Los personajes son de Stephenie Meyer y la historia es de imma vampire. Espero que les guste, y deje muchos reviews.

Prefacio: Bella POV

"¡Bella, te juro que será divertido!" rodé mis ojos.

"James dudo seriamente eso." Dije suavemente. Sus ojos afilados se posaron sobre mí.

"Vamos. Todos van a estar ahí. Quiero ir." Dijo enojado, sus ojos tornándose más oscuros. Temblé ligeramente.

"Bien." Me di por vencida. Sonrió de una forma misteriosa. Me giré y miré a la ventana. Iba a tener que terminar con él pronto. No podía aguantarlo más. Cuando comencé a salir con James él era de alguna manera normal. Ahora tenía cambios de humor, aleatorios y violentos que siempre me dejaban preguntándome si estaba segura. Él, por supuesto nunca ha puesto una mano sobre mí, pero siempre me he preguntado si lo hará algún día. Odiaba vivir con ese miedo constante.

Miré hacia arriba para comprobar que ya habíamos llegado a mi casa.

"Te recogeré a las siete." Dijo suavemente. Asentí; Me giré para verlo y alcancé a ver una parte de la persona de la que me enamoré dos años atrás. Un artista, dañado por el trauma pero muy dulce y cuidadoso para dejar mostrarlo. Me sonrió cálidamente antes de que la dura mascara reapareciera. Me giré y salí del auto rápidamente. "Siete." Repitió. Asentí y cerré la puerta antes de correr hacia la puerta. Pude escuchar el ruido de su motor alejándose y suspire.

"¿Bella?" Miré hacia arriba para ver a mi madre y a Phil en la cocina.

"Hey." Dije lanzando mi mochila en el primer escalón. Escuché pasos en el suelo y me giré para ver a mi madre viéndome.

"¿Cómo te fue en la escuela?" Preguntó ligeramente. Me encogí de hombros.

"La escuela fue la escuela." Ella asintió.

"¿Vas a salir esta noche?" Asentí lentamente.

"James quiere ir a una fiesta." Mi mamá se mordió el labio. No era la mayor admiradora de James, o de las fiestas a las que asistía. "Estaré bien mama, lo juro." Sonrió y asintió. Tomé mi mochila y me dirigí arriba para comenzar mi tarea.

A las siete en punto el timbre sonó. Bajé las escaleras y saludé a James antes de que entrara. "¿Lista?" Preguntó. Asentí. Se giró sobre sus tobillos y comenzó a caminar hacia su carro. Me metí silenciosamente y prendió el motor. El camino estuvo lleno de un incómodo silencio.

Cuando llegamos, James inmediatamente se volvió posesivo sobre mí. Puso su brazo alrededor de mi cintura y me jaló a su lado. Un hombre tropezó fuera de la puerta principal, ebrio, y me sonrió. El pobre niño no obtuvo la oportunidad. James le gruñó al niño y comenzó a juntar sus puños. El chico se puso blanco y se marchó. James me jaló hacia dentro. "Mantente lejos de los chicos." Me gritó. Asentí débilmente. "Y de aquellas chicas que te meten en problemas."Asentí conteniendo un suspiro. Así que iba a ser una de esas noches. James asintió y me besó en la mejilla antes de ir en busca de sus amigos.

Anduve rondando sin sentido alguno por unos minutos, nadie se atrevió a tocarme. Era como una plaga andante. Suspiré y finalmente subí las escaleras. Miré alrededor y finalmente encontré un cuarto vacío. Sonreí y me escabullí adentro. Me quite mis tacones y me recosté en la cama. Aunque James me hubiera hecho venir, no podría hacer que me gustara. De pronto me encontraba divagando hasta que me quedé dormida.

Me desperté cuando escuché un golpe. Me senté algo adormilada. Me fijé y vi a James dando vueltas por la habitación. Estaba ebrio. De repente sentí pánico. James nunca se emborrachaba en las fiestas.

"¿James?" pregunté dudosa. Me miró como su fuera un pedazo de carne.

"Bella." Su voz era rasposa y sus palabras sonaron ligeramente mal pronunciadas.

"James creo que debería llevarte a casa." Dije gentilmente. El gruñó.

