Bendita Vida

Capitulo 35

Se Desata el Nudo

Quiero convertir tu aliento tibio

En la esperanza que mañana

Juntos veamos el sol.

Tú respiras junto a mis latidos

Hacen que me sienta aún más vivo

Y provocarme al amor.

Siento a tu cuerpo pedirme en silencio

Que te proteja y te lleve en mis sueños

Cierra los ojos no tengas miedo

Que entre mis brazos yo te tengo.

Juro que…

Nunca sentirás conmigo el frio

Ni te gastaras el mínimo suspiro

Sueña que yo también

Soñare si te encuentras bien

Te pido que en mi pecho

Encuentres el alivio

Y tu vida en todos los sentidos

Yo no dormiré solo te veré

Hasta que tu decidas regresar a mi otra vez.

Quiero abrir los ojos si es contigo

En la madrugada tú yo unidos

Y te des cuenta que estoy.

Mira alrededor ya no hay peligro

Estarás por siempre aquí conmigo

Aunque te marches amor.

Siento a tu cuerpo pedirme en silencio

Que te proteja y te lleve en mis sueños

Cierra los ojos no tengas miedo

Que entre mis brazos yo te tengo.

Juro que…

Nunca sentirás conmigo el frio

Ni te gastaras el mínimo suspiro

Sueña que yo también

Soñare si te encuentras bien

Te pido que en mi pecho

Encuentres el alivio

Y tu vida en todos los sentidos

Yo no dormiré solo te veré

Hasta que tu decidas regresar a mi otra vez.

Solo entre mis brazos

Podrás sorprender

Al amor, este sueño intacto

Que nos une a los dos.

Juro que…

Nunca sentirás conmigo el frio

Ni te gastaras el mínimo suspiro

Sueña que yo también

Soñare si te encuentras bien

Te pido que en mi pecho

Encuentres el alivio

Y tu vida en todos los sentidos

Yo no dormiré solo te veré

Hasta que tu decidas regresar a mi otra vez.

Nunca sentirás conmigo el frio

Ni te gastaras el mínimo suspiro

Sueña que yo también

Soñare si te encuentras bien

Te pido que en mi pecho

Encuentres el alivio

Y tu vida en todos los sentidos

Yo no dormiré solo te veré

Hasta que tu decidas regresar a mi otra vez.

Después de algunas horas de batallar con su forma de caminar dentro de la oficina de su jefe salió a tomar un breve descanso para luego regresar a sus actividades normales, al cerrar la puerta se recargo soltando un profundo suspiro.

-Ey tu muchacha... -dijo acercándose a ella- necesito que me ayudes con algo...

Al escuchar esa voz se sobre salto abriendo sus ojos de inmediato- Señorita Esmeralda… con gusto ¿en qué puedo ayudarla?

-Puedes venir a mi habitación por favor –sonrió sacando la tarjeta de su habitación- solo será un momento, debes estar cansada…

-Si con gusto -comenzó a caminar siguiéndola- si un poco nada fuera del otro mundo

-Ah ya veo... -sonrió viéndola de reojo- ¿crees que convenga una boda en este hotel?, ah cierto mi cuñada trabaja aquí... ¿podría tener un trato especial por eso?

-En ese caso debería hablar con el dueño… señorita Esmeralda

-Si, creo que hare eso, este hotel es muy elegante, pero es una lástima que en ocasiones contraten a gente falta de clase... -murmuró igual viéndola de reojo para luego sonreírle- ¿no crees?

-No sé de que está hablando señorita… aquí hay gente trabajadora y decente

-Ah por supuesto que lo sé, mi linda cuñada esta aquí... ¿no es linda?, y Haru es guapísimo... -dijo emocionada al llegar a la puerta de su habitación- adelante...

-Si gracias -sin responder a su comentario entro en la habitación- ¿y en que puedo ayudarle?

-Ah mira es que fui de compras y creo que me pase, tanto que ahora mis maletas no cierran, y la verdad toda esa ropa es muy fina como para simplemente tirarla a la basura... -mostrándole una pila de ropa sobre un sillón y se acerco a ella mostrándosela- así que pensé... ¿porque no la regalo a alguien del hotel? y bueno te vi y como fuiste muy amable quiero dártela... es ropa de marca y muy cara...

-No… perdón pero no puedo aceptar su regalo… si gusta le puedo conseguir otra maleta para que la meta

Sonrió al verla- Vamos es ropa que jamás hubieras soñado tener...

-Lo siento señorita… pero no es mi estilo… si gusta le puedo decir a Rei seguro ella la aceptara -sonriendo ligeramente-

-Mmm... -sonrió un poco irónica- creo que no me has entendido "niña" aunque creo que no supe expresarme... esto es más bien... un premio de consolación... -una de las blusas que traía en sus manos la arrojo haciaMichiru- porque definitivamente NUNCA podrías tener a Haru...

Tomo la blusa entre sus manos- Ya entiendo… -mirando con tristeza aquella blusa- si esto es lo que a él le gusta… este es su mundo no el mío… y si en ese mundo solo existen chicas arrogantes y superficiales como usted…gracias pero yo no quiero estar en él… ojala que sea muy feliz con él…

-Ja, ja, ja... -fingió una sonrisa- creo que así hablan las mujeres que fracasan en el amor... -camino a su alrededor cruzándose de brazos- ¿acaso no quisiste enamorarlo?, y estoy segura que perdiste tu tiempo... bueno aparte de que a él no le gustan las chicas fáciles que coquetean con uno y con otro...

Frunció en entrecejo abofeteándola- Lo siento mucho pero no soy ese tipo de chicas... y si hubo o no algo entre nosotros eso es cosa del pasado... y mi vida personal no le incumbe a él y mucho menos a usted...

Estuvo a punto de devolverle aquella bofetada levantando la mano para luego sonreírle- Vaya, pensé que a Haru le gustaban las mujeres con clase no unas vulgares empleadas...

-Seré "vulgar" -haciendo la seña con sus dedos- quizás no seré de clase como usted... pero estoy orgullosa de ser quien soy y como soy... quizás no soy el tipo de chica ideal para él... lo sé a la perfección... no necesito que alguien como usted me lo recuerde... yo que usted en lugar de ver con quien sale o no… debería hacer algo por conquistarlo... de lo contrario no estaría buscando refugio en brazos de otra

-O diversión... -dijo con una sonrisa burlona- no pensé que en este hotel contrataran gente tan corriente como tú... una verdadera dama jamás se rebajaría a golpear a una mujer... mucho menos a hablar como tú lo haces...

-Y una verdadera dama no se rebajaría a humillar a quienes son de menor clase... -sonriendo con ironía- en ese aspecto usted y yo somos iguales...

-Quizá... la diferencia es que la clase la tengo de nacimiento...

-Quizás... y yo estoy muy feliz donde estoy... prefiero eso a ser una mujer egoísta y ególatra como usted con permiso... -dando media vuelta-

-Adelante... ah y no olvides llevarte toda esa ropa, seguro te servirá...

-Le repito no la necesito... gracias de todas formas -tirando la blusa al suelo saliendo de la habitación-

-Antes de que te vayas muchacha... -camino lentamente hacia ella quedando a algunos pasos- debo agradecerte lo divertida que he estado los últimos días...

-Me alegra que se divierta... señorita... si no tiene más que decir... me retiro y de todo corazón espero que él sea feliz a su lado -conteniendo las lagrimas salió de la habitación alejándose por completo-

-Ay Haru... con esto de seguro no querrá volver a saber de ti... pobre... te has quedado sin la empleaducha y sin mi... -suspiro mostrando una sonrisa para luego cerrar la puerta y comenzar a preparar sus maletas para partir esa misma tarde-

Ya lejos en uno de los pasillos respiraba profundamente ahogando las lagrimas en su interior- Es mejor así... él será feliz en su mundo...

X-X

Dudó en subir al auto, después de haberlo visto tan serio con ella pensaba que no era muy buena idea, pero en fin si volvía a negarse seguro le hubiera respondido lo mismo "sube" por lo que opto por subir en completo silencio, espero a que él hiciera lo mismo- ¿A dónde vamos? -pregunto mientras se ponía el cinturón de seguridad-

Sin decir nada arranco el auto al subir- ¿Quieres explicarme que fue todo lo de ayer? -dijo sin reservas-

-No sé a qué te refieres... ah ya... -suspiro ligeramente- era la cena de cumpleaños de mi papá...

-Si… pero a esas sonrisitas con Seiya… ¿y por qué le cambiaste el nombre a junior?

-Yo no le sonreía a Seiya, por si no te diste cuenta había más gente... -volteándose a ver por el espejo- y le cambie el nombre porque quise...

-Si claro… y el idiota feliz de la vida que le hayas puesto como él quería -aumentando la velocidad- no soy idiota Serena ¿acaso crees que no me di cuenta de ese coqueteo que tenias con él? Que se lleve bien con tus padres no significa que te casaras con él

-Yo no estaba coqueteando con Seiya... -dijo de forma seria- y efectivamente le cae bien a mis padres y no puedo hacer nada al respecto, además nadie dijo algo de casarse...

