Bien esta historia no tiene nombre, pero se aceptan sugerencias, espero que les guste

Capitulo 1

-Dime algo, ¿crees que puedes en verdad ganarme?

-Eso ya lo veremos, patán

-No puedo creer que una mujer quiera luchar contra un guerrero como yo

-Cuidado que no te cabe el ego en tu cabezota…

-Mira que si serás….

-¿Qué? ¿No tienes argumentos para lastimar a una mujer?

-Ya veremos… -levanta una mano donde se ve un brazalete de plata que resplandece a la luz del sol

-No puedes contra el poder del agua, Riukaku Wolfang

-Si como no –el brazalete brilla y le lanza una enorme llamarada de fuego, a lo que la chica la esquiva y la apaga con agua que aparece en su mano.

- Maldita niña…

-¡¡¡USTEDES DOS!!!... pasaran una semana en el mismo salón para que se entiendan…

-¡Sensei!...- los dos jóvenes hacen desaparecer sus poderes

-¡No pueden vivir sin pelear! vamos… adentro- el sensei los lleva a un salón y los encierra a los dos en el- ¡entiéndanse con palabras!

Agua, Aire, Fuego y Tierra, los 4 elementos principales, pero detrás de todos ellos existen más, ahora después de siglos de esperar, por fin una escuela dedicada a esas personas que tienen la capacidad de controlar esos elementos esta abierta.
Mi nombre es Sakuragui Hatsuki tengo la capacidad para controlar el agua, hace 4 años que estoy en la academia, hace un año que ese chico apareció en ella, alto, apuesto pero con un serio problema de actitud, aunque su habilidad para controlar el fuego es genial, me ha estado molestando desde que llego, es patán, arrogante, egocéntrico y no puede vivir sin creer que es mejor que todos los demás. Físicamente es alto, de cabello color plateado, mal peinado pero le queda bien, no se si tiene un corte especifico, pero tiene el cabello corto, se viste con un jean, una camisa negra y una chaqueta color azul, realmente si no fuera por que es un patán, seria genial, pero cabe acotar que es el patán mayor del instituto.

También esta mi mejor amiga, una chica que controla el hielo como nadie, la conocí el primer día de clases en la academia, y desde ese día somos inseparables, ya le hemos dado algunas cuantas palizas al idiota de Riukaku. Ella se llama Tsukasa Lilith.

Por supuesto el mejor amigo de Wolfang, Joushua Andrew, un joven que controla la tierra, es simpático, pero tiene su defecto, es demasiado tonto y aparte es muy frío y arrogante, pero tiene su lado amable, siempre quiere que Wolfang y yo dejemos de pelear, y muy en el fondo le gusta Lilith, aunque no quiere admitirlo por su arrogancia y su frialdad hacia nosotras.

¿Yo?, jijijiji, yo soy un caso perdido en todo esto, la verdad es que yo soy prácticamente la que menos importa, pero diré algunas cosas, mi nombre ya lo saben, soy una chica de cabello rojizo, ojos color azul océano, estatura normal, cuerpo normal, flaca, ágil, mi carácter, soy algo fría pero cuando confió en la gente soy amable y alegre, pero hazme algo y estas muerto. Soy huérfana de ambos padres, los cuales murieron en una inundación, yo logre proteger a mi hermanita con mis poderes, pero semanas después del desastre mi hermana murió de neumonía, yo fui llevada a un orfanato, hace cinco años un hombre llego al orfanato clamando que era mi tío o algo así, me alejo de mis amigos y me llevo a una construcción que tenia al lado una mansión, me dejo vivir en la mansión, me dio de comer y me dijo que pronto tendría donde vivir y que abrirían un lugar donde podría entrenar mis poderes para que nunca mas pasara lo que le paso a mi familia, desde ese entonces ese hombre se convirtió en un padre para mi. Un año después de empezar a vivir en esa mansión se abrió el instituto Hatsumi, el nombre se lo pusimos el y yo en honor a mi hermanita. Y así empezó mi vida en el instituto:

-Señorita Hatsuki- se oye la voz de un hombre detrás de una puerta grande- es hora de levantarse, es su primer día de escuela, por favor, levántese- el hombre entra al cuarto y abre las hermosas cortinas de terciopelo vinotinto dejando que la luz entrara a una habitación grande amueblada con su propio baño, un enorme closet y en el centro una cama matrimonial decorada con una mosquitero de color azul marino transparente. Las sabanas de terciopelo se movieron vacilantes- Por favor señorita, es hora de levantarse

-Mmm- se oye entre las almohadas- ya voy, ya voy- de las almohadas se ve levantarse una mata de cabello rojizo que a duras penas se levanta y sale de la mullida cama- buenos días

-Muy buenos días, señorita- dicen entrando unas mucamas con tazas y agua, la chica las mira con fastidio y va al baño, las mucamas la siguen y ayudan a la chica a arreglarse

