Hey gente... sorry por la tardanza ^^. Tuve un bloqueo con este capi, lo borraba y lo borraba y borraba y nomas no sabía como quedaría bien.... Ugh! bien, espero que sea de su agrado hahahaha

Bien pues MIL GRACIAS POR LOS REVIEWS!!!!!, de verdad, por uds va este capi. :)

Gracias por leer de anticipado... ahora los dejo con:


-- Sorpresas --


Rápidos pasos se escuchaban resonando por los viejos pasillos de la academia de Administración en Londres. Si, era bastante vieja, una verdadera reliquia. Pero esto se compensaba con su gran exquisitez en los diseños de muros, techos y pilares que la constituían.

Desde el momento en que Hinata entro por la enorme puerta principal, amó por completo el edificio. Le recordaba a sus libros favoritos, como el clásico 'Orgullo y Prejuicio' de Jane Austen. Magnífica historia. Pero volviendo al tema principal, aquellos pasos que se escuchaban esa mañana de Sábado tan temprano pertenecían a una nuestra chica en cuestión.

Hinata se apresuraba a llegar a su habitación, Acababa de regresar del hotel donde Sasuke se hospedaba y no quería que nadie se preocupara por ella, tal vez si se apresuraba nadie descubriría que no había dormido en su habitación. Sasuke. Aun no podía creer que después de tantos años había podido estar con él de nuevo. Mas aun, Sasuke la había besado. ¡Besado!, suena tan extraño, tan ajeno a ella. Jamás en su vida creyó que algo así podría pasarle. Mucho menos con él.

Aquella vez, hace años de regreso en Japón, se sintió sin esperanza. Todo indicaba que sus sentimiento se quedarían enterrados profundamente en ella. Sasuke tenía una vida maravillosa, y se veía en verdad feliz. Si Sasuke era feliz, ella era feliz, así de simple. A fin de cuentas, de eso se trataba el amor, claro que muchos dirán que el amor es egoísta, pero no para Hinata. El mundo no funciona de esa manera para ella.

Eso ya no será un problema nunca mas. Ahora tenía otra oportunidad y esta vez la aprovecharía al máximo. No mas huir, no mas deberes con la familia, no mas secretos. Esta vez haría las cosas bien.

Por fin llegó a su habitación y rápidamente abrió la puerta para encontrar dentro todo igual a como lo había dejado. Su cama hecha y sus libros y notas en su escritorio bien acomodadas. Hinata era una chica muy organizada, todo estaba acomodado en un lugar específico en su habitación.

Su corazón aun latía fuerte y rápidamente debido a la emoción y a tanto correr, parecía que su pecho iba a explotar pero contuvo todos esos sentimientos, tenía que mantenerse calmada. Así que se calmó y decidió que lo mejor era continuar como si no hubiese pasado nada.

Lo mejor era no comentarle nada a nadie, no había necesidad de que empezaran a esparciese rumores por la universidad. Aunque había personas muy amables, los chismes parecían ser la diversión de tanto estudiantes como los maestros y trabajadores de la prestigiosa escuela. La gente podía a llegar a ser muy cruel, las miradas que te dan te destruyen y al caminar siempre escuchas a la gente murmurando.

Hinata sabía que no podría soportar eso, además no podía hacerle eso a Sasuke. Si esto llegaba a oídos de su padre se desataría una guerra mundial. Hinata tomo sus cuadernos y libros para encaminarse hacia la biblioteca, solo porque fuera sábado no quería decir que no tenía deberes que hacer. Por lo general, tomaba tutorías con Shikamaru. Desde que Shikamaru salió de la escuela, se había ofrecido ayudarla a estudiar y Hinata felizmente acepto. Era un gran amigo para ella, siempre se preocupaba por ella y en ciertas ocasiones era muy protector.

Sin otro pensamiento mas salió de su habitación para terminar con sus deberes y tener el domingo libre para pasarlo con Sasuke. El solo pensar en ello la hacía sonrojarse. Y con una sonrisa siguió su camino.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

"Bien... entonces todo esta casi listo" dijo una voz de hombre por teléfono.

"Así es... Solo me faltan unos últimos detalles y los trámites estarán terminados." contestó otra voz masculina del otro lado de la linea.

"Me imagino que estarás impaciente por volver... ¿No es así Sasuke?" Preguntó el hombre.

