Back:

You know, la adorable de Anju no es mía, de hecho Marmalade Boy es de Wataru Yoshimizu. Así que se agradece que no demandes... He intentado plasmar lo mejor posible la lealtad obsesiva y sumisa de Anju (dfsfasdfasfdsa te quiero, Anju. *-*~), pero no estoy segura de haberlo logrado así que, si alguien llega a leerlo, le agradecería decirle 'esto es una bazofia' o 'hey, está decente'. Lo agradecería, eek.


Sigue doliendo

«Voy a callarme, voy a esperar

Voy a volverme de hielo, de cristal»

Una vez, (eterno). Su corazón late rápido cuando Yuu se acerca, cuando le sonríe, (cuando respira). Y a veces, Anju se da cuenta de que no es culpa de su enfermedad el dolor que siente en el pecho, (sólo a veces, sólo de vez en cuando). A ratos aguanta la respiración mientras habla con Yuu, (a veces no habla). Y el tiempo no lo cura, (no es como los otros dolores). Anju lo sabe, (pero no hace nada). Anju es consciente, (pero no lo para). Sobre todo porque si intentara hacer que el dolor que siente a ratos en su pecho desapareciera, algo mucho peor sucedería. (Moriría) Yuu es Yuu.

Pero Anju no es Anju sin Yuu.

Respira agitada, recordando todas esas veces que Yuu la ha ayudado, (que la deja sin respiración, porque es Yuu, Yuu es Yuu). De vez en cuando se pregunta, (afirmando su pecho para que no se caiga en trozos, para no morirse de pena), cómo es posible que ya le sea vital, sólo para respirar, (para seguir con vida), y también cómo Yuu no se da cuenta.

(También se pregunta como soporta sonreírle; como no se lo dice)

Nadie sabe nada, (nadie debe saberlo, nunca, no, jamás, porque son Anju y Yuu y entonces, ya no serían más ellos, sólo ellos, serían Anju Kitahara y Yuu Matsura porque Yuu se alejaría y Anju dejaría de respirar), y Anju decide guardarse el secreto, (para siempre).

Anju no respira cuando le ve otra vez, (Yuu tiene la facultad de dejarla sin aliento). Sonríe, le habla, (muñequita de cristal, siempre perfecta).

Para Anju, Yuu es como el aire (sin él no vive, no respira). A Anju no le importa estar detrás de muchas personas, (Yuu es de Miki, Yuu es de Miki, Yuu sigue siendo Yuu, pero es de Miki), no si al final podrá tener algo de Yuu, (no importa si puede seguir respirando).

Al final Anju lo entiende.

Ya no pueden ser Anju y Yuu, porque ahora Yuu tiene a Miki, (ya no la necesita). Anju tiene que aprender a respirar sola, (sola, perdida, vacía, rota. Sin Yuu a su lado). Da un par de pasos antes de dejar que las pequeñas gotitas tibias y saladas resbalen por sus mejillas, (porque Yuu es Yuu, pero ella ya no puede ser Anju, y le duele saber que él puede seguir sin ella, recordándola amablemente, pero sigue respirando...).

Anju sabe que Yuu es Yuu, que él es ese chico de cabello rubio, amable, gentil y misterioso. Anju sabe que Miki es Miki, que ella le va a ayudar a levantarse cuantas veces sea necesario, con una sonrisa, un abrazo y un beso.

(Lo sabe y lo acepta, pero aún así, sigue doliendo)