LA REVANCHA DE LA NAVIDAD

CAPITULO 4


-¡AYYY! ¡DETENGAN ESE RUIDO INFERNAL!-suplicó apretando los dientes. Giró su mirada en busca de su... "verdugo"-

-¿¡QUÉ! -se limitó a preguntar sin dejar de pasar la aspiradora por la sala-

-¡Que dejes de hacer tanto escándalo Cáncer! -insistió subiendo la voz cuando el santo de cáncer pasó el aparato por debajo de sus pies. Aunque a decir verdad, para cualquier otro, el disque escándalo se escucharía como una simple aspiradora; sin embargo, no era el caso de este joven, pues el susodicho traía una resaca marca "no lo vuelvo a hacer" que amplificaba de tal forma el ruido que más bien sonaba como una turbina de avión pegada en su oido- ¡QUE APAGES ESO TE DIGO!

-¿Y este que trae? -pensaba el cangrejo viendo con extrañeza al blondo que tenía enfrente. Cosa curiosa, el chico articulaba su boca exageradamente sin emetir sonido alguno, señalaba desesperadamente u sien una y otra vez fruncendo el entrecejo en una clara expresión de enojo no muy típica de Él - ¿Se habrá quedado mudo?- Entonces recordó que estaba escuchando su MP3 al máximose mientras aspiraba, se golpeó levemente la frente con la mano, y quitó los audifonos que llevaba puestos antes de apagar por fin el aparato- ¿Que dices Shaka?

-Gracias buda -suspiró aliviado y se dejó caer de nuevo pesadamente en el sillón- Esa cosa me estaba taladrando la cabeza

-Te refieres... a esto -acto seguido enciende la aspiradora nuevamente con perversa sonrisa, haciendo que Shaka tapara sus oídos-

-¡SIIII A ESOOO! ¡APAGALO, APAGALO…! -masajeó sus sienes una vez que el santo se apiadó del rubio- la cabeza me va a estallar

-Entonces toma -el recién llegado le alargó una humeante taza al de Virgo- te cedo mi café, SE VE, que lo necesitas más que yo

-Gracias Saga. -gustoso aceptaba la taza de café, ligeramente más tranquilo. Y digo ligeramente por que en realidad la calma la volvió a perder en cuando el "siempre conciderado" MM jugaba con sus nervios prendiendo y apagando la maquina- ¡AGH! ¡Más te vale que dejes de hacer eso o te juro por Athena que voy...! -Inhaló y exhaló profundamente antes de perder la paciencia. Se levantó del sillón y con extraña calma caminó hacia el cangrejito...- Permíteme -y le arrebató la aspiradora con rudeza destrozandolo contra la pared-

-¡OYE! -reprochó pegando un pisotón- ¡No se vale, con escoba será más dificil limpiar este tiradero Shaka!

-No recuerdo casi nada. -volvía a tomar asiento ignorando con naturalidad las quejas del de Cáncer- ¿Qué pasó ayer? -Se puede ver de fondo a un cabizbajo MM que regresaba arrastrando los pasos con escoba en mano-

-Con que no te acuerdas ¿Eh? -otro caballero se adentraba a la sala para unirse a la conversación. Uno que por su tono de voz, no le ceria mucho al de Virgo- Qué conveniente memoria la tuya. Uy ¿Eso es café? - y como si hubiera sido preparado para Él mismo, arrebató la taza justo antes de que el rubio diera el primer sorbo-

-¡Hey, que eso es MIO! -intentó quitarselo sin éxito- ¡Dame acá Fénix!

-Que irritable... -pegó un buen trago despreocupadamente-

-Vaya -exclamó Saga fingiendo sorpresa por el enfado de Virgo- yo pensaba que después de lo que confesaste ayer serías más amable con Ikki -terminó con aire de malicia, aprovechando la momentanea amnesia de buda-

-¿Qué se supone que fue? -Shaka cuestinó despues de una ardua lucha por recuperar el preciado tónico anti Resaca al peliazul. Por lo que Saga e Ikki intercambiaron miradas de esceptisismo - ¿Van a seguir a sí todo el día o se dignarán a contarme que ocurrió? -a modo de desconfianza sus compañeros le miraron entrecerrando los ojos a modo de desconfianza- ¡Es la verdad! Ya les dije que no recuerdo casi nada, solo algunas cosas. Mmm... -acarició su barbilla- Como nuestra maravillosa actuación en los villancicos, por supuesto que me acuerdo -los recuerdos de su golpe de suerte le provocaron esbozar una sonrisa soñadora- Em... ¿Qué otra cosa? ¡La máquina de humo! -chasqueó los dedos triunfante- ¡Sí, de esa también me acuerdo! -aseguró-

-¡Como olvidarla! -reprocharon al unísono Fénix y Saga-

-Casi muero de asfixia gracias a ti -Géminis se cruzó de brazos totalmente indignado, por lo que Shaka solo atinó a sonreir nerviosamente de solo recordar aquello...-

Las luces del escenario se bajaban, y el eco de una tétrica voz provocó el estremecimiento en algunos espectadores...

-Ebeneeeezer Scrooooooge... -resonó nuevamente el lamento de Saga-

-Es hora de la entrada de Saga. Dale, prende la maquina de humo -obedeciendo a Afrodita, el entusiasmado Shaka prendió la maquina-

-Ebeneeeezer Scroooooge... -llamó al santo que corría como alma que lleva el diablo en busca de un escondite. Finalmente, Géminis decidido se abrió camino para aparecer magistalmente en escena- ¡Ebe..!. cof-cof-cof... -y seguro hubiera sido una aparición impact ante, claro, de no haber sido por que la molesta maquina de humo le hacía toser como perro- Ebene... cof-cof... zer... cof-cof...-apretó sus puños desesperado- ¡EBENEZERSCROOGE! -habló lo más rápido que pudo antes que le ganara otro ataque de tos-

-Ya estubo bueno con el humo Shaka... -susurró sin obtener respuesta- ¿Shaka? -Afrodita giró sus ojos para ver que entretenía al santo, e incrédulo a lo que presenciaba, pasó su mano lentamente por el rostro-

-¡MUAJAJAJA…! -Shaka estaba sumamente entretenido cargando la máquina como si fuera una metralla, moviendola de un lado a otro- Sientan el poder del amo de la niebla y sucúmban ante mi bendición de las tinieblas -su diversión se vio interrrumpida por la mirada de desapruebo de Piscis, y fue cuando súbitamente adoptó una expresión seria y apagó el artefacto - Ejem... lo siento.

-¿Es que ya no me reconoces? Mírame, -se acercó al tembloroso Ikki quien se hacía ovillo en su sofá- Soy tu antiguo socio Jacobo Marley

-¿Marley? -asomó la cabeza del escondite para ver la larga figura del caballero, que portaba un antiguo traje de etiqueta, enredado con gruesas cadenas y grilletes que le apresaban los pies-

-¡SCROOGE! -repentinamente acercó su rostro enojado, pálido y cadavérico al del Fénix- ¿Recuerdas que en vida robaba y estafaba a los pobres?

-Claro que me acuerdo... ¡Vaya que tenías talento! -apremió sonriente- ¡Todo lo hacías en menos de un día!

