Bendita Vida

Capitulo 34

La cita

Apenas había llegado la mesera con las tazas de café y Serena se sentía algo incomoda, tenía una extraña sensación que no la había abandonado desde la mañana, por más que trataba de sonreír y aparentar que no sucedía nada por dentro no se sentía así, afortunadamente ese día no le había ocurrido nada extraño y la noche estaba por terminar y eso la tranquilizaba pues equivalía a que era un día más que nada pasaría.

-Afortunadamente pude rescatar esa crema, sino imagínate que hubiera hecho con todo lo que ya tenía preparado... -dijo antes de beber un poco de café-

-¿Sabes que esta noche luces realmente hermosa? -tomando suavemente su mano- me siento tan feliz de que estés a mi lado… no cabe duda que a tu lado seré muy feliz por el resto de mi vida

-Gracias... -murmuro observando cómo tomaba su mano- si supongo que así será... -sonrió ligeramente- seremos muy felices... -tomando un poco mas de café-

-Claro que si… porque tú y yo estamos hechos el uno para el otro nacimos para estar unidos y así será siempre… Serena…

- ¿Siempre? -se pregunto a si misma observándolo por encima de la orilla de la taza para luego bajarla- ¿De verdad lo crees?

-Claro que si… recuerda que somos el uno para el otro y nos juramos amor eterno mi amada mariposa

-Sí, tienes razón... -Sonrió ligeramente soltándose con suavidad de su mano- creo que ya es tarde... será mejor que me lleves a casa... -tomando la taza y bebiendo un poco mas de café cuando escucho un sutil ruido- ¿porque hace ruido la taza?

Darien sonrió esperando su reacción al ver el interior de la taza.

-¿Qué es esto? -ladeo un poco la taza viendo algo brilloso al fondo de esta, subió la mirada para verlo- ¿Darien? -tomo una cuchara y saco aquel metal-

-¿Te gustaría casarte conmigo? -sonrió aun más al ver su reacción-

-¿Qué? -pregunto extrañada al ver la sortija en la cuchara- ¿de qué hablas?

-De toda una eternidad unidos… Serena… mi linda mariposa -se levanto acercándose a ella- ya no puedo estar un día sin ti… por favor cásate conmigo… se mi esposa

-Pero... -lo observo fijamente- ¿no te parece que es demasiado pronto?, acabamos de comenzar de nuevo esta relación y yo...

-Nos amamos… ya hemos estado juntos antes… de verdad no quiero estar más tiempo sin ti… piénsalo por favor… estaré ansioso por tu respuesta

-Necesito tiempo para pensarlo... de momento no puedo aceptar la sortija... -tomándola entre sus dedos para entregársela- por favor llévame a casa... -dijo un poco seria-

Con una mueca de decepción tomo la sortija- De acuerdo vamos…

-Lo siento, aun es pronto... -tomo su bolso y sin decirle nada se dirigió al baño-

Suspiro decepcionado- No lo entiendo creí que aceptaría de inmediato…. -murmuro con pesadez y molestia al verla partir hacia el baño-

Al llegar al baño se recargo en el lavabo bajando la mirada cerrando los ojos para luego subir la mirada hacia el espejo observando el reflejo- ¿Porque no pude aceptar? -respiro profundamente antes de salir-

-¿Nos vamos entonces? -se acerco a ella al verla salir- ya pague la cuenta

- Si vámonos... -camino delante de él para salir de la cafetería por fin rumbo a su casa-

Camino en silencio hacia el auto detrás de ella, al llegar la tomo del brazo atrayéndola hacia el besándola sorpresivamente.

No supo qué hacer solo procuro no acercarse más a él colocando las manos en su pecho entre ambos, y casi obligándose a si misma correspondió al beso, aunque a su parecer no le había gustado esa actitud.

La abrazo por la cintura acariciándola suavemente, profundizando aun mas ese beso haciéndolo sumamente apasionado recargándola sobre el auto.

Quiso corresponder del mismo modo, pero no se sentía capaz, lo hacía más por costumbre que por ganas de besarlo- Darien... -trato de decir en medio de aquel beso intentando terminar con ese beso-

-¿Qué sucede? -bajando sus besos hacia su cuello-

-¿Qué haces? -empujándolo suavemente- Darien... nos… están observando...

-Que importa… lo único que la gente ve es una pareja enamorada no tiene nada de malo -mirándola a los ojos- ahora que si quieres podemos ir a un lugar más privado como mi departamento -murmuro seductoramente-

-No Darien... a mi si me importa lo que vea la gente, así que por favor llévame a casa... -dijo mirándolo para luego separarlo poco a poco- y creí que ya habíamos hablado de esto...
-Lo sé… pero de verdad te deseo tanto… deseo volver a estar contigo como en aquellos días -suspiró- respetare tu opinión te llevare a casa -dijo más de de fuerzas que de ganas-

-Gracias... -murmuro acomodándose la ropa esperando a que le abriera la puerta- espero que no estés molesto... un día volveremos a estar juntos, solo no me presiones por favor...

-Si claro… -Le abrió la puerta aun mostrando esa expresión de molestia que sentía-

Suspiró totalmente confundida por esa actitud y sin decir nada subió al auto colocándose inmediatamente el cinturón de seguridad- Creo que esto es lo que presentía... -dijo observando hacia el frente-

-¿De qué estás hablando? –Fijo su mirada en ella molesto al cerrar la puerta del conductor casi azotándola, encendiendo el auto- hay días que estas demasiado rara y no me gusta…

-¿Demasiado rara? -se repitió quitándose el cinturón- lo siento, así soy ahora y no creo que pueda volver a ser la de antes... gracias por ayudar en este cambio... -bajo del auto comenzando a alejarse-

-Espera -bajando del auto alcanzándola-

-¿Que es lo que quieres? -volteando a verlo totalmente molesta- lo mejor será que nos veamos mañana...

-No quiero que peleemos por este tipo de cosas… por favor piensa en mi propuesta ¿sí?

-Nos vemos mañana... -dijo dándose la media vuelta dejándolo ahí-

-Hasta mañana… -Presiono sus puños dando media vuelta hacia el lado contrario mientras sacaba su celular marcando un número-

X-X

Caminaba lentamente por la acera cuando la idea de pasar un momento al parque no parecía tan mala, sobre todo que ya era un poco tarde y por lo mismo ya se encontraba un poco vacio, al llegar a su banca favorita se sentó esperando poder aclarar sus pensamientos, aquella propuesta la había esperando por mucho tiempo, pero no había tenido nada que ver con la soñada, en si nada era como lo había soñado.

Seiya al salir del trabajo se topo con su auto descompuesto, por lo que no tuvo más remedio que irse caminando después de que la grúa se lo llevara al taller, caminaba por el parque un tanto pensativo, subió su mirada hacia el cielo y luego la volvió hacia el frente topándose con la imagen de la chica que tanto amaba y no podía gritárselo- Hola… -se acerco con lentitud hasta quedar frente a ella-

-¿Eh? -subió la mirada a quien la saluda, lo que menos hubiera querido es que él la viera así- ah hola... -sonrió ligeramente- ¿qué haces aquí?

-Regresando del trabajo y buscando un poco de relajamiento… hacia días que no venias al parque… -sonrió ligeramente, aunque aquélla expresión que ella tenía no le gustaba nada- ¿qué te ocurre?, te noto triste

-No nada... -desvió la mirada hacia sus manos- extrañaba venir a este parque... ¿tu... has venido muy seguido?

-Pues si… casi todos los días… -Sentándose a un lado de ella- ¿segura que estas bien?

Sonrió ligeramente al escuchar que él acudía al parque tan seguido como podía, pero de nueva cuenta aquel extraño sentimiento se hizo presente- Si... solo que... -suspiro- ¿crees que he cambiado?, ¿qué me he vuelto extraña?

-Mmmm no… ¿por qué lo dices?, al menos siento que eres especial… no se a que te refieras con eso

-No se... -subió la mirada al cielo recargándose en el respaldo de la banca- quizá a veces me vuelvo insoportable... ¿has sentido que no puedes entenderme y que me vuelvo rara y eso no te gusta?

-Mmm no… porque me gusta cómo eres en todas tus facetas… es normal que a veces te sientas triste o sin ganas… o que sientas ganas de gritar o reír llorar quizás… pero no por eso te veras rara, si alguien pudiera entender a las mujeres ese sería solo Dios… créeme a veces tampoco entiendo lo que pasa por su mentes pero no por eso me van a dejar de gustar… ahí tienes a Michiru con sus rarezas -sonrió para amenizar el momento-

Sonrió al escucharlo volteando a verlo- Tienes razón, creo que ningún hombre comprendería la mentalidad de las mujeres... -suspiro- pero hay veces que aunque no nos entiendan al menos tratan de comprender... -volvió la mirada hacia el frente- como tú por ejemplo, siempre estas tratando de comprendernos... ¿no es así?

-Este… sí creo que si… quizás porque crecí cuidando de dos mujeres -se sonrojó rascándose la cabeza-

Definitivamente con él a su lado no podía estar tanto tiempo triste, después de escuchar aquello volteo a verlo con una sonrisa- Eso es algo digno de admirarse... cuidar de dos mujeres no es fácil... -tomo con suavidad una de sus manos- imagino que la chica que sea la dueña de tu corazón será muy feliz a tu lado...

-¿Tú crees? -se sonrojo aun más sin saber que decirle-

-Sí, eso creo... -suspiro- ¿has pensado alguna vez en casarte?

-Este… -desvió un poco su mirada- si… sueño con formar una hermosa familia y vivir lleno de paz y tranquilidad -sonrió ampliamente-

Lentamente soltó su mano desviando la mirada- Yo también había soñado con una familia, incluso a estas alturas yo podría estar casada y quizá lejos de aquí...

-Casada con… -guardo silencio sin atreverse a pronunciar su nombre tan solo pensarlo le dolía en lo más profundo de su corazón-

Asintió con una sonrisa triste- Con Darien... si todo funcionaba bien podría llevar quizá 4 años casada con él... -suspiro- pero no, esa vez nada salió como pensé... era tan joven que no pensé en nada más que en mi deseo de estar con él y no separarme jamás de su lado, fui tan impulsiva, tan infantil al proponérselo yo... y él... -cerro los ojos al recordar ese día- me rechazo... diciendo que esa no era la solución... ni siquiera me dijo que aun no era el momento, simplemente se negó...

Escucharla le dolía aun más- Y si eso hubiese pasado… quizás nunca te hubiera conocido… pero ahora las cosas son diferentes y estas con él…con el hombre que siempre has amado… -Tomó suavemente su mano- y lo importante es que seas feliz

-Si, quizá eso es lo importante... pero... hoy debió ser ese día feliz que toda mujer espera... una propuesta de matrimonio del hombre al que amara es lo que siempre había soñado...

