacer nada con nosotras.

-Yo quisiera un esposo tan fiel y tan guapo como Rick! –dijo Tori apretando los puños.

-Yo también!

-Entonces no busquen más, nenas... Creo que ya nos encontraron! –dijo Hess llegando con Oats junto a las chicas... Ellas se miraron y luego sonrieron.

Estando arriba, Miriya despotricaba contra Rick.

-No te perdonaré por esos insultos a Max, capitán Hunter!- dijo la zentraedi furiosa mientras Rick le explicaba la situación dentro del cuarto de Jack.

-Mir, lo siento, pero entiéndeme; esas vampiresas son unas acosadoras sexuales bastante profesionales. Si no les inventaba algo, no me hubieran dejado en paz... Son peor que el virus del Ébola.

-En serio?... Qué tan acosadoras son?

-Lo suficiente como para tocar partes íntimas masculinas y abalanzarse desnudas a los cuerpos encuerados de los hombres.

-Queeeeé?... Pero qué par de golfas son esas dos humanas!

-Por favor Mir, si te preguntan, les dices que eres mi esposa... podrás hacerme ese favor? –dijo Rick con cara de súplica.

-Mmm... Está bien, pero solo porque no quisiera verte tan asustado, jefe.

-Ufff!... no sabes el peso que me quitas de encima.

-Y vaya qué clase de peso... Solamente con lo senos de ambas tienes para caerte de trasero, jefe...

-Jajajaja! –rieron al unísono.

Abajo, los pilotos de Archer brindaban con las jarras llenas de cervezas y muchos vítores, al mejor estilo australiano... Desde el segundo piso, Rick y Miriya escuchaban aquel grito de felicidad de los Valions.

-Por las fiestas en nuestra querida Yarawonga.

-Salud! -respondían todos

-Por la salida de la cárcel de nuestro Gigante Asesino!

-Salud!

-Por la llegada a Australia del legendario líder Skull!

-Salud!

-Por una nueva etapa en nuestras vidas, lejos de Donovan y Sukova!

-Salud!

-Por los traseros de los enemigos que patearemos cuando integremos el Escuadrón Lobo!

-Salud!

-Por las Fuerzas de Defensa Robotech!

-Salud!

-Por el reencuentro entre Jack Archer y Rick Hunter!

-Salud!

-Por las cervezas australianas!

-Yeaaaaah!

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

La fiesta había continuado hasta casi las cinco de la mañana. Rick se había acostado casi a la una en punto de la madrugada luego de una buena cantidad de cervezas Fosters... Había tenido un sueño tranquilo ya que había caído como tronco.

Estaba aún acostado en una cama sencilla en el cuarto que compartía con Jack...

A eso de las once de la mañana se estiró y comenzó a desperezarse lentamente. Se volteó, quedando de lado, con vista hacia la cama de Jack. Abrió los ojos y lo primero que vio fue la figura desnuda de Amber tirada a lo largo de la cama doble del ex mercenario... Ella estaba boca abajo. La silueta de su trasero resaltaba a la vista y su cintura era cubierta por una mano de Jack.

Rick frunció el ceño y levantó el rostro.

Jack, aún dormido, se movió hacia la pelinegra, pasando una de sus piernas sobre ella... Al mismo tiempo, otra mano salía a la superficie para abrazar a Jack sobre su costado, al otro lado de su cuerpo sobre la cama doble del ex mercenario... era la mano de Tiffanni.

-Qué, pero qué diablos? –decía Rick en voz baja –Este zorro sinvergüenza ha hecho un "threesome" en mis narices!..... y ni siquiera me di cuenta ni oí nada... Creo que hasta Roy, Wolf y Tanner se hubieran quitado el sombrero ante su osadía...

Rick se levantó descalzo. Estaba puesto de sus boxers y una camisa fresca de algodón. Efectivamente se dio cuenta que los tres descarados dormían totalmente desnudos en esa gran cama.

-Cielos, desde esa vez que pillé infraganti a Roy haciéndolo con Moira Flynt y Jan Morris al mismo tiempo, en el granero de Pop, no había vuelto a ver algo semejante.

