Serena despertaba en la habitación de la hacienda se sentía tan bien era una sensación de tranquilidad para ella hace mucho que estas fechas no eran de su agrado pero anoche fue totalmente distinto. Se sento en la cama admirando de nuevo aquella habitación había dormido muy bien en esa cama tan comoda, se dirigió a la ducha para despertarse del todo así que tomo un baño y luego se dirigió al closet a escoger su ropa para hoy escogió un jeans de cadera baja en color azul palido y una blusa en color blanco de tirantes finos en la parte de enfrente traía una flor hecha de piedras de colores ,eligio unos zapatos de color blanco sin tacon. Su cabello lo llevaba recogido en su acostumbrada cola alta, se puso un poco de maquillaje y quedo lista.

De pronto tocaron la puerta

-Adelante

-Buenos días señorita serena

-Buenos días Luna-respondio la rubia con una sonrisa- ya te dije que me digas serena

-Esta bien Serena, solo venia a avisarle que el desayuno esta listo-dijo Luna-el niño Darién y su mama ya están en el comedor

-Gracias Luna entonces vamos a desayunar por que la verdad me muero de hambre

Las dos bajaron al comedor en donde Serenity y Darién esperaban a Serena

-Buenos días Mama, Buenos días Darién –saludo la rubia

-Hija buenos días ¿ como te sientes?

-Muy bien mama y con mucha hambre

-Entonces siéntate por que mi nana se esmero en preparar el desayuno- dijo Darién

-Ya veo huele delicioso-dijo la rubia viendo el menú que había en la mesa

Luna había preparado waffles cubiertos de fresa y crema batida, Hot Cakes, pan tostado, fruta, jugo de naranja. Realmente una rica variedad.

-Diganme chicos ¿se desvelaron anoche?- pregunto Serenity

-La verdad si mama nos quedamos hasta muy tarde-dijo serena saboreando el hot cakes

-Es cierto Serenity la pasamos muy bien- respondió Darién

-Me alegra por ustedes de verdad

El desayuno transcurrió entre risas y platicas entre los tres la verdad tanto Darién como serena estaban felices.

-Dime Serena ¿te gustaria dar un pase en la hacienda?- pregunto Darién

-Claro que si me encantaría- respondió la rubia emocionada

-Entonces vamos –dijo Darién-Nana atiende a la señora Serenity nosotros volvemos a la hora de la comida

-Claro que si Niño –respondió Luna

Los dos salieron de la casa realmente la vista era hermosa afuera

-Ven Serena te llevare a que conozcas mis caballos –dijo Darién

-Esta bien Darién vamos

Los dos chicos se dirigieron a las caballerizas en donde había dos hermosos caballos pura sangre de raza anglo-arabe

-Mira Serena este es mi caballo preferido y se llama Pegaso –dijo Darién señalando el caballo de color negro- y este de aquí se llama Silver-Señalando al hermoso caballo blanco

-Estan hermosos Darién- dijo la rubia acariciando a pegaso

-¿Quieres montarlo?- pregunto Darién

-NO NO Y NO una cosa es que digan que los caballos están hermosos y otra muy distinta es que quiera estar encima de un caballo-respondio un poco asustada

-Vamos Serena lo mismo dijiste de subirte a una moto y termino gustandote el paseo- dijo Darién divertido ante la reacción de la rubia-Vamos no te va a pasar nada

-No Darién entre una moto y un caballo hay mucha diferencia –dijo la rubia- además nunca en mi vida he subido a uno y no pienso hacerlo

-Y si ¿damos un paseo en el mismo caballo los dos? Así ya no tendrías miedo por que yo domare al caballo-dijo Darién intentando convencerla- Vamos no tienes nada que temer

-¿Por qué no podemos caminar? ¿Por qué siempre se te ocurren este tipo de cosas?-decía la rubia en fingiendo molestia

-No seas cobarde cabeza de chorlito

-Prometes que no pasara nada ¿verdad?- pregunto con cierto temor

-Lo Prometo. Dime ¿quieres a Pegaso o Silver – pregunto Darién

-UMMMM pues Silver me gusta mucho- dijo Serena

-Entonces pasearemos en el

Darién lo saco de la caballeriza coloco la montura al caballo mientras serena observaba con un poco de temor

-Bien Serena ven te subiré primero y despues subiré yo

Darién ayudo a serena a acomodarse en el caballo y una vez arriba el se acomodo detrás de ella rodeándola con los brazos para tomar las riendas del caballo(imaginen la escena de candy y Terry)

Poco a poco el caballo empezó a caminar cosa que puso nerviosa a Serena ya que sentía que se caería del caballo además pues sentía un hormigueo en ciertas partes de su cuerpo lo que la ponía nerviosa y un tanto sonrojada.