"De ninguna manera. Me voy a quedar aquí. Contigo." Dijo caminando hacia la cama. Comencé a ponerme de pie pero él me empujó por los hombros para que me quedara sentada. Comencé a sentir más pánico.

"¿James?" Mi voz sonaba temblorosa. Él se rió, una risa profunda.

"Bella, tan pura e inocente." Dijo suavemente trazando un dedo en mi mejilla. Reprimí un escalofrío.

"James, detente. Estás ebrio." Dije suavemente. Fue incorrecto lo que dije.

"¿¡Como te atreves a decirme que hacer!?" Gritó dándome una cachetada. Me arrojó en la cama por la fuerza de su golpe. Lo mire con sorpresa. Necesitaba salir de ahí…

Sentí como se hundía la cama cuando él se subió sobre mí. "Vamos Bella. Hora de jugar mi juego."

Renee POV

Han pasado cuatro semanas desde la última vez que vi a Bella sonreír. Ella había estado bien desde esa fiesta. Pero ahora ella estaba distante, fría. Casi sin vida. Le pregunté que si que le pasaba pero ella solo se encogió de hombros.

"Solo me siento un poco mal mamá." Me dijo con una voz fantasmal. Tal vez no debí creerle tan fácilmente. Dejé de insistir después de eso. Parece que dejó de salir con ese horrible de James. Nunca entendí que fue lo que Bella vio en él. Era grosero, arrogante y un poco raro. Me estremecí de tan solo pensar en esa mirada fría cuando se enojaba.

Pero nunca esperé que Bella tomara su ruptura tan mal. Casi estaba catatónica. Me pregunté si quedaría más espacio en su interior para que cambiara. "Mamá," Dijo entrando en la cocina. Bajé mi taza de té y mi libro.

"¿Si, Bella?" Ella se mordió en labio y se abrazó a sí misma con sus brazos.

"Me quiero mudar a Forks." Sentí como mi quijada caía.

"¿Como Bella?" Ella asintió.

"Quiero mudarme con mi papa. No me puedo quedar aquí más. Todo me recuerda a él." Asentí comprendiendo.

"Bueno nena lo superarás eventualmente. Solo dale un poco de tiempo." Dije suavemente. Ella asintió, lentamente.

"Lo sé, pero hasta que lo supere, no quiero estar aquí." Mordí mi labio.

"Si estás segura." Ella asintió. "Llamaré a Charlie entonces. Tu hermano estará feliz de verte." Un intento de sonrisa pasó por su cara antes de que asintiera de Nuevo y se fuera de vuelta arriba. Respiré profundamente y tome el teléfono.

"¡Duraznos amarillos!" Fruncí el ceño ante la contestación de mi hijo.

"Hola Emmett, soy yo." Esperé por una fracción de segundo.

"Oh hey mamá. ¿Qué paso? ¿Cómo está Bella?" Tomé un respire profundo.

"¿Está Charlie ahí? Necesito hablar con él." Escuché un crujido y a Emmett gritar antes de que Charlie tomara el teléfono.

"Renee? ¿Está todo bien?" Me mordí el labio

"Charlie, ella quiere ir a vivir contigo." Dije lentamente. Podía ver prácticamente la sorpresa en la cara de Charlie.

"Oh, bien ¿Por qué?" preguntó despacio. Me encogía de hombres, deseando que pudiera verme.

"No lo sé. Rompió con su novio de casi tres años y ahora es un complete desastre. Solo quiere irse lejos." Podía escuchar la vacilación de Charlie. "No te preocupes. Ella no sera ningún problema. Es una Buena niña." Le aseguré. Escuché un suspiro pesado.

"Claro que está bien por mí. Me encantaría pasar más tiempo con ella y se que va a querer ver a Emmett de Nuevo. ¿Cuándo viene?" Sonreí tristemente.

"Iré a buscar el vuelo de esta semana." dije.

"Muy bien Renee. Solo llámame si algo más pasa." Dijo suavemente. Sonreí.

"Lo hare. Adiós Charlie." Colgué y fui a la sala. Moví el ratón de la computadora y entré a internet. Traté de no verlo como que estaba perdiendo a una hija, sino como que estaba ganando más tiempo con mi esposo.

Necesito que me digan se de verdad les gustó ¿ok? Dejen Reviews por favor.