-¿Te… propuso matrimonio? -trago un poco de saliva sintiendo una fuerte punzada en su corazón-

-Si... -suspiro y oprimió su mano sintiendo la necesidad de hacerlo- pero no pude aceptar, solo le dije que lo pensaría... no pude aceptar y aun no entiendo porque si eso es lo tanto había deseado desde siempre... -murmuró-

La observo en silencio sin atreverse a pronunciar palabra alguna no sabía si sonreír o sentirse aliviado o triste- Imagino que te tomo por sorpresa….

-Sí, fue algo que no me esperaba, pero esa propuesta no fue como siempre soñé, no se... -suspiró- me siento decepcionada...

-Entonces… tomate tu tiempo y no dejes que te presione… no hagas nada que no quieras y desees hacer… si él te quiere entenderá… estoy seguro

-Sí, se supone que debió entenderme... pero no lo hizo al contrario creo que se molesto... -suspiro negando con la cabeza suavemente- las cosas entre nosotros no estuvieron bien, así que preferí venirme sola...

-Hiciste bien… ambos necesitan analizarlo y pensarlo quizás no fue el mejor momento y eso es todo…

-Sí, es verdad... -sonrió sutilmente volteando a verlo- gracias por escucharme... no hemos tenido tiempo ni para saludarnos y cuando te veo solo es para decirte mis problemas... mmm ¿te parece si te invito un pastel?

-Este… si vamos… -murmuro sonriendo- me alegra verte sonreír

-Mmm puedo decirte que esta sonrisa la conseguiste tu con solo escucharme... -sonrió tomándolo de la mano poniéndose de pie- vayamos entonces...

-Entonces siempre te escuchare si es solo para verte sonreír -se levanto caminando con ella- vamos por un rico pastel

-Gracias... -dijo con una sonrisa sincera comenzando a caminar a su lado-

X-X

Al fin el día que tanto había ansiado llego, los nervios eran evidentes, pero aun así estaba concentrada en que todo quedara a la perfección- Por favor mueve esa mesa hacia la izquierda y centren más la pantalla

Se acerco lentamente a donde ella estaba dándole la espalda- Felicidades... va a ser todo un éxito esta fiesta...

Brinco asustada volteando- Ay me asustas -sonrió al verlo- claro que tiene que ser todo un éxito no es cualquier cosa

-¿Y tú a qué hora te vas a cambiar?, como dices no es cualquier cosa... -observaba atentamente todo el lugar-

-En un rato voy a cambiarme, traje la ropa para cambiarme aquí -sonriéndole- estoy emocionada espero que bailes conmigo porque hoy no tengo pareja, mi pareja vendrá con su novia

-Aunque sea el jefe no quiere decir que tenga que estar presente en estos eventos... además aun no me has invitado... y por pareja no creo que batalles...

-Creí que ya estaba por demás que estarías presente muy bien, ¿gusta este amable caballero asistir a mi fiesta de graduación y ser mi pareja de baile? -haciendo una reverencia sonriendo ampliamente-

Sonrió ligeramente- De acuerdo... pero no te aseguro ser tu pareja toda la noche... ah y un detalle mas... y solo así aceptare... -saco de su bolsillo una tarjeta que era entrada para una habitación- numero 501 quiero que uses mi regalo...

-¿Tu regalo? -miro la tarjeta sonrojada-

Sonrió divertido al ver su cara- No te preocupes, no es nada malo... y solo será para que te bañes y cambies a gusto... bueno nos vemos más tarde... ¿de acuerdo?

Sonrió- Muchas gracias hasta más tarde entonces

-Espero que te quede... -dijo al darle la espalda y comenzar a alejarse-

-A que se refiere con eso -mirando la tarjeta fijamente-

X-X

Había estado observando por un largo rato lo hermosa que se veía, dando órdenes aquí y allá, con tres intentos fallidos de acercarse decidió que era momento para pensar que le diría en cuanto la tuviera frente a él, de momento y mientras se le ocurría que es lo que su corazón diría, quizá había sido una mala idea ir, pero necesita hablar con ella y aclarar toda su situación.

X-X

Después de terminar de revisar los últimos detalles vio la hora en su reloj y fue a recoger el vestido que tenía guardado para ese día en su locker, para luego dirigirse a la habitación que Diamante le había indicado, suspiro abriendo la puerta- Bien es hora -pestañeo al ver una caja sobre la cama- ¿y esto? -se acerco a la cama dejando su vestido sobre la cama, para abrir la caja- pero… si es un vestido -lo saco de la caja extendiéndolo para verlo- es sumamente hermoso… -Sonrió aun más emocionada depositándolo sobre la cama con sumo cuidado, para iniciar a arreglarse. Un rato más tarde lucia frente al espejo el hermoso vestido de color azul marino, con escote en v de tirante grueso, ajustado hasta la cintura, y de ahí desprendía un gran vuelo que no llegaba mas allá de la rodilla- que hermoso -girando frente al espejo, termino de cepillar su cabello para colocarse una banda azul marino que hacia juego perfecto con el vestido y las zapatillas, suspiro saliendo de la habitación para dirigirse hacia el salón donde el evento se llevaría a cabo muchos ya estaban presentes ocupado las mesas designadas, y al parecer todo marchaba a la perfección-

Veía a toda la gente que iba y venía, jóvenes muy guapas que de vez en vez le sonreían, pero que a ninguna respondía, por estar pensando en aquel encuentro la había perdido de vista, la buscaba por todos lados pero sin encontrarla, de pronto una joven llamo su atención en la entrada del recinto, se puso de pie para poder verla mejor y quizá acercarse de una buena vez, pero de nueva cuenta la vio entretenerse con gente a la cual saludaba.

-Hola Haruka… que sorpresa verte por aquí -decía una linda chica a sus espaldas-

Volteo a verla más que sorprendido- ¿Qué haces aquí Esmeralda?, creí haberte dicho que te fueras...

-Lo siento me invitaron a la fiesta y no pude rechazar, pero qué bueno que te veo… espero seas mi pareja de baile

-No Esmeralda... ni siquiera para un baile... -viéndola fijamente- ¿que no te das cuenta que no me interesas?

Frunció el ceño con molestia- Solo un baile no te cuesta nada ¿o sí? -tomándolo del brazo- esto es una fiesta de graduación no seas aguado, le dije a mi amiga que mi prometido seria mi acompañante hoy

-Pues anda ve a buscarlo... porque no creo que te refieras a mí... -soltándose con suavidad- y además no entiendo que tienes que hacer tú en una fiesta de graduación...

-Ay que tonto eres claro que hablo de ti… y estoy aquí porque es la graduación de mi amiga Michiru ¿la recuerdas?, la recepcionista que trabaja aquí… y ella me invito -lo observo atenta a su reacción- ¿y tú qué haces aquí en todo caso?

La miro incrédulo y con molestia al escucharla decir el nombre de Michiru- Estas loca... ella jamás te invitaría... déjate de jueguitos y dime de una vez por todas que es lo que quieres

-Pero si te digo la verdad ella me invito hace unos días y si no me crees ve y pregúntale… de hecho gracias a ella pude dar contigo -sonrió con malicia al ver su actitud-

-No tengo porque preguntarle nada, te conozco y seguro te invitaste tu sola, Esmeralda... -suspiro tratando de tranquilizarse- déjame en paz así como yo lo hice contigo cuando me lo pediste... vete... -dijo de forma seria-

-Bien si no crees haya tu hay mira por cierto ahí esta permiso voy a felicitarla -le sonrió aun mas alejándose de ella hacia donde estaba Michiru-

La tomo del brazo para evita que fuera atrayéndola a su cuerpo- ¿Esmeralda?

-Haruka… -Sorprendida de que la jalara así- no vez que voy a felicitar a mi amiga porque tú no quieres que este a tu lado -lo miro retadoramente y con malicia- ¿cambiaste de opinión y serás mi pareja de baile?

-¿No quieres otra cosa? -pregunto soltándola suavemente para rodear su cintura-

-Sabes lo que quiero -abrazándolo por el cuello-

Michiru caminaba entre la gente aun saludaba a sus amigas cuando su mirada se topo con esa escena- "Lo bueno es que no tenían nada que ver…mentiroso" -se dijo así misma respirando profundamente para proseguir su camino hacia el área de sonido- atención a todos los graduados el baile está por comenzar tomen a sus parejas y a bailar se ha dicho -decía bastante animada al micrófono-

-Perfecto… vamos a bailar cariño

-Espera... -sin poner atención a lo que acaba de escuchar. La sujeto con fuerza- vamos... a otro lugar... más... íntimo... -murmuro a su oído-

-No… yo quiero bailar y que todos nos vean -con una coqueta sonrisa- anda bailemos una pieza y después iremos a donde tú quieras

-¡No! -dijo subiendo un poco el tono de voz- por favor Esmeralda... quiero... hacerte mía... -dijo a su oído para después besar su cuello- ahora...

-Anda vamos a bailar solo una pieza por favor -cerrando sus ojos disfrutando del beso- aunque tu oferta es tentadora

Michiru miraba a lo lejos con algo de molestia cerro sus ojos buscando con la mirada a quien sería su pareja de la noche.

-Ya verás que tan tentadora es... -dijo volviendo a besar su cuello- no pierdas esta oportunidad...

-De acuerdo vamos a mi habitación -abrazándolo con fuerza susurrando-

-Eso es lo que quería escuchar... -sonrió sutilmente pasando la mano por su espalda- vamos...

-Si vamos -sonrió dejándose conducir por él-

Aun con dulces palabras la llevo a la salida hasta que estuvieron fuera la soltó suavemente- Adelántate y espérame en tu habitación... tengo que decirle a mi hermana que no llegare esta noche... ¿te parece... amor?

-De acuerdo no tardes sabes dónde estoy -besando sus labios con suavidad- te estaré esperando con ropa muy cómoda -guiñando un ojo- como a ti te gusta

-Perfecto... justo como a mí me gusta... -sonrió alejándose rumbo a la recepción-

-Nos vemos entonces -sonrió yendo hacia los elevadores con una sonrisa triunfal puesto que se dio cuenta que Michiru los observaba fijamente- esto no pudo haberme salido mucho mejor -entro al elevador para dirigirse a su habitación-

Sonrió al ver que el elevador se cerraba- Se que me vas a odiar pero ni modo...

X-X

-¿Como esta mi empleada estrella? -pregunto al acercarse a saludarla-

-¡Hola! Ya te habías tardo creí que me dejarías plantada -sonrió con alegría al verlo-

-Para nada, solo que tenía que adelantar el trabajo... -la observo fijamente de arriba a abajo y viceversa- te ves realmente... hermosa...

-¿De verdad?, muchas gracias el vestido es hermoso pero no debiste haberte molestado -sonrojándose un poco-

-No es ninguna molestia... tomaste una decisión y hoy comienzas a ser toda una verdadera dama de sociedad... recuérdalo...

-Si… más si tengo al mejor de los maestros como instructor… de verdad este vestido es hermoso gracias -dándole un beso en la mejilla-

-Ya te dije que no tienes nada que agradecer... -sonrió- ¿y bien vamos a bailar te parece?