-No… pero es lo que tus padres y el quisieran… tu eres mía y de nadie más…

-¿Y qué hay de lo que yo quiero?, ya te lo había dicho, no estoy lista para casarme... -dijo viéndolo como si quisiera decirle algo mas para luego voltearse- ahora tu explícame ¿porque lo golpeaste?

Al escucharla se freno en seco casi provocando un accidente- Porque es un idiota y él se lo busco… Serena tú serás mi esposa yo te amo…

Fue tan brusco el movimiento que coloco las manos en la guantera para detenerse volteando a verlo más que sorprendida y asustada, molesta- ¿Qué te pasa?, ¿tanto me quieres que me quieres matar?, estás loco...

-No… pero me da coraje que ese tipo este siempre cerca de ti… no le basta con que trabajen en el mismo sitio… si no que también tiene que estar cerca de tu casa no lo soporto… por favor dile que se aleje…

-No lo hare... -dijo mientras se quitaba el cinturón- que nadie entiende que ya no pueden decirme que hacer... Darien, ya no soy la niña inocente que conociste hace años, recuérdalo, he cambiando aunque a ti no te guste... no puedes decirme que hacer y qué no hacer...

-No… lo sé pero ¿por qué ese tipo?, no soporto que este cerca de ti… mi mariposa por favor… -tomándola del rostro mirándola fijamente-

-Porque te mueres de celos... ¿no es así?

-Más evidente no puede ser ¿o sí?, ese idiota fue tu novio y no dudo que ha de estar esperando una oportunidad para regresar contigo y yo no quiero eso… tu y yo somos el uno para el otro y nos juramos amor eterno ¿o lo has olvidado?

-No, no lo he olvidado... -dijo soltándose de su rostro- lo recuerdo perfectamente... ¿sabes?, necesito pensar las cosas así que mejor vete a tu casa... -abrió la puerta del auto- no quiero que tengamos un accidente por tus celos...

-De acuerdo piénsalo… te buscare mañana

Sin decir nada bajo del auto caminando por entre la gente para perderse, estaba molesta, enojada, él había decido que hacer con su vida, y ella ni siquiera tenía pensando casarse, mucho menos con él.

Arranco el auto alejándose aun molesto, de ninguna manera se permitiría perderla no después de todo lo que había hecho para recuperarla- Mañana será otro día…

X-X

Al día siguiente tal como lo prometió después de una larga jornada de trabajo cerca de la media noche llego a casa de su padre, dudo en bajar del auto observando la casa- Creo que es muy tarde, quizás deba volver otro día...

-¿No piensas bajar? -dijo al llegar a la ventanilla del auto de su hijo, venia cargando un par de bolsas de supermercado-

-Papá... -sonrió al verlo bajando del auto- ¿qué haces tan tarde y con bolsas de supermercado? creí que estarías durmiendo quizás...

-No, por estarte esperando no fui temprano... pero anda vamos, te invito un café...

-Siento llegar tan tarde... -cerro el auto para enseguida ayudarle con una bolsa-

-Gracias... -Volvió a caminar hacia la casa- no te preocupes, ¿cómo sigues del golpe?

-Aun sigue un tanto inflamado -se quito la gaza de la mejilla mostrando el golpe que el día anterior había recibido- gracias por la ayuda que me diste ayer...

-No tienes porque agradecer... -sonrió entrando a la casa- solo no hagas mucho ruido ya todos deben estar dormidos y si Hotaru se despierta no la vas a poder controlar... -camino derecho hacia la cocina la cual cerro tras que entrara su hijo-

Asintió entrando a la cocina- Quizás sería mejor si salimos a beber algo yo invito, no quisiera que por casualidad despertara...

-Bueno eso suena mejor... tan solo dejare las bolsas aquí ya mañana acomodo todo... -dijo sonriendo para en seguida tomar las bolsas y dejarlas sobre una cómoda- vamos entonces, pero tu invitas ya dijiste

-Claro -murmuró con una ligera sonrisa-

-Vamos entonces, pero tú manejas, hace mucho que no voy a ningún bar y no conozco alguno que sea de tu agrado...

Al salir de la casa abrió el auto subiendo al asiento del conductor, para enseguida quitar el seguro de la puerta de copiloto- Entonces por unos buenos tragos

-Tú debes conocer buenos lugares... -sonrió subiendo al auto que estaba un poco maltrecho-

-Alguno que otro, el otro día fui con Haru a un bar que esta por el centro es muy agradable y tranquilo ahí podremos disfrutar de una buena copa papá

-Te confieso que cuando eras niño llegue a imaginar un momento así, ha lado de mi hijo... y es algo agradable...

Sin poder evitar sonrojarse, mientras observaba el camino- Yo... no pensé que podría disfrutar de un momento así, o quizás si...

-En la medida de lo posible he tratado de ser un buen padre hijo, solo que con tu hermana no sé cómo acercarme... es tan testaruda...

-Si... es demasiado testaruda y orgullosa... -suspiro, deteniendo el auto- quizás eso lo heredo de ti

-Ay y tú me vas a decir que sacaste el bonito carácter de tu madre... -dijo fingiendo indignación- ¿qué puedo hacer para acercarme a tu hermana?

Se quedo pensativo- ¿Será que tiene miedo?

-Miedo ¿a qué?, he tratado de buscarla, tu sabes cuánto los quiero, pero aun no acepta que me haya divorciado de su madre, pero son cosas que a veces pasan...

-Eso es exactamente... ella siempre te ha admirado, eres como una especie de príncipe, y de pronto toda esa situación, imagino que lo de Hotaru es más difícil, pues tiene toda la atención que antes solo era para ella no sé cómo explicarlo quizás eso pueda ayudar a Haruka a entenderla...

-Entiendo... creo que debo buscarla y a hablar con ella... -sonrió sutil- oye hijo ¿no crees que va siendo hora de que cambies de vehículo?, los resortes calan...

-Es posible, últimamente he batallado un poco mas con él -sonrió divertido, bajando del auto-

-¿Y en esta cosa llevas a Serena a pasear? -dijo con una sutil sonrisa burlona- será mejor que te compres uno nuevo...

Desvió la mirada apenado- Quizás en estos días busque un auto nuevo...

-Perfecto, si necesitas ayuda no dudes en pedírmela... -al entrar al bar de inmediato se dirigió hacia una mesa vacía en uno de los extremos- bueno hijo, ¿ahora si explícame que fue lo que sucedió anoche?

Se sentó frente a su padre pidiendo un par de tequilas.

-No entiendo hijo, cuando te veo con ella eres otra persona... pero ella ¿que siente por ti?

-Para ella solo soy un amigo... papá... quizás un amigo con derecho pero al final de todo solo un amigo -suspiro con tristeza-

-Entonces la que está mal es esa jovencita... -dijo asintiendo en agradecimiento hacia el mesero que les llevo la orden- ¿cómo puede tener novio y a la vez jugar contigo?

-Quizás soy yo el masoquista... intente alejarme de ella en el momento que volvió con su ex novio pero simplemente no puedo...

-Aun así hijo, ¿qué clase de mujer juega con dos hombres? -Suspiró profundamente- Seiya, se que eres un adulto, que sabes lo que haces, pero me preocupa esta situación...

-Papá... no la juzgues... no es lo que parece... salvo por ayer... no habíamos tenido un acercamiento de esa especie desde que volvió con él... ella confía en mi... y -respiro profundamente tomando un sorbo-

-¿Tanto la amas? -pregunto observando el semblante de su hijo-

Fijo su mirada en el sorprendido sin saber que decir- Yo...

-Si solo es juego y ella se presta para eso, no tengo el derecho de opinar, solo que es una lástima ya que no parecía de ese tipo de chicas, pensaba que podría darse algo serio entre ustedes...

-Pues... quizás todo inicio como un juego... para darle celos a... -se quedo en silencio antes de continuar evitando decir lo que opinaba del que ahora era novio de quien se había enamorado profundamente-

-Hijo, se que la amas, lo vi la vez que me la presentaste... pero no me gustaría que sufrieras por alguien así, me pides que no la juzgue, porque pensé que ella también sentía lo mismo por ti...

-Por favor papá... fui yo quien sugirió el juego... el que se ofreció a ayudarla, y el que al final salió quemado... no es como piensas... solo quiero que sea feliz... y si solo será junto a ese tipo no tengo otra opción...

-Y yo no quiero que sufras... hijo, lo que te digo no es por ofenderla, es simplemente que de los dos tu eres quien me preocupa, eres mi hijo, es normal que sienta esta inquietud, pero dime ¿que pasara cuando el novio de Serena se dé cuenta?, si ese pequeño golpe fue por algo sin insignificancia que será cuando se dé cuenta de lo que sientes por ella...

-No dudo que el intuya lo que sienta por ella... de otra forma no buscaría provocarme a cada momento amenazándome para que me aleje de ella... solo debo tener mas precaución para con él. Aunque sepa lo que siento por ella nada cambiara, porque ella no siente lo mismo que yo o bueno si lo siente pero es por él... -bebió el contenido del vaso de un solo sorbo-

-Ay hijo me preocupa esta situación, no creo que vaya a terminar bien, obviamente a parte de lastimarte...