"Si no se puede hacer nada mas... No puedo quejarme Itachi" Contestó Sasuke colmadamente.

"Valla, suenas inusualmente entusiasmado... ¿Ocurrió algo?" pregunto Itachi, conocía muy bien a su hermano para saber que ese algo debía de ser algo grande como para que despertara tal emoción en él.

"No ocurrió nada... Es solo que tengo trabajo para terminar" contestó Sasuke. No quería decir nada que pudiera romper con la confianza de su padre. Había trabajado mucho para ganarla.

"De acuerdo... Si tu lo dices. Bien, entonces informare a nuestro padre de todo."

"Si, esta bien... Nos vemos"

"Hasta pronto Sasuke" y con eso se cortó la llamada. Sasuke colgó el teléfono del hotel y se sentó en uno de los sillones de la pequeño cuarto. No sabía si era buena idea confiar en Itachi o no, pero lo mejor era mantenerse en secreto y cumplir todas las expectativas de su padre.

Bueno, pero no es el momento de pensar en eso. Ya se podrá preocupar todo lo que quiera el lunes. Además tenía una cita que planear.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

"Ahora pasemos al siguiente problema. Te advierto que será mas difícil así que prepárate" dijo Shikamaru tratando de animar el ambiente. Por alguna razón Hinata había estado sumamente distraída. Temía que se tratase de algún problema familiar pero si fuera así ella ya lo habría mencionado. Shikamaru se consideraba a si mismo confidente de la pequeña Hinata. Nadie la conocía mejor que él.

Volteó a verla y ella seguía haciendo pequeños dibujos en las orillas de las hojas con que trabajaba. Su cabeza estaba sostenida con su otra mano y parecía que en verdad no miraba al pequeño arte que hacía, si no mas allá... ¿De que se trataba entonces?.

"Hinata ¿Estas poniendo atención?" pregunto el chico preocupado pero ella no hacía el mínimo caso "Hinata" repitió y movió un poco su hombro para llamar su atención.

"¿Eh?... Perdona Shikamaru... ¿Decías algo?" contestó finalmente la chica. Se sentía apenada por no poner atención a sus tutorías, pero no podía evitarlo, su mente no dejaba de pensar en Sasuke. Imaginaba como sería el día de mañana, su imaginación volaba con la emoción. No importaba a donde irían, solo que pasaría el día entero con él.

"¿Estas bien Hinata... te preocupa algo?" le cuestiono su amigo preocupado. Hinata al verlo se dio cuenta de su amigo se preocupaba por ella.

"Claro... Solo estoy un poco distraída" dijo sonriente para tratar de convencerlo.

"Ese es el problema... jamás te había pasado esto en el tiempo que te conozco... ¿Tienes problemas con tu padre de nuevo?"

"¿Eh? No... no es nada malo Shikamaru en serio" le contestó. No le gustaba preocupar a lo demás por cosas sin sentido como sus problemas.

"¿Estas segura.... sabes que puedes contármelo cierto?" ofreció Shikamaru. Hinata le contaba todo y se sentía un poco herido al ver que la chica desconfiaba de él y no quería decir que sucedía.

"Si, lo se... No te preocupes. ¿Por que mejor no continuamos con el estudio?" trató de cambiar el tema Hinata. Aunque Shikamaru era un buen amigo, no podía contarle nada de Sasuke. Shikamaru era de la familia que manejaba los asuntos escolares y no quería poner en problemas a Sasuke.

Shikamaru se sentía un poco decepcionado, no sabía si de ella o de si mismo. Suspiro derrotado y decidió que lo mejor era darle un poco de tiempo al asunto "Es mejor que terminemos esto aquí"

"¿Eh? Pero aun falta media hora..."

"Lo se" le interrumpió "Pero si tienes asuntos pendientes no podrás concentrarte en las tutorías Hinata... Es mejor dejarlo así." sin poder evitarlo, esas palabras se dijeron con un tono de enojo. Aunque sabía que no era culpa de Hinata.

"Perdona Shikamaru... Se que debes hacer muchas cosas y solo te hice perder el tiempo" dijo avergonzada Hinata. En los ojos de Shikamaru se podía ver ahora un sentimiento de culpa.

"Lo siento yo Hinata... Se que no fue tu intención. Pero mejor dejemos el estudio por hoy aquí ¿Vale?" le dijo con una pequeña sonrisa para animarla un poco "Continuaremos otro día" Hinata sonrió y comenzó a recoger sus cosas.