-Me parece muy bien me encanta bailar -respondiendo a la sonrisa, desviando un poco su mirada buscando a aquella pareja pero no encontró nada-

-Bien vamos... -tomándola de la mano para conducirla a la pista de baile-

-Si -sonrió ligeramente sin dejar de buscar con la mirada a su alrededor- espero que seas un buen bailarín -dijo un tanto bromista-

-Mmmm no tanto... -comenzó a bailar frente a ella aun un poco frio- ¿que buscas?

-Mmm ¿alegría? -comenzando a bailar un tanto más alegre y al ritmo de la música-

-Entonces busquemos alegría...

-Perfecto -siguió bailando pero no podía evitar buscarlo- no eres tan mal bailarín

-Quizá no tanto como con quién quisieras...

-¿Te… te diste cuenta? -murmuro con un poco de tristeza viéndolo a los ojos-

-Claro... -sonrió ligeramente- es evidente tu cara de tristeza

-Bueno… al menos se ve feliz con su prometida -murmuro con tristeza sin dejar de bailar-

-Mmm si... -volteo a la puerta sonriendo- sabes tengo algo que hacer, espero no tardar con mis pendientes...

-De acuerdo… aquí te espero no tardes -sonriéndole ligeramente aunque no podía ocultar esa tristeza que tenia-

La había estado observando con atención mientras bailaba con ese tipo que le desagrado desde la primera vez que lo vio, cuando por fin la vio sola y antes que de nueva cuenta se frustrara su encuentro se acerco- Hola... -dijo con una sonrisa al tenerla frente a él-

Subió su mirada hacia él- Ho…hola -busco a su alrededor buscando a la chica-

-Te ves... hermosa... -dijo tomando su mano, besando el dorso de esta de forma galante- sirena...

Michiru respiro tratando de disimular el nervio que sentía- Gracias... -retirando su mano-

Respiro profundamente tomando su mano antes de que la alejara más de él- Pareciera que no te da gusto verme...

Sonrió ligeramente- Si me da gusto verte...

-Pues no parece... -sonrió llevando la mano a su mejilla-

Lo miro fijamente- Bueno... supongo que estarás ocupado... y no quiero ser una molestia para ti

-Ah sobre eso... quiero hablar contigo y explicarte lo que sucede... -dijo bajando la mano no atreviéndose a acariciarla-

-No tienes que darme explicaciones... entiendo...

-Tienes razón no tengo que darte explicaciones, pero quiero dártelas... por favor escúchame...

-De verdad... no necesito explicaciones -sonrió- se que serás muy feliz...

Llego a mis ojos como un ciclón,

Tu mirada desde el rincón,

Dejando a su paso un mar de neón, humo y licor,

No sé con quién andas si es tu novio, me da igual.

Me fui acercando un poco a ti

Y me dije sin parpadear que bien se le ve el blue jean,

Sin pensarlo di un paso más,

Y en las tripas peces me nadaron,

Cuando al fin supe tu nombre.

-¿Estás segura? -pregunto tomando con más fuerza su mano- ¿estás segura que seré feliz?

-Me lastimas... -tratando de soltarse- si... sé que serás feliz

-Veo que aun sigues con tu idea de mantenerme lejos de ti...

Desvió su mirada hacia un lado- Es mejor así...

-¿Para quién? -pregunto soltándola tomando su barbilla para hacer que lo viera-

-Para ambos... -murmuro en voz baja- si me disculpas... quiero ir a bailar...

-Perfecto bailemos... -la tomo del brazo- si es lo que quiere la sirena... -dijo algo molesto-

X-X

Aun con una sutil sonrisa se sentó a lado del chico- ¿Te diviertes?

Volteo a verlo- Te digo la verdad… me estoy aburriendo mucho -mirando hacia la pista- ¿y tú?

-Es divertida la fiesta, no comprendo porque estas aburrido... -sonrió cruzándose de brazos- estoy seguro de que ahora comenzara la diversión...

-¿Por qué lo dices? -mirándolo fijamente- si esta divertida pero yo no bailo…

Volteo a verlo con una sonrisa incrédula- ¿No bailas? -volvió la mirada a la pista- no lo creo... quizá te falta la misma pareja de baile que en cierta noche de baile sensual... -comento con esa misma sonrisa-

-¿También estas enterado de eso? -sorprendido y nervioso- ay Michiru me las vas a pagar -buscándola con la mirada cuando noto la presencia de Haruka junto a ella- creo que acabo de encontrar mi venganza –sonrió sacando su celular-

X-X

Y el plan del destino empezó a marchar,

Qué manera de juntar a este par de extraños

Que se empiezan a extrañar,

Pronto tendrás que regresar con aquel fulano

Y yo con botella en mano

No podré olvidar la cita del azar.

Frunció el ceño con molestia- No creo que seas un gran bailarín... de cualquier forma no debería molestarte

Sin decir nada la jalo llevándola hasta el centro de la pista, aun mas que molesto la tomo de la cintura pegándola a su cuerpo- No creo que debas hablar de algo que no sabes...

-¿En serio? -con un tono burlón- ya quisiera verlo... -colocando sus manos sobre su pecho, comenzando a mover la cadera al ritmo de la música-

A que te dedicas cuando no estás

Divirtiéndote en algún bar,

Preguntaste y la luz de tus ojos me hizo hablar:

Rezo para conseguirme a alguien como tú.

Dobló esta apuesta mi corazón

Cuando ahí tú sin ton ni son

Me invitaste a bailar, una banda empezó a tocar,

Y al oído me dijiste que aquella canción me dedicabas.

Sonrió de forma irónica comenzando a moverse del mismo modo que ella deslizo una de sus manos a su espalda extendiéndola en ella mientras la otra bajaba a su costado.

Sonrió desafiándolo con la mirada, mientras sus movimientos eran lentos, comenzando a mover los hombros en círculos.

Y el plan del destino empezó a marchar,

Qué manera de juntar a este par de extraños

Que se empiezan a extrañar,

Pronto tendrás que regresar con aquel fulano

Y yo con botella en mano

No podré olvidar la cita del azar.

Negó sutilmente con la cabeza sin perder esa sonrisa, nuevamente la tomo de la cintura con una mano y con la otra de la nuca tomándola con suavidad hizo que se hiciera hacia atrás sin despegarse de su cuerpo.

-No lo haces tan mal... -acercando su rostro hacia él, empujándolo un poco con las manos moviendo su cuerpo en círculos dando una suave y seductora vuelta al ritmo de la música-

-Vaya alago... -murmuro tomándola de la cintura ahora de espaldas a ella haciendo que se moviera a su ritmo y el de la música-

-No fue un alago -murmuro llevando sus manos hacia su espalda rodeando su cuello dando mayor movilidad a su cintura-

-Entonces no me importa... -dijo a su oído bajando lentamente con ella sin dejarla despegar de su cuerpo-

-¿Y qué es lo que te importa? -siguiendo sus movimientos-

Y se nos hizo eterno aquel momento

Celebrando el encuentro de dos náufragos a orillas de la pasión.

-Que me escuches... -al estar nuevamente rectos la hizo girar hacia él, tomándola de las caderas pegándola a las suyas-

-De verdad... no necesitas darme ninguna explicación... no te la he pedido y es decisión tuya lo que quieras hacer... -sin dejar de verlo a los ojos fijamente entre el sonrojo y la seguridad que quería aparentar ante él, no podía ocultar el evidente nerviosismo que sentía más al estar así-

-¿Es decisión mía lo que quiera hacer? -Recorrió una mano por entre su cintura y su espalda hasta que estuvo de nueva cuenta en su nuca, sin dejar de moverla a su ritmo-

-Si... -cerrando sus ojos sintiendo un fuerte estremecimiento, volviéndolos a abrir en seguida- si te casas o no… no es asunto mío -sin dejar de bailar y mover con suma suavidad la cadera-

Y el plan del destino empezó a marchar,

Qué manera de juntar a este par de extraños

Que se empiezan a extrañar,

Pronto tendrás que regresar con aquel fulano

Y yo con botella en mano

No podré olvidar la cita del azar.

-Mmm no me refería a eso... -sonrió de forma maliciosa al ver que la seguridad que quería mostrar no era más que una fachada-

-¿Ah no?, ¿y entonces?, no quisiera que tu noviecita nos viera y mucho menos bailar de esta forma... no vaya ser que te ocasione problemas con ella, ya que hace un rato te vi muy cariñoso con ella

Sonrió al recordar lo furiosa que debía estar- No te preocupes... no creo que vea este baile ni lo que sigue a continuación... -murmuro acercándola más a su cuerpo-

-¿Ni lo que sigue?, ¿a qué te refieres? -inconscientemente su cuerpo volvió a estremecerse comenzando a temblar-

-Ah esto... -acerco su rostro y con ayuda de su mano empujo su rostro hacia él y beso por fin los labios que tanto había extrañado-

Llego a mis ojos como un ciclón

Tu mirada desde el rincón.

Me mirabas desde el rincón

X-X

-Ah eso me refería con que comenzaría la diversión... -dijo con una sonrisa-

-Esto sí que será divertido… espero que se reconcilien -murmuro comenzando a grabarlos-

-Lo mismo espero yo... -murmuro observando atentamente a la pareja que comenzaba a bailar-

-Mmm y yo que creí que tú querías algo con mi hermanita -viéndolo de reojo sin dejar de grabar-

-No, solo somos amigos... -respondió sonriendo ligeramente al ver como bailaban- está más que claro que tu hermana solo tiene ojos para ese chico...

-Eso que ni que… mi cuñadito es el mejor e ideal para ella… alguien tranquilo para alguien acelerado como ella -sonrió observándolo- además sería raro tenerte a ti de cuñado

-No te preocupes, eso no pasara... -sonrió más que entretenido de tal espectáculo-

-Esto es una mina de oro -buscando el mejor ángulo para grabarlos-

Sonrió al ver lo seguro que la pareja de Michiru se veía, pero más al besarla- Bien... creo que ya no tendré pareja el resto de la noche...

-Espero que eso sea suficiente para doblegar su orgullo -acercándose más enfocando el beso-

-Quizá aun no es tiempo... -se puso de pie comenzando a caminar hacia la pista a pasos lentos esperando ver la reacción de Michiru-

-¿Aun no es tiempo? -con incredulidad miro a la expectativa la reacción de la pareja y del chico que se acercaba a ellos- ¿a qué se refiere? -De pronto una silueta en la entrada llamo su atención y se acerco lentamente para no perder detalle en su grabación-

Diamante esperó pacientemente el momento en el que debía actuar.

X-X

Al sentir sus labios se sintió desarmada por completo, su cuerpo dejo de moverse al ritmo de la música como si se hubiera congelado, lentamente cerro sus ojos comenzando a corresponder aun dudosa tratando de combatir contra esa sensación que sentía al estar con él.

Dejo el baile de lado y rodeo su cuerpo con sus brazos profundizando ese beso, lo que tanto deseaba.