-¿Qué debo hacer entonces?

-No te puedo dar un consejo practico, puesto que lo que yo te diría es que te alejes, pero conociéndote se que no lo harás, solo te diría que vayas con precaución...

Asintió ligeramente- Si me alejara seria darle gusto a él...

-Ves, de cualquier forma vas a hacer lo que quieras, así que no me queda más que aceptarlo... solo ten cuidado...

-Gracias papá... tendré cuidado... y tratare de ser un poco más prudente...

-Eso espero... -coloco la mano sobre su hombro- recuerda que respeto cualquier decisión que tomes pero no por eso estaré de acuerdo en algunas ocasiones...

-Lo se... quizás me metí en un túnel sin salida alguna...

-Bueno entonces tendrás que buscarla... -dijo sonriéndole- vamos hijo, no eres de los que se rinden fácilmente, y si al final ella termina buscándote es porque quizá no le eres tan indiferente...

-Quisiera tener un poco mas de esperanza, pero sé que solo su amigo puedo ser y si eso es lo que desea de mi, seré el mejor ya lo veras

-Pues a luchar entonces para que vea que lo tuyo no es solo amistad... -sonrió sutil- además tienes la ventaja de que los padres de Serena te quieren y por lo visto te aceptan...

-Creo que ese es su peor coraje, que a mi si me quieren y aparte el cambio del nombre del perro

-Por cierto espero que puedas apartarme un cachorro, se lo quiero regalar a Hotaru...

-Claro cuenta con ello papá

-De acuerdo, ahora si cuéntame como te va en el trabajo...

-Bastante bien, hay un proyecto en puerta de suma importancia, hemos estado trabajando en él, arduamente si todo sale como hasta ahora quizás en menos de un mes lo estemos presentando, aunque Michiru es quien lleva un poco más de la carga, prácticamente la organización del evento ha caído sobre sus hombros

-Me da gusto saber que mis hijos se vuelven más importantes cada día... -dijo bebiendo su trago- me hace sentir orgulloso

-Espero que la situación entre tú y Michiru se arregle pronto... si eso sucede quizás olvide sus temores y pueda dar rienda suelta a sus sentimientos...

-¿Con el hermano de Serena verdad?

-Parece que eres adivino papá... y eso que aun no lo conoces -pidió al mesero otra ronda-

-Es fácil cuando se conocen a los hijos, y pude ver la cara de tu hermana cuando hablaban de ese joven...

-Sí, ayer estuvo muy callada...

-Si parecía incomoda...

-Además de tu presencia -sonrió divertido- quizás le habría gustado que estuvieras presente en su graduación

-Sí, es posible... -suspiró- pero tenía trabajo, ni siquiera fui con Hotaru, así que ahí no se puede sentir menos...

-No es que te recrimine papá... sé que Hotaru es joven y que te necesita como a nadie... y simplemente Michiru no puede soportarlo... -suspiro- así como se parece a ti en lo testarudo también tiene la sensibilidad de mamá...

-Tratare de hablar con ella... -suspiro bebiendo de golpe ese trago- a veces no sé cómo comportarme con ella... no sé cómo reaccionara...

-Padre, tú has dicho que nos conoces bien, no se por que te cuesta acercarte a tu hija, si notaste su amor por Haruka, entonces no todo está perdido... aun tienes una oportunidad

-Tienes razón hijo, lo siento es solo que a veces con ella me cuesta mas trabajo...

-Pero no por eso deja de ser menos importante para ti... es tan importante como lo es Hotaru y como lo soy yo, porque al final los tres somos tus hijos ¿no es así?

-Si hijo, tienes razón, hablare con ella, siempre es bueno que un hijo diga lo que piensa...

-Quizás... podrías hacer que ambas comenzaran a convivir como hermanas, tal vez eso les hace falta ¿no crees?

-Sí, es posible... Hotaru solo ha convivido contigo...

-Y no me ve como hermano mayor -se carcajeo-

Sonrió- No, ya lo se... de hecho me pregunto si "esa" chica estaba contigo anoche, obviamente se refería a Serena así que le tuve que decir que si, hubieras visto la cara que puso...

-Lo vez no me ve como un hermano mayor, ¿por qué el destino me ha hecho tan irresistible? -coloco una pose dramática-

Lo observo no sabiendo si reír o llorar ante el dramatismo de su hijo- Fue una lástima que nos saliera un hijo irresistible, pobre de ti que tienes que vivir con ese karma...

X-X

Observo por segunda vez su reloj, pese a que las cosas estaban relativamente mejor con Darien no estaba del todo a gusto o quizá es que se encontraba cansada y lo que más deseaba era ir a casa, pero ahora tenía que esperar a que Darien pasara por ella por lo que se resigno a quedarse más tiempo del debido en la puerta de salida del personal.

Seiya iba entrando en la sala del persona ya cansado y con ganas de irse- ¿Serena… todavía por aquí? -sonrió al verla-

-Ah hola... -sonrió sutilmente al verlo- si es que estoy esperando a... -guardo silencio un momento y luego volvió a sonreír- pensé que ya te habías ido...

Al intuir a quien esperaba su sonrisa se desvaneció un poco- No aun no… me falta terminar algunos reportes que Michiru me pidió para el jefe, y como ya fue a clases ya te imaginaras…

-Si me imagino... -suspiro algo incomoda quizá el que le mencionara el hecho de que esperaba a alguien lo había molestado o tal vez paso desapercibido para él- ¿y... como has estado?

-Bien… no me quejo me gusta lo que hago… ¿y a ti? -murmuró sin saber que más decirle-

-Bien... -dijo con una sutil sonrisa- feliz de hacer lo que me gusta... pero extraño muchas cosas...

-¿En serio? ¿Cómo qué? -sentándose en uno de los sillones de la salita para empleados-

Lo observo fijamente- Bueno pues... -desvió la mirada- tener más contacto con la gente, pero me siento bien...

-Eso me da gusto… de verdad me alegro que hagas lo que más te gusta… sabia que lo ibas a lograr no dejes de esforzarte día a día

-Sí, lo hare... -sonrió volviendo a verlo- también te extraño... y a Michiru

-Y yo a ti… pero seguimos siendo amigos… por cierto no he visto a Haruka… ¿como esta? -sonrió tratando de cambiar el tema-

-Mmm en sus cosas, se la pasa encerrado trabajando en no sé qué proyecto... -se encogió de hombros- está un poco loquito...

-Mmm ya veo -se cruzo de brazos un tanto pensativo-

-La verdad me preocupa... -suspiro recargándose en la pared observando momentáneamente el piso- desde lo que paso con Michiru se ha vuelto más reservado que de costumbre...

-Y ella mucho más callada y menos escandalosa que de costumbre… ya no me grita por cualquier tontería que haga… a veces la hago enojar a propósito y solo sonríe y se va… -haciendo un puchero-

Suspiro subiendo la mirada para verlo- No sé porque se hacen los tontos, los dos están sufriendo porque no están juntos... es obvio que se aman... no me gusta verlos así...

-Si odio verla así… jamás he intervenido en sus relaciones porque sé que no le gusta… además siempre lo supera… quizás en ese aspecto es muy orgullosa… pero es la primera vez que la veo sufrir así

-Temo que es la primera que ambos se enamoran de tal forma... y eso en cierta manera es preocupante, mas si es que no vuelven... -sonrió ligeramente- quizá no has intervenido antes, pero ahora es diferente... porque yo quiero que intervengas y no me dejes sola... -se acerco a él- ¿qué dices intervenimos?

Sonrió con malicia- De acuerdo vamos a intervenir… tenemos que volver a juntarlos o dejare de llamarme Seiya León -levantándose bastante animado-

-Sí, porque me caen mal con sus caras de niños sufridos siendo que tienen la felicidad al alcance de sus manos... -extendió su mano como si fuera a cerrar un trato- lo haremos por el bien de todos...

-Desde luego por el bien de todos -estrechando su mano en señal de acuerdo- ¿así que cual será el primer paso?

-Hacer que hablen... -soltándose de su mano- porque son tan orgullosos que ninguno de los dos tomara la iniciativa de hacerlo...

-Mmm ¿qué te parece si los encerramos?, así si pasan mucho rato juntos en algún momento tendrán que hablar ¿no?

-Esa me parece un idea estupenda, así hablan o hablan, total no creo que les haga daño pasar algún rato juntos... -sonrió ligeramente- les hace falta

-Sin duda mmm entonces ¿cuando crees que podamos encerrarlos y en donde?

-Mmm podría ser en estos días, Haru se la pasa encerrado en su habitación, creo que ese sería el mejor lugar... -dijo un tanto pensativa- podemos hacer que vaya porque yo quiero hablar con ella y aprovechamos y la dejamos ahí... ¿te parece bien?

-Perfecto ¿te parece esta misma tarde? no puedo esperar más para hacer la travesura -sonriendo con maldad y alegría de tener un punto de unión y más que nada el pretexto para estar cerca de ella-

-Sera muy interesante tratar de juntarlos... -sonrió observándolo fijamente- ojala que todo salga bien...