-Sí, la verdad es que tenia clase. Disfrutaba tanto de esos días... -se irguió orgulloso olvidandose dónde estaba y soltó una risa perversa al recordar sus tiempos como patriarca. Sacudió su cabeza al darse cuenta que sus pensamientos andaban totalmente por otros rumbos- ¡Ay! Digo… ¡No! Hize mal, estoy arrepentido. Pero ahora tengo que cargar con estas cadenas por toda la eternidad. Oh tal vez más -tragó saliva al recordar de nuevo sus pecados anteriores y pensar en su condena futura- ¡No hay esperanza para mi! ¡Estoy perdido, PERDIDO…! Y lo mismo te pasará a ti… -lo señaló con desprecio- Ebenezer Scrooge. Pero escuchame bien, -el Fénix asentía temeroso y temblando cual gelatina- Esta noche vendrán a visitarte tres espíritus. Has lo que te digan o tus cadenas serán peores que las mías -el joven apretó su cuello con angustia al oir la advertencia- Adiós Ebenezer... -ondeaba su mano, caminando despreocupadamente de espaldas, se marchaba tan despreocupadamente que no se percató del baston tirado en medio de su camino. Hasta que ya era demasiado tarde...-

-¡Marley cuidado con el…!

-¡Woooh! -fue lo único que alcanzó a aventarse un improvisado pecho a tierra-

-Bastón -murmuró Ikki encogiendose de hombros- Eso debió doler.

-¡Ah si! -sonrió burlonamente- De eso si me acuerdo... fue una caída majestuosa Saga -palmeaba la espalda del Geminiano a modo de felicitación-

-Callate Shaka. -el resentido Saga solo lo miraba de soslayo- Ahí si tenías que haber prendido la dichosa máquina de humo

-¿Y cómo lo iba a hacer? Te levantaste tan rápido del suelo disque aparentando natural dad, que ni tiempo me diste.

-Bueno… pues no pretendías que me quedara esperando a que alguien me levantara ¿Verdad? Además -se dirigió un tanto sonrojado a Ikki- ¡TÚ, no tenías porque dejar el bastón tirado!

-Yo ni me dí cuenta -se encogió de hombros sin remordimiento alguno- Se suponía que estaba espantado. ¿De que demonios te estás quejando? A todo el público se le hizo gracioso cuando te caíste

-Ajá... Muy gracioso, muy gracioso... -bajaba el volumen de su voz y se hundía en el sillón apretando el entrecejo cual niño en berrinche. En ese momento, dos jovenes recién levantados, (si es que las pijamas y los cabellos revoloteados del par eran alguna indicación.) llamaron la atención de los demás con sus alegatos matutinos-

-¡Que no Aioros!

-¡Que SI Aioria! T-t-todos te v-v-vimos -el león solo apretaba los dientes del coraje, en cambio el despreocupado arquero escondía su rostro en un inconveniente intento por no reír-

-¡No estaba tartamudeando…! Además todo salió bien -murmuró sonrojandose-

-Gracias a que se le prendió el foco a Shaka, gatito -apuntó MM, quien descanzaba sus manos y recargaba encima de ellas su cabeza por la punta del palo de la escoba-

-Pies al menos yo no olvidé mis lineas -con aire victorioso, Leo mordazmente contraatacó a su mayor-

-No entiendo que hay de malo con la improvisación. Hasta los profesionales lo hacen...

Ikki buscaba minuciosamente por cada rincón de la habitacíon. Su rastreo le decía que estaba libre de cualquier acompañante indeseado.

-¡Bah, espíritus! -gruñó recostandose en su amplia cama- ¡PAMPLINAS! -ladró al viento haciendose el valiente. Se acurrucó tranquilamente, tan tranquilamente, que ni cuenta se dio del acompañante que estaba a su lado-

-Buenas noches -dijo su risueño compañero-

-Buenas noches... -respondió Ikki con naturalidad. Cinco segundos después, abrió sus ojos totalmente espantado- ¿¡QUIEN RAYOS ERES TU! -impulsandose fuera de la cama como resorte-

-Yo soy el espíritu de la navidad pasada -contestó sin levantarse, llevando sus brazos tras la cabeza- Que cama tan cómoda.

-¿El espíritu de la navidad pasada?

-A tus órdenes Ebenezer. Mi misión esta noche es llevarte a visitar tu pasado -se levantó de la cama el castaño de túnica blanca y banda dorada en la frente-

-¿Ah si? ¡Pues yo no pienso salir! -bufó aferrado-

-¿No? ¡Ja, me canso! -subió las mangas de su túnica- ¡Tu sales, POR QUE SALES…! O me dejo de llamar Aioros de Sagitario,-soltó bruscamente el cuello de la pijama del Fénix, provocando que este trastabillara y le dio la espalda- Ya parece que voy a dejar que alguien más ocupe mi puesto.

-¿Qué estás diciendo Aioros? -habló entre dientes una preocupada Shaina quien hojeaba frenéticamente el guión en busca de los repentinos diálogos del Arquero-

-¡…Mucho menos si es un pony volador! -sin embargo el de Sagitario seguía con su acalorado discuro al aire- …Por que una cosa es que MI ARMADURA vaya a salvarte el pellejo una que otra vez...

-¡Eso no va en el diálogo!... Ya cierra la boca -Shaina pasaba su mano por el cuello tratando inútilmente por detener al Arquero; mientras tanto a su lado, Seiya brincaba y movía los puños en una parodia de boxeador como retando al dorado. Y este de seguro se le hubiera ido encima, de no ser por que Ikki lo tenía bien agarrado-

-... Pero otra muy distinta es que te la vaya a ceder. ¿ME ENTIENDES? -señaló sus ojos y luego a Pegaso como diciendo: "te estoy viendo", mientras apretaba la boca para controlar la ira- ¡Yo no me jugué trece años de mi...! ¡Au! -sobó su cabeza después de que el ladrillo de utilería que le arrojó la cobra lo golpeara. Como si nada hubiera pasado, acomodó su túnica blanca y carraspeó- Por eso digo que nos vayamos ya -tomó a Ikki del brazo y entre la neblina desaparecieron -

-Lo que no hacen es arrojar ladrillos, hum -bufó y apretó el entrecejo haciendo una nota mental para reclamarle después a cierta amazona- Esa cobra me debe una explicación... -se dijo más para Él mismo que para los demás-

De pronto un gritó de júbilo proveniente del segundo piso robó las miradas de los santos, todos giraron instintivamente en busqueda de su dueño...

-¡BANSAIII! -gritó el emocionadísimo Kanon, deslizandose audazmente por el pasamanos de las escaleras- ¡Esto es más que genialisimo! ¡Grabé a Milo vomitando!

-¡Dame esa cámara mequetrefe! -gruñó el iracundo Milo quien bajaba corriendo a gran velocidad tras el menor de los gemelos-

-¿Tienes idea de las multiples formas con las que podría chantajearte con este video? -el gemelo corría en círculos por el largo sillón donde estaban sentados la mayoría de los santos presentes- ¡Ja! ¡Ni que estubiera loco bicho!