-¿Estas bien?- pregunto Darién al notar el nerviosismo de la rubia

-EH…Si es que tengo miedo

-Tranquila mejor disfruta el recorrido y observa cada parte de la hacienda

Darién la llevo por toda la hacienda recorriendo la extensión de terreno, admirando cada detalle de aquel bello paisaje, los jardines, el patio, el corral, la casa de los trabajadores que trabajan la tierra, las bodegas y por ultimo un bello rio que se encontraba cerca de la parte en donde siembran las cosechas. Serena disfruto el paseo y decidieron detenerse un momento en el rio. Darién bajo primero para ayudar a bajar a la rubia

-Darién esto es hermoso, toda tu hacienda es muy linda

-Gracias Serena la verdad a mi mama le encantaba mucho la hacienda por ella y papa es que Luna me ayuda a mantenerla así- respondió Darién- ya que con mi profesión de medico casi no me da tiempo de estar por aquí

-Si te entendo- respondió la rubia sentándose a la orilla del rio quitando sus zapatos para meter sus pies al agua-tu profesión requiere de mucho tiempo

-Si pero en fin lo importante es que hoy estoy aquí, aunque bueno ya mañana regresaremos a Tokio- dijo Darién

-Es cierto mañana estaremos de vuelta, bueno aunque ya quiero contarle a Andrew y Lita lo lindo de este lugar-hablaba la rubia emocionada- aunque Lita ya ha estado aquí ¿verdad?

-Si ella ya conoce aquí también le encanta el lugar.

-Me imagino, sabes veo que luna te quiere mucho

-Así es Serena ella siempre trata de consentirme y sabes yo la quiero mucho aunque a veces la tenga abandonada

Serena lanzaba piedras al agua tratando de hacerlas llegar cada vez mas lejos como una pequeña niña a lo que Darién solo la observaba.

-Sabes cuando era pequeño mama solia traerme a jugar aquí todas las tardes y eso a mi me encantaba-recordaba el pelinegro con nostalgia

-Sabes yo extraño a papa era demasiado apegada a el aunque bueno murió cuando tenia 10 años la verdad es que me hace mucha falta-recordaba la rubia

-Al menos tu tienes a tu mama y se ve que te quiere mucho

-Es cierto Darién pero tu tienes muchos amigos y a Luna que también te quiere aunque se que no es lo mismo

-Por cierto Serena ¿ Ya decidiste que estudiaras en la universidad?-pregunto Darién

-Bueno para serte sincera aun no me decido es que sabes tengo 3 carreras que me gustan mucho pero no estoy segura-respondió la rubia

-Bueno si me permites darte un consejo piensa ¿Qué te gusta? ¿Qué habilidades tienes? Visualízate como te ves en cierto tiempo no se si te ayude de mucho pero piensa ¿que quieres ser? –dijo Darién-y si aun así no te decides pues opta por un examen vocacional aunque claro la ultima palabra la tienes tu

-Gracias Darién te prometo tomarlo en cuenta, oye ¿me ayudaras con el papeleo de la universidad?-pregunto la rubia

-Claro que si Serena cuenta conmigo-respondió Darién- ¿Qué te parece si caminamos un poco?-pregunto Darién- no te preocupes por el caballo yo lo llevo

-Esta bien me parece la idea, aunque recuerda que debemos llegar a la hora de la comida- dijo la rubia

-Claro que si, dime ¿quieres hacer algo en especial en la tarde?-pregunto Darién

-La verdad me encantaría ver una película con un tazon de palomitas de maíz- respondió la rubia- es que bueno normalmente es lo que hago en estos días ¿Qué dices te animas a ver una película?

-Bueno esta bien veremos una película creo que tengo algunas en mi habitación, al llegar la escoges. Ahora entonces vamos de regreso a la casa tenemos el tiempo justo para llegar a comer-dijo Darién tomando las riendas del caballo

Mientras tanto en la hacienda Luna y Serenity estaban apurándose con la comida y vaya que se habían esmerado en prepararlo.