-Ya verás que si todo saldrá estupendo no descansaremos hasta volver a unir a ese par

-Si estoy segura de que lo lograremos... -sonrió feliz como hacía mucho no lo hacía-

-Hola hermosa… -dijo Darien con una sonrisa a su novia-

-Ah hola... -volteó a verlo sonriendo la cual evidentemente no era para él-

Seiya a verlo hizo una ligera mueca sin decir nada.

Darien fingió una pequeña sonrisa al chico mientras se acercaba a Serena para acercarse a sus labios a saludarla como era debido- Te extrañe… -dijo en tono varonil y con una linda sonrisa-

-Eh... si yo también... -aun estaba observando a Seiya para luego volver a verlo- también te extrañe... -murmuró en respuesta-

Se acerco a Serena- Bueno yo me retiro nos vemos mas tarde para llevar acabo nuestro plan -dedicando una mirada retadora y con algo de desagrado hacia Darien-

-¿Estás lista? –Pregunto haciéndole entender si podían retirarse, justo antes de darle nuevamente un pequeño beso-

-Sí, nos vemos al rato... -dijo a Seiya como despedida acompañada de una sonrisa ignorando por un instante a Darien-

Respondió a su sonrisa sin importarle la expresión de Darien- Cuídate mucho -guiñándole un ojo alejándose de la parejita-

X-X

Llegando la noche Seiya caminaba fuera de su casa en espera a que llegara Michiru de clases aunque ya había demorado un poco más de lo normal, ambos se encontraban solos en casa, su madre había salido a un viaje de negocios algo que ya era costumbre- Ay ya se tardo… y Serena tampoco ha llegado… me pregunto si nos dará tiempo para que hablen… no importa si tengo que encerrarlos toda la noche pero tiene que funcionar -miraba su reloj aun nervioso-

Como era ya costumbre se despidió de Darien a algunas cuantas cuadras, ya que no quería que sus padres tuvieran algún encuentro innecesario con él, así con pasos rápidos llego a la casa, sonrió al ver a Seiya.

-Hola, ya llegue lamento la demora... -dijo con esa sonrisa- ¿ya estás listo?

-Hola -sonrió al verla llegar- Michiru aun no ha vuelto de clases… ¿crees que tengamos tiempo de encerrarlos o que logremos encerrarlos?

-Estoy segura que si... solo es cuestión de esperar a que llegue Michiru, y así entramos directo a la casa... ¿te parece bien?

-Si… pero ¿y tus padres no dirán nada por encerrarlos?, seguro Michiru armara todo un secándolo y eso me preocupa…

-No te preocupes mis papás no están en casa, como ahora prácticamente tiene vacaciones fueron a visitar a unos parientes que hace mucho que no ven... -sonrió encogiéndose ligeramente de hombros- así que no habrá problema, pueden hacer todo el escándalo que quieran, porque ni tu ni yo los vamos a sacar...

Sonrió con cierta malicia- ¿Qué opinas si los dejamos encerrados toda la noche?

-Mmm si... -sonrió imaginando el escándalo que harían- o al menos hasta que hablen y que les creamos que ya se arreglaron...

-Definitivamente me voy a divertir mucho… mira ahí viene de la escuela -observo a lo lejos a Michiru que venía caminando a pasos lentos-

-Bien, vamos a decirle que tenemos que mostrarle algo... mmm un libro, para que así pueda pasar sin dudas, y si Haru no está podemos entretenerla, pero creo que si esta, la luz de su habitación está encendida...

-Muy bien entonces vamos -comenzó a caminar acercándose a Michiru-

Michiru suspiró mirando el cielo cuando fijo su mirada al frente para toparse con Seiya y Serena- Hola… buenas noches ¿qué hacen aquí a esta hora?

-Ah hola... -sonrió para luego abrazarla- le estaba contando a Seiya sobre un libro estupendo que acabo de comprar, y quería que se lo prestara, ¿nos acompañas?, tal vez encuentres alguno que te guste... -tomándola del brazo- ¿sí?

-Este… si bueno… pero no tardamos mucho ¿verdad?, tengo tarea que hacer -un tanto extraña por su actitud tan impetuosa-

-No para nada... ¿qué daño puede hacerte pasar un rato a mi casa? -pregunto con un dulce tono y rostro inocente- además deberías dejar de ser tan estudiosa... bueno está bien que lo seas, pero no exageres, tomate un respiro... -dijo al momento en que comenzaba a abrir la puerta- ay mira no hay nadie... -al ver el interior de la casa a oscuras-

-¿Y tus papas? -pregunto entrando detrás de ella-

-Si Serena tiene razón de vez en cuando deberías tomarte un respiro

-Ah salieron de viaje -dijo mientras encendía las luces de la casa- ven, acompáñame vamos por el libro... -tomándola de la mano para subir las escaleras-

-De acuerdo ya voy, ya voy -subiendo con ella las escaleras-

-Yo las espero aquí tómense su tiempo

-Mmm, mejor ¿por qué no nos acompañas? -dijo haciéndole una seña de que necesitaba su ayuda- que tal si no encuentro el libro...

-De acuerdo ya voy -corrió hacia las escaleras muy emocionado- además por lo que me contaste es un libro muy interesante

-Sí bastante, ya verás que te vas a entretener mucho... -dijo con una sonrisa algo misteriosa- ah creo que no estamos solos... -murmuró al ver luz en la habitación de Haruka-

Fijo su mirada en aquella puerta con luz- Este… si bueno vamos por el libro -poniéndose un poco nerviosa-

-Vamos a saludar es de mala educación no saludar –dijo Seiya acercándose a abrir la puerta-

-Hermanito... –Serena abrió la puerta de improviso jalando a Michiru hacia adentro- ya llegue...

-Que escandalosa eres... -dijo sin siquiera voltear a verla estaba tan sumergido en su trabajo que no le tomo importancia el escucharla-

-¡Oye que haces! -grito al ser jalada hacia adentro en ese momento-

-Que pasen linda noche -Seiya tomo la mano de Serena para sacarla y cerrar de inmediato la puerta- ¿tienes la llave? -murmuró jalando con fuerza la puerta-

Al escuchar esa voz inmediatamente volteo y se puso de pie al ver a tanta gente en su habitación- ¿Que hacen aquí? -al ver que cerraban la puerta se acerco- ¿qué crees que están haciendo?

Michiru se aferro a la manija- ¿Qué demonios creen que están haciendo?, tengo muchas cosas que hacer sáquenme de aquí

-Si la tengo... -dijo sacando de una pequeña bolsa su llavero y echando llave-

-Perfecto entonces vamos a disfrutar de la diversión -soltando la manija al ver que estaba bien cerrado-

-Abre Serena, no estoy jugando... –dijo Haruka tratando de abrir-

-Seiya ven y sácame de inmediato de aquí...

-No, no voy a abrir... -dijo alejándose de la puerta al escuchar el tono serio y molesto de su hermano el cual pocas veces utilizaba con ella- no hasta que arreglen sus problemas...

Michiru frunció el ceño al escucharla- Yo no tengo ningún problema así que sácame de aquí de inmediato me oyes sácame de aquí

-Lo siento pero tendrán que quedarse ahí hasta que por lo menos se lleven mejor -riendo a carcajadas- además esto es mi venganza por lo del otro día hermanita

Haruka volteo a ver a Michiru y quiso sonreír, pero tal situación no le parecía la mejor manera de hacer que ambos arreglaran sus problemas- No tienes porque meterte en mi vida Serena, así que mejor abre, o si no ya veras...

-No, ya te dije que no...

-Ash saben que hagan lo que se les dé la gana -grito molesta tomo su mochila caminando hacia un rincón de la habitación sentándose en el suelo- tengo cosas que hacer -dijo mientras comenzaba a sacar sus libros-

-Mas te vale que abras en este instante Serena, cuando salga de aquí no querrás estar presente... -trataba de forzar la manija para abrir-

-Mmm tengo sed, vamos, ¿quieres refresco o agua? -pregunto de forma despreocupada caminando hacia la planta baja-

-Mmm ¿qué te parece un chocolate caliente con galletas? -siguiéndola de cerca-

-De acuerdo... -sonrió ligeramente mientras seguía su camino-

-Eso me gusta -sonriendo ligeramente- aprovechemos hoy antes de que mañana quieran matarnos

-Ay Serena me las vas a pagar... -murmuró dejando de forzar la manija recargando la palma de su otra mano sobre la puerta- lo lamento, no sé en que está pensando mi hermana...

Subió su mirada hacia él mientras comenzaba a leer- Espero no te moleste pero tengo mucho que estudiar... mañana tengo examen final y tengo que entregar este trabajo...

-No... -suspiro volteándose dándole la espalda dirigiéndose de nueva cuenta a la mesa de trabajo- está bien, yo también tengo demasiado trabajo...