-Juro que cuando te atrape... - amenazaba casi pisandole los talónes- ¡Te clonaré, luego mataré a todos tus clones, y te obligaré a ver como los pulverizo. Así sentirás como te mato una y otra, y otra vez!

-No sabes el favor que me harías -resopló seriamente el mayor, cruzando su pierna y dejando caer con degano su cabeza sobre su mano. Dicha afirmación hizo que Kanon detuviera su carrera en seco-

-¡Te agarré! -cosa que aprovechó el de la octava casa para arrojárse sobre el como luchador de la triple A-

-¿Te estás dando cuenta que estás hablando de tu hermano, perro del mal? -refutaba completamente ofendido sin dejar de forcejeaba en el suelo con Milo-

-Solo digo la verdad. -inmune ante la mirada de cachorro herido que intentaban aplicarle, respingó la nariz-Al menos ya no darías tantos problemas, mira que lo de anoche no se me olvida...

-Me temo que no hay otra solución compadre... -parecía que trataba de convencerse a sí mismo. Su brazo se tensaba, elevándose lentamente para cortar el cuello de tajo. Dejó caer su brazo y...- ¡No puedo! -se dejó caer al suelo- ¿Por qué no puedo hacerlo? -frustrado se jaló los cabellos y alzó su cabeza para mirar a la víctima- Digo, si ya he matado antes a hombres, ¿No debería ser esto lo mismo, o incluso más fácil? -se oyó un gorgoteo como respuesta y el abrumado Shura dejó caer su cabeza sobre el brazo; justo en la mesita donde estaba el animal moviendose lenta y despreocupadamente- Vamos, venga de hay tío. Ya sabes lo que dicen ¿No? Sin sacrificio no hay victoria -el pavito ladeó la cabeza , miró fijamente al santo, y volvió a gorgotear. Finalmente el caballero sacudió la cabeza, y decidiendose a completar la hazaña...

-¡Te juro que si le tocas una de sus plumas... ! -la puerta se abrió de golpe mostrando a un hombre que señalaba a Shura amenazadoramente. Pero como la puerta se cerró con el mismo impulso con la que se abrió, no alzancó a terminar su advertencia-

-Y Shiryu decía que no nos encontraría eh -veía con recelo la puerta. Se encogió de hombros, restándole importancia y dispuesto a continuar- ¿En qué nos quedamos?

-¡TURKEEEEEY! -bramó echando a volar la puerta de una patada al puro estilo Jackie-Chan

-¿¡Kanon por qué hiciste eso!

-¿Qué pretendías que hiciera, que me quedara con los brazos cruzados mientras lo degollabas? -acusó recriminatoriamente, agachandose a la altura del ave para abrazarlo tiernamente- Lo mínimo que deberías hacer es dejarme despedirme de COOORKEYYY -arrastró las letras del nombre para darle remordimiento de conciencia a la cabra-

-Le llamaste Turkey cuando tumbaste la puerta. -mirándole con esceptisismo- Buen momento para prestarle atención al nombre que propuse ¿A que si?

-Solo déjame decirle adiós -rogó dandole aire dramático al asunto. El español cerró los ojos ante la escena, pero los volvió a abrir rápidamente al percatarse del disfraz de Kanon-

-¿Por qué estas vestido de esa manera? -escrutó con cuidado la rara vesimenta del peliazul. Aunque claro, si hablamos de Kanon no hay razón para extrañarse. Con este gemelo cualquier disparate es posible. Como parecer de esos espías de película enfundado en un traje negro, incluyendo todo y pasamontañas-

-Esto... bueno pues, je... lo que ocurre es que... -se incorporó lentamente sin encontrar una buena excusa-

-¿Si? -lo vió sospechosamente, cruzando sus brazos-

-Estoy en una misión de rescate

-¿Rescate…?¿De rescate? -repitió más confundido- No estaras pensando en... -ambos arrastraron la mirada hacia el despreocupado plumífero, captando el propósito del temerario geminiano. Pero antes que Shura hiciera algo, Kanon lo noqueó con un sartén que sabrá Athena dónde lo ocultaba-

-Muy bien Turkey, es ahora o nunca... ¡Agh demonios esto pica! -liberó su cara del pasamontañas con desesperación, moviendo su cabellera con gracio- ¡Listo, esa cosa no me dejaba respirar! No sé para que me lo puse si de todas formas la cabra me reconoció... aunque a decir verdad eso le daba el toque de misterio al atuendo. Como sea, es hora de liberarte. ¿Listo? -se acercó con cautela a la ventana- ¡Ahora, vuela Turkey, vuela hacia la libertad! -eufórico arrojando al ave por la ventana- Vamos, vamos… ¿Qué estas esperando, por que no vuelas? -dijo un desesperado Kanon, viendo que el animal ya una vez en el suelo, solo estaba estático justo donde había caído- ¡Anda Turkey! ¡Camina, corre, vuela... lo que sea, pero muevete! -apremió casi saliendose de la ventana con tal de mover al pavito-

-¡Yo quería salvar la vida de un pobre animal en peligro!-su voz estaba entrecortada, pues el esfuerzo por no dejar que Milo le quitara la cámara era muy grande. Pero ni así Kanon cedía. Afortunadamente en ese momento apareció un aliado, o algo así... -¡Piensa rápido!

-¿Y esto? -el que entraba por la puerta principal capturó con destreza la cámara-

-Camus, dame esa cámara acá si te dices ser mi amigo -se acercaba amenazante un irritado escorpión- Es lo mínimo que podrías hacer por mi, ya que gracias a ti me enferme del estómago

-¿Yo? -no me hagan mucho caso, ¿Qué estoy diciendo? haganme caso, ¡Yo soy el narrador!, podrá parecer incredible, pero el hielito en verdad parecía confundido- No se a qué te refieres Milo -aseguró finalmente encogiendose de hombros-

-¡Fuiste tú el que me obligó a comer esa espantosa sopa!

-No exageres Milo. No fue tan malo -aseguró con un atisbo de sonrisa maliciosa-

-¡Lo fue! -bramó exasperado- Creeme que estoy conciderando seriamente denunciarte a Greenpeace Camus, haber si te quedan ganas de guisar ballenas. -Acuario rodó los ojos al cielo- ¡Te lo digo! No he parado de vomitar en toda la noche, creo que hasta bajé tres kilos -apesadumbrado sobó su estómago-

-Hyoga no se queja tanto -sentenció friamente-

-¡Por supuesto que no! Pero yo tengo estómago, no una trituradora. Seguramente tuvo que acostumbrarse a tus nada dotados talentos en la cocina si pretendía sobrevivir. -viendole de soslayo, el indignado meneó la cabeza en negación- Eres cruel Camus...

-¡Y UN INCONCIENTE TAMBIÉN! -Camus y Milo se giraron extrañados hacia la gruñona voz- ¡QUIERO QUE SAQUES EN ESTE PRECISO MOMENTO A ESE ANIMAL ANTES DE QUE LLENE MI PISO LIMPIO CON SUS HUELLOTAS! -los alaridos de mamá regañona que pegaba el de Cáncer le hubieran causado escalofríos a cualquiera. Cualquiera, menos al imperturbable Acuariano-

-Como quieras, vamos a dar otro paseo Turkey... ¿O era Corky? ¡Como te llames pues! -jaló levemente la correa para animarlo a salir- ¿Sabes? -le habló seriamente al pavito- Eres una imán para las chicas, incluso me estás empezando a caer bien...