"Mil gracias Shikamaru... Te lo comenzare... Lo prometo" y con eso se fue de la biblioteca. Shikamaru recogió sus cosas y se dispuso a seguir con su trabajo en la oficina. Que problemático, estaba evitando tener que hacer eso pero que remedio, tenía que hacerse de cualquier manera.

"No... ¿De verdad?" escuchó una voz al entrar a su oficina. Al parecer la amiga de Mizuki había venido para 'platicar' un rato, lo cual lo hacía aun mas difícil concentrarse. En realidad no sabía quien hablaba mas, si ellas o un par de pericos que justo acaban de aprender a decir una palabra. En fin. "Oh... no puedo creerlo"

"No se detengan por mi..." dijo Shikamaru llamando la atención de las chicas "... sigan con lo que hacían"

"Gracias jefe... sabía que entendería" Esta chica no tiene límites. Shikamaru buscó entre la pila de papeles que tenía su 'secretaria' revueltos por todas partes. Parecía como si no estuviera en la habitación, las dos seguían hablando como si estuviesen en un parque. "Es cierto... Estuvo aquí... Sasuke Uchiha" dijo en un susurró lo último aunque fue audible para Shikamaru que al escucharlo le presto un poco mas de atención a la plática.

"Valla... He escuchado muchas historias acerca de él. Mis amigas de Japón me han contado todo"

"¿Y que te han contado?"

"Que como todo típico niño rico es un arrogante y pretencioso. Pero lo compensa con su apariencia... ¿No lo crees?"

"Ya lo creo" las dos se rieron un poco y Shikamaru solo pudo hacer una mueca de fastidio. ¿Que era la apariencia todo lo importante para esas chicas? Dios, eran imposibles.

"¿Oh y sabes que mas?"

"¿Que?"

"Dicen que es todo un rompe-corazones, literalmente... Sabías que llegó a tal grado que hace unos años una chica quedo tan destrozada que tuvo que hasta mudarse del país... Según se vino aquí, a Londres"

"¿De verdad? Valla... si que esta complicada la cosa... Lo mejor será no meternos con él, parece que solo trae problemas."

"Si tienes razón"

Shikamaru no pudo evitar sentir interés por la plática. Así que Sasuke resulto ser un idiota. No que fuera de su importancia, pero personalmente odiaba a los tipos como él, que solo jugaban con los sentimientos de los demás. Se sentía mal por la chica que tuvo que pasar por ese infierno. Imaginó las lágrimas que derramo tantas noches. No pudo evitar imaginar a Hinata así. De inmediato cerro sus ojos sintiendo un dolor en su pecho, ella era una de las chicas mas dulces e inocentes que conocía, era la última persona en el mundo que merecía eso. Es por eso que desde el día que admitió sus sentimientos por ella a sí mismo se hizo la promesa de que nada así le sucedería, él la protegería.

"¿Jefe... esta bien, necesita algo?" le llamó Mizuki.

"Estoy bien..." dijo Shikamaru volviendo a poner los papeles en una pila y llevándose otros con él. "... Necesitare el resto de los reportes para terminarlos hoy mismo" dijo caminando a su escritorio.

"Ya se los llevo" escuchó decir a la chica antes de cerrar la puerta. Todos aquellos pensamientos le habían dejado inquietado. Suspiró cansadamente. No había razón para que el tema lo preocupara tanto. Así que decidió dejar todo a un lado y continuar con su trabajo.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Hinata pasó el restó del día fantaseando en como sería su cita con Sasuke, cada vez que pensaba en ello sus mejillas se enrojecían y su corazón se aceleraba. Esto es ridículo, se regañó a si misma. Parezco una niña de secundaria. Pero no podía culparse a si misma, no era cualquier chico del que hablábamos.

Y así, sin pensarlo, el domingo llegó. Sasuke le envió un mensaje diciéndole que pasaría a la hora de la comida. Así que Hinata esperaba ansiosa en la puerta de la escuela. Sus amigas, Yume y Ayame ya se habían ido. Yume con su respectivo novio y al parecer Naruto por fin había invitado a Ayame a salir. Hinata se alegró por los dos, Naruto al fin dejaba de ser un distraído. Una leve sonrisa se dibujó en su rostro al pensamiento.