-Agh, déjenme puedo sola- las mucamas salen del baño empapadas

-Discúlpenos

-Señorita Hatsuki- dice la voz del hombre que la despertó- deje que le ayuden

-No… puedo sola… -dice desde el baño

-Bien la esperamos abajo, su padre la esta esperando para desayunar

-Si gracias… y el no es mi padre

-Es como tal…

-Como sea, dígale que ya bajo- espera a que los 3 se vayan para ella poder salir del baño y cambiarse, después de arreglarse y peinarse baja deslizándose por la baranda de las escaleras y entra en la cocina tranquilamente- buenos días, señor

-Buenos días, pequeña Hatsuki- le dice un hombre joven de unos 30 años que esta sentado al final de la enorme mesa central, el hombre con el cabello corto negro, vestido con un traje negro, sus ojos color vinotinto eran amables, la chica se movió el cabello hacia atrás y se sentó al lado del hombre- como amaneciste, pequeña?

-No me llame así, por favor

-Cuantas veces te he dicho que me digas oto-san

-No, no soy capaz, es usted muy buen hombre y le agradezco que me acoja en su hogar, pero…

-Ya se, tu padre es irremplazable

-Discúlpeme- sonríe a medias

-Tranquila, bueno vamos es hora de irnos- se levanta mirando a la chica que tiene un pan en la boca

-Si señor- dice tragándose el pan y parándose- gracias viejo

-Que tengan un buen día en el instituto- les dice el mayordomo

El hombre y Hatsuki salen de la mansión y se van caminando hasta el instituto que esta al lado, los chicos ya estaban empezando a llegar, al ver al director general del institutos solo se apartaron y miraron a la chica detrás de el

-Por que me miran tan feo- dice ella molesta

-Tranquila ya conseguirás a alguien que pueda entenderte, querida

-Mmmm- pone cara molesta y entra al enorme complejo

-Bien aquí te dejo, espero consigas con quien hablar- se agacha y le sonríe a la chica- trata de no usar mucho tus poderes sobre el agua

-Si señor

-Cuídate, nos vemos en casa esta tarde, le dije al cocinero que prepara tu comida favorita y puedes llevar a alguien si quieres

-Si señor- sus ojos azules se apagan un poco ante esto ultimo que el hombre dice, pero el hombre solo le sonríe y se va

-¡¡¡WOOOOW!!!- se oye la voz de una chica detrás de ella- el mismísimo director general de la escuela te dio ánimos, tienes que ser una persona muy memorable

-No, no lo soy- la joven se voltea tranquilamente y mira a la joven de cabello blanco que esta parada detrás de ella con ojos amables- solo soy mas o menos parte de su familia

-¡Pero que genial!- dice saltando en su sitio

-Si claro- se voltea y se va a buscar su salón, la chica la sigue como un chicle- ¿que quieres?- pregunta la chica parándose en la mitad del pasillo

-Soy Lilith ¡un placer!-dice emotivamente- seamos amigas

-Soy Hatsuki

-Espero nos llevemos bien

-Si yo también espero nos llevemos bien- sonríe, por alguna razón no podría despreciar a la chica. Así se hicieron amigas, pero no podría esperar más de una chica que fuera tan hiperactiva, así que como el hombre le había dicho decidió invitar a la chica a la cena especial, pero no sabia que descubriría mas de la de la cuenta con esa idea.

Después de las clases las dos chicas salen riendo y se van a la mansión de al lado, el mayordomo las deja pasar y toma sus cosas para guardarlas, las chicas suben a la habitación de Hatsuki

-¡WOW! ¿Vives aquí?- dice Lilith al ver la enorme habitación que estaba delante suyo

-Si…- dice la joven de cabello rojizo- era la habitación de la prometida del dueño de la casa, solo que ella lo dejo

-Ah… - Lilith solo mira la habitación y luego se deja caer en la mullida cama de su nueva amiga- como puedes estudiar en un cuarto así

-No estudio aquí- señala unas puertas del otro lado del cuarto- ese es el estudio que me asignaron, lo he usado para los pasatiempos durante el año que no existía el instituto, mientras el señor Kurogane terminaba los preparativos de este

-Sabes, el nombre del instituto es tonto

-Ammm… ¿te parece?

-Si… Instituto Hatsumi… a quien se le ocurrió nombre mas feo

-Ese…. Era el nombre de mi hermana menor…

-¿Disculpa?

-Hatsumi… -dice bajando la cabeza la pelirroja- era el nombre de mi hermana menor, la que murió de neumonía como te conté en el receso, le
pusimos ese nombre al instituto en su honor

-¡AHHH!- se da cuenta del error que cometió al decir que era un nombre horrible- lo lamento no lo sabia, no quise decir eso… discúlpame

-No esta bien- sonríe- de todos modos a mis padres no se les ocurría nombres mas bonitos ajaja…

-De verdad disculpa

-Esta bien, Lilith, no te preocupes

-Señorita Hatsuki, el señor ya llego- se oye la voz del mayordomo desde abajo

-Si ya bajamos- contesta la chica- quieres conocer al director

La peliblanco se llevo un gran susto al ver la cara de la pelirroja al nombrarle al director general del instituto, el hombre que llevo la idea de hacer un instituto para personas con control sobre los elementos