-¿Chicas? -Milo alzó su cabeza como perrito al escuchar esas mágicas palabras- ¡Yo quiero ir! ¡Esperame Camus! -y salió disparado para darle alcanze-

-Después de todo creo que Camus si se encariñó con Corkey

-Es que T-U-R-K-E-Y… -la cabra miró con ojos envenenados a Kanon al escuchar el énfasis que le daba al nombre. Ni que fuera estúpido para que le deletrearan el dichoso apodo- TUR-KEY ¿Es tan dificil entenderlo Shura?

-¡Y un cuerno! ¡Para mi es Corkey!

-¿Que clase de nombre es Corkey? -vociferó con desesperación-

-Uno más original que Turkey, claro está. Me compadesco de tus futuros hijos, no quiero ni imaginar los nombres que les darás...

-Turkey no es tan malo ¿O si Mu? -cuchicheaba Aldebarán-

-Me gusta más Corkey. Tiene estilo -contestó sin perder de vista a los que aún seguían discutiendo por la identidad del ave-

-¡Bah!... A quien le vine a preguntar de nombres... Como tu digas, MU -soltó un poco irritado por la diferencia de opiniones observando al carnero con algo de resentimiento, y el otro mirándole ofendido por sentir algo de hostilidad en como pronunció su nombre- Aún así a mi me alegra que hayamos salvado la vida del pavito. Todo gracias a mí -orgulloso sonrió, sin ser desapercibido por Shaka, pues quizás era otra de recuperar su memoria-

Por las calles de Tokio caminaban Aioros, Aioria y el muy alegre Aldebarán. Sus pasos se volvían cada vez más rapidos, casi casi como los de los tipos en las maratónes. Inesperadamente, Aldebarán detuvo su marcha extendiendo su gran brazo tratando de parar también a sus compañeros; los cuales terminaron cayendose de espalda bruscamente.

-Acabo de recordar algo -susurró con los ojos muy abiertos viendo a la nada-

-¿Ahora que pasa Aldebarán? -Aioria entrecerraba un ojo sobándose la cabeza aún en el suelo-

-Kanon me encargó que comprara el pavo para la cena

-¿¡Y hasta ahora te acuerdas! -se incorporó sobre sus hombros- ¡Será imposible encontrarlo tan tarde! Ya levántate Aioros -apremió sacudiendo por los hombros a su inconsciente hermano- Te lo digo, a estas alturas de seguro ya todos estarán vendidos ¡Arriba flojote! -agitandolo un poco más fuerte-

-Nada es imposible. Debemos ir a conseguirlo, estoy seguro que en alguna tienda habrá un pavo... y nosotros lo obtendremos. ¡ANDANDO! -alzó un puño animadamente e inició la marcha, pero al notar que nadie lo seguía regreso sus pasos- ¿Aioria?

-¡Vamos Hermano! -el pobre Arquero era agitado cual maraca, y ni así deba señales de reaccionar- ¡Aioros…! -por un momento Leo consideró abofetearlo con tal de que se pusiera en pie-

-¿Estará bien? -desde arriba Tauro inspeccionaba la escena con cara de preocupación. Aioria suspiró exhausto-

-Ni creas que te voy a cargar Aioros -sentenció friamente-

-Que mal hermano menor -dijo seriamente sacudiendose el polvo de los pantalones al ponerse de pie- Vayamos por ese pavo...

-Creía que ya tenían un pavo -apuntó Shaka con curiosidad-

-Sí. Pero Corkey...

-¡TURKEY! -refunfuñó Kanon ante la mirada de suficiencia de Shura-

-¡Como se llame! -corrigió un poco exasperado Aioros- Pero resultó que el pavo se había dado a la fuga… o algo así.

-Turkey, Turkey si no te mueves ya, Shura se va a despertar y... -una tos fingida a su espalda lo interrumpió. El gemelo giró lentamente- Ho-hola Shura. Am, amigo mío... je ,-trató de escabullirse, pero supo que no podría y prefirió intentar distraerle con lo primero que le vino en mente- ¿Alguna vez has escuchado que perdonar es divino? -Shura sonrió extrañamente tranquilo-

-¿Y tu has oído eso de... -se acercaba con cautela sin dejar de sonreir- ¿Ojo por ojo y diente por diente? Sabio refrán ¿eh?

-Creo que tiene un mensaje subliminal sobre la venganza -apuntó, genuinamente olvidando por un momento su nerviosimo- Para ser sinceros creo que la venganza nunca es buena. Siempre se lo digo a Saga pero el nunca... ¿Oye que traes ahí?

-Una sartén -respondió una vez que le había regresado el golpe que lo dejó inconciente- Tienes razón Kanon. La venganza no es buena. Compermiso -se disculpó pasando por arriba del cuerpo del dismayed Geminiano- ¿Dónde estará ese pavo?

-¿Y bien? -preguntó Camus con esa frialdad tan suya. Shura negó con la cabeza- ¿Qué quieres decir con eso?

-Se escapó

-¿Se... escapó? -un incrédulo Dragón repitió-

-Sí Shiryu. Desapareció, se fue, se...

-¿Me estás diciendo que esa bola de plumas se te escapó como si fuera un reo? -El de acuario comenzaba a denotar su impaciencia-

-Pues si Kanon no se hubiera entrometido, nada de esto estaría pasando.

-¿Y dónde está?

-¡Ya te dije que se escapó! ¿Cómo voy a saberlo?

-¡ME REFIERO A KANON! -Camus apretó sus dientes para no perder el poco autocontrol que le quedaba -

-Ah, Él. En este momento lo dejé inconciente. Podemos aprovechar para buscar a Corky... -Shiryu y Camus izaron una ceja- ¡Digo, al pavo ése!

-Será mejor que encontremos ese pavo de una vez

-Ya es bastante tarde, habremos de darnos prisa. Al menos es sencillo, capturamos al ave, lo matamos, lo cocinamos... ¡Y listo! -opinaba el ingenuo dragón, antes de marcharse en busca del fugitivo pavo-

-¿Qué está pasando aquí? -preguntó confuso Mu, llegando junto al trío de Alde y los hermanos de fuego-

-Tratamos de encontrar un pavo -contestó Shiryu-

-¿Por qué? Nosotros ya traemos uno -el sonriente Aldebarán mostró la bolsa con pavo congelado; dejando a los otros tres cocineros con la quijada en suelo- Creyeron que se me olvidaría -no era una pregunta la del indignado. Por lo que los sonrojados caballeros solo atinaron a reirse torpemente, tan torpe que se detuvieron solo cuando Shiryu hizo el sonido de un cerdito por tanto reir-

-Lo siento -se disculpó aún más sonrojado el pelinegro-

-Aunque debemos confesar que no es exactamente un pavo... normal -advirtió Aioria encogiendose de hombros-

-Lo énico que importa es que esté listo. ¡Y pronto.! ¿Dónde está Ikki cuando se le necesita? -hablaban más los nervios del Dragón-

-No se preocupen, nosotros nos encargamos de hornear al pavo en un santiamén -aseguró triunfante el león haciendole una seña con la cabeza a su mayor para dirigirse a la cocina-

Una promesa para el teatro. Una nominación para el oscar. Eso es lo que todos decían de Ikki cuando finalmente, y muy para su alivio la obra había terminado.