Dudosa correspondió por completo al beso sin abrazarlo, hizo hacia atrás un poco su cuerpo... aunque también deseaba ese momento, no podía quedar tan vulnerable y débil ante él, una decisión había ya tomado y aunque le costara trabajo debía mantenerse firme.

X-X

Apenas iba llegando, ni siquiera le había dado tiempo de cambiarse y se presentaba a tan elegante fiesta con la ropa que había llegado a trabajar, busco con la mirada a su amiga y grande fue su sorpresa al verla que estaba en pleno centro de la pista más que bailando, besando a Haruka, sonrió al pensar que todo se había arreglado entre ella y su hermano.

X-X

Poco a poco se separo de ella acariciando su mejilla- Esta fue mi decisión...

-¿Estás loco lo sabes? -murmuro al notar que varios de los presentes los observaban-

-¿Y no quieres saber por quien? -pregunto con una sutil sonrisa-

-Claro que no le interesa... -dijo una voz masculina a espaldas de Haruka haciendo que voltear inmediatamente a ver quién era-

-No… no necesito que me des explicaciones -mordiendo su labio al notar la presencia de Diamante detrás de Haruka-

-Vamos Michiru, te están buscando... -dijo pasando a lado de Haruka tomando con suavidad el brazo de la chica-

Observo fijamente al tipo que se llevaba a su sirena, antes había pasado desapercibido, pero ahora no, ahora realmente le molestaba.

-Si… vamos… nos vemos -mirando fugazmente al chico mientras se alejaba con Diamante-

-Necesitamos hablar... -dijo avanzando atrás de ella-

-Lo siento… ahora no puedo… y no creo que haya nada de qué hablar… recuerdas… fui yo quien tomo la decisión de alejarme… y tu pronto te casaras

-Vamos Michiru... -dijo Diamante llevándosela sin esperar a que el joven reaccionara a lo que ella asintió caminando sin decir nada-

-Tienes razón... fue tu decisión... -dijo dándose la vuelta para alejarse-

-¿Estás bien? -pregunto en cuanto la alejo de ese lugar llevándola a un pasillo apartado-

Asintió suavemente con su cabeza mirando el piso.

-¿Quieres que vaya a buscarlo para que hablen?

-No… no creo que haya algo de qué hablar… todo está bastante claro entre los dos y yo no tengo derecho a reprocharle nada

-Bueno entonces quita esa cara, porque tú lo dijiste, fue tu decisión alejarte de él, así que no deberías tener remordimiento... -dijo seriamente-

-Si… tienes razón… fue mi decisión y ya no hay vuelta atrás -mostrando una sutil sonrisa-

-Así es... al menos disfrutaste de un buen baile... -dijo con una sonrisa- en fin, ¿vamos a bailar?

-Si… vamos a bailar y disfrutar de esta noche -agarrándolo del brazo- prometiste ser mi pareja recuerdas y ya no pienso soltarte en toda la noche por lo que espero hayas terminado tus pendientes

-Sí, los he terminado, así que podemos bailar toda la noche si es necesario... -sonrió llevándola de nueva cuenta a la pista para comenzar a bailar-

-Eso me agrada -comenzando a bailar- toda la noche hasta el cansancio

Asintió comenzando a bailar.

X-X

-Hola mira ese espectáculo -sonrió mientras grababa el final del beso-

-Hola... -murmuro bajando la mirada al ver lo mal que había resultado todo para su hermano- si, lindo espectáculo...

Dejo de grabar al ver que Michiru se iba con Diamante y Haruka por otro lado- ¿Acabas de llegar verdad?

-Si... solo vine a felicitar a Michiru... -dijo mientras veía lo desconcertado que se encontraba Haruka- y ahora a llevarme a mi hermano...

La miro fijamente- Te ves triste… ¿sucedió algo?

-No, nada... -sonrió ligeramente- solo que no estoy de humor para fiestas es todo...

-Mmm me dirás lo que quieras… pero tu expresión dice otra cosa… -cambiando su semblante sin dejar de verla con preocupación-

-¿Tan bien me conoces? -pregunto evadiendo su mirada-

-No… no te conozco del todo… pero tu expresión no es la de siempre… -mirándola con un poco de seriedad- sabes que puedes confiar en mi… y si no me quieres decir lo que te sucede lo entiendo… es solo que no me gusta verte así… que te parece si te invito un helado quizás eso te anime un poco -sonriendo alegremente tratando de animarla un poco-

-Pero tú tienes que estar con tu hermana, es su fiesta, por mi no te preocupes... estaré bien...

Volteo buscándola viéndola bailar con Diamante- No creo que le importe… está bastante entretenida… ¿qué dices?, vamos y si después te sientes mejor regresamos si no te llevo a tu casa y regreso

Suspiró sonriendo sutilmente- Esta bien... solo voy a saludar a tu hermana y nos vamos... ¿sí?

-Si te acompaño -sonrió- porque tampoco la he felicitado bueno si en la mañana pero no desde que empezó la fiesta

-Está bien vamos... -comenzó a caminar hacia la pista hasta que se acerco a la pareja- buenas noches...

-Buenas noches... –Diamante se detuvo de bailar al ver a la joven-

-Disculpen que los interrumpa, pero quería felicitarte Michiru... -dijo con una sonrisa a su amiga-

-Serena qué bueno que llegas creí que no vendrías -respondiendo a la sonrisa de su amiga-

-Lamento la tardanza... te ves muy linda... realmente toda una graduada... -sonrió abrazándola-

-Muchas gracias -respondiendo al abrazo- me alegra que estés aquí

-Te ves bastante bien ¿cambiaste el vestido verdad? –dijo Seiya mirándola detenidamente-

-Yo se lo regale... -dijo con una sonrisa Diamante-

-Gracias, a mi también... -se separo de ella para observar el vestido al que se refería Diamante- pues tiene muy buen gusto señor... -observándolo detenidamente a lo que él asintió-

-Si es bastante lindo… le digo que no debió molestarse

-Felicidades hermanita este es un gran logro… -abrazándola-

-Espero que te sigas divirtiendo mucho... -dijo Serena algo desconcertada ahora ella, pues no sabía que tan bien se llevaban ella y su jefe-

-Yo me encargare de que así sea... –dijo Diamante con una sutil sonrisa-

-Muchas gracias… espero que te diviertas tu también… es una gran noche… y no pienso dejar descansar ni un solo instante a mi pareja… bailaremos hasta el cansancio

-Entonces diviértete mucho hermanita… saldré por un rato con Serena volveré más tarde espero no te moleste

-No de ninguna manera diviértete

-Si gracias... bueno nos vemos, cuídate... -se acerco a abrazarla de nueva cuenta- y felicidades otra vez...

-Gracias -correspondiendo el abrazo- nos vemos después

-Hasta más tarde entonces -tomando la mano de Serena- nos vemos jefe

-Se van cuidado... -dijo tomando a Michiru de la mano para volver a bailar-

-Hasta luego... -dijo a la pareja comenzando a alejarse-

Seiya camino con ella hasta la salida del lugar- ¿Entonces un helado de fresa?

-Si claro... -suspiro volteando a verlo- pero no es necesario que te vayas, podemos platicar en otro momento...

-Vamos… además me estaba aburriendo… ¿o es que desprecias mi compañía?

-No, para nada... -sonrió ligeramente- no pensé que estuvieras aburrido... quizá soy yo la que te puede aburrir mas...

Sonrió- Jamás podría aburrirme contigo -sonriendo aun mas al momento que salían del hotel- ¿hace una linda noche no te parece?

-¿Te parece? -sonrió subiendo la mirada al cielo cerrando los ojos- siento que es una noche común...

-Claro que no es común mira las estrellas brillan en todo su esplendor

-¿Realmente me veo tan mal? -pregunto ahora observando las estrellas- tanto como para que te compadezcas de mi...

-De que hablas… yo no me estoy compadeciendo de ti -dijo un poco molesto por el comentario-

-¿Por qué sigues soportándome?, no soy más que una chica caprichosa... -dijo bajando la mirada para verlo- tu también deberías saberlo...

-Yo nunca he dicho que seas caprichosa… y tampoco que tu presencia me moleste e incomode… no se qué a que viene todo esto que te sucedió dímelo… por favor no me gusta verte así… tú no eres así

-Darien... dijo que era un capricho venir a esta fiesta, por eso llegue tarde...

Frunció el ceño- ¿Y tú qué piensas que es? -parándose frente a ella-

-Que no lo es, incluso me había comprado un vestido para la fiesta, pero después de lo que me dijo me sentí mal, pero por lo menos quería felicitar a Michiru... incluso Darien iba a venir no se que le paso y cambio de opinión de pronto

-Mmm y que te parece si te llevo a casa y te pones ese lindo vestido… aquí no importa lo que diga o sienta él… si no lo que tu pienses sientas o digas…lo que tú quieras hacer… si a él no le gusta este tipo de fiestas o simplemente quiere que pienses como él… -respiro profundamente- no debes dejar que te diga que hacer… a donde ir o con quien hablar… eres libre de hacerlo es tu novio no tu dueño no eres su esclava y mucho menos un juguete

-Lo sé, pero me entristece que piense que solo es un capricho o que lo hago solo por molestarlo... por eso fue que vine, pero tampoco quiero quedarme con esta cara y este estado de ánimo...

-Y a mí no me gusta que estés así… me gusta más que sonrías y te diviertas, que disfrutes de cada instante y cada momento… no me gusta que ese tipo te haga sentir mal

-Tal vez no estaba de humor y yo insistí demasiado... quizá si soy algo caprichosa, porque Darien no me haría sentir mal a propósito... –dijo algo dudosa- ¿verdad?

Frunció el ceño con mayor molestia, para luego asentir un poco tan solo para tranquilizarla- No eres caprichosa que te quede claro… y si él no estaba de humor era más fácil que te lo hubiera dicho… así te hubiera evitado este mal rato

Suspiró un poco cansada- En fin, no importa, total viene a ver a Michiru y eso es todo... y bueno por un helado... -sonrió ligeramente pero aun con esa tristeza que no podía evitar, aunque por otro lado se sentía feliz de estar con Seiya-

-Entonces vamos por un rico helado… ¿te parece si caminamos?, hay una heladería aquí cerca… seguro aun la alcanzamos abierta

-Si claro... vamos... -sonrió comenzando a caminar- gracias por escucharme...

-Cuando quieras siempre te escuchare… no me gusta verte triste, una sonrisa se ve mejor mira -se acerca a ella jalándole los cachetes-

-Oye... -le quita las manos de sus mejillas- eso duele... a ver yo... -jalándole ahora a él los cachetes-

-Auchs duele, duele -torciéndose entre la risa y el jalón-

-Que bueno... -sonreía divertida de ver su expresión sin soltarlo- para que veas lo que se siente...

-Ahora veras -como pudo extendió su mano jalando sus cachetes también de forma muy divertida-

-No, me duele... ya... -dijo soltándolo un poco y haciendo que él también la soltara- ya no juego... me duele...