-Muchas gracias Señora Serenity por ayudarme

-De nada Luna yo adoro estar en la cocina así que para mi fue un placer, solo espero que vengan a tiempo- dijo Serenity

-Ya vera que si además deben estar recorriendo la hacienda y bueno como Darién no viene seguido

-Cierto sabe este lugar es muy acogedor. Pero bueno creo que es hora de servir la mesa ya que imagino que no tardaran en llegar

Luna y Serenity sirvieron la comida la cual constaba de langosta gratinada con una ensalada fresca acompañado de un granizado de uvas. Cuando terminan de servir ña comida Darién y Serena iban entrando

-Que bien huele nana

-Así es Niño pero antes ve a lavarte las manos junto con Serena-dijo Luna en tono divertido

-Nana no me trates como un niño-respondió Darién fingiendo enfado

-JAJAJA

-Muy graciosa cabeza de chorlito-dijo Darién ante la risa de la rubia

-Ay ya ustedes no vayan a empezar Serena ve a lavarte las manos y despues vienes al comedor-dijo Serenity

-Esta bien Mama- respondió la rubia

Los dos subieron a su habitación y bajaron a los pocos minutos a disfrutar el delicioso almuerzo junto a Luna y Serenity. Despues de almorzar Darién se dirigió al estudio y Serena se fue a su habitación a descansar un momento. Su vista estaba fija en el techo miles de pensamientos pasaban por su cabeza, sostenía en sus manos aquella linda medalla con la foto de el, sus ojos se nublaron por un instante pero una sonrisa apareció en su rostro por que recordó que esta era una navidad diferente.

Mientras Darién en la biblioteca estaba leyendo el libro que Serena le había regalado realmente estaba interesante de pronto Luna toco la puerta

-Adelante

-Niño te traje un café –dijo Luna dejando la charola sobre el escritorio- Niño la Señora Serenity y yo queremos salir a dar un paseo claro si no necesitas nada

-Claro que no Luna es mas dile a alguno de los peones que las lleve y no se preocupen –dijo Darién dando un sorbo a su café- y Serena ¿Aun esta en su habitación?

-Si la señora Serenity fue a verla y estaba dormida así que no quiso despertarla

-Esta bien Luna vayan tranquilas

-Esta bien entonces regresaremos mas tarde

Luna salió de la biblioteca para ir a dar un paseo con Serenity dejando solos a Darién y Serena en la casa. Una hora despues Serena estaba despertando, salió de su habitación buscando a su mama, llego a la biblioteca tocando la puerta

-Pasa Serena-dijo Darién que ya la había visto

-Hola Darién espero no molestarte, sabes donde esta mama-pregunto Serena

-Salio a dar un paseo con Luna –respondió Darién- Oye te estaba esperando para que veamos la película

-Hay es cierto bueno entonces aprovechando que ya desperté veamos la película-dijo la rubia con mucha alegría

-Bien entonces vamos a mi habitación para que tu escojas que película vamos a ver-dijo Darién ven vamos

Los dos se dirigieron a la habitación de Darién Serena al entrar a la habitación se quedo con la boca abierta la habitación era hermosa y estaba muy ordenada

-Tu habitación esta hermosa

-Gracias. La verdad es que cada habitación tiene un decorado diferente, toma aquí están todas las películas que tengo y hay varios generos –dijo Darién-Sabes a mi se me antoja una de terror

-Ay Darién ¿Por qué de terror? Eso no es justo-decia desconsolada la rubia

-Tranquila entonces escoge la película tu-dijo Darién

-UMMM bueno que te parece Crepusculo sabes no pude ir al cine a verla-dijo serena- ¿Te parece?

-Si Serena esta bien, solo la compre pero no la he visto-dijo Darién- bien entonces vamos a la sala y ahí la vemos

Los dos se dirigieron a la cocina por pop corn y sodas para verla ya con todo listo empezaron a ver la película.