De pronto, escuchó un carro estacionarse a unos metros de ella. Al ver a Sasuke salir de él su corazón se detuvo. Estuvo toda la mañana repitiendose a si misma que se calmara y al parecer había dado resultado, lo último que necesitaba era actuar extraña por su timidez. Pero todo su esfuerzo se vino abajo en el momento que sus ojos lo detectaron. Era simplemente perfecto. Con sus jeans, una camiseta casual y un saco negro que le agregaba un toque elegante. Dios, si que tenía suerte. Y no pensaba en dejarlo ir, esta oportunidad la iba a aprovechar, No mas huir, no mas correr. Es hora de vivir.

"Hey" le saludo ella. Y si pensaban que la reacción de Hinata había sido un poco exagerada, pues la de Sasuke tampoco se quedaba corta. Hinata llevaba un vestido, un vestido. Hinata no usa vestido a menos que sea de vida o muerte, y ahora estaba usando uno por él. Además de que se veía completamente adorable en el, azul celeste contrastando con su pálida piel a la perfección y sus ojos brillaban mas que nunca mas. Le robo la respiración a Sasuke, pero hey, nadie podía culparlo.

"Hola" contestó el a duras penas, recuperándose del shock de haberla visto tan angelical "¿Lista?"

"Aha" Hinata dijo asintiendo al mismo tiempo. Ambos subieron al auto y Sasuke inmediatamente se puso en la tarea de conducir "¿A donde vamos?" preguntó curiosa, recordando que no se lo había mencionado antes. Volteó a verlo y vio esa típica sonrisa pícara que le caracteriza.

"Ya veras..." dijo pasando un semáforo "... es una sorpresa" le dijo volteando a verla un instante y regresando su vista a la calle al otro. Hinata estaba un poco insegura pero decidió confiar en Sasuke esta vez.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Shikamaru salió de atrás del gran pilar en cuanto vio el auto conducir lejos. Así que los rumores que escuchó de su secretaría acerca de Sasuke eran ciertos, pero lo que no le podía perdonar era que haya sido a Hinata a la que le haya causado todo eso.

Y ¿Quien se creía ahora? ¿Que le daba el derecho a regresar a hacer mas daño del que ya había causado? Peo eso era algo que no le permitiría. Nadie se metía con Hinata. No si el tenía algo que decir.

Al fin de cuentas este chico resulto ser como los demás, un estafador y altanero. Shikamaru sonrió a la nueva idea que llegó a su mente para sacar a Sasuke de una vez por todas de la vida de Hinata.

Creo que debo hacer una llamada. Pensó con malicia y se dirigió a su oficina con prisa.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

El sol comenzaba a esconderse. Una gama de colores cálidos adornaban el cielo parcialmente cubierto de nubes. Después de todo, en Londres siempre llovía la mayoría de año. Era un milagro que esa tarde haya pasado si una gota derramada. Parecía como si el clima también estuviera a favor de los dos jóvenes.

Ahora mismo caminaban por los jardines de una de aquellas enormes casas que hay en Londres. Sasuke la había rentado para ellos durante la tarde y por la noche al parecer iba a haber un baile, del tipo del siglo XVIII. A Hinata le encantaba todo eso, se sentía enormemente atraída por todo lo que se tratase de esa época. Sasuke preparó un picnic en el jardín para poder disfrutarlo junto con Hinata, en lugar de llevarla a un restaurante donde probablemente estaría muy incómoda.

Hinata estaba agradecida de que no haya tenido que ir a un ligar con mucha gente. Su timidez se lo impedía, y estaba muy feliz de que Sasuke le conociera tan bien como para encargarse de eso. Todo había estado de maravilla. Ahora caminaban con las manos entrelazadas mirando el bello jardín que les rodeaba. Era otra de las pasiones de Hinata, la naturaleza. Era tan bella, la naturaleza misma. No había nada fuera de su lugar aquí, hasta parecía irreal y hasta mágico.

Sasuke se deleitaba con la cara de Hinata, en verdad que han sido pocas veces que la ha visto sonreír así de fuerte y verdadero. Sin retractarse y sin nada que le impida mostrarse tal como es. Estaba feliz de ser parte de aquellas sonrisas, se sentía orgulloso de ser él quien provoque tan maravillosas sensaciones en la chica.