-Ah… si vamos- responde algo asustada

-Tranquila, el no come adolescentes

-Estoy bien… jiji

La pelirroja se ríe y sale del cuarto y baja por la baranda como siempre, mientras la peliblanco la sigue por las escaleras algo nerviosa y con las manos temblándoles, el señor Kurogane les sonrió desde la entrada y se acerco a la escalera, Hatsuki callo a su lado y lo abrazo, cuando Lilith llego a el no pudo decir nada

-Señor- dice tratando de no reírse- ella es Lilith la conocí esta mañana en clases…

-Es un… -empieza la chica de cabello blanco- placer… co… conocer al hombre… de tan… maravillosa obra

Hatsuki no pude evitar tirarse a reír por la reacción de la pobre chica que tenia los nervios en la cabeza, Lilith se puso roja y se noto mucho pues la tez de la joven es como el resplandor de la luna llena, blanco y hermoso, un escalofrió recorrió la espalda de la peliblanco molesta con su nueva amiga por burlarse de ella, el hombre tranquilamente le sonrió y acario su rostro como dándole a entender que no se preocupar, Hatsuki sonrió alegremente a la peliblanco.

-¿Vamos a cenar?- pregunta el hombre

-Si por favor, tengo mucha hambre- dice Hatsuki con entusiasmo

Los 3 fueron al enorme comedor y se sentaron en la enorme mesa central, esperando que llegaran los mayordomos con la comida

-Y cuéntame pequeña- dice el hombre mirando a Lilith provocando que se sonrojase más- ¿como es tu familia?

-Mi familia- Lilith mira la mesa- mis padres murieron, mi hermana mayor esta trabajando día y noche y me quedo sola en casa desde que estoy viviendo con ella, no tengo a nadie…

-Oh… lamento oír eso, te pareces a Hatsuki

-Pero Hatsuki lo tiene a usted

-Si pero ella se quedo sin padres

-Hatsuki…

-Que, es la verdad- dice esta sonriendo- me quede sin padres y sin mi hermana 5 semanas después de que mis padres murieron- Lilith la mira un poco triste, pero la sonrisa de la pelirroja la hace sentirse mejor

-Ya se- dice el hombre- por que no te mudas aquí, tendrás a Hatsuki todos los días y así no te sentirás tan sola

-¿Dejaría que me quedara?- pregunta Lilith con entusiasmo

-Si claro- dicen Hatsuki y el hombre, Lilith les sonríe y asiente con la cabeza

Llegan los mayordomos con la comida y los 3 empiezan a comer como si nada pasara

-Esta rico- dice Hatsuki

-Si lo esta- dice el hombre

-Señor- dice Lilith mirando al hombre- como se le ocurrió la idea de hacer un instituto para… esas personas que ¿controlan algo?

-Por que- empieza el hombre dejando de comer- yo también cause que la mujer que más quiero, se alejara de mí- dice lentamente- yo no sabia como controlar mis poderes, y a veces todavía se me escapan de las manos… así despues de que ella se fue de esta casa… me llamaron de un orfanato –mira a Hatsuki y esta se recuesta en la silla- donde había una niña que estaba lastimando a sus compañeros con unos extraños poderes y que necesitaban que me la llevara, eso fue hace un año, yo prepare mi cuartada para sacar a la pequeña de ese lugar y aquí la tienes, por supuesto el instituto fue idea mía cuando me llamaron, busque quien me lo hiciera y lo empezaron hacer aquí al lado. –Lilith miro a Hatsuki quien miraba su plato sin poder decir algo, el hombre le coloco una mano en la cabeza a la pelirroja y esta solo lo miro

-Usted…me saco de ese orfanato- empieza la chica- ¿solo porque se lo pidieron?

-Si pequeña- dice- pero… al final eres como la hija que nunca tendré, y tu Lilith también serás como de la familia…

-Eso espero- dice contenta- bueno gracias por la comida- se levanta y hace una reverencia- iré a decirle a mi hermana que me voy a mudar para acá, y gracias por su hospitalidad –vuelve a hacer una reverencia y se va

-Será una buena adquisición a la familia no crees, Hatsuki?

-Si –dice todavía tratando de asimilar lo que el hombre había contado- iré a mi habitación- se levanta- permiso- sube las escaleras hacia su cuarto, mientras el hombre sonríe, se levanta y se va a seguir con su trabajo en el estudio.

Así, en la mañana siguiente, Lilith llego temprano con sus cosas, el mayordomo la ubicó en la habitación de al lado de la de Hatsuki y la dejo instalarse. Y así Lilith se quedo a vivir con el director general y se volvió la mejor amiga de Hatsuki.

Fin del 1er Capitulo

Espero les haya gustado, dejare este puesto, dejen reweis, por favorrrrrrrr... graciasss... se les agradece muchisimo, ya q mis historias nunca ha sido interesantes para nadie... T_T

Firma

Black Alice