-Gracias -siguió leyendo aquellos textos mientras comenzaba a escribir apoyándose en el suelo- ay pero juro que esta me las pagas muy caro Seiya León -refunfuñaba de vez en vez mientras seguía escribiendo-

Suspiró, trataba de concentrarse en aquel importante proyecto, lo cual le costaba trabajo, nuevamente tomo el lápiz y comenzó a deslizarlo sobre el papel dibujando algunos trazos, pero ella lo hacía perderse de importante misión- Que difícil es estar tan cerca... y no poder hablarle, tocarla, besarla, se fue fuerte Haruka, tienes que serlo por ti mismo... -pensaba sacudiendo un poco su cabeza para despejarse de cualquier pensamiento que lo llevara a Michiru, lo cual le era más que difícil-

Michiru ya se había tranquilizado un poco ahora caía en la cuenta que estaba encerrada con él, de vez en vez subía su mirada observándolo fijamente-"Concéntrate Michiru es importante terminar con esto... no pienses en él... tu tomaste esta decisión ahora prende a vivir con ella" -se levanto del piso tomando sus cosas- ¿puedo sentarme en tu cama?, ya me incomodo el piso

-Puedes tomar el tocador de escritorio, la cama te parecerá incomoda después de un rato... -respondió sin dejar de hacer su trabajo-

-Gracias... -se acerco a la cama colocando su mochila encima para después sentarse haciendo un poco de campo sobre el escritorio, quedando de espalda a él, quizás si no lo veía seria mas fácil concentrarse para terminar- "me duele tenerlo tan cerca... pero tarde o temprano me acostumbrare... además no sería la primera vez" -suspiró un poco volviendo a sumergirse en aquel texto-

Estuvo pensando en mil y un cosas a la vez para tratar de alejar aquellos pensamientos que atravesaban por su cabeza de los cuales todos eran respecto a ella, pero ahora lo más importante era llevar acabo aquel trabajo.

Las horas transcurrieron el reporte estaba casi terminado aunque sus ojos comenzaba a cerrarse por si solos, lentamente se dejo caer sobre la cama mientras seguía leyendo hasta que el sueño la venció por completo quedándose dormida sin soltar aquel libro.

Mientras tanto Haruk continuaba con aquel importante proyecto, un poco cansado dejo el lápiz en la mesa y se estiro tratando de sacar toda esa tensión, disimuladamente volteo para verla y cuál fue su sorpresa al verla dormida, sonrió ligeramente girándose sobre su propio asiento- Tal como pensé, la sirena más bella que pude haber conocido jamás, que ganas tengo de abrazarte y de pedirte que vuelvas a mi lado, pero tú lo dejaste claro, eres libre de hacer lo que quieras, yo nunca quise cortarte las alas, pero en fin... no hay vuelta atrás... -pensaba sin dejar de verla teniendo la intensión de acomodarla bien sobre la cama, pero tenía miedo de que en ese intento se despertara y ahora no fuera solo un celoso sino también un aprovechado, sonrió al imaginar lo que posiblemente le diría si lo descubriera por lo que prefirió voltearse y continuar con su arduo trabajo-

Michiru se acomodo un poco inquieta- Si voy ir a las estrellas y hare la reservación para usted... también ya hice el cálculo de la distocia que debe recorrer

Estaba nuevamente concentrado en su trabajo cuando la escucho volteando sonriendo al instante al ver que estaba hablando dormida y negó ligeramente con la cabeza sin dejar de lado esa sonrisa divertida- Vaya, eres más interesante de lo que pensé Michiru...

Se sentó dormida- Ya les dije que las luces van arriba y en dirección opuesta... y haya es falso y aquí es verdadero -volviendo a recostarse abrazando mas aquel libro-

Tenía unas ganas de soltar una carcajada mas al ver aquella reacción pero se contuvo tratando de enfocarse en lo que tenía sobre su escritorio, pero para esas alturas le era realmente imposible hacerlo por lo que prefirió sentarse frente aquella cama solo para observarla.

X-X

Mientras tanto en la sala tanto Seiya como Serena habían pasado un agradable rato se preguntaban que pasaría arriba ya que no escuchaban el escándalo, después reían a carcajadas tratando de imaginar hasta que se terminaron el chocolate caliente, comenzó a ver la película aunque en realidad no prestaba mucha atención de vez en vez volteaba a verla y le sonreía con esa dulzura que lo caracterizaba, de verdad esta sumamente contento de tenerla junto a él.

Aquella película era una de favoritas, pero no podía prestar atención a las escenas que más le gustaban, trataba de enfocarse en la pantalla que tenia frente a ella, pero no podía, no al menos con Seiya tan cerca, el ambiente tenía su aroma y eso le gustaba, el solo aspirarlo la llenaba de una tranquilidad que comenzaba a relajarla.

Seiya volvió a mirarla con ternura, volviendo a fijar su mirada sobre la pantalla aunque igual el aroma y el nervio no lo dejaban centrarse en las imágenes de la pantalla, un calor ajeno le comenzaba a invadirlo.

Tanta tranquilidad era lo que necesitaba, tanto que no supo en qué momento comenzó a sentir los parpados pesados comenzando a cerrarlos aunque no quería, no deseaba perderse en un mundo de sueños que la alejara de Seiya.

Al notar que comenzaba a cabecear se acerco un poco más a ella- Apóyate en mi dormirás mas cómoda -abrazándola con ternura-

Sonrió ligeramente aunque quisiera negarse no podía estaba prácticamente dormida, al momento en que se negó se recargo en él aspirando más de cerca su inconfundible aroma- Pero es que... -bostezo-

-Anda duerme tranquila aquí me quedare velando tu sueño -tomando una frazada cobijándola mientras la abraza con mucha ternura-

-Gracias... -murmuró recargándose mas abrigándolo a él también- te quiero mucho... -dijo cerrando los ojos para evitar verlo-

-Y yo a ti -acariciando su cabello-

Sonrió al escucharlo comenzando ahora a soñar no con un mundo lejos de él, ahora era un sueño en el que Seiya estaba presente, ese calor era inconfundible y se entrometía hasta en sus sueños, eso era realmente lo que quería su subconsciente, lentamente comenzó a relajarse entre sus brazos disfrutando por completo de esa tranquilidad.

Seiya la abrazo con ternura y mucho cariño protegiéndola entre sus brazos- "Como me gustaría que así fueran todas las noches a tu lado... me imagino durmiendo muy cerca de ti... sentir tu calor tu aroma... pero... sé que amas a otro y si ese otro te puede hacer dichosamente feliz no tengo otra opción que alejarme... aunque no niego que me gustaría ser yo quien este dentro de tu corazón... ser yo quien pueda hacerte inmensamente feliz y llenar tus días de felicidad y mucho amor... Serena te amo y no sé cómo decirlo... solo me queda guardar este sentimiento en lo más profundo de mi ser... y mientras tú seas feliz, mi corazón lo estará por ti"

X-X

Estaba por demás cansada y fastidiada de que en ese momento las cosas no salieran como ella quería, pero al menos el menú que le mostraría a su jefe ya estaba listo, así ordeno a uno de los meseros que fuera a servir a cada comensal, para luego salir ella.

Se encontraban en la oficina de Diamante donde se acondiciono una mesa para la prueba, casi todo estaba listo para el gran día, solo faltaban algunos cuantos detalles que afinar y todo estaría listo.

-Estoy ansioso por probar el menú… -Dijo Seiya tomando asiento junto a su jefe-

-Lo mismo yo... quiero comprobar lo que tanto he escuchado de ella... –Comento Diamante poniéndose cómodo para esperar a probar el menú-

-Sin duda es de lo mejor, sobre todo los postres son maravillosos -saboreando aquellas delicias-

-Si son ricos seguro serán todo un éxito… -Dijo Michiru sentándose al otro lado de su jefe-

-Bueno según los requerimientos que me habían hecho llegar este es el menú que he seleccionado para la noche de la presentación del proyecto... un menú en tres tiempos... donde la sorpresa será el postre...

-El menú se ve muy antojable… -dijo Michiru observando cada plato que les era servido-

-Pues a comer –dijo Seiya tomando el tenedor probando el primer bocado-

-En el primer platillo quise resaltar el sabor de mar... puesto que todo lo que se preparara será refrescante...

Diamante inmediatamente después de escucharla observo aquel bello plato decorado asintiendo sutilmente para luego tomar la cuchara y probar un poco de aquella sopa.

-¿Sabor del mar? –Michiru miro fijamente su plato-

-Es un poco extraño describirlo, pero cuando lo estaba ideando lo primero que me vino a la mente fue la playa... y en vista de que este hotel va a ser en un lugar paradisiaco la comida tenía que resaltar... y que mejor forma que fuera algo fresco... pero a la vez hipnotizante

-Muy ingenioso y si estando en la playa se antoja, además esta delicioso… -Seiya sonrió en señal de apoyo-

Diamante por su parte se había mantenido al margen de los comentarios, no porque no los tuviera, pero quería esperar hasta el último para dar su punto de vista.

Michiru un poco dudosa tomo su cuchara, probando la sopa.

-¿Hay algún problema Michiru? -preguntó-

-Discúlpala... –Dijo Seiya observando a su hermana-

-Tiene muy buen sabor

Estaba lo suficientemente nerviosa como para tener que ser juzgada por sus conocidos, y eso la estaba poniendo peor de intranquila, quizá lo que para ella era algo bueno no lo era para los demás, después de un momento más hizo la señal al mesero para que fuera llevando el segundo plato.