Solo quedaba un pequeño detalle para que todo se considerara un éxito...

-¡La obra está por terminar! -anunció Hyoga al llegar a la mansión-

-¡MUEVANSE! -ordenó el que se había autoproclamado como el chef Alfa: Camus de Acuario- ¡RÁPIDO, RÁPIDO, RÁPIDO!

-¿Hay algo en lo que pueda…? -el cisne se quedó petrificado al ver todo aquél jaleo. Abrió un poco más sus ojos celestes, tenía la sensación de estar viendo una película con el botón de "avanzado rápido" oprimido. El equipo completo de los cocineros, incluyendo a los refuerzos se movían velóz de un lado para otro con charolas, platos, vasos, y comida. Dándole los últimos toques al comedor- ¿Ayudar?

-¿Que estás haciendo ahí paradote Hyoga?

-¿Eh? -dijo aún ensimismado-

-¡AYUDA EN ALGO!

-Sí maestro -reaccionó justo a tiempo antes de estrellarse contra la charola que cargaba Shiryu con la destreza de un mesero profesional. Puso pies en pólvora antes de recibir otro regaño- ¡Voy!

-¡Uf, muero de sed! -a los pocos minutos llegó el jadeante y deshidratado Shaka- Seiya, ven aquí por favor

-¿QuéocurreShaka? -apremió Pegaso pegando brinquitos en su sitio-

-¿Podrías darme agua? -pidió amablemente. Seiya tomo una gran bocanada de aire para explicar a velocidad luz y no perder más tiempo-

- servirtetú mismo

-¿¡Seiya ya terminaste! -gritó Hyoga. Seiya quiso correr en ese momento pero recordó que aún estaba Shaka-

-Enlamesaestáuna jarrapuedesservirteadiósShaka -y desapareció en un abrir y cerrar de ojos, que solo le faltó decir bip-bip y levantar una nubecilla de polvo como el correcaminos-

-¿Como le hace para hablar tan rápido? -pensó, una vez estando en la mesa donde le indicó Seiya- ¡Por fin! -ahí estaba, una jarra de cristal bastante llamativa que contenía el líquido cristalino- Agua... -según nuestro rubio caballero. Sin pensarlo dos veces tomó un vaso y vertió el preciado líquido para saciarce de un solo trago...-

-¡NO SHAKA! -Mu soltó la bandeja de galletitas al ver con horror como su amigo se bebía desesperadamente "el agua". Se apresuró a arrebatárselo, siendo ya demasiado tarde, por que acto seguido...-

-Ah... -soltó Shaka al refrescar su garganta antes de desplomarse en el suelo-

-¡SHAKA! -se apresuró el aterrorizado Mu-

-¿¡Qué le pasó! ?-dijo con ojos desorbitados Shun-

-Bebió de esta jarra -respondió preocupado tratando de levantar al rubio que dibujaba una sonrisa-

-¿Y que tenía, veneno? -Mu miró de forma glacial al otro caballero que trataba de ayudar-

-¡Por supuesto que no era veneno! ¡No bromees con eso Milo! Esa botella me la envió como regalo un amigo.

-¿No querrás decir enemigo? Por que no creo que un amigo envíe vene...

-¡Es vodka, necio! Shaka seguramente nunca lo ha probado y por eso se desmayó

-Menudo aguante tiene el más cercano a Dios -murmuró el de la octava casa mientras se servía algo de vodka-

-Vaya, no sabía que tuvieras un hermano gemelo Mu -Shaka hablaba como adormilado, sin embargo sus ojos tenían un centelleo particular-

-¿Te encuentras bien Shaka? -cuestinó Andrómeda con algo de angustia-

-¡Tu también tienes un hermano gemelo Shun! -dio como respuesta el alarmado Shaka- ¿Por qué todos tienen un hermano y yo no? -se quejó cual niño pequeño- Que solo... me siento -sollozó cabizbajo-

-No estás solo Shaka -dijo Mu en tono paternal para consuelo de Budita y diversión del escorpión quien solo reía entre dientes, bebiendo su vodka-

-¿No? -sorbió su nariz sonando un poquito esperanzado-

-Estamos aquí contigo -le reconfortó tratando de hacer que se pusiera de pie, con la ayuda de Shun-

-Eres mi mejor amigo Mu. -Milo casi se atraganta con su bebida al oír con cuanto sentimiento Shaka había dicho aquello- Por eso te quiero -el ariano negó con la cabeza, sonriendo cansadamente- Y tu Shun...

-¿Sí? -Virgo lo escrutaba con rara mirada... como si algo de aquel precioso chico estuviera mal-

-Tienes el pelo... ¿verde? -Shun suspiró con pesadez y le sonrió cordialmente-

-Sí Shaka, mi pelo es verde

-¡Que bonito! -le dijo con ilusión en la voz y ojos aún más centelleantes-

-Gracias. Creo.

-Bueno Shaka, tenemos algunas cosas pendientes todavia, no te preocupes... -el rubió asentía mecánicamente sonriendo enormemente- Traeré algo para que te sientas mejor. Solo quédate aquí y no te muevas. ¿De acuerdo? -Shaka sacaba la lengua levemente de lado para coordinar la dificil hazaña de... ejem, levantar el dedo pulgar- ... ya me siento culpable -murmuró arrastrando los pasos-

-Psst… hey Shaka -le sacudió el hombro para que despertara- ¿Ya te estás sintiendo mejor?

-Sí Milo... un poco -respondió con voz soñolienta-

-Tengo algo aquí que te puede hacer sentir mejor en un santiamén. ¿Quieres?

-Claro -ladeó la cabeza para mirarle- ¿Qué es?

-Ah -chasqueó su lengua- Solo... juguito -aseguró inocentemente- Verás que te hará sentir mejor antes de que llegue Mu

-Estupendo, además aún tengo sed... -Milo sonrió con malicia para sus adentros-

-Que lo disfrutes compañero -le acercó el vaso de rojízo líquido, que no era más que puro y dulce vino. Una vez que el inocente Rubio bebió de fondo se apresuró a retirarse. Sonido de serpientes por favor. ¡Cielos! este hombre es la personificaión de la tentación. (N.A: tal vez si hubiera sido una pastorela, ya podemos imaginarnos quien sería el demonio xP)

-Se levantó del sillón de un brinco, estaba lleno de rabia-

-¡TU...! -señaló despectivamente-

-No, no Shaka. No te exaltes... -el despreocupado Escorpio revisaba sus uñas sin prestar atención al furibundo Rubio-

-¿Que no dices? ¡Fue tu culpa en primer lugar Milo de Escorpio!