"Hinata" le llamó el chico mientras jalaba un poco su mano para evitar que escapara con las rosas.

"¿Si?" dijo y se volvió a él prestándole toda su atención.

·"Tengo algo para ti" le dijo. Ella le miró curiosa y él sacó un libro de su chaqueta. "Ten" se lo acercó y ella lo tomó. Ya en sus manos, recorrió la pasta con sus manos, se veía familiar.

"¿Que es esto?"

"¿No lo recuerdas?" preguntó Sasuke, Hinata alzó su mirada con duda en sus ojos "Me lo diste antes de irte" contestó a su silenciosa pregunta. Los ojos de Hinata se abrieron de par en par. Ahora lo recordaba, era el regalo que le había dado a Sasuke él día de su cumpleaños, justo antes de volar aquí.

"E ice lo que me pediste" Hinata sonrió recordando lo que había escrito en su carta. 'Escribe en él... para cuando nos volvamos a ver puedas mostrármelo, llenó de recuerdos' . Lentamente lo abrió y vio que cada una de las páginas estaban escritas. La letra de Sasuke le adornaban, todo parecía tan ordenado, algo no típico de él, pero estaba agradecida por el esfuerzo.

Y simplemente no pudo resistirlo. Todas las emociones quedaron atrapadas en su pecho y no encontraba otra manera de sacarlas mas que con lágrimas. Lágrimas de felicidad. Felicidad verdadera después de tantos años. Sasuke sonrió a su reacción, no le gustaba verla llorar pero sabía que esta vez no estaba triste. La abrazó fuertemente contra su pecho y ella se aferro a él con todas sus fuerzas. Dios, sentía que si le dejaba ir desaparecería, y eso no lo podía soportar.

"Veo que sigues igual de llorona que siempre" se burló Sasuke. Hinata le dio un leve golpe en el brazo y rió para si misma mientras seguía abrazándolo. El viejo Sasuke saliendo a flote por unos momentos. Pero no le importaba, así era su manera de comportarse como un niño pequeño y lo dejaría ser.

"Gracias Sasuke" susurró y cerró sus ojos sintiendo sus lágrimas darse por vencidas y dejar de recorrer su rostro. Se quedaron un rato ahí abrazados, con las primeras estrellas acompañándolos en el cielo y con la luna de testigo. Era una hermosa vista, pero mas hermosa era la vista de la persona frente a ellos.

oOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

Sasuke y Hinata regresaron al cuarto de Hotel de Sasuke antes de regresar a Hinata a su dormitorio. Ambos entraron y se dispusieron a sentarse juntos en el sillón solo disfrutando de la presencia del otro. Pero algo interrumpió su burbuja de felicidad.

Al entrar al cuarto, las luces que normalmente deberían de estar apagadas no lo estaban. Sasuke frunció el ceño a la vista una persona sentada en el sillón de la pequeña salita. Itachi estaba cómodamente sentado en el, esperando por su regreso con una sonrisa en el rostro.

"Itachi"


"Sasuke" Esa era su manera de saludarse. No necesitaban nada mas, así estaban acostumbrados. "Y Hinata por lo que veo" le reconoció el mayor de los Uchihas.

"Hola Itachi" le saludo Hinata un poco nerviosa y pedida en la situación. Al parecer Sasuke se encontraba en la misma posición.

"¿Que haces aquí?" Itachi pauso y se puso de pie.

"Vinimos a confirmar algo. Pero ya lo hicimos. Los rumores son ciertos"

"¿Vinimos?" pregunto Sasuke.

"Así es Sasuke" dijo otra voz que salía de donde se encontraba la cama. Todos giraron para ver al hombre frente a ellos. La ira de Sasuke creció. ¿Que significaba esto?

"Padre" le saludo Sasuke. Los ojos de Hinata se abrieron en sorpresa. Esto no era bueno.

"Hola Sasuke... que sorpresa"

No... definitivamente, esto no significaba nada bueno.

Continuara...


Y? que les parecio?? hahahah espero que les haya gustado.. Shikamaru se esta poniendo algo dificil verdad?? hahaha

Bueno... por lo que creo, pronto acabara el fic... pero aun le quedan unos capis mas ^^

Así que comenten, ya saben, sugerencias bienvenidas y si notan errores me dicen vale?

Gracias por leer... nos vemos

Ja ne!

PAZ!