Seiya continuo comiendo, Michiru lo hacía pero más despacio.

-El segundo plato es un poco más fuerte... pero sin perder la frescura... hecho a base de pescado fresco... traído directamente del lugar donde será el próximo hotel...

-Se ve muy rico, y seguramente así debe estar, opino que traer comida del lugar del nuevo hotel servirá para hacerle muy buena publicidad

-Quizá... -murmuró Diamante-

-No esta tan condimentado para que siga conservando su sabor natural...

-A primera vista se ve bastante antojable y seguro gustara mucho… -comento Michiru-

-Eso espero... -murmuró-

Seiya comenzó a comer el suculento pescado- Está sumamente rico tiene buen sabor

-En seguida vuelvo... -dijo saliendo de la oficina yendo directo a la cocina a terminar de preparar el postre, después de unos minutos volvía siendo ella quien serviría lo ultimo-

-¿Este debe ser el postre verdad? –Preguntó Michiru-

-Como había dicho con anterioridad... el lugar será paradisiaco y nada mejor que una combinación de dos frutas tropicales... kiwi y mango... -dijo mientras colocaba el primer plato a Diamante para luego seguir con Michiru y al final con Seiya- y algo que le brindara textura... como una crepa...

-Esto se ve delicioso –Michiru sonrió probando el postre-

-Sin duda esto también debe ser una delicia… -Dijo más que orgulloso Seiya-

-Espero que les guste... fue una pequeña salsa de kiwi y mango... y un poco de crema batida para quitarle lo acido de la fruta...

-Sumamente rico y delicioso, no cabe duda que eres la mejor haciendo postres y el mango es de mis frutas favoritas… -dijo Michiru sonriéndole en señal de apoyo-

-Gracias... -sonrió ligeramente observando a su jefe esperando algún signo de aprobación-

-No está mal... -murmuró dejando el tenedor sobre el plato- ¿qué les pareció?

-Sugiero que además del pescado... haya otro platillo... por otro lado el postre es excelente… -Dijo Michiru que había terminado con su postre-

-¿Que es lo que sugieres? -pregunto interesado Diamante viéndola fijamente-

-Seguramente habrá gente que no guste del pescado o sean alérgicos como yo... además podría denotarse la variedad de alimentos que puede haber... y un buen corte de carne siempre es bienvenido

-Es una gran idea... no podemos esperar que a toda la gente le guste el pescado, y eso ayudaría mucho

-Si... es una buena idea... aunque siendo en un lugar con gran abundancia de pescado será un poco extraño tener cortes de carne...

-Sí, pero ¿por qué limitarse tanto con solo pescado?

-Está bien... pensare en un menú alterno... -dijo Serena-

-Bueno entonces no se diga mas... el menú principal es este...

-Si te parece bien que haya un menú alterno -dirigiéndose a Diamante-

-Por eso... este será el menú principal y el alterno será con cortes de carne... -dijo poniéndose de pie-

-Me parece bien –dijo Michiru poniéndose de pie- paso a retirarme tengo algunas cosas que hacer

-El evento será todo un éxito no me cabe duda… -Dijo Seiya emocionado-

X-X

-Hoy será un día muy divertido, anda quita esa cara... -dijo mientras se abrazaba de su brazo- ya perdóname...

-No creas que voy muy contento... -la observo de reojo sin dejar de caminar- lo que hiciste estuvo muy mal, ¿en qué cabeza cabe que me encerraras con Michiru?, ah claro en la tuya y por supuesto en la de Seiya...

-No, a él no le eches la culpa, la de la idea fui yo... -se separo de su brazo- ya perdóname... no lo vuelvo a hacer... -la miro con una cara de inocencia-

Respiro profundamente aun manteniendo el semblante serio- De acuerdo... pero no sé porque presiento que este día lo disfrutaras más tú que yo...

-Mmm quizá... -dijo con una sutil sonrisa misteriosa sobre todo después de ver a lo lejos a cierto par de chicos-

X-X

-Anda Michiru apresúrate quiero divertirme

-Es extraño que me pidas que te acompañe al parque… no creas que esto me va hacer olvidar tu linda travesura… a sabiendas que estoy en finales se te ocurre encerrarme con….Haruka… no entiendo en qué demonios estabas pensando

-Ya perdóname la vida, mejor vamos a disfrutar de este bello día te hace falta relajarte últimamente te he visto muy estresada y eso puede hacerte daño

-Si claro, si tú lo dices -murmuró viendo hacia los juegos-

-Ya déjame ver... -se quejaba sin dejar de cargarla tratando de hacer que le destapara los ojos-

-No quiero... -decía divertida sobre su espalda, pues había hecho que la cargara para poder taparle los ojos y que no viera hacia donde se dirigían- alto... -murmuró a Haruka que al momento se detuvo apenas iba a preguntar cuando la volvió a escuchar- ¡hola! -dijo con una sonrisa a espaldas de Michiru-

Extrañada de escuchar esa voz volteo, al instante Seiya sonrió ampliamente volteando- Hola Serena, Haru… que coincidencia encontrarlos aquí… -Sonriendo ampliamente-

Michiru al ver a Haruka se quedo callada sin decir nada.

-¿Qué? -murmuró Haruka bajando al instante a Serena volteando a verla con molestia- si que coincidencia... -dijo con algo de sarcasmo-

-Si mucha coincidencia... -evadiendo la mirada de Haruka- hola Michiru... -se acerco a saludarla aunque no sabía si seria correspondida-

-Hola Serena… -Aun seguía estática sin reaccionar-

-Pues ya que estamos aquí que les parece si pasamos el día juntos que dices amigo -abrazando a Haruka por el hombro-

-No gracias... -sutilmente se separo del abrazo- tengo mucho trabajo, solo viene a dejar a Serena al parque para que se divirtiera sola... -dijo con evidente molestia observando a su hermana- porque estas muy divertida ¿verdad?

Apenas iba a contestar que era un idea brillante cuando los reclamos de su hermano la interrumpieron bajando la mirada un tanto apenada- Pero es que...

Al ver que se alejaba frunció el ceño- Yo también me voy a casa… tengo muchas cosas que hacer lo siento bye bye -molesta todo el lado opuesto al de Haruka y comenzó a alejarse-

-Pero... -intento seguir a su hermano y luego a Michiru- creo que se enojaron más de lo que estaban... -suspiro un tanto cabizbaja observando cómo ambos se alejaban por caminos opuestos- no es como pensé...

Seiya observo fijamente por donde se alejaba Michiru- No, creo que ella se ha enojado mas… es la primera vez que rechaza subir a los juegos… -suspiro volviendo hacia donde se alejaba Haruka-

Suspiro acercándose a una banca- Esto fue un rotundo fracaso... -volvió a suspirar- en fin... creo que mejor voy a tratar de contentar a mi hermano... no quiero que termine odiándome... aunque ya sé que me espera un enorme e interminable regaño... o tal vez la indiferencia total, últimamente con él ya no se sabe... -apenas se iba a sentar cuando volvió a avanzar-

-¿En serio tienes que ir a que te regañe? -murmuró en voz baja-

-No quisiera... -murmuró aun cabizbaja- la verdad es que nunca me había visto con esa forma tan molesta... ni siquiera cuando... -se obligo a si misma a callar- presiento que está muy molesto conmigo...

-Bueno… si… y Michiru más que molesta seguro es tristeza lo que siente creí que ella sería la más molesta y no dijo nada… pero bueno de ellos nos encargaremos después… que dices si pasamos el día juntos… digo ya estamos aquí… podríamos divertirnos un rato ¿no crees?

Sonrió al escuchar volteando a verlo- Podría ser, pero no quiero molestarte... o quizá asustarte a alguna que otra chica... -dijo al observar como una joven no le quitaba los ojos de encima a Seiya-

Volteo hacia donde ella miraba- No me molestas… al contrario tengo muchas ganas de pasar un buen día… claro a menos que tu tengas cosas mejores que hacer no tendré remedio más que ir a casa y aburrirme todo el día

-No... -respondió inmediatamente y algo emocionada- bueno digo... hoy tengo el día libre porque se supone que lo pasaría con mi hermano... pero él no está y no quiero ir a que me regañe... -sonrió- así que acepto tu propuesta...

-Perfecto -sonrió extendiendo su mano- entonces pasemos un agradable y divertido día… olvidémonos de todo solo por hoy

-Me parece una idea brillante -tomo la mano de Seiya oprimiéndola suavemente cuando la sintió- hoy solo seremos tu y yo... -sonrió muy feliz-

-Claro vamos entonces -con una gentil y alegre sonrisa comenzó a caminar hasta correr junto con ella rumbo a un día lleno de diversión y emoción junto a ella-

Observo atenta una pareja que se encontraba en una maquina que expedía bolas con regalos sorpresa- Quiero uno... -murmuró al ver la lista de posibles regalos a obtener-

-Muy bien entonces vamos a los juegos de destreza -camino junto con ella hacia una de las maquinas buscando unas monedas en su pantalón, introduciéndolas en la maquina girando la perilla para luego ver bajar una pequeña esfera- ¿Qué crees que salga?