La soltó con una amplia sonrisa- Al menos ya te hice reír

-Si verdad... -sonrió ahora acariciando su mejilla suavemente- gracias...

Sonrió presionando sus cachetes con las palmas de sus manos- siempre que pueda verte sonreír… no tienes nada que agradecer ahora vamos por el helado sube te llevare de caballito -dándole la espalda agachándose para que subiera-

-¿Estás loco? -pregunto con una sonrisa dudando en hacerlo-

-Anda sube te llevo -mirándola alegremente animándola a subir-

-Sí, definitivamente estás loco... -dijo mientras se acercaba a él- de acuerdo... -subiendo a su espalda-

-VIVAAAAAA -grito sujetándola con fuerza comenzando a correr por la calle-

-Con cuidado, nos vamos a caer... -sujetándose con más fuerza de su cuello-

-No te preocupes no caeremos -mientras corría hacia la heladería sujetándola con fuerza-

-Gracias... -dijo a su oído- gracias a ti me siento mejor...

Se sonrojo al escuchar esas lindas palabras y lo único que atino fue a seguir corriendo hasta llegar a la heladería- Hemos llegado justo y a tiempo

-Yo quiero un helado de fresa doble... -sonrió al llegar separándose de su cuerpo liberándolo por fin de su cuello-

-Que sean dos por favor -llevando su mano hacia su cuello muy sonriente- y agréguele dos fresas enormes por favor

-Vaya conoces muy bien mis gustos... -sonrió esperando algo impaciente por su helado- estoy segura de que serás un estupendo novio...

-Que cosas dices -recibiendo los helados- aquí tienes disfrútalo

-Gracias... -sonrió tomando su helado y comenzando a comerlo- tu también disfrútalo...

-Gracias -comiendo de su helado- delicioso

-Seiya... ya me siento mejor... -sonrió mientras continuaba comiendo su helado- será mejor que regreses a la fiesta... yo me iré a casa...

-Te llevare a casa es tarde y no puedo dejar que una linda chica como tú se vaya sola anda vamos al carro

-De verdad puedo irme a casa sola... hoy ya has hecho mucho por mi...

-Por favor…déjame acompañarte… o no estaré tranquilo ¿qué clase de chico seria si te dejara ir sola a casa?

-Está bien... -sonrió tomando su mano- porque no eres esa clase de chico, eres más bien caballeroso...

-Muy bien entonces vamos bella señorita -poniendo su brazo- la escoltare hasta su humilde hogar

-Gracias galante caballero... -tomando su brazo-

X-X

Seiya se encontraba sentado en uno de los sillones dentro del área para empleados mirando fijamente su celular con una sonrisa un tanto misteriosa y macabra.

-¿Y ahora que hiciste? -pregunto al verlo entrando directamente a buscar parte de su uniforme-

Subió su mirada sonriendo maléficamente- Quiero hacer una travesura pero no sé cómo ¿me ayudas?

-¿Travesuras? -pregunto desconcertada volteando a verlo- ¿y ayudarte a qué?

Mordió su labio- ¿Cómo puedo subir un video en internet?, ¿tú sabes cómo?

-Sí, pero, ¿qué video? -se acerco a él-

-Este -extendiendo su celular con una sonrisa macabra-

-A ver... -dijo tomando el celular comenzando a ver el video- ¿y eso porque no lo vi?

-Porque llegaste tarde -sonrió ampliamente- ¿qué dices me ayudas?, quizás por querer vengarse de nosotros se unan ¿no crees? Y así me desquito del video que Michiru subió

-Está bien, pero lo hacemos cuando estemos más tranquilos, porque no creo que nos dejen aquí... ¿te parece?

-Anda vamos a mi oficina y ahí lo cargamos por favor por favor no puedo esperar a ver sus caras cuando se enteren

Sonrió- De acuerdo vamos... pero si me regañan será tu culpa...

-Tranquila no pasara nada me echaré la culpa -se levanto del sillón sonriendo muy contento por realizar aquella travesura-

-¿De verdad crees que sirva de algo subir el video? -pregunto un poco seria-

-Pues al menos eso espero… claro Michiru se enojara conmigo y hará todo un escándalo… pero espero que al verlo… se dé cuenta que Haruka es el chico ideal para ella y admita sus sentimientos… o al menos baje un poco su orgullo -abriendo la puerta de su oficina- adelante señorita

-Gracias... lo mismo espero yo, que mi hermanito deje de lado ese respeto por lo que ella decidió, si tan solo por una vez no le importara y se dejara llevar por lo que siente todo estaría mucho mejor, porque ellos estarían juntos

-Si a uno le falta luchar y a la otra dejar de ser tan orgullosa… antes no me importaba si terminaba con algún novio… se que jamás ha regresado con alguien salvo con su primer novio… pero las cosas no salieron bien… y desde ahí no he visto que vuelva pero Haruka me gustaría mucho fuera la excepción -dejándole el asiento de la computadora- ya lo tengo en la maquina pero ¿cómo lo subo?

-¿Tienes cuenta o lo subo a la mía? -pregunto mientras se sentaba y comenzaba a teclear la dirección de la página a la cual subirían videos-

-¿Cuenta de qué? -un tanto despistado, observándola atentamente-

-Mmm... -volteo a verlo y sonrió ligeramente- creo que tendrá que ser en la mía... -dijo volviendo la vista al monitor para poder entrar a su cuenta- mira desde aquí vamos a buscar el video, ¿qué nombre le pondremos?

-¿Mmm qué tal si le pones el baile sensual O que se te ocurre? -mirando fijamente el monitor-

-Un baile de amor... -tecleo el nombre-

-Mucho mejor eso me gusta… ¿qué crees que diga tu hermano?

-Querrá matarnos... -dijo con una sutil sonrisa sin dejar de ver el monitor, teclear y unos cuantos clics con el mouse- casi está listo... solo esperemos un poco para que suba el video...

-Perfecto… estoy ansioso por ver sus reacciones

Sonrió recargándose en el respaldo subiendo la mirada al techo- Quizá se enojen en un principio, pero al final les gustara...

La observó por unos instantes sin decir nada aun sonriendo por la maldad que estaban haciendo.

-¿No crees? -pregunto ahora volteando a verlo-

-Este si… -desviando su mirada un tanto nervioso- ¿le falta mucho?

-No, afortunadamente va rápido... -sonrió desviando la mirada- ¿porque los grabaste?, no debiste hacerlo... aunque debo admitir que se ven muy bien juntos y bailando de esa forma

-Mmm una estaba aburrido y dos por venganza

-¿Venganza?, no sabía que un chico lindo como tu pudiera cobrar venganza

Sonrió- Eso fue porque ella nos grabo y lo subió a su página… además hacia mucho no le hacía maldades a mi hermanita -sonrojado- ¿en verdad soy un chico lindo?

-Sí, lo eres y por lo mismo no deberías ser tan vengativo... siento que la maldad no va contigo... eres demasiado... mmm... dulce...

-Pero es una dulce venganza -haciendo puchero-

-Si quizá... ah por fin subió, ahora solo falta darle los últimos toques... -dijo mientras volvía a dar uno que otro clic- listo... ya esta, ahora ya se puede ver...

-Perfecto -sonriendo más- ponlo quiero verlo esto va ser una bomba

Caminaba por el pasillo directo a la oficina de Seiya puesto que le habían dicho que Serena estaba ahí, al escuchar las risas frunció el ceño tocando la puerta de la oficina del susodicho.

-Sí, mira nada mas le das clic aquí y... -justo después de lo que dijo comenzó el video pero al mismo tiempo volteo a la puerta- creo que te buscan...

-Si ha de ser… -Volvió su mirada hacia la puerta- adelante

-¿Serena? -al abrir la puerta se molesto al verlos tan felices- ¿qué haces aquí?

-Darien... solo estaba ayudando a Seiya... -se puso de pie para acercarse-

Fijo su mirada desafiante en la del recién llegado- Hola… buenas tardes ¿le puedo ayudar en algo?

-Solo vengo a buscar a mi novia... -dijo tomando del brazo a Serena-

Miro su reloj sonriendo- Perdone pero está en horario de trabajo si gusta esperar cinco minutos a que salga… Serena muchas gracias me has ayudado mucho -dirigiéndole una mirada tranquilizadora-

-No tienes nada que agradecer... -dijo suavemente- creo que es mejor que platiquemos luego...

-Anda vamos, esos cinco minutos los puedes hacer mientras vas a recoger tus cosas... -incitándola a salir de esa oficina-

-Si cuídate mucho nos vemos después y gracias -acercándose a ella para despedirse con un beso en la mejilla-

-De nada... -dijo un tanto apenada y seria-

-Vamos... -la jalo un poco para hacer que de una vez saliera de esa oficina, llevaba a Serena de la muñeca deteniéndose en el lobby estando ya muy lejos de aquella oficina- ¿qué hacías es esa oficina?

-Me estas lastimando... -haciendo que la soltara para sobarse la muñeca- solo estaba ayudando a Seiya con un problema...

-¿Y para ayudarlo te tienes que encerrar con él? -la miraba con bastante molestia-

-¿Estas queriendo decir que estaba haciendo algo con él? -pregunto ahora ella también molesta- y si, estábamos haciendo algo, pero eso no te importa...

-Tus actividades no implican que tengas que estar en su oficina con él -aun molesto- ¿y en todo caso que estabas haciendo?

-Estaba subiendo un video de mi hermano con Michiru... -dijo tranquilamente- en realidad no tendría porque estarte dando explicaciones

-¿Video de qué? -tranquilizándose un poco despertando un poco su curiosidad-

-De ayer de la graduación... bastante interesante y como Seiya no sabía cómo subirlo lo ayude y lo puse en mi cuenta, pero no creo que te interese... -dijo indignada-

-De que hablas… todo lo que tenga que ver contigo me interesa -tomando con suavidad su mano- discúlpame por lo de ayer y lo de hace un momento… es solo que…

-Me lastimaste, ayer y hoy, diciendo que solo era un capricho querer ir a la fiesta y hoy con tu actitud... como si estuviera haciendo algo malo con Seiya

-Lo siento… -murmuro- pero la fiesta no era nada importante a menos no algo importante para ti y yo quería estar contigo… en un lugar más tranquilo y sobre Seiya… no puedo evitar los celos que me corroen cada que está cerca de ti

Se acerco tomando sus manos- La fiesta era importante para mí, y al final quería compartirla contigo porque era la gradación de una amiga, y Seiya... bueno él es solo un amigo... pero tu... eres... bueno eres mi novio, el... -respiro profundamente- amor de mi vida...

Sonrió al escucharla acercándola hacia él- Y yo no quiero que volvamos a separarnos… jamás

-Jamás... -dijo suavemente solo para ella encerrando en esas palabras más de lo que imaginaba-

Lentamente la acerco más a su cuerpo besando sus labios suavemente.

X-X

-Mi linda mariposa ¿qué te parece si vamos a cenar a tu lugar favorito? -deteniendo el auto mucho antes de llegar a su casa-

-No puedo... -dijo algo seria observando por la ventana- tengo que llegar temprano a casa...