Rick salió de la habitación al lado, pues no recordaba cual era la habitación de sus pupilos...

Al abrir una puerta observó un verdadero bacanal; Sangriento en su cama con una chica y Masato en la cama de al lado con otra, mientras en dos colchones en el piso se encontraban Daryl Taylor por un lado y Red Casidy por el otro, ambos con sendas parejas rubias... Aquello le recordaba a Rick las películas que veía de niño sobre los festivales Hippies de Woodstock de los años 70's.

-Al parecer la fiesta estuvo buena para estos cuatro –dijo Rick dirigiéndose a la otra habitación, donde seguramente estaban los Skull 2 y 3.

-Ey, muchachos, recuerden que... –Rick paró en seco al ver que Oats se encontraba en la cama con alguien conocido... Pam.... Mientras que en la cama de al lado, Tori se acurrucaba debajo de los brazos de Hess, quien tenía el panti de Tori engarzado al cuello por el orificio donde se mete la pierna.

Rick tuvo que llevarse las manos a la boca para no reír aparatosamente. No sabía cómo ni porqué, pero de pronto, esos parajes australianos le hacían menos estricto y exigente con sus muchachos que de costumbre. En otra ocasión les hubiera vaciado sendos cubetazos helados en el cuerpo o les hubiera gritado con un altoparlante para que despertaran frenéticamente, pero por alguna razón desconocida, quizás por la presencia de Jack y el recuerdo de Roy, aquel ambiente lo transportaba a su etapa de relajada adolescencia californiana.

-Espero que al menos hayan usado preservativos...-añadió

Antes de cerrar la puerta, pudo ver a "los Valdeces" durmiendo en dos colchas en el piso, con una chica cada uno.

-Pero qué se supone que es esto?... Sodoma y Gomorra?

Cuando se dirigió a la habitación de Miriya temió lo peor ya que no había visto a Sunshine por ningún lado y al momento de acostarse Miriya se había tomado su buen par de cervezas... Rick tragó profundo; Max nunca le perdonaría si algo le hubiera ocurrido a Mir... Él mismo tampoco se lo auto perdonaría.

-Nah!... Mir es muy fuerte la cerveza no tiene el mismo efecto en ella que en nosotros.

Cuando Rick abrió la puerta, no daba crédito a lo que veía... Prácticamente quedó pasmado ante aquello...

-Miriya... no puede ser!...-dijo en voz baja.

La zentraedi estaba acostada en la cama doble del cuarto principal de la casa de Archer... ¡Junto a Sunshine!

Al parecer estaban con las mismas ropas de la noche anterior... Bastante separados, mirando hacia direcciones contrarias. Miriya arropada prácticamente de pie a cabezas y Sunshine del lado opuesto, con la cabeza en dirección a los pies de la zentraedi.

-Ufff!... –Rick respiró aliviado-... Al menos estoy seguro que no hicieron nada... o al menos eso parece.

-Ni se te ocurra pensar que pasó algo entre el rubiecito hormonal y yo, porque soy capaz de molerte a golpes, capitán Hunter- dijo Miriya despertando de su sueño.

-Qué... qué sucede?... –Cuando Sunshine se despertó bien y vio a Rick se espantó –Capitán, le juro que no hicimos nada!... No tenía a donde dormir; Masato me quitó mi cama y Miriya se condolió de mí y me ofreció recostarme en el borde de la cama, cabezas contrarias y de espaldas... Hubo total respeto de mi parte, lo juro!

-Ya cállate, Sunshine! –dijo Miriya de pie y estirándose-... Rick sabe que entre tú y yo lo más intenso que podría pasar sería un duelo en el simulacro.

-Al menos me siento identificado con ustedes... Creo que hasta ahora somos los únicos tres que no hicimos el amor anoche.

-Fue culpa de esas vagabundas, jefe... –dijo Miriya- Y eso que se perdió el encueramiento de las tres de la mañana...

-Me lo imagino... –dijo Rick-... Estos Valions y sus amiguitas sí que saben organizar fiestas orgásmicas a lo "Wild On".