Serena por su parte suspiraba y suspiraba cada vez que Edward salía en la película Darién solo observaba la emoción de Serena al ver a "ese" en la película

-Darién verdad que ¿Esta Linda la película?- pregunto emocionada

-Si no sabes cuanto pero sabes que esta mejor –dijo Darién

-¿Qué pregunto?-pregunto la rubia

-La cara de perrito degollado que pones al ver a Edward-dijo Darién

-Oye Darién yo no pongo cara de perrito degollado-dijo la rubia tirándole varias palomitas

-Cabeza de chorlito ni pienses que esto se quedara así-dijo Darién-quieres guerra pues entones juguemos-Darién le lanzo palomitas

-Uy eres un tonto mira tengo mantequilla en mi ropa-dijo la rubia- esto no se va a quedar así

-No me digas y ¿Qué piensas hacer?-pregunto Darién

-Pues ya no te voy a tirar palomitas si no que las almohadas del sofá-dijo la rubia aventándole uno en la cara

-Eso dolio Serena –Darién seguía tirándole palomitas

-JAJAJAJA creo que ya no veremos la película –dijo la rubia

-¿Qué es lo gracioso?-pregunto Darién –fingiendo enfado

-La cara de Limon agrio que tienes –respondió Serena

-Muy graciosa Cabeza de chorlito, Luna nos matara si ve este desorden-dijo Darién

-Bueno ya tranquilo entonces vamos a limpiar-dijo Serena- voy por una escoba y algo para recoger las palomitas

Serena se dirigió a la cocina por las cosas para limpiar y en menos de 45 minutos ya habían limpiado el desastre

-Listo aquí no paso nada-dijo serena divertida-sabes hace mucho que no tenia una guerra de palomitas

-JAJAJA bueno si te soy sincero yo igual pero fue divertido-dijo Darién

-Si aunque sabes hay una cosa que lamento-dijo la rubia

-¿Qué cosa?-pregunto Darién

-No haber seguido viendo al hermoso de Edward –dijo la rubia dando un suspiro

-Muy graciosa Serena

****************

Horas mas tarde ya era tiempo de cenar Serenity y Luna ya habían regresado y estaban cenando con Darién y Serena, la comida transcurrió sin ningún contratiempo. Luna se retiro primero ya que quería descansar, Luego lo hizo Serenity y Serena dejando a Darién en la sala pues no quería dormir aun.

Serena en la habitación tampoco podía dormir estaba dando vueltas en la cama y se le ocurrió ir a la cocina por un vaso de leche.

Cuando bajo las escaleras vio una luz encendida en la sala y se dirigió hasta ahí; cual no seria su sorpresa al ver a Darién frente a la chimenea con una foto de sus padres, ella se acerco sin hacer ruido. Poso su mano sobre el hombro de el

-¿Los extrañas mucho?-pregunto la rubia

Darién se giro para encontrarse con los ojos de la rubia

-Serena no te sentí entrar-dijo Darién

-Bueno es que no podía dormir y baje por un vaso de leche pero como vi la luz encendida vine a ver quien estaba aquí-dijo la rubia-¿Te pasa algo?

-Lo de siempre, los extraño mucho sabes mis padres me hacen mucha falta tengo tantos recuerdos de ellos, pero quisiera tenerlos conmigo-respondió Darién acariciando la foto con sus dedos

-Bueno Darién te entiendo pero te apuesto a que donde quiera que ellos estén están orgullosos de tener un hijo como tu-dijo la rubia- además ellos siempre están contigo en tu corazón

-Gracias Serena por tus palabras de verdad me hacen mucho bien-dijo Darién- Sabes a mama le gustaba sentarse frente a la chimenea, junto a mi papa

-Eran muy unidos y con solo ver la fotografía se nota que te adoraban-dijo la rubia-sabes… a veces me parece tan injusto que nuestros seres queridos mueran

-Es duro pero es la ley de la vida aunque suene duro, pero ¿Por qué tienes esa carita de tristeza?-pregunto Darién viendo la cara de Serena

-Por nada…no me hagas caso-dijo la rubia con la voz un poco quebrada

-Dime ¿Confías en mi?-pregunto Darién

-Si

-Entonces dime ¿Qué dolor guarda tu corazón?-pregunto Darién-sabes por ahí dicen que las penas compartidas pesan menos

-Es que sabes para mi es difícil tocar el tema, por que aunque ya ha pasado tiempo lo extraño-dijo la rubia

-¿Lo extrañas? ¿A quien?- pregunto Darién-todo lo que me digas no saldrá de aquí lo prometo

Serena tomo valor para decírselo a Darién

-A Zafiro-dijo la rubia de golpe- se que ya no debería dolerme tanto pero en verdad era todo para mi, quisiera poder cambiar las cosas pero se que es imposible

-¿Quién es Zafiro?-pregunto Darién

-Mi novio y prometido- dijo Serena- Murio hace dos años el mismo dia de mi cumpleaños

-Tranquila Serena

La rubia relato los acontecimientos sucedidos con zafiro, mientras Darién escuchaba atentamente todo. Era inevitable que la rubia llorara al recordar esos momentos.