-¿Y eso?, ¿Por qué? -mirándola fijamente tomando su mano- anda vamos a cenar… te prometo no tardaremos mucho, por favor no me prives de tu presencia tan temprano

-No puedo... -volteo a verlo soltándose de su mano para quitarse el cinturón de seguridad- tengo que llegar a la cena en mi casa...

-Pues llama y les dices que cenaras conmigo por favor hace tiempo que no quieres cenar conmigo

-Darien no puedo... -dijo con tranquilidad- es el cumpleaños de mi papá y tengo que llegar a la cena que le va a hacer mi mamá...

-¡OH! El cumpleaños del suegro entonces vamos te llevare a casa y de paso felicito al suegrito -sonriendo al momento que pone en marcha el auto para llevarla hasta su casa-

-No Darien... -dijo algo sorprendida- es una cena familiar... esperamos que llegue Haruka, solo seremos nosotros cuatro...

-Está bien, prometo no quedarme solo déjame felicitar al suegro por favor ¿sí? -mirándola de forma suplicante-

-Pero tú sabes que no le es grato a mi papá verte... mejor otro día... no quiero que hoy se moleste o que se yo... solo me esperan para la cena...

-Por favor solo serán cinco minutos dame la oportunidad de acercarme un poco ¿sí?

Suspiró un poco cansada y le sonrió- Esta bien, pero solo cinco minutos... recuerda que es una cena familiar...

Detuvo el auto frente a su casa- Muchas gracias por eso te amo -tomándola de los hombros acercando su rostro para besarla-

-Darien, estamos enfrente de mi casa... mis padres pueden vernos... -colocando la mano en su pecho para evitar acercarse más-

-De acuerdo... -Murmuro con decepción- vamos entonces -saliendo del auto para ayudarla a bajar-

Respiro profundamente no muy convencida de dejar pasar a Darien a su casa, pero no podía negarse así que esperaba que todo saliera bien.

-Vamos -sonriéndole tomando su mano mientras caminaba a la puerta de su casa-

-Solo cinco minutos -sentencio antes de abrir la puerta-

-Si… solo 5 minutos -murmuró-

No podía sonreír tan solo de imagina lo que posiblemente su padre le diría, pero ya era tarde, ahora lo único que le importaba era entrar a la casa y terminar con esos cinco minutos- Buenas noches... -saludo al entrar quedándose totalmente sorprendida de lo que veía-

-Buenas noches hija... -saludo con una sonrisa amable, sonrisa que desvaneció al ver que Serena no estaba sola-

Uno de los presentes se levanto para saludar apropiadamente a quien acababa de llegar- Buenas noches... Serena... tanto tiempo sin verte... -dijo Derek con una sonrisa que hasta ese momento había notado era igual a la de Seiya-

-Hola... -dijo un poco confundida observando a toda la familia Kou-

-Buenas noches hija llegas un poco tarde –Kenji se levanto acercándose a ella, al ver a su acompañante guardo silencio unos instantes-

Seiya permaneció sentado observando sin decir nada, la sonrisa que tenia de un momento a otro se había desvanecido.

-Buenas noches –Saludo Michiru con una ligera sonrisa sin moverse de su lugar-

-Muy buenas noches que gusto verte Serena ya se te extraña por la casa

-Hola señora... -salió de su sorpresa acercándose a saludar con un beso a los invitados comenzando por la señora Delfina- gracias un día de estos pasare a saludarla...

Darien había estado a punto de tomar del brazo a Serena evidentemente molesto, pues su parecer eso no era una cena familiar.

-Buenas noches Darien... -saludo amablemente la madre de Serena-

-Cada día más linda... -dijo Derek al saludar a Serena- espero que la casa haya sido de tu agrado, además me deben una visita...

-Si claro también pasare a saludarlo... -alejándose de él para saludar a Michiru- hola -murmuro dándole un beso en la mejilla-

-Buenas noches señora… Serena me dijo que hoy era el cumpleaños de su esposo y quise pasar a felicitarlo… -Dijo Darien que no perdía detalle de las miradas de Seiya-

-Muchas gracias que amable de tu parte -volvió su mirada hacia Seiya y después hacia Darien con una sonrisa misteriosa- ¿Por qué no te quedas a cenar con nosotros?

Seiya al escuchar la propuesta del padre de Serena hizo una ligera mueca la cual disimulo con una sonrisa al ver que Serena se acercaba a saludarlo.

-No quiero ser una molestia... -dijo un poco serio observando cómo Serena se acercaba a Seiya-

-Hola... -sonrió sutilmente acercándose a Seiya para darle un beso en la mejilla-

-Hola -respondió a la sonrisa con un beso en la mejilla-

-No sería una molestia, al contrario... -dijo Ikuko volviendo a la cocina- es para festejar el cumpleaños del mejor marido...

-Claro es para celebrar mi cumpleaños, anda acompáñanos a cenar… por cierto permíteme presentarte a nuestros vecinos la familia Kou y por supuesto a mi nuevo socio el señor Derek Kou

-Buenas noches… Sr. Kou... -dijo no muy feliz pero con una sonrisa, camino hasta acercarse a Serena- buenas noches... Seiya...

Serena se quedo completamente callada ante aquella invitación, volteo a ver a su padre como preguntándole con la mirada ¿porque lo había hecho?.

-Buenas noches joven... -dijo un poco serio Derek al saludar al recién llegado-

-Buenas noches… -Mirándolo retadoramente extendiendo su mano-

Darien extendió su mano correspondiendo de la misma forma la mirada Seiya.

-Buenas noches joven -mirando atenta la escena, puesto que jamás había visto así a su hijo-

-La cena esta lista, pueden pasar al comedor... -dijo desde la cocina-

-Bueno voy a ayudar a mamá... Darien siéntate ahí... -mostrando una silla junto a la que ella usaba de costumbre-

-No Darien de favor siéntese de este lado -acercándose indicándole un lugar a su izquierda- y tu hijo por favor siéntate aquí -señalando a Seiya el lugar a lado de la silla que ocupaba Serena-

-Gracias señor –Seiya sonrió tomando el lugar que le indicaban-

Darien que estaba a punto de sentarse donde Serena le había indicado se detuvo en seco, y fingió la mejor sonrisa que podía para sentarse donde ahora le había indicado su "querido" suegro.

-Por favor adelante, tomen asiento... –Ikuko iba llegando con algunos platos servidos-

Serena regresaba al comedor con algunos platos y se sorprendió de ver quien era quien estaría a su lado.

-Hemos escuchado que les está yendo muy bien en sus nuevos puestos... eso nos hace sentirnos orgullosos de ustedes, y un deseo de probar uno de los tantos postres que Michiru y Seiya nos han platicado...

Michiru subió su mirada hacia su padre un tanto extraña al momento que tomaba asiento.

-Si el otro día llegue a la casa y vi que había un poco de postre, pero Seiya no me quiso dar dijo que era solo de él, Serena espero nos hagas el honor de preparar un rico postre, porque este muchachito es muy egoísta en ese aspecto… -Dijo Delfina en broma-

-Madre… no me quemes -un tanto apenado- ese postre era mío y solo mío -sonrió ampliamente- además es culpa de Michiru que me dejo sin comer ese día

-Claro que si señora... -dijo tratando de evitar el tema de aquel postre que había sido tan especial- en cuanto terminemos la cena preparare algo para ustedes... -sonrió dejando los platos en cada lugar correspondiente dejando al último el de Seiya y el suyo para poder sentarse-

-No es porque sea mi hija, pero la verdad si, hace muy ricos postres... -dijo Ikuko a Derek-

-Bueno pues tendría que probarlos... -dijo Derek tomando asiento a lado de su hija-

-Bueno pues por lo pronto seria la cena... provecho... -dijo a todos pero en especial al chico que tenia a lado-

-Provecho... -dijo Darien con molestia al ver la actitud de su novia para con Seiya, pero lo que más le había molestado era eso de que ella había estado con él un día y lo peor es que a solas-

-Provecho, esto se ve sumamente delicioso… -Dijo Delfina comenzando a saborear esas delicias-

-Claro tengo a una de las mejores cocineras como esposa –Kenji beso los labios de su esposa para disponerse a comer- provecho a todos

-Vaya que son un excelente matrimonio, y han sabido educar a sus hijos, bueno al menos a Serena la conozco y se ve que es una excelente chica... ¿cuando conoceré a su hijo? –Pregunto Derek-

-Ay es cierto...Haruka... -dijo Serena volviendo a la plática pues estaba un poco ausente-

-Es un buen chico seguro te caerá bien cuando lo conozcas… -Comentó Delfina-

-Si me cae muy bien el… -guardo silencio antes de continuar- el hermano de Serena -atragantándose un poco con la comida-

-Si mi hijo es arquitecto actualmente anda en un proyecto del cual no ha querido revelarnos nada, anda muy misterios

-Últimamente anda muy misterioso, ya ni siquiera nos dice nada sobre lo que hace, de pronto llego un día y dijo me voy de viaje... y se fue... la verdad me preocupa ese muchacho...

-Ay mamá pero si ya esta grande, seguro debe ser de trabajo... -sonrió divertida- además te llama todos los días porque si no lo regañas... al igual que papá...

Darien por primera vez se sentía fuera de lugar, no tenía un tema de conversación, bien sabia que de Haruka no sabía nada más que la primera y única vez que lo había visto, los papás de Serena estaban tan felices y prestaban mas atención a la familia Kou, pero sobre todo a Seiya, y ella que no había sonreído para él lo hacía para su rival.

-Vaya entonces debe ser un buen chico y obediente... –Derek sonrió mientras bebía un poco de agua-

-Al igual que sus hijos son un encanto Seiya hijo me puedes pasar la crema de favor –Dijo Kenji sonriendo hacia Seiya-

-Con mucho gusto señor aquí tiene -dándole la crema-

-La comida esta deliciosa gracias por la invitación -dijo Michiru un tanto tímida y seria ocultando su semblante triste, si bien su hermano mayor se llevaba de mil maravillas con su padre ella aun no podía perdonarlo y estar como si nada, pero tampoco era el momento de sacar su sentir al respecto, tanto por su padre como por la conversación en referencia a su ex novio. Opto por seguir comiendo en silencio tan solo observando-

-Es verdad la comida esta deliciosa... –Dijo Derek completamente satisfecho- creo que ya no tendría que probar los postres de su hija, con esto es suficiente para saber que será muy bueno... además de la cara de mi hijo al hablar de ellos...

-Si mi novia hace la mejor repostería de la ciudad... –comento Darien con cierta molestia-

-Cambiando un poco el tema Serena te tengo una gran noticia… -Dijo Seiya muy emocionado-

Serena volteo a verlo- ¿Que noticia?

Darien al escuchar la voz de Seiya volteo interesado en saber qué es lo que tendría que decirle.

-¿Recuerdas la linda golden?