-Ese striptease fue aluscinante! –dijo Sunshine-... Pero además de nosotros creo que Xé, Luna y Danka tampoco hicieron nada. Cuando me levanté para ir al baño hace como dos horas, ellos estaban aún conversando allá abajo, tomando más cervezas.

-Qué dices?... acaso le dieron la vuelta al reloj? –peguntó Rick

-Creo que sí... La cerveza tiene un efecto reconstituyente en ese trío. Siempre se quedan hasta lo último charlando y luego duermen en la tarde. Parecen vampiros.

Media hora más tarde, Rick, Miriya y Sunshine, ya bañados y cambiados de ropas bajaban a la terraza... Efectivamente, allí se encontraban Xé Pequeño, el ruso Danka y la italiana Luna Vilanova tomando cervezas y conversando como si nada.

-Prusr vaxar traksheva proijrwx trukmeh porrrrrtaju vojxtumm ¡Hip! –El ruso trataba de cantar una especie de canción. Aparentemente un himno de los antiguos bolcheviques, pero estaba lo bastante tomado y desafinado como para que no se le entendiera ni media palabra.

-Ughh...eso suena horrible, Danka! –añadio Rick- Eres peor que Hess.

-Capitán! –dijeron los tres poniéndose de pie y cuadrándose ante Rick... El ruso se tambaleaba como si en cualquier momento se fuera a ir de boca... En cambio la italiana estaba firme como un tronco al igual que Xé.

-Muchachos, que no los afecte la cerveza. Estamos libres, así que nada de formalismos hasta que me vean sobre una nave, en traje de vuelo o con alguno de mis otros uniformes...

-Entonces sí conocerán al verdadero y endemoniadamente estricto Rick Hunter –agregó Miriya tomando una cerveza que le ofrecía Xé.

Rick salió en el Hummer junto a Miriya y Sunshine. Irían a desayunar y a dar unas vueltas por Yarawonga... Sunshine sería el guía... Demorarían un poco, pues Rick y Miriya prefería regresar cuando aquellas necias mujeres no estuvieran...

Mientras estaba en el restaurante llamó a Lisa. Él le dijo que como parte de la misión ahora estaba al noreste de Darwin. Comentaron otras cosas más, y luego de bastante tiempo colgaron.

Cuando regresaron a la casa de Archer, a eso de las cinco de la tarde, para su tranquilidad, las únicas chicas que se encontraban era Luna, quién estaba durmiendo en la cama donde había dormido Miriya, y Tiffanni, quien barría la terraza junto a Jack.

-Vaya, pero qué hacendosos! –dijo Rick al llegar-... Tu casa luce como si nada hubiera pasado, Jack.

-Después de la diversión, viene la misión –decía Jack apoyando sus manos a la punta de la escoba.

-Así me gusta, tigre...-añadió el líder Skull-... deben tener en cuenta que tuvieron suficiente esparcimiento. Mañana debemos partir a Denver a primera hora.

-A qué hora nos recogerán?

-A las siete en punto... Nos trasladaremos a la Base Darwin y de allí partiremos a las nueve horas hacia Denver.

En el patio trasero, Hess, Jasón Valdéz, y Casidy hicieron un asado. Todos comían aquellas delicias mientras jugaban cartas y tomaban gaseosas, pues Rick había prohibido terminantemente las bebidas alcohólicas a todos desde el mediodía.

-Jack tomaba una silla en el patio para unirse al juego de dominós mientras se fumaba un cigarrillo... Los otros tres en la mesa eran Jhonny Valdéz, Miriya y Oats.

El juego transcurrió con normalidad. Sin embargo, cuando estaba por la mitad, Jack sintió la mirada pesada de Oats sobre sus hombros... El ex mercenario prendió un cigarrillo.

-Tienes algún problema conmigo, Oats?

-No... Sólo me preguntaba si alguna vez en tu vida tuviste un interés real hacia alguna mujer.

Miriya alzó el rostro, pues como una de las mejores amigas de Izzy, sabía por donde venía el asunto. Sin embargo Jhonny no sabía por dónde iba tabla.

-Qué clase de pregunta es esa?... –dijo Jack- Ahora eres la doctora corazón?

-No necesito ser ningún psicólogo como para saber que te gusta jugar con las mujeres.