-No lo se... tal vez una goma, un anillo de juguete... anda ábrela... -dijo emocionada y curiosa por ver el contenido-

-Mmm de acuerdo -dijo agitando un poco el huevo escuchando su contenido- ojala sea una boli goma me gustan mucho -sonrió ampliamente para luego abrirlo observando su contenido- mmm no es una boli goma

-¿Qué es?, ay no lo quiero si es uno de esos insectos de goma... -hizo una mueca de desagrado-

-No no es eso -sonrió al ver que era- cierra los ojos y dame tu mano

-Ay no y si me asustas... -se tomo de las manos ladeándose un poco dándole la espalda- no quiero si es un insecto...

-¿Confías en mi? -pregunto con una gran sonrisa-

-Si... -murmuró soltándose poco a poco, extendiendo su mano- de acuerdo... -suspiro cerrando los ojos abriendo un poco uno para ver-

Sonrió tomando su mano- Sin hacer trampa ciérralos bien

-Está bien... -suspiro cerrando los ojos, evitando verlo pero sintió Hotarumente como sus mejillas se sonrojaron al contacto-

Con una sutil sonrisa coloco sobre su muñeca una linda pulsera, la cual venia en el interior de la esferita- Listo puedes abrirlos

-Es... hermosa... -sonrió en cuanto observo el plateado objeto sobre su muñeca, quizá muy sencilla pero tenía un encanto especial, esa flor blanquecina con los destellos azules de pequeñas piedras al centro la hacían mas especial, y esos 5 brillantes para ella significaban algo, aunque no sabía muy bien qué, pero en si ese objeto le parecía lo más bello del mundo- gracias... -se acerco a darle un beso en la mejilla-

Al sentir ese pequeño beso se sonrojó sintiendo un poderoso latir en su corazón lleno de emoción y una calidez indescriptible- Me alegra que te guste de verdad que si

-Te prometo que nunca me la quitare... -dijo mientras volvía a observarla- será un maravilloso recuerdo de este día... -de la felicidad que sintió volvió a tomarlo de los hombros para darle un beso en la otra mejilla- gracias...

-Entonces hagamos juntos de este día uno de nuestros mejores recuerdos… -Dijo nervioso y sin dejar de sonreírle- vamos a la montaña rusa -abrazándola suavemente por la cintura-

Fue en ese momento que comprendió lo que acababa de hacer, nuevamente el sonrojo en sus mejillas se hizo presente al sentir como la abrazaba, pero no importaba, se sentía tan feliz que no importo nada fuera de aquel parque- Un momento... ¿dijiste montaña rusa? -de tan feliz que estaba no había puesto atención a ese pequeño detalle-

-Si agarrare con fuerza -al momento que el carrito comenzó a subir, iban en la parte de adelante el sonreía lleno de felicidad y alegría y para ese momento lleno de adrenalina-

-No, yo no quería subir... no me gustan... -dijo observando a su alrededor- quiero bajar...

-Vamos será divertido -dándole un tierno beso que iba destinado a su mejilla pero sin saber cómo termino sobre sus labios-

-Pero... -dijo volteando a verlo cuando sintió sus labios, algo la hizo quedarse así, sin moverse, e instintivamente cerró los ojos-

Al sentir sus labios cerró los ojos temeroso y emocionado sin querer moverse tratando de alargar un poco ese momento.

Pudo sentir como aquel pequeño roce comenzaba a ser correspondido, simplemente no podía pensar en otra cosa que no fuera ese momento con él.

Al sentir la primera bajada que era pequeña y lenta se separo de ella- Agarrarte fuerte -murmuró con ternura pasando el brazo a su alrededor-

Lo obedeció en completo silencio aun confundida por ese beso y un poco asustada por aquel juego, desde pequeña le había tenido miedo y nunca había vuelto a subirse y ahora no solo era temor lo que sentía era algo mas pero se sentía tan segura a su lado que ahora ese juego no era tan imponente como recordaba.

Llegaron por fin a la bajada que se veía mucho más inclinada y Seiya grito emocionado sin soltarla- Yuju que divertido

Ella negó con la cabeza cerrando los ojos con fuerza aferrándose a él ocultando su rostro en su pecho.

Sonrió con ternura abrazándola aun mas mientras disfrutaba de la brisa además del hermoso paisaje que se extendía ante sus ojos.

No se atrevía a abrir los ojos solo buscaba el refugio de sus brazos definitivamente ahora recordaba porque no le gustaba ese juego- Te odio... -murmuró en broma por haberla subido a tan terrorífico juego-

-Y yo… -iba a decir algo pero se quedo callado mientras avanzaban por pequeñas subidas y bajadas- este juego sin duda alguna es muy divertido

-No, no lo es... -dijo oprimiendo con fuerza su camisa-

-Sí lo es -la abrazo con ambos brazos al momento que comenzaba a detenerse el juego en lo más alto-

-No, lo es... -dijo aferrándose a su cuerpo por el temor que le daba ese juego- aunque ya no siento tanto miedo -pensó con una sutil sonrisa subiendo un poco la mirada para verlo sin despegarse ni un centímetro de su abrazo-

-Es muy divertido deberías ver el hermoso paisaje que se muestra en lo alto -aun sonriendo con ternura- "quisiera que el juego nunca se detuviera… tan solo para sentirte así de cerca por siempre" -pensaba sin querer soltarla-

-No, tengo miedo... -dijo cerrando mas los ojos empuñando las manos arrugando un poco su camisa la cual era sujetada-

Acarició su espalda cerrando sus ojos- De verdad disfruto mucho este momento… aquel paisaje de las alturas es mucho más hermoso con tu presencia aquí

Desvió la mirada con una sonrisa hacia aquel paisaje que mencionaba, era verdad- Es hermoso... -dijo dejando escapar un profundo suspiro pero justo en ese momento volvió a bajar el juego y eso la hizo volver a abrazarlo con fuerza ocultando su rostro y de ahí no se separaría hasta que terminara el juego-

-Yupiiiiiiiiiii -disfrutando de las últimas bajadas del juego sin soltarla- esto es súper, súper, súper

Ya no dijo nada esperando simplemente a que terminara por fin el juego, iba completamente tensa.

El juego finalizaba por completo, al detenerse para que bajaran, la separo un poco- Ya término

Poco a poco se separo de él aun tensa por ese juego- No lo volveré a subir... -dijo mientras comenzaba a bajar-

-Pero fue divertido -sonrió emocionado saliendo del juego atrás de ella-

-No, no lo fue... -murmuró ocultando lo que en verdad sentía- no lo vamos a volver a hacer...

Suspiró haciendo una mueca volviendo su mirada hacia el juego- Ne gustaría repetirlo de nuevo -murmuró mas para sí mismo ocultando lo que su corazón comenzaba a gritar desesperadamente-

-Seiya... -dijo deteniéndose frente a él- lo lamento, pero de verdad no puede volver a pasar... -suspiro- fue lindo no puedo negarlo, pero está mal... -bajo un poco la mirada-

La miro a los ojos entendiendo a que se refería, al instante coloco un dedo sobre sus labios- Lo sé… por favor no digas nada… perdóname… ese beso fue sin querer yo… -se quedo callado unos instantes- solo quiero que seas feliz ¿de acuerdo?

Al momento que lo escucho no supo que fue lo que sintió en lo más profundo de su corazón, un sutil dolor atravesó su pecho, ahora estaba claro, no volvería a sentir sus labios, ya no, eso se había terminado- Perdóname... -pensó con tristeza mientras asentía- De acuerdo...

-Bueno encones vamos a los demás juegos… subiremos a los que tú quieras -trato de sonreír animadamente para relajar el momento pero el mismo no se sentía del todo bien, aquel sutil y pequeño beso representaba el último, la última vez que probaría esa clase de fresas que tanto adoraba-

-De acuerdo a los que yo quiera... -murmuró volviendo a sonreír como jamás pensó que lo volvería a hacer, fingiendo, para luego llevarlo a los juegos que más le gustaban aunque ya no había ese mismo entusiasmo que cuando habían llegado, pero aun así haría de ese día el mas especial, aunque fuera el ultimo-

X-X

Yaten, volvía de uno de sus tantos viajes, había estado ausente por más tiempo del que él hubiera querido, al volver lo primero que hizo fue ir al hotel tenía ganas de ver a Serena y saber cómo se encontraba. Entro al hotel con pasos seguros dirigiéndose hacia la recepción- Buenas tardes

-Buenas tardes... -saludo con una sonrisa amable la joven recepcionista que tenía poco de haber comenzado a laborar- bienvenido, ¿en qué puedo ayudarle?

Observo a la chica y después a su alrededor buscando con la mirada su objetivo- Mmm disculpe se encuentra la señorita Serena Tsukino?

-Permítame, ahora se encuentra en la cocina del restaurante... -aun manteniendo la sonrisa-

-Vaya... así que logro su objetivo... claro así tenía que ser... de lo contrario no sería quien es... -murmuró un tanto pensativo- mmm ¿y puede llamarla y decirle que un buen amigo esta aquí?