-Si claro... -sonrió al recordar ese día en que su linda mascota se había escapado siguiendo a esa hermosa perrita-

-Pues déjame decirte que Inuki va ser papá -dijo con una amplia sonrisa-

-Veo que al final te saliste con la tuya hermanito… -Dijo Michiru con una sonrisa-

-¿Inuki? -cuestiono Darien dejando de comer observando a Serena y luego a Seiya-

-¿Papá?, entonces la golden va a tener cachorritos... -dijo con una sutil sonrisa ignorando la pregunta de Darien-

-Qué lindo seremos bisabuelos gracias Seiya de verdad que ya le tocaba pero Serena es terca y no quería ver que Inuki ya no es un cachorro… -Dijo Kenji sonriendo, volteando a ver al perro que solo los observaba-

-Claro que no lo es ya es todo un perro y yo quiero un cachorro

-Yo también quiero uno con razón Inuki ya no juega con mi pierna, que por cierto Serena de nuevo estuvo en mi casa toda la tarde jugando con Seiya… -comento Michiru continuando con su comida-

-Es un perro muy bien educado Inuki es un lindo nombre y no sé porque pero se me hace que el nombre fue obra tuya ¿verdad hijo? –Pregunto Delfina-

-Creo que tendré que amarrar mejor a Inuki para que no vaya de travieso a casas ajenas...

-Pero está más que claro, ¿no recuerdas que quería tener una mascota y ponerle ese nombre? –Dijo tranquilamente Derek-

-Al menos no tendremos que sufrir con tanto cachorro... ya ves podrías regalarlos... –comento Ikuko a su hija-

Seiya sonrió- Si de ante mano yo quiero mi cachorro ¿verdad que si me lo vas a regalar Serena? -haciendo un puchero- la dueña de la goleen dijo que dependiendo cuantos nacieran nos dividiríamos. Quiere que días después de que nazcan llevemos al perro a conocer a sus cachorros -comentaba más que emocionado-

El padre de Serena sonrió- Ese Inuki se ha vuelto toda una leyenda, hasta a Haruka comienza a gustarle y eso que no le agradan mucho los perros

-Es que Inuki es un buen perro, si sus cachorros salen como él seguro serán muy lindos... –comento Ikuko-

-Si verdad... -dijo Serena con una sonrisa- supongo que al menos se quedaran con un cachorro ustedes... -refiriéndose a la familia Kou-

-¿Y a mí no me van a regalar uno? -pregunto Darien un tanto seco- después de todo yo te lo regale aunque sea tuyo...

-Desde luego que quiero uno –Seiya volvió su mirada hacia Darien- claro si Serena lo decide y mientras no le pongas nombres feos… como el que tenia -dijo sin pensarlo mientras terminaba su comida-

-Hija, ¿por qué no comienzas a hacer el postre? –Dijo Ikuko al ver la tensión entre Seiya y Darien-

-Aunque quizá pronto tenga una verdadera familia... –Dijo Darien haciendo énfasis en lo último- así los perros estarían con nosotros... -sin dejar de ver a Seiya-

Derek observo por un momento a Darien y en seguida a su hijo- Bueno pero aún falta mucho para que los cachorros nazcan...

-Si el Sr. Kou tiene razón, aun falta mucho... –dijo Serena mirando fijamente a Darien para luego ponerse de pie- voy a preparar el postre...

-Si aun falta para que nazcan -murmuro Seiya terminando su comida desviando su mirada-

-Bueno pero para que mi pequeña Serena forme una familia aún falta mucho aun esta pequeña

-Bueno ya que tocamos el tema... –dijo Darien dejando sus cubiertos sobre el plato-

-Darien... –interrumpió Serena que apenas iba a la cocina- ¿no tenias una reunión de negocios?, se te está haciendo tarde...

-Entonces no nos acompañara al postre, es una lastima... -dijo Ikuko interviniendo al notar porque lo hacía Serena-

-Es una lástima que tengas que irte… te perderás la delicia de postre ya se me hizo agua la boca -imaginando el postre- pero otro día con mas calmita que te diviertas

-Te acompaño a la puerta... –dijo Serena acercándose a él-

-Si es verdad... lo había olvidado... -sonrió viendo de reojo a Seiya- lo bueno es que te tengo a ti mi linda mariposa para recordarme... siempre...

-Bueno fue un placer conocerlo... Sr. Chiba... –Dijo Derek despidiéndose del invitado-

-Hija… tienes que hacer el postre Seiya ¿por qué no despides tu al señor?, así no se retrasara el postre –Sugirió Kenji poniéndose de pie-

-Pero... -dijo volteando a ver a su papá-

-Si hija, no pensaras dejarnos aquí esperando por el postre...

-Bueno... -dijo no muy convencida-

-Buenas noches, con permiso... -fue lo único que pudo decir Darien pues ya no podía objetar nada-

-Permiso no tardo -se levanto acompañando a Darien-

-Que se la siga pasando bien señor... -fue lo último que dijo antes de salir de la casa, más que furioso ya que ni siquiera se pudo despedir de Serena, al estar fuera se detuvo- ¿te sientes muy feliz no es así? -pregunto sin voltear a verlo-

-¿De qué estás hablando? –Murmuró cerrando la puerta a sus espaldas- vamos te acompaño a tu auto no querrás llegar tarde a tu reunión de negocios -sonriendo ligeramente-

-¿Piensas que porque el padre de Serena te dice "hijo" llegaras a ser parte de esa familia?, pues déjame decirte que no será así... tendrás el apoyo de sus padres, pero quien tiene a Serena soy yo...

-No es mi culpa que sus papas me quieran a mí y no a ti… en todo caso Serena es tu novia y no debería importarte si me llevo bien o mal con sus papas después de todo somos vecinos. Y lo que haga ella es su decisión no tendrías por que presionarla… no es un juguete que puedas decir es mío es una persona y como tal debes verla…

-Tal vez, pero como tu bien dices... es Mi Novia... y no tienes ningún derecho sobre las cosas que le pertenecen como Junior...

-No, no tengo ningún derecho sobre las cosas que le pertenecen a ella pero nadie dijo que no pudiera sugerirle -sonriendo ampliamente-

-Aléjate de Serena... -dijo amenazadoramente- no te quiero ver cerca de ella... olvídate que algún día puedas estar de nuevo a su lado, eso jamás lo permitiré...

-Ella y yo somos amigos y tú no eres nadie para prohibirle con quien hablar y con quien no… no me alejare de ella a menos que me lo pida… y por cierto el perro no se llama Junior se llama Inuki ¿que no escuchaste o estas sordo?

-Ese perro yo se lo di, representa lo que pronto tendremos... un hijo... no sabes los deseos que tiene de ser mamá... y yo seré el afortunado papá...

-Eso no me lo digas a mi… seguro será una gran madre… ella fue quien decidió cambiarle el nombre yo solo sugerí… y quizás para ella no represente eso… de lo contrario no habría accedido al cambio -sonrió triunfante al recordar todo lo que había hecho para que ella aceptara cambiarle el nombre-

-Quien sabe de qué artimañas te habrás valido para hacer que cambiara el nombre de Junior... y si, quizá no representa eso para ella, pero si será la mascota de NUESTRA familia... -sonrió con ironía- una familia que jamás veras realizada, al menos no con ella...

-Adelante realiza tu sueño y tu familia con ella no sé por qué me presumes tanto… o es que tienes miedo de que no sea así y por eso deliras tratando de convencerte a ti mismo de que así será ¿a que le temes?, a que ella al final ya no quiera casarse contigo -dijo mas como confirmación que como pregunta-

Al escucharlo no pudo contener el coraje y volteo a verlo golpeándolo al instante- Mas te vale que te alejes... el día que la veas frente al altar a mi lado te comerás tus palabras... es más le voy a proponer que seas padrino de nuestra boda... para que te quede bien claro que jamás, ¿me escuchas?, jamás la tendrás...

Volvió su rostro hacia él- Si ella me lo pide con gusto seré su padrino -dijo burlonamente- por qué no te vas ya… llegaras tarde a tu reunión de negocios….

-Sí, me voy, pero ya estas advertido... aléjate de ella... ¿no querrás que sea yo quien se lo pida "amablemente" a Serena? -dijo caminando rumbo a su coche para luego subir y marcharse-

Respiro profundamente al verlo marcharse subió su mirada hacia el cielo- ¿Me abre excedido? -llevando su mano hacia donde él lo había golpeado-

-Supongo que si... -murmuro detrás de él algo agitada-

Se estremeció al escucharla volteando a verla- Serena… yo…

-¿Estás bien? -acercándose hasta que estuvo frente a él quitando suavemente la mano de Seiya para tocar un poco donde Darien lo había golpeado-

-Auchs duele -se quejo un poco-

-No sé qué le habrás dicho, pero supongo que ya estaba enojado, nada de lo que platicamos sobre Inuki le pareció... -acaricio suavemente esa área sin atreverse a verlo a los ojos- ¿y tu... estas molesto?

Cerro sus ojos unos instantes disfrutando de esa pequeña caricia- No… no tengo motivo para estarlo… siento si el cambiarle el nombre a él no le pareció… pero…

-Pero fue algo que yo quise hacer... -continuo- ¿y de que hablaban?, digo debió ser algo muy irritante como para que te golpeara...

Se sonrojó- Quizás te molestes conmigo por que provoque a tu novio…

-Dime que le dijiste y ya veré si me enojo o no... -dijo tranquilamente y sin moverse ni un milímetro-

-Este… que no debía presionarte para que aceptaras formar una familia con él… tampoco era quien para decirte con quien hablar y con quien no… y que no eras un juguete que yo no hice nada solo te di sugerencias que tu tomaste… creo que en resumen fue lo que le dije -apenado jugueteando con sus manos- él quiere que me aleje de ti…

-¿Y qué crees que es lo que yo quiero? -pregunto acariciando por completo su mejilla-

-No… y yo no me alejare al menos que tú me lo pidas… te lo prometí… te dije que no volvería a alejarme -sonriéndole tiernamente- y si por disfrutar de estas dulces caricias sería capaz de dejar que vuelva a golpearme

Sonrió con ternura al escucharlo, sin poder evitarlo o siquiera pensarlo lo abrazo por el cuello para besarlo, porque eso es lo que quería y también porque necesitaba que de alguna manera sentir su alma reconfortada y con la energía suficiente para continuar.

Al sentir ese beso se sorprendió de sobre manera cerrando sus ojos correspondiendo al beso lentamente.

Tenía sus dudas al estar en ese beso, pero al sentirse correspondida lo abrazo con más fuerza, por la razón que fuera ella lo había besado y podía sentir que a pesar de todo las cosas no habían cambiado del todo entre ellos, no podía más que continuar besándolo.

Sin importar cual fuese la razón o situación en la que estaban la abrazo por la cintura profundizando aun más el beso sin dejar de hacerlo tierno y lleno de cariño transmitiendo el amor que sentía por ella aunque fuese por unos instantes.