-Oats, qué mosca te picó... –dijo Miriya. Ella conocía de antemano el explosivo carácter del Skull-2

Jack sonrió.

-Anoche no parecías interesado en esos asuntos, Oats...-decía Jack hablando con el cigarrillo en la boca, mientras miraba los dominós que se encontraban en sus manos-... parecías más interesado en Pam.

-El ayer ya se fue... Hoy es hoy.

Miriya continuaba viendo la situación.

-Paso... –dijo Jack haciendo dos toques a la mesa con una de las piezas.

-Izzy Randal, la conoces?... –dijo Oats poniendo una ficha estruendosamente en el tablero.

-Oats, basta... –dijo Miriya.

Jack se quitó el cigarrillo de la boca y votó el humo. Oats lo estaba sacando de quicio.

-Sí... es una amiga.

-Imagino que sabes que ella está en Base Macross...

-Si... -dijo Jack mirándolo fijo-... Algún problema con eso?

-Espero que no se te ocurra fastidiarla... No te quiero ver cerca de ella.

-Oh... ya entiendo... –dijo Jack botando el humo y tirando el cigarrillo casi terminado a un lado-... Te gusta Izzy, pero ella no te corresponde. Entonces, tu cerebro de hormiga me hecha la culpa del fracaso de tu obtusa relación con ella.

-Tú no fuiste la causa, sino el trauma.

-Entonces si no fui yo, te recomiendo que vayas donde un psiquiatra-sexólogo... Debe ser que te falta sensibilidad y entender mejor a las mujeres... además tienes cara de que eres pésimo en la cama...

-Eres un fanfarrón! -Oats agarró a Jack por el cuello de su camisa y lo levantó para acercarlo a él.

-Oats! Tranquilízate ahora! –dijo Miriya tratando de separar a los hombres junto con Jhonny.

-Es un presumido que solo juega con las mujeres! –agregó Oats

Los demás llegaron al lugar quedando absortos ante lo que veían.

-Quítame las manos de encima, Oats, o te juro que no respondo –dijo Jack con una mirada de terror.

-Oats, por tu bien, no lo hagas –dijo Sangriento- Agarrándolo por un brazo mientras Jhonny Valdez lo agarraba por el otro.

-Suéltenme!...-decía Oats-... No te temo, Archer!... Te romperé la cara en este mismo instante.

Jack empezó a respirar agitadamente, mirando a Oats con un brillo infernal en sus ojos. Él ya sabía los problemas entre Hiro Ishi y Oats a causa de Izzy, gracias a la información que Sangriento había obtenido de Hess... Pero eso era algo que no era de su incumbencia.

-Jack, contrólate! –decía Sangriento.

Oats sacó el brazo que Valdéz le aferraba y trató de darle un golpe a Jack, pero éste agarró el puño con su mano. Luego, lo hizo a un lado mientras agarraba a Oats por el cuello.

-Nunca me digas lo que tengo que hacer, pendejo... Y menos si aún estás bajo el techo de mi casa... Y Jamás te vuelvas a meter en mi vida privada... Si quieres arreglar tus asuntos con Izzy, hazlo con ella… no me metan a mí en sus líos!

-No me amenaces! –le dijo el Skull-2

-No te equivoques conmigo, Oats. Yo no soy Hiro… Si tengo que partirte en dos, juro que lo haré!...

-Jack!... Michael!... Paren esta ridícula escena ahora! –dijo Rick llegando al área.

-Lo siento Rick, pero tu amigo me sacó de quicio! –Jack le soltó el cuello a Oats y luego salió de allí junto a Sangriento.

-Oats, qué demonios te sucede? –Rick golpeó la mesa con su puño-... Te dije que no quería que te metieras en problemas con Archer y es lo primero que haces!

-Lo siento, jefe, pero no me pude contener!...

-Acaso estás borracho?

-No!, le juro que seguí sus instrucciones al pie de la letra!.. Estoy limpio...

-Entonces!... debes a aprender a controlar tus impulsos y cerrar tu bocota!... Estoy harto de decirte hasta la saciedad que uno es amo de lo que calla y esclavo de lo que habla.