-De hecho ya casi es su hora de comida, si gusta esperarla en seguida le aviso...

-Te lo agradecería mucho -mostrándole una sonrisa coqueta- eres una chica muy amable

Sonrió algo sonrojada- Estamos para servirle...-tomo el teléfono para marcar la extensión de la cocina para dar aviso a Serena-

Yaten se apoyo en el mostrador admirando a su alrededor mientras esperaba a que llegara.

Después de algunos minutos salió un poco cansada buscando con la mirada quien la buscaba, al verlo suspiro dándose la vuelta con toda la intensión de alejarse.

Sonrió al verla, acercándose con rapidez antes de que se alejara- Hola Serena a mí también me da mucho gusto verte, ya te extrañaba

-Ah hola... -sonrió un poco obligada- yo no te extrañaba, ¿ahora qué quieres?

-Uy que carácter me voy por un tiempo y mira como me recibes en lugar de que me digas como me ha ido, me tratas mal -haciéndose el ofendido-

-¿Cómo te ha ido Yaten? -pregunto un poco sarcástica- ¿eso está mejor?

-Mmm un poco, debes ser más entusiasta... ¿acaso creíste que no volvería?, me dijeron que es tu hora de comida ¿qué te parece si te invito a comer para celebrar nuestro reencuentro? -tomando suavemente su mano-

-¿Celebrar nuestro reencuentro?-sonrió- de acuerdo acepto tu invitación

La miro sorprendido, sonriendo enseguida- Entonces vamos sin duda hoy va llover -colocando su brazo para que ella se agarrara de él-

-Pero solo como amigos... -soltándose y caminando adelante de él- vamos

-De acuerdo solo como amigos -sonrió caminando detrás de ella- que te gustaría comer, pídeme lo que quieras y te lo concederé

Sonrió un poco divertida- Nunca cambias, te he pido muchas cosas y ninguna la has concedido... vamos al restaurante que esta aquí cerca... -dijo saliendo del hotel comenzando a caminar hacia el lugar-

-¿En serio?, dime qué cosas no te he concedido -caminando a la par de ella-

-Como cuando te dije que te alejaras de mí... -respondió sin dejar de caminar y sin verlo- y aquí sigues...

-Bueno eso es lo único que no podría concederte jamás, sería un sacrilegio si me privara de ver tu hermosura

Al entrar al restaurante se dirijo a una mesa algo alejada esperando a que él estuviera con ella- ¿Y sigues con lo mismo?

Al llegar junto a ella saco la silla para que se sentara- Vamos ya me conoces no debería sorprenderte ¿o sí?

-No para nada... -se sentó sin dejar de verlo- supongo que querías hablar conmigo de algo, dime ¿qué es?

-Nunca dejaras de sorprenderme... aunque debo decirte que has cambiado -sentándose frente a ella, al momento que la mesera se acerca para tomarles la orden-

-Un refresco por favor...

-Si señorita, ¿y a usted caballero?

Al escuchar la palabra "caballero" sonrió con algo de ironía- Si sobre todo... -murmuró-

Oye yo soy un guapo y apuesto caballero, mmm tráigame el menú del día de favor

-En seguida... con permiso... -retirándose del lugar-

-¿Y en que he cambiado según tu? -recargándose en el respaldo de la silla observándolo-

Se recargo en la silla- Se ve que has madurado... eres más directa y sarcástica que antes...

-Contigo no puedo ser de otra forma, además ya no puedo seguir siendo una niña que se la vive jugando, o soñando... -murmuró- ¿no crees?

-Definitivamente no…pero espero que el cambio sea para bien... ¿qué vas a comer?

-Nada, solo quería sacarte del hotel... -sonrió ligeramente- así que no creo que llueva...

-Ay no ya aceptaste comer conmigo ahora comes, mesera el menú del día para la señorita de favor gracias

-Oye, ¿porque ordenas por mí?, sabes que nunca me ha gustado...

-Bueno entonces ordena si no quieres que lo haga yo -cruzándose de brazos-

-No, comeré lo que pediste, ¿sabes cuanto frustra a un chef que cambien de platillo en menos de cinco minutos?, así que no quiero hacerle eso a nadie... -desviando la mirada-

-Cierto... cuéntame ¿cómo te va en la cocina?, comienzas a alcanzar tus sueños eso me da mucho gusto, uno de estos días comeré en el restaurante del hotel solo para probar tus suculentos manjares

-Me va muy bien... -sonrió ligeramente sintiéndose bien de tocar un tema de su agrado- y avísame para prepararte algo especial...

-Perfecto iré mañana entonces quiero algo súper delicioso que yo se que cocinas bastante bien... no por nada eras de las mejores de tu clase -guiñándole un ojo-

Sonrió bajando un poco la mirada- Gracias, pero quizá pueda ponerle algún "ingrediente" especial a tu comida...

-Mientras no sea veneno todo estará bien –sonrió-

-Claro que no... -aun con la sutil sonrisa- y dime ¿de qué quieres que hablemos?, porque hace mucho que no me das lata...

-Si yo sé que me extrañabas... tuve que hacer un viaje ya conoces como es mi padre, cuando se le mete cada idea... -desvió su mirada-

-Si me imagino que para ti fue un sacrificio... -suspiro- pero no era que te extrañara, me sentía mas aliviada sin un chico menos que me estuviera molestando...

-Sin un chico menos, ¿pues cuantos hay actualmente?

Desvió la mirada observando a la gente que pasaba en la calle- Ya solo uno...

-¿Y de quien se trata? -sonriente mientras comenzaba a comer la comida que la mesera acababa de dejar en sus lugares-

-Darien... -respondió un tanto pensativa, tomando la cuchara jugueteando con la comida-

-¿Ese idiota?, pero como -hizo un gesto de molestia dejando la cuchara y mirándola severamente- ¿y por qué él?

-Porque me ama... -un poco dudosa de lo que iba a decir- y yo también... desde que regreso me lo ha demostrado...

-Ese idiota no te ama esta obsesionado como pudiste volver con él... preferiría que siguieras con el otro que con él

Volteo a verlo con molestia- ¿Y quién eres tú para decirme con quien debo estar?

-Yo soy Yaten... tu jugador favorito... y no estoy de acuerdo... prefiero que estés conmigo o con el otro pero no con ese obsesivo...

-En ese caso preferiría estar sola... -dijo molesta- no entiendo a que viene todo eso, tu no me quieres, Seiya tampoco, ¿qué tiene de malo que este con alguien si me quiere?

-Él no te quiere... solo esta obsesionado y yo si te quiero siempre te he querido... siempre has sido de mis mejores amigas y yo no voy a permitir que mi chica perfecta salga herida por causa de alguien que no vale la pena

-Soy tu amiga, no de tu propiedad como para que quieras decidir a quién debo querer... -se puso de pie- y si para eso me invitaste a comer lo mejor será que me vaya...

-No espera -bajo la mirada- discúlpame... de verdad no quisiera que estés con él no es bueno... yo... Serena... él solo esta obsesionado... de verdad no te quiere... lo sé porque él me lo dijo

-No te puedo creer Yaten... -lentamente se volvió a sentar- tu también me has lastimado, y solo porque ahora estoy con él y no te parece es que vuelves a lastimarme, ¿no sería mejor que respetaras mi decisión?

-Perfecto te lo diré y te lo demostrare... aunque esto te lastime... prefiero herirte yo a ver que alguien más lo haga... si quieres odiarme y creerme adelante... si no de cualquier forma estaré aquí... para protegerte aunque no quieras -se levanta dejando dinero y la comida casi entera sobre la mesa, tomándola del brazo haciendo que se levante- acompáñame

X-X

Notas de autoras:

Y para cerrar el año que mejor que con un capitulo mas de esta historia, lamentamos mucho la demora, pero ahora si ya no hay problemas de falta de inspiración, lo único que pedimos es tiempo para poder editarla y ya no les fallaremos.

Por otro lado como vieron ya llego Yaten a decir algo que no había querido decir anteriormente, ¿Qué es lo que irá a hacer para demostrarle que Darien solo está obsesionado con ella?, suena interesante, mas ahora que tuvo una despedida un tanto extraña con Seiya, pero aun así que lindo beso.

Queremos agradecer a cada una de las lindas personas que nos han dejado un review pidiendo actualización, en serio una disculpa pero aquí vamos, ya estamos avanzando mucho más.

Y por ultimo queremos desearles un feliz inicio de año 2013 una nueva oportunidad para hacer cosas, para divertirnos, enmendar errores, pero sobre todo para ser felices, así que queridas lectoras, la felicidad está al alcance de nuestras manos solo es cuestión de que nos esforcemos por ello.

Es todo por el día de hoy, nos leemos próximamente, pásensela super este fin de año, un excelente año nuevo, y coman mucha rosca de reyes.

Atentamente

Marina Acero y Marie Choi Winchester Kou

P.d. Capitulo escrito Marina Acero, MoonStar y Marie Choi Winchester Kou

Editado por Marie Choi Winchester Kou

Canción: "Entre mis Brazos" Lu