Darién tomo entre sus manos las manos de ella

-Serena entiendo el dolor que sientes llora si eso te hace sentir mejor yo estoy aquí para cuidarte-dijo Darién abrazando a la rubia-Perdóname por todos los comentarios que te lastimaron nunca fue mi intención

-Sabes desde que el murió gracias a ti he tenido una navidad mas que especial-dijo la rubia-de verdad gracias

-No gracias a ti por confiar en mi sabes estoy seguro que a Zafiro no le gusta verte triste, no te digo que no lo recuerdes pero sabes debes aprender a vivir con esos recuerdos que aunque no nos guste forman parte de nuestra vida-dijo Darién sin soltar las manos de la rubia-Tienes que mirar hacia adelante, cumplir tus sueños y seguir con tu vida

-Lo se y créeme Darién que no solo tu me lo has dicho pero no es fácil teníamos muchas cosas por hacer juntos, sueños, planes que se truncaron-dijo la rubia-he tratado de no llorar de seguir con mi vida pero no puedo

-Tranquila Serena veras como poco a poco tu pena disminuye y tu corazón sana, eres joven y Linda el tiempo cura las heridas, tu tranquila que yo estare contigo-dijo Darién estrechándola a su pecho

Darién saco un pañuelo que roso delicadamente en el rostro de la rubia para secar sus lagrimas.

-Sin lagrimas te vez mejor- dijo Darién brindándole una hermosa sonrisa- ahora vamos por leche a la cocina por que ya se me antojo un vaso

La rubia esbozo una pequeña sonrisa

-Gracias Darién por escucharme en verdad te lo agradezco

-No tienes nada que agradecer yo siempre estare para escucharte y para lo que tu necesites, ahora vamos por la leche y te acompaño a tu habitación

Los dos fueron por leche Darién entro a la habitación de Serena cuando ella acabo su leche se acosto en la cama, Darién se sento a un lado de ella

-Duerme yo me ire hasta que estes dormida, descanza-dijo Darién

-Gracias Darién

Minutos despues Serena estaba dormida el se acerco a ella

"Aun te duele tanto su muerte y sabes que te entiendo espero poder ganarme tu corazón, descansa princesa"-pensaba Darién

Salió de la habitación sin hacer ruido para no despertarla, estaba feliz por que al fin Serena le había contado de Zafiro eso quería decir que ya confiaba un poco mas en el. Se acostó durmiendo tranquila mente al igual que ella.

Al día siguiente en la tarde Darién, Serena y Serenity se despedían de Luna pues era hora de partir.

-Niño cuidate mucho y espero que regreses pronto-decia Luna a Darién

-Claro que me cuidare Nana

Luna gracias por todo-dijo Serenity

-De nada señora fue un placer conocerla-respondió Luna-Serena espero que vuelvas pronto

-Gracias Luna si se da la oportunidad aquí me tendrá de nuevo

Una vez terminado de despedirse subieron al auto con rumbo a Tokio… Darién fue a dejarlas a su casa, Serenity se despidió dejando afuera de la casa a Darién y Serena

-Darién de nuevo gracias la pase muy bien-dijo la rubia

-Gracias a ti por que yo la pase bien en compañía tuya y de tu mama-dijo Darién- Serena Gracias por confiar en mi

-Me has demostrado que puedo hacerlo, además tu también confias en mi –dijo la rubia

-Claro que si, bueno yo me retiro por que quiero descansar ojala nos veamos en el Crown con los chicos-dijo Darién

-Ay veras que así sera bueno entonces descansa y gracias por todo

Darién se acerco para darle un beso en la mejía como despedida a la rubia y se fue a su casa. Serena estaba en su habitación contenta por que paso una navidad diferente gracias a ese Cavernícola que la sacaba de quicio a veces, después de todo era un buen amigo.

Bien niñas aquí esta este nuevo cap espero que haya sido de su agrado. Ahora como ven entre Darién y Serena ya la relación de amistad es un poco mas solida; y por lo pronto Sera de Amistad. Recuerden que falta la llegada de Isabella y de Setsuna. Así que ya verán que pasa con esta historia. Gracias por sus rw y por su apoyo en el fic El corazón se quivoca.

Pd: en esta semana actualizo sueños no piensen que lo abandone y menos cuando estamos a pasos del final