-Jefe, usted no lo entiende –dijo Oats ya sentado y mirando fijo hacia la mesa-... Es muy difícil tener que tratar a un hombre que tuvo una relación tan intensa con la mujer a la que amo!... Usted no ha pasado por eso ni está en mi situación!

Rick se sentó a su lado y le habló con sinceridad.

-Por esa misma razón jodiste tu relación con Izzy... Solo vivías de comparaciones ridículas... y por ello, también ahora estás afectando tu carrera... Ya madura de una vez y sé un hombre!... Un piloto de combate íntegro no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber, sabiendo que el porvenir depende de ello.

-Pero, señor...

-Si quieres que Izzy regrese contigo, usa tu cabeza por una vez en tu vida. Los puños no lo son todo... Aprende a ser un valiente real... No de esos valientes de estilo que gritan groserías fácilmente, sino valiente material, valiente en lo concreto... en lo que demanda respirar y ser inteligente cuando se está indignado y rabiando hasta los huesos!... Ahora discúlpate con Archer

-Qué?

-Ahora, Oats!

-Si, señor... –respondió el grandulón quién salió a la terraza frontal y se disculpó con el ex mercenario a regañadientes.

Al caer la noche, la casa se mantenía en paz y tranquila. Miriya dormía en la recámara principal en la cama doble junto con Luna. Los demás se había acomodado entre los otros dos grandes cuartos... Los ronquidos iban y venían...

Rick y Jack aún estaban despiertos en su cuarto y conversaban sobre diversos temas, acostados cada uno en sus respectivas camas mirando hacia el techo.

-... Y por eso nunca voy a olvidar a Roy...No tienes idea de cuanto extraño sus locuras y consejos, Rick... Para mí fue muy doloroso no poder asistir a su funeral.

-Para mí fue aún más doloroso estar allí, Jack... Todavía no puedo creer que se haya ido...

-Yo tampoco... –dijo el ex mercenario ya somnoliento.

En esos momentos el celular de Rick sonó. Al tomarlo vio que era Lisa y sonrió. Luego volvió a acostarse mientras hablaba con ella... Jack veía la cara de enamorado de Rick y se limitó a sonreír.

-Cómo estás, preciosa?... -le respondió Rick. Luego se volvió a Archer- 'Es mi esposa' – le dijo a Jack tapando el celular por un segundo y luego volviendo a hablar con ella.

-Ya lo veo, por la cara de tigre hambriento que haz puesto... –dijo Jack.

-Estoy bien, Rick... solo es que te extraño mucho... –Lisa hablaba con él mientras veía televisión acostada en su cama.

-Y yo a ti, mi cielo...

-Qué hacías?...

-Ya estaba acostado. Debo levantarme temprano... Y tú?

-También estaba acostada.... Con quién estás?... No me digas que con el misterioso militar del que me hablaste?

-Así es! –dijo Rick mirando a Jack

-Acaso te está preguntando por mí?... Dile que soy un bombón! –dijo Jack abalanzándose hacia Rick para acercarse al celular y tratar de quitárselo.

Rick hizo una maniobra ocultando el celular y dándole un empujón a Archer.

-Rick, qué sucede?- preguntó Lisa

-Ehh... Nada, son solo algunos mosquitos necios –respondió el líder Skull con una sonrisa y empujando a Archer nuevamente, quien volvió a quedar recostado en la cama.

-Jajajaja! –Jack veía la cara de Rick de todos los colores y le causaba gracia.

-Rick... La cama sin ti se me hace demasiado grande... –dijo Lisa con suspicacia.

-En serio?... –respondió Rick entusiasmado y bajando la voz-... Pronto haré que se quede demasiado chica ante lo que pienso hacerte, nena...

-Ohhh... Intimidades no por favor, jajajaja!- Jack cubrió su cara con la almohada y se ladeó hacia el lado contrario de la cama para darle a Rick más privacidad.

Rick y Lisa estuvieron hablando por casi una hora. Hablaron del bebé, de los sucesos en Terranova y Base Macross, de las REF y luego, en un plano más profundo recordaron algunas escenas de varios de sus encuentros íntimos.