-Creeme, lo pagué con creces. En todo caso, yo no te obligué a nada. Ahora sientate y deja de interrumpir la historia ¿Acaso no quieres recordar que pasó después? -a regañadientes se dejó caer en el sofá, luego tendría su oportunidad de ajustar cuentas con el alacrán-

El silencio se hizo en el enorme comedor cuando la deidad solicitó la palabra a sus invitados, chocando suavemente un cubierto en la copa que sostenía a lo alto.

-Concendanme su atención un momento por favor. Quisiera hacer un brindis en honor de todos los presentes. El día de hoy, como ya les he dicho, la razón que nos motivó a mis santos y a mí para hacer todo esto fue… -Así la violacea siguió con su "entretenido y conmovedor discurso" el cuál hubiera concluído perfectamente… ¡Si Saori no se hubiera hablado tanto! El parloteo duró tanto que parecía que la Diosa ni notaba como Seiya estaba cabeceando luchando por no quedarse dormido, ¡Incluso uno que otro dorado se había quedado dormido!-

-¡Despierta, sin vergüenza! -dijo por lo bajo Aioros asestándole un codazo a su hermanito, quien ya estaba roncando ligeramente-

-Ñam… -estiraba sus brazos discretamente para no llamar la atención de la Diosa, ¡Pues esta todavía seguía hablando! - Ni estaba dormido, solo descanzaba mis ojitos

-A nombre de todos mis compañeros, solo quisiera decirles gracias. -Pero claro, al perspicaz santo de Libra no se le iba nada. Por lo que oportunamente interrumpió antes de que todos teminarian sedados por culpa de Saori- Por permitirnos seguir soñando y recordarnos que todos nosotros seguimos teniendo un niño dentro. Algunos más infantiles que otros, claro esta -murmuró para luego echar una mirada recreminatoria a uno que otro caballero- Por hacernos ver que uno es quien forja su propio destino. -se giró lentamente para obesrvar cada uno de los niños; notando que la misión había sido cumplida, todos ellos tenían chispas de esperanza en sus ojos. Escuchaban a la expectativa sus palabras. Estaban felices, no importaba cómo, o quien se dirigiera a ellos, sus corazones estaban inundados de alegría por tan magnífico detalle. Y todo hubiera sido perfecto de no ser por que alguien más quiso hablar...

-¡HABER PÉLENME!- todos giraron automáticamente hacia el gritón santo que se tambaleaba para ponerse de pie-

-Shaka siéntate -le habló entre dientes Mu intentando regresarlo a su lugar-

-¿Por qué no dejas hablar a Shaka, Mu? -se inclinó Milo hacia el carnero con falsa ingenuidad. El de aries solo le echó una mirada envenenada-

-Si Mu, déjale hablar. Shaka siempre tiene palabras llenas de sabiduría -pidió Athena ,y al ver que Mu hacia gestos exagerados con la cara y las manos tratando de decirle que no era buena idea, esta solo atinó a dejar caer de lado la cabeza por la confusión-

-Gracias -arrastró las palabras perezosamente- ¡Hip! ... Quiero brindar por el pequeño Titi...

-¿¡Quien es Titi! -preguntaron confusos al unísono-

-El pequeño Ti-tim, y todos los niños presentes. Graciasss, por forrrjarrrnos ver, que nosssotrosss y ussstedes -señaló alos niños con tanta energía que casi se va de lado- Vemos el mismo destino... Osssea, hacia donde vamos. -Señalaba cual azafata indicando las rutas de evacuación- Pero yo ya no sé a donde voooy -se quejó sin darse cuenta de que subía la voz- No veo el destino. De hecho ya no veo nada, lo veo como doble -murmuró, frotando sus ojos- ¡Tengo doble destino! -los niños soltaron una risita por lo bajo y los caballeros intercambiaron miradas consternadas al oir la conclusión del aterrado Shaka- Bueno, ya me dio sueño... Salucita... -concluyó bebiendose su copa antes de que los demás terminaran de levantarla-

-Salud... -dijeron a coro absolutamente perplejos al ver como Virgo terminó vencido por el sueño-

-Mejor que empezar a servir la cena -sugirió nerviosa Saori-

-Lo prometido es deuda. Tu doble porción Hyoga -Camus dejó caer el espeso caldo en el plato de su discípulo-

-Creo que me voy a enfermar -Hyoga dirigía la cuchara hasta su boca lentamente-

-¡Ja- ja! -se burló escorpio viendo al cisne temblar de la repulsión antes de digerir el primer bocado- ¡Ja-ja! ¡Ja... agh! -arrugó su nariz y alejó su plato, ahora lleno de sopa de ballena- Qué desagradable Camus -dijo con desprecio, evitando ver la mesa-

-No pensaste que te privaría del placer ¿O sí?

-¡Estás de broma!

-Que la distrutes -esbozó una sonrisa más propia de Máscara Mortal y le acercó el plato-

-No pretenderás que me lo coma... ¿Verdad? -preguntó, sin embargo Camus ya se había ido- ¡Esta cosa me está viendo Camus! -picaba con la cuchara el ojo que estaba en la sopa- Quizas... no esté tan malo como se ve. ¡Aquí voy! -se dijo para darse valor y con violencia se metió la cuchara a la boca. Apretaba el entrecejo para aguantar. Error. Al pasar el bocado su rostro se descompuso y adquirió un color verdoso-

-¿Cómo está eh? -preguntó un curioso Mu después de que Milo se arqueó en su silla y ahora cubría su boca con las manos y cerraba los ojos-

-¡Voy a vomitar! -huyó del comedor a tropezones, seguido por un urgido cisne igual de enfermo-

-Que susceptibles son -opinó Kanon con desdén grabando la huida de sus camaradas- No puedo creer que sean tan niñas para decir…- ¿¡QUE DEMONIOS HAY EN MI PLATO! -apuntó con horror su propio plato sin dejar de grabar el contenido-

-Un piernil de pavo -respondió Aldebarán como si le hablara a un retrasado mental-

-¡TURKEEEEEEEEEEEEEY! -aulló practicamente llorando- ¿Por eso me regalaste la camara antes, no así Saga?

-Era la única forma en la que dejarías de dar lios. ¿Me pasas la sal?

-¿Eso significa que no te lo vas a comer? -preguntó con interés Tauro-

-¡Pavisida! -como toda respuesta le arrojó el piernil a la cara-

-¿¡Oye que te pasa!-se quejó Afrodita al ser el blanco del piernil- ¡Yo soy vegetariano! -bramó tomando un puño de su ensalada de patata para regresarle el chiste, pero nuevamente hubo un pequeño error en la dirección- ¡Upsi!

-¡Afina tu puntería Piscis! -Aioros se quitó el resto del batido de la cara-

-Pues... ¡Ni que fuera arquero!

-¡Ah, no! ¡Pero yo si soy! -arrojó un plato de postre con la precisión de un pitcher de las ligas mayores, hubiera atinado, de no ser por que Afrodita se agachó y el siempre prudente Seiya iba pasando por ahí, recibiendo con la cara el postre volador. Pegaso pretendió reaccionar en el acto y arrojarle algo-

-Ahora si vas a...

-¡GUERRA DE COMIDA! -gritó Makoto después de estrellarle a Seiya otro budín en la cara-

-¡Todo por tu culpa Kanon! -bramó capricornio-

-Si me hubieran dicho que ese era un pavo vegetariano… nada habría ocurrido

-Pudiste haber preguntado...