Se sintió de nueva cuenta cálida ante aquel beso, lo había deseado tanto tiempo que ahora no quería separarse de él, pero era inevitable, poco a poco fue pausando el movimiento de sus labios aun disfrutando de ese momento- Te adelante el postre... -murmuro recargando su frente en la de él-

-Muchas gracias… -murmuro- aunque no sé si sea merecedor de él, lo disfrute -sonrió abrazándola con ternura-

-¿Crees que no lo merecías?, porque en ese caso yo tampoco lo merecía...

-Entonces dejémoslo como un pequeño capricho de ambos -sonrió- y vamos a comer ese rico postre que preparaste

-Seguro nuestras familias ya se lo terminaron... pero creo que el que te toco a ti estuvo mejor ¿no? -separándose de él-

Sonrió aun más- Eso ni dudarlo volvería a comer más -sonrojándose-

Estaba a punto de dar la vuelta para dirigirse a la casa cuando lo escucho, volteo a verlo con una sonrisa algo traviesa y sin dudarlo volvió a besarlo, que mas daba un capricho mas o uno menos, total nadie lo sabría más que ellos.

La abrazo correspondiéndolo sin ninguna duda disfrutando por completo de aquella rica y sabrosa fresa.

Hacia tanto tiempo que no disfrutaba de esa forma de los labios y besos de Seiya que no pudo evitar abrazarlo del cuello y profundizar un poco mas ese beso.

La abrazo por la cintura acercándola a su cuerpo mientras la besaba con suma ternura volviendo a transportarse a ese lugar que tanto le gustaba.

¿Que tenían los labios de Seiya que siempre la hacían querer más?, eso nunca le importo hasta ahora, hasta ese momento, porque después todo nada tenia comparación a esa forma que tenia de besarla.

Sentir sus labios era una sensación indescriptible, algo único y excepcional aprisionándola aun más contra su cuerpo.

Nada importaba en ese momento mas que dejarse llevar por esa sensación de tranquilidad y protección que sentía entre sus brazos, pero aun así se separo de él aspirando profundamente su fragancia- Nos deben estar esperando... -murmuro dándole un pequeño beso-

-Si… pero antes -la tomo de la mano jalándola hacia él- una no es ninguna… dos tampoco tres hacen una -mientras se acercaba lentamente a sus labios- y como una no es ninguna… este postre no está completo -besándola sin dudarlo-

Sonrió al escucharlo, estaba a punto de terminar esa frase cuando sintió sus labios de nueva cuenta, sonrió internamente al darse cuenta de que aquello era una hermosa costumbre y le fascinaba, nuevamente se apodero de su cuello esta vez uniéndose a su cuerpo.

La abrazo por la cintura profundizando aquel beso disfrutándolo intensamente sintiendo una gran tranquilidad en su interior.

Ese característico aroma de la fragancia de Seiya la volvió a envolver como hacía tiempo no lo hacía, como en aquel último beso en el parque no lo había hecho, continúo disfrutando del sabor de sus labios, labios que se suponía ahora estaban prohibidos.

Lentamente fue separándose de aquel postre que era prohibido para él y que quizás esa sería la última vez que los probará o que quizás visitaría aquel paraíso al que solo ella podía llevarlo… le sonrió tiernamente escondiendo un matiz de tristeza en sus ojos al recordar cuál era su realidad- Ahora si… regresemos

-Vamos... -sonrió tomando su mano con fuerza para llevarlo a la casa-

-Vaya hasta que regresan, ya iba a buscarlos... -dijo Derek un poco serio observando como sostenían sus manos-

-Papá… este yo… -miro a Serena un tanto apenado-

-Perdón... es que... -inmediatamente se soltó de la mano de Seiya- nos entretuvimos un poco... bueno yo me adelanto... -entrando de inmediato a la casa dejándolos solos-

-Pasa... -murmuro dejándola entrar para luego voltear a ver a Seiya- hijo... quiero hablar contigo... así que te espero mañana en la casa...

Asintió con la mirada- Estaré ahí después del trabajo

-Y espero que tengas un buen pretexto para ese golpe... -dijo en el mismo tono serio- porque no creo que quieras meter en problemas a esa joven...

Se detuvo en seco negando con la cabeza- La verdad es que no lo había pensado…

-Mmm... ¿Te quieres arriesgar a que tu madre se moleste con nosotros? -dijo observándolo fijamente-

-Con tal de no meterla en problemas lo que sea -dijo sin pensarlo-

-De acuerdo vas a tener que seguirme la corriente... -dijo mientras se despeinaba un poco- vamos...

-De acuerdo vamos -respiro profundamente siguiéndolo al interior de la casa-

Así en silencio camino hasta entrar a la casa tomando a Seiya de los hombros- Perdóname hijo lo hice sin querer...

Serena al escucharlos, volteo un poco desconcertada.

-¿Que ocurrió? -pregunto Ikuko preocupada al ver el rostro de Seiya poniéndose de pie inmediatamente-

-¿Pero qué sucedió? –Pregunto Delfina acercándose al ver el golpe que tenía su hijo-

-No te preocupes papa… era solo un jugo -sonriendo-

-¿Pues a que jugaban? –Pregunto preocupado Kenji-

-Bueno es que como hace mucho que no veía a mi hijo pues tenía ganas de jugar como cuando era pequeño... a las luchitas... -dijo un tanto apenado-

-Hija por favor trae un poco de hielo para Seiya...

-¿Eh?, ah sí mamá, ya voy... -dijo reaccionando yéndose a la cocina-

-La verdad es que si fue bastante divertido -colocándose en pose de pelea con una sonrisa juguetona y risueña, aquel pretexto que su padre daba le ayudaba a disimular la alegría que sentía de haber probado aquel postre que tanto le gustaba-

-Ustedes dos no tienen remedio no podían haberse contenido Derek sabes que nunca me ha gustado que juegues así con él porque no quería que pasara eso -examinando el golpe detenidamente-

-Pues el golpe sí que fue fuerte, para dejarte así de morado… -comento Kenji-

-Aquí tienes... -entregándole un poco de hielo en una bolsa- no mejor así... -dijo quitando las manos de Seiya y colocando ella misma la bolsa-

-Bueno discúlpame, pero además ya no es un niño, si también me dio mis buenos golpes... -dijo fingiendo que le dolía el abdomen-

-Gracias –murmuro Seiya- ay esta frió

-Aguántate eso te pasa por andar jugando -dijo su madre aun con molestia-

-En eso tiene razón socio su niño es un muchachote hecho y derecho

Michiru Se mantenía sentada en su lugar observando la escena atentamente- Bueno ya paso… y no paso de un simple juego

Serena sonrió disimuladamente divertida por el comentario de la Sra. Delfina- Lo siento... -murmuro a su oído-

-Lo bueno es que no fue nada de cuidado... -dijo Ikuko con una sutil sonrisa al ver lo juntos que están Seiya y Serena-

-Es todo un hombre mi hijo ¿verdad socio? incluso hasta podría estar ya casado...

-Sin duda todo un hombre del tipo que me agradan… afortunada será la que logre conquistar su corazón -sonriendo con algo de malicia mirando fijamente a Seiya y su hija-

-Que cosas dicen -sonrojado y apenado por los comentarios-

-Más vale que eso sea pronto quiero muchos nietos y tu también Michiru ya te estás tardando… que se me hace que te voy a sacar en rifa

-Madre que cosas dices… -cruzándose de brazos, desviando su mirada hacia la ventana- para que yo me case falta muchísimo tiempo…

-También yo quisiera muchos nietos... pero bueno al menos dos de cada uno... -dijo con una dulce sonrisa-

-Creo que sin saberlo esa chica ya es afortunada... –dijo Derek colocándose entre Seiya y Serena colocando las manos en sus hombros- ¿no lo crees así Serena?

-¿Eh?, bueno... yo... -dijo algo nerviosa-

-Papá -murmuro más que nervioso y sonrojado-

-Pienso que hacen una linda pareja –dijo Kenji sonriendo en complicidad con Dereck-

-Tú debes conocerla Serena... -dijo fingiendo de no saber de quien hablaba- debe ser una chica muy bella...

-Yo... -continuaba nerviosa- no se... mmm creo que yo me retiro... toma... -diciéndole a Seiya mientras le entregaba la bolsa- ojala que no amanezcas todo moreteado...

-No seas descortés con nuestros invitados... –la observo Ikuko viendo como se alejaba-

-Me parece haberla visto antes… Seiya espero formalices pronto te estás tardando demasiado… -comento Kenji divertido-

Michiru se puso de pie- Este… si me disculpan me voy a casa… ya tengo sueño y mañana tengo muchas cosas que hacer-

-Este… -miro a todos los presentes más nervioso y rojo que un jitomate- yo te sigo hermanita

Serena bajo la mirada pensando en quien podría ser la chica que mencionaban- Seguro es ella... -pensó con tristeza al recordar la mujer que últimamente no se despegaba de Seiya sin darse cuenta oprimió su mano-

-¿Te sientes bien hija? -pregunto Ikuko al ver el cambio de actitud de su pequeña-

-Si... –desvió su mirada de su madre al tiempo que evitaba toparse con la de Seiya- Buenas noches... -se acerco a despedirse de cada uno de los presentes pasando a un lado de su hasta entonces "caballero"- hasta mañana... -murmuro para luego subir casi corriendo-

-Vaya debe estar muy cansada... –comento Derek observando las escaleras y después a su hijo-

-Seguramente -sujetando la bolsa de hielo- ya me voy… -Sonrió ligeramente-

Eso fue lo último que escucho Serena antes de entrar a su habitación, se dejo caer en la cama observando el techo y en un impulso se toco los labios aun podía sentir el calor de Seiya, sonrió ligeramente al darse cuenta de que por un instante habían vuelto a ser los mismos- Saben diferente... es el mismo dulce sabor, pero hoy fue algo mas... fue el sabor de lo prohibido, porque yo aun tontamente sigo con Darien, pero al parecer eso no le importo a Seiya y eso fue bastante seductor... -tomo la almohada y se cubrió el rostro- quiero volver a besarlo... -dijo siendo esa almohada su única confidente-

Continuará…

X-X

Notas de autora:

Hasta aquí llega otro espectacular capitulo, un poco largo pero sin duda muy interesante, espero que lo disfruten tanto como nosotras lo hacemos al escribirlo, esperamos ya retomar bien esta historia, por favor no se desesperen como ven Serena se está hartando de los constantes celos de Darien ¿Cuánto más resistirá estando lejos de las fresas de Seiya?, ¿Qué le dirá su padre ahora que hable con él? Esto y más en el próximo capítulo.

Muchas gracias a las personas que nos han enviado reviews, una disculpa enorme por la tardanza al actualizar, pero prometemos ya no tardar, ya estamos trabajando en los próximos capítulos, muchas gracias por seguirnos acompañándonos les prometemos que no dejaremos esta historia inconclusa, nos leemos en el siguiente capítulo, abracitos y besitos para todas, cuídense nos leemos pronto.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou

p.d. Capitulo escrito y editado por Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou

Canción "La Cita" de Jeremías