Cuando Rick apagó el celular casi iban a ser la una de la mañana.

-Definitivamente que estar casado con la mujer que uno ama es lo mejor que le puede suceder a un hombre –dijo Rick con las manos detrás de su cabeza, apoyado sobre la almohada... -Sabes, Jack, cuando Lisa y yo nos conocimos todo fue un caos... Sobre todo porque antes creí amar a Minmei... Pero pronto me di cuenta que Lisa y yo habíamos nacido el uno para el otro...

-Lisa... –agregó el líder Skull sonreído y mirando hacia el techo-... Aaaaa!... cierto Jack, no te había aún comentado que mi esposa también se llama Elizabeth, como la chica de tu tatuaje... Que coincidencia, no?... Tienen el mismo nombre... pero el apellido de mi Lisa es Hayes... Elizabeth Hayes, ese es el nombre de mi esposa... Cuál es el nombre completo de tu Elizabeth?... Digo, así te podría ayudar a encontrarla más rápidamente.

Rick esperó una respuesta, pero solo se encontró con el silencio absoluto.

-Jack?... Jack!

Cuando Rick volteó, vio que Jack estaba profundamente dormido.

*

*


-

-

Hola chicos, como pudieron ver este fue un capítulo especial, dedicado totalmente al encuentro y vivencias de Rick y Jack en Australia.

Traté de hacerlo divertido y sin tanto drama... y no... aún no era el momento... Jack y Lisa se verán en el próximo capítulo... También harán su reaparición Zeraal y su banda de zentraedis.

Avances del capítulo 29

Escena 1:

En el próximo capítulo Rick, Jack, Miriya y los demás parten hacia Denver en sus respectivos varitech. Sin embargo, son interceptados en el pacífico central por las Power Armour de la mortal y vengativa líder de las Quadronos, Kiyora Tekiva. Ante esto, un furioso Zeraal manda a Gorian a que refuerce a Kiyora.

-Al fin te encuentro, Jack Archer... Ahora sí me las vas a pagar por lo que me hiciste... Vas a morir! –dijo Kiyora desde su Female Power Armour

-Así que sigues obsesionada conmigo, preciosa...-contestó Archer-... No quisiera borrar de este mundo un rostro y un cuerpo tan sexys como el tuyo, pero no me dejas alternativa.

Kiyora se abalanza contra Archer y al mismo tiempo envía a sus dos mejores pupilas, Aruam y Zashynka contra Miriya.

Mientras tanto, el sanguinario Gorian ve la oportunidad de acabar de una vez por todas contra su más grande rival, Rick Hunter.

-Te arrepentirás por haberme dejado fuera de combate por tanto tiempo, Hunter! –aúllo Gorian, quien seguidamente disparó una ráfaga de proyectiles contra el líder Skull.

-Eso es lo mejor que tienes, Gorian?

Escena 2

De pie y en soledad, junto al balcón de Terranova, ella miraba hacia el horizonte mientras el viento frío sacudía su largo cabello castaño. Pronto llegaría el otoño...Su mirada era de tristeza. Algunas lágrimas corrían por sus mejillas.

De pronto, sintió una mano en su hombro... Como si supiera que algún día el destino le haría esa jugada tan cruel. Se volteó lentamente...

-Elizabeth...

Su entereza se fue al piso. Quedó tan pálida y fría como las nubes que había visto en la distancia...

Él tomó su mano... y se acercó... Sin fuerzas ante el impacto de ese espejismo, ella se dejó guiar hacia él.

-Estás más hermosa de lo que recuerdo...-dio Jack mientras limpiaba las lágrimas del rostro de la mujer que amaba... Y luego, las lágrimas de él mismo...

*

Cómo reaccionará Lisa cuando vea a Jack?

Cómo reaccionará Jack cuando descubra que Lisa es la mujer de Rick?

Cómo reaccionará Rick cuando sepa que la Elizabeth de Jack y su Lisa son la misma mujer?

Quién se dará cuenta de la verdad primero, Rick o Jack?

------------------Próximo capítulo: ESMERALDA Y ÁMBAR SE ENCUENTRAN

*

*

*