-Habla con la mano Saga -le enseñó su mano sin dignarse a verlo- Sigo molesto contigo. Me diste la cámara solo para distraerme, no se vale. En cuanto a ti Shura, no puedes culparme de nada. Tengo pruebas a mi favor que demuestran mi inocencia -aseguró con suficiencia y comenzó a levantar la cejas una y otra vez, retándole- Lo tengo grabado...

En el segundo piso de la mansión, dos jovenes conversaban completamente ajenos a la guerra campal que se desataba en el comedor

-¿Y bien, me vas a decir de una vez por qué tanto misterio?

-Solo quería felicitarte. -el aludido grñó como toda respuesta- ¡De verdad! Te luciste esta noche apesar de que fue contra tu voluntad. Estoy pensando en hacerlo otra vez el año que viene. ¿Qué me dices?

-Mmm... Yo me largo.

-Aguarda Ikki -la Deida lo regresó de un suave empujón al asiento- en realidad te traje hasta esta habitación para recompensarte. Sé que no te gusta la navidad; pero tal vez con este regalo seas un poco más feliz. Ahora me voy, te espero afuera.

-¿Qué me vas a dejar solo? ¿Sin explicarme nada más? -Saori asintió con un dejo de travesura en su expresión y cerró la puerta-

-Ella es rara entre las raras, no importa que sea diosa -cayó pesadamente en el sillón con los brazos cruzados- ¿Y ahora qué? -Paseaba su mirada con cautela por el recinto. Un cuarto blanco con dos velas pegadas a los marcos de la puerta, solo contaba con el gran sillón blanco donde descanzaba el Fénix. Además de una mesa céntrica de caoba. El chico suspiró apesadumbrado, justo en ese momento, surgió su respuesta. Las luces se apagaron y el cuarto se estremeció levemente. Después de que todo cesó, las velas se encendieron repentinamente iluminando tenuemente el lugar- ...Suficiente. Me largo de aquí -Ni siquiera tuvo tiempo para ponerse de pie, la puerta se abrió emitiendo un suave rechinar, dejando pasar un delgada silueta. La visita le llamó por su nombre y Él conocía su voz. Una voz dulce y aterciopelada que extrañaba demasiado. Tanto, como a la dueña de esa voz.

-Esmeralda… -soltó con el aire entrecortado-

-Uy y que pasó ¿Eh? -Hyoga preguntó con picardía-

-¡Qué te importa pato!

-En realidad fue algo muy...

-¡SHUN!

-Yo no sé nada -aseguró viendo inocentemente a su hermano a la vez que pasaba su mano por los labios simulando sellarlos, cerrar un candado, y arrojar la llave lejos-

-Seguramente estuvo más que genial. -picó las costillas de Ikki juguetonamente- Cuando salió del cuarto sonreía como estúpido, así que dejen a volar su imaginación y...

-¡Seré yo el que echaré a volar tu cuello si no cierras ese pico ahora. ¡A menos que prefieras vivir con tortícolis el resto de tu existencia! -Hyoga sujetó su collarín con terror en los ojos de solo imaginar realizada la amenaza del Fénix-

-Ya va, ya va -sonrió descaradamente para ocultar su miedo- Si no quieres dar detalles está bien. Pero sigue con la historia para que Shaka conosca lo que pasó después...

-¡Estás sonriendo Ikki! Creo que mi regalo si que te gustó

-No estubo... mal -respondió tratando de no salirse de su papel de chico rudo-

-Yo sé que fue más que eso... -inquirió con sonrisa traviesa para tratar de averiguar más-

-No te diré nada de lo que pasó allá adentro. -habló tajantemente, Saori negó la cabeza y suspiró para darle alcanze al Fénix- Vamos a comer que tengo... -ambos se quedaron estáticos ante la escena. Comida volaba por todas partes, una guerra de todos contra todos-

-¡El comedor! -chilló Tatsumi manteniendose protegido en la distancia-

-¡Mi casa! -le siguió una chillona Saori apunto del colapso-

-¡Mi cena! -rugió el hambriento Ikki mientras corría hacia el campo de batalla- ¡Dejenle algo al señor Scrooge! ¡No he comido!

Todo lo que sube, tiene que bajar. O en otra palabras, la comida se acabó, al igual que la guerrilla. Afortunadamente para los desastrozos niños y caballeros Saori se había desmayado de la impresión y se ahorraron la ira de una diosa frente a los invitados. Ojo, he dicho FRENTE A LOS INVITADOS.

-¿¡QUIEN FUE! ¿¡QUIEN FUE! -ladró histérica la que semejaba en ese momento al demonio, en vez de a una Diosa. Paseando sus ojos inyectados de ira por los caballeros- ¿Tienen idea de lo dificil que fue realizar esto para que lo hayan destruído con esa tontería de la guerra de comida?

-Como no, si nosotros mismos hicimos todo el trabajo -murmuró Aioria-

-No te esponjes Saori. -la abrazó del hombro Seiya- En primer lugar, lo hacíamos por los niños, ¿No?

-Si pero...

-Además, toda la función quedó bien... ¿No? -persuadió también Andrómeda-

-SI. ¡PERO…!

-Y también... -se agregó Hyoga- Los niños se divirtieron. Ese era el propósito... ¿No Saori?

-Sí -contestó indefensa de tanto acoso-

-¿Y ya te diste cuenta de que hora es? -preguntó Shiryu señalando el reloj de la sala-

-¿Eh?

-¡FELIZ NAVIDAD! -gritaron todos los santos dirigiendose hacia la Diosa para abrazarla todos al mismo tiempo. Kiki brincó al sillón aún con las muletas del vestuario para celebrar repitiendo su única línea en la obra-

-¡Y que dios nos bendiga a tod...!

-¡Ups! perdón Kiki -le interrumpió MM al tumbarle la muleta haciendo que este callera estrepitósamente del sillón-

-¡Lo hiciste apropósito! -el aludido le guiñó el ojo cuando estaba con los demás haciendole bolita pelimorada-

-¡Me están asfixiando! Retirence antes de que se me acabe el aire. ¡Necesito oxígeno! -ordenó la estrujada y asfixiada Deidad-

-Bueno pero... ¿Ya podemos abrir los regalos?

-Sí Seiya -dado el permiso, todos se apresuraron a intercambiar regalos entre sí-

-Hey Shaka.- Saga trató de despertarlo dandole golpecitos en la mejilla- ¿Acaso no quieres abrir tu regalo?

-Deja esa botella -le rogó Aries con aire de mamá preocupada-

-¡NO! -y como muestra de rebeldía empinó la botella- ¿Y saben qué…? ¡Me cae bien Ikki! Y ya lo dije -Ikki que estaba muy cerca escuchando solo torció los labios en una sonrisa, mofandose del rubio-

-Orale. Está grave -aseguró Saga sin despegar la mirada del cuerpo aletargado de Virgo-

-Ven aquí Fénix -el cangrejo poso su brazo en el hombro de Ikki- Tú eres de los míos. Por que sigues pensando que esta fecha es una ridiculez ¿Cierto?

-A decir verdad... -Ikki buscó con la mirada a Saori- ...Ya no.

-¡Agh! -retiró el brazo como si le quemara el agarre, incrédulo al notar como Saori y el Fénix se devolvían la sonrisa complice- ¡Te vendiste! Ya no disfrutarás de la mejor función de la noche. En fin... ese no es mi asunto.

-¿Eso que quiere decir? -Cáncer solo nego con el dedo al darle la espalda y anunció con voz cantarina...-

-Tercera llamada…

-Ay Seiya... -abría con cuidado la cajita- No debiste -dijo como no queriendo la cosa-

-No es problema Saori...

-¡No, en serio no debiste!

-¿Qué pasa Saori? -se acercó a ella al oir su decepcionada voz- Estoy seguro de que te regale un hermoso... -tomó el regalo con ojos de plato- ¿Desodorante contra el pie de atleta?-la chica se cruzó de brazos más que molesta-

-Gracias por el regalo Mu -el alegre Aldebarán abría la caja- Siempre quise... Una bascula -ver el regalo fulminó su emoción y miró al carnerito con rostro inexpresivo- ¿Me estás queriendo decir algo Mu?-chasqueó su lengua y frunció los labios. Típica reacción de indignación feminine cuando les insinuan que están llenitas-

-De-debe, debe de haber un error Alde -balbuceaba el carnerito con ojos de plato- ¡Jamás te regalaría algo así…!

-Es muy generoso de tu parte que me compraras algo Shiryu -agradeció verdaderamente emocionado-

-Es un placer maestro

-¿Sabes que no puedes sobornarme con regalos para que te deje solo con Shunrey, verdad Shiryu? -el chico suspiró con pesadez- Ni aunque me compraras... -sacó el regalo- Una dentadura postiza -Shiryu asintió fervientemente… para luego pensar captar el malentendido-

-¿¡Qué! ¡No puede ser! Estoy seguro de que dentro había un reloj

-Ajá. Pues empieza a explicarte jovencito, y que sea pronto antes de que...

-¡CÁNCER! -gimoteó Afrodita arrojandole un tarro a la cabeza, que muy para su suerte está vez si acertó. Dando pisotones llegó al cangrejo-

-¿¡Yo que hice! ?-se sobaba la nuca-

-¿¡Crema antiarrugas! ? Mi cutis está perfecto insolente

-¿De donde sacas que yo fui eh? De verdad que me ofendes -cerró los ojos fingiendo indignación- Pudo haber sido cual... quie... ra -con lo que no contaba era con la etiqueta del regalo que le enseñaba Afrodita y rezaba así: "Con tutto il mio disprezzo per voi. La più sexy di uomini e invincibile ... Mortal Mascara". Traducción: con todo mi desprecio para tí. Del caballero más sexy e invencible... Máscara Mortal- Ah, eso... je... ¿Me creerías si te digo que fue una bromilla adelantada por el día de los inocentes?

-¡Con que tu fuiste! -Aldebarán trono sus nudillos amenazadoramente-

-Hey hey, nose pongan así.chicos -todos los afectados se acercaban a Él. Retrocedía lentamente aunque su instinto de supervivencía le decía, ¡CORRE, PEDAZO DE IDIOTA! No era para menos, pues la escena se asemejaba mucho a las películas de los zombis saliendo de sus tumbas. Tragó saliva- ¿Dónde está su sentido del humor?

-Tenías razón Cancer. La verdadera función apenas iba a comenzar -aseguró despreocupado sin pretender ayudar-

-Cállate Fénix. Oigan, oigan. ¿Qué pasa con la navidad y su significado? ¿Se olvidan de que es una época de perdonar y de generosidad hacia el prójimo? Yo soy su prójimo, ¡Ahora aléjense de mi!

-Tienes toda la razón Cáncer. Debemos resolver esto justo como se amerita en esta fecha -se acercaba Dhoko con extraña calma-

-Ya decía yo que hablando se entiende la gente- suspiró aliviado-

-¿Quien dijo hablar? Si aún no hemos roto ninguna piñata muchachos -dijo Mu con tono sombrío-

-¿Qué tal una en forma de cangrejo? -secundó el dragón-

-¡SHIRYU, MU! Debería de darles verguenza -reprendió Saori de forma sospechosa- Aún no tienen con que golpearle -le arrojó su báculo al dragón-

-¡A ÉL! -ordenó Dhoko y todos se lanzaron tras el cangrejo-

-¡No por favor! ¡Era una broma inocente! -rogaba esquivando los golpes brincando y agachándose- ¡Haré lo que sea, lo prometo!

-Y por eso ahora lusco como el hermano de cenicienta -suspiró- ¡La justicia no existe!

-Te salvaste de no terminar como piñata con la condición de limpiar todo el desastre de ayer. No te quejes -reprochó Dhoko-

-Si, pudo haber sido peor. Como terminar diciendo un sin fin de sandeces, por embriagarte, y amanecer al día siguiente con una resaca insoportable. -remató con rencor sin dejar de observar al escorpión-

-¿Qué tal te caería mi remedio Shaka? Un delicioso licuado de ballena

-¡Agh! ¡Por los Dioses del Olímpo! -Milo se volvió a poner verde y torcer el rostro de la repulsión. Sin poder decir nada más salió a trompicones hasta el baño-

-Tal vez después de todo la justicia si existe... hum. -pensó después de que Milo huyó para no vomitar la sala- Camus, dame ese video que te dio Kanon, creo que me será muy útil.

-¿Entonces no quieres probar el licuado? -preguntó con decepción cuando se dirigían a la cocina-

-Despues de todo las cosas no salieron tan mal. -Saori habló serenamente hacia los que aún quedaban en la sala- En realidad se me ha ocurrido una idea ¿Qué les parece si el año que viene lo repetimos, pero ahora hacemos el Grinch?... Tengo al candidato idóneo justo en la mira -volteó cautelosamente hacia el aludido-

-¡NI LOCO!... ¡PREFIERO QUE ME AGARREN DE PIÑATA! -soltó la escoba de golpe- ...¿ME ESCUCHARON? -baciló un momento al darse cuenta de que lo ignoraban, pues estaba solo en el recinto- ¿Oigan…? ¿Si me escucharon?... ¡AMIGOS!

¡Fin!


¡Por fin lo acabé! No saben el trabajo que e dio este último capitulo. Pero aquí está y espero lo disfruten. Muchisimas gracias a todas ustedes que estuvieron aquí hasta el final. Apoyandome e impulsandome a seguir. En lo que ami me cabe esta fue una verdadera revancha, mi revancha. Y si no hubierasido por su compañía en esta locura, pues simplemente no hubiera sido posible. De nuevo gracias. Quiero desearles lo mejor para este 2009, sea en sus nuevas metas, sus proyectos, sus fics en pocas palabras en toda su vida. Buena vibra para todas; ya saben chicas ¡Querer es poder! Nunca habrá limites, solo los que una misma se ponga. Rían, lloren, amen, desvelence, sueñen, vivan con intensidad. Solo tenemos una vida como para vivirla asustados. Reciban un mega abrazo de mi parte, y recuerden...

...spread out